6 programas de TV que sí tienen una influencia positiva en los niños

Sabemos que los especialistas no recomiendan que los niños menores de tres años vean televisión. Pero debemos ser realistas, y entender que a veces como mamás y papás es difícil cumplir al cien por ciento esta ley.

A veces necesitamos pequeños momentos para hacer cosas importantes y  acabamos usando la tele como un medio de distracción para nuestros niños.

Entonces, me di a la tarea de buscar los programas de televisión que generan una influencia positiva en mi hijo, ya que según los expertos, ciertos programas pueden tener un impacto negativo en ellos.

Según  un estudio del 2011 de la American Academy of Pediatrics, los niños están influenciados por lo que ven en la tele al imitar y repetir los comportamientos que observan.

Entonces, ¿Cuáles son algunos programas recomendados y que dan un buen ejemplo a tus peques? Aquí la lista:

1. Daniel el Tigre.

Este sin duda es el primero en la lista. Un estudio publicado en el Journal of Children and Media encontró que los niños prescolares que ven este programa desarrollan mejores habilidades sociales y emocionales.

Esta hermosa caricatura en donde Daniel y su familia se tratan con amabilidad y respeto, es una opción completa para los más pequeños que están aprendiendo a manejar las emociones típicas de la edad (como el miedo de ir a la escuela, el compartir juguetes o los terrores nocturnos).

  1. Sid, el niño científico

Este programa impulsa la curiosidad innata de los niños por aprender. Sid es un niño muy curioso acerca de cómo funciona el mundo y así encuentra soluciones a problemas a través de la observación y la investigación. Tu hijo desarrollará una mente analítica sobre lo que lo rodea.

  1. Los Backyardigans 

Este es un programa muy noble que hará despertar la imaginación de tu peque y lo llenará de música y bailes.

  1. Paw Patrol

Esta es una caricatura muy divertida y que además crea conciencia en los niños sobre la importancia del trabajo en equipo y sobre aprender que cada persona tiene un valor que nos hace especiales, además les enseña sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

5. Plaza Sésamo

Este es un clásico por excelencia que impulsa las habilidades tempranas de lectura y matemáticas en los niños preescolares. Los creadores de esta serie son expertos en educación y psicología.

  1. Jorge el Curioso.

Este programa es muy divertido para los niños preescolares y además los introduce al mundo de la ciencia al exponerlos a conceptos de ingeniería, geometría, métrica y matemáticas de una manera muy sutil y divertida.

Fuente: https://naranxadul.com/naran-xadul/6-programas-de-tv-que-si-tienen-una-influencia-positiva-en-los-ninos

«Corrígeme para que aprenda y no para que me sienta mal»

«Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo».
Aristóteles

Claro que me has de corregir. Estoy en formación. Me atrevo y pruebo. Me equivoco muchas veces. Sé que ese es tu trabajo: enseñarme mis errores para que no vuelva a repetirlos.
Me pones límites y me marcas el camino. Eso está bien y lo entiendo, aunque no me gusta. Atreverse implica arriesgarse y experimentar. Y equivocarse. Pero no solo aprendo de mis errores. Cuando me corriges criticándome, con ironía o con castigos aprendo a corregir así también a los demás. Si me gritas entiendo que es necesario gritar para que me escuchen. Una bofetada “inocente” me indica que yo también debo pegar para que los demás me obedezcan. Y cuando aprendo esto, me convierto en ti y dejo de ser yo mismo.

Me duele que me grites y me descalifiques. Me duele en lo más profundo que creas que “no llego”. Cuando me riñes, yo siento que no valgo. Cuando me criticas, yo siento que nunca podré tomar buenas decisiones sin ti. Cuando me levantas la voz y te pones nervioso, siento que esos mismos sentimientos son los que provocaré en otras personas cuando me vuelva a equivocar. Entonces ya ni me atrevo ni puedo.

