Guía para tener claras las medidas anti Covid en los colegios

Que las escuelas estén abiertas en este inicio de curso requiere de un esfuerzo colectivo comunitario. Las medidas de seguridad en el centro son importantes, pero no lo único; el comportamiento de las familias en la calle es un elemento fundamental para lograr que se interrumpa la transmisión del coronavirus que ahora mismo está en un índice de riesgo alto. Un ejemplo de ello es cómo alumnos de un instituto de Terrassa (Jaume Cabré) reprueban a los ciudadanos que se saltan las normas con un “por favor, cumple, no queremos que la escuela cierre”.

Para evitarlo, se ha establecido un protocolo de engorrosas medidas que van a afectar a la normalidad escolar y la vida en las aulas y los patios, con la esperanza de que sean temporales y más llevaderas de lo que inicialmente parecen.

 

 

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10/09/2020.- Los niños de cuarto y quinto de Educación Infantil (3 y 4 años), así como los de primero, segundo y tercero de Primaria, y los de Educación Especial, son los primeros en regresar a las aulas, en un proceso que será gradual como los que han dado comienzo esta mañana en el centro compostelano

Para evitar contagios, los centros deben aplicar protocolos de control e higiene. En la imagen, el centro compostelano “López Ferreiro”.  XOÁN REY / EFE

La anécdota de un maestro de otra comunidad autónoma recoge la capacidad de resiliencia de los niños. Pidió a sus alumnos dibujar un autorretrato y una niña levantó la mano rápidamente en busca de una precisión: “¿Con mascarilla o sin mascarilla?”

A continuación se extractan algunas de las medidas que alumnos, profesores y familias habrán de incluir en su cotidianidad y que regirán en este curso de la pandemia que en Catalunya arranca el lunes.

Antes de llegar

Síntomas

Los padres deben llevar a sus hijos sin síntomas compatibles al Covid-19 para evitar que el niño, en caso de que estuviera infectado, pueda contagiar el virus a otros. Esta medida es fundamental para romper las cadenas de transmisión. Si se observan síntomas, hay que llamar al pediatra y seguir sus indicaciones, e informar a la escuela. Previamente, las familias habrán entregado firmado un documento de responsabilidad conforme se comprometen a cumplir con estas medidas.

Y ¿cuáles son los síntomas a los que hay que estar atento? Para los menores de 14 años: fiebre de 37.5º C, tos, dificultad para respirar, vómitos o diarreas, cefalea, malestar y dolor muscular. Mocos y dolor de cuello, sin fiebre, no son síntomas. Para los mayores de 14 años: todo lo anterior además de escalofríos y pérdida del gusto u olfato.

Mochila

En la mochila hay que incluir todo el material escolar necesario, ya que el niño no podrá compartir. Y un botellín de agua, pues no se podrá beber de la fuente. También se recomienda llevar una segunda mascarilla y una bolsa de papel o de plástico para guardarla (para la hora de comer, por ejemplo).

Trayecto

Los ayuntamientos van a “pacificar” las áreas cercanas a los colegios y, en mucho casos, se impedirá el acceso a las instalaciones en coche. Esto es así para evitar aglomeraciones de personas a la entrada. La recomendación es evitar el automóvil y llegar a pie, en bicicleta o en medio de transporte público, por este orden. En todo caso, se pide que solo acompañe al menor un adulto, si es necesario.

Autocar escolar

Todos los niños llevarán mascarilla, incluso se recomienda tapar nariz y boca también a los pequeños, entre 3 y 6 años. A cada niño se le asignará un asiento que no cambiará durante el curso y que respetará las distancias físicas estipuladas. A ser posible, se distribuirán por grupos estables.

Entradas y salidas

Puntualidad

Las escuelas han organizado una escala de horarios de entrada y salida por los accesos de que disponen que aseguran una circulación fluida, tanto a primera hora de la mañana como al finalizar la jornada. Se trata de que los grupos de convivencia entren cada diez minutos. Para que funcione requiere la máxima colaboración de las familias en cuanto a puntualidad.

Temperatura

Los centros tomarán la temperatura a los niños antes de entrar. No obstante, en caso de que la toma de temperatura provoque colas o aglomeraciones para entrar, pueden optar por dejar esta acción para cuando los menores están ya en el aula.

Dentro del centro

Mascarillas

Las mascarillas son obligatorias para todas las edades (a excepción de las clases de infantil) cuando se circule por el centro. En el aula, podrán retirársela solamente los menores de 12 años que estarán constituidos en grupos de convivencia estable. Si el estado de la pandemia presenta un alto riesgo de contagio, como es el caso actual, los alumnos de primaria también deberán ponérsela dentro del aula. Los profesores llevarán mascarilla, a excepción de cuando sea necesario retirarla por motivos pedagógicos. Se recomienda que se vigile el buen estado de la mascarilla y que cumpla con la normativa UNE.

Foto a un aula de grandes dimensiones de un instituto de Terrassa, Joan Marqués i Casals, la directora es Maribel Tarrés. Este aula está dividida por muebles como sofás y armarios, así pueden dar clases a varios grupos burbujas a la vez - foto: Montse Giralt

De momento, los alumnos –en la foto algunos del instituto Joan Marqués i Casals de Terrassa– deberán mantener las mascarillas puestas en las aulas – Montse Giralt

Acogida matinal

Durante los servicios de acogida los niños permanecerán separados a una distancia de 1,5 metros, pues pertenecen a grupos estables distintos.

Grupos estables

Todos los alumnos se dividen en grupos de convivencia estable y estancos, también llamados “grupos burbuja”, diseñados así con una finalidad de prevención y para facilitar la tarea de trazabilidad de casos y contactos. En estos grupos no se establece una superficie de seguridad mínima equivalente a un radio de 2,5 metros cuadrados, como en oficinas y otros espacios. Aunque los estudiantes deben estar a un metro de distancia unos de otros.

