Cómo hacer que los deberes no te den tanto trabajo

Los deberes son el modo que los profesores tienen de evaluar cuánto comprendes de lo que se está viendo en clase. Pero, por momentos, pueden resultar abrumadores. Afortunadamente, puedes hacer algunas cosas para que los deberes no te den tanto trabajo.

Haz un plan para los deberes

Comprende la tarea. Escríbela en un anotador o planificador, y no tengas miedo de hacer preguntas sobre lo que se espera. Es mucho más fácil tomarte un minuto para preguntarle al profesor durante la clase o después de ella que esforzarte por recordarlo esa noche.

Si tienes muchos deberes o actividades, pregunta cuánto tiempo debería llevarte hacer un trabajo en particular. De esta forma, puedes administrar tu tiempo.

Comienza inmediatamente. Los deberes no siempre tienen que hacerse en el hogar. Aprovecha las horas de estudio o cualquier otro momento que tengas durante el día escolar. Cuanto más hagas en la escuela, menos tendrás que hacer por la noche.

Administra tu tiempo. Si no terminas los deberes en la escuela, piensa cuánto te falta completar y qué otras cosas tienes que hacer ese día. La mayoría de los estudiantes de secundaria tienen entre 1 y 3 horas de deberes por noche. Si es un día en el que tienes muchos deberes, tendrás que dedicarles más tiempo. Armar un horario para los deberes es una gran idea, especialmente si practicas deportes, tienes otras actividades o tienes un trabajo después de la escuela.

Fíjate dónde trabajas

Cuando te sientas a hacer los deberes o estudiar, ¿dónde lo haces? ¿Frente al televisor? ¿En la cocina, con el ruido de los platos y las peleas de tus hermanos?

Busca un lugar tranquilo para concentrarte. La mesa de la cocina tal vez era un buen lugar cuando eras más pequeño y tus deberes no requerían mucha concentración. Pero ahora será mejor si puedes encontrar un lugar para alejarte del ruido y las distracciones, como una habitación o estudio.

Evita estudiar en la cama. Siéntate en un escritorio o una mesa donde puedas colocar tu computadora y trabajar cómodamente. Deja los dispositivos mientras estudias. Si tienes el teléfono en un lugar donde puedes verlo, puede distraerte. Y entonces, los deberes te llevarán más tiempo.

Ponte a trabajar

Haz primero los trabajos más complicados. Es tentador comenzar con lo más fácil para sacártelo de encima. Pero cuando comienzas a trabajar tienes más energía y concentración. Usa ese poder mental para las asignaturas que te resultan más complicadas. Más tarde, cuando estés más cansado, puedes concentrarte en cosas más sencillas.

Continúa trabajando. Si te trabas con algo, intenta resolver los problemas de la mejor manera posible, pero no les dediques demasiado tiempo porque esto puede retrasar el horario de tus deberes para el resto de la noche. Si necesitas ayuda, pídesela a un adulto o a un hermano. O comunícate con un compañero de clase. Pero no escojas a alguien con quien te quedarás chateando toda la noche. De lo contrario, nunca terminarás los deberes.

Descansa. La mayoría de las personas tienen períodos de atención cortos. Si te sientas durante mucho tiempo sin estirarte ni relajarte serás menos productivo que si te detienes cada tanto. Tomarse un descanso de 15 minutos por hora es una buena idea para la mayoría de las personas. (Si estás realmente concentrado, espera hasta que sea un buen momento para detenerte).

Todo listo para la entrega

Una vez que termines de hacer los deberes, colócalos en tu mochila. No hay nada peor que haber terminado un trabajo y no encontrarlo a la mañana siguiente. Ahora tienes tiempo para hacer lo que desees, sin la culpa de tener trabajos pendientes.

Pide ayuda cuando la necesites

Aunque prestes atención en clase, estudies para las evaluaciones y hagas los deberes, algunas asignaturas tal vez te resulten muy difíciles. Seguramente esperes que todo se vuelva más sencillo, pero en la mayoría de los casos, esto no ocurre.

Lo que sí les ocurre a muchas personas es que trabajan cada vez más arduamente y se retrasan más y más. No hay nada de malo en pedir ayuda. No todos entienden todo.

Comienza con tu profesor o tutor. Algunos profesores trabajan con los estudiantes antes o después del horario escolar para explicarles las cosas más claramente. Pero, ¿qué puedes hacer si no te sientes cómodo con tu profesor? Si la escuela es grande, tal vez haya otros profesores que sepan la misma asignatura. A veces, que una persona te explique algo de otra manera es suficiente.

Pídele ayuda a un compañero. Si conoces a alguien que sea realmente bueno en una asignatura, pregúntale si pueden estudiar juntos. Esto te puede ayudar, pero recuerda que las personas que entienden una asignatura no siempre la explican bien.

Busca un tutor. Necesitarás hablar con un adulto sobre el tema porque contratar un tutor cuesta dinero. Los tutores van a tu casa o se reúnen contigo en otro lugar, como una biblioteca o un centro de tutoría. Trabajan con los estudiantes para revisar y explicarles las cosas que les enseñaron en clase. Esto te da la oportunidad de hacer preguntas y trabajar a tu propio ritmo. Si estás interesado, tu profesor o tu consejero te pueden ayudar a encontrar un tutor.

Fuente: KidsHealth

Revisado por: D’Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: octubre de 2017

Guía sobre la imagen corporal para chicos

Mucha gente piensa que a los chicos no les importa su aspecto físico. Es posible que los chicos no hablen tanto sobre sus cuerpos como las chicas. Pero lo cierto es que los chicos se pasan mucho tiempo delante del espejo. Y, para algunos chicos, la imagen corporal puede ser un problema.

¿Qué es la imagen corporal?

Tu imagen corporal es qué piensas y qué sientes sobre tu propio cuerpo y tu propio aspecto físico. Cómo te sientes con respecto a tu cuerpo afecta cómo te sientes con respecto a ti mismo. Mucha gente está insatisfecha con alguna parte de su aspecto físico.  Si te centras demasiado en lo que te disgusta de tu aspecto físico, tu autoestima podría salir mal parada.

Las personas con una buena imagen corporal:

  • se sienten bien con su aspecto físico
  • aceptan su cuerpo tal y como es
  • se sienten satisfechos con lo que puede hacer su cuerpo
  • cuidan bien de su cuerpo

No necesitas tener un cuerpo perfecto para tener una buena imagen corporal.  Solo necesitas aceptar tu propio cuerpo.  Céntrate más en lo que te gusta que en lo que te disgusta.  Cuida bien de tu cuerpo. Hacer estas cosas te ayudará a sentirte bien con tu cuerpo. Y contigo mismo.

¿La pubertad puede afectar a la imagen corporal?

Tu cuerpo cambiará mucho durante la pubertad. Cómo te sientes con respecto a tu propio cuerpo también podría cambiar.  Puedes tardar un tiempo en sentirte cómodo en un cuerpo al que no estás acostumbrado.