Me enfurezco cuando eres arbitrario con las normas. A veces es “si” pero esa misma norma, a veces es “no” y yo no sé distinguir por qué. En ocasiones me avergüenzas delante de los demás. O me ofreces ayuda cuando no es necesario, como si yo fuera inútil. Me recuerdas constantemente lo que debo hacer y entonces lo que tengo ganas es de no hacerlo. De pequeño te gritaba y tú me obligabas a obedecer. Pero ahora…ahora tengo ganas de romper cosas y de pegarte y te aseguro que no te obedeceré por miedo. Antes me voy de casa…

Lo que necesito, y lo que habría necesitado desde pequeño para no llegar a donde hemos llegado, es que me enseñes a resolver problemas. Que me expliques por qué mi comportamiento no es aceptable. Habría sido fantástico si hubieras podido ver la situación desde mi punto de vista también. Necesito que me dejes elegir y que me ayudes a asumir las consecuencias de mis actos. Cuando me castigas, me quitas el privilegio de aprender de ellas.

Me gustaría que me corrigieras con el respeto que se merece cualquier hijo. Pero como veo que eso es muy difícil para ti, me conformo con que me corrijas como si yo fuera el hijo de tu mejor amigo.
Eso me asegurará tu paciencia y tu autocontrol. Nada me enseña más que cuando yo pierdo el control, tú lo mantengas. Corregir puede hacerse de muchos modos. Eso es fácil. Pero si quieres que además aprenda de mis errores y que confíe en mis propios recursos, entonces…entonces eso ya es más complicado…

Te pido un favor, antes de corregirme, pregúntate: “¿Lo que le voy a decir y cómo se lo voy a decir harán de él una persona mejor?”

Esta pregunta posiblemente te ayudará a intervenir con el respeto que me merezco.

 

Fuente:  www.solohijos.com

 

Panel ‘Educación y salud mental’

Educacion y salud mental

Comenzar el nuevo año escolar bajo la sombra de la COVID-19

Un docente en Finlandia prepara su salón de clases para el aprendizaje con distanciamiento social.

Las siguientes semanas marcan el inicio del año escolar en el hemisferio norte. De acuerdo a la base de datos sobre cierre de escuelas del Banco Mundial (Cierre de Escuelas y número de estudiantes afectados por país, una herramienta de Monitoreo del Banco Mundial), sesenta y siete países, con casi la mitad de ellos localizados en Europa y Asia Central, han reabierto o se están preparando para reabrir escuelas en setiembre. Este año, la seguridad de los estudiantes y maestros y la prevención de la propagación del coronavirus es la máxima prioridad para los países según la Encuesta del Banco Mundial, UNESCO y UNICEF sobre respuestas de los sistemas de educación ante la COVID-19, llevado a cabo en junio. Los resultados indican que, a junio, más del 95% de los países encuestados estaban planeando la reapertura de las escuelas, pero también planeaban tomar medidas para evitar aumentos de infecciones. Entre estas medidas se encuentran la reapertura a nivel nacional o local, o la incorporación progresiva de grupos / grados (Francia, Uruguay) la contratación de maestros adicionales para cubrir la escasez resultante de aulas más pequeñas (Escocia); asistencia por turnos (Alemania); introducción de controles de temperatura y medidas de distanciamiento social (por ejemplo, Dinamarca, Finlandia, Corea, Singapur, Tailandia, Túnez); y / o proporcionar mascarillas y equipo de protección personal a los profesores y estudiantes cuando están en la escuela (Djibouti). Algunos países como Brasil, Canadá, y el Reino Unido, están dejando la decisión a los estados, provincias y distritos. Por ejemplo, en el distrito escolar más grande de EE. UU. (Nueva York, incluida la ciudad de Nueva York), las escuelas reabrirán solo en los distritos que han mostrado tasas de transmisión bajas constantes (más bajas del 5% durante dos semanas).