Los grupos son de menos de 20 niños para infantil y primaria (salvo excepciones, y a discreción de la administración), 30 para los de ESO y 32 para Bachillerato y Formación Profesional. Si bien no hay medidas de distancia entre los miembros de un grupo estable, si la hay con la del resto de grupos. Cualquier alumno debe mantenerse a una distancia de 1,5 metros de cualquier otra persona que no pertenezca a su grupo.

Higiene de manos

Junto a la mascarilla, el lavado frecuente de manos es clave para impedir la transmisión del virus. Los alumnos se lavarán las manos (el proceso más efectivo para eliminar el virus) o se aplicarán gel hidroalcóholico cada vez que entren y salgan del aula, antes y después de ir al baño, antes y después de comer e ir al patio. Como mínimo se lavarán 5 veces al día.

Limpieza

Las escuelas convivirán con profesionales de la limpieza que atenderán especialmente las áreas de mayor uso, como los baños, pomos de puertas, barandillas, mesas y otros. Durante la jornada se ventilará con frecuencia el aula (10 minutos cada hora) si las ventanas no pueden permanecer abiertas, como se recomienda. Las calefacciones y aires acondicionados deben tener unos filtros especiales. Al finalizar la jornada, se desinfectará toda la instalación.

Patios

En los patios y durante el recreo no podrán coincidir grupos estables diferentes o, en caso de que sea inevitable, deberán mantener las distancias. Los juegos deportivos de equipo no son recomendables pero sí la actividad física individual o distante de otros alumnos.

Comedor

Los grupos estables pueden comer juntos y sin separación entre ellos. Pero si en la mesa hay alumnos de otros grupos, deben estar separados por al menos una silla. Para evitar aglomeraciones se comerá por turnos o en el mismo aula. Entre turno y turno hay que limpiar, desinfectar y ventilar. La comida se sirve en platos individuales, evitando compartir (no habrá ensaladas en fuente, ni aceiteras ni cestas de pan). Puede haber jarra de agua si la sirve un adulto. La cocina permanecerá abierta aunque el centro cierre, para dar servicio a los niños con ayudas de comedor.

Un agente de la Policía Local de València a las puertas de un colegioPOLICÍA LOCAL DE VALÈNCIA 07/09/2020

La recomendación generalizada es acudir al colegio a pie y que solo un adulto acompañe al alumno, para evitar aglomeraciones -EP

Excursiones y colonias

No se plantea ninguna objeción para que los niños realicen excursiones o vayan de colonias siempre que se atengan a las normas de prevención sanitarias (mascarilla y distancia), con grupo estables y priorizando actividades al aire libre.

Extraescolares

Las medidas relacionadas con las actividades extraescolares podrían definirse en próximos días. Los niños rompen con sus grupos estables al realizar otras actividades dentro o fuera del centro escolar. Si se rompe la lógica de la burbuja hay que mantener distancias (y, en algunos casos, mascarilla). Esto resulta difícil en deportes de equipo. Las familias de cada deporte cuentan con especificaciones en función de sus características.

Alumnos vulnerables

La Societat Catalana de Pediatría ha elaborado una serie de recomendaciones de las distintas especialidades sobre la escolarización de niños con enfermedades crónicas. El pediatra valorará el posible riesgo del niño, y decidirá, junto con la escuela y los padres, la posibilidad de no asistir de forma presencial. El niño recibirá entonces una atención educativa personalizada.

Posible contagio

Sospecha de un caso en clase

Si el tutor sospecha que uno de los niños de la clase presenta síntomas compatibles con la Covid-19 le acompañará a una sala que el centro reserva para estos casos, y que estará bien ventilada. Se alertará al gestor Covid-19 del colegio (todos los centros tienen un responsable que se coordina con el CAP de la escuela). Y se llamará a la familia. El pediatra, si así lo decide, pedirá una PCR. La Conselleria de Salut se ha comprometido a tener resultados en 24 o 48 horas. E indicará el aislamiento de la familia y contactos estrechos. El resto del grupo burbuja seguirá las clases con normalidad, hasta conocer el resultado. Si el médico es privado deberá alertar al Servicio de Vigilancia Epidemiológica de referencia.

Un positivo confirmado

En caso de una PCR positiva, todo el grupo estable, incluido el profesor, se someterá a la prueba PCR para ver si ha habido contagio. Se realizará en el mismo centro educativo, y se irán a casa (solo ese grupo, no el resto del colegio). Independientemente del resultado, permanecerán aislados durante 14 días, en los que recibirán atención educativa a distancia. El gestor Covid-19 registrará todos los contactos estrechos de los positivos durante los dos días previos a la aparición de los síntomas.

Dos positivos en el colegio

Si se detectan alumnos ( o profesores) de grupos distintos de convivencia con PCR positivas confirmadas, y están en un mismo espacio (un edificio, un turno, un ala de un edificio…) todo el grupo estable tiene consideración de contacto estrecho. Podría valorarse la posibilidad de enviar a hacer cuarentena a todas las personas que habitan en ese edificio, con vigilancia de nuevos casos. Se interrumpirá la actividad presencial durante 14 días.

Dos positivos en dos edificios

En caso de dos o más positivos de grupos burbuja distintos, y que se encuentran en dos edificios distintos, se suspende la actividad lectiva durante 14 días y los grupos estables, como contactos estrechos, se les realizará PCR.

Test masivos

Por otra parte, se han anunciado cribados masivos en 50 centros escolares para detectar casos asintomáticos. Salut se reserva el criterio de selección de los centros en su búsqueda activa de portadores del virus.

Fuente: lavanguardia.com

Algunas Actividades para los primeros días de clases

Para muchos docentes el primer día de clases puede ser difícil de sobrellevar. Y como ya sabemos, no todos nacemos sabiendo, por lo tanto, podemos sentir dudas, miedos, incertidumbre.

Para algunos maestros será la primera vez como docentes en un aula; otros contarán con la experiencia, aunque con grupos nuevos de trabajo; y otros tendrán que enfrentarse a padres, niños y familias que recién comienza el camino por el Jardín de Infantes.

