Ortografía y Redacción: Para redactar párrafos

Redacción de párrafos

Comenzar es escribir

Todo lo que tiene la necesidad de expresarse a través de la palabra aspira a que sus textos se lean y se entiendan bien. Esta pretensión obedece a la certidumbre de que la razón de ser de la palabra es la comunicación.

Cuando la comunicación se realiza a través de la escritura el reto es aún mayor, pues hay exigencias que le son propias y, si se quiere hacer bien, es preciso dominarlas. Entre ellas podemos mencionar la caligrafía, la ortografía y la redacción.

No hay dudas: a escribir bien se aprende escribiendo. Frente a un papel en blanco, el que va a plasmar sus ideas se pregunta: ¿Qué digo?, ¿por dónde comienzo?

La expresión mínima en la que podemos expresar nuestro pensamiento es la oración. Ésta a su vez nos lleva a la conformación del texto completo, que naturalmente está estructurado por párrafos.

En este fascículo vamos a trabajar de manera general el párrafo y su redacción, con la finalidad de que te familiarices con algunas técnicas que, si la ponemos en práctica, te ayudarán al momento de escribir.

¿Qué es el párrafo?

Cuando hablamos de párrafos nos referimos a cada una de las divisiones de un escrito. Desde el punto de vista de su forma el párrafo se puede definir de la siguiente manera.

Cada una de las partes del escrito que comienzan con la letra mayúscula y finalizan con un punto y aparte.

Debemos indicar que, en la generalidad de los casos, antes de escribir la primera palabra de un párrafo se dejan tres espacios formando lo que se denomina sangría.

La sangría facilita la identificación gráfica de los párrafos. Además ayuda a que el texto se vea mejor estructurado.

A continuación te damos un texto que está conformado por dos párrafos:

  • La afirmación de que un árbol es endémico de un país significa que es propio, oriundo de esa tierra, que no existe en otra parte del mundo. Esta denominación de árbol endémico de la isla de Santo Domingo le ha sido dada al ébano verde, por ser éste nativo de los bosques húmedos de la Cordillera Central, hallado sólo en la región de Jarabacoa y Costanza.
  • El ébano verde es un árbol imponente. Llega a tener hasta veinte metros de altura. Tiene un tronco robusto, que puede llegar hasta los cuarenta centímetros de diámetro. Sus ramas están conformadas por hojas redondas y de color verde brillante por el lado de arriba, mientras que por debajo presentan un verde blancuzco.

Ejercicio:

Localiza las páginas de opinión del Listín Diario. Escoge el editorial y realiza las siguientes actividades:

  1. ¿Cuántos párrafos conforman el escrito?
  2. ¿Tiene sangría estos párrafos?
  3. ¿Aparece algún párrafo formado por una sola oración?
  4. Escoge uno de los párrafos y cuenta cuántas oraciones lo conforman.

La extensión en el párrafo

Es importante señalar que la extensión de un párrafo puede variar: éste puede estar constituido por una sola oración o por la combinación de varias oraciones.

Al escribir debemos visualizar la extensión que queremos y que conviene darle a un párrafo. Para ello, el que escribe debe tomar en cuenta el propósito que persigue, la naturaleza de la idea que está desarrollando y cuánta fuerza o énfasis quiere darle al contenido de su escrito.

Realmente no existe normas que delimiten la extensión que deba darse a un párrafo. Pero los estudiosos recomiendan tomar en consideración dos aspectos fundamentales que son:

  • La prudencia
  • El equilibrio

Nota:

Desde el punto de vista conceptual, las oraciones que constituyen un párrafo están relacionadas entre si de modo que giran en torno a un mismo contenido, el cual amplían y explican.

  • La prudencia

La prudencia se refiere a evitar que los párrafos sean muy largos o muy cortos, ya que en cualquiera de los casos puede quedar afectada la claridad de las ideas que se han expresado.

Un párrafo constituido por una sola oración, en la generalidad de los casos, no desarrolla con eficacia la idea que se quiere transmitir. Pero un párrafo sobrecargado de oraciones encadenadas que explican una misma idea pueden volverse confuso y perder de vista lo que fundamentalmente se quiere dejar dicho.

  • El equilibrio

El equilibrio se relaciona con la proposición que debe existir entra el tamaño de los párrafos y de la extensión del texto completo. Lógicamente, si estamos elaborando un escrito en el que muy brevemente vamos a dejar plasmada la idea central, no podemos elaborar dos párrafos tan largos que le dificulten al lector darle seguimiento a lo expresado.

El equilibrio favorece la armonía y la variedad en el escrito.

¿Cómo está formado un párrafo?

En general, un párrafo está formado está formado por un grupo de oraciones relacionadas entre sí que desarrollan una idea o pensamiento.

Usualmente, esta idea se expresa en forma de una generalización. Si esta idea está expresada de manera explicita en una oración determinada a ésta se le denomina oración temática.

La oración temática queda definida como aquella que contiene en forma clara y precisa la idea central que el que redacta el párrafo quiere presentar. Una oración temática es una idea completa, no un concepto básico.

Cuando el párrafo tiene la idea central expresada en una oración temática, veremos un número variable de oraciones denominadas secundarias que son las que apoyan, amplían, ejemplifican, esa idea central y constituyen la guía para que el lector perciba claramente la idea principal del párrafo en su totalidad.

La oración temática puede variar de posición dentro del párrafo: puede estar en el inicio, en el centro o al final.

Las explicaciones dadas han sido planteadas desde la perspectiva del que lee, no del que escribe. Esto tiene sentido porque para aprender a elaborar párrafos hay que aprender a analizarlos, estudiando modelos bien elaborados. Aquel que es capaz de localizar la idea central de un párrafo en cuanto a su extensión lo mismo que en cuanto al método con que fueron desarrollados, naturalmente estará preparado para escribir párrafos y hacerlo bien.

Identificación de oraciones temáticas

Para redactar un párrafo debemos, antes que nada, preguntarnos de qué queremos hablar. Esto nos dará como respuesta el concepto básico, el tópico que queremos tratar.

Hay una segunda pregunta mucho más específica y es qué quiero decir sobre ese tópico. En ocasiones esta pregunta queda respondida en una sola oración que es la oración temática. Y a ésta se añaden otras que nos surgen para ampliar y precisar lo que específicamente queremos tratar: son las oraciones secundarias.

En otras ocasiones no surge una oración clara y precisa que expresa nuestra idea principal, sino que surgen oraciones que abarcan aspectos parciales de lo que queremos decir. Escribimos una serie de oraciones que se unen y nos dan la idea central del párrafo. Así, quien lee lo que hemos escrito puede localizar la idea central en la oración temática o verse en la necesidad de obtenerla al interpretar e integrar la cadena de oraciones.

Ejemplos:

Si lees el párrafo siguiente te darás cuenta que el concepto básico del mismo es la definición del árbol endémico:

  • La afirmación de que un árbol es endémico de un país significa que es propio, oriundo de esa tierra, que no existe en otra parte del mundo. Esta denominación de árbol endémico de la isla de Santo Domingo le ha sido dada al ébano verde, por ser éste nativo de los bosques húmedos de la Cordillera Central, hallado sólo en la región de Jarabacoa y Costanza.

¿Te gustaría identificar la idea central del párrafo que acabas de leer?

El ébano verde es un árbol endémico, oriundo y exclusivo, de la isla de Santo Domingo. (Fíjate en que al extraer esta idea central puedes usar tus propias palabras).

Ejercicios:

  1. Escribe un párrafo que comience con la siguiente oración temática

El deporte es una actividad sumamente importante para el desarrollo físico de los niños y de los jóvenes.

  1. Escribe un párrafo que termine con la siguiente oración:

Por lo tanto, la vida sedentaria e inactiva impide un desarrollo adecuado del cuerpo y de la mente de los niños y jóvenes. 

Nota:

No te confundas

Un párrafo puede tener claramente expuesta una idea principal, sin que la misma esté contenida en una oración temática. Ahora bien, siempre que existe una oración temática, en ella está expresada la idea principal.

Formas de desarrollo del párrafo

Cuando ya tenemos clara la idea que queremos transmitir y hemos definido los conceptos, la oración temática, la idea central, debemos pensar en la forma y el contenido que queremos que tenga el párrafo que vamos a escribir.

Para lograr esto tenemos a nuestra disposición diversas formas o métodos de desarrollo de los párrafos. A continuación daremos breves explicaciones acerca de los más importantes:

  • Definición

Al usar este método el que escribe se ve en la necesidad de explicar términos incluidos en la oración temática o de utilizar todo el párrafo para definir un concepto especifico.

  • Párrafo desarrollado por definición:

“Cuando decimos cultura nos estamos refiriendo a una palabra que, como tantas otras en el español, puede tener varios significados. El vocablo llegó a nuestro idioma desde el latín, en el que se escribía exactamente con las mismas letras. En esa lengua significaba cultivo y se refería principalmente a las actividades agrícolas”.

Siguiendo este ejemplo desarrolla un párrafo por definición.

  • Hechos

Cuando, al desarrollar un párrafo, queremos darle fuerza y objetividad a la idea principal, solemos apoyarnos en datos, cifras o estadísticas que sustentan nuestra afirmación.

  • Párrafo desarrollado por hechos:

“En los últimos años la mujer ha logrado unas posibilidades educativas nunca antes vistas en la historia. En este sentido, las cifras de todos los países son muy elocuentes. En cuanto a la educación superior, un treinta y ocho por ciento de los estudiantes del mundo son del sexo femenino. Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, la actual situación no se parecen en nada a la de principios del siglo, por ejemplo. A nivel de graduado, los avances más sobresalientes se han producido en los Estados Unidos, donde las mujeres reciben un diecinueve por ciento de todos los doctorados del país”.

Siguiendo este ejemplo desarrolla un párrafo por hechos.

Nota importante:

Todo párrafo bien escrito o bien estructurado debe presentar tres cualidades fundamentales: la unidad, la coherencia y el énfasis.

Unidad

Todas las oraciones de un párrafo giran en torno a la idea principal. La unidad interna en un párrafo se logra cuando hay consistencia en el uso de los accidentes gramaticales: género, número, persona y tiempos verbales.

Coherencia

En todos los párrafos tiene que existir una relación lógica entre la idea central y las ideas secundarias. Las oraciones deben estar ordenadas de forma tal que quede manifestada la idea que se quiere transmitir.

Énfasis

“En un párrafo no todas las ideas tienen la misma importancia. De este hecho deriva la conveniencia táctica de darle mayor relieve a lo que consideramos que es más importante”.

Seguimos con los métodos

Ejemplos:

En este método de desarrollo se logra hacer más concreta y especifica la exposición de los planteamientos a través de la presentación de un hecho particular que ilumina y clasifica en forma concreta nuestra idea.

Párrafo desarrollo por ejemplos:

“Por todo el mundo circulan ideas fijas y generales, muchas veces de origen inexplicable, acerca de los habitantes de distintas naciones. Así, los norteamericanos se conciben como prácticos y emprendedores. Los ingleses se dice que son sobrios y tranquilos. Los franceses se caracterizan por su refinamiento, los italianos por su romanticismo y los españoles e hispanoamericanos por su pasión e individualismo. Casi siempre estas ideas comunes son totalmente falsas”.

  • Argumentación

 Es el método en que la idea principal queda perfectamente presentada a través de razones que sustentan lo que queremos decir. Las causas y los efectos de los hechos que se presentan se ven desarrollados desde el principio hasta el final del párrafo.

No olvidemos que, según el Diccionario de la Real Academia Española, argumento es “razonamiento que se emplea para probar o demostrar una posición, o bien para convencer a alguien de aquello que se afirma o se niega”.

  • Párrafo desarrollado por argumentación:

Es lógico y hasta saludable que en la adolescencia se sometan a análisis muchas ideas que nuestros padres nos han enseñado desde que somos niños. Esto es normal porque, para afirmar el propio yo, es preciso romper el esquema básico que tiene nuestras familia. Esto es saludable, además, porque la formación de una personalidad adulta y fuerte tiene como condición necesaria el que seamos capaces de incorporar una escala de valores personalmente aceptados que naturalmente van a tener sus raíces en lo que de niños nos han enseñado. El adolescente aparentemente destruye, pero, bien orientado, logra construir algo mejor.

Siguiendo el ejemplo que acabas de leer, escribe un párrafo y desarróllalo con argumentación.

Ejercicio:

A continuación te damos un párrafo en el que sus oraciones están desorganizadas. Léelas y colócalas en el orden adecuado para conformar un párrafo correcto en el que la unidad y la coherencia estén presentes:

  1. Quienes han visitado los lugares donde aún quedan árboles de ébano verde han disfrutado el espectáculo maravilloso de observar estas flores en todo su esplendor.
  2. La flor del ébano verde recibe el nombre científico de magnolia pallescens.
  3. Se afirma que su nombre hace referencia a la palidez del color en el envés de sus hojas.

Ejercicio corregido:

La flor del ébano verde recibe el nombre científico de magnolia pallescens.

Se afirma que su nombre hace referencia a la palidez del color en el envés de sus hojas. Quienes han visitado los lugares donde aún quedan árboles de ébano verde han disfrutado el espectáculo maravilloso de observar estas flores en todo su esplendor.

Ortografía y Redacción: Casos especiales de concordancia

Concepto de concordancia

Cuando se descubren los fenómenos lingüísticos que tienen lugar en algunas lenguas, entre ellas la española, siempre se menciona la concordancia.

El término concordancia se refiere al hecho de que, es una situación determinada, dos o más elementos que forman parte de una oración comparten algunos de sus rasgos. En este contexto, nos estamos refiriendo al género (masculino y femenino) y al número (singular y plural), principalmente.

Con respecto al género basta con señalar que todos los sustantivos de la lengua española tienen un género gramatical. Género es una noción gramatical, mientras que sexo es un concepto biológico. Por lo tanto, no deben confundir.

Este concepto se puede estudiar distinguiendo un género real y un género arbitrario. El género real es una distinción de orden sexual, que diferencia masculino y femenino y también macho y hembra. Por ejemplo: cuando digo gato-gata, vemos que ocurre un cambio de sexo y de género, la o y la a finales no se refieren a sexo sino a género. Éste es el género arbitrario.

La categoría del número pertenece al sustantivo y se refiere a la oposición singular/plural. Sin embargo, ésta se proyecta en sus modificadores directos, que reciben de él el género y número, y en el núcleo del predicado en las oraciones.

Fíjate en estos esquemas:

hermosa

La niña es    risueña

juguetona

 

dura

La roca luce  negra

Áspera

¿Cómo se realiza la concordancia?

El niño juega con la pelota.

  • niño: tercera persona de singular;
  • juega: tercera persona de singular

En toda oración el núcleo del sujeto debe concordar en número y persona con el núcleo del predicado. Se entiende que ésa es una característica fundamental de la lengua española.

Ejemplos:

  1. Papá camina lento

Concuerda porque tanto papá como camina están en tercera persona del singular.

  1. Nosotros somos grandes amigos

Concuerdan porque tanto el núcleo del sujeto (nosotros) como el núcleo del predicado (somos) coinciden en primera persona del plural. (Grandes amigos también concuerdan con ambos núcleos).

  1. Ellos llegarán mañana

Concuerda porque tanto el núcleo del sujeto (ellos) como el núcleo del predicado (llegarán) corresponden a la tercera persona del plural.

Ejercicios:

Identifique el sujeto y el predicado en cada una de las siguientes oraciones. Subraya el sujeto en cada caso.

