Ortografía y Redacción: La redacción de ensayos

Para poder escribir

¿Cómo se escribe un ensayo? Podemos afirmar con seguridad que no hay una receta única e  infalible. Cada persona debe buscar y encontrar su camino.

Hemos conocido a muchas personas, tanto jóvenes como adultas, con una buena preparación en su idioma y con capacidad para producir ideas claras y coherentes, pero no se atreven a escribir. Sencillamente no saben cómo empezar y cómo organizarse para hacerlo.

Los estudiosos de la lengua española han trazado pautas, han establecido sugerencias e indicaciones. Si las seguimos con cierto sentido de disciplina, pueden ser una ayuda valiosa para desarrollar nuestras ideas y para expresarlas a través de la palabra escrita con seguridad y con posibilidades de éxito.

En estos fascículos hemos planteado otro tipo de ayuda: la lectura de buenos textos. Sin lugar a dudas, ésta es una forma de enriquecernos, no sólo en el aspecto de la ortografía y el vocabulario, sino también en la identificación de patrones y modelos de redacción.

La corrección en la escritura de las palabras, el uso adecuado de los signos de puntuación, la claridad mental para la producción y expresión de oraciones, constituyen piezas que se suman a las respuestas que hemos venido ofreciendo a la pregunta inicial y que contribuyen a hacer un escrito claro, completo y eficaz.

En esta oportunidad vamos a dedicar unas páginas a sugerir aspectos fundamentales para el desarrollo de un ensayo.

A escribir se aprende escribiendo. Te ofrecemos lineamientos y te invitamos a lanzarte a esta aventura, integrando todo cuanto has aprendido a través de estos materiales. A fin de cuentas, una lengua encuentra su legitimación en el uso que hacen de ella quienes la poseen y la cultivan.

Hablemos del ensayo

En el uso coloquial la palabra ensayo se emplea en el sentido de práctica o prueba. Esto quiere decir que cuando un grupo va a presentar una obra teatral, por ejemplo, primero hace uno o más ensayos de esa obra.

Este uso es perfectamente correcto y válido. Pero no es el que ahora nos interesa. Vamos a referirnos con esa palabra a un tipo de escrito que reúne ciertas características que vamos a comentar a continuación.

Un ensayo es un escrito generalmente breve en el que quien escribe desarrolla sus ideas en torno a un tema sin agotar todas las informaciones relacionadas con el mismo. En un ensayo se desarrolla la idea sin la pretensión de demostrar todo lo que el autor sabe acerca del tema. Por esto se habla de la brevedad del ensayo, aunque es imprecisa su posibilidad de extensión.

 Todo buen ensayo, por breve que sea, deben dejar en quien lee algo, ya sea una enseñanza o una información. El que escribe un ensayo deja plasmada en él su personalidad, no sólo en la selección del tema escogido, en el vocabulario utilizado y en el estilo desarrollado, sino también en la presencia de sugerencias e interpretaciones de hechos que han sido expuestos.

El autor organiza las informaciones o las expresa con claridad y naturalidad. Sin embargo, esta sencillez en la expresión no aplica superficialidad ni pobreza. Por el contrario, un requisito indispensable para catalogar de ensayo un escrito es que el mismo lleva un carácter reflexivo y de meditación, que naturalmente contribuye al tono discursivo que éste posee.

Planificación de un ensayo

La elaboración de un ensayo es algo que se planifica. Es preciso saber desde el principio qué objetivo se pretende lograr con ese acto de comunicación, qué recursos conviene utilizar, qué posibilidades se deben desechar, entre otros.

Vamos, pues, a reflexionar juntos sobre este tema:

  1. Definición del tema

Cuando alguien piensa en escribir un ensayo, lo primero que debe responderse es la pregunta sobre qué va escribir, es decir, cuál es el tema fundamental que va a tratar el escrito.

El tema es el concepto, la idea, que de manera general y abstracta nos planteamos. Obliga a establecer límites que permiten específicamente decir de qué queremos escribir.

Mientras vamos dándole vueltas al tema y vamos investigando sobre el mismo, vamos cayendo en cuenta de la necesidad de establecer los límites de nuestro trabajo. De ese modo damos un paso de lo general a lo más específico, pasamos de la idea al tópico, que se refiere a un aspecto concreto de la idea.

El ampliar, dar detalles, definir, ejemplificar los tópicos escogidos es lo que finalmente dará como resultado el escrito total que llamamos ensayo.

  1. Objetivo del ensayo

 Hay un refrán muy conocido que dice lo siguiente: “Cuando uno no sabe para dónde va todos los caminos son largos”.

En estas breves palabras se resume la razón de ser de este punto. Cuando quien escribe ha definido el objetivo que quiere conseguir, tiene un criterio que le permitirá avanzar con seguridad en la selección del estilo, del vocabulario, del modo de desarrollo, entre otros.

La definición de los objetivos permite definir la perspectiva en que vas a realizar el escrito:

  • Podrías destacar su desarrollo histórico y pones especial atención a fechas.
  • Podrías subrayar la intervención de personas y entonces procuras mencionar a los agentes principales.
  • Si quieres ser más teórico, entonces enfatizas en lo conceptual.
  • Si quieres ser más concreto, le prestas una atención especial a los hechos y a los ejemplos.

Con este objetivo bien definido, debemos reflexionar en torno a lo que realmente queremos llevar al lector. En realidad este punto suele ser influenciado de manera muy significativa por la personalidad del autor dentro del escrito.

El estilo empieza a aflorar al momento de la reflexión y cuando las palabras plasman lo que queremos decir se presentarán de acuerdo con la riqueza léxica, con la capacidad organizativa y con el dominio que de la redacción posea quien escribe.

Definido el tema y el objetivo, realizada la planificación del trabajo, estás listo para lanzarte a escribir.

Nota importante:

Siendo sumamente prácticos podemos afirmar que, cuando nos disponemos a escribir un ensayo, tenemos que pensar en los siguientes puntos:

  • Sobre qué quiero escribir.
  • Qué quiero decir de eso.
  • En qué me voy a fundamentar.
  • Cómo lo voy a decir.
  • En cuántos párrafos quiero decirlo.
  • A quién lo voy a decir.

Lo anterior nos habla de que debemos tener en nuestra mente un tema, un objetivo, unos datos o informaciones, un menú de opciones de desarrollo, un claro conocimiento del concepto de párrafo y un público al que deseamos llevar una información, convencerlo de algo, hacerlo pensar o hacerlo actuar.

Estructura del ensayo

El ensayo tiene una estructura que consta de tres partes importantes que son: introducción, desarrollo y conclusión.

  1. Introducción

Es la parte inicial del texto. Es el momento en que quien escribe le dice o indica al lector el tema que va a desarrollar. Además, crea las expectativas acerca de lo que a continuación él va a plantear.

El número de párrafos introductorios dependerá de la extensión del ensayo.

  1. Desarrollo

 Es el conjunto de párrafos donde quedan ampliadas, sustentadas, ejemplificadas, las ideas que en torno al tema el autor quiere dejar.

  1. Conclusión

 En esta parte del texto se plantea el punto fundamental que el autor ha querido dejar. Puede ser una síntesis de lo plateado o una invitación a la acción.

En la conclusión puede quedar de manifiesto la creatividad de quien escribe, ya que en una forma sintetizada puede tratar de que su público confirme lo que ha aprendido, se convenza de lo que él le ha dicho, repita lo que él ha dicho o actúe de acuerdo a su criterio.

Párrafo de transición:

 Cuando el escritor acaba de exponer una idea y está listo para empezar con otra, frecuentemente usa un párrafo más o menos breve para establecer un puente entre ambas ideas. A este párrafo se le llama  DE TRANSICIÓN porque tanto puede referirse a lo dicho como sugerir lo que viene.

Nota importante:

 Elemento de enlace

 Los párrafos que constituyen un ensayo no son unidades que aparecen una al lado de la otra sin que entre ellas existía relación alguna. El ensayo es un todo estructurado y unificado que aporta un mensaje claro y preciso. Los párrafos que lo conforman se relacionan entre sí.

Esta relación entre los párrafos se establece a través de elementos llamados NEXOS, como son las expresiones sin embargo, porque, pero, no obstante, por consiguiente, entonces, sino, por tanto, además, a pesar de, entre otros.

La función de estos nexos es indicar el tipo de relación que existe entre los elementos que se relacionan. No siempre las relaciones se marcan con nexos, pero sin duda puede suceder así.