Es importante, por sobre todo, tener las ideas claras y los objetivos ya marcados en nuestra mente, para luego, transmitírselos a los padres y niños.

Sin embargo, aunque todo parezca resuelto en nuestra cabeza, siempre quedan dudas y cosas dando vueltas y nos preguntamos ¿qué hacemos el primer día de clases? ¿Deseamos algo innovador? ¿Juegos que no se repitan? ¿Actividades creativas? ¿O juegos simples? (que sabemos que nunca fallan).

Estas y cientos de preguntas más nos hacemos los docentes a la hora de enfrentar el nuevo comienzo de ciclo.

Podremos tener en cuenta las siguientes actividades e ideas para realizar el primer día de clases con nuestro nuevo grupo.

Consejos para el primer día de clases

* Dar la bienvenida a cada niño (llamarlo por el nombre si lo saben).
* Guardar y colgar sus pertenencias.
* Indicar que elija un lugar para sentarse.
* Presentarse frente a las familias y niños.
* Realizar actividades grupales durante los primeros días de clases.
* Ser cariñosa con los niños, simpática y agradable.
* Realizar actividades lúcidas y relacionadas con las expresiones.
* Brindar contención a los niños que más la necesiten.
* Utilizar recursos que llamen la atención (títeres, cuentos, adivinanzas, juegos al aire libre, etc).
* Dar un presente a los niños.

Actividades para los primeros días de clases

Juego de conocimiento
· Objetivo del juego: conocer los nombres y gustos de tus alumnos.
· Inicio: todos los niños sentados en ronda.
· Desarrollo: Antes de empezar la docente dice su nombre y algunos de sus gustos. Luego comienza el juego pasando una pelota y cantando una canción entre todos. Cuando la docente dice «STOP» el niño/a que se queda con la pelota se presenta diciendo su nombre.

Juego de presentación
· Objetivo: conocer los nombres de los alumnos
· Inicio: sentados
· Desarrollo: utilizando un títere y cambiando la voz, la docente irá preguntando uno por uno los nombres de los niños.

Juego de vínculo entre compañeros
· Objetivo: conocerse entre los niños.
· Desarrollo: un niño hace una pose o una cara y otro niño se para enfrente para imitarlo -como si fuera un espejo.

Más ideas y juegos

* Enseñar canciones, leer cuentos y adivinanzas.
* Jugar a «Simón dice» o al «teléfono descompuesto».
* Construir, entre todos, la mascota de la clase y ponerle un nombre. Luego, cada niño se la podrá llevar a su casa una vez por semana.
* Realizar un recorrido por la institución. Podemos contar con algún títere o gusanito «viajero» (realizado con sogas), para que los niños se tomen de ahí y vayan siguiendo el camino. O bien, marcar previamente el camino a seguir en el piso (con flechas, círculos, formas).
* Realizar un mural con fotos de los niños.
* Jugar a la búsqueda del tesoro por el jardín.
* Bailar al compás de la música.
* Jugar a la carrera de obstáculos.
* Realizar una actividad plástica (con crayones, plastilina, fibras).
* Entregar a los papás y niños una hoja y crayones con la consigna de que dibujen a su familia. Luego, colocar el nombre de cada niño en el dibujo y colgarlos en la sala.
* Crear un mural con las normas y rutinas del aula.
* Permitir llevar juguetes favoritos para jugar en el patio o en un momento del día.
* Dramatizar un cuento (la docente será la protagonista para dar más confianza).
* Realizar un gorro de papel de diario, un collar o disfraz y entregárselo a cada niño diciendo su nombre.
* Presentar a los niños al personal de la institución.
* Realizar un rompecabezas gigante entre todos.
* Jugar al veo-veo para afianzarse con los recursos del aula.
* Confeccionar las etiquetas y rótulos de los objetos de la sala.

Fuente: https://www.orientacionandujar.es

La primera semana de clases

Por Evelyn Silva

El regreso a la escuela siempre es esperado por estudiantes y maestros con mucha expectativa. Con el inicio del curso escolar no solo comienza un año de aprendizaje académico sino también nueve meses de crecimiento profesional.

La primera semana de clase es un gran reto para todos, estudiantes y maestros. Primeramente, tenemos que acostumbrarnos a los horarios escolares y retomar la jornada educativa y laboral que ha sido puesta en pausa desde el mes de junio. Para los educadores, la semana anterior al comienzo del curso, es necesario ejercitar la rutina laboral y aunque muchas veces sentimos que no nos alcanza el tiempo debido a las reuniones y la preparación del salón de clases, esos días son una práctica excelente que anticipa lo que vendrá con el curso escolar.

Entre actividades administrativas y organizativas, debemos encontrar el tiempo para decorar las aulas, actualizar los planes de clase y los portales electrónicos, hacer las copias del material de trabajo y reencontrarnos con los compañeros de trabajo. Sin dudas, es una semana muy agitada pero muy necesaria ya que nos prepara para la primera semana de clases.

Durante la primera semana de clases, siempre intenta llegar temprano a la escuela para evitar el tránsito vehicular que se aglomera alrededor de los recintos escolares. Estacionar y caminar hasta el salón con calma y sin apuro, es una buena manera de comenzar el día. Luego llegan los estudiantes, los nuevos y los viejos. Los primeros, entran al aula con esa carita de susto y desconcierto que enternece; los segundos, vienen llenos de energía, deseosos de contarle al mundo sus aventuras veraniegas mientras tú, nervioso como los primeros, intentas prestarles atención al tiempo que piensas en la clase que está por comenzar.

Y sí, ese día es una aventura. Presentarte, establecer las reglas de clase, explicar el material y tratar de aprenderte los nombres de los nuevos estudiantes parece una meta interminable. Ese día dura una eternidad y cuando suena el timbre del último periodo de clase no puedes creer que ya han terminado esas 8 horas para las cuales te has estado preparando por toda una semana. Las rutinas diarias quedan establecidas desde el primer día y es importante dejarle saber a los estudiantes qué es lo que esperamos de ellos.