Encontrar un equilibrio entre el aprendizaje y la seguridad es un desafío. Algunos países están comenzando el año escolar basándose únicamente en el aprendizaje a distancia; o utilizándolo como complemento del aprendizaje presencial. Estudiantes en México comenzarán el año escolar 2020-2021 recibiendo sus lecciones por televisión o radio. En las ciudades y distritos escolares de los Estados Unidos como Atlanta, Houston, Miami y Washington, los suburbios de DC han anunciado el uso exclusivo del aprendizaje en línea para el primer semestre de 2020-2021. En Panamá, las clases comenzaron en julio con los estudiantes haciendo uso de una plataforma integrada que combina recursos de televisión, radio, material impreso y en línea. Las autoridades han adaptado el plan de estudios para centrarse en desarrollar habilidades esenciales y la resiliencia.

Factores afectando la reapertura de escuelas 

La decisión de reabrir escuelas es muy compleja, y a menudo hace que los hacedores de políticas, la administración escolar, los padres y los maestros se vean envueltos en debates sobre oportunidades perdidas y manejo de riesgos. La salud de los niños, así como la de la comunidad, también se han convertido en un tema fundamental en el debate, junto con las consecuencias a largo plazo sobre la salud y el bienestar de los niños y niñas, las pérdidas de aprendizaje, y la exacerbación de las desigualdades que afectan a los estudiantes más vulnerables y desfavorecidos. Las consultas con docentes, padres, estudiantes y comunidades también son importantes para garantizar que la decisión sea adecuada al contexto y esté adaptada a las preocupaciones y sugerencias de los actores clave. La Figura 1 a continuación resume las condiciones previas y las tendencias comunes entre las medidas adoptadas por los países que han decidido reabrir escuelas.

Garantizar la calidad del aprendizaje, independientemente de la modalidad 

Como medida para mitigar el impacto del cierre de escuelas en el aprendizaje y para apoyar a la población estudiantil, más de 160 países se trasladaron a algún tipo de aprendizaje a distancia desde marzo de 2020. Muchos de ellos planean continuar con él de manera exclusiva o utilizarlo como medida complementaria para apoyar clases más pequeñas y la menor presencia física en las aulas. Sin embargo, como ha quedado claro a lo largo de esta experiencia humana global, el aprendizaje remoto plantea muchos desafíos en la implementación, la medición de su efectividad y en llegar a los niños desfavorecidos. No es sorpresivo que abunden las inequidades en el acceso. El Instituto de Estadística de las Naciones Unidas y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) estiman que el 40% de los estudiantes cuyas escuelas están cerradas hoy no tienen acceso a Internet.

Para abordar estas brechas, la mayoría de los países han optado por enfoques multimodales que incluyen el uso alta tecnología, baja tecnología y / o difusión tradicional en papel. Para aumentar la accesibilidad, algunos gobiernos están distribuyendo dispositivos digitales y mejorando las opciones de conectividad. Por ejemplo, en Croacia, los proveedores de telecomunicaciones han acordado distribuir tarjetas SIM a estudiantes de bajos ingresos para que puedan tener acceso gratuito a Internet. Kazajstán está introduciendo un acceso ilimitado a 380 plataformas y recursos educativos nacionales a través de un plan de tarifas “Bilim” (conocimiento) proporcionado por todos los operadores móviles para estudiantes y profesores.

Mantener la participación de los estudiantes, la salud de los maestros y la seguridad de comunidades 

Dicho esto, las infecciones por coronavirus entre los niños aumentaron un 40% en 49 estados durante las últimas dos semanas de julio, según un informe de la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños publicado el 30 de julio de 2020. Comprensiblemente, esto ha despertado la alarma entre muchos padres. cuyos estados han anunciado un comienzo físico del año escolar 2020-21.