Y no todo el mundo pasa la pubertad al mismo tiempo.  Puede ser muy raro ser el único chico de la clase a quien le ha cambiado la voz o a quien le ha crecido vello corporal. Y también lo puede ser si eres el último chico de la clase a quien le ocurren esas cosas. Pero, conforme te vayas acostumbrando a esos cambios, te podrás sentir a gusto por haber madurado físicamente.

¿Cómo puedo tener una imagen corporal mejor? 

¿Te quieres sentir más satisfecho con tu cuerpo? He aquí algunas ideas:

  • Encuentra cosas que te gusten de tu aspecto físico. Céntrate en lo que te gusta, en vez de en lo que te disgusta.
  • Céntrate en las cosas que tu cuerpo puede hacer bien ¿Puedes correr, andar, nadar o montar en bici? ¿Golpear la pelota con un bate de béisbol, chutar a portería en el fútbol, hacer canasta en el baloncesto, lanzar en el fútbol americano? ¿Sabes escalar, caminar por la montaña, bailar? ¿Sabes dibujar, pintar, cantar, tocar un instrumento musical? Tu cuerpo es mucho más que su aspecto físico.
  • Toma conciencia de tu cuerpo. Cuando hagas estiramientos, agarres cosas, subas y bajes escaleras, te ates los cordones de los zapatos estarás manteniendo a tu cuerpo en acción. Es fácil dar el cuerpo por sentado y asumir que hace lo que tiene que hacer. Pero intenta no hacerlo.
  • Está activo cada día.  Tu cuerpo necesita moverse para estar sano y en forma.  Diviértete. Siéntete satisfecho de lo que puede hacer tu cuerpo.
  • Haz algunos ejercicios de entrenamiento de fuerza. Estar en forma puede ayudarte a tener mejor aspecto y a sentirte bien contigo mismo. Estar en forma no es algo que surja de la nada. Tienes que entrenar y llevar una dieta saludable. Empieza con entre 20 y 30 minutos 3 días a la semana. Busca un buen entrenador o monitor para que te aconseje.  Un buen entrenamiento también te mejorará el estado de ánimo.
  • Trata bien a tu cuerpo. Para sentirte bien con tu cuerpo, cuida de él. No fumes ni hagas otras cosas que sabes que son nocivas para la salud. Come alimentos saludables.  Duerme lo suficiente. Mantén tu cuerpo limpio. Dúchate con frecuencia. Cuídate la dentadura, el cabello y la piel. Lleva ropa limpia. Si te tratas bien de forma continuada, tendrás un cuerpo más sano y más fuerte, lo que te ayudará a tener una  mejor imagen corporal.
  • Sé tú mismo. Tu cuerpo solo es una parte de quien eres. Céntrate en cosas sobre el tipo de persona que eres.  ¿Eres sincero, amable y un buen amigo? ¿Se te dan bien las matemáticas, las ciencias o la escritura?  ¿Eres un amante del aire libre? ¿Un amante de los animales?  ¿Un gran lector, un gran dibujante o un buen músico?  Hay muchas cosas buenas en ti.
  • Haz cosas que ayuden a la gente.  Usa la fuerza, la energía y las habilidades de tu cuerpo para ayudar a los demás.   ¿Sabías que tu imagen corporal puede salir reforzada cuando haces (de buen grado) una tarea que ayuda a otras personas?  Por lo tanto, pinta la habitación de tu hermana pequeña, pasa el rastrillo por el jardín de un vecino, lava la vajilla o saca la basura.  Ayudar te hará sentir bien.

TeensHealth from Nemours. Revisado por: D’Arcy Lyness, PhD

Fecha de revisión: agosto de 2018

 

Ejercicios fáciles para adolescentes

¿Te cuesta mantenerte en forma? Una larga jornada escolar seguida de actividades extraescolares nos puede llevar a la mayoría de nosotros a preguntarnos cómo encontrar tiempo.

Los expertos recomiendan que los adolescentes hagan 60 minutos de actividad física cada día. La mayoría de esta actividad debe ser una actividad aeróbica de moderada a vigorosa. La actividad aeróbica es cualquier cosa que te agite, como montar en bicicleta, bailar o correr. Luego dedica unos pocos minutos al entrenamiento de fuerza. Ejercicios como los que se describen más abajo ayudan a desarrollar la musculatura y estimular el metabolismo. La flexibilidad es el tercer componente de un ejercicio completo e integral. Prueba con el yoga como una forma que mantenerte flexible

Puedes hacer los siguientes tres ejercicios de fuerza en casa. No hace falta utilizar un equipo especial, pagar cuotas altas en un gimnasio ni invertir mucho tiempo. Basta con que lo consultes antes con tu médico, profesor de educación física o entrenador para estar seguro de que estos ejercicios son adecuados para ti.

Elevaciones del tronco – paso 1

  • Piernas flexionadas
  • Brazos extendidos hacia adelante

Elevaciones del tronco – paso 2

Recostarse gradualmente

Mantener las brazos extendidos y el abdomen contraído

Descender al máximo mientras te sientas cómodo

Regresar lentamente a la posición de sentado

Repetir

Sentadillas con silla – paso 1

  • De pie
  • Silla detrás de ti

Sentadillas con silla – paso 2

Brazos extendidos hacia adelante

Comenzar a sentarse lentamente

Detenerse antes de que el trasero toque la silla

Enderezarse lentamente hasta ponerse de pie

Repetir

Codos a las rodillas – paso 1

  • De pie
  • Pies separados a la distancia de la cadera
  • Brazos extendidos hacia los costados

Codos a las rodillas – paso 2

Exhalando, levantar la rodilla derecha y tocarla con el codo izquierdo

Inhalando, regresar a la posición uno

Cambiar de lado y repetir

Acerca de las series y repeticiones:

La mayoría de los instructores físicos recomiendan repetir cada ejercicio específico de fuerza varias veces seguidas. Esto se conoce como “repeticiones” y se hacen en “series”. Cada serie consiste de un número específico de repeticiones, habitualmente entre 8 y 15. Los instructores suelen recomendar un descanso después de una serie y luego realizar otra serie (o más) con la misma cantidad de repeticiones. Para los ejercicios mostrados anteriormente, comenzar con 10 repeticiones y agregar series de 10 a medida que te sientas más cómodo. Descansar durante 30 segundos entre las series.

Fuente: KidsHealth

Auriculares tipo tapón

Es probable que lo único que sepas de los auriculares tipo tapón es que son fáciles de llevar y que tienen un gran sonido. Los auriculares tipo tapón son dispositivos pequeños y útiles, siempre que los uses con bajo volumen. Pero, básicamente, son un par de pequeños altavoces que llevas dentro de los oídos. Y si reproduces música a gran volumen tan cerca del tímpano podrías perder la audición de forma permanente.

De qué manera dañan los oídos los auriculares de tapón

Aunque te resulte difícil creerlo, los auriculares de tapón pueden dañar tu oído de la misma manera que una sierra de cadenas o una motocicleta. Esto puede parecer extraño porque los auriculares de tapón son realmente muy pequeños. Pero el daño depende exclusivamente del volumen.