De ahí en adelante, la semana fluye entre actividades diarias y clases que van y vienen. Para el viernes, ya esas caritas desconcertadas están más alegres y menos confundidas. Nosotros los maestros, aunque estamos cansados, ya nos hemos adaptado nuevamente al trajín diario y debemos relajarnos para poder disfrutar de esta maravillas profesión.

El inicio del curso escolar pasa muy pronto y poco a poco estaremos todos estaremos más sosegados. Siempre he pensado que lo más importante durante la primera semana de clases es transmitirles a los estudiantes una buena energía y dejar que el espíritu de cooperación y aprendizaje se apodere de nuestro ambiente trabajo. Nuestras aulas serán nuestra casa por todo el año escolar y por ende, en ella debe reina la calma, la disciplina, el respeto y el deseo de aprender cada día un poquito más.

Fuente: https://vhlblog.vistahigherlearning.com/

El manejo emocional en el regreso a clases

Los Directores deben crear un espacio virtual para que su comunidad escolar exprese sus emociones

El inicio del nuevo ciclo escolar a distancia y en confinamiento ha generado incertidumbre en docentes, estudiantes y padres de familia, por lo que una de las tareas vitales de los directivos y líderes educativos es lograr un adecuado manejo emocional para el regreso a clases, mediante procedimientos de contención que tranquilicen a la comunidad y estimulen su confianza.

La crisis

La maestra Vicencio partió definiendo en general una crisis, como la reacción conductual, emocional, biológica y cognitiva de una persona, ante un evento desencadenante que genera un estado temporal de desorganización y de trastorno, con manifestaciones de malestar y tensión.

Ante una crisis, nuestros objetivos se ven amenazados, lo que pensamos que íbamos a hacer, o que ya habíamos logrado, se altera, y ya no es posible que sigamos con nuestros planes. Tenemos incertidumbre, angustia, nos sentimos desorganizados e inseguros.

Enfrentar una crisis de salud como la actual no ha sido cosa fácil, nos hemos sentido mal, angustiados y preocupados, pero podríamos enfrentar esta situación de dos maneras: por un lado, quedándonos parados y quizá hasta retrocediendo: “Me siento tan mal, tan impotente, tan frustrado que ya no sé para dónde ir”.

Pero, por otro lado, la situación también nos planteó la posibilidad de ir hacia adelante y salir mucho más fortalecido. Lo que yo quiero que entendamos en esta charla, insistió la Maestra Vicencio, es por qué a veces somos capaces de salir adelante, empoderarnos y avanzar, y en otras ocasiones nos quedamos estáticos o quizá también retrocedemos.

El manejo emocional en el regreso a clases

La crisis fue repentina: aunque nos dijeron que íbamos a tener que cerrar las escuelas y nos preparamos como pudimos, la verdad es que nadie se imaginó que íbamos a permanecer tantas semanas confinados en nuestras casas, con las escuelas cerradas y los docentes a distancia.

En el ámbito de la educación, hemos vivido situaciones muy inesperadas que hemos tenido que resolver de manera urgente. Muchos logramos terminar bien el año escolar, pero cuando nos dimos cuenta que iniciaríamos las clases otra vez en línea, muchos docentes, estudiantes y padres de familia se sintieron frustrados y hasta desesperados.

Algunas de las emociones que sentimos en este proceso son angustia, ansiedad, irritabilidad, enojo e incomodidad sin saber bien por qué. Hay gente que reacciona de manera agresiva y otra que puede quedarse muy pasiva, sin participar, sin querer comunicarse porque está saturada de cosas. Al final, todos, de una u otra manera, sentimos miedo, y esto tiene que ver con nuestra salud mental y emocional.

¿Qué puedo hacer yo como Director, como guía de mi comunidad educativa para ayudar a manejar esas emociones? ¿Cómo podemos ser líderes efectivos y cercanos en una situación así? ¿Cómo podemos contener la emocionalidad de nuestros colaboradores, de los padres de familia y muchas veces también de los alumnos?, se preguntó la maestra Ma. Cecilia Vicencio.

 La contención emocional

Contención emocional es todo lo que hagamos, los procedimientos y acercamientos, para que la persona que se siente preocupada o inquieta se tranquilice. Para que vuelva a adquirir la confianza en sí misma y que pueda ir retomando su capacidad de resolver la situación que enfrenta.

La maestra Vicencio habló de algunos procedimientos para tranquilizar y estimular la confianza de la persona afectada por una crisis emocional, el apoyo primario para reestablecer su estabilidad, así como las alternativas para la expresión de sus sentimientos y las rutas para solucionar problemas.

Pero algo muy importante es que como directores, continuó, no vamos a resolver los problemas que las personas de nuestra comunidad educativa tienen que resolver, sino que vamos a ayudar a que tomen su centro para que sean capaces de resolver lo que necesitan enfrentar. Vamos a sostener a las personas a través del acompañamiento para que sean capaces de enfrentar esta crisis.

 ¿Cómo ser una autoridad cercana?

Como directores tenemos ahora el doble reto de que no podemos estar físicamente cerca de nuestra comunidad escolar, ¿cómo haremos entonces para mantenernos cercanos de los otros a través de una pantalla?

Una herramienta comunicativa para acercarnos virtualmente es la escucha activa, donde yo tengo que ser un muy buen oyente, pero también debo saber hacer las preguntas adecuadas para tener una relación cercana con mis colaboradores.

Por otro lado, está la empatía, esta gran capacidad de ponerse en los zapatos del otro, de poder sentir lo que el otro está sintiendo, sin juzgarlo, sin criticarlo, poder entender desde dónde está y ayudarlo a salir adelante. La pedagoga del IIDEAC propuso algunas otras estrategias para los directores escolares.