Además de la seguridad de los niños, también se deben tomar medidas para mantener seguros a los docentes y al personal escolar. Primero es importante determinar cuántos de ellos pueden tener condiciones que los ponen en mayor riesgo de enfermedad grave si contraen COVID-19, por ejemplo, un análisis en los EE. UU. estima que 1 de cada 4 maestros o personal docente estadounidenses estaría en mayor riesgo si llegaran a enfermarse. Los sistemas educativos también deben planificar: i) cómo responder a la escasez de maestros, ya sea si se enferman o si se necesitan más para cumplir con implementar clases más pequeñas, ii) cobertura médica para docentes y cobertura de su licencia por enfermedad. En países como Dinamarca, Francia e Italia, los sindicatos de docentes participaron activamente en los debates sobre la reapertura de la escuela y la provisión de atención médica universal en esos países alivió algunas preocupaciones.

Tomar en cuenta la infraestructura / ecosistemas de aprendizaje seguros 

Varios factores pueden contribuir a tener una mejor infraestructura y un entorno de aprendizaje más seguro para estudiantes y maestros en todo momento y la crisis de COVID-19 ha puesto al descubierto las muchas vulnerabilidades presentes en las escuelas. El estudiante promedio de 15 años en los países de la OCDE ha pasado 7.538 horas dentro de los edificios escolares, donde la falta de ventilación adecuada y el aire estancado crean oportunidades para la propagación del virus. Algunas medidas que los países pueden considerar son mejorar la ventilación adecuada, proporcionar instalaciones para lavarse las manos y otras medidas de desinfección dentro de los edificios escolares y educar a las personas para que las utilicen, así como establecer pautas claras sobre si fuese necesario el uso de mascarillas y en qué circunstancias. Existen algunas buenas prácticas para reutilizar los entornos escolares, como grandes pabellones deportivos en los espacios de aprendizaje, reorganizar las instalaciones de distribución de alimentos, etc. Muchos se preguntan si es posible que los docentes usen mascarillas en todo momento, países como Francia requieren que usen mascarillas cuando están a menos de un metro de los estudiantes, mientras que Inglaterra está considerando no exigir el uso de mascarillas en absoluto. El lado positivo que puede quedar de la COVID-19 para las escuelas es que los entornos de aprendizaje comenzaron a considerarse de manera integral con la infraestructura de IT y el aprendizaje remoto en su conjunto, lo que podría expandir las formas de aprendizaje y colaboración.

Un camino hacia la continuidad del aprendizaje – la flexibilidad es clave para mitigar pérdidas de aprendizaje

A medida que avanzan el debate global y los esfuerzos a futuro, cabe señalar que el regreso de los estudiantes a las aulas sigue siendo la excepción y no la norma, ya que más de mil millones de estudiantes (aproximadamente dos tercios de los alumnos del mundo), en más de 110 países, que siguen afectados por el cierre de escuelas y es posible que no vean sus aulas durante algún tiempo. Esto tendrá un impacto negativo en el nivel de escolaridad y el aprendizaje de los estudiantes y en la acumulación de capital humano en todos los países. Según estimaciones del Banco Mundial, los cierres de escuelas hasta la fecha podrían resultar en una pérdida de 0,6 años de escolaridad ajustada por calidad, reduciendo los años efectivos de escolaridad básica que los niños logran durante su vida escolar de 7,9 años a 7,3 años, lo que resulta en miles de millones de dólares en salarios futuros perdidos. (Impacto potencial del COVID’19 y el cierre de escuelas en el acceso a la educación y los resultados de aprendizaje: un conjunto de estimaciones globales)

Para los estudiantes de todo el mundo, la pandemia de COVID-19 ya ha cambiado la forma en que aprenden y dónde aprenden. La flexibilidad parece ser la base de cualquier estrategia de reapertura de escuelas: una reapertura cautelosa y la disposición a cerrar nuevamente si surgen brotes. Esto no es fácil en los sistemas educativos que históricamente están cargados de tradición y rigidez. Pero para equilibrar la seguridad y el aprendizaje, el enfoque más eficaz ha sido combinar la educación cara a cara y la educación remota, permitiendo el intercambio entre las dos con interrupciones mínimas en la continuidad del aprendizaje.