  1. El agua es un bien escaso
  2. La solución verdadera de los conflictos implica tiempo, buen juicio y dinero.
  3. Llegó a la hora de descansar
  4. La leona encontraba la carne de cachorros especialmente tierna y sabrosa.
  5. La amistad puede salvar el abismo entre dos razas enemigas

Ejercicio corregido:

  1. El agua es un bien escaso
  2. La solución verdadera de los conflictos implica tiempo, buen juicio y dinero.
  3. Llegó a la hora de descansar
  4. La leona encontraba la carne de cachorros especialmente tierna y sabrosa.
  5. La amistad puede salvar el abismo entre dos razas enemigas.

Ejercicio:

Lee cada una de la siguientes oraciones. En cada caso hay una palabra en negritas. De las que están dentro del paréntesis, subraya la(s) que debe(n) concordar con ella:

  1. Yo compro un lápiz. (compro, lápiz)
  2. Esa florecita no tardó en morir. (esa, tardó, morir)
  3. Cuando leemos, nosotros tenemos la seguridad de que estamos aprendido. (leemos, tenemos, estamos, aprendiendo)
  4. Los niños juegan (los, niños, felices)

Ejercicio corregido:

  1. Yo compro un lápiz. (compro, lápiz)
  2. Esa florecita no tardó en morir. (esa, tardó, morir)
  3. Cuando leemos, nosotros tenemos la seguridad de que estamos aprendido. (leemos, tenemos, estamos, aprendiendo)
  4. Los niños juegan (los, niños, felices)

Para que aprendamos más

Ya has visto corregido el ejercicio anterior de concordancia. Queremos que, de una forma práctica, seas capaz de descubrir qué palabras concuerdan entre sí. Para hacerlo toma una palabra de la oración. Si está en plural, ponla en singular o viceversa. Verás que las palabras concuerdan entre si sufren las mismas variaciones.

Ejemplos:

  1. Si pones en plural la palabra yo que aparece en la primera oración, tienes que hacerlo también con la palabra compro, que se cambiaria por compramos. La oración quedaría de la siguiente manera: nosotros compramos un lápiz.
  2. Si pluralizas la palabra florecita de la segunda oración tendrás que pluralizar también las palabras esa y tardó. La oración quedaría de la siguiente manera: esas florecitas no tardaron en morir.
  3. Si ponemos en singular la palabra nosotros, también deberás hacerlo con las palabras leemos, tenemos y estamos. La oración quedaría entonces de la siguientes manera: cuando leo, yo tengo la seguridad de que estoy aprendiendo.
  4. Si ponemos en singular la palabra juegan, también debed de hacerlo con los, con niños y con felices. Entonces, como puedes apreciar, la oración quedaría de la siguiente forma: el niño juega feliz.

Casos espaciales de concordancia:

A pesar de que en las oraciones del español ha de darse concordancia entre el núcleo del sujeto y el núcleo del predicado, nos encontramos con algunos casos especiales que consideramos oportuno comentar:

  1. Oraciones con el verbo haber

El verbo HABER puede ser utilizado como verbo auxiliar y como verbo principal. Veamos ejemplos de cada caso:

  1. Como verbo auxiliar
  • Los rosales han florecido.
  • Los deportistas habían hecho su último esfuerzo.
  • A tu regreso, mis padres habrán terminado este proyecto.
  1. Como verbo principal
  • Hay gente interesante
  • Había situaciones enojosas
  • Habrá que resolver los imprevistos

¿Por qué decimos que en los tres primeros casos son utilizados como auxiliar?

  • En el predicado de estas oraciones, como puedes apreciar, el significado que domina es el de florecer, hacer y terminar.
  • Las formas han, había, habrán no tienen otra función que le da indicar los accidentes gramaticales que acompañan al verbo principal. Desde este punto de vista se trata de una función secundaria.

¿Por qué decimos que en los tres casos siguientes se trata de verbos principales?

  • No hay ningún otro verbo en esas oraciones.
  • La idea que prevalece en esas oraciones es la de existencia, de presencia, que es propia del verbo haber.

La norma en estos casos es la siguiente:

  • Cuando haber se utiliza como verbo auxiliar, puede expresar cualquier persona gramatical, singular o plural.
  • Cuando haber se usa como verbo principal, sólo puede utilizarse en tercera persona de singular.
  1. Oraciones con el verbo hacer

El verbo hacer puede usarse en dos sentidos:

  • Como construir o causar

Ejemplos:

  • El obrero hace camisas
  • La sequía hizo estragos
  • Los sonidos muy altos hacen daño
  • Como introducción a una referencia temporal o meteorológica

Ejemplos:

  • Hace meses que no vienes a visitarme.
  • Hacía mucho calor ese noche
  • Hará unos cinco años que no lo veo

La norma en estos casos es la siguiente:

  • En el sentido de construir o causar el verbo HACER se comporta con absoluta normalidad.
  • Ahora bien, en el segundo caso no. Se le considera como impersonal o unipersonal. Por lo tanto, solamente debe utilizarse en tercera persona de singular.
  1. Colectivos

Hay palabras denominadas colectivas. Se les suele definir como voces que, por su contenido, se refieren a una pluralidad de seres en número indeterminado. Son palabras como la muchedumbre, la multitud, el grupo,…

Estas condición de tener forma singular y significado plural, junto a otras variantes contextuales, ha generado una diversidad de situaciones que conviene comentar en sus puntos principales.

Vamos a centrar nuestras consideraciones en los caso que tiene mayor potencial para confundir:

  1. Cuando el colectivo es sujeto de la oración y no lleva modificación directa alguna, ha de concordar con el verbo en singular.

Ejemplos:

  • La muchedumbre avanzaba lentamente.
  • El grupo respondió admirablemente a las demandas del instructor.
  • La manada desapareció como por encanto
  1. Cuando el colectivo va seguido de un modificador del tipo “de…”, puede admitirse como correcta la concordancia en plural o en singular.

Ejemplos:

  • La muchedumbre de peregrinos avanzaba(n) lentamente.
  • El grupo de militares enfurecidos voceaba(n) consignas impublicables.
  • La manda de gaviotas volaba(n) sin mostrar cansancio.
  1. Cuando se está utilizando como sujeto un colectivo y entre él y el verbo hay una gran cantidad de elementos, tiende a prevalecer la idea del plural.

Ejemplos:

  • La muchedumbre, después de escuchar los discursos con que los arengaban, se dispersaron en la oscuridad.
  • El grupo de militares, que luchó sin medir los riesgos que sus acciones entrañaban, se retiraron de la política.
  • El grupo de recién llegados, cargados con un enorme fardo de ilusiones y sueños, se lanzaron sin rubor a buscar trabajo que les dieran con qué comprar la comida.
  1. Adverbio / Adjetivos

En español identificamos el adverbio y el adjetivo como dos clases de palabras diferentes, pero muy cercanas e igualmente útiles. Nos estamos refiriendo a palabras del tipo poco, mucho, demasiado, bastante,…

¿Dónde está la diferencia entre ambos?

  • Por definición, los adverbios no varían en lo que se refiere al número.
  • El adjetivo toma su género y número del sustantivo que le sirve de núcleo.

Es importante tomar nota de este hecho. Son muchas las personas que confunden los usos correctos.

Adjetivo:

  • Vinieron bastantes invitados
  • Dijo bastantes verdades
  • Son pocos días…

Nota

Observa que bastantes se refiere a invitados. Si cambias bastantes por la palabra poco o mucho, tendrías que decir: vinieron pocos invitados. (Nunca dirías: “poco invitados”.

Adverbios:

  • Las calles estaban bastante congestionadas.
  • Sus palabras son poco convincentes

Nota

En este caso bastante no se pluraliza, por ser adverbio. Éste se refiere a congestionadas que es un adjetivo. Bastante no se refiere a las calles, sino que nos habla de una condición del congestionamiento.

La calle estaba bastante congestionada. (El adverbio no varía, se queda siempre igual).

Ejercicio

Escoge en cada caso la palabra que completa correctamente la oración. Observa que estamos realizando un ejercicio de concordancia:

  1. Los asistentes quedaron (bastantes, bastante)
  2. Son los niños invitados al cumpleaños. (bastantes, bastante)
  3. En este país mucha gente seria. (habemos, hay)
  4. En la reunión problemas para ponerse de acuerdo. (hubo, hubieron)
  5. Los asistentes a la reunión se comunicado previamente. (había, habían)
  6. varios años que no lo veo. (hace, hacen)
  7. Los niños castillo de arena cuando van a la playa. (hace, hacen)
  8. La muchedumbre por la calle. (corrió, corrieron)
  9. En la acalorada discusión, palabras (hubo, hubieron)
  10. Los integrantes del grupo un aporte significativo (hizo, hicieron)

Ejercicio corregido

  1. Los asistentes quedaron bastante satisfechos.
  2. Son bastantes los niños invitados al cumpleaños.
  3. En este país hay mucha gente seria.
  4. En la reunión hubo problemas para ponerse de acuerdo.
  5. Los asistentes a la reunión se habían comunicado previamente.
  6. Hace varios años que no lo veo.
  7. Los niños hacen castillo de arena cuando van a la playa.
  8. La muchedumbre corrió por la calle.
  9. En la acalorada discusión, palabras hubo
  10. Los integrantes del grupo hicieron un aporte significativo

Ortografía y Redacción: La oración

Cuando un niño pronuncia algo que los adultos entienden que es una palabra, sienten que ha dado un gran paso en su proceso de desarrollo. Lo celebran y conservan esa fecha como un hito en su vida y en su historia. Ésa es, a su criterio, la fecha en que empezó a hablar, lo que pasa a ser parte de su historia personal.

Probablemente lo que el niño expresó no fue más que una palabra: mamá, papá, leche, agua, o algo así. Pero toda esa algarabía se entiende y justifica porque el habla es uno de los dones más importantes con que el ser humano ha sido premiado. Nadie cuestiona el valor y la función del lenguaje en la vida de los seres humanos.

A medida que el ser humano crece y se desarrolla, su forma de expresión va sufriendo cambios. Uno empieza a combinar palabras y a formar unidades cada vez más complejas. Lo que esto realmente significa es que va adquiriendo un sistema de comunicación cada vez más sofisticado y preciso para su expresión.

De ese modo llegamos a esas unidades que todos usamos y que han recibido el nombre de oraciones. Estas son justamente, el tema de este fascículo.

Es sumamente importante que los lectores que siguen estas publicaciones presenten una atención muy especial a este tema. La oración es la base de la redacción. Constituyen, sin duda alguna, una de las herramientas fundamentales para poder redactar correctamente.

Todo el que está interesado en expresarse con claridad, propiedad y estilo propio a través de la palabra escrita, necesita lograr un dominio satisfactorio de la oración, si no lo consigue, sus posibilidades de acceder a niveles superiores de comunicación son francamente muy escasas.

¿Qué es la oración?

La importancia tan grande que tiene la oración ha hecho que sean muchos lo que se han ocupado de su estudio. Son también abundantes las formas como se le ha enfocado y como se le ha pretendido definir.

Para que podamos entenderla bien y poder utilizarle de un manera correcta y eficiente, vamos a explicarla desde diversos puntos de vista. Lo haremos así porque la oración es una realidad tan rica que – al igual que otras realidades, como la inteligencia, por ejemplo – debe definirse desde diversos puntos de vista.

Primero:

Pensemos en la escritura. En ese contexto, debemos definir la oración como una unidad lingüística que empieza con una palabra cuya letra inicial es mayúscula y que termine en punto.

Ejemplos:

  1. Una paloma pasaba por allí.
  2. Si cada cual aprende a conocer sus propias limitaciones, la vida será mucho mejor para todos.
  3. ¿Quién vive aquí?
  4. Quería declamar versos de amor toda la noche.
  5. Al final tuvo una duradera sensación de paz.

Los ejemplos presentados son absolutamente claros. Sin embargo, en una oración puede haber múltiples palabras cuya letra inicial sea mayúscula, por ejemplo, por corresponder a nombre propios. Eso no nos debe llevar a confusión, porque de ninguna manera contradice el principio que estamos proponiendo.

En realidad, la primera palabra de una oración puede ser un nombre propio. En ese caso, esa mayúscula tendrá una doble justificación: ser la letra inicial de un nombre y ser la primera letra de una oración.

Debemos llamar la atención con respecto al hecho de que hay situaciones en las que las oraciones no terminan en punto. En si lugar podemos encontrarnos con signos de interrogación o admiración. Igualmente podemos encontrar puntos suspensivos.

Ejercicio

Lee el siguiente párrafo y separa cada una de las oraciones que lo forman:

“ El libro proporciona una cercanía íntima con las ideas del autor y no exige de quien lo usa esa relación de servilismo mecánico que convierte al hombre en esclavo de los aparatos. El libro es siempre compañero, amigo, consejero, confidente y confesor. Y, por su misma estructura física, es siempre instrumento dócil al servicio de su dueño”.

Ejercicio corregido:

  1. El libro proporciona una cercanía íntima con las ideas del autor y no exige de quien lo usa esa relación de servilismo mecánico que convierte al hombre en esclavo de los aparatos.
  2. El libro es siempre compañero, amigo, consejero, confidente y confesor.
  3. Y, por su misma estructura física, es siempre instrumento dócil al servicio de su dueño.

Segundo:

Pensemos ahora en el contenido. Desde tiempos remotos se ha venido insistiendo en que la oración es una unidad lingüística que tiene sentido en si misma.

Al afirmar que una oración tiene sentido en si misma, por lo general, se ha querido decir que tiene sentido completo o que contiene una enunciación (afirmación o negación), una pregunta o un mandato.

Algunos prefieren referirse a ella como la enunciación de un juicio.

Tercero:

Pensemos en este momento en su estructura.

La oración presenta una gran diversidad de formas. Hay cortas y largas, con verbos y sin verbos, afirmativas e interrogativas,…

Circunstancias de este tipo han desorientado a un buen número de personas, llevándolos a perderse en sus análisis.

Para los fines de este fascículo vamos a centrar nuestra atención en un aspecto importante de su estructura: en principio, la oración consta de sujeto y predicado.

Ejemplos:

  1. El perro
  2. María conoce a todo el mundo en este pueblo.
  3. Él invierte dinero en negocios riesgosos.
  4. María y José son nombres bastantes comunes.

En estos cuatro ejemplos la palabra o el grupo de palabras que aparecen en negritas constituyen el sujeto. La parte no subrayada es el predicado.

Observe las características de cada oración:

  • En el primer caso el sujeto es un sustantivo común acompañado por un artículo.
  • En el segundo caso es un sustantivo propio.
  • En tercer caso es un pronombre.
  • En el cuarto caso está formado por dos nombres propios unidos por una conjunción.

Presta atención ahora a las siguientes situaciones:

La posición del sujeto no es fija en la oración; por lo tanto, puede variar. Evidentemente, en este sentido hay limitaciones que están asociadas a la mejor compresión del contenido de la oración.

Ejemplos:

Introduzcamos cambios en la posición de algunos elementos que aparecen en las oraciones anteriores:

  • Ladra el perro
  • Conoce María a todo el mundo en este pueblo.
  • En negocios riesgosos él invierte dinero.
  • Son María y José nombres bastante comunes.

Ejemplos:

Analicemos desde este punto de vista las oraciones que hemos venido utilizando.