Los motores de las sierras de cadena y las motocicletas generan aproximadamente 100 decibeles. En menos de media hora, ese nivel de ruido puede comenzar a dañar los oídos de una persona. Un reproductor MP3 al 70% de su máximo volumen genera aproximadamente 85 decibeles. Si subes el volumen y escuchas durante largos períodos de tiempo podrías correr serios riesgos de perder la audición de forma permanente.

La pérdida de la audición debido al uso de auriculares de tapón es un ejemplo de una afección que se denomina “pérdida de la audición inducida por el ruido”. Este tipo de pérdida de la audición se está convirtiendo en un problema entre los niños y los adolescentes.

¿De qué manera el ruido provoca la pérdida de la audición?

El oído está conformado por tres partes que funcionan juntas para procesar los sonidos: el oído externo, el oído medio y el oído interno. Una parte del oído interno denominada “cóclea” contiene pequeñas células pilosas. Estas células pilosas ayudan a enviar mensajes de sonido hacia el cerebro. Pero el ruido fuerte puede dañar las células pilosas. Cuando ocurre esto, la cóclea no puede enviar correctamente los mensajes de sonido al cerebro.

A diferencia de los daños en otras partes del organismo, los daños en el oído interno jamás se curan. Con el tiempo, y a medida que se dañen más y más células pilosas, tu audición empeorará gradualmente.

Qué hacer

La pérdida de la audición inducida por el ruido debido al uso de auriculares de tapón tarda un tiempo en aparecer. Como ocurre de manera gradual, la mayor parte de las personas no se dan cuenta de que tienen un problema hasta que ya es demasiado tarde.

Las señales de una posible pérdida de la audición son las siguientes:

  • zumbidos, pitidos o ruidos en los oídos después de escuchar un ruido fuerte
  • amortiguación o distorsión de los sonidos

¿Qué debes hacer si crees que tienes señales de pérdida de la audición? Llama al médico. El médico podrá examinarte y enviarte a consultar a un audiólogo. Lo más probable es que el audiólogo te haga una serie de pruebas para determinar en qué medida está afectada tu audición.

El audiólogo también puede responder las preguntas que tengas acerca del uso de auriculares de tapón y sobre la protección de la audición.

Uso correcto de los auriculares de tapón

La pérdida de la audición inducida por el ruido debido al uso de auriculares de tapón se puede prevenir en el 100% de los casos si se hace un uso moderado.

Es probable que hayas escuchado que todo se debe hacer con moderación. Es importante no exagerar, sin importar si estás comiendo torta de chocolate o usando auriculares de tapón. Cuanta más torta comas, más rápido engordarás. Cuanto más elevado sea el volumen, más rápido podrás perder la audición.

Entonces, ¿qué significa la moderación cuando se trata de usar auriculares de tapón? Los médicos recomiendan utilizar la regla de 60%/60 minutos:

  • Escucha música, una película o un videojuego en un nivel que no supere el 60% del volumen máximo.
  • Limita a 60 minutos la cantidad de tiempo que pasas con los auriculares de tapón en los oídos.

Éste es otro truco que puedes usar para determinar si los auriculares de tapón tienen un volumen seguro: Pregúntales a quienes estén sentados cerca de ti si pueden escuchar la música. Si la escuchan, quiere decir que te estás dañando la audición. Baja el volumen hasta que las personas que te rodean ya no puedan escuchar la música.

La pérdida de la audición no es el único problema que pueden provocar los auriculares de tapón. Escuchar música a un volumen elevado puede hacer que no te des cuenta de lo que ocurre a tu alrededor. Esto incrementa tus probabilidades de sufrir un accidente. Por ejemplo, si estás corriendo por una senda para bicicletas, te resultará difícil escuchar a un ciclista que grite “¡Cuidado!” si la música ahoga los demás sonidos.

¿Existen otras opciones?

Tal vez parezca que todos los reproductores de música o teléfonos vienen con un par de auriculares de tapón. Después de todo, su fabricación es económica y son fáciles de usar.

¿Qué puedes hacer? Recurre a los auriculares retro. Éste es uno de los motivos por los que están nuevamente de moda. A veces, la vieja escuela es mejor.

La mayoría de las tiendas de productos electrónicos cuentan con una sección completa dedicada a los auriculares. Los auriculares con cancelación de ruido son los mejores porque ayudan a bloquear otros ruidos. De esta manera, no es necesario que subas tanto el volumen de la música para escucharla. Los auriculares con cancelación de ruido pueden ser útiles para mantenerte concentrado en el estudio o la tarea, pero no son una buena elección si necesitas escuchar los sonidos a tu alrededor.

Los auriculares que se colocan por encima de las orejas también pueden dañar la audición si se los utiliza durante demasiado tiempo o si se reproduce música demasiado fuerte. Pero no son tan peligrosos como los auriculares de tapón: tener la fuente de sonido en el canal auditivo puede incrementar el volumen del sonido entre 6 y 9 decibeles; y esto es suficiente para causar problemas graves.

Los auriculares de tapón existen porque muchos de nosotros amamos la música. Por lo tanto, es probable que desees proteger tu audición para poder continuar apreciando la música. Por eso, conocer los riesgos de los auriculares de tapón (y otros peligros del ruido) es útil para poder tomar las medidas necesarias para estar seguro.

Fuente: KidsHealth

Aspectos básicos de la higiene en los adolescentes

La pubertad comporta todo tipo de cambios en el cuerpo. Es posible que la piel y el cuero cabelludo se te engrasen más fácilmente que antes. Te parecerá que cada día te salen nuevos pelos en lugares diferentes. A veces, tendrás la sensación de que te pones a sudar sin ningún motivo —y tal vez notes que hay zonas que te huelen y antes no lo hacían. ¿Qué deberías hacer al respecto?

Estos cambios corporales son una parte normal del proceso de hacerse adulto. Aún así, algunos de ellos pueden ser una verdadera fuente de ansiedad. Pero, no obstante, ¿a quién le interesa preocuparse por si le huelen las axilas?

Lee la información que te presentamos a continuación sobre algunos aspectos básicos de la higiene —y aprende qué hacer con el cabello graso, el sudor y el vello corporal.

Cabello graso

Las hormonas que provocan el acné son las mismas que pueden hacer que, de repente, tengas la sensación de que te estás peinando con un peine empapado en grasa de motor. Cada pelo tiene su propia glándula sebácea (oleosa), que mantiene el pelo brillante e impermeable. Pero, durante la pubertad, cuando las glándulas sebáceas producen más sebo, es posible que tu pelo tenga un aspecto demasiado brillante, oleoso y grasiento.