  Fuente:

https://blogs.worldbank.org/es/education/comenzar-el-nuevo-ano-escolar-bajo-la-sombra-de-la-covid-19Principio del formulario

Lo que no puede faltar en una lonchera escolar.

Sorprende a tu hijo cada día con deliciosas y nutritivas opciones para la lonchera escolar.

Se acerca la temporada escolar e inevitablemente tenemos que volver a las rutinas del hogar para adaptarnos al horario del colegio, regresan las madrugadas, las compras de útiles escolares, uniformes y todo lo necesario para que nuestros hijos puedan cumplir con total éxito su año escolar. Como padres, una de las más grandes preocupaciones es la alimentación de nuestros hijos cuando están fuera de casa y no están bajo nuestra supervisión, siendo la lonchera escolar uno de los dilemas diarios que tenemos que afrontar.

Planear y preparar la lonchera escolar es una tarea difícil de hacer, ya que, por cuestiones de trabajo y falta de tiempo olvidamos ir al supermercado y las mañanas se convierten caóticas buscando en los rincones de la nevera o la alacena alimentos ricos y nutritivos para enviar al colegio.

En Recetas Nestlé® te vamos a contar todos los aspectos de debes tener en cuenta al momento de planear y armar la lonchera de tus hijos.

IMPORTANCIA DE LA LONCHERA ESCOLAR

Las colaciones o las loncheras escolares juegan un papel importante en la alimentación de nuestros hijos al satisfacer el hambre entre comidas y evitar que coman en exceso en los tiempos de comidas. También ayuda a mejorar la concentración, previniendo que se sienta débil o decaído. Una lonchera balanceada les brinda la energía necesaria para aprender, desarrollarse y mantenerse activos durante las largas jornadas de estudio.

Cada vez son más los padres que se esmeran por enviar una lonchera rica, divertida y nutritiva para que los niños se coman todo en el colegio y no regresen a casa con la lonchera intacta al final del día, o los padres que tienen niños un poco más grandes, decidan no llevar más lonchera, sino que piden dinero para comprar alimentos en el colegio, por eso en necesario desde pequeños inculcar el consumo de alimentos balanceados ya que, por lo general, los niños seleccionan productos que tienen un alto contenido de grasas y azúcares y aún más cuando no tienen la supervisión de los padres en el colegio.

¿QUÉ DEBE LLEVAR UNA BUENA LONCHERA?

Aunque te tome un poco más de tiempo en las mañanas, lo preferible es darles una lonchera hecha en casa, no solo ahorrarás dinero, sino que también estás enviando una lonchera fresca y balanceada, evitando alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares como golosinas, papas fritas, bebidas gaseosas entre otros, que hacen que el cerebro gaste la mayoría de su energía en bajar el azúcar a niveles normales, impidiendo la concentración, memorización y su correcto proceso de aprendizaje.

Para evitar que estos alimentos que no apartan nada lleguen a la lonchera de tus hijos, a continuación, te contamos cuáles son los alimentos que debes incluir.

  • FRUTAS Y VEGETALES

Las frutas y verduras no solo son ricas y nutritivas al aportar vitaminas y fibra, sino que también le dará color a la lonchera de tus hijos. Incluye siempre una porción de fruta o verdura, previamente bien lavada y que sean fáciles de comer, bien sea entera, pelada o cortada en trozos pequeños en un recipiente.

Piensa que la lonchera es tu demostración más grande de amor y es un pedacito de casa que tu hijo lleva en su lonchera, por eso aprovecha la gran variedad de frutas y verduras para jugar y ser creativo, por ejemplo, forma bolitas de melón, bastones de zanahoria, paletas de sandía, cubos de mango o pinchos de fresa o uvas, recuerda que a los niños les gusta los colores y formas y de este modo será más fácil que se coman todo.