  • El perro ladra.
  • Ladra es un verbo que está en la tercera persona del singular.
  • Perro es un sustantivo singular.
  • María conoce a todo el mundo en este pueblo.
  • Conoce es un verbo en tercera persona de singular
  • María es un sustantivo singular.
  • Él invierte dinero en negocios riesgosos.
  • Él es un pronombre en tercera persona del singular.
  • Invierte es un verbo en tercera persona de singular.
  • María y José son nombres bastante comunes.
  • María y José son un sujeto compuesto formado por dos sustantivos; por lo tanto, constituyen un plural.
  • Son es un verbo en tercera persona de plural.

Ejercicios:

Selecciona un sujeto adecuado a los siguientes predicados.

  1. hemos de salir temprano. (Yo, tú, nosotros)
  2. Siempre duermen sin sobresaltos (los que tienen la conciencia tranquila, los que tenemos la conciencia tranquila, los que tenéis la conciencia tranquila).
  3. son un instrumento de la cultura. (El libro, los libros)
  4. representen una compañía para mucha gente. (el animal doméstico, los animales domésticos)
  5. se benefician de la presencia de un animal doméstico. (El niño, los niños)
  6. Nosotros hemos de salir temprano.
  7. Siempre duerme sin sobresaltos los que tienen la conciencia tranquila.
  8. Los libros son un instrumento de la cultura.
  9. Los animales domésticos representan una compañía para mucha gente.
  10. Los niños se benefician de la presencia de un animal doméstico.

¿Todas las oraciones son iguales?

Hemos dicho al principio que las oraciones pueden ser muy diversas en su forma. Vamos a compartir ahora algunas reflexiones sobre este punto.

Cuando nos encontramos con una serie variada de elementos y queremos organizarlos, lo primero que debemos hacer es establecer criterios. Un criterio podría ser, por ejemplo, el color, el tamaño, el olor, el peso,…

Para clasificar las oraciones vamos a utilizar tres criterios, que son:

  • El grado de complejidad.
  • La actitud del hablante
  • La forma como han sido completadas.
  1. El grado de complejidad

Ya hemos dicho que el grado de complejidad de las oraciones pueda variar. Para los fines de este fascículo vamos a referirnos a dos niveles de complejidad y entonces hablaremos de oraciones compuestas.

  • Oraciones simples

Una oración se considera simple cuando tiene un mensaje, cuando tiene un sentido. En la práctica una oración simple sólo tiene un verbo en forma conjugada.

Ejemplos:

  • La paz es un reto de cada día.
  • Nosotros hemos encontrado un tesoro.
  • Todos los derechos van acompañados de deberes.

Oraciones compuestas

Una oración se considera compuesta si a través de ella se emiten dos o más mensajes, es decir, si tiene dos o más verbos en forma conjugada.

Ejemplos:

  • Los barcos navegan u los aviones vuelan.
  • Yo quiero que tú me acompañes.
  • Yo te daré mi apoyo cuando tú regresas a casa.

Algunos comentarios breves:

  • Una oración con sujeto compuesto ( Pedro y María hablan) no es compuesta por eso. La acción se conciben como una sola.
  • Una oración con predicado compuesto (Pedro cena y conversa) es compuesta. Hay dos acciones, dos mensajes.
  • Al estudiar la oración compuesta debería hablarse un poco de los nexos (coordinantes y subordinantes). No es posible hacerlo por razones de espacio.
  • En el caso de las oraciones compuestas hay una gran diversidad de situaciones que no se tocarán, porque exceden los limites de este fascículo.

Ejercicios:

En el siguiente fragmento subraye las oraciones simples:

El problema se resolvió con rapidez. Todos los vecinos del lugar se reunieron y decidieron comprarle una linda motocicleta. Con ella fue de un sitio para otro con rapidez. Desde entonces ella pudo multiplicar por tres el número de sus visitas y así pudo hacer felices a muchos necesitados.”

  1. La actitud del hablante

Cuando una persona habla o escribe, tiene una intención o un propósito. Por eso, asume una actitud ante lo que va a decir o a escribir. En ese sentido podemos distinguir:

  • Las oraciones enunciativas (afirmativas o negativas).

Su función principal es la de expresar mensajes afirmativos o negativos.

Ejemplos:

  • Juan es un gran deportista.
  • La empresa marcha muy bien.
  • Esos no son los ideales de Duarte
  • Las oraciones interrogativas

Su función principal, más que ofrecer información, es buscarla.

Ejemplos:

  • ¿Cuál es tu nombre?
  • ¿Dónde vives?
  • Las oraciones imperativas.

Su función principal es la de manifestar una orden. Por supuesto, una orden puede tener muchos matices.

Ejemplos:

  • Haz esto
  • Enciende las luces
  • Ven acá, por favor
  • Las oraciones administrativas

Predomina en ellas el aspecto afectivo, emocional.

Ejemplos:

  • ¡Qué hermosa resultó la fiesta!
  • ¡Qué sombrío es el panorama que pintas!
  • Las oraciones desiderativas

En ellas sobresale la idea de deseo, aspiración.

Ejemplos:

  • Que te vaya bien
  • Ojalá que llueva café

Una nota importante:

Estas clasificaciones no son absolutas. Con frecuencia la realidad es continua y, por lo tanto, podemos encontrar en una misma oración razones para clasificarla de distinto modo. Por ejemplo, las oraciones administrativa pueden ser también enunciativas. En esos casos el sentido común dice que debemos buscar la actitud que prevalece.

Clasifica las siguientes oraciones:

  1. Haz bien y no mires a quien.
  2. El viento sopla del norte.
  3. ¿Quién eres tú?
  4. ¡Me alegro de tu regreso!
  5. Que te vaya bien

Ejercicio resueltos

  1. Haz bien y no mires a quien. (imperativa)
  2. El viento sopla del norte. (enunciativa)
  3. ¿Quién eres tú? (interrogativa)
  4. ¡Me alegro de tu regreso! (admirativa)
  5. Que te vaya bien (desiderativa)
  • La forma como han sido completadas

Esta clasificación se establece a partir de la forma como están formadas las oraciones. En este sentido vamos a distinguir dos tipos de oraciones: gramaticalmente completas y contextualmente completas.

Oraciones gramáticamente completas.

Hay oraciones gramáticamente completas, es decir, que cuentan de una manera explícita con todos los elementos necesarios para su análisis e interpretación.

Ejemplos:

  • Los derechos humanos deben respetarse
  • Los debes cívico han de cumplirse
  • La conservación de los ríos depende de todos

Oraciones contextualmente completas.

Una oración es contextualmente completa cuando no posee todos los elementos necesarios para su interpretación y análisis y los suple tomándolos del contexto.

Ejemplos:

A mí.

Estas dos palabras son la respuesta a una oración del tipo:

¿A quién le regalaron estos pañuelos? La respuesta debía ser: Estos pañuelos me los regalaron a mi. El hablante escoge la forma más corta porque esos elementos están en el contexto.

¡Fuego!

Esa palabra, expresada frente a un objeto que se quema, es suficiente. Lo demás se está viendo. Seria totalmente inconcebible pensar en momentos como ésos el hablante diga una oración como la siguiente: ¡Un fuego ha surgido en mi casa!

Nota:

Ya tienes un esquema para estudiar la oración y para mejorar tu redacción. Es una referencia que puedes utilizar cuando escribes o cuando lees.

Una nota importante:

Toda oración está constituida por dos partes que son sujeto y predicado. Estas son dos funciones gramaticales.

Por lo general se admite que:

  • El sujeto es la persona, animal o cosa de quien se habla en la oración.
  • El predicado es lo que se dice del sujeto.

Ortografía & Redacción: La G y la J, como en un juego

Escribir bien debe ser una aspiración de todos. Poder utilizar con seguridad algo tan nuestro como son las palabras constituye una fuente de satisfacción y de orgullo personal.

Pero a escribir bien se aprende escribiendo y convirtiendo la combinación correcta de las letras en una especie de reto y de juego divertido.

En este fascículo trataremos de entendernos con dos letras de nuestro idioma que, unas veces juntas en una misma palabra y otras veces separadas, juegan con nosotros y nos quieren ganar la partida.

Vamos a trabajar con la letra g y la letra j tratando de exponer aquellas normas que pueden ayudarnos a dominarlas mejor.

Ahora juguemos con la G

La letra g es femenina, se le llama la ge.

Sus posibilidades de combinación pueden provocar confusión al momento de escribir palabras con ella. Son mucho los niños que, luego de las vacaciones, dudan acerca de ésa que es ga, go, gue, gui, ge, gi, güe, güi.

Hablemos de la G

  1. La letra g se pronuncia como tal, esto es, como fonema velar sonoro, cuando va delante de consonante.

Ejemplos:

  • gato
  • goma
  • gusto
  • grado
  • glotón
  1. La letra g se pronuncia como j delante de la vocal e y delante de la vocal i.

Ejemplos:

  • gente
  • generoso
  • gigante
  • sigiloso
  1. Para que la g suene como tal, es decir, como fonema velar sonoro, entre la g y la vocal e o la vocal i debe ir a una u. Pero esa u es muda, no se pronuncia.

Ejemplos:

  • guerra
  • Miguel
  • guisante
  • guineo
  1. En ocasiones esa vocal u se pronuncia y la sílaba suena entonces güe o güi. Entonces a la u se le pone encima una marca que se llama diéresis o crema (ü).

Ejemplos:

  • antigüedad
  • higüero
  • lingüística
  • pingüino

Nota:

Hay una serie de palabras que llevan g en una o en otra sílaba. Es importante leerlas en voz alta. Pronúncialas bien como una forma de ayudarte en su correcta escritura.

Ejemplos de estas palabras son: dogmático, repugnancia, glacial, ignorancia, ignaro, ígneo, ignición, maligno, digno, benigno, dignidad, indigno, impregnado, entre otras.

Nota:

Las combinaciones gra, gre, gri, gro, gru, gla, gle, gli, glo y glu no ofrecen ningún tipo de confusión ni dificultad.

Ejemplos: grave, cangrejo, gripe, grosero, grupo, glaucoma, gleba, glicerina, globo, glúteos.

Orientaciones para el uso de la letra G

Se escribe con g los verbos y sus derivados terminados en:

  • igerar: refrigerar, aligerar, morigerar
  • ger: recoger
  • gir: fingir, dirigir

Existen dos excepciones que son tejer y crujir y sus derivados.

Ejemplos:

Tejimos, tejieron, crujieron.

Es importante tomar en cuenta que en los casos en que, al conjugar verbos terminados en ger y gir, las formaciones verbales que terminan en ja y en jo, nunca se pueden escribir con g.

Ejemplos:

  • Yo protejo el medio ambiente porque es propiedad de todos.
  • Que protejas y cuides tus pertenencias es lo correcto.
  • Necesito que dirijas mejor la orquesta, los músicos así lo esperan.
  • Yo dirijo un programa que maneja grandes proyectos.

Se escriben con g:

  • Las palabras que empiezan con gest: gestionar, gesticular, gesto
  • Las que empiezan por el elemento compositivo geo: geometría, geofísica, geocentrismo.
  • Las palabras que comienzan con gen: gente, gentil
  • Las que tienen gen en su composición: inteligente, indulgente, dirigente, imagen
  • Las que terminan en gencia: vigencia, regencia. Hay una excepción como es majencia.

Las palabras que terminan en:

  • Gélico : evangélico
  • Genario : nonagenario
  • Géneo : homogéneo
  • Génico : fotogénico
  • Genio : ingenio
  • Génito : primogénito
  • Gesimal : cuadragesimal
  • Gésimo : trigésimo
  • Gético : energético

Para que no olvides la G

Busca las seis palabras escondidas que tienen la letra g en la siguiente sopa de letras.

J       H      G      A       N      A      D      O      R

 

U      G      R      A       D      U      Y      N      D

 

G      O      L       F       A      R      U      V      S

 

A      G      J       R       S      V      Z      T      Q

 

R      R     G       U       A      N      T      E      P

 

E      S     W       V       E      P      L      A      L

 

I       D      U      N       O      T      E      Z      W

 

G     A      N      A       R      T      G      S      Y

 

J      S      P      Q       N      R     O      M      A

 

Solución del ejercicio:

Jugar

Ganador

Golf

Guante

Ganar

Lego

Completa las palabras usando ge, gi, geo, gen y gente, según corresponda, descubre dos de ellas que no llevan g.

  1. logía
  2. indi te
  3. vir
  4. ima na
  5. beren na
  6. ori
  7. le a
  8. inteli
  9. tilicio
  10. rminar
  11. rente
  12. in rir
  13. con niar
  14. con lar
  15. rar

Solución

  1. geología
  2. indigente
  3. virgen
  4. imagina
  5. berenjena
  6. origen
  7. lejía
  8. inteligente
  9. gentilicio
  10. germinar
  11. gerente
  12. ingerir
  13. congeniar
  14. congelar
  15. girar

Tema-grama

Todas las palabras de este ejercicio llevan la letra g y tienen que ver con los alimentos y la acción de alimentarnos.

HORIZONTALES:

  • hortaliza en general
  • Acción y efecto de digerir
  • Convertir en el aparato digestivo los alimentos en sustancia asimilables por el organismo.
  • Fruta dulce, alargada. Cuando madura es generalmente amarilla. Banano, plátano.
  • Fruto de guayabo
  • Fruto comestible de color verde o morado con semilla ovalada. Al partirlo puede ennegrecerse su pulpa. Se utiliza en ensaladas.

VERTICAL:

  • Que actuando sobre el gusto o el olfato produce sensación de acidez. Sabor.
  • Introducir por la boca la comida, bebida o medicamento
  • Sustancia liquida, inodora, incolora. Formada por la combinación de un átomo de oxigeno y dos de hidrógeno.

Pero no olvidemos la J…

La j representa un sonido fricativo velar sordo (ja, je, ji,jo, ju) que se pronuncia ante cualquier vocal y al final de palabra.

Ejemplos:

  • jamón
  • cajero
  • jinete
  • joven
  • juventud
  • reloj

Se escriben con j:

– Las palabras derivadas de voces que tienen j ante las vocales a, o y u.

Ejemplos:

  • cajón
  • juvenil

–  Las palabras de uso actual que terminan en –aje o –eje:

Ejemplos:

  • hereje
  • garaje
  • lenguaje

– Las palabras que terminan en –jeria:

Ejemplos:

  • cerrajería
  • consejería

–  Las formas verbales que terminan en –jar o –jear:

Ejemplos:

  • trabajar
  • trajear
  • viajar

El pretérito indefinido y el pretérito imperfecto del modo indicativo y el futuro del modo subjuntivo de los verbos traer, decir y sus derivados y de los verbos que terminan en –ducir:

Ejemplos:

  • trajimos
  • trajera
  • produjera
  • dijo
  • conduje

Nota:

Hay una gran cantidad de palabras con j en nuestra lengua. Por eso es importante leer y escribir palabras con esta letra.

Ejercicios

Completa con aje o con eje las siguientes palabras:

1.lengu

  1. t
  2. pel

4.herr

  1. her
  2. par
  3. pe
  4. lin
  5. hosped
  6. person

Corrección del ejercicio anterior:

  1. lenguaje
  2. teje
  3. pelaje
  4. herraje
  5. hereje
  6. paraje
  7. peaje
  8. linaje
  9. hospedaje
  10. personaje

Escribe oraciones con cinco de estas palabras

1.

2.

3.

4.

5.