Lavarte el cabello a diario o a días alternos puede ayudarte a controlar la grasa capilar. Existe multitud de champús en las tiendas y supermercados entre los que elegir — la mayoría de las marcas son muy similares, aunque es posible que quieras probar alguna que esté especialmente formulada para cabello graso. Usa agua tibia y una pequeña cantidad de champú para hacer espuma. No te frotes o rasques demasiado fuerte —no te ayudará a deshacerte de la grasa y podrías irritarte el cuero cabelludo o estropearte el pelo. Después de aclararte, puedes aplicarte un acondicionador; de nuevo, te irán mejor los que sean para cabello graso.

Cuando te peines y arregles el cabello, presta mucha atención a los productos que utilices. Algunos geles fijadores o lociones pueden engrasar el cabello, ¡anulando el objetivo del lavado! Busca productos que sean “sin grasa” o “sin aceites.”

Sudor y olor corporal

La transpiración, o sudoración, procede de las glándulas sudoríparas que siempre has tenido en el cuerpo. Pero, gracias a la pubertad, estas glándulas, aparte de volverse más activas que antes, empiezan a segregar distintas sustancias químicas en el sudor que confieren a este último un olor más fuerte. Notarás un olor más fuerte en las axilas. Los pies y los genitales también te olerán de forma diferente.

La mejor forma de mantenerse limpio es ducharse o bañarse a diario utilizando un jabón neutro y agua tibia. Así eliminarás cualquier bacteria que contribuya al mal olor. Llevar ropa interior y calcetines limpios cada día también te ayudará a sentirte limpio. Si sudas mucho, te interesa saber que las camisas, camisetas, calcetines y ropa interior de algodón u otros materiales naturales ayudan a absorber el sudor más eficazmente.

Si te preocupa que te huelan las axilas, prueba a utilizar desodorante o desodorante con antitranspirante. Los desodorantes eliminan el olor del sudor tapándolo, y los antitranspirantes, de hecho, impiden o secan la transpiración. Se venden en forma de barra, bola, gel, aerosol y crema, y se pueden comprar en cualquier farmacia, droguería o supermercado. Todas las marcas son similares (y aquellas donde se indica que están hechas para hombres o para mujeres también son similares, exceptuando los perfumes añadidos).

Si decides utilizar desodorante o antitranspirante, asegúrate de leer bien las instrucciones. Algunos dan mejores resultados si se utilizan por la noche, mientras que otros es recomendable ponérselos por la mañana. Pero recuerda que algunos adolescentes no necesitan desodorantes ni antitranspirantes. Así que ¿para qué utilizarlos si no los necesitas? Muchos anuncios de desodorantes o antitranspirantes te intentarán convencer de que no tendrás amigos o citas si no usas determinado producto, pero si crees que no hueles mal y te bañas o duchas a diario y llevas ropa limpia, es posible que no los necesites.

Vello corporal

La aparición de vello corporal en zonas del cuerpo donde antes no lo tenías es algo con lo que tienes que contar —de nuevo, son las hormonas en acción. Es posible que quieras empezar a afeitarte algunas zonas donde te crece el vello, pero es algo que has de decidir tú mismo. Algunos chicos prefieren dejarse crecer el bigote y la barba. Algunas chicas deciden no depilarse el vello de las piernas o de las axilas. Eres tú quien ha de decidir cómo te sientes más cómodo.

Si decides afeitarte, seas un chico o una chica, tendrás diferentes opciones. Puedes utilizar una navaja o maquinilla tradicional con un gel o crema para el afeitado o bien una maquina de afeitar eléctrica. Si utilizas una navaja o una maquinilla tradicional, asegúrate de que el filo de la navaja o la cuchilla sean nuevos y estén afilados para evitar cortes y rasguños. Las cremas y geles para el afeitado suelen ir mejor que el jabón porque facilitan el deslizamiento de la cuchilla sobre la piel. Algunas maquinillas nuevas llevan el gel incorporado en la cuchilla, por lo que los principiantes pueden sentirse más cómodos al afeitarse.

Independientemente de que te afeites las piernas, las axilas o la cara, ve despacio. Son zonas del cuerpo de acceso complicado, con muchas curvas y ángulos, y es fácil que te cortes si vas demasiado rápido. Un adulto o un hermano mayor pueden ayudarte cuando estés aprendiendo a afeitarte. No tengas miedo de pedir ayuda y consejo.

Es posible que no quieras depilarte el vello púbico porque cuando te vuelva a crecer, la piel se te podría irritar y te podría picar. Del mismo modo, los chicos pueden pensárselo dos veces antes de afeitarse el pecho, y las chicas deberían evitar afeitarse la cara porque el vello que sale después de afeitarse es más recio y pincha, lo que obliga a afeitárselo repetidamente.

Si eres una chica y te preocupa el vello del labio superior, da un paso atrás cuando te mires al espejo y verás que el vello que los demás ven probablemente no sea tan feo como a ti te parece.

Si decides deshacerte del vello facial, primero infórmate sobre las diferentes opciones y consulta con un adulto o un hermano mayor para que te aconsejen. Existen muchos productos para el vello facial —desde los que actúan decolorándolo a fin de disimularlo hasta las cremas depilatorias fabricadas especialmente para el vello facial. Asimismo, algunas de las nuevas cremas faciales hidratantes no grasas contienen sustancias que suavizan y debilitan el vello facial, haciéndolo menos visible. Quizás desees probar alguno de estos productos antes de optar por la decoloración, la depilación o el afeitado.

En los pocos casos en que el vello facial de una chica es tan visible que le provoca ansiedad, un dermatólogo o especialista de la piel puede utilizar técnicas de eliminación permanente, como la electrólisis. En algunos casos, el exceso de vello en una chica puede ser un signo de una enfermedad, como el síndrome de ovario poliquístico. Si eres chica y estás preocupada por el crecimiento del vello, habla con tu médico.

Fuente: KidsHealth

 

¿Qué es el dictado? Ideas y ejemplos

¿Qué es un dictado? Se trata de una fórmula para mejorar la ortografía de los niños mediante la lectura de un texto en voz alta mientras el niño lo escribe.

Es, a día de hoy, el mejor ejercicio que pueden hacer los niños para fijar reglas gramaticales o recordar cómo se escriben algunas palabras. Es una práctica muy común en niños de primaria ya que les ayuda a desarrollar habilidades de escritura necesarias para avanzar en su aprendizaje. Pero, ¿qué textos debemos leerles?, ¿cuánto tiempo deben estar haciendo dictados?, ¿qué extensión deben tener?

Cosas que debes saber sobre los dictados para niños

¿Cuáles son los beneficios de los dictados?

Mejora el uso de la gramática en el niño y le ayuda a recordar la correcta escritura de las palabras. Además le ayuda a mejorar la concentración  al tener que poner atención en lo que le están leyendo. Y, sobre todo, es un estupendo refuerzo porque un buen dictado pasa porque el niño revise el mismo el texto comparándolo con el original y detectando los fallos, así fijará aun más la correcta grafía de las palabras.

¿Qué extensión deben tener los dictados?

Depende de la edad del niño, si está en primero de primaria y ha comenzado el aprendizaje de la escritura conviene hacer dictados cortos y de temática divertida. Poco a poco podemos ir haciendo dictados más complicados y podemos ir incitando poco a poco a que sea el niño quien se autocorrija.