Ayúdate con un esquema

Cuando vayas a redactar un ensayo, puedes hacer tu tarea más fácil si previamente te organizas elaborando un esquema de lo que vas a hacer. Te proponemos un esquema que puede ayudarte:

Tema: Los animales domésticos

 Titulo: Los animales domésticos y los niños

 Introducción

Párrafo 1

  • La relación entre el niño y los animales domésticos

 Desarrollo

Párrafo 2, 3 y 4

  • Adquisición por los padres de los animales domésticos
  • Educación de los niños en cuanto a su trato y cuidado
  • Beneficios que trae a los niños la presencia de animales en el hogar

Conclusión

Párrafo 5

  • Más aportes que inconvenientes

Analicemos un ensayo

A continuación vamos a leer un breve ensayo escrito por el historiador Frank Moya Pons

El libro: hoy y mañana

 Hace dos años, a bordo de un avión en que venía de Asia, leí en una revista japonesa un artículo sobre la futura desaparición del libro debido a los enormes avances tecnológicos en las ciencias de las comunicaciones y la electrónica, según su autor, revolucionaría de tal manera la preservación de la información y su difusión, que era de prever que para el año dos mil los casettes y videotapes serían el principal vehículo de la educación en esta nueva era.

Sus datos y sus argumentos eran tan convincentes que confieso pasé muchos meses pensando continuamente sobre el asunto, pues me daba trabajo imaginar cómo podría alguna vez desaparecer el libro de nuestra civilización. Con el tiempo, y después de haber seguido indagando sobre el tema, he aprendido que así como una vez desaparecieron las tablillas egipcias y sumerias y los rollos de papiro o los códices medievales, así también es posible que el libro algún día desparezca.

Pero por el momento, los avances tecnológicos de nuestra era electrónica sólo han podido proporcionar nuevos medios que han contribuido a agilizar el avance cultural, pero que no ha disminuido en absoluto el uso de la función del libro en la conversación y transmisión de los conocimientos de la humanidad.

Por más eficientes que sean los nuevos aparatos de la moderna parafernalia electrónica, todavía se encuentran demasiado lejos del alcance de la mayoría de la población del planeta, ya sea por sus costos o por la sofisticación que implica su uso, y el libro continúa siendo el vehículo preferido para la expresión del ser humano.

El libro proporciona una cercanía íntima con las ideas del autor y no exige de quien lo usa esa relación de servilismo mecánico que convierte al hombre en esclavo de los aparatos. El libro es siempre compañero, amigo, consejero, confidente y confesor. Y, por su misma estructura física, es siempre instrumento dócil al servicio de su dueño.

El libro podrá desaparecer de entre los objetos de la humanidad del mañana, pero, mientras tanto, no ha surgido todavía ningún otro objeto tan versátil como él para recoger todo aquello que el hombre ha sido capaza de pensar, escribir o dibujar en la apasionante evolución de su conciencia y en la historia de la civilización.

Ya has terminado la lectura pasa a la página siguiente y empieza a trabajar.

Ejercicio final

Responde las preguntas que, relacionadas con el ensayo “El libro: hoy y mañana”, aparecen a continuación:

  1. ¿Quién es el autor del ensayo?
  2. ¿Cuál es el tema que el autor trata?
  3. ¿Cuál es su idea principal?
  4. ¿Cuántos párrafos conforman el texto?
  5. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la introducción?
  6. ¿Cuáles párrafos pertenecen al desarrollo?
  7. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la conclusión?

Ejercicio corregido:

  1. ¿Quién es el autor del ensayo?

Frank Moya Pons

  1. ¿Cuál es el tema que el autor trata?

La posible desaparición del libro

  1. ¿Cuál es su idea principal?

En el futuro el libro podría desaparecer, pero hasta ahora no tiene sustituto

  1. ¿Cuántos párrafos conforman el texto?

Seis párrafos

  1. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la introducción?

Párrafo uno

  1. ¿Cuáles párrafos pertenecen al desarrollo?

Del párrafo dos al cinco

  1. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la conclusión?

Párrafo seis

 

Listado de verbos generales y específicos para construir objetivos

 

  1. Basado en el Dominio Taxonómico Cognitivo de Benjamin Bloom

 

CategoríaVerbos para Objetivos Generales Verbos para Objetivos Específicos
1.- InformaciónInformarDefinir, identificar, nombrar, reproducir, repetir, memorizar, recordar, enumerar, hacer una lista de…, reconocer.
2.- ComprensiónComprenderTraducir, interpretar, extrapolar, justificar, definir, distinguir, explicar, generalizar, dar ejemplos, inferir, parafrasear, predecir, resumir, relacionar, comparar, concluir, proyectar.
3.- AplicaciónAplicarResolver, construir (gráficos, mapas, diagramas), demostrar uso correcto, cambiar, compartir, demostrar, discurrir, manipular, operar, producir, resolver, usar, emplear, utilizar.
4.- AnálisisAnalizarReconocer aseveraciones
impropias, identificar falacias, descubrir interrelaciones, diagramar, aclarar estructurar, detectar, esquematizar, diferenciar, distinguir, subdividir, explicar, relacionar.

 

5.- SíntesisSintetizarFormular esquemas, categorizar,          combinar, conformar, crear, diseñar, inventar, generar, modificar, proyectar, planear, reconstruir, reorganizar, contar.
6.- EvaluaciónEvaluarApreciar, concluir, justificar, rechazar, defender, criticar,

juzgar.

 

i.e. Basado en taxonomía del Dominio Afectivo (valorar) de David Krathwohl

Categoría Objetivos generalObjetivos específicos, ilustración de verbos
1.- RecibirTomar conciencia, mostrar sensibilidad, atender intensamenteSigue, selecciona, identifica, nombra
2.-ResponderCompletar sus tareas, obedecer, participar, demostrar interés, se alegra de participar, se ofrecer como voluntarioContestar, ayudar, discutir, agradecer, practicar, presentar, leer, recitar, informar, seleccionar, saludar
3.- ValorarDemuestra creer en el proceso, apreciar, se preocupa, demostrar actitud, demostrar compromisoCompletar, informar, explicar, iniciar, invitar, definir
4.- OrganizarReconocer la necesidad, reconocer el rol, se responzabiliza de sus comportamientos, comprender o aceptar sus propias capacidad y limitaciones, formular un plan de vida, interés y creenciasAdquirir, alterar, combinar, completar, defender, explicar, generalizar, identificar, integrar, modificar, ordenar, organizar, preparar, referir o sintetizar
5.- Caracterización por valor o complejo de valoresDemostrar seguridad en sus comportamientos, demostrar confianza en sí mismo, practicar la cooperación, usar aproximaciones objetivas a la solución de problemas, demostrar espíritu de trabajo puntualidad y disciplinaActuar, discriminar, influenciar, modificar, practicar, revisar, juzgar objetivamente, resolver, servir, verificar

 

III. Basado en Taxonomía del Dominio Psicomotor de Elizabeth Jane Simspson. Categorías y ejemplos de objetivos específicos en términos de comportamiento (principio organizativo: complejidad creciente).

CategoríaEjemplos de objetivos
1.- PercepciónSensibilizarse a los estímulos kinestésicos, tener conciencia de la diferencia al tacto, relacionar tipos de elementos, relacionar tipos de elementos.
2.- AprestoConocer los pasos a seguir, conocer el espacio, lograr la posición correcta, desear participar
3.- Respuesta dirigidaEjecutar una actividad, imitar un proceso, descubrir por la acción, determinar la secuencia, demostrar un procedimiento
4.- MecanismoTener habilidad, ejecutar habilidad
5.- Respuesta abierta complejaDesarrollar destrezas
6.- AdaptaciónDesarrollar una composición adaptando habilidades y destrezas
7.- ProducciónCrear

 

Fuente de información: Documento de Trabajo de la Planificación Educativa de la carrera de Enfermería Universidad de los Andes. Profesora: Sra. Erma Barrientos. EU, Magister en Educación

Las Áreas Protegidas son espacios  de Conservación, Educación y Esparcimiento

De seguro has oído hablar de las áreas protegidas, pero  ¿Qué entiendes que son? ¿Por qué algunos  ciudadanos reclaman  que un área determinada sea declarada  área protegida o más bien parque nacional? .A propósito,  ¿Que otras categoría de manejo de áreas protegidas has oído mencionar y cuales has tenido la oportunidad de visitar?

Vamos pues, a establecer  la diferencia entre   Áreas Silvestres y Áreas Silvestres Protegidas. Cuando hablamos de un área silvestre, nos referimos a  aquellas  áreas sin o poca  intervención humana, en donde los procesos naturales se suceden en forma libre; en donde los animales y las  plantas se desarrollan a su libre albedrío, mientras que un área  Silvestre protegida,  la encontramos definida dentro de la  Ley general de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana (64-00) , como  “una porción de terreno y/o mar especialmente dedicada a la protección y mantenimiento de elementos significativos de la biodiversidad y de recursos naturales y culturales asociados, manejados por mandato legal y otros medios efectivos “.