Escribe g o j según corresponda:

  1. El ueves será el uego de los más  óvenes.
  2. La tecnolo ia ha impre nado de creatividad los cerebros más inteli  entes.
  3. Ella quiere descifrar el eni ma.
  4. La eneración pasada se resi nó a vivir sin libertad.
  5. Me usta comer beren enas asadas con a o.
  6. En esa ca a está con elada la masa de ho aldre.
  7. Mi estóma o no di iere bien amón y arbanzos.
  8. Mi efe es el señor imenez y me da cora  e su mal trato.
  9. El inete también hacía imnasia.
  10. Pá ame el hospeda e.
  11. El vie o conser e le dio buenos conse os.

Corrección del ejercicio:

  1. El jueves será el juego de los más jóvenes.
  2. La tecnología ha impregnado de creatividad los cerebros más inteligentes.
  3. Ella quiere descifrar el enigma.
  4. La generación pasada se resignó a vivir sin libertad.
  5. Me gusta comer berenjena asada con ajo.
  6. En esa caja está congelada la masa de hojaldre.
  7. Mi estómago no digiere bien jamón y garbanzos
  8. Mi jefe es el señor Jiménez y me da coraje su mal trato.
  9. El jinete también hacía gimnasia.
  10. Págame el hospedaje.
  11. El viejo conserje le dio buenos consejos.

Ortografía & Redacción: Uso de las letras. Es hora de la h

Uso correcto de las letras

Cualquier persona que analice con atención la lengua española va a descubrir con facilidad que en ella no existe una total coincidencia entre la escritura y la pronunciación. Así pues, encontrará que en el español el número de letras no es igual al de fonemas, es decir, de unidades fonológicas mínimas con valor distintivo.

Este hecho se puede apreciar con facilidad:

  • El fonema /s/ puede estar representado en la escritura por la s, por la z o la c.
  • El fonema /b/ en la escritura puede estar representado por la b o la v,
  • La letra h no se pronuncia.

Evidentemente, es fácil comprobar que ésa no es una característica propia y exclusiva del español. Ese mismo rasgo lo podemos encontrar en otras lenguas occidentales modernas, como son el francés y el inglés.

La ortografía es, por tanto, un problema íntimamente relacionado con la escritura de la lengua.

Escribir correctamente es importante por diversas razones, entre las que podemos identificar las siguientes:

Facilita la expresión propia de lo que queremos manifestar.

Permite comprender con exactitud lo que leemos.

Contribuye al fortalecimiento de la unidad del idioma.

Es hora de la H

La h es una letra muy especial, ella no representa ningún sonido. Por eso oímos decir: La hache es una letra muda.

Sin embargo, en el lenguaje coloquial dominicano, algunas palabras al pronunciarlas suena como j. Conviene recordar que, en el proceso de evolución de la lengua española, hubo un momento en que ese fue el sonido de la h. En estos casos escuchamos jondo por hondo; jalar por halar.

Esa misma forma de pronunciación de la h con un sonido cercano a la j se aprecia en algunos anglisismos que se usan con frecuencia en la lengua española.

Ejemplos:

Hippy

Hawaiano

En nuestra lengua la h puede aparecer delante de cualquiera de las cinco vocales: hábito, heno, hilo, ahumado, alcohol, alcahueta…

Pude aparecer en posición final de palabra en algunas interjecciones como son:

Bah

Oh

Ah

Eh

Esta letra, por las características ya señaladas, provoca dudas y confusión al utilizarla. Para evitarlas y lograr una correcta ortografía dx importante conocer algunas de las normas generales que regulan su uso.

Debemos señalar que las normas son muchas y tienen abundantes excepciones, lo que dificulta que en este fascículo podamos abarcar todo lo relacionado con ellas. No obstante, vamos a presentar los aspectos más relevantes con la finalidad de que sirvan de material auxiliar y que se apliquen en el trabajo diario hasta apropiarse de ellas. Así, la h se hallará contenta de hacer tan halagüeña contribución a la ortografía de todos.

Algunas normas básicas para el uso correcto de la h.

Se escribe con la h las formas de los verbos haber, hacer, hallar, hablar y habitar.

Ejemplos:

  • Yo he hecho mi trabajo. (haber-hacer)
  • Martín Emilio hablará dos idiomas: español y alemán. (hablar)
  • Hemos hallado la forma de vivir mejor. (haber-hallado)
  • Nadie habitaba en aquella triste casucha. (habitar)

Nota:

Localiza en cualquier diccionario o texto de gramática los verbos haber, hacer, hallar, hablar y habitar. Estúdialos. Así tendrás mayor dominio de su correcta escritura.

Se escriben con la h las palabras y sus derivados de uso actual que empiezan con los diptongos ia, ie, ue, y ui.

Ejemplos:

ia: hiato

ie: hielo

ue: huelga

ui: huida

Debemos señalar la existencia de excepciones. Existen derivadas palabras que comienzan con diptongo, como las indicadas anteriormente, que no se escriben con h. Ese comportamiento encuentra su explicación en la historia de esas palabras, un tema que trasciende los limites de este trabajo.

Escribimos hueso, huesudo, huesillo; no ocurre así con óseo, osadamente que también proviene de hueso.

Escribimos oquedad que se deriva de hueco y la vemos sin h.

Escribimos orfanato y orfandad que se deriva de huérfano y las vemos sin h.

Todas estas son excepciones de la regla explicada.

Por regla general se escriben con h las palabras –sus derivados- que empiecen con:

Histo-:

  • Historia, histrión, historieta, histología, historiador,…

Hosp-:

  • Hospedaje, hospital, hospitalario, hospitalidad,…

Horm-:

  • Horma, hormiga, hormigón, hormona, hormonal,…

Herm-:

  • Hermano, hermandad, hermoso, hermosura, hermético,…
  • hay una excepción: la palabra ermita.

Hern-:

  • Hernia,…

Holg-:

  • Holgado, holgura, holgazán, holgazanería,…

Hog-:

  • Hogar, hogareño, hogaza, hoguera,…

Encontramos también, dentro de este grupo, palabras como hervidero, hervir, harina, habas, hambre, que, como ves, se escriben con h.

Las palabras que comienzan con los sonidos siguientes se escriben con h:

-Hidr-

  • Hidrógeno, hidrósfera,…

-Hiper-

  • Hipertrofia,…

-Hipo-

  • Hipopótamo, hipótesis, hipoteca,…

Se escriben con H

Las palabras que comienzan por los elementos compositivos de origen griego que son los siguientes:

Hepto, que significa cien: heptómetro,…

Helio, que significa sol: heliocéntrico,…

Hema, que significa sangre: hematoma,…

Hemo, que significa sangre: hemoglobina,…

Hemi, significa medio o mitad: hemisferio…

Hepta, significa siete: heptágono…

Hetero, significa otro: heterogéneo…

Hidra / Hidro, significa agua: hidráulico, hidrante…

Hidro, significa humedad: hidrómetro

Hiper, significa superioridad o exceso: hipermercado, hiperactivo, hipérbole,…

Hipo, significa debajo de o escasez de: hipócrita,…

Holo, significa todo: holocausto, holografía,…

Homeo, significa semejante o parecido: homeostático, homeopatía,…

Homo, significa igual: homogéneo,…

La h puede estar ubicada en cualquier posición dentro de la palabra: al comenzar, en el medio o al final. No es fácil recordar aquellas palabras que llevan la h en el medio. Buscando algún tipo de generalización que nos ayude a recordar esta regla, hemos encontrado dos afirmaciones que – aunque no son absolutas – pueden ser útiles.

Llevan h en esa posición algunas palabras que tienen el diptongo ue precedido de vocal.

Algunos compuestos formados con palabras que inician con h también la presentan intercalada.

Ejemplos:

Cacahuate

Sobrehueso

Gentilhombre

Infrahumano

¡Vamos a hacer ejercicios!

En las palabras que aparecen en la siguiente lista, escribe la h en el lugar que corresponde:

Uerto

Uele

Orario

Anelo

Ortaliza

Almoada

Ainco

Ierbabuena

Rompeielo

Umareda

Umanismo

Úmero

Proibir

Veiculo

Buo

Aora

Erido

Aondar

Emisferio

Endija

Respuestas:

Palabras escritas con la inclusión correcta de la h:

Huerto

Huele

Horario

Anhelo

Hortaliza

Almohada

Ahínco

Hierbabuena

Rompehielos

Humareda

Humanismo

Húmero

Prohibir

Vehículo

Búho

Ahora

Herido

Ahondar

Hemisferio

Hendija

En este cuadro de letras se han escrito siete palabras que tienen h. ¿Cuáles son?

 

H    O   R   T   E   L   A   N   O

 

U    A   H   I    E   L   O   P   A

 

M   H   E   R   M   A   N   O   S

 

E   A   N   H   E    L    O   T   O

 

D   H   A  LL  A   R    O   N   T

 

O   H  A   B    L   A   M   O   S

Solución:

Hortelano

Hielo

Hermano

Anhelo

Hallaron

Hablamos

Húmedo

Entremos a la cocina

Encuentra en el cuadro de letras siete e las siguientes palabras

Zanahoria                              Horno                           Helado

Huevo                                   Huerto                           Hielo

Ahumado                              Hervido                         Hipercalórico

Hojaldre                                Habas                           Hornilla

Milhojas                                Harina                           Habichuelas

 

Z      A      N      A      H      O      R      I      A      D

 

H      E      R      V      I       D      O      H      H     T

 

O      P      T      A      S      C      H      I        I      T

 

R      O      S      H      U      V      A      L      E      S

 

H      P      R      U      Y      H      S      B      L      S

 

E      R      Q      A      O      R      M     Q      Y     X

 

R      O      Q     D      R      N      P      R      L      A

 

T      Y      H      O      R      N       I       L      L      A

 

O     W     P       O      J       O      Q      Z      A     R

 

H      U     E       V      O      S       R      F      G      S

Las siete palabras son:

  • Zanahoria
  • Huevo
  • Ahumado
  • Huerto
  • Hervido
  • Hielo
  • Hornilla

Completa las oraciones con las palabras que no encontraste en el ejercicio anterior:

  1. La masa de                     es suave.
  2. Ese está sabrosísimo.
  3. Hace una hora puse el pollo en el
  4. Las con dulce son preparadas en Semana Santa.
  5. Este pastel lleva una taza de
  6. Me gusta el de chocolate.
  7. Esos alimentos son por eso aumentas de peso.
  8. A María le gusta el arroz con

Ejercicio corregido:

  1. La masa d hojaldres es muy suave.
  2. Ese milhojas está sabrosísimo.
  3. Hace una hora puse el pollo en el horno.
  4. Las habas con dulce son preparadas en Semana Santa.
  5. Este pastel lleva una taza de harina.
  6. Me gusta el helado de chocolate.
  7. Esos alimentos son hipercalóricos, por eso te aumentan de peso.
  8. A María le gusta el arroz con habichuela.

Ya has hecho muchos ejercicios, pero aún puedes hacer más. Completa las oraciones utilizado formas verbales de haber, hacer, hablar, hallar y habitar.

Espero que Larissa            llegado a la oficina.

Todos la              muy triste.

Nosotros                      la comida.

El ha sido quien mejor

Nadie                  es hermosa casa.

lo que te digo.

Sé que                   bien tu trabajo.

Ella                 cosas buenas hasta en un basurero.

de ortografía.

Los tainos                  la isla de Santo Domingo.

Comprueba que has aprendido:

Espero que Larissa haya llegado a la oficina.

Todos la hemos hallado muy triste.

Nosotros hicimos la comida.

El ha sido quien mejor ha hablado.

Nadie habitaba esa hermosa casa.

Haz lo que te digo

Sé que has hecho bien tu trabajo.

Ella halla cosas buenas hasta en un basurero.

Hablemos de ortografía.

Los taínos habitaron la isla de Santo Domingo.

No confundas hecho con echo

Al escribir, es frecuente la confusión entre las palabras hecho y echo. Pero recuerda siempre que hecho es del verbo hacer.

Ejemplo:

Tú has hecho una buena obra.

El hecho de haber estudiado le valió un premio.

Echo corresponde al verbo echar, que significa hacer que algo vaya a parar alguna parte, que vaya a un sitio determinado. Poner, tirar.

Ejemplo:

Yo echo la basura en el zafacón.

No confundas haya con halla

Haya proveniente del verbo haber.

Por ejemplo:

El que ella haya encontrado su anillo, tranquilizó a todos.

Halla provienen del verbo hallar, que significa encontrar.

Por ejemplo:

Ella siempre halla lo que busca.

¡Cuídate al escribir las siguientes expresiones!

Echar de menos.

Echar las cosas por tierra.

No es lo mismo haber y a ver

La expresión a ver significa, en la mayoría de los caso, mirar, analizar… también puede utilizarse con una intención evasiva o de no comprometerse.

Ejemplos:

Ella va a ver los resultados de la votación.

Va a haber resultados en las próximas horas.

Vamos a ver si ha llegado.

Todos durmiendo después de haber comido.

¿Vas a ir a mi casa? Vamos a ver…

Vamos a ver cuándo nos juntamos a comer…

Ortografía & Redacción: Abreviaturas, menos tiempo y espacio

La búsqueda de la eficiencia

El hombre siempre ha procurado obtener la mayor eficiencia posible en sus actividades, es decir, ha querido alcanzar el mayor rendimiento mediante el empleo de la menor cantidad de recursos. Esto es lo que se conoce como la ley del menor esfuerzo y el máximo rendimiento.

El comportamiento de los usuarios de una lengua muestra muy claramente lo que afirmamos, tanto en el habla como en la escritura.

Aceptamos con agrado la explicación precisa, desprovista de repeticiones y redundancias; no queremos lo superfluo, lo que nada aporta. Nos cansa el interlocutor que encadena oraciones sin límites, con la pretendida intención de comunicarnos algo.

En el mundo de hoy, la prisa y la búsqueda de la eficiencia forman parte del diario vivir y de la conducta habitual de la gente.

¡Sea breve! es un mensaje que se lee en diferentes lugares. ¡Abrevia! es el mandato que en son de chiste damos a quien comienza hablar, que continúa hablando, pero verdaderamente no dice nada.

Para todos es evidente que vivimos en una época en que se valora el tiempo: las noticias vienen resumidas, los títulos son cada vez más cortos y precisos y, mientras menos párrafos tienen los textos, más atraen a los lectores. Incluso se prefiere que los nombres de las instituciones comerciales o de cualquier otro tipo sean breves o abreviados, para hacerlos atractivos, impactantes y de fácil recordación.

Es mucha la cantidad de información que, como estudiantes o profesionales, debemos tomar en cuenta y anotar en libretas, cuadernos, computadoras… Esto nos obliga a desarrollar habilidades para invertir formas de acortar palabras y también para poder luego entenderlas.

El uso de la lengua escrita se ve muy afectado por la prisa. Por ello los hablantes de manera espontánea han acortado palabras tratando siempre de que éstas no pierdan su significado. Así y por razones como las mencionadas, surgieron las abreviaturas, las siglas y los acrónimos.

Porque este tiempo lo amerita, compartiremos algunas ideas y experiencias acerca de las abreviaturas y las siglas, como una forma de contribuir a que la comunicación sea verdaderamente buena y breve y, por lo tanto, efectivamente mejor.

Hablemos breve y de abreviaturas

La palabra abreviar significa hacer breve, acortar, reducir a menos tiempo y espacio. El concepto abreviatura forma parte de la Lengua Española y está claramente definido en nuestro diccionario como: “la representación gráfica reducida de una palabra mediante la supresión de letras finales o centrales, y que suele cerrarse con punto”.

Como ya sabemos, las abreviaturas surgen por la necesidad de escribir con mayor rapidez y lograr que en poco espacio se abarque una mayor cantidad de información. Por eso, desde siempre se han ido abreviando palabras que quedan representadas por una sola o por algunas de las letras que la confirman cuando aparecen de manera completa.