¿Cuánto tiempo han de pasar haciendo dictados los niños?

Lo principal es que no se aburran, que no sea un momento de tarea tediosa y aburrida. Para ello es preferible que paséis simplemente 10 minutos haciendo y corrigiendo un dictado corto que tener al niño media hora trabajando. Eso sí, es preferible que sea una tarea que se realice frecuentemente.

Dictados muy cortos para niños con las letras g y j

1- Juan quería ir en bicicleta al colegio pero Gemma prefirió ir paseando con su amiga.

2- El gigante tenía un gato al que llamaba Gonzalo y una jirafa a la que regañaba mucho porque se comía todas las berenjenas de su huerto.

3- Guillermo toca la guitarra, mientras su mujer riega las plantas con una jarra de cristal.

4- Esa gelatina está tan deliciosa que Jaime decidió darse el gusto de comerse todo el plato, no dejó nada para el resto de la gente.

Dictados muy cortos para niños con la letra h

5- La pequeña hormiga es tan fuerte que ella sola lleva un cacahuete sobre su espalda para que sus hermanas puedan comer.

6- Había una vez una habichuela tan alta que nadie consiguió ver donde estaba la última hoja.

7- El hada Henar se tumbó en la hierba a tomar el sol y mientras miraba al cielo un cohete vio pasar.

8- Hugo había ahorrado tanto dinero que en su pequeña hucha no cabía ni una pequeña haba.

[Leer +: Dictados en vídeo para hacer con los niños]

Dictados muy cortos para niños con la letra b

9- Bruno se puso su bañador, sacó su bote y remó por la bahía.

10- Mi abuelo cerró el cuento del “Buho burlón” y me dio un beso de buenas noches.

11- El burro Bernardo lleva unas botas rojas tan brillantes y una bufanda azul tan bonita que los demás burros le miran con admiración.

12- Benito da un mordisco a su bocadillo y se lanza en el tobogán mientras que Bruno juega al balón.

Dictados cortos con la letra V

13-  Era verano y Victoria inició un viaje muy largo, voló en avión, después montó en barco y más adelante en tren. En su travesía por el aire contempló las nubes, por el mar las gaviotas y por tierra el verde del paisaje.

14- Víctor corrió a cerrar la ventana porque el viento de aquella mañana levantó una enorme corriente de aire. Afuera, las violetas agarraban sus pétalos, las avispas se escondían y una valiente vaca evitaba que los huevos de las gallinas rodaran y rodaran.

 

Dictados cortos con rima

15- El lagarto está llorando.

La lagarta está llorando.

El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos.

Han perdido sin querer su anillo de desposados.

(Federico García Lorca)

 

16- En mi cara redondita

tengo ojos y nariz,

y también una boquita

para hablar y para reír.

Con mis ojos veo todo,

con la nariz hago achís,

con mi boca como como

palomitas de maíz.

(Gloria Fuertes)

 

17- Hay besos de caramelo,

dulces como una sonrisa.

Y están los besos con prisa,

que hay que cogerlos al vuelo.

(Carmen Gil)

 

18- Entre las piedras curiosas

van saltando las ardillas,

junto a la orilla del mar

lo pasan de maravilla.

Las nubes desde muy alto,

las miran con mucha envidia,

quisieran poder bajar

y unirse al juego algún día.

(Marisa Alonso Santamaría)

 

20- Un lobito muy zorro junto a un cortijo

se ha encontrado a una niña

y así le dijo:

– Mira niña, vente conmigo a mi viña

y te daré uvas y castañas.

Y respondió la niña:

– No, que me engañas.

(Lope de Vega)

Dictados largos para niños de primaria

21- En una hermosa mañana de verano, los huevos que habían empollado la mamá Pata empezaban a romperse, uno a uno. Los patitos fueron saliendo poquito a poco, llenando de felicidad a los papás y a sus amigos. Estaban tan contentos que casi no se dieron cuenta de que un huevo, el más grande de todos, aún permanecía intacto.

Todos, incluso los patitos recién nacidos, concentraron su atención en el huevo, a ver cuando se rompería. Al cabo de algunos minutos, el huevo empezó a moverse, y luego se pudo ver el pico, luego el cuerpo, y las patas del sonriente pato. Era el más grande, y para sorpresa de todos, muy distinto de los demás. Y como era diferente, todos empezaron a llamarle el Patito Feo.

(Hans Christian Andersen)

22- Esta antigua historia comienza con la muerte del molinero, un viejo hombre que vivía con sus tres hijos, entre los cuales repartió su humilde herencia. Para el mayor de los hermanos decidió dejar el molino, al mediano el burro y para el pequeño el gato que tanta compañía había hecho a la familia.

No es que fuese una gran herencia, pero los hermanos parecían estar de acuerdo, salvo el más joven, que se sentía tan decepcionado, pues cómo iba él a ganarse la vida con un gato que ni siquiera podía comerse. Pero ojo, los gatos son animales astutos e inteligentes, y este hasta hablaba, y al ver a su dueño sumido en tal desgracia se puso manos a la obra.

(Hermanos Grimm)

Puedes leer más artículos similares a 22 dictados divertidos para niños. Ortografía y gramática fácil, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.

Cuadernillos Preprimaria y Nivel Primario (completo) – Mes 02, Diciembre

En esta ocasión estamos compartiendo los cuadernillos de Preprimaria hasta Sexto Grado del Nivel Primario. Aprendemos en casa convoca al estudio en el seno de la familia, usando estos cuadernillos con la guía de las personas adultas. Además, los docentes del Centro Educativo brindan apoyo continuo al aprendizaje junto con los programas de televisión, radio e internet del Ministerio de Educación.

La celebración familiar de la Navidad es el tema de este Plan Mensual, organizado para avanzar aprendizajes importantes para sus hijos e hijas. Las actividades de este cuadernillo son situaciones reales de la vida cotidiana, que estimulan a que sus hijos e hijas aporten sus propias producciones y opiniones para la ambientación navideña. Las tareas se realizarán de acuerdo, a las posibilidades de cada niño o niña, con ayudas o adaptaciones cuando sea necesario. Se promueve el trabajo colaborativo en la familia, la acción solidaria con otras personas y la formulación de buenos deseos. Esto favorece su desarrollo integrado, con posibilidad de expresar sus sentimientos y emociones.

Los propósitos que guían las actividades de aprendizaje de este Plan Mensual son los siguientes:

El niño o la niña practica y amplía su comunicación. La conversación en familia sobre la Navidad permite que niños y niñas escuchen con atención y dialoguen sobre celebraciones y su significación espiritual. Al interpretar coplas, villancicos y canciones ellos conocen formas poéticas que amplían su vocabulario. Con su guía podrá hacer adornos y recetas navideñas paso a paso, aprendiendo a interpretar instrucciones. Escribirá saludos con buenos deseos para manifestar afecto a otras personas.