Para declarar un espacio como área protegida, se toman en cuenta los siguientes  criterios:

  • Grado de Intervención humana
  • Unicidad en paisajes, ecosistemas y comunidades naturales
  • Representatividad de unidades biológicas, ecosistemas
  • Salvaguardar cuencas hidrográficas
  • Conservar formaciones geológicas únicas
  • Biodiversidad
  • Valor genético
  • Especies endémicas
  • Especies en peligro de extinción
  • Especies de flora y fauna característica
  • Sitio de rutas migratorias
  • Valores históricos-culturales
  • Paisajes con valor escénico y recreativo

En las  Áreas Protegidas subsiste el  patrimonio natural y cultural de los pueblos.

Analizando los puntos anteriores, vemos que desde el punto de vista ambiental, los  objetivos primordiales de estos espacios, es la conservación de especies locales y migratorias y sus recursos genéticos,  procurar  la estabilidad de los ambientes, los procesos ecológicos que se verifican en los mismos,  garantizar  la estabilidad de esos procesos y la supervivencia  de los seres vivos que allí habitan  para garantizar su existencia a través de los tiempos. Son  también lugares  que conservan  el agua de   ríos, lagos, arroyos y lagunas,  las costas y el mar y su biodiversidad asociada. También  ofrecen servicios ambientales  como,   aire puro, regulación del clima, conservan los suelos que sirven de  hábitat de muchas especies y proveen y reciclan los nutrientes del bosque.

Desde el punto de vista histórico-cultural, en  algunas áreas protegidas se conservan evidencias  de  la historia y  cultura de los pueblos, representada a través de vestigios de pinturas, grabados y objetos que  permiten a los visitantes recrearse en las costumbres y creencias de antiguos pobladores  o también recorrer  terrenos donde ocurrieron eventos históricos.

Son además escenarios y laboratorios naturales donde a través de la educación ambiental y la interpretación, se puede enseñar in situ el patrimonio natural y/o cultural tangible e intangible que resguardan.

Las Áreas Protegidas surgieron como una necesidad de salvaguardar el patrimonio de los pueblos.

Debido a un Interés de frenar las perturbaciones y afectaciones a los recursos naturales, a finales del siglo XIX en los Estados Unidos de América, se  establece la que se considera la primera área  protegida: el  Parque Nacional Yellowstone. A partir de esta, se crean en el mundo nuevas áreas protegidas, con similares fines.

La historia de las áreas protegidas de República Dominicana se remonta al  año 1928, cuando se designa por ley una porción de la cordillera central  como el nombre de “Vedado Yaque del Norte”, siendo la primera área protegida del país. Ya en el  año 1933, se crea el primer Parque Nacional del país y se denomina Parque Nacional Las Matas y más tarde en el 1938 El Vedado de Constanza.

Para  el 1950 se encuentran unas 20 áreas protegidas en el territorio nacional concentradas en la cordillera central cuyo principal objetivo era conservar la superficie boscosa del país.

Para gestionar el manejo de dichas áreas, en el año 1962 se crea la Dirección General Forestal, primer organismo con mandato para regir áreas protegidas, especialmente vedados y luego se crea en el año 1974  la Dirección Nacional de Parques, con el propósito de ordenar, administrar y regir los espacios protegidos del país. Hasta esa fecha se encontraban establecidas unas 37 Áreas Protegidas.

Finalmente, en agosto del año 2000, la Ley general sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales (64-00), crea la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos hoy Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. En dicha ley, en su artículo 33 se crea con carácter transitorio, el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, con un total de 70 áreas dentro de 10 categorías de manejo.

Los datos actuales indican que la superficie de las áreas protegidas terrestres y marinas comprende aproximadamente 58,441.45 km², de los cuales comprende una superficie de alrededor a los 12.890,81 km² y el área protegida marina de unos 45.550,64 km².

Las Áreas Protegidas son creadas y gestionadas por mandato legal

Para la gestión de estas áreas, el estado maneja cada una de ellas  de acuerdo a su categoría de manejo y objetivos de conservación y en conjunto, a través del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) de modo que funcione de manera armónica como un solo ente.

En la actualidad, nuestro Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP), cuenta con  un total de 128 áreas dentro de 12 categorías de manejo, distribuidas en  todo el territorio nacional. Con el fin de tener un lenguaje común, respecto a las categorías de manejo adoptadas en nuestro Sistema Nacional de Áreas Protegidas, el país a adoptado las directrices patrocinadas por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN). La UICN, indica que las categorías de manejo, ayuda a facilitar la planificación de las Áreas Protegidas del Sistema de Áreas Protegidas, mejora la gestión de la información sobre las áreas protegidas y ayuda a regular las actividades en las mismas.

En su artículo 13, la ley Sectorial de Áreas Protegidas de República Dominicana las siguientes categorías de manejo:

Categoría I. Áreas de Protección Estricta.

Reserva Científica.

Santuario de Mamíferos Marinos

Categoría II. Parques Nacionales.

Parque Nacional

Parque Nacional Submarino

Categoría III. Monumentos Naturales.

Monumento Natural

Monumento Cultural

Categoría IV. Áreas de Manejo de Hábitat/Especies.

Refugio de Vida Silvestre

Categoría V. Reservas Naturales

Reservas Forestales

Bosque Modelo

Reserva Privada

Categoría VI. Paisajes Protegidos

Vías Panorámicas

Corredor Ecológico

Áreas Nacionales de Recreo

Para cada una de esas categorías de manejo, dicha ley define los objetivos por lo cual fueron creadas, a la vez que indica los usos permitidos en cada uno de ellas. Aunque el objetivo primario de las áreas protegidas en general, es la preservación de sus objetos de conservación y el desarrollo armónico de los sucesos ecológicos que se dan a cabo en ellas, en  las áreas comprendidas dentro de la categoría I, los  usos permitidos son más restrictivos que en las categorías de manejo que las suceden.

En la ley Sectorial de Áreas Protegidas (202-04) se contempla que las áreas protegidas pueden ser públicas o privadas. Las áreas protegidas privadas, parten del hecho  que el propietario solicite su integración al Sistema Nacional de Áreas Protegidas. En caso de que dicha área  cumpla con los objetivos de conservación y los requisitos que contemple la ley, el  propietario y el ministerio suscribirán  un acuerdo donde se le garantizará su derecho de propiedad y recibirá incentivos como  son los pagos por servicios ambientales. En cambio, los propietarios se comprometen a realizar un plan de manejo. Hasta la fecha, nuestro sistema nacional de áreas protegidas (SINAP) no cuenta con ningún área protegida privada.

Otra modalidad de áreas protegidas que pudieras encontrarse,  es la de Áreas Protegidas Municipales, que son áreas de conservación municipales creadas por los ayuntamientos locales y que previa solicitud y anuencia del Ministerio de Medio Ambiente, pasan a formar parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. En este caso se pasaría a tener una gestión compartida. En la Provincia de Pedernales, tenemos dos Áreas Protegidas Municipales, el Espacio protegido Los Olivares y el Humedal de Cabo Rojo.

En los acuerdos de Cogestión, comanejo o gestión compartida,  actúan en sinergia el ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales con diferentes actores claves e interesados, con el fin de hacer más eficiente la gestión de las áreas protegidas. En la actualidad, tenemos un total de 20 áreas protegidas con acuerdos de comanejo.

Las áreas protegidas requieren de un manejo eficaz y eficiente

Para un manejo de estos espacios, ya sean áreas protegidas, terrestres o marinas, públicas o privadas,  se delimitan  áreas  en su entorno  denominadas zonas de amortiguamiento, donde se establecen normas y restricciones de uso.

A lo interior, también se delimitan sectores con el fin de proporcionar un manejo efectivo para la conservación e integridad de las  mismas. A este respecto, podemos considerar: las  Zonas de Protección,  que son zonas naturales que han sido  pocos o nada alteradas y donde se conservan ecosistemas o biodiversidad única o frágil. En estas zonas solo se permiten, actividades tales como la investigación y monitoreo biológico.

También encontramos las Zonas de uso Público, que son zonas donde se permiten actividades educativas, recreativas, turísticas y de esparcimiento para el disfrute de los visitantes, a la vez que permiten a los comunitarios y actores relacionados desarrollar y beneficiarse económicamente con actividades de turismo sostenible a la vez que permite a los visitantes conocer, valorar y disfrutar de los recursos y beneficios ambientales, por lo cual fueron creadas.

Es imprescindible establecer límites en cuanto a la cantidad de visitantes en un momento dado en estas  zonas,  para evitar el hacinamiento que pudiera generar una congestión del área, trayendo como consecuencia la insatisfacción de los visitantes y el deterioro  de los recursos, debido a una excesiva capacidad de carga.