  • CARBOHIDRATOS

Los niños en el colegio corren, juegan y necesitan estar atentos a las clases, siendo los carbohidratos muy importantes en las loncheras al ser una de las principales fuentes de energía para desempeñarse óptimamente en las actividades de la jornada escolar. Puedes elegir opciones como un sándwich, wraps, galletas de sal o cereal.

  • PROTEÍNA

Las proteínas son fundamentales en esta etapa de los niños, pues se encargan de aportar los nutrientes básicos para un crecimiento sano. Puedes incluir alimentos que son nutritivos y sin lugar a duda les encantará, como es el yogurt, el queso, kumis, pollo, huevo.

Los productos lácteos son una gran opción, ya que cubren adecuadamente los requerimientos de proteína, calcio, zinc, vitaminas A, D y B1, componentes básicos para la etapa de crecimiento en la que se encuentran nuestros hijos.

  • HIDRATACIÓN

Los niños viven durante el día en constante actividad física siendo la hidratación un factor importante para evitar el cansancio o la falta de concentración a causa de la deshidratación. Beber agua o refrescos naturales durante el día ayuda a regular la temperatura corporal, facilita los procesos de digestión, transporte y absorción de nutrientes. Algunos especialistas recomiendan que se incluya en la lonchera el agua como bebida hidratante, aunque también puedes optar por refrescos naturales, hechos en casa con frutas de temporada y sin azúcar.

 

AHORRA TIEMPO PLANIFICANDO LA LONCHERA

Planear y organizar la lonchera semanal o mensualmente no solo te ayudará a ahorrar tiempo en las mañanas, sino que también ahorrarás dinero al saber las cantidades que vas a necesitar y no llevar a casa alimentos de más, que terminarán echándose a perder.

 

  • Empieza por hacer una lista de los alimentos que a tu hijo le gusta y así será más fácil armar el menú por día.
  • Crea un cronograma semanal o mensual y escribe en detalle lo que llevará cada día al colegio.
  • Combina los alimentos para lograr una alimentación balanceada, atractiva y variada, evitando de esta forma que se convierta monótona y aburrida.
  • En base a este cronograma, realiza tus compras y lleva a casa las cantidades que vas a necesitar para las preparaciones de toda la semana o de todo el mes.
  • Puedes aprovechar el fin de semana para preparar con antelación la lonchera de la semana, por ejemplo, dejar las cantidades listas de frutos secos, repartir en bolsitas galletas o cereales o dejar las frutas lavadas y cortadas.

OPCIÓN DE LONCHERA ESCOLAR

Te mostramos un ejemplo de ideas que puedes incorporar en la lonchera de tus hijos para que además de alimentarlos balanceadamente, sean ricos, divertidos y fáciles de comer para cada día de la semana.

 

Es importante ofrecer cada día una combinación diferente, para mantener su interés con una gran variedad de sabores y texturas. Recuerda que al momento de elegir el menú y armar la lonchera deber tener en cuenta 3 puntos importantes. (el tipo de alimento, la temperatura y la hora de su consumo)

Antes de armar tu plan semanal o mensual de la lonchera escolar, ten en cuenta los siguientes consejos.

  • Es muy importante donde vas a guardar los alimentos, asegúrate de comprar una lonchera que sea fácil de lavar y desinfectar a diario, que conserve la temperatura de los alimentos, sea resistente y con un buen cierre.
  • Empaca los alimentos por separado en diferentes recipientes, bolsas herméticas o papel aluminio con el fin de evitar humedecer el resto de los alimentos. Evita enviar recipientes de vidrio que puedan ocasionar accidentes.

 

 

  • Ten en cuenta el horario en que tu hijo va a consumir la lonchera y evita agregar alimentos que con el paso del tiempo puedan generar olores fuertes o que por acción de la oxidación luzcan oscuros y poco apetitosos. En muchas ocasiones estos son los motivos por lo que muchos niños no desean comer su lonchera.
  • Agrega alimentos fáciles de comer que ellos mismos puedan abrir o partir como mandarinas, granadilla, banano o una manzana. Si es el caso que prefieres enviarlas ya picadas, agrégales un poco de limón para que no se oscurezcan.