  • El niño o la niña piensa y actúa para resolver problemas. Cuando realiza adornos navideños reconocen características de diversas figuras geométricas, exploran relaciones de igualdad entre sus lados y líneas que permiten dividirlas en partes iguales. Con situaciones propias de los festejos de la Navidad, miden longitudes utilizando diversos instrumentos. Resuelven situaciones prácticas aplicando las diversas operaciones mediante conteos, dibujos o cálculos.
  • El niño o la niña imagina y se expresa creativamente. Para la ambientación navideña se hacen dibujos libres y motivos decorativos para construir adornos y regalos. Eso permite imaginar e idear sus producciones, seguir indicaciones y conectarse con sus emociones. Las tareas incluyen dibujo y pintura, decoración, música y plegado de papel para construir objetos.
  • El niño o la niña desarrolla su persona y espíritu. El compromiso con la preparación familiar de esta celebración y la práctica de la solidaridad marcan una experiencia de protagonismo infantil. Las tareas exploran emociones y sentimientos sobre la Navidad. Profundizan su conocimiento interior al valorar lo que aprendió y pensar sus logros y sus gustos.

Preprimario y Primer Grado

http://www.educando.edu.do/portal/wp-content/uploads/2020/12/BANER-NAVIDAD-2020-480×277.png

Segundo y Tercer Grado

http://www.educando.edu.do/portal/wp-content/uploads/2020/12/BANER-NAVIDAD2-2020-480×277.png

Cuarto, Quinto y Sexto Grado

http://www.educando.edu.do/portal/wp-content/uploads/2020/12/BANER-CUAD3N-NAVIDADESPERANZA-2020-480×277.png

Fuente: educando.edu.do

 Leyenda e historia envuelven la fundación de Santo Domingo

Se cree que el marino español Miguel Díaz, escapó de la zona Norte porque había herido gravemente a un compañero. Llegó al sur, a la desembocadura del río Ozama, donde reinaba la Cacique Catalina; quien por temor a perder su amor, le revela la ubicación de las ricas minas de oro del río Haina; con este descubrimiento Miguel retorna a La Isabela, seguro del perdón a cambio de la información.

Sorprendido de encontrar vivo, a quien pensaba muerto, obtiene el perdón de Bartolomé Colón, hermano del Gran Almirante, y la autorización para fundar, el día 5 agosto 1498, una nueva ciudad en la costa sudeste de la isla, al margen oriental del río Ozama.

La ciudad originariamente llamada “La Nueva Isabela, Santo Domingo del Puerto de la Isla de la Española”.

El nombre, Santo Domingo es un misterio, se cree, fue en honor a Domingo (padre de Colón); otros sostienen que Bartolomé, indeciso sobre el nombre, vio en el calendario que el 8 de agosto era dedicado a Santo Domingo de Guzmán, y así la llamó.

La ciudad se pobló rápidamente, sin engrandecerse mucho. En el 1498 era considerada Capital de la isla.

El 30 de agosto de 1498, Cristóbal Colón, por primera vez, puso pie en ésta.

En julio del 1502, la ciudad compuesta por 45 casas en madera, fue destruida por un huracán, y fundada por Ovando en la margen opuesta del río, lugar que actualmente ocupa.

Esta ciudad sirve como modelo de estructura urbanística para las nuevas ciudades del Continente.

Donde ahora está ubicada la iglesia de Santa Bárbara, los indígenas Taínos trabajaban hasta la muerte, en la mina de piedra; cada día recibían un volumen a excavar, y quien no lo lograba, en la noche era ahorcado. Cada noche le tocaba a alguien.

La reconstrucción de la ciudad procedió con rapidez. En el 1503 el nuevo Santo Domingo, pudo ser inaugurado, gracias a nuevas normas urbanísticas, con calles rectas y de fácil tránsito.

El desarrollo de la ciudad fue rápido, debido al hecho de que era un punto de referencia estratégico para las expediciones de conquistas.

El llano urbanístico inicial no incluía una cinta amurallada, sólo fuertes perimetrales.

La obra militar de mayor envergadura fue La Fortaleza Ozama, estupenda y todavía existente.

Santo Domingo, para el 1520, proyectándose cada vez más rica, comenzó a situarse en la mira de los piratas. Por tal motivo, en el 1533 se iniciaron a construir las murallas.

A partir de la mitad del siglo las naves comenzaron a evitar el puerto de Santo Domingo, atracando directamente a los nuevos puertos de México y de Perú: nuevas promesas de riquezas.

En el 1555 el primer inglés en visitar la isla fue Robert Thompson con una breve estadía de 16 días de pasajes por el México. Reporta que en la ciudad habitaban más de 500 hogares españoles, y que los indios que residían en los suburbios eran más. Que existían grandes cantidades de carne de vaca, ovejas, puerco, gallos y gallinas. Sigue mencionando la existencia de mosquitos con largo pico y gusanos que infectan dolorosamente los pies. Escribe también de una moneda (dinero negro), hecha de cobre y latón, para evitar la falta de circulación de los bienes, debido a los negocios de oro y plata.

Treinta y un años después, otro inglés visitó el país, el corsario Sir Francis Drake en el 1586, quien destruyó la ciudad. Fue tan traumático, que algunas familias iniciaron las emigraciones.

Pasaron tres siglos sin que Santo Domingo pudiera recuperar su progreso: en el año 1600, 25 mil habitantes, en el 1920 contaba sólo con 31 mil y en el año 1935 tenía 71 mil.

El 8 de enero del 1936 el dictador Trujillo, subido al poder seis años antes, en un acto de megalomanía cambió el nombre a la ciudad, llamándola en su honor “Ciudad Trujillo ”. El 29 de nov. 1961 caído el dictador, se le resigna el nombre originario.

En realidad hasta el 1950 la Capital estaba circunscrita a la Zona Colonial y los habitantes eran 181 mil. Luego comenzó la explosión urbanística y la expansión de la zona moderna.

Un proceso inicialmente lento, luego, siempre más tumultuoso: 370 mil habitantes en el 1960; 676 mil en el 1970; 1,500,000 en el 1981; casi dos millones y medio en el 1994; cerca de tres millones en el 1996.

Un tercio de la población de la República Dominicana, vive actualmente en la capital. Se puede imaginar, por tanto, los problemas conexos al crecimiento de la ciudad, en los últimos 15-20 años.

La ciudad ha sido condecorada por la ONU con el título de “Cuna de América”.

Un adelantado fue un alto dignatario español que llevaba a cabo o adelante una empresa jurídica militar y civil por mandato, cuenta y bajo designio real. En las Siete Partidas Alfonso X lo definió como homólogo de las funciones del prefecto romano. Tenía asignada y apoderada, una jurisdicción nominada adelantamiento y su rango de dignidad era análogo al del almirante antiguo.

Sobre Santo Domingo y la guerra de Abril del 65

Santo Domingo es el resultado urbano de dos episodios trágicos: el ciclón San Zenón en 1930 y la Revolución de Abril de 1965.