Para el manejo de estas áreas se requiere de un personal que tenga como finalidad  mantener el control y vigilancia de las mismas y accionar las ejecutorias que garantizan los objetivos para lo cual fueron creadas. Para realizar esas acciones estratégicas, se requiere de un Plan de Manejo del área protegida, que es un documento técnico y normativo que contiene todo el conjunto de decisiones a tomar en torno al área protegida en particular. Para el manejo de las áreas también se elaboran los Planes Operativos Anuales (POA), donde tomando como base los lineamientos generales definidos en el Plan de manejo, se planifican las actividades a desarrollar durante un año.

Existen áreas protegidas con condiciones singulares que le han valido reconocimiento internacional      

El país cuenta con la Reserva Científica  Jaragua- Bahoruco- Enriquillo, declarada por la UNESCO en el año 2002. Esta Reserva se encuentra situada en el región Suroeste y comprende tres zonas núcleo, que son  los parques nacionales: Jaragua, Sierra de  Bahoruco y Lago Enriquillo e isla Cabritos. . a nivel particular y en conjunto, estas zonas se han identificado por su elevada importancia ecológica y alta diversidad biológica que alberga un gran porcentaje de especies endémicas.

La República Dominicana tiene 21 sitios de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBAS), entre las cuales casi todas pertenecen de forma total o parcia al Sistema de Áreas Protegidas de La Republica Dominicana (SINAP).

Otras áreas protegidas como el Parque Nacional Lago Enriquillo e Isla Cabritos, Refugio de Vida Silvestre Laguna Cabral  o Rincón, Parque Nacional Manglares de Bajo Yuna, Humedales del Jaragua (ubicados en un sector del Parque Nacional Jaragua)han sido declarados como Sitios Ramsar (Humedal de Importancia Internacional) por la Convención para la Conservación de Los Humedales. En la actualidad se encuentran en  vías de aprobación, el Refugio de Vida Silvestre Laguna Redonda y Limón y los Humedales de Montecristi, situados en el Parque Nacional Montecristi.

Las áreas protegidas están abiertas esperando que las visite

En la actualidad existen un total de unas 50 áreas protegidas dentro de las categorías de manejo de  Parques Nacionales, Monumentos Naturales, Reservas científicas, Refugios de Vida Silvestre, Áreas Nacional de Recreo y Parques ecológicos, que tienen zonas destinadas a la visitación y en algunas facilidades como son:

  • Senderos
  • Centro de visitación
  • Teleféricos (Monumento Natural loma Isabel de Torres)
  • Miradores
  • Señalizaciones
  • Áreas de Acampar
  • Áreas de picnic
  • Paneles informativos e interpretativos
  • Balnearios
  • Materiales informativos y de promoción

Las áreas protegidas  generan  ingresos al estado y a la economía local

El estado recibe beneficios por el acceso de los visitantes y pago por concesiones que se otorgan por el derecho a establecer un negocio o actividad en la zona de uso público. También se favorece  la economía local a través de negocios y actividades económicas de actores que ofrecen sus servicios. De este modo, las comunidades del entorno obtienen beneficios sin hacer un uso directo de los recursos del área protegida.

Otra modalidad ecoturistica, es trazar rutas ecoturísticas que enlazan áreas protegidas de una  región o provincia. Esto origina la diversificación de la oferta, la visita de los ecoturistas a varias áreas protegidas y que un mayor número de actores  salgan beneficiados con la actividad. Un ejemplo de ruta ecoturista es la de la Provincia María Trinidad Sánchez, donde se visitan las áreas protegidas: Refugio de Vida Silvestre La Gran Laguna o Perucho, lago El Dudú (es privada y aunque no se encuentra dentro del SINAP,  está bajo la supervisión del Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales) y los Monumentos Naturales: El Saltadero, Cabo Francés Viejo y Laguna Grigrí.

Entre los servicios y  actividades que se ofrecen se encuentran:

  • Paseo en botes
  • Cabalgatas
  • Realización de eventos (previo permiso del Ministerio)
  • Tomas fotográficas y de videos
  • Observación de vida silvestre
  • Senderismo
  • Visitación a cuevas
  • Deportes acuáticos
  • Guías turísticos
  • Entretenimiento
  • Ventas de Artesanías
  • Gastronomía (Venta de alimentos y bebidas)

Como se muestra, los comunitarios del entorno de las áreas protegidas desempeñan un papel muy importante en el ecoturismo al  proveer servicios, en su lugar de origen  y educar a los visitantes mostrándole  su cultura y el valor de las áreas protegidas.

Las áreas protegidas han aumentado en visitación en los últimos años

Registro de visitantes que comprenden los años del 2003 al 2016, se ha observado un incremento en la visitación de las áreas protegidas de República Dominicana arrojando  en los últimos años un número global que alcanza más de un millón de visitantes.  De ese número, la mayor visitación corresponde a visitantes extranjeros.  El área protegida más visitada es el Parque nacional Cotubanamá (antes parque nacional del Este) ubicado en territorios de las provincias La Romana y La Altagracia, los turistas proceden mayormente de los hoteles de la zona y se concentran principalmente  en el sector de la Isla Saona. Lo sigue en número  el Monumento Natural Cueva Los Tres Ojos ubicado en Santo Domingo Este. Otras áreas protegidas con alta visitación son  el Santuario de Mamíferos Marinos Estero Hondo, Isla Catalina en la provincia de La Romana, la cual recibe turistas de cruceros, así como los Monumentos Naturales: Saltos de La Damajagua situado en la provincia de Puerto Plata, donde se realiza un turismo de aventura a través del recorrido del río Damajagua y el Salto El Limón en la provincia de Samaná.

En algunas áreas protegidas, como es el caso del Santuario de Mamíferos marinos Banco de La Plata y La Navidad, donde la visitación e ingresos económicos se incrementa grandemente en la época de invernal, para la observación de Ballenas Jorobadas (Megaptera novaengliae),  que emigran desde el Stellwagen Bank National Marine Sanctuary  a nuestro país, con el propósito de  aparearse y parir sus ballenatos. Esta área atrae la mayor agregación de esta especie del Atlántico Norte y existe un acuerdo de hermanamiento entre ambos santuarios para favorecer la conservación de esta especie.

 Normas para la visita a las áreas protegidas

Las normas de visitación a las zonas de uso público de las áreas protegidas, guardan relación con la conservación de sus recursos y la seguridad de los visitantes:

Conservación

  • No extraiga o lesione ningún elemento geológico, talle o pinte grafittis en cuevas, árboles o rocas.
  • Capture la naturaleza a través de sus sentidos o en fotos, no extraiga ni lesione  plantas y animales terrestres o marinos.
  • Extraiga la basura generada en su visita, para no contaminar visualmente el ambiente y afectar  los organismos que aquí habitan.
  • No ofrezca alimentos a los animales
  • Los ruidos intensos afectan a personas y animales, evítelo.
  • No fumar: el ambiente, su salud y compañeros lo agradecerán
  • No se debe hacer fogatas en lugares no autorizados por la administración.

 Por la seguridad de los visitantes

  • Permanezca con su grupo. Si tiene algún percance notifíquelo al guía o acompañantes
  • Transite con cuidado y siga las instrucciones del guía. No se aventure a

recorrer ni bañarse en lugares desconocidos.

  • Evite la ingesta de alcohol
  • Permanezca sentado en los botes y use su chalecos salvavidas
  • No se permite el uso de armas de cualquier índole. No hay nada que eliminar, a excepción de malas prácticas de comportamiento ambiental y social.

Recomendaciones para hacer placentera su estadía

  • Despéjese” de los hábitos que lo alejen de la naturaleza. Busque relajarse en la riqueza de los sonidos, colores y olores naturales.
  • Exprese consideración y respeto por sus acompañantes de viajes y  comunidades anfitrionas.
  • Lleve gorras o sombreros y filtro solar   para protegerse del sol.
  • Use ropa  y zapatos cómodos.
  • Es conveniente llevar repelente. Procure que sea a base de productos naturales y no  en  aerosol
  • Si padece de alguna dolencia lleve a mano su (s) medicamento (s)
  • Aproveche y comparta el conocimiento transmitidos por los guías

Exploremos pues, nuestras áreas protegidas y descubramos juntos toda la riqueza biológica, cultural y de esparcimiento que ellas guardan para el disfrute nuestro y de las próximas generaciones.

Redacción: Matilde Mota Guerrero. Técnico del Departamento de Gestión de  Áreas Protegidas

Revisión y aporte de información: Tania Garcia. Técnico del Departamento de Ecoturismo

 

 

La contaminación del aire

A medida que el mundo se calienta y aumenta la población, nuestros motores continúan emitiendo emisiones sucias, y la mitad del mundo no tiene acceso a combustibles o tecnologías limpios (por ejemplo, estufas y lámparas). El mismo aire que respiramos se está volviendo peligrosamente contaminado: nueve de cada diez personas están respirando ahora aire contaminado, el cual mata a 7 millones de personas cada año. Los efectos de la contaminación del aire sobre la salud son graves: un tercio de las muertes por accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón y cardiopatías se deben a la contaminación del aire. Se trata de un efecto equivalente al de fumar tabaco y es mucho más grave que, por ejemplo, los efectos de ingerir demasiada sal.