1. Promover la expresión de emociones

Recordemos que es responsabilidad del director trabajar con todo el personal escolar: intendentes, administrativos, docentes, estudiantes y, además, con los padres de familia.

El reto es ser una autoridad cercana, aunque a distancia. Si no podemos ir a nuestra escuela, si no podemos tener una junta presencial con los maestros ni los papás, ¿qué podemos hacer para que nos perciban de una manera cercana?

Como directores, podemos crear un espacio seguro para la expresión de emociones. Ante la imposibilidad del acercamiento físico, lo primero es crear un espacio virtual y de tiempo, donde quede claro a la comunidad docente que se puede hablar de sentimientos, que tanto colaboradores como papás sepan que se pueden acercar al director y podemos hablar en ese nivel de comunicación:

“Oye ¿cómo te sientes?, ¿cómo estás?, ¿cómo están tus hijos?, ¿cómo sigue tu cuñada?”. Ese tipo de cosas que nos hacen ser cercanos y que deja claro que podemos hablar en una cercanía más estrecha.

2. Sé una presencia efectiva

La distancia social profundiza el sentimiento de soledad. Hablamos con pocas personas, estamos lejos y eso profundiza ese sentimiento. Como director puedes promover el sentido de pertenencia en la escuela: a pesar de estar a distancia, todos somos de este colegio y, por lo tanto, todos queremos esto, tenemos este lema, metas comunes.

Amalgamar a la comunidad con elementos de unión que los hagan sentir orgullo de pertenecer a esa escuela, es una acción práctica de gran utilidad para el acompañamiento.

3. Haz preguntas significativas

Conecta con empatía y comprensión, sabiendo que estamos en un momento difícil para todos por el trabajo y con los hijos en casa. Si hacemos preguntas significativas que nos acerquen a la gente con la que trabajamos, se establecerá un vínculo real más profundo.

¿Cómo está tu familia? De lo que has logrado, ¿qué te hace sentir orgulloso? ¿Qué has aprendido en esta pandemia? (Tejer, hornear, usar Zoom, etcétera).

4. Escucha activamente

Estamos viendo una pantalla, pero detrás hay personas que debemos escuchar y con las que debemos tratar de tener un contacto visual, si bien indirecto, siempre emocional. Debemos también estar atentos al lenguaje corporal de los demás (está nervioso, distraído, concentrado), e identificar ese lenguaje en canales a distancia y videollamadas.

Hazte presente para escuchar, conversar y parafrasear los comentarios de los demás, utiliza un lenguaje no verbal que demuestre tu genuino interés y evita juicios y consejos (no criticar, dar oportunidad a la gente de expresarse sin juicios e incluso cambiando prejuicios, ideas y conceptos propios).

 Con los estudiantes

Es de fundamental importancia implementar programas de aprendizaje socioemocional. Crear espacios para manifestar emociones, donde los chicos puedan hablar del manejo de éstas y de cómo las están gestionando. Pero debe ser un espacio pensado, bien planeado, con un programa, horario definido, un objetivo concreto, metas y contenidos claros.

Debemos tener en cuenta que ya habrá la nueva materia de bienestar y salud, y que esto es muy importante, pues será un espacio en la currícula oficial donde se podrá trabajar en cuestiones emocionales y de salud importantes para los niños, niñas y jóvenes estudiantes.

Hay que caminar en el autoconocimiento, reconocer sus propias emociones, identificar los valores personales e institucionales, practicar actitudes positivas como la empatía, la compasión y la inclusión. Esto es un reto, sobre todo en las clases virtuales, donde tenemos que generar un espacio de ayuda mutua, empatía, comprensión y compasión.

También es importante nombrar las emociones: “esto que hacemos es ser compasivos con el otro. Veo que tiene una necesidad y se preocupa, y yo voy a ayudarlo”. Nombrar las emociones para que los niños sepan que lo que están haciendo es valioso e importante y queremos que lo sigan haciendo.

Que los chicos amplíen su vocabulario y enriquezcan su lenguaje emocional, que reconozcan sus emociones y puedan nombrarlas: “me siento triste, frustrado, apartado de mis amigos, preocupado, impotente, cansado”, será ya un gran paso en la tarea de contención emocional para los meses de clases a distancia que vienen.

Fuente: pinion.education

Pediatras recomiendan medidas preventivas de salud ante el regreso a clases

La Sociedad Dominicana de Pediatría emite algunas recomendaciones, tanto a las autoridades como a las familias, frente a los preparativos para la reapertura presencial escolar, a fin de mantener la salud  de los niños y niñas en este contexto de pandemia.

Entre esas recomendaciones está el completar el esquema de vacunación y disponer de recursos de higiene en los recintos académicos, para mitigar y evitar contagios.

La sociedad médica especializada destacó que no todos los territorios y demarcaciones educativas están en las mismas condiciones ni presentan el mismo nivel de riesgo ante la enfermedad. Por eso, consideran prioritario tomar en cuenta una serie de recomendaciones antes de abrir las escuelas.

“Se debe tener conocimiento del contexto de transmisión local y contar con planes de seguridad, garantizar los recursos, las políticas y la infraestructura necesaria para proteger la salud de los niños y adolescentes”, explica la doctora Luz Herrera, presidenta de esta sociedad especializada.

Añadió que la apertura del año escolar es un gran desafío que tienen las autoridades en vista que los patrones de contagio de la enfermedad del COVID -19 responden al contacto directo de personas expuestas al virus, su expresión también es territorial.

La Sociedad Dominicana de Pediatría aconseja a las autoridades del Ministerio de Educación prepararse para abordar las necesidades de salud mental de los estudiantes y recomienda que todos los niños  desde los 12 años o más se vacunen contra COVID -19, hagan  uso de mascarillas en los mayores de dos años; y se garanticen los medios  para un apropiado lavado de manos, ventilación y desinfección de las aulas, para mayor seguridad de la salud de la  población infantil y de los adolescentes.