En 1965, Santo domingo era una ciudad pequeña. Provinciana en parte y aristocrática en otra, salía apenas de sus murallas después de 450 años de existencia. Hacia el Oeste, se había construido la Feria de la Paz, el matadero y Metaldom (empresa metalúrgica)  y al norte de la avenida Máximo Gómez, algunas industrias y la cementera de Trujillo se localizaban “lejos” de la zona colonial y se rodeaban de barrios populares.

El país era rural en un 60 por ciento tenía 367,053 habitantes de los cuales el 45 por ciento tenía entre 15 y 34 años de edad; era, por lo tanto, una ciudad donde la juventud rebelde estaba hambrienta de vida pública y de lectura. Los universitarios habían transformado las plazas, las esquinas y parques en ágoras permanentes.

Para tener una idea de lo que era Santo Domingo en 1965, basta recordar que en un tramo corto de la calle Isabel la Católica, competían con el Banco de Reservas, el Royal Bank del Canadá y el Nova Scotia. En esa misma calle, todas las casas comerciales Johnn Abbes y Miguel Barceló entre otras, se codeaban con los grandes almacenes y tiendas. Al final de la Avenida España, se encontraban las oficinas de las casas Piñeyro y Celso Pérez, de la Destilería Quisqueya y de la casa Dávila. En la calle Arzobispo Meriño, las tiendas, las sombrererías, sastrerías tenían a la Casa Velásquez abierta y cerca. En las calles Mercedes, Luperón, Hostos y Nouel, se localizaban todas las sucursales de las grandes casas comerciales extranjeras.

Santo Domingo era un puerto que se había reactivado después la muerte del tirano gracias a las numerosas exenciones otorgadas a influyentes exportadores. El Sindicato de Arrimo Portuario (POASI), el de los empleados públicos y el de la Federación Nacional de Maestros (FENAMA) dominaban todas las actividades culturales y sindicales. El puerto era una zona llena de vida. De miseria también, pero el bullicio era expresión de vitalidad: todo pasaba por las Atarazanas.

Los partidos políticos rivales en contiendas electorales tenían sus locales en tres cuadras: en el parque Colón,  el PRD; en la esquina del Conde con Hostos,  el 1J4;  en la Estrelleta con Pina, la Unión Cívica.

La avenida Mella tenía el famoso mercado, el hotel La Fama y todos los comerciantes árabes. La “Mella” y el Conde concentraba los bellos edificios de los años veinte, como el Copello, hoteles, restaurantes, joyerías, el periódico El Caribe y cafeterías como la Colonial y la Sublime. Hasta barberías famosas, la Cibao y la Colón, tenían sus “habitués” combinando higiene con tertulias.

En la zona norte, los barrios de obreros y empleados –el Simón Bolívar, la Caridad, El Aljibe, Faría, Villa María— iniciaban su urbanización mientras los ensanches Espaillat, Barrio Obrero, Luperón, Villa Francisca y Mejoramiento Social se densificaban. San Carlos, barrio viejo y tradicional, concentraba las agencias de carros en la 30 de Marzo, tenía cultura y tradición, orgullo: Había dejado de ser común para formar parte de la ciudad, al igual que Ciudad Nueva.

Hacia el oeste de la zona colonial, Primavera, Lugo y Gascue eran sinónimo de viejas familias acomodadas con tradición y buen gusto. Estaban rodeados de todas las embajadas a lo largo de la Avenida Bolívar y las calles José Contreras, César Nicolás Penson y Santiago.

Las márgenes del río tenían sus primeros barrios pobres, como Agua Dulce, San Martín de Porres, La Fuente (Guachupita-La Cienaga-Los Guandules), que iniciaban un proceso indetenible de urbanización con los obreros constructores de la Feria de la Paz, que prefirieron, después el final de las obras,  quedarse vivir en la capital.

La ciudad intramuros tenía sus barrios tradicionales –en la parte alta con el Polvorín, San Miguel, San Lázaro y San Antón— con pendientes teatrales, como la calle Hostos, empedrada por  Moncito Báez López Penha, y  la 19 de Marzo.

Del otro lado del río Ozama, Los Mina estaba en proyecto y Villa Duarte-la Francia-Calero eran barrios de marineros. La capital tenía dos puentes, uno al norte, hacia Villa Mella, y el Juan Pablo Duarte, por el que se llegaba a Boca Chica.

Santo Domingo tuvo que sorprender a los 42,000 marinos que desembarcaron, no porque fuera un pueblo sin armas que había vencido un ejército regular en la cabeza del puente, sino, como lo afirma el ex comandante Diego Guerra, hombre de confianza del coronel Caamaño, porque pensaban estar en Vietnam y muchos de ellos, ignoraban que era la segunda vez que EE.UU invadía este pequeño país.

La ciudad era de  calles estrechas y familiares, las casas  bajitas, multicolores, de madera, vulnerables con su zinc o tejas a la moda en esos años, tenían patios y  “parte atrás”. La gente, de costumbres amables, los recibía sin embargo con un odio visceral. Los barrios tuvieron que ser inhóspitos e incómodos de controlar, con su escala inadecuada para el tamaño de esos tanques que parecían casas de dos pisos, como Diego los recuerda. Asustaban, pero eran vulnerables, como también los recuerda Montes Arache. Bastaba un coctel molotov, un chín de gasolina y se inmovilizaban. Quizás sea una explicación a la saña mostrada en esa operación limpieza realizada, después el asalto al puente.

El cordón sanitario dividió la ciudad en dos, aisló los barrios de la zona colonial, lo que permitió una represión muy poco narrada y muertos sin contar y nombres que no se conocerán jamás.

La ciudad sobrevivió como pudo, la mercancía de las Aduanas custodiada con celos se repartió en la zona constitucionalista, pero el país se paralizó. Las actividades comerciales, bancarias y de dirección mermaron. La ciudad demostró ser infuncional e inadecuada para ser el soporte material de las aspiraciones de una nueva clase empresarial que se beneficiaba de las donaciones del gobierno norteamericano (122 millones de dólares ente abril de 1965 y junio de 1966) y que se daba cuenta de la inoperancia de su espacio urbano.

Los bombardeos, los tiros de francotiradores, las granadas de mortero, los tiros de fusil AR 15 desde el edificio de Los Molinos, causaron daños a los edificios de la zona colonial, con todos los servicios  destruidos. Terminada  la ocupación US,  Santo Domingo conocerá la más grande mutación social y urbana de su historia, producto de una visión evidentemente contrainsurgente.

Se despliega un arsenal legal que desvaloriza los inmuebles de la zona colonial (bloqueo de los alquileres) lo que conlleva al abandono total de la zona a poblaciones refugiadas en ella, a la sobre densificación y a su arrabalización progresiva. El azúcar en alza, la cuota preferencial, los préstamos US, permiten la conformación de instituciones financieras que inician un proceso de acumulación a partir del sector inmobiliario y la industria de la construcción: la “ciudad” migra hacia el oeste y con ella esa nueva clase social emergente: la clase media urbana que se beneficia de consumos nuevos, así como los altos funcionarios del Gobierno incluyendo la jerarquía militar.