Es difícil escapar a la contaminación del aire, independientemente de cuán rica sea la zona en la que viva. Está a nuestro alrededor. Los contaminantes microscópicos del aire pueden sobrepasar las defensas de nuestro cuerpo y penetrar profundamente en nuestro sistema respiratorio y circulatorio, lo que daña nuestros pulmones, corazón y cerebro.

La falta de contaminación atmosférica visible no es una indicación de que el aire sea saludable. En las ciudades y pueblos de todo el mundo, los contaminantes tóxicos superan los valores anuales promedio recomendados en las directrices de la OMS sobre la calidad del aire. Para ayudar a las personas a comprender mejor lo contaminado que está el aire en el lugar donde viven, la campaña BreatheLife de la OMS, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Coalición Clima y Aire Limpio ha desarrollado un medidor en línea de la contaminación.

Temas fundamentales de la primera Conferencia Mundial sobre Contaminación del Aire y Salud

Monitoreo de la calidad del aire. Emisiones del sector de la salud. El acceso a una energía fiable y sostenible en los centros sanitarios es esencial para alcanzar el objetivo de la cobertura sanitaria universal.

Equipar al personal sanitario nacional. El personal sanitario nacional debe ser capaz de hacer frente a los efectos inmediatos de la contaminación del aire sobre la salud de la población y de orientar a los encargados de la formulación de políticas para que adopten medidas preventivas a fin de reducir la carga de enfermedades relacionadas con la contaminación del aire.

La salud de los niños. En todo el mundo, el 93% de los menores de 18 años viven con niveles de contaminación atmosférica superiores a los establecidos en las directrices de la OMS.

Acceso a energía limpia en el hogar. El acceso a la energía limpia en los hogares debe ocupar un lugar más destacado en los programas mundiales de energía, salud y clima.

Cambio climático. La contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental para la salud de nuestro tiempo, y el cambio climático es la mayor amenaza para la salud pública del siglo XXI.

Enfermedades no transmisibles. La contaminación del aire es la segunda causa principal de enfermedades no transmisibles, como los accidentes cerebrovasculares, el cáncer y las cardiopatías, que están aumentando en todo el mundo.

Trabajadores al aire libre. Los trabajadores al aire libre, incluidos los trabajadores agrícolas, de la construcción y de la recogida de residuos y la policía de tránsito, son especialmente vulnerables a la contaminación del aire ambiente; al menos 1200 millones de personas trabajan al aire libre la mayor parte del tiempo.

5 maneras de limitar la respiración de aire contaminado

  1. Evite caminar por calles concurridas en horas punta – y si lleva consigo a un niño pequeño, trate de levantarlo por encima del nivel de los tubos de escape de los vehículos.
  2. Evite pasar tiempo en puntos específicos con una alta densidad de tránsito, por ejemplo cerca de automóviles detenidos en semáforos.
  3. Cuando desee hacer ejercicio al aire libre, trate de hacerlo en zonas menos contaminadas.
  4. Evite utilizar el coche en días altamente contaminados
  5. No queme residuos, ya que el humo producido daña nuestra salud.

Mientras que las partículas con un diámetro de 10 micras o menos, (≤ PM10) pueden penetrar y alojarse en los pulmones, las partículas que son todavía más dañinas para la salud son aquellas con un diámetro de 2,5 micras o menos, (≤ PM2.5). Estas partículas son tan pequeñas que 60 de ellas forman el ancho de un cabello humano.

Las PM2.5 puede penetrar la barrera pulmonar y entrar en el torrente sanguíneo. Pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y respiratorias, así como de cáncer de pulmón.

El ozono es uno de los principales factores que causan asma (o la empeora), y el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre también pueden causar asma, síntomas bronquiales, inflamación pulmonar e insuficiencia pulmonar.

¿Cuán contaminado puede estar el aire antes de que empiece a afectar a nuestra salud? Con respecto a las PM2,5, las directrices de la OMS establecen que el nivel máximo de seguridad es una concentración media anual de 10 μg/m3 o menos. Para alentar a las ciudades a reducir la contaminación del aire, incluso si no pueden alcanzar los niveles ideales de seguridad, la OMS ha establecido tres metas intermedias: 15 μg/m3 (meta intermedia 3), 25 μg/m3 (meta intermedia 2), 35 μg/m3 (meta intermedia 1). Muchas ciudades superan actualmente el nivel más alto representado por la meta intermedia 1.

¿Cómo continuarán respirando nuestros hijos?

La contaminación del aire tiene efectos catastróficos para los niños. A nivel mundial, hasta un 14% de los niños de 5 a 18 años tienen asma relacionada con factores como la contaminación del aire. Cada año, 543000 niños menores de 5 años mueren a causa de enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación del aire. La contaminación del aire también está asociada a cánceres infantiles. Las mujeres embarazadas están expuestas a la contaminación del aire, lo que puede afectar al crecimiento del cerebro del feto. La contaminación del aire también está relacionada con la disfunción cognitiva tanto en niños como en adultos.

Nueve de cada diez personas respira un aire insalubre. La contaminación del aire es un asesino invisible que puede estar acechando, por ejemplo, en el camino de vuelta a casa e incluso en nuestros hogares.  Organización Mundial de la Salud
La Organización Mundial de la Salud y la Coalición del Clima y Aire Limpio se han unido en una campaña internacional llamada «Respira la vida», que tiene por objeto sensibilizar al público acerca del impacto de la contaminación del aire en nuestra salud y en el planeta, y crear una red de ciudadanos, dirigentes urbanos y nacionales y profesionales de la salud para impulsar el cambio en nuestras comunidades.

La contaminación atmosférica nos afecta a todos, particularmente en las ciudades

El 92% de las personas que viven en ciudades no respiran un aire limpio. Se calcula que en 2012 se produjeron 6,5 millones de muertes asociadas a la contaminación del aire.

La contaminación atmosférica, si bien es invisible, puede resultar mortal. Es la causa de:

– 25% de muertes por cardiopatías

– 34% de muertes por accidentes cerebrovasculares

– 36% de muertes por cáncer de pulmón

Los efectos de la contaminación del aire sobre la salud humana

Unos 3 millones de muertes al año están relacionadas con la exposición a la contaminación de aire de exteriores. La contaminación del aire de interiores puede ser igualmente letal. En 2012, según las estimaciones, 6,5 millones de muertes (11,6% de todas las muertes mundiales) estuvieron relacionadas con la contaminación del aire tanto de interiores como de exteriores.

Casi el 90% de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se producen en países de ingresos bajos y medianos, y casi dos de cada tres se producen en las Regiones de Asia Sudoriental y del Pacífico Occidental de la OMS.

El 94% de las muertes se deben a enfermedades no transmisibles, sobre todo a enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, la neumopatía obstructiva crónica y el cáncer de pulmón. La contaminación del aire también aumenta el riesgo de infecciones respiratorias agudas.

«La contaminación del aire continúa dañando la salud de las poblaciones más vulnerables, a saber, las mujeres, los niños y las personas de edad avanzada», añade la Dra. Bustreo. «Para que las personas estén sanas, deben respirar aire limpio, desde la primera inhalación hasta la última».

Entre las principales fuentes de contaminación del aire figuran los modos ineficientes de transporte, la quema de combustible en los hogares y la quema de desechos, las centrales eléctricas y las actividades industriales. Sin embargo, la actividad humana no es la única fuente de contaminación del aire. Por ejemplo, las tormentas de arena, especialmente en regiones cercanas a desiertos, también pueden influir en la calidad del aire.

Mejora de los datos relativos a la contaminación del aire

El modelo ha calibrado cuidadosamente los datos procedentes de los satélites y las estaciones terrestres para maximizar la fiabilidad. La exposición a la contaminación del aire en los países se ha analizado teniendo en cuenta la población y los niveles de contaminación del aire con una resolución cuadricular de unos 10 km x 10 km.

«Este nuevo modelo constituye un gran paso hacia la formulación de estimaciones aún más fiables sobre la enorme carga mundial que representan los más de 6 millones de muertes —una de cada nueve muertes en todo el mundo— provocadas por la exposición a la contaminación del aire de interiores y de exteriores», dijo la Dra. María Neira, Directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la OMS. «Cada vez más ciudades están vigilando la contaminación del aire, los datos proporcionados por satélites son más completos y estamos perfeccionando las estimaciones sanitarias conexas».