FUENTE:

https://www.recetasnestle.com.ec/escuela-de-sabor/tips-de-recetas/lo-que-no-puede-faltar-en-una-lonchera-escolarPrincipio del formulario

 

Consejos para cuidar los uniformes escolares y que duren más tiempo

Elegir bien es algo muy importante en todos los aspectos de la vida, por eso, una buena elección a la hora de comprar los uniformes escolares va a marcar la diferencia durante todo el curso.

Te dejamos algunos consejos prácticos.

  1. ELIGE BIEN AL COMPRAR UN UNIFORME ESCOLAR. LO BARATO SALE CARO

Muchas veces buscamos lo barato pensando que así vamos a ahorrar. Lo que no tenemos en cuenta es que a largo plazo nos saldrá más caro porque, una prenda de mala calidad tiene una vida mucho más corta.

Lo que debemos tener en cuenta a la hora de comprar uniformes escolares es:

  • Que sean de un tejido de calidad
  • Que el corte del tejido sea limpio y las costuras no se retuerzan
  • Qué estén bien confeccionados para dar la mejor comodidad
  1. COMPRUEBA EL UNIFORME AL COMPRARLO

Si queremos cuidar los uniformes escolares, debemos empezar por revisar que al comprarlo todo está en buenas condiciones; costuras, botones, cremalleras…

Esto nos ayudará a solucionar el problema lo antes posible y hacer que no se deteriore rápido.

Comprar el uniforme en un lugar adecuado indicado por el colegio te ayudará a solucionar estos problemas con más facilidad en caso de que surjan.

  1. EL UNIFORME ESCOLAR SOLO EN EL COLE

Lo primero que el niño/a o joven debe hacer al llegar a casa es quitarse el uniforme. Esto va a ayudar no solo en la limpieza de las prendas si no también en su durabilidad.

 

  1. REVISA LA PRENDA ANTES DE LAVAR

Cuidado con las cremalleras o los bolsillos cuando vayas a lavar, un simple papel puede generar manchas y pelusas difíciles de quitar después, por eso, debemos acordarnos siempre de repasar la prenda antes de meterla en la lavadora.

 

  1. COMPRUEBA LA ETIQUETA DE LAVADO

La forma más sencilla de cuidar una prenda es revisar su etiqueta, ahí vas a encontrar todos los cuidados especiales que tienes que tener en cuenta a la hora de lavar.

Mira bien la etiqueta del uniforme escolar y sigue las instrucciones de lavado, secado y planchado.

 

  1. HAZ UN BUEN LAVADO DEL UNIFORME

Aquí entran en juego diferentes factores.

  • Separar  colores.
  • Usar la temperatura adecuada.
  • Lavar a mano las prendas delicadas.
  • Usar productos adecuados según la prenda.

 

 

  1. PLANCHAR NO SIEMPRE AYUDA A LA ROPA

El planchado debilita la tela, por lo que si la tela no se arruga con facilidad siempre es mejor saltarnos ese paso para aumentar su tiempo de vida.

Aquí también entra en juego la manera de tender. Cuanto mejor tendamos menos se arrugará toda nuestra ropa.

 

Fuente:  https://euredatextil.com/consejos-cuidar-uniformes-escolares/

10 consejos para estimular el aprendizaje de la lectoescritura

El aprendizaje de los procesos de lectura y escritura es uno de los más importantes en la vida de las personas, con muchos matices y múltiples beneficios. Es la base de aprendizajes posteriores y es además motor de desarrollo del pensamiento, del lenguaje, y de la inteligencia. Dominar estos procesos es garantía de éxito en los estudios y en la vida.