“Es  importante hacer énfasis en el uso de mascarillas para todos, porque una parte significativa de la población de los estudiantes todavía no es elegible para recibir vacunas, y se ha comprobado que el uso de mascarilla reduce la transmisión del virus y protege a quienes no están vacunados, de acuerdo con informaciones publicadas por la Academia Americana de Pediatría (AAP)”, destacó la especialista.

Se recomienda, además, monitorear el estado de vacunación de los estudiantes, maestros y personal de apoyo, la disponibilidad y el acceso de las pruebas de COVID-19, estrecha comunicación entre los distritos escolares y las autoridades locales y nacionales de salud pública.

Los pediatras hacen un llamado a las familias para poner al día los esquemas de vacunas de sus hijos que pudieron   quedar rezagados como consecuencia de esta pandemia y de esta forma evitar brotes de otras enfermedades prevenibles por vacunación.

Fuente: listindiario.com

Actividad de integración para el inicio del año escolar

Tema: Nos conocemos

Actividad: Presentación del docente y los alumnos (Actividad de integración)

Descripción: El objetivo de esta actividad es conocer y reconocer el nombre de los alumnos que integrarán tu nuevo grupo de trabajo.

Es muy importante y significativo que inicies presentándote ante los alumnos con tu nombre completo y con la forma como quieres que te llamen.

Platícales un poco acerca de tu persona, tus gustos, tus actividades fuera de las horas de trabajo; qué despertó en ti la vocación de docente y cuál es tu experiencia laboral.

De manera general preséntales tu forma de trabajo y los éxitos que esperas alcanzar este año.

Muestra siempre una actitud positiva y motivadora para que esta sea la manera de trabajar durante todo el año.

Una vez terminada tu presentación, pide a los alumnos que se presenten uno a uno diciendo su nombre completo, sus gustos y cómo les gusta que los llamen.

Juego

Inicia diciendo tu nombre; el alumno que selecciones dirá tu nombre y el de él, el siguiente dirá tu nombre, el del primer compañero y el de él y así sucesivamente hasta terminar con todos los alumnos.

Cierra pidiendo a todos los alumnos que hagan una gesto de abrazo a distancia y aplaudan.

Tiempo: 1 hora

Manualidades con materiales reciclados para decorar el aula en Navidad

¡Ya llega la Navidad, una época llena de magia e ilusión! Sin embargo, también son días en los que se consume de más y se despilfarra. Por ello, es importante que desde las escuelas y desde casa, no solo se eduque en un consumo responsable, sino que también que se demuestre cómo podemos llevar a cabo este objetivo sostenible. ¡Una gran idea es empezar por la decoración de nuestras aulas o casas!

Decorar el aula conjuntamente con los alumnos tiene grandes beneficios, entre ellos la mejora de la autoestima y la pertenencia al grupo, ya que son los propios estudiantes los que preparan el aula. ¡Dedica algunas horas para crear un ambiente navideño y celebra esta festividad con alegría pero también con responsabilidad! ¿Te animas?

Para ambientar la clase no hace falta comprar nada, simplemente desarrollar tu creatividad y la de tu alumnado y observar, recoger y adaptar todos los materiales que se encuentran al alcance de los niños y niñas y que les puedan ayudar a crear sus grandes diseños. ¡Seguro que se te ocurrirán mil ideas, pero nosotros te damos algunas más! ¡Empezamos!

Manualidades con materiales reciclados para decorar el aula

Esta época es genial para salir de excursión al campo con la familia y recoger piñas, troncos, hojas… ¡Todos estos materiales naturales serán súper útiles para decorar el aula!

  • Árbol de Navidad: troncos, pompones de lana, cartón, papel, piñas…¡qué infinidad de materiales existen para poder crear árboles de Navidad! Y es que con un poco de creatividad, puedes crear árboles espectaculares. ¿Cuál vas a hacer en tu clase?
  • Estrellas de Navidad: puedes formar estrellas de muchas maneras con distintos materiales reciclados o cotidianos como la lana, el papel, la pasta (macarrones, pistones, espirales…), etc., tanto para colgar en el árbol de Navidad como para decorar las paredes del aula.
  • Guirnaldas: ¡No puede faltar las guirnaldas en tu clase! Para ello, coge unas tijeras, hilo, pintura, papel, cartón, piñas o palos y empieza a crear. Las guirnaldas son una manualidad fácil y que tiene un gran impacto visual!
  • Muñecos de nieve: ¡Todos tenemos algún calcetín desparejado en casa, alguna caja de cartón que no utilizamos o alguna botella de plástico vacía! Pues con estos materiales, ¡ya puedes hacer tu muñeco de nieve personalizado!
  • Coronas navideñas: ¡Las coronas navideñas son una decoración esencial en todas las puertas de casa…¿Por qué no las ponemos también en las puertas del aula? ¡Puede ser un gran trabajo grupal en el que todos los alumnos y alumnas deben ponerse de acuerdo en el diseño final!
  • Luces navideñas: No pretenderás hacer un árbol de Navidad sin luces, ¿no? ¡Las luces de Navidad son clave para decorar el aula y darle un toque de luz y color! Así pues, aprovecha todo aquello que encuentres en casa como cápsulas de café, vasos de plástico o hueveras. ¡Una manualidad muy sencilla que da mucha vida al aula!
  • Papiroflexia: La técnica del origami requiere paciencia, exactitud y mucha destreza. Así que para aquellos que se atrevan a hacer sus diseños en papel, aquí tienen algunas ideas geniales.
  • Tarjetas navideñas: ¡A las familias les encanta que sus hijos e hijas les regalen algún detalle hecho por ellos mismos! ¿Qué mejor que unas tarjetas personalizadas con un bonito mensaje? ¡Una gran actividad para desarrollar la creatividad e imaginación de tu alumnado!

Fuente: http://blog.tiching.com/

7 dinámicas para formar grupos dentro del aula

En otras ocasiones ya hemos comentado la importancia de trabajar en equipo o los beneficios del aprendizaje cooperativo. Sin embargo, esta vez queremos proponerte algunas dinámicas para formar grupos dentro del aula. ¿Te apetece descubrirlas? ¡Adelante, sigue leyendo!