Mapas interactivos

Los mapas interactivos proporcionan información sobre la exposición —ponderada en función de la población— a partículas de un diámetro aerodinámico de menos de 2,5 micrometros (PM2,5) respecto de todos los países. En el mapa también se indican los datos procedentes de las estaciones de vigilancia respecto de los valores de PM10 y PM2,5 en unas 3000 ciudades y municipios.

«Se precisa urgentemente la adopción rápida de medidas para hacer frente a la contaminación del aire», añade la Dra. Neira. «Existen soluciones, como un transporte sostenible en las ciudades, la gestión de los desechos sólidos y la utilización de cocinas y combustibles limpios en los hogares, así como las energías renovables y la reducción de las emisiones industriales».

Notas para los editores:

En septiembre de 2015, los líderes mundiales fijaron una meta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible consistente en reducir para 2030 el número de muertes y enfermedades provocadas por la contaminación del aire.

En mayo de 2016, la OMS aprobó una nueva «hoja de ruta» destinada a acelerar las medidas para hacer frente a la contaminación del aire y sus causas. En la hoja de ruta se hace un llamamiento al sector de la salud para que intensifique la vigilancia de la contaminación del aire a nivel local, evalúe las repercusiones sanitarias y ejerza un mayor liderazgo respecto de las políticas nacionales que afectan a la contaminación del aire.

*Directrices de la OMS sobre la calidad del aire ambiente

El modelo de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que el 92% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de calidad del aire exceden los límites fijados en las directrices de la OMS sobre la calidad del aire ambiente para una media anual de partículas con un diámetro inferior a 2,5 micrometros (PM2,5). Los límites establecidos en las directrices de la OMS respecto de la media anual de PM2,5 son 10 μg/m3.

Las PM2,5 incluyen contaminantes como el sulfato, los nitratos y el hollín, que penetran profundamente en los pulmones y en el sistema cardiovascular, lo que representa un riesgo grave para la salud humana.

Campaña BreatheLife contra la contaminación del aire

Este otoño, la OMS pondrá en marcha BreatheLife, una campaña de comunicación mundial cuyo objetivo es concienciar a la opinión pública sobre la contaminación del aire en cuanto riesgo importante para la salud y el clima. BreatheLife está dirigida por la OMS, en colaboración con la Coalición Clima y Aire Limpio para Reducir los Contaminantes del Clima de Corta Vida acogida por el PNUMA. En la campaña se pone énfasis en las políticas de carácter práctico que las ciudades pueden adoptar (por ejemplo, la mejora de la vivienda, el transporte y los sistemas energéticos y de gestión de desechos) y en las medidas que las personas pueden tomar a nivel comunitario o individual (por ejemplo, dejar de quemar los desechos y promover los espacios verdes y los desplazamientos a pie o en bicicleta) para mejorar nuestro aire.

Los efectos sobre la salud

¿Qué consecuencias sanitarias acarrea la contaminación atmosférica urbana?

Son muchos los efectos a corto y a largo plazo que la contaminación atmosférica puede ejercer sobre la salud de las personas. En efecto, la contaminación atmosférica urbana aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y crónicas, como el cáncer del pulmón y las enfermedades cardiovasculares.

La contaminación atmosférica afecta de distintas formas a diferentes grupos de personas. Los efectos más graves se producen en las personas que ya están enfermas. Además, los grupos más vulnerables, como los niños, los ancianos y las familias de pocos ingresos y con un acceso limitado a la asistencia médica son más susceptibles a los efectos nocivos de dicho fenómeno.

¿Cuál es la carga de morbilidad causada por la contaminación atmosférica urbana?

Se calcula que en el mundo suman 1,3 millones las personas que mueren en un año a causa de la contaminación atmosférica urbana; más de la mitad de esas defunciones ocurren en los países en desarrollo. La contaminación del aire representa un grave problema de higiene del medio que afecta a los habitantes de los países en desarrollo y desarrollados. Los residentes de las ciudades donde hay niveles elevados de contaminación atmosférica padecen más enfermedades cardiacas, problemas respiratorios y cánceres del pulmón que quienes viven en zonas urbanas donde el aire es más limpio.

¿Cuáles son los efectos sobre la salud de la exposición a corto y a largo plazo a la contaminación atmosférica urbana?

La exposición a corto y a largo plazo produce efectos sobre la salud. Por ejemplo, las personas aquejadas de asma afrontan un riesgo mayor de sufrir una crisis asmática los días en que las concentraciones de ozono a nivel del suelo son más elevadas, mientras que las personas expuestas durante varios años a concentraciones elevadas de material particulado (MP) tienen un riesgo mayor de padecer enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo está respondiendo la Organización Mundial de la Salud a los efectos de la contaminación atmosférica urbana sobre la salud humana?

El cometido de la OMS es reconocer y vigilar los contaminantes del aire que ejercen el mayor efecto sobre la salud humana, lo que ayuda a los Estados Miembros a centrar su atención en las intervenciones más eficaces para prevenir o aminorar los riesgos sanitarios. La OMS se ocupa en examinar los datos de investigación reunidos y se apoya en el consejo de expertos para extraer conclusiones acerca de la manera en que los distintos contaminantes atmosféricos afectan a la salud y para recomendar intervenciones eficaces.

La OMS calcula que si la media de la concentración anual de MP10 disminuye de 70 a 20 µg/m3, que es el objetivo establecido en las guías de calidad del aire de 2005, se puede evitar el 15% de la mortalidad a largo plazo causada por la contaminación atmosférica. Lograr una disminución de esa magnitud también reduce los casos de enfermedades respiratorias y cardiovasculares y aumenta la esperanza de vida de la población local.

Por si fuera poco, las medidas para aminorar la contaminación atmosférica urbana también reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes que contribuyen a causar el cambio climático. Como es sabido, este último produce muchos efectos nocivos sobre la salud, entre ellos los derivados de las sequías y los fenómenos meteorológicos extremos (por ejemplo, las tormentas de viento y las inundaciones), como las enfermedades transmitidas por el agua y por los alimentos. También aumenta la prevalencia de enfermedades de transmisión vectorial como el dengue y el paludismo.

¿Cómo podemos reducir la carga de morbilidad y el sufrimiento de las personas aquejadas de infecciones respiratorias, cardiopatías y cáncer del pulmón como consecuencia de la exposición a la contaminación atmosférica urbana? ¿Qué medidas hay que aplicar?

El mejoramiento del aire que respiramos puede disminuir considerablemente la cantidad de personas que padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares. La aplicación de normas y reglamentos destinados a controlar las emisiones de contaminantes atmosféricos puede mejorar la calidad del aire y, a su vez, aminorar la carga de morbilidad y mejorar la salud.

Al mismo tiempo, el aumento de la conciencia del público acerca de intervenciones relativamente sencillas, como el mejoramiento de las estufas de cocinar y las ventajas de usar el transporte público en vez del automóvil, puede ayudar a reducir las causas de la contaminación atmosférica y del aire de interiores, lo que se traduce en mejoras considerables de la salud.

¿En qué ciudades del mundo es particularmente elevada la carga sanitaria por la contaminación atmosférica urbana?

La carga sanitaria que la contaminación atmosférica urbana le impone a una ciudad depende de la concentración de contaminantes y del número de personas que respiran el aire contaminado.

Los países de ingresos medianos sobrellevan una carga sanitaria desproporcionada a causa de la contaminación atmosférica urbana. El aumento rápido y cuantioso de vehículos automotores, que tienen motores anticuados y utilizan combustible de mala calidad, así como el aumento de la generación de electricidad a base de carbón y otros combustibles contaminantes, han generado el mayor riesgo sanitario por el aire contaminado para la población de estas economías emergentes.

En muchas de estas economías de rápido crecimiento aún no se implantan normas y reglamentos rigurosos para ayudar a reducir las emisiones y mantener un aire limpio y saludable. La necesidad de actuar para limpiar el aire y proteger la salud de los habitantes crece paralelamente con el crecimiento económico de dichas regiones.

Las inquietudes con respecto a la salud no se circunscriben a las ciudades más contaminadas: se observan efectos considerables sobre la salud de la población incluso en ciudades con una atmósfera relativamente limpia de Australia, Europa, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Canadá, donde las concentraciones de material particulado son por lo general entre 3 y 10 veces menores que en las ciudades con contaminación elevada. Cuanto menor es el nivel de contaminación atmosférica de una ciudad, más protegida está la salud de sus habitantes.

¿Qué medidas se han adoptado en las ciudades para prevenir los efectos de la contaminación atmosférica sobre la salud?

Las ciudades pueden determinar cuáles son las fuentes principales de contaminación del aire y poner en práctica políticas que mejoren la calidad del aire, como son el fomento del uso del transporte público, ir a pie y andar en bicicleta, en vez de depender del automóvil privado; la promoción de centrales eléctricas que en lugar del carbón utilicen combustibles limpios y renovables, y las mejoras en la eficiencia energética de los edificios y las industrias.