Después de 1965, las tierras del Estado serán despilfarradas para servir de base a una expansión desmesurada de la ciudad. Los sectores ligados al Poder aprendieron algo de la guerra del 65 y lo ponen en práctica: desconcentran las instituciones, dispersan las actividades industriales y conectan el Oeste con el Este de la ciudad con inmensas avenidas prefigurando lo que sucede hoy, en 2008; se multiplican los puentes sobre el río Ozama, se incentiva todo tipo de consumos: los supermercados sustituyen los colmados tradicionales, el cine se moderniza, la música se diversifica, se abre a nuevos ritmos, los carros, los graffiti, se revoluciona la cultura tradicional, se inician los flujos migratorios hacia los Estados Unidos, aparecen las remesas y la droga. El régimen amplió su base social, reprimió en los barrios e inició la transformación de Santo Domingo, la que tenemos hoy: el puerto se fue hacia Haina  y con él, los obreros portuarios y. Borojol, su barrio. Se modificó la cabeza del Puente Duarte, se derribó la Clínica Zaiter. Murió Cambumbo y con él, el famoso cabaret  Herminia, de Villa Juana.

Nos quedan los restos de extranjeros valiosos:  Jacques Viau, Capocci, André Riviere. Pero si París, después de 1848,  tuvo un Haussman, Santo Domingo, después de 1965 tuvo a Joaquín Balaguer para lacerar el espacio urbano con avenidas longitudinales que lo dividen en grandes bandas fácilmente controlables por un ejército. París, sin embargo, tiene con el Muro de los Federados y  su Museo de la Revolución una memoria histórica que recuerda que todos sus sacrificios no han sido en vano, a diferencia de Santo Domingo, que no tiene monumento para recordar sus muertos. Le falta el museo de su Revolución de Abril de 1965.

Biografía de Pedro Henríquez Ureña

Pedro Henríquez Ureña

Nació, el 29 de junio de 1884, en la ciudad de Santo Domingo, específicamente en la casa de dos pisos ubicada en la calle Luperón esquina Duarte, en la zona colonial. El domingo 29 de junio de 2008 se cumplirán exactamente 124 años de ese acontecimiento trascendente para la cultura hispánica. Su madre, Salomé Ureña de Henríquez, y su padre, Francisco Henríquez y Carvajal, le iluminaron, de niño, la senda que habría de seguir toda su vida en procura de los más fundamentales valores espirituales, morales e intelectuales.

El ilustre autor de Seis ensayos en busca de nuestra expresión (1928) y de Las corrientes literarias en la América Hispánica (1945, 1949), acumuló saber y divulgó conocimientos, consciente de que la misión más elevada de todo maestro consiste en dar y contribuir con la unidad de los seres humanos, por lo que se oponía a las diferencias raciales y a las actitudes egoístas. Su visión del mundo y de las cosas, su pensamiento todo, lo hacen ver, a 62 años de su fallecimiento, como un ser demasiado adelantado para su época. El mundo de hoy –y, ¿por qué no?, el de mañana, también- necesita de hombres capaces de reconocer que es Pedro Henríquez Ureña un modelo ejemplar de ser humano a imitar: como hijo, como hermano, como amigo, como esposo, como humanista, como maestro y como ciudadano de América.

Los países que visitó y amó lo acogieron como si fuera su legítimo hijo (Cuba, México, Argentina y España, por ejemplo) y ellos sembraron en la mente y en el corazón del insigne humanista dominicano el ideal, la utopía, por una América unida, única, hermanada. Su conducta nunca se distanció de ese ideal, pues su grandeza siempre estuvo cimentada en su condición de hombre íntegro, defensor de sus principios a costa de cualquier sacrificio que le pudieran imponer las azarosas circunstancias que, con frecuencia, hubo de enfrentar, a veces por razones políticas, a veces por razones económicas, a veces por la incomprensión –o la ingratitud- con que, por lo general, son perseguidos los seres con luz como Don Pedro Henríquez Ureña.

En su afán por dar cada vez más de su saber, Pedro murió en la Argentina -en el tren que lo conducía, de Buenos Aires a La Plata, con destino al Colegio Nacional de La Plata- el 11 de mayo de 1946. Su hermano Max, en Hermano y Maestro (1950) describe, con hondo dolor, la forma trágica en que muere, inesperadamente, el hijo que Salomé Ureña habría de confiar al porvenir:

“Apresuradamente se encaminó a la estación del ferrocarril que había de conducirlo a La Plata. Llegó al andén cuando el tren arrancaba, y corrió para alcanzarlo. Logró subir al tren. Un compañero, el profesor Cortina, le hizo seña de que había a su lado un puesto vacío. Cuando iba a ocuparlo, se desplomó sobre el asiento. Inquieto Cortina al oir su respiración afanosa, lo sacudió preguntándole qué le ocurría. Al no obtener respuesta, dio la voz de alarma. Un profesor de medicina que iba en el tren lo examinó y, con gesto de impotencia, diagnosticó la muerte. Así murió Pedro: camino de su cátedra, siempre en función de maestro”.

Finalmente, debemos hacer una rectificación histórica con relación a la fecha de nacimiento de Pedro Henríquez Ureña, la cual se indica erráticamente en dos de las tarjas que, en homenaje a él, han sido colocadas en lugares específicos de la ciudad de Santo Domingo: una en su tumba del Panteón de la Patria y la otra al pie del busto que se encuentra en la parte frontal de la Facultad de Humanidades “Pedro Henríquez Ureña” de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En ambas se dice que Henríquez Ureña nació el 29 de julio de 1884, lo que no es cierto, ya que, conforme al Acta de Bautismo extraído de los archivos del Arzobispado de Santo Domingo, su venida a este mundo terrenal tuvo lugar el 29 de junio de ese mismo año. Fue bautizado el 27 de noviembre, faltándole solamente dos días para cumplir los cinco meses de nacido.

El traslado de sus restos mortales hacia el Panteón de la Patria –no Panteón de la Nación- fue dispuesto mediante el Decreto No. 2140, de fecha 7 de abril de 1972, pero no fue sino hasta el 8 de mayo de 1981 cuando esa disposición fue cumplida, trayéndose dichos restos desde la ciudad de Buenos Aires (Argentina), para lo cual el Gobierno Dominicano creó una comisión que estuvo integrada por el Secretario de Estado de Educación, Bellas Artes y Cultos (SEEBAC), Dr. Andrés Reyes Rodríguez; el Rector de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), Dr. Jaime Viñas Román; y el Lic. Federico Henríquez Gratereaux, pariente del preclaro hombre de letras.

Reposan los restos de Pedro Henríquez Ureña en la misma cripta donde se encuentran los de su eximia madre, Salomé Ureña de Henríquez, como fue su deseo antes de morir. Unidos por el infinito amor que ambos se profesaban, tanto en la vida como en la eternidad.