¿Cuántas veces has pedido a la clase que hicieran equipos y se han juntado con las personas más afines, con sus amigos? A veces está muy bien que trabajen juntos, pero en la vida no siempre van a trabajar con aquellas personas con las que mejor se llevan y por ello deben aprender a cooperar con otros compañeros y compañeros con los que no están tan habituados y que tienen distintas capacidades y ritmos de aprendizaje.

Así pues, durante todo el curso debes promover distintos tipos de agrupaciones, ya sean homogéneas o heterogéneas. Estás últimas pueden ser las más enriquecedoras, ya que mezclan diferentes personas del grupo clase con las cuales deberán complementarse para conseguir un objetivo común.

Para crear grupos heterogéneos es muy importante tu rol como docente, ya que eres la persona que conoce las diferentes características de todos los alumnos y alumnas. La formación más conocida es el grupo de base que consiste en agrupar aquellos que necesitan más ayuda, los que son capaces de ayudar a los demás, los que tienen la capacidad de ser líderes, los que tienen un papel más pasivo, etc. Pero si lo que quieres es crear equipos de manera espontánea, no te pierdas estas dinámicas:

7 dinámicas para formar grupos

  1. Los abrazos: Esta dinámica consiste en dejar a los alumnos y alumnas que se distribuyan por el espacio mientras la música suena. Cuando la música pare, tienes que decir un número al azar y los alumnos se deben agrupar con las personas que tengan alrededor. En la última ronda, debes decir el número de participantes que quieres que tenga cada grupo, así cuando se hayan juntado, esos serán los grupos que se conformarán para la actividad posterior. ¡Existen muchas variaciones de este juego y muy divertidas!
  2. Busca tu otra mitad: Para esta actividad necesitarás tener preparadas unas tarjetas con sinónimos y antónimos, refranes partidos en dos, conceptos y definiciones, operaciones y resultados, etc. Los alumnos deberán juntarse con su pareja correspondiente. Si quieres que el grupo sea más grande, sigue la dinámica y agrúpalos proponiendo categorías más generales. ¡Con esta dinámica puedes aprovechar para trabajar algún contenido relacionado con la materia!
  3. Post-it-cionate: Esta dinámica consiste en enganchar en las paredes del aula tantos números de post-it como grupos quieras formar. En cada post-it debes escribir una temática y los alumnos y alumnas deberán buscar aquel tema que les llama más la atención. Posteriormente, puedes desarrollar la técnica cooperativa del puzzle o rompecabezas o un proyecto de clase en el cual cada grupo tenga una función, entre otras ideas.
  4. Las cartas: Para esta actividad necesitarás una baraja de cartas que deberás preparar previamente según el número de alumnos y alumnas en el aula. Seguidamente, reparte al alumnado una carta boca abajo que deberán descubrir todos a la vez y luego juntarse sin hablar con sus compañeros/as siguiendo un mismo patrón (quizá se juntan por objetos, por números, por colores…).
  5. Los números: Todos conocemos la dinámica de numerar a los alumnos para luego juntarse. ¡Pero te proponemos una variación! Esta consiste en numerar a los alumnos del 1 al 9. Posteriormente, debes decir un número de 4 cifras, si quieres que el grupo sea de 4 componentes: 8243. Así pues se deberán juntar aquellos alumnos con los números 8, 2, 4, y 3. Si dos o más alumnos tienen el mismo número, se juntará con el grupo el que sea más pequeño de edad (puedes poner cualquier otra característica).
  6. La granja: Para poner en práctica esta actividad es necesario preparar unas tarjetas donde aparezcan los nombres de diferentes animales. Deberás repartirlas a los alumnos y alumnas y estos con los ojos cerrados deberán empezar a hacer el ruido de cada animal hasta juntarse con otros compañeros o compañeras que emitan la mismo onomatopeya.
  7. Mi favorito: ¿Cuál es tu comida favorita? ¿Cuál es tu color favorito? ¿Cuál es el mes de tu cumpleaños? ¡Para desarrollar esta dinámica deberás lanzar preguntas para que los alumnos y alumnas se junten según sus gustos. ¡Cuando se formen aquellos grupos que creas adecuados, puedes acabar el juego!

¡Estas dinámicas permiten que como docente puedas planear previamente los grupos que quieres formar sin que tus alumnos y alumnas se den cuenta! ¿Te animas a compartir las dinámicas para formar grupos que pones en práctica en clase?

Fuente: http://blog.tiching.com/

3 profesores que están innovando con sus clases de Matemática

Con videojuegos, canciones y videos informativos, estos docentes reinventaron sus clases de Matemática para generar aprendizajes significativos.

Innovar es una necesidad al educar, sobre todo bajo el contexto de pandemia. Para lograr el desarrollo de competencias y habilidades en los/as estudiantes, se debe apelar a que ellos/as mismos/as se involucren en su aprendizaje.

En materias como Matemática, es clave innovar para generar un aprendizaje significativo

Gracias a la indagación de nuevas ideas, estos docentes dieron soluciones a problemas, cambiaron contextos y la práctica tradicional de la enseñanza. Con la finalidad de que sus estudiantes sean personas más críticas, analíticas y reflexivas:

1. Fabiola Bolaños:

Esta profesora de matemática fue finalista del Global Teacher Prize Chile en 2016 y se desempeña como profesora de matemática en el Liceo Bicentenario Colegio Cardenal Raúl Silva Henríquez. Actualmente, el liceo cuenta con un 94,4% de vulnerabilidad. Ubicado en la región de Arica y Parinacota, en el sector norte de la ciudad.

El objetivo de esta profesora es enseñar y concientizar a la comunidad ariqueña con un video, realizado en conjunto con sus estudiantes.