Otras medidas suplementarias son la concientización sobre la elevada carga de morbilidad relacionada con la contaminación atmosférica urbana y sus fuentes principales, y poner de relieve la importancia de actuar ahora mismo para poner en práctica intervenciones adecuadas para cada país. El seguimiento eficaz de las intervenciones es otro medio importante para aumentar la sensibilización, pues puede ayudar a impulsar medidas normativas que reportan beneficios para la salud, el clima y el medio ambiente.

Calidad del aire interior

¿Sabía qué?

Inhalar o tocar moho o esporas de moho puede causar reacciones alérgicas en personas sensibles

Más de 23 millones de personas en los Estados Unidos, incluyendo 7 millones de niños, padecen de asma.

Cuáles son los factores ambientales que producen asma?

Esa es una buena pregunta que debemos hacernos. Todos enfrentamos una serie de riesgos para nuestra salud en nuestra vida diaria. Algunos riesgos son, francamente, inevitables. Sin embargo, la buena noticia es que podemos hacer algo respecto al riesgo de contaminación del aire en interiores.

Es por esto que hemos creado esta página en la cual usted podrá encontrar con mayor facilidad el material que se solicita con más frecuencia, así como descargar publicaciones en español sobre temas como el moho, asma, radón, tabaquismo pasivo y monóxido de carbono.

Cómo mejorar la calidad del aire de los interiores

La información proporcionada aquí se basa en el entendimiento técnico y científico actual de los problemas presentados. Seguir los consejos brindados no necesariamente ofrecerá protección completa en todas las situaciones o contra todos los peligros para la salud que puedan ser causados por la contaminación del aire interior.

Existen tres estrategias básicas para mejorar la calidad del aire de los interiores:

Control de fuentes

Usualmente, la manera más eficaz de mejorar la calidad del aire de los interiores es eliminar las fuentes de contaminación individuales o reducir sus emisiones.

Algunas fuentes, como las que contienen asbesto, pueden estar selladas o cerradas; otras, como las estufas de gas, pueden ajustarse para disminuir la cantidad de emisiones. En muchos casos,
el control de fuentes también es un enfoque más rentable para proteger la calidad del aire de los interiores que incrementar la ventilación, ya que incrementar la ventilación puede incrementar los costos de energía.

Mejoras en la ventilación

Para la mayoría de los problemas de calidad del aire en espacios cerrados en las casas, el control de fuentes es la solución más rentable

La mayoría de los sistemas de calefacción y enfriamiento domésticos, incluidos los sistemas de calefacción por aire forzado, no hacen ingresar mecánicamente aire fresco a la casa. Abrir ventanas y puertas, hacer funcionar ventiladores de ático o ventana, cuando el clima lo permite, o poner en marcha un aire acondicionado de ventana con el control de salida de aire abierto incrementa el índice de ventilación exterior. Los ventiladores de cocina o baño locales que sacan el aire al exterior eliminan los contaminantes directamente desde la sala donde se encuentra el ventilador y también incrementan el índice de ventilación de aire externo.

Los diseños avanzados de las nuevas casas están comenzando a ofrecer sistemas mecánicos que hacen ingresar el aire externo a la casa.

Algunos de estos diseños incluyen ventiladores de recuperación del calor de bajo consumo (también conocidos como intercambiadores de calor por aire).

La ventilación y la sombra pueden ayudar a controlar las temperaturas interiores. La ventilación también ayuda a eliminar o diluir los contaminantes transmitidos por el aire en espacios cerrados que provienen de fuentes interiores. Esto reduce el nivel de contaminantes y mejora la calidad del aire de los interiores (IAQ). Evalúe detenidamente el uso de ventilación para reducir los contaminantes del aire en espacios cerrados donde puede haber fuentes exteriores cercanas de elementos contaminantes, como humo o desechos.

La introducción de aire externo es un factor importante al promover la buena calidad del aire.
El aire puede ingresar a una casa de varias formas diferentes, incluidas las siguientes:

  • a través de ventilación natural, como ventanas y puertas;
  • a través de medios mecánicos, como entradas de aire externo asociadas con el sistema
    de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC);
  • mediante la infiltración, un proceso por el cual el aire externo ingresa a la casa a través de aberturas, juntas y rajaduras en paredes, pisos y cielorrasos, y alrededor de ventanas y puertas.

La infiltración ocurre hasta cierto punto en todas las casas.

La ventilación natural describe el movimiento del aire a través de puertas y ventanas abiertas. Si se usa de forma adecuada, la ventilación natural a veces puede ayudar a moderar la temperatura del aire en interiores, que puede llegar a ser demasiado caliente sin sistemas de aire acondicionado, o cuando los cortes de electricidad o las bajas de tensión limitan el uso del aire acondicionado o lo hacen imposible.

La ventilación natural también puede mejorar la calidad del aire de los interiores al reducir los contaminantes que se encuentran en espacios cerrados. Los ejemplos de ventilación natural son:

  • abrir puertas y ventanas,
  • cerrar las persianas para obtener sombra

​La mayoría de los sistemas de aire acondicionado y los sistemas de calefacción por aire forzado residenciales no hacen ingresar el aire externo a la casa de forma mecánica, y se recurre a la infiltración y la ventilación natural para hacer ingresar el aire externo a la casa. Los diseños avanzados para las nuevas casas están comenzando a agregar una función mecánica que hace ingresar el aire externo a la casa a través del sistema de HVAC. Algunos de estos diseños incluyen ventiladores de recuperación del calor de bajo consumo para mitigar el costo de refrigeración y calefacción de este aire durante el verano y el invierno.

Filtros de aire

Existen muchos tipos y tamaños de filtros de aire en el mercado, que van desde modelos de mesa relativamente económicos hasta sistemas de toda la casa sofisticados y costosos. Algunos filtros de aire son muy eficaces en la eliminación de partículas, mientras que otros, incluida la mayoría de los modelos de mesa, son mucho menos eficaces. Por lo general, los filtros de aire no están diseñados para eliminar contaminantes gaseosos.

La efectividad de un filtro de aire depende de cómo recoge contaminantes del aire de interiores(expresado como un índice de eficiencia porcentual) y de cuánto aire extrae a través del elemento de limpieza o filtro (expresado en pies cúbicos por minuto).

Un recolector muy eficaz con un índice de circulación del aire bajo no será eficaz, y tampoco
lo será un filtro con un índice de circulación del aire alto, pero un recolector menos eficaz. El rendimiento a largo plazo de cualquier filtro de aire depende de mantenerlo de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Otro factor importante para determinar la eficacia de un filtro de aire es la potencia de la fuente contaminante. Los filtros de aire de mesa, en particular, no pueden eliminar suficientes cantidades de contaminantes de fuentes potentes cercanas. Las personas con sensibilidad a fuentes particulares pueden encontrar que los filtros de aire son útiles solo junto con esfuerzos coordinados para eliminar la fuente.

Durante los últimos años, algunas publicidades han sugerido que está demostrado que las plantas de interiores reducen los niveles de algunas sustancias químicas en experimentos de laboratorio. Sin embargo, actualmente no hay pruebas de que una cantidad razonable de plantas de interiores eliminen cantidades significativas de contaminantes en casas y oficinas. A las plantas de interiores no se las debe regar en exceso porque la tierra demasiado húmeda puede promover el crecimiento de microorganismos que pueden afectar a las personas alérgicas.

En el presente, la EPA no recomienda usar filtros de aire para reducir los niveles de radón y sus productos de desintegración. La efectividad de estos dispositivos es incierta porque solo eliminan parcialmente los productos de desintegración del radón y no disminuyen la cantidad de radón que ingresa a la casa. La EPA planea realizar una investigación adicional acerca de si los filtros de aire son, o podrían ser, un medio confiable para reducir el riesgo para la salud por exposición al radón.

¿Cuáles son los factores ambientales que producen asma?

El asma puede ser provocada por los alérgenos o irritantes que son muy comunes en nuestros hogares. Los factores más comunes son

Humo de tabaco

El asma puede ser provocada por el humo de una colilla de cigarrillo, pipa o cigarro como también por el humo exhalado por un fumador.

  • Decida no fumar en su hogar o automóvil ni permita que otros lo hagan.

Ácaros del polvo

Los ácaros del polvo son muy pequeños para ser vistos a simple vista, pero se encuentran en todas las casas. Estos viven en los colchones, almohadas, alfombras, muebles con tapiz de tela, colchas, ropa y los muñecos de peluche.

  • Lave las sábanas y colchas una vez por semana en agua caliente.
  • Escoja muñecos de peluche que sean lavables, y lávelos con frecuencia en agua caliente, secándolos completamente. Mantenga estos muñecos fuera de las camas.
  • Cubra los colchones y almohadas con forros que no permiten el paso del polvo (impermeable a los alérgenos) que tengan un cierre.