El uso continuo a lo largo de los años de una misma palabra en su forma abreviada ha permitido el establecimiento de abreviatura que, conocidas por todos, deben ser respetadas como parte del código común que es la lengua. Estas abreviaturas de uso generalizado y que se emplean en las comunicaciones generales llevan el nombre de convencionales.

Observa los siguientes ejemplos:

Si un hombre recibe una carta que dice:

Sr. Daniel Enrique Evangelista

Leerá de la siguiente manera:

Señor Daniel Enrique Evangelista.

Si, por ejemplo, es una mujer quien la recibe, está diría:

Sra. Cristina Evangelina

La misma leerá de la siguiente manera:

Señora Cristina Evangelina

Hemos visto que la palabra señor fue reducida a dos letras Sr., y la palabra señora fue reducida a tres letras: Sra. Estas son las abreviaturas de esas dos palabras. Podemos afirmar que las abreviaturas de las palabras señor (Sr.) y señora (Sra.) son convencionales, ya que son empleadas en las comunicaciones estrictas y conocidas por toda persona alfabetizada y medianamente instruida. Las abreviaturas  convencionales pueden ser usada por todos los hablantes, pero al hacerlo deben respetar algunas condiciones establecidas por su uso.

Frente a las abreviaturas convencionales se encuentran las abreviaturas personales. Son éstas las que cada uno crea o improvisa en sus notas o borradores particulares. Evidentemente, estas últimas no están sometidas  a ninguna norma que sea la convencional del usuario en cada momento. En cambio, las convencionales se suelen someter en su uso a determinadas condiciones.

A manera de ejemplo indiquemos algunas abreviaturas de las dos clases:

Convencionales                   Personales

Etc. (etcétera)                      q. (que)

Sig. (siguiente)                     xq. (porque)

Entre las abreviaturas convencionales podemos distinguir dos clases:

  • Las de uso general
  • Las que son adoptadas por especialistas o por autores específicos para uso en situaciones determinadas, como pueden ser actividades especiales, libros de ciertas materias, etc.

Ejemplos:

  • De uso general

Am     (antes del mediodía)

c/u     (cada uno)

C.P.   (Código Postal)

  • Para situaciones especiales:

Se puede establecer que, para los fines de esta presentación, vamos a utilizar las siguientes abreviaturas:

F.O (fascículo de ortografía)

  1. (mayúscula)

¿Reconoces estas abreviaturas?

Lee la lista de abreviaturas que te damos a continuación. Trata de reconocerlas y escribe en la raya colocada a su lado la palabra que corresponde a cada una. Si la reconocer todas estás muy bien; si reconoces la mitad, no esta mal; pero, si es menos de esta cantidad, no te preocupes… Al final aparecen las palabras que corresponden. ¡Te las puedes aprender!

(a)

a.C.

a.m.

atte.

Av.; Avda.

Cap.

Cta.

Cdad.

Cía.

cm.

c/u.

d.C.

D.E.P

Dr.

Dir.

Doc.

Dpto.

Edit.

Excmo.

Ing.

Lic., Licdo.

Ntra. Sra.

Pág.

Hdez.

p.m.

Rep. Dom.

Ud.

TV.

Teléf., Tel

Aquí tienes las abreviaturas y las palabras que representan:

  • :alias

a.C.         :antes de Cristo

a.m.         :antes del mediodía

atte.         :atentamente

av.; avda. :avenida

Cap.         :capital

Cta.          :cuenta

Cdad.       :ciudad

Cía.          :compañía

  1. :centímetro

c/u.          :cada uno

d.C.         :después de Cristo

D.E.P.      :Descanse en paz

Dr.           :Doctor

Dir.          :Director

Doc.        :documento

Dpto.       :departamento

Edit.         :editorial

Excmo.    :excelentísimo

Ing.          :Ingeniero

Lic.,Licdo.:licenciado

Ntra. Sra. :Nuestra Señora

Pág.           :página

Pdte.          :presidente

Hdez          :Hernández

p.m.           :después del mediodía

Rep. Dom. :República Dominicana

Ud.             :usted

TV              :televisión

Teléf., Tel.  :teléfono

Nota:

La lengua es viva, dinámica, y se encuentra en constante cambio. Lo mismo que se incorporan formas nuevas, se van descartando otras por desuso.

En el caso que estudiamos, no es posible establecer un número fijo y constante de abreviaturas, ya que hay libertad para crear las que se consideran oportunas, especialmente en obras como diccionarios, catálogos, bibliografías, etc., donde resultaría molesto repetir palabras de clasificación o especificación común a muchos artículos del libro.

Para facilitar su comprensión, por lo general, al frente de obras como las indicadas se sitúan una tabla de contentiva del significado de las abreviaturas que se han utilizado.

Algunas condiciones para el uso de las abreviaturas

En la Ortografía de la Lengua Española, específicamente en la edición revisada por la Academia de la Lengua Española de 1999 y en el Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua Española de Manuel Seco, encontramos informaciones de total actualidad relacionadas con el tema de las abreviaturas.

Aunque los texto relacionados con la enseñanza y el aprendizaje del idioma contemplan el uso de las abreviaturas, no es fácil localizar informaciones detalladas acerca de este tema.

A continuación presentamos un resumen de algunas de las condiciones para su uso de una forma correcta.

Alcance:

Las abreviaturas no pueden aparecer en cualquier lugar del texto.

Ejemplo:

  • Podemos escribir Srta. Sarah Fernández en el encabezado de una carta o al señalar el destinatario de un sobre; sin embargo, no es correcto escribir la siguiente frase: Sarah Fernández es la Srta. que vino a visitarnos.

Las palabras que sirven de tratamiento sólo se pueden usar en abreviatura ante nombre propio o nombre de cargo o dignidad.

  • Se puede escribir pág. 24; pero no es correcto decir: He leído la novela de la primera a la última pág.

Cantidad de Abreviaturas:

Aunque pueden existir varias abreviaturas representativas de una misma palabra, en general, se escoge sólo una que es la más utilizada como abreviatura convencional.

Tenemos varios ejemplos relacionados a esta condición:

  • Teléfono puede abreviarse como tel. y como teléf..
  • Licenciado se puede abreviar como Lic. Y como Licdo.
  • Avenida se puede abreviar como Av. y como Avda.

Uso del punto:

Por regla general, se escribe punto detrás de las abreviaturas. Sin embargo, existen excepciones a esta respecto como son los símbolos de los elementos químico y de las unidades de medir.

En este sentido, la Real Academia indica lo siguiente: “Es habitual y obligatorio en texto técnicos no escribir punto detrás de abreviaturas de unidades de medir como m (metro), mg (miligramo), MHZ (megahertzio); ni detrás de las abreviaturas de los puntos del horizonte”.

Ejemplos:

– Dra.     (Doctora)

– kg       (kilogramo)

– He       (helio)

– N        (Norte)

– S         (Sur)

– E         (Este)

– O        (Oeste)

Tilde o acento ortográfico

Las abreviaturas llevan tilde o acento ortográfico cuando en la forma reducida aparezca la letra que en la palabra completa también la lleva.

Ejemplo:

  • Pág. (página)
  • Cód. (código)

Nota:

Con relación a lo que se establece en lo referente al acento ortográfico en las abreviaturas, debe indicarse que existen excepciones como son:

a   (área)

ha (hectáreas)

Género en las abreviaturas:

Podemos hablar del femenino de algunas abreviaturas. Este se forma añadiendo la letra a (Sr./Sra.) o sustituyendo con la letra a (Licdo./ Licda.).

Aunque es de uso poco frecuente, este femenino también puede ser formado por una a volada.  Esta es una letra pequeñita que se coloca arriba de la abreviatura escrita, la cual naturalmente siempre lleva punto antes de colocar la letra.

Ejemplo

  1. por Don
  2. D.ª por Doña

Número en las abreviaturas:

El plural de las abreviaturas formadas por una sola letra se puede establecer duplicando dicha letra. Las constituidas por más de una letra se forman añadiendo una a o una es.

Ejemplo:

EE.UU.   (Estados Unidos)

Dres.      (Doctores)

Sres.      (Señores)

Ejs.        (Ejemplos)

Uso de la mayúscula

Según señala la Ortografía de la Lengua Española en su página 94, “las abreviaturas tienden a escribirse con mayúscula o minúscula inicial de acuerdo con la escritura de las palabras que representan. Las abreviaturas de los tratamientos se escriben con mayúscula, por ejemplo, S. M. (por Su Majestad);

  1. p C. por calle.

Nota importante:

Indica el Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua Española en su página 14 lo siguiente: “Es normal que, cuando la abreviatura se forma se lo con las primeras letras, éstas no constituyan por si solas una sílaba, sino que incluyan la consonante o grupo consonántico del comienzo de la siguiente”.

Por ejemplo:

  • de Provincia. No se han de usar pro. ni provi.
  • por siguiente. No si, ni sigui.

Abreviaturas, siglas y acrónimos

Es necesario distinguir los conceptos de abreviatura, siglas y acrónimos puesto que tienen una función común, que es la de reducir o empequeñecer.

Ya nos hemos referido ampliamente a las abreviaturas, pero como una forma de resumir podemos recordar su definición.

Abreviaturas:

Las abreviaturas no son más que formas cortadas en la escritura; son verdaderamente palabras usadas tanto en escritura como en el habla. Son la representación gráfica reducida de una palabra mediante la supresión de letras finales o centrales y que suele ir con punto.

La barrera entre la sigla y el acrónimo es mínima. Particularmente entendemos que la función que cumplen es sumamente parecida, no causando problema alguno. Sin embargo, vamos a ofrecer las definiciones que de estos dos conceptos nos brinda el último diccionario de la Real Academia Española, que fue puesto en circulación el pasado año.

Siglas

Palabra formada por el conjunto de las letras iniciales de una expresión compleja.

Ejemplos:

ONU (Organización de Naciones Unidas).

OMS (Organización Mundial de la Salud).

OSN (Orquesta Sinfónica Nacional).

Las letras de las siglas deben escribirse con mayúscula y sin puntos. En ellas es habitual la omisión de las preposiciones y los artículos.

Acrónimos:

Cuando a la siglas se le incorporan algunas letras de las silabas de las palabras que lo originan, se convierten en acrónimo. Los acrónimos son palabras completas que, inclusive, se permite escribirlas con minúscula total o parcialmente.

En nuestro país existe un gran uso tanto de siglas como de acrónimos. A continuación indicamos algunos ejemplos:

  • CODETEL
  • EDESUR
  • UNACHOSIN
  • SITRACODE
  • INTEC

Las siglas se forman porque tratamos de evitar la pronunciación y la escritura de nombres largos y complejos de instituciones importantes.

Pronunciamos siglas como palabras simples  en esto es que se diferencian de las abreviaturas. Unas y otras sirven para abreviar lo que se escribe, pero la abreviatura se lee indicando la totalidad de la palabra abreviada de lo que en ella se representa.

Comprueba que has aprendido

Escribe las abreviaturas de las siguientes palabras:

Familia

Presidente

Santo Domingo

Atentamente

Afectuosamente

Escribe los acrónimos de las siguientes instituciones:

Universidad Iberoamericana

Instituto Postal Dominicano

Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra

Instituto Nacional de Estabilización de Precios

Banco Intercontinental

Escribe las siglas de las siguientes instituciones :

Partido Quisqueyanos Demócratas

Fuerza Nacional Progresista

Policía Nacional

Ejército Nacional

Universidad Autónoma de Santo Domingo

Respuesta de los ejercicios anteriores:

Abreviaturas

Familia: flia.

Presidente: Pte.

Santo Domingo: Sto. Dgo.

Atentamente: atte.

Afectuosamente: afmo.

Acrónimos

Universidad Iberoamericana : UNIBE

Instituto Postal Dominicano : IMPOSDOM

Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra : PUCAMAIMA

Instituto Nacional de Estabilización de Precios : INESPRE

Banco Intercontinental : BANINTER

Siglas:

Partido Quisqueyanos Demócratas : PQD

Fuerza Nacional Progresista : FNP

Policía Nacional : PN

Ejército Nacional : EN

Universidad Autónoma de Santo Domingo : UASD

Ortografía & Redacción: Superlativos y diminutivos

La lengua es propiedad de cada hablante, de cada ciudad, de cada pueblo. Usamos las palabras porque son nuestras; con ellas nos comunicamos con nosotros mismos y con los demás.

La lengua española es flexible, lo que hace de ella un instrumento de comunicación con gran capacidad expresiva y con grandes posibilidades de combinación de sus elementos.

En nuestro idioma siempre encontramos la palabra, la expresión, la combinación que nos permite decir lo que queremos, con la gama de matices necesarios para que lo dicho exprese la realidad que queremos comunicar.

Nuestro idioma español favorece la frase creativa, la expresión profunda y llena de fuerza, la palabra tierna y libre. A esas palabras simples que nos da podemos añadirles terminaciones con las cuales descendemos de lo más grande a lo más pequeño, tanto así que hemos hecho de un poquito, algo aun menor: un chin. Pasamos del cariño tierno al rechazo hiriente y despectivo; en un momento de afecto alguien puede ser la mujercita y luego, en otro duro y frío, llegar a ser la mujerzuela.

¿Quién no siente la diferencia entre alguien que invita a tomarse un café y otro que invita a tomarse un cafecito? ¿Quién que haya preparado una comida no se siente halagado cuando alguno de los comensales le dice que todo estaba riquísimo? ¿Quién al ver un niño fuerte, bien alimentado, no halaga a la madre con una sonrisa y le dice ¡qué grandote!

Superlativos, aumentativos, despectivos y diminutivos son los temas que en este fascículo vamos a tratar, tanto en lo que se refiere a su contenido como los elementos que los expresan.

Vamos a comenzar

Las palabras con las que nos comunicamos, ésas que los gramáticos denominan primitivas, nos permiten añadirles elementos o partículas que denominamos sufijos. Estas terminaciones favorecen la formación de grupos de palabras con elementos comunes tanto en su significado como en su forma, con lo que se convierten en familias de palabras.

Por ejemplo:

Con la palabra pobre podemos referirnos a: pobrecito, pobrísimo.

Con la palabra pequeño podemos conformar expresiones como pequeñito, pequeñuelo, pequeñín, pequeñeces.

Con la palabra mujer nos permite decir mujercita, mujerón, mujerzuela.

La palabra hombre sirve de basa a otras como hombrón, hombrecito, hombrote,…

Verdaderamente nuestro idioma nos permite formar nuevas palabras añadiendo esos sufijos aumentativos, diminutivos y despectivos. En sentido general, se pueden resumir de la manera siguiente:

Terminaciones que indican aumento:

  • Las terminaciones –on, -azo-, -aza, -ote, -ota, expresan aumento de unos casos y golpes en otros.

Por ejemplo:

  • Panzón
  • Librazo
  • Manzana
  • Muchachote
  • Muchachota,…

Terminaciones que indican disminución:

  • Las terminaciones –ito, -ita, que indican disminución, son las más comunes y generalizadas, pero a ellas se suman:

-cito, -cita, -ecito, -ecita, – illo, -ico, -in, que también sirven para formar palabras con las que expresamos algo pequeño.

Por ejemplo:

  • Hijito
  • Mesita
  • Amorcito
  • Pobrecita
  • Palillo
  • Solecito
  • Lucecita
  • Pequeñín

Nota

Piececito

Esta palabra nace del monosílabo pie, al que se ha añadido el sufijo –cecito. Del mismo modo, en nuestro país es común que a quien tiene gripe le ofrezcamos como símbolo de afecto para que se cure un tececito bien caliente.

El Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua Española, de Manuel Seco, explica que es importante tomar en cuenta que el empleo de todas estas variantes no está sometido a normas rígidas y destaca que las excepciones a todas estas tendencias señaladas son muy numerosas, y en ellas intervienen en gran medida los hábitos regionales.

Disminuye y aumenta

Lee las palabras que aparecen en la siguiente lista. A las de la izquierda, agrégales sufijos y forma el diminutivo. Con las de la derecha, forma el aumentativo. No olvides estudiar lo explicado en la página anterior. ¡Ya te lo sabes!

  1. Flor   Beso
  2. Carro
  3. Piedra
  4. Perro Boca
  5. Cerca Barco
  6. Pronto
  7. Cabeza

El sufijo –ito

El Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua Española, de Manuel Seco, nos presenta la siguiente explicación: “-ito. Sufijo de nombres y adjetivos, a veces de adverbios, que tiene valor diminutivo o afectivo: gatito, hijito, lejitos. Este sufijo alterna con otros equivalentes, menos generales: -illo, -ico, -in, -ino, -iño, -uco, -uelo”.

En el mismo diccionario se afirma que varias de esas formas son predominantemente regionales, destacando que la terminación –ico “esta viva” sobre todo en Aragón, Navarra, Murcia y Granada (también en Venezuela, Colombia y las Antillas, pero solo cuando precede un sonido t: ratico, zapatico,…).

Terminaciones que indican desprecio:

Otras terminaciones permiten que formemos palabras con las cuales expresamos desprecio, desvalorización de algo o alguien. En las obras gramáticas estas terminaciones son denominadas despectivos y, en general, se limitan a las siguientes:

Ato

Ucho

Uza

Por ejemplo

  • Cegato, de ciego
  • Flacucho, de flaco
  • Gentuza, de gente

Demuestra cuánto has aprendido:

Escribe dos oraciones con cada uno de los ejemplos dados.

a.

b.

 

a.

b.

 

a.

b.

Busca en el diccionario el significado del término despectivo. Expresa por escrito con tus propias palabras, el contenido fundamental de esa definición.

Diminutivo

El Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua Española, de Manuel Seco, define el diminutivo como “palabra o sufijo que expresa menor tamaño o cuantía. Adjetivo, también nombre masculino. La forma disminutivo (hecha por influjo de disminuir) es vulgarismo”. La palabra vulgarismo alude al modo de expresarse de la gente común, del público en general.

Por su parte, el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española no registra el término disminutivo. Se le considera un vulgarismo.

En general, la marca gramatical que expresa diminutivo es la terminación –ito, para el masculino, o –ita, para el femenino. Veamos algunos ejemplos:

  1. Rosa: rosita Cielo: cielito
  2. Casa: casita Carro: carrito
  3. Reina: reinita Edificio: edificito

Sin embargo, esta terminación puede modificarse y aparecer con elementos adicionales. Pero su valor como disminutivo no cambia:

  1. Jarro jarr-ito
  2. Amor amor-cito
  3. Pez pec-ecito
  4. Pie pie-cecito

Finalmente conviene llamar la atención sobre el hecho de que con frecuencia el diminutivo no se refiere al tamaño o al volumen del objeto. Hay casos en que su significado es de orden sicológico y entonces indica cariño, cercanía, afecto.

Veamos dos ejemplos

Cuando a una persona se le ofrece un cafecito no se piensa en la cantidad de café que se va a brindar ni en el tamaño del envase. La nota que se destaca es de orden afectivo.

Cuando a una persona se le invita a dar una conversadita, no se asume que será breve ni superficial. Lo que se destaca es el tono sicólogo, es el carácter de empatía de complicidad que lo rodea.

Superlativo

La palabra superlativo se refiere a aquellos adjetivos que indica cualidades muy grandes o excelentes en su línea. A lo superlativo se contrapone lo diminutivo. En general, las gramáticas dedican amplias explicaciones a este tema. Sin embargo, en este fascículo nos limitamos a trabajar brevemente las terminaciones –ísimo, -ísima como una forma de ayudar a los lectores en la escritura correcta de aquellas palabras superlativas con estas terminaciones.

Existen palabras superlativas cuya formación se establece añadiéndola el sufijo –ísimo. Con toda naturalidad hablamos de algo sencillísimo o preciosísimo.

Es importante señalar que todas las palabras superlativas que incluyen la terminación –ísimo, -ísima, se escriben con s.

Por ejemplo:

– alto                 :altísimo, altísima

– sabroso          :sabrosísimo, sabrosísima

– amargo           :amarguísimo, amarguísima

– blanco            :blanquísimo, blanquísima

– agradable       :agradabilísimo, agradabilísima

Los dos últimos ejemplos no indican que, al formar el superlativo de las palabras, pueden manifestarse cambios en la ortografía de la palabra primitiva u original.

Lo importante para la correcta escritura de estas u otras palabras es escribirlas, utilizarlas y, en caso de duda, acudir a fuentes que te puedan ayudar.

Lista de superlativos:

Bellísimo

Santísimo

Honradísimo

Clarísimo

Riquísimo

Hermosísimo

Poquísimo

Muchísimo

Pequeñísimo

Sencillísimo

Lee la lista de superlativos dada y escribe el femenino de esas palabras:

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

Corrección:

Bellísima

Santísima

Honradísima

Poquísima

Hermosísima

Poquísima

Muchísima

Pequeñísima

Sencillísima

Completa las oraciones que aparecen a continuación utilizando superlativos. Fíjate en el  adjetivo que está entre paréntesis.

Esa muchacha demostró ser                 (honrada) al devolver el dinero que se encontró en la calle.

A pesar del mal trato y las groserías que le dijeron, ella se mostró               (amable)

A todos les llamó la atención que la princesa, siendo             (rica), saludara y se comportara de una forma              (sencilla).

A la Virgen María todos la llamamos                     (santa).

Corrección:

Esa muchacha demostró ser honradísima al devolver el dinero que encontró en la calle.

A pesar del mal trato y las groserías que le dijeron, ella se mostró amabilísima.

A todos les llamó la atención que la princesa, siendo riquísima, saludara y se comportara de una forma sencillísima.

A la Virgen María todos la llamamos Santísima.

Érrimo

La gramática registra la existencia de la terminación –érrimo como una variante del sufijo –ísimo, para expresar el superlativo.

El Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua Española, en sus páginas 197 y 198, presenta dos explicaciones:

Sufijo de adjetivos en grado superlativo. Es variante de –ísimo, y solo se presenta, fosilizado, en la formación superlativa de determinados adjetivos: misérrimo (mísero), integérrimo  (integro), acérrimo (acre), paupérrimo (pobre), pulquérrimo (pulcro), nigérrimo (negro).

Algunos de estos superlativos, de carácter culto todos, alternan en el uso con los de formación corriente: negrísimo, pobrísimo, pulcrísimo.

Estos superlativos, por su formación divergente con relación a la ordinaria en –ísimo, tienden a ser tratados como adjetivos no verdaderamente como superlativos, sino simplemente dotados de cierta connotación enfática. Por lo tanto, aparecen procedidos del adverbio más: Las más paupérrimas realizaciones…

¡Vamos a trabajar!

Escribe la forma superlativa de los siguientes adjetivos

  1. hermosa
  2. sucio
  3. dulce
  4. amable
  5. hablador

Corrección del ejercicio anterior

  1. hermosa :hermosísima
  2. sucio :sucísimo
  3. dulce :dulcísimo
  4. amable :amabilísimo
  5. hablador :habladorísimo

Bueno & Fuerte

El adjetivo bueno se encuentra en una situación que conviene comentar en lo que se refiere al superlativo. El Diccionario de la Real Academia trae la forma bonísimo como superlativo y no registra a buenísimo. Por su parte, Manuel Seco indica lo siguiente: “El superlativo, según los diccionarios y la mayoría de las gramáticas, es bonísimo; pero esta forma se usa raras veces, y solo en la lengua escrita. El uso común es buenísimo”.

En lo que se refiere al adjetivo fuerte el Diccionario de la Academia trae la forma fortísimo y no incluye la variante fuertísimo. A ese respecto, Seco señala: “El superlativo de este adjetivo es fortísimo. Existe también la forma fuertísimo, en la lengua coloquial”.

Notas

  1. Conviene saber que la idea de superlativo se puede expresar de otras formas. En realidad, una de las formas más usadas para ello es la expresión que dice el más… (hermoso, bueno, etc.) o la más… (hermosa, buena, etc).
  2. En algunos casos existe lo que algunos llaman superlativos cultos, es decir, formas superlativas que corresponden a una variante de la palabra que ha evolucionado de otra manera. Ese es el caso de bueno, óptimo. La forma óptimo, por su propia significación, no admite modificadores cuantitativos, como serían más óptimo o bastante óptimo.

Familias de palabras

Ya has aprendido que las palabras pueden ser modificadas para responder de la forma más precisa posible al interés de quien habla o escribe. Como habrás podido inferir de los ejemplos que has visto y de los ejercicios que has realizado, las palabras que tienen una raíz común y comparten elementos básicos de su significado, forman una familia. En esta familia entran los diminutivos, superlativos, formas que indican desprecio, etc. ¿Por qué no formas una familia con cada una de las siguientes palabras?

Familia               Carro            Casa

  1. 1. 1.
  2. 2. 2.
  3. 3. 3.
  4. 4. 4.
  5. 5. 5.

 

 

 

 

Ortografía & Redacción: Escritura correcta de ciertas palabras y frases

Existe preocupación por el uso correcto de nuestro idioma. Así lo atestiguan muchos hechos que todos conocemos. Para acceder a una posición ejecutiva, es necesario expresarse y escribir bien; para ser aceptados como asistentes de cualquier oficina mediamente importante, poseer una buena ortografía es una condición indispensable; para tener una buena imagen profesional, hay que escribir bien.

Algunos podrían pensar que no es así, pero están equivocados. La lengua es un medio de comunicación que ha de funcionar bien. Si ese instrumento no se usa con corrección, lo más probable es que no se consigan los resultados esperados.

Si nos detenemos a compartir con personas que trabajan o están buscando trabajo, que estudian o son maestros, que por gusto o por oficio están obligados a escribir algún tipo de documento (carta, currículo, ensayo, informe, aviso, anuncio, cheque, entre otros), observamos que todas, al momento de una duda en cuanto a la ortografía de alguna palabra, piensan o preguntan: ¿cómo se escribe?

En verdad, todos los hablantes, aun los más eruditos y preparados, en un momento dado pueden tener dudas sobre la escritura correcta y preguntarse cómo se escribe una que otra palabra. Sobre todo, esto ocurre cuando nos toca alguna de ésas que a veces, correctamente o por error, hemos visto juntas y también separadas.

Este fascículo ha sido preparado con la finalidad de llamar la atención sobre esa realidad, de presentar el uso correcto de tales palabras y expresiones y de dejar un material de referencia a qué acudir en los momentos de necesidad.

 Vamos a empezar…

Por el momento, centremos nuestra atención en esas palabras o grupos de palabras que habitualmente utilizan para estructurar párrafos y para establecer relaciones.

Además, se integran a los textos para permitir que las ideas queden expresadas de una manera clara, precisa y ordenada.

¡Éstas siempre van separadas!

Hay una serie de frases o expresiones que, aunque tienen unidad de significado, están formadas por palabras que se escriben separadas. Estas frases o expresiones, por lo general, tienen una función muy especial: son elementos que indican enlace, vinculación, relación. Por eso, con frecuencia se les da el nombre genérico de nexos.

Estas frases o expresiones pueden manifestar diversos tipos de relaciones. Veamos algunos ejemplos:

  1. Sin embargo
  2. De repente
  3. A pesar de
  4. En efecto
  5. En seguida
  6. Luego que
  7. A menudo
  8. Por tanto
  9. A propósito
  10. A través de
  11. Por fin
  12. Entre tanto
  13. En donde
  14. Tal vez
  15. A veces
  16. No obstante
  17. En verdad
  18. En síntesis

Estas frases o expresiones pueden manifestar, como se ha dicho, diversos tipos de relaciones. Veamos algunos ejemplos:

  • Sin embargo: indica una relación de oposición parcial entre dos términos: se acepta lo primero, pero se niega lo segundo. Un significado parecido tienen las expresiones no obstante, pero,…
  • En síntesis: señala que el autor va a terminar un tema y quiere reunir los puntos más importantes.
  • En efecto: es una relación de casualidad, en la que se muestran las causas y las consecuencias de algo. Muestran una relación parecida frases o expresiones como en verdad, por tanto…

En lo que respecta a la ortografía de estas frases o expresiones debemos destacar que, en general, la Academia no acepta como correcta su escritura como si se tratara de una sola palabra.

Este planteamiento tiene dos excepciones entre las voces que aparecen en el listado que antecede.

  1. En su página 363, el Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua Española de Manuel Seco explica la diferencia entre a propósito y apropósito en los siguientes términos.

Apropósito

Nombre masculino que significa breve pieza teatral de circunstancia, que se escribe en una sola palabra: Se representó un apropósito

A propósito

Locución adverbial, se escribe en dos palabras: Hemos cambiado la fecha a propósito.

  1. Tal vez:

En América es frecuente escribir el adverbio tal vez como una sola palabra (talvez), por lo que la Academia ha incluido la forma talvez en el diccionario. Pero en España la norma sigue siendo escribir siempre tal vez.

Ejercicios

¡Comprueba cuanto sabes!

Completa las oraciones siguientes colocando en el lugar indicado la expresión que corresponde. Selecciona la frase en la lista que aparece en la página anterior.

  1. ,todos concluyeron que debía ser operado de inmediato.
  2. Quitaron el aviso de NO PASAR; todavía, el piso esta mojado.
  3. del aguacero torrencial que caía, todos los estudiantes llegaron a tiempo.
  4. Mi amiga y yo nos encontramos en el parque y conversamos largamente.
  5. El dijo que volvería.
  6. El orador dijo para terminar “ ,no estoy de acuerdo con la clonación humana”.
  7. Caminábamos despreocupados; ,los demás se angustiaban por cruzar la calle.
  8. llegan cartas que no quisiera recibir.

Ejercicio corregido

Compara tus soluciones con las que te damos aquí. Es posible que haya más de una solución aceptable. Lo importante es que lógicamente la expresión tenga sentido.

  1. En efecto, todos concluyeron que debía ser operado de inmediato
  2. Quitaron el aviso NO PASAR; no obstante, todavía el piso estaba mojado.
  3. A pesar del aguacero torrencial que caía, todos los estudiantes llegaron a tiempo.
  4. A menudo mi amiga y yo no encontramos en el parque y conversamos largamente.
  5. El dijo que tal vez volvería.
  6. El orador dijo para terminar: “En síntesis, no estoy de acuerdo con la clonación humana”.
  7. Caminábamos despreocupados; entre tanto, los demás se angustiaban por cruzar la calle.
  8. A veces llegan cartas que no quisiera recibir.

¿Juntas? A veces si, a veces no…

En ocasiones encontramos palabras que, para nuestra sorpresa, podemos verlas escritas tanto juntas como separadas.

Sin embargo, es importante aclarar que, para asegurarnos de que estamos haciendo el uso debido, una consulta al diccionario puede ser conveniente. Nos servirá para confirmar su corrección y esto es particularmente importante porque estamos hablando de la existencia de significado distintos.