Esta profesora ocupó el contenido curricular: “Crecimiento y decrecimiento de cantidades”, para relacionarlo con la crisis que ha definido el año 2020, la pandemia por Covid-19. Así, lograron relacionar –en equipo– la expansión alarmante que puede existir con el contagio si no hay un cuidado de por medio, con la matemática.

La profesora decidió aplicar la asignatura a problemas de la vida diaria, para que sus estudiantes, a través del aprendizaje significativo, pudieran entender el mundo que los rodea. Esta docente, a través de esta iniciativa, crea capacidades, habilidades y competencias para que sus estudiantes afronten la situación; al contextualizar la matemática con el Covid-19.

2. Javier Domínguez:

Un profesor que une la matemática, la música y aplica la teoría de las inteligencias múltiples. Trabaja en el Colegio Miraflores de Ourense, en Galicia, España. Junto a sus estudiantes han cantado sobre números, pusieron ritmo a los polígonos y grabaron un disco solidario cuyos beneficios fueron destinados a la Cruz Roja.

Este proyecto se llamó “Matemática solidaria”; el objetivo principal del proyecto era aprender geometría, los decimales y los sistemas de medida de otra forma. Además, enriquecieron su cultura musical ya que las canciones –que profesor y alumnos preparaban– fueron versiones de éxitos de las décadas de 1980 y 1990.

Por otro lado, la innovación también se presenta en la formación de valores con Matemática: aprendieron la importancia de ayudar a otros/as y entre ellos/as, trabajar en equipo, ser solidarios/as y esforzarse por los demás.

El recorrido a lo largo de los meses se plasmó en varios videos del grupo, bautizado como Os Pequepouchas, que subieron a YouTube. A final de curso, los/as estudiantes se encargaron de la comercialización de un CD, a través de un proyecto con distintas áreas de trabajo –a mediados del mes de junio 2020– y el centro entregó a la Cruz Roja Orense el total recaudado (1.000 euros).

3. Juan Carvajal:

A través de recursos como juegos de mesa, pizarras interactivas, celulares, tablets, disfraces y otros, este profesor de Enseñanza Básica enseña de manera lúdica y contextualizada con la Matemática. Este docente trabaja en la Escuela Villa Las Peñas, en Mulchén, y el 98% de sus estudiantes se encuentra en situación de vulnerabilidad.

Ha despertado el interés de sus estudiantes potenciado el aprendizaje de contenidos propios de su asignatura y también ha logrado desarrollar habilidades blandas.

Pese a las dificultades del entorno, a través de la tecnología ha hecho brillar a sus estudiantes, por eso ha sido semifinalista en dos oportunidades del Global Teacher Prize Chile y ganador –en 2019– del “Premio Elige Educar Innovación Regional”.

En 2019 creó una aplicación para celulares y tablets llamada Matlapp, la cual utiliza en sus clases junto a un tablero de mesa con el que los estudiantes juegan. Juan, además, visita zonas cercanas a la escuela para que ellos experimenten la Matemática de manera concreta, resolviendo problemas y desafíos.

El profesor apunta, a través de esta metodología, a generar conciencia, fomentar la comprensión de la cosmovisión mapuche y su relación con el entorno. A través del trabajo contextualizado, Juan espera seguir enseñando Matemática y promoviendo la integración de otras disciplinas a través del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

Fuente: eligeeducar.cl

¿Cuál es el libro que todo profesor debería leer?

Estas son recomendaciones que varios docentes hicieron en las redes sociales de la comunidad Elige Educar, ante la pregunta: ¿Cuál es el libro que todo profesor debería leer?

El Día Internacional del Libro –23 de abril– hicimos la siguiente pregunta en nuestras redes sociales: ¿Cuál es el libro que todo profesor debería leer? Aquí les dejamos algunas de las recomendaciones que más se repitieron. Mención especial para Paulo Freire, el autor más mencionado entre cientos de profesores de varios rincones de América Latina.

En esta selección, encontrarán libros que fueron recomendados porque acercan y entregan reflexiones necesarias para quienes trabajan como docentes. Otros libros más específicos, como El curioso incidente del perro a medianoche, fue recomendado por ser una forma didáctica del entender el universo de un niño con TEA.

Hay otros libros que apuntan a la motivación, la razón de ser docentes y muchos tips para dar clases de la mejor forma posible y con foco en la emoción por el aprendizaje, porque muchos profesores saben que el secreto de enseñar no es tanto transmitir conocimiento sino contagiar ganas, especialmente a los que no las tienen. ¡Motivar, siempre motivar!

Así que aquí les dejamos algunas respuesta a la pregunta: ¿Cuál es el libro que todo profesor debería leer?

  1. ¿Cómo enseñar a los que no quieren? de Juan Vaello Orts.
  2. Enseña como un campeón de Doug Lemov.
  3. Pedagogía del oprimido de Paulo Freire.
  4. Pasión de enseñar (pensamiento pedagógico) de Gabriela Mistral.
  5. El arte de dar clases de Daniel Cassany.
  6. Cartas a quien pretende enseñar de Paulo Freire.
  7. Operaciones intelectuales y creatividad de Miguel De Zubiría Samper.
  8. Escuela Serena de Olga Cossettini.
  9. La mente absorbente del niño María Montessori.
  10. El niño y el programa escolar de John Dewey.
  11. Cerebro, inteligencia y emoción de Amanda Céspedes.
  12. Aprendo porque quiero: el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), paso a paso de Juan José Vergara y Ángel Pérez Gómez
  13. Educación de las infancias: entre el hogar y la escuela (1880-1915) de María Isabel Orellana y Nicole Araya Oñate.
  14. El curioso incidente del perro a medianoche de Mark Haddon.
  15. El corazón es un resorte: Metáforas y otras herramientas para mejorar nuestra educación de Pablo Boullosa.

La mayoría de los libros se encuentran disponibles en Amazon, BuscaLibre y Google Libros, también pueden consultar en las librerías de confianza de su país. ¡También nos pueden hacer llegar más recomendaciones!

Fuente: eligeeducar.cl