Mascotas

Las escamas de la piel que se desprenden de los animales domésticos, orina y saliva pueden provocar el asma.

  • Considere el mantener a las mascotas fuera de la casa o encontrarles un nuevo hogar si es necesario.
  • Mantenga a sus mascotas todo el tiempo fuera del dormitorio o cualquier otra área que se utilice para dormir, y mantenga las puertas cerradas.
  • Mantenga a las mascotas lejos de los muebles con tapiz de tela, alfombras y muñecos de peluche.

Moho

El moho crece en los lugares o materiales húmedos. La clave para controlar el moho es el control de la humedad. Si el moho es un problema en su hogar, límpielo y elimine el exceso de agua o humedad. Reducir la humedad también ayuda a reducir otros factores que provocan el asma, tales como las cucarachas.

  • Lave el moho de las superficies duras y séquelas completamente. Los materiales absorbentes, tales como las baldosas de los techos y las alfombras, si tienen moho, probablemente deban ser eliminadas o reemplazadas.
  • Componga cualquier fuga de agua en los caños y tuberías y otras fuentes de suministro de agua.
  • Mantenga los recipientes para el drenaje de su refrigeradora, aire acondicionado y deshumedecedor de ambientes, limpios y secos.
  • Utilice extractores de aire o mantenga abierta las ventanas mientras cocina o cuando use el lavaplatos.
  • Use los extractores de los baños mientras se baña.
  • Coloque las salidas de aire de la secadora de ropa hacia el exterior.
  • Mantenga la humedad dentro de la casa en un nivel bajo, entre 30 a 50 por ciento de humedad relativa. Los niveles de humedad pueden ser medidos con higrómetros que pueden comprarse en las ferreterías.

Cucarachas

El excremento o excreciones de las cucarachas pueden provocar el asma.

  • No deje alimentos ni basura a exposición del medio ambiente.
  • Guarde los alimentos en envases bien cerrados.
  • Limpie inmediatamente todo desperdicio de los alimentos o líquidos derramados.
  • Intente primero combatir las cucarachas usando venenos tipo bocados, ácido bórico, o trampas antes de utilizar pesticidas en aerosol.

Si se usan aerosoles:

  • Limítese a utilizarlos sólo en las áreas infestadas.
  • Siga cuidadosamente las instrucciones que se encuentran en las etiquetas del producto.
  • Asegúrese que haya suficiente aire fresco cuando utilice el aerosol, y mantenga a la persona que sufre de asma fuera del hogar.

La prevención de ataques de asma

Paso 1: Háblele a su médico sobre el asma de su niño. Si su niño tiene asma o usted piensa que su niño padece de esta enfermedad, lleve su niño a un médico. El médico trabajará con usted para evitar que su niño tenga ataques de asma.

Aprenda cuáles son las causas del asma en su niño.

Identifique cuáles son los provocadores de asma en su hogar.

Aprenda cómo eliminar de su hogar los factores que causan el asma.

Conozca cuál medicina su niño debe tomar.

Paso 2: Haga un plan. Pídale a su médico que le ayude a crear un plan de acción individual para controlar el asma de su niño. Colabore con su médico para crear un plan de acción que le ayude a conocer cómo prevenir los ataques de asma de su niño con regularidad.

Paso 3 – Haga que su hogar sea resistente al asma. Los factores que causan asma son parte de nuestro diario vivir. Los ataques de asma pueden ser provocados por el moho que crece en la cortina de la ducha en el baño, por los ácaros de polvo que viven en las frazadas o mantas, en las almohadas y en los juguetes de peluche de su niño. Aprenda más sobre las cosas que pueden causar un ataque de asma y qué usted puede hacer para eliminarlas y así mantener a su niño saludable.

Calidad del aire interior en las escuelas

Programa de herramientas de calidad del aire interior para las escuelas

EPA ha desarrollado el Programa de Herramientas de Calidad del Aire Interior para las Escuelas para reducir la exposición a los contaminantes ambientales en las mismas a través de la adopción voluntaria de las prácticas para manejar la calidad del aire interior.

El programa “IAQ Tools for Schools” es un recurso detallado para ayudar a mantener un medio ambiente saludable en los edificios de las escuelas identificando, corrigiendo y previniendo problemas de calidad del aire. La calidad pobre de aire interior en las escuelas puede afectar la comodidad y la salud de los estudiantes y el personal, que a su vez puede afectar la concentración, la asistencia, y el rendimiento de los estudiantes. Además, si la escuela se tarda en reaccionar prontamente en cuanto a la calidad pobre del aire, los estudiantes y el personal están a mayor riesgo de sufrir problemas de salud a corto plazo, tales como la fatiga y la nausea, al igual que problemas de salud a largo plazo como el asma.

Lista de verificación de

Mantenimiento del edificio

Manejo de la basura

Servicio de alimentos

Acerca del radón

¿Dónde se encuentra el radón?

El radón se puede encontrar por todos los EE.UU

El radón proviene de la descomposición natural del uranio, el cual se encuentra en el suelo, en la roca y en el agua y asciende al aire que usted respira. El radón se puede encontrar a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Puede infiltrarse en cualquier tipo de edificios tales como las casas, las oficinas y las escuelas, y una vez que está en ellos puede alcanzar niveles muy altos. Probablemente usted y su familia recibirán mayor exposición al radón cuando están en su casa, ya que es ahí donde pasan la mayor parte del tiempo.

¿Cómo entra el radón a su hogar?

El radón típicamente asciende desde el suelo al aire y se infiltra en las viviendas a través de las grietas y otros agujeros en los cimientos de las mismas. El radón, al quedar atrapado en su hogar, puede alcanzar niveles altos. Cualquier vivienda puede tener problemas de radón ya sea nueva o vieja, con o sin sótano, esté bien sellada o tenga corrientes de aire.

La fuente principal de los problemas de radón en las casas es el radón que proviene del suelo. Algunas veces el radón se infiltra en los hogares a través del agua de pozo. Aunque los materiales de construcción no causan problemas de radón por si mismos éstos pueden emitir radón en algunas casas.

  1. Grietas en pisos sólidos
  2. Juntas de la construcción
  3. Grietas en las paredes
  4. Espacios en los suelos suspendidos
  5. Espacios alrededor de las cañerías de servicios
  6. Cavidades en el interior de las paredes
  7. Suministros de agua

¿Se debe hacer la prueba de radón en el hogar?

La única manera de saber si usted y su familia está expuestos al radón es haciendo la prueba para detectarlo. La EPA y el Cirujano General recomiendan hacer la prueba en todos los hogares.

¿Qué se sabe del radón en las escuelas?

El problema de radón en las escuelas a menudo se puede remediar aumentando la ventilación en las mismas. Sin embargo, esto no necesariamente remediará el problema de la calidad del aire interno. Algunos problemas de contaminación en los interiores no pueden ser corregidos incrementando la ventilación. De hecho, al incrementar la ventilación en las áreas con alta humedad o con altos contaminantes en el aire exterior, empeora el problema de la calidad del aire en los interiores.

Prevención

  • Si piensa comprar o vender una vivienda, haga la prueba de detección de radón.
  • Si se trata de una vivienda nueva, averigüe si en su construcción se emplearon técnicas y materiales resistentes al radón y si se efectuó la prueba de detección de radón.
  • Si el nivel de radón es de 4 picocuries por litro (pCi/L) o más, haga los arreglos necesarios a la vivienda.
  • Los niveles de gas radón menores de 4 pCi/L también pueden representar un riesgo a su salud y, en muchos casos, pueden reducirse.
  • Tome medidas de precaución cuando realice la prueba de detección de radón para evitar interferencias con el instrumento detector.

Si piensa vender una vivienda…

La EPA recomienda que usted haga la prueba para detectar el gas radón de su vivienda antes de ponerla a la venta y, en caso de ser necesario, baje los niveles de radón. Conserve los resultados de la prueba y toda la información que tenga sobre las medidas tomadas para solucionar los problemas que pudieron haber existido. Esta información puede constituir un punto positivo de venta.

Si piensa comprar una vivienda…

Se recomienda que averigües cuál es el nivel de radón en el interior de cualquier vivienda que esté considerando comprar, pidiéndole al vendedor, por ejemplo, los resultados de la prueba de detección de radón. Si la vivienda tiene un sistema de reducción de radón, pídale al vendedor toda la información que tenga sobre dicho sistema. Si no ha efectuado todavía la prueba en la vivienda, usted debe solicitar que se haga.

Si usted está construyendo una vivienda nueva, durante la construcción pueden incorporarse técnicas y materiales para reducir los niveles de gas radón.

Fuente: espanol.epa.gov

132984spao (1)

132984spao (1)

Neuroplasticidad cerebral