Aquí tenemos un conjunto de frases. Seguramente las has visto escritas así, con cada uno de sus componentes por separado:

Sin fin

Si no

Tan poco

Así mismo / a si mismo

Tan bien

Sin número

Sobre todo

Por qué / por que

Para algunas personas puede resultar confusa la existencia de palabras que resultan total o parcialmente homófonas, es decir, que se pronuncian básicamente igual que las frases indicadas anteriormente. Estas palabras tienen su sentido propio, totalmente independiente del que puedan tener las que conforman las frases enunciadas anteriormente.

Este hecho tiene interés desde el punto de vista de la ortografía, porque puede inducir a quién escribe a confundirse.

Observemos las distinciones

Sinfín

Sino

Tampoco

Asimismo

También

Sinnúmero

Sobretodo

Porqué / porque

Vamos a practicar

De las dos palabras encerradas en el paréntesis, escoge la palabra o expresión correcta y escríbela en la línea que se deja para esos fines:

  1. Hoy busco los finales sorpresivos. (tan poco / tampoco)
  2. Pocos escritores pueden decir con certeza Sólo saben que es necesidad de expresión. (por qué /porqué)
  3. Me sentía en ese ambiente que no quería irme. (también / tan bien)
  4. El se veía elegante y apuesto con aquel         (sobre todo / sobretodo)
  5. Se aborrecía porque no terminaba lo que comenzaba. (asimismo / a si mismo)
  6. La ciudad se veía oscura, en los barrios más pobres (sobretodo/ sobre todo)
  7. Un de personas participaba en la manifestación antiterrorista. (sin fin/ sinfín)
  8. Yo creía en la verdad de sus intenciones. (tan bien / también)
  9. Yo manejo bien; , llame a AMET (sino / si no)
  10. No pienses en lo difícil del tratamiento, en que vas a recuperar tu salud. (si no/ sino)

Ejercicio corregido

¿En cuántas acertaste?

Compara tus soluciones con las que te damos aquí. Recuerda que lógicamente la expresión tenga sentido.

  1. Hoy tampoco busco los finales sorpresivos.
  2. Pocos escritores pueden decir con certeza por qué escriben. Sólo saben que es necesidad de expresión.
  3. Me sentía tan bien en ese ambiente que no quería que el tiempo pasara.
  4. El se veía tan elegante y apuesto con aquel sobretodo negro.
  5. Se aborrecía así mismo porque nunca terminaba lo que comenzaba.
  6. La ciudad se veía oscura, sobre todo en los barrios más pobres.
  7. Un sinfín de personas participaban en la manifestación antiterrorista.
  8. Yo también creía en la verdad de sus intenciones.
  9. Yo manejo bien; si no, llama a AMET.
  10. No pienses en lo difícil del tratamiento, sino en que vas a recuperar tu salud.

Siempre bien juntitas…

Aunque no vamos a elaborar un tratado acabado y completo acerca de esta posibilidad, queremos colaborar con lo lectores para que adquieran mayor seguridad al momento de utilizar algunas palabras cuyo componente van siempre juntos.

Daremos a continuación ejemplos de algunas de esas palabras que siempre se deben escribir juntas:

Vicepresidente

Verbigracia

Viceversa

Ejercicio

Para que puedas practicar con toda seguridad la escritura de este tipo de palabras te entregamos una lista de ellas con su significado. Puedes ampliar el conocimiento de las mismas investigando aún más en el diccionario. Únete a un grupo y escriban oraciones en las que las utilicen. ¡Vamos a trabajar!

  • Subsecretario

Persona que hace las veces de secretario // Secretario general de un ministerio o de una antigua secretaria de Despacho.

  • Subdirector

Persona que sirve inmediatamente a las órdenes del director o lo sustituye en sus funciones.

  • Antemano

(De ante- y mano). Con anticipación, anteriormente.

  • Aprisa (de prisa)

Con celeridad, presteza o prontitud.

  • Detrás

En la parte posterior o con posterioridad de lugar, o en sitio delante del cual está alguien o algo.

  • Adiós

(De a Dios) interjección utilizada para despedirse, usada para denotar que no es ya posible evitar un daño, despedida al termino de conversación, misiva, etc.

  • Antebrazo

Parte del brazo desde el codo hasta la muñeca.

  • Aparte

Diferente, distinto, singular.

  • Bienvenido

Recibimiento cortés que se hace a alguien.

  • Afuera

Fuera del sitio en que se está. En lugar público, en la parte exterior.

  • Anoche

En la noche entre ayer y hoy

  • Anteayer

En el día que precedió inmediatamente al de ayer.

Algunas notas de actualidad

Afuera

Según el Diccionario de Dudas y Dificultades de la Legua Española, este adverbio significa preferentemente “hacia lo exterior” y se usa acompañando a verbos (u otros términos) que expresan movimiento: Vámonos afuera.

También se usa en el sentido de “en lo exterior”. (Afuera hay un árbol). Pero en este caso se prefiere fuera.

Precedido de las preposiciones hacia y para, y sobre todo por, se prefiere también la forma fuera. La preposición a nunca se antepone a afuera, puesto que ya está incluida en la composición y en el significado de esta palabra.

La distinción señalada entre afuera y fuera es normal en España, pero en Hispanoamérica tiende a neutralizarse a favor de un uso generalizado de afuera.

De mal humor

Nos llamó la atención la explicación que de este término hace el  Diccionario ya citado.

“El significado es estado de irritación o enfado. Afirma que es preferible la escritura en dos palabras, mal humor, ya que la fusión ente los dos componentes no es completa. Así lo  demuestra la posibilidad de sustituir el primer elemento por algún sinónimo o casi sinónimo, incluso cambiar su posición. No solo decimos estar de mal humor, sino también estar de pésimo humor, de muy mal humor, de malísimo humor, de un humor muy malo, de un humor pésimo, de un humor detestable, de un humor endemoniado, de un humor de mil demonio, de un humor de perros. ¡Que mal humor!

Esta inflexibilidad es incompatible con la escritura malhumor, que implica una unidad léxica cerrada. Nótese que como plural usamos malos humores, no malhumores.

Por otra parte, la expresión antónima buen humor, nunca se escribe como una sola palabra.

La grafía malhumor es aceptada, pero no preferida por la Academia.

Esto tiene probablemente su explicación en la existencia del adjetivo malhumorado, el adverbio malhumoradamente y el verbo malhumorar en los cuales la escritura unitaria es obligatoria”.

Ortografía y Redacción: Palabras compuestas y acento ortográfico

Compuestas y acentuadas

En la lengua española tenemos voces o vocablos simples que están formados por una sola palabra y voces compuestas que son el resultado de la unión de dos o más voces simples. Es que los hablantes poseen la facultad de introducir ciertas variaciones a las palabras para así expresar con mayor exactitud sus ideas.

Es fácil comprender el concepto de palabra compuesta puesto que el término composición implica obtener algo único a partir de la unión de dos o más elementos diferentes.

Antes de comer acostumbramos lavarnos muy bien las manos y al hacerlo utilizamos un objeto que denominamos lavamanos. Simplemente hemos unido las palabras lava y manos para designar el recipiente donde ejecutamos la acción de ponerlas limpias antes de comer. Lavamanos es una palabra compuesta.

¿Te gustaría confirmar cuántas palabras compuestas usas con frecuencia?

A continuación te presentamos varias definiciones. De la lista de palabras dadas, escoge la que corresponde satisfactoriamente en cada caso:

  1. El objeto usado para cortarnos las uñas lleva por nombre…
  2. La oración que rezamos al Señor Dios, padre nuestro, misericordioso, es el…
  3. El veinticuatro de Diciembre celebramos la…..
  4. El fuego artificial que nos busca los pies y al que tanto temen los niños es un
  5. Ese divertido juego en que un balón debe entrar a un cesto o canasto recibe el nombre de….
  6. Emilio es hijo de una francesa y un alemán, por tanto, él es….

Lista de palabras compuestas

  • Nochebuena –    Cortaúñas
  • Buscapiés –    Padrenuestro
  • Baloncesto –    Franco-alemán

En la página siguiente, centra tu atención en dos aspectos importantes de las compuestas: la diversidad de sus formas y su acentuación.

Palabras Compuestas y Acentuación

La última versión de la Ortografía de la Lengua Española publicada por la Real Academia en el año 1999 trata cuidadosamente todo lo referente a las palabras compuestas y a su acentuación.

  1. Existen palabras compuestas que se forman a partir de dos voces claramente definidas: limpiabotas, parabrisas, mataburros. Como puedes apreciar, cada una de ellas tiene un significado claro y preciso.
  • Limpiabotas: Persona que tiene por oficio limpiar y lustrar botas y zapatos.
  • Parabrisas: Batidor con cristal que lleva el automóvil en su parte anterior para resguardar a los viajeros del aire cuando el vehículo se pone en movimiento.
  • Mataburros: Diccionario. Libro.

Acentuación

La Ortografía de la Lengua Española, al referirse a la acentuación de este tipo de palabras compuestas dice: “ A efectos de acentuación gráfica, las palabras compuestas se comportan como una sola palabra, y por lo tanto siguen las normas generales y particulares ya definidas, con independencia de cómo se acentúen sus formantes por separado”.

Esto significa que ponemos la tilde a estas palabras tomando en cuenta las reglas generales de acentuación ya conocidas.

No olvides el concepto de sílaba tónica y todo lo que has aprendido acerca de la acentuación de las palabras agudas, graves o llanas, esdrújulas, sobresdrújulas y el concepto de hiato. Toda esta información se encuentra de forma detallada en los fascículos elaborados por quien escribe y publicados en el Listín Diario y a manera de resumen en el Fascículo I de esta serie.

Ejemplos:

  • Limpiabotas: No se acentúa ortográficamente, por ser considerada como una palabra grave o llana terminada en s.
  • Parabrisas: No se acentúa ortográficamente, por ser considerada como una palabra grave o llana terminada en vocal.
  • Limpiapiés: Se le marca el acento ortográfico porque es una palabra aguda terminada en s.
  • Decimoséptimo: Se le marca la tilde porque es una palabra esdrújula y a éstas siempre se les marca el acento.
  • Cortaúñas: Se le marca la tilde porque existe un hiato formado por una vocal fuerte átona y una vocal fuerte átona y una vocal débil tónica y estos casos siempre se marca el acento.
  1. La Ortografía de la Lengua Española expresa claramente que existen palabras compuestas que tiene otra forma.

Un buen ejemplo son los adverbios terminados en –mente. Estos están formados por un adjetivo al que se le añade la terminación –mente.

Veamos algunos ejemplos:

  • Cuidadosamente
  • Amablemente
  • Tranquilamente
  • Tímidamente

Esta explicación, extraída textualmente de la Ortografía de la Lengua Española, no deja lugar a dudas en cuanto a que todo adverbio terminado en mente conserva la tilde de la palabra original.

Ejemplos: cortésmente, tímidamente, fríamente

  • Cortés: palabra aguda terminada en s; por lo tanto, lleva acento ortográfico. Al convertirse en compuesta (cortésmente) mantiene la tilde.
  • Tímida: palabra esdrújula que siempre lleva acento ortográfico. Al convertirse en compuesta (tímidamente) mantiene la tilde.
  • Fríamente: palabra acentuada por la regla de acentuación de los hiatos. Se le marca la tilde porque existe un hiato formado por una vocal débil tónica y una vocal fuerte átona y en estos casos siempre se marca el acento. Fría, al convertirse en compuesta (fríamente) mantiene tilde.

Acentuación:

“Los adverbios terminados en mente constituyen una excepción a la regla general de acentuación de palabras compuestas, ya que, en realidad, tienen dos acentos fónicos: uno en el adjetivo y otro en el elemento compositivo –mente. Por ello, el adverbio conserva la tilde en el lugar en el que llevaba el adjetivo”.

  1. Hay un tercer grupo de palabras compuestas. Son aquellas que nacen cuando a una forma verbal le añadimos terminaciones como me, te, se, le, les, la, las, lo, los, nos. A estas terminaciones se les llama enclíticas.

Observemos estos ejemplos:

  • Cayose
  • Acabose
  • Pidiole
  • Dámelo
  • Písalo
  • Escríbenos

Acentuación:

“Las formas verbales con problemas enclíticos llevan tilde o no de acuerdo con las normas generales de acentuación”. Esta explicación de la Ortografía de la Real Academia sírvenos para comprender perfectamente que, si añadimos a una forma verbal particular como me, te, se, le, les, la, las, lo, los, nos, formamos una palabra a la que colocaremos la tilde o el acento ortográfico tomando en cuenta solamente las reglas de acentuación que ya las reglas de acentuación que ya hemos trabajado en diferentes ocasiones.

Ejemplos: cayose, dámelo, prohíbelo.

  • Cayose: palabra formada por la forma verbal cayó y el pronombre se. En la palabra cayó la silaba tónica es la última (yo) y por tanto, se le marca el acento por ser aguda terminada en vocal. Al convertirse en compuesta (cayose) la sílaba tónica ya no es la última, sino la penúltima. Por tanto, es palabra grave terminada en vocal y no lleva marcado el acento.
  • Dámelo: palabra formada por la forma verbal da seguida por los pronombres me y lo. Al formar una palabra compuesta, la sílaba tónica es la antepenúltima y, por lo tanto, es esdrújula y siempre lleva el acento ortográfico.
  • Prohíbelo: palabra formada por la forma verbal prohíbe seguida por el pronombre lo. Prohíbe es palabra que se acentúa siguiendo la regla de acentuación del hiato. Al convertirse en compuesta su sílaba tónica es la antepenúltima y por lo tanto, es esdrújula y se le marca el acento.

Nota:

“Las palabras de este tipo, según afirma la Ortografía de la Legua Española en las páginas 52-53, que ya no funcionan como verbos, así como las compuestas por verbo más pronombre enclítico más complemento, siguen también, en cuanto al uso de la tilde, las normas generales; ejemplo: acabose, sabelotodo, metomentodo.

  1. Finalmente nos debemos referir a las palabras compuestas con guion. Se trata, en realidad de una nueva unidad, la cual está formada por dos cualidades o características. Pensemos, por ejemplo, en palabras como teórico-práctico o como físico-químico.

Se afirma que la permanencia del guión es más común en palabras compuestas en las que se unen dos términos con significado  totalmente diferentes. Es importante señalar que el vocablo compuesto expresa en la nueva unidad formada, dos cualidades o características. Por ejemplo teórico-práctico, físico-químico. Como vemos el guión está presente. Pero, en la actualidad la tendencia es hacia la unidad completa, hacia la eliminación del guión. Por eso se aceptan como correctas las formas fisicoquímico, teoricopráctico, agropecuario, morfosintáctico, neurosiquiátrico.

Acentuación:

Los vocablos compuestos de dos o más adjetivos unidos con un guión tienen una característica muy particular y es la siguiente: cada palabra mantiene su acento fonético u ortográfico original; sólo están unidas por el guión.

Ejemplo: Hispano-marroquí, Franco-italiano, Árabe-israelí

  • Hispano-marroquí: Hispano es palabra grave terminada en vocal y no lleva acento ortográfico; marroquí es palabra aguda terminada en vocal y lleva acento ortográfico marcado según las reglas generales. Al estar unidas por un guión conservan la tilde en el lugar que le corresponde como palabras independientes.
  • Franco-italiano: Franco e italiano son dos palabras graves terminadas en vocal y a ninguna de las dos, de manera independiente, se le marca el acento según las reglas generales.
  • Árabe-israelí: árabe es una palabra esdrújula a la que siempre se le marca el acento e israelí es una palabra agua terminada en vocal, por lo que siempre se le debe marcar.

