Conociendo a Oscar de la Renta

Santiago de los Caballeros

Medio siglo después, el nombre de Oscar de la Renta lleva bordado una historia de éxito y reconocimiento. Sus diseños elegantes y únicos aún le sobreviven en la moda mundial.

¿Sabías que estudió Bellas Artes en Santo Domingo y en Madrid, que fue discípulo de Balenciaga o que se convirtió en un clásico en el estilismo de Jackie Kennedy, Nancy Reagan y otras primeras damas de Estados Unidos como Hillary Clinton?

La exposición, Ser Oscar de la Renta, es única y pionera en La República Dominicana, una radiografía completa a uno de los más grandes diseñadores de finales del Siglo XX y principios del Siglo XXI, expresada en 5 momentos espaciales. En esta producción, más de cincuenta testimonios de personalidades cercanas y familiares del diseñador dominicano dan cuenta de diversos aspectos de su vida y obra.

Como cada proyecto expositivo del Centro León, se hace acompañar de una propuesta pedagógica, y esta recibe el nombre de Conocer a Oscar de la Renta, la cual pretende presentar la vida y obra del diseñador, mostrando las dimensiones que conforman su persona, propiciando un acercamiento a las identidades dominicanas que definieron su trayectoria.

Conocer a Oscar de la Renta va acorde a las competencias que propone el currículo y es totalmente relacionable con lo que sucede en las aulas. Ha generado materiales educativos para las familias, los niños, los docentes y visitantes en general. La exposición se abrió al público el 22 de noviembre en el Centro León,  y a lo largo de los próximos cinco meses se desarrollarán diversos programas educativos cuidadosamente estructurados y con actividades enfocadas en aprender, crear y disfrutar.

La propuesta educativa

La propuesta pedagógica abarca la creación de los siguientes programas:

Talleres infantiles: La idea es jugar y soñar con ser diseñadores en un espacio estimulante y favorecedor. Pequeños diseñadores: Una propuesta más pragmática y del hacer, en la que el niño aprenderá sobre el mundo de la moda.

Cursos y talleres y propuestas de animación cultural: Es una apuesta para los adultos. Es un plan de cursos y talleres que mantienen los ejes de creatividad e identidad.

El Programa de Mediateca es un archivo completo y dinámico con videos, revistas, catálogos, publicaciones en torno a la exposición.

Punto educativo:  Para la implementación de algunas de las actividades pautadas es necesario contar con un espacio para la promoción de situaciones de aprendizaje a través de experiencias directas, problematización y de socialización centrada en actividades grupales.

 

Campaña Un espacio para la educación vial

Listín Diario, Grupo Propagas y Mapfre BHD Seguros han unido fuerzas para realizar jornadas de visitas con estudiantes al Parque Infantil de Educación Vial.

Los accidentes de tránsito se han convertido en una imparable epidemia de sangre que enlutece a miles de familias cada año.
República Dominicana es el segundo país, de los 182 pertenecientes a las Naciones Unidas, con una tasa de 41.7% de fallecimientos por accidentes de tránsito.

En los seis primeros meses de este año, las muertes por accidentes de tránsito se incrementaron 50.9% en comparación con igual período en el 2018.

La imprudencia de conductores y transeúntes, el manejo temerario, la violación a las leyes de tránsito, la violencia vial, el irrespeto de los peatones, el uso de celulares mientras se conduce, son solo algunas de las causas de estas terribles cifras y el pan de cada día que se vive en las calles de nuestros país.

Es por esta razón que Listín Diario, Mapfre BHD Seguros y Grupo Propagas por motivo de la celebración de la Semana de la Seguridad Vial y conscientes de que solo con educación garantizaremos reducir significativamente los accidentes de tránsito, se han unido para realizar jornadas de visitas con estudiantes al Parque Infantil de Educación Vial, ubicado en la ciudad Juan Bosch.

Iván Portalatín, director de transportación del Grupo Propagas expresa que es un compromiso de responsabilidad contribuir con esta nueva generación y ver de qué forma se pueden mejorar los métodos de conducción mediante la concientización desde temprana edad.

Asimismo, Miguelina Méndez, jefe de mercadeo de Mapfre BHD Seguros asevera que nuestro país necesita que sigamos trabajando arduamente para reducir los accidentes y garantizar que la mayor parte de las personas entiendan la importancia de respetar las leyes de tránsito. “Es la única manera de afianzar que conducir sea placentero y que vivir sin accidentes sea logrado”.