La construcción del aprendizaje de estos conocimientos no es una tarea sencilla. En primer lugar los pequeños deben aprender la relación arbitraria producida entre cada letra y su sonido, deben aprender a realizar trazos y dominar nociones de orientación, pero la cosa no se queda aquí. Conocer las letras, sus sonidos y saber escribirlas no es saber leer y escribir; los pequeños deben dar un paso más y aprender a entender el sentido de lo que leen y a dar un sentido adecuado a lo que escriben.

Es fundamental estimular a los pequeños y guiarlos de forma adecuada para facilitar y potenciar la construcción de estos aprendizajes. Ya que con ello les damos la llave a un mundo mágico de aprendizajes, conocimientos y desarrollo, esencial para su vida adulta.

A continuación te presentamos 10 consejos para incentivar el trabajo de tus alumnos y alumnas.

1) Introduce al pequeño en el mundo de las letras de forma natural. No fuerces el aprendizaje cuando aún no esté preparado. Deja que el pequeño observe las letras, intente trazarlas y pregunte por ellas, pero no le presiones para su aprendizaje.

2) Aprovecha la curiosidad natural e interés del niño y/o niña. Busca objetos, cosas, que interesen al pequeño y aprovecha para introducirle la lectura. Puedes emplear por ejemplo animales que le gusten, juguetes, coches, personajes, etc. En edades tempranas bastará con mostrarle escrito las letras que forman el nombre del animal; más adelante podemos leer información sobre el animal con el pequeño, etc.

3) Muéstrale que las letras nos están rodeando continuamente, que estamos en un mundo de mensajes escritos de diverso tipo. Utiliza carteles de la calle, su nombre escrito, la lista de la compra, una invitación a una fiesta de cumpleaños, cuentos, etc. Ante cualquier escrito, le motivaremos diciendo “¿quieres saber lo que dice aquí? Ven conmigo que vamos a leerlo”.

4) Emplea actividades motivadoras y con sentido para los niños y niñas como forma de construir aprendizajes significativos. Trata de buscar textos que le interesen y despierten su motivación, por ejemplo si al niño o niña le gusta el fútbol, usa los nombres de los equipos de fútbol y de los jugadores. Intenta en todo momento aportar un sentido al aprendizaje, cuando le enseñes las letras no se las muestres aisladas, enséñale al pequeño que juntas forman palabras y un mensaje.

5) Evita caer en la reiteración y el aburrimiento. Emplea diferentes actividades, trata de hacer lúdico el aprendizaje a través de juegos.

6) Parte de las experiencias cotidianas de los niños y niñas. Para que comprendan la importancia de la lectura y la escritura, deben verlo como algo importante para su vida cotidiana, para ello puedes emplear las instrucciones de un juego, las explicaciones para montar su bicicleta, etc.

7) Haz que pierdan el miedo a las letras y que valoren lo que significan y lo que pueden hacer con ellas. Para ello muéstrales en todo momento el sentido de las letras, cómo forman palabras, cómo estas forman frases y cómo con todo ello podemos elaborar mensajes. Deja que sigan su propio ritmo de aprendizaje, no trates de imponerles que comprendan demasiadas letras, es mejor que vayan construyendo el aprendizaje poco a poco sin miedo y con ilusión. Enséñales que pueden hacer múltiples cosas con la lectura y escritura, puedes emplear por ejemplo los mensajes del teléfono móvil, despertarás su interés y le encontrarán un sentido.

8) Sírveles de ejemplo. Si quieres que lean, procura que ellos te vean leer. Ten siempre libros y textos escritos a su alcance.

9) Léeles en voz alta. Es una forma de hacerles comprender lo que los escritos nos transmiten, les inculcas el gusto por la lectura y te involucras con ellos en el proceso.

10) Ten paciencia con los pequeños; cuando escriban o lean si se equivocan no les hagas traumática la situación de aprendizaje. No les dejes que abandonen su tarea, pero emplea la paciencia y la comprensión.

 

Fuente:

https://educrea.cl/10-consejos-estimular-aprendizaje-la-lectoescritura/