Ejemplo:

  • Acuerdo hispano-marroquí
  • Tratado dominico-haitiano
  • Intercambio franco-italiano

Para que aprendas más

Los apellidos pueden formar palabras compuestas.

En nuestro país conocemos personas que usan apellidos formados por dos palabras unidas por un guión. Estos apellidos constituyen vocablos compuestos que, como todos vemos, surgieron de la unión de dos apellidos que habían sido independientes. En este caso el guión tiene la función precisa de indicar que se trata de una unidad y de que legalmente equivalen a un solo apellido, como podrían ser los siguientes ejemplos:

Los García-Godoy

Los Beras-Goico

Los Peña-Batle

Comprueba que si has aprendido

A continuación te damos una lista de palabras. Combínalas y forma con ellas palabras compuestas:

  1. Compra
  2. Limpia
  3. Lava
  4. Saca
  5. Rompe
  6. Dientes
  7. Puntas
  8. Nueces
  9. Venta
  10. Plato

Corrección:

  1. Compraventa: comercio de antigüedades o cosas usadas
  2. Limpiadientes: palillo o instrumento semejante de otra materia, para limpiar los dientes.
  3. Lavaplatos: fregadero. Persona que por oficio lava paltos. Máquina para lavar vajilla, los cubiertos, etc.
  4. Sacapuntas: instrumento para afilar los lápices.
  5. Rompenueces: instrumento para romper o cascar nueces.

Nota:

En la nueva edición revisada del Diccionario de Dudas y Dificultades de la Lengua de Manuel Seco se afirma lo siguiente: “Si los gentilicios que se agrupan forman un compuesto aplicable a una entidad geográfica o política en la que se han fundido los caracteres de las designadas por los componentes, ese compuesto se escribe en una sola palabra; por ejemplo hispanoamericano, anglosajón. Pero se escribe con guión intermedio cuando no hay tal fusión.”

Marca los acentos que corresponden a las siguientes palabras compuestas. Búscalas en el diccionario.

  1. Abrelatas
  2. Centroamérica
  3. Correveidile
  4. Cayéndose
  5. Buscavidas
  6. Picapleitos
  7. Abrecartas
  8. Rompehuelgas
  9. Centroafricano
  10. Político-social

Comprueba que has aprendido:

  1. Abrelatas
  2. Centroamérica
  3. Correveidile
  4. Cayéndose
  5. Buscavidas
  6. Picapleitos
  7. Abrecartas
  8. Rompehuelgas
  9. Centroafricano
  10. Político-social

Coloca la tilde cuando creas conveniente:

  1. Mansamente
  2. Perfectamente
  3. Tristemente
  4. Agilmente
  5. Velozmente
  6. Candidamente
  7. Exitosamente
  8. Espontaneamente
  9. Particularmente
  10. Esquematicamente

Comprueba que has aprendido:

  1. Mansamente
  2. Perfectamente
  3. Tristemente
  4. Ágilmente
  5. Velozmente
  6. Cándidamente
  7. Exitosamente
  8. Espontáneamente
  9. Particularmente
  10. Esquemáticamente

 

Ortografía y Redacción: La redacción de ensayos

Para poder escribir

¿Cómo se escribe un ensayo? Podemos afirmar con seguridad que no hay una receta única e  infalible. Cada persona debe buscar y encontrar su camino.

Hemos conocido a muchas personas, tanto jóvenes como adultas, con una buena preparación en su idioma y con capacidad para producir ideas claras y coherentes, pero no se atreven a escribir. Sencillamente no saben cómo empezar y cómo organizarse para hacerlo.

Los estudiosos de la lengua española han trazado pautas, han establecido sugerencias e indicaciones. Si las seguimos con cierto sentido de disciplina, pueden ser una ayuda valiosa para desarrollar nuestras ideas y para expresarlas a través de la palabra escrita con seguridad y con posibilidades de éxito.

En estos fascículos hemos planteado otro tipo de ayuda: la lectura de buenos textos. Sin lugar a dudas, ésta es una forma de enriquecernos, no sólo en el aspecto de la ortografía y el vocabulario, sino también en la identificación de patrones y modelos de redacción.

La corrección en la escritura de las palabras, el uso adecuado de los signos de puntuación, la claridad mental para la producción y expresión de oraciones, constituyen piezas que se suman a las respuestas que hemos venido ofreciendo a la pregunta inicial y que contribuyen a hacer un escrito claro, completo y eficaz.

En esta oportunidad vamos a dedicar unas páginas a sugerir aspectos fundamentales para el desarrollo de un ensayo.

A escribir se aprende escribiendo. Te ofrecemos lineamientos y te invitamos a lanzarte a esta aventura, integrando todo cuanto has aprendido a través de estos materiales. A fin de cuentas, una lengua encuentra su legitimación en el uso que hacen de ella quienes la poseen y la cultivan.

Hablemos del ensayo

En el uso coloquial la palabra ensayo se emplea en el sentido de práctica o prueba. Esto quiere decir que cuando un grupo va a presentar una obra teatral, por ejemplo, primero hace uno o más ensayos de esa obra.

Este uso es perfectamente correcto y válido. Pero no es el que ahora nos interesa. Vamos a referirnos con esa palabra a un tipo de escrito que reúne ciertas características que vamos a comentar a continuación.

Un ensayo es un escrito generalmente breve en el que quien escribe desarrolla sus ideas en torno a un tema sin agotar todas las informaciones relacionadas con el mismo. En un ensayo se desarrolla la idea sin la pretensión de demostrar todo lo que el autor sabe acerca del tema. Por esto se habla de la brevedad del ensayo, aunque es imprecisa su posibilidad de extensión.

 Todo buen ensayo, por breve que sea, deben dejar en quien lee algo, ya sea una enseñanza o una información. El que escribe un ensayo deja plasmada en él su personalidad, no sólo en la selección del tema escogido, en el vocabulario utilizado y en el estilo desarrollado, sino también en la presencia de sugerencias e interpretaciones de hechos que han sido expuestos.

El autor organiza las informaciones o las expresa con claridad y naturalidad. Sin embargo, esta sencillez en la expresión no aplica superficialidad ni pobreza. Por el contrario, un requisito indispensable para catalogar de ensayo un escrito es que el mismo lleva un carácter reflexivo y de meditación, que naturalmente contribuye al tono discursivo que éste posee.

Planificación de un ensayo

La elaboración de un ensayo es algo que se planifica. Es preciso saber desde el principio qué objetivo se pretende lograr con ese acto de comunicación, qué recursos conviene utilizar, qué posibilidades se deben desechar, entre otros.

Vamos, pues, a reflexionar juntos sobre este tema:

  1. Definición del tema

Cuando alguien piensa en escribir un ensayo, lo primero que debe responderse es la pregunta sobre qué va escribir, es decir, cuál es el tema fundamental que va a tratar el escrito.

El tema es el concepto, la idea, que de manera general y abstracta nos planteamos. Obliga a establecer límites que permiten específicamente decir de qué queremos escribir.

Mientras vamos dándole vueltas al tema y vamos investigando sobre el mismo, vamos cayendo en cuenta de la necesidad de establecer los límites de nuestro trabajo. De ese modo damos un paso de lo general a lo más específico, pasamos de la idea al tópico, que se refiere a un aspecto concreto de la idea.

El ampliar, dar detalles, definir, ejemplificar los tópicos escogidos es lo que finalmente dará como resultado el escrito total que llamamos ensayo.

  1. Objetivo del ensayo

 Hay un refrán muy conocido que dice lo siguiente: “Cuando uno no sabe para dónde va todos los caminos son largos”.

En estas breves palabras se resume la razón de ser de este punto. Cuando quien escribe ha definido el objetivo que quiere conseguir, tiene un criterio que le permitirá avanzar con seguridad en la selección del estilo, del vocabulario, del modo de desarrollo, entre otros.

La definición de los objetivos permite definir la perspectiva en que vas a realizar el escrito:

  • Podrías destacar su desarrollo histórico y pones especial atención a fechas.
  • Podrías subrayar la intervención de personas y entonces procuras mencionar a los agentes principales.
  • Si quieres ser más teórico, entonces enfatizas en lo conceptual.
  • Si quieres ser más concreto, le prestas una atención especial a los hechos y a los ejemplos.

Con este objetivo bien definido, debemos reflexionar en torno a lo que realmente queremos llevar al lector. En realidad este punto suele ser influenciado de manera muy significativa por la personalidad del autor dentro del escrito.

El estilo empieza a aflorar al momento de la reflexión y cuando las palabras plasman lo que queremos decir se presentarán de acuerdo con la riqueza léxica, con la capacidad organizativa y con el dominio que de la redacción posea quien escribe.

Definido el tema y el objetivo, realizada la planificación del trabajo, estás listo para lanzarte a escribir.

Nota importante:

Siendo sumamente prácticos podemos afirmar que, cuando nos disponemos a escribir un ensayo, tenemos que pensar en los siguientes puntos:

  • Sobre qué quiero escribir.
  • Qué quiero decir de eso.
  • En qué me voy a fundamentar.
  • Cómo lo voy a decir.
  • En cuántos párrafos quiero decirlo.
  • A quién lo voy a decir.

Lo anterior nos habla de que debemos tener en nuestra mente un tema, un objetivo, unos datos o informaciones, un menú de opciones de desarrollo, un claro conocimiento del concepto de párrafo y un público al que deseamos llevar una información, convencerlo de algo, hacerlo pensar o hacerlo actuar.

Estructura del ensayo

El ensayo tiene una estructura que consta de tres partes importantes que son: introducción, desarrollo y conclusión.

  1. Introducción

Es la parte inicial del texto. Es el momento en que quien escribe le dice o indica al lector el tema que va a desarrollar. Además, crea las expectativas acerca de lo que a continuación él va a plantear.

El número de párrafos introductorios dependerá de la extensión del ensayo.

  1. Desarrollo

 Es el conjunto de párrafos donde quedan ampliadas, sustentadas, ejemplificadas, las ideas que en torno al tema el autor quiere dejar.

  1. Conclusión

 En esta parte del texto se plantea el punto fundamental que el autor ha querido dejar. Puede ser una síntesis de lo plateado o una invitación a la acción.

En la conclusión puede quedar de manifiesto la creatividad de quien escribe, ya que en una forma sintetizada puede tratar de que su público confirme lo que ha aprendido, se convenza de lo que él le ha dicho, repita lo que él ha dicho o actúe de acuerdo a su criterio.

Párrafo de transición:

 Cuando el escritor acaba de exponer una idea y está listo para empezar con otra, frecuentemente usa un párrafo más o menos breve para establecer un puente entre ambas ideas. A este párrafo se le llama  DE TRANSICIÓN porque tanto puede referirse a lo dicho como sugerir lo que viene.

Nota importante:

 Elemento de enlace

 Los párrafos que constituyen un ensayo no son unidades que aparecen una al lado de la otra sin que entre ellas existía relación alguna. El ensayo es un todo estructurado y unificado que aporta un mensaje claro y preciso. Los párrafos que lo conforman se relacionan entre sí.

Esta relación entre los párrafos se establece a través de elementos llamados NEXOS, como son las expresiones sin embargo, porque, pero, no obstante, por consiguiente, entonces, sino, por tanto, además, a pesar de, entre otros.

La función de estos nexos es indicar el tipo de relación que existe entre los elementos que se relacionan. No siempre las relaciones se marcan con nexos, pero sin duda puede suceder así.

Ayúdate con un esquema

Cuando vayas a redactar un ensayo, puedes hacer tu tarea más fácil si previamente te organizas elaborando un esquema de lo que vas a hacer. Te proponemos un esquema que puede ayudarte:

Tema: Los animales domésticos

 Titulo: Los animales domésticos y los niños

 Introducción

Párrafo 1

  • La relación entre el niño y los animales domésticos

 Desarrollo

Párrafo 2, 3 y 4

  • Adquisición por los padres de los animales domésticos
  • Educación de los niños en cuanto a su trato y cuidado
  • Beneficios que trae a los niños la presencia de animales en el hogar

Conclusión

Párrafo 5

  • Más aportes que inconvenientes

Analicemos un ensayo

A continuación vamos a leer un breve ensayo escrito por el historiador Frank Moya Pons

El libro: hoy y mañana

 Hace dos años, a bordo de un avión en que venía de Asia, leí en una revista japonesa un artículo sobre la futura desaparición del libro debido a los enormes avances tecnológicos en las ciencias de las comunicaciones y la electrónica, según su autor, revolucionaría de tal manera la preservación de la información y su difusión, que era de prever que para el año dos mil los casettes y videotapes serían el principal vehículo de la educación en esta nueva era.

Sus datos y sus argumentos eran tan convincentes que confieso pasé muchos meses pensando continuamente sobre el asunto, pues me daba trabajo imaginar cómo podría alguna vez desaparecer el libro de nuestra civilización. Con el tiempo, y después de haber seguido indagando sobre el tema, he aprendido que así como una vez desaparecieron las tablillas egipcias y sumerias y los rollos de papiro o los códices medievales, así también es posible que el libro algún día desparezca.

Pero por el momento, los avances tecnológicos de nuestra era electrónica sólo han podido proporcionar nuevos medios que han contribuido a agilizar el avance cultural, pero que no ha disminuido en absoluto el uso de la función del libro en la conversación y transmisión de los conocimientos de la humanidad.

Por más eficientes que sean los nuevos aparatos de la moderna parafernalia electrónica, todavía se encuentran demasiado lejos del alcance de la mayoría de la población del planeta, ya sea por sus costos o por la sofisticación que implica su uso, y el libro continúa siendo el vehículo preferido para la expresión del ser humano.

El libro proporciona una cercanía íntima con las ideas del autor y no exige de quien lo usa esa relación de servilismo mecánico que convierte al hombre en esclavo de los aparatos. El libro es siempre compañero, amigo, consejero, confidente y confesor. Y, por su misma estructura física, es siempre instrumento dócil al servicio de su dueño.

El libro podrá desaparecer de entre los objetos de la humanidad del mañana, pero, mientras tanto, no ha surgido todavía ningún otro objeto tan versátil como él para recoger todo aquello que el hombre ha sido capaza de pensar, escribir o dibujar en la apasionante evolución de su conciencia y en la historia de la civilización.

Ya has terminado la lectura pasa a la página siguiente y empieza a trabajar.

Ejercicio final

Responde las preguntas que, relacionadas con el ensayo “El libro: hoy y mañana”, aparecen a continuación:

  1. ¿Quién es el autor del ensayo?
  2. ¿Cuál es el tema que el autor trata?
  3. ¿Cuál es su idea principal?
  4. ¿Cuántos párrafos conforman el texto?
  5. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la introducción?
  6. ¿Cuáles párrafos pertenecen al desarrollo?
  7. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la conclusión?

Ejercicio corregido:

  1. ¿Quién es el autor del ensayo?

Frank Moya Pons

  1. ¿Cuál es el tema que el autor trata?

La posible desaparición del libro

  1. ¿Cuál es su idea principal?

En el futuro el libro podría desaparecer, pero hasta ahora no tiene sustituto

  1. ¿Cuántos párrafos conforman el texto?

Seis párrafos

  1. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la introducción?

Párrafo uno

  1. ¿Cuáles párrafos pertenecen al desarrollo?

Del párrafo dos al cinco

  1. ¿Cuáles párrafos pertenecen a la conclusión?

Párrafo seis