 

Recorrido por el parque Ochenta estudiantes de quinto y sexto de secundaria del liceo Mauricio Báez y del Politécnico Manuel Aurelio Tavárez Justo, recibieron el curso taller sobre educación vial gracias a este proyecto. Al llegar, los jóvenes hicieron un recorrido por las instalaciones del parque. Luego pasaron al aula donde recibieron una clase teórica acompañada de un video introductorio sobre la ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana.

En esta clase los estudiantes aprendieron sobre la convivencia, cortesía en el tránsito, y respeto. Así como también sobre educación y seguridad vial, siniestralidad, el rol del peatón y del pasajero, sobre el sistema de retención infantil, los dispositivos de seguridad en el transporte, la importancia de usar casco protector, y los diferentes tipos de señales. Al concluir la clase, los instructores realizaron una dinámica donde pusieron a prueba lo que aprendieron los estudiantes.
Luego de esta parte, los alumnos llevaron lo aprendido a la práctica simulando con monociclos y bicicletas habilitados en el parque, ser conductores en la vía pública junto con agentes de la DIGESETT .

Clases dinámicas

Los estudiantes de quinto y sexto de secundaria del liceo Mauricio Báez y del Politécnico Manuel Aurelio Tavárez Justo, pudieron disfrutar y poner en práctica lo aprendido de forma teórica con un divertido simulacro con monociclos y bicicletas habilitados en el parque, en el que hacían de conductores y de agentes de la DIGESETT.

Al finalizar, todos recibieron un carnet simbólico que los certifica con capacitación en seguridad vial y como conductores responsables.

 

El Parque de Educación Vial

El primer Parque de Educación Vial del país, una iniciativa del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) y el Ministerio de Educación.

Es un proyecto que apuesta a mejorar la calidad de vida de los dominicanos a través de la educación preventiva como método más efectivo para generar cambios en la conducta de nuestros ciudadanos.

Familia y escuela: conjunto para detener la violencia

Nathalia Romero

[email protected]
Santo Domingo

Noviembre es el mes de la familia y también se conmemora el Día de la No violencia contra la Mujer.  Y no es coincidencia que tanto la violencia como la familia estén entrelazadas. En la actualidad, la violencia de género es una epidemia social en República Dominicana.  Solo en lo que va del año 2019, 62 mujeres han fallecido a manos de sus parejas o ex parejas, según un informe suministrado por la Procuraduría General de la República. Estas cifras son de las más altas en Latinoamérica y cada día van en aumento. Esta crisis de violencia pone en perspectiva a la familia como entidad formadora de entes funcionales en nuestra sociedad.

¿Cómo la familia influye en la violencia de género?

Para la psicóloga y terapeuta familiar Laura Rivas, la violencia de género no es exclusiva de las mujeres y piensa que el primer paso de erradicar la violencia hacia la mujer es erradicar la violencia en general.

Para Rivas, la violencia de género aplica a ambos sexos y no debería ser aceptada en ninguna modalidad. Aunque, cuando esta situación afecta a los miembros del hogar, no se habla de violencia de género, también estaríamos hablando de violencia familiar.

Según la psicóloga, la violencia familiar puede ser física o psicológica y puede afectar a cualquier persona sin importar su edad, género, raza u orientación sexual. Puede incluir comportamientos que buscan asustar, dañar físicamente, o controlar un compañero. Aunque cada relación es distinta, la violencia domestica generalmente incluye una dinámica de poder desigual en la cual un compañero intenta controlar al otro en diversas formas.

Enfatiza que los insultos, las amenazas, el abuso emocional, y la coerción sexual son características propias de la violencia doméstica. Quienes agreden utilizan a los hijos, mascotas, u otros miembros de la familia como para influenciar al compañero. Por su parte, las víctimas experimentan ansiedad, depresión, y un sentido disminuido de valor propio.

La cultura del machismo

En ese sentido,  destaca que la familia dominicana ha sido criada por generaciones bajo la mano dura de su patriarca quien a través de la humillación y la violencia ha podido controlar a su prole y hasta un punto a su mujer. “Expresiones como mi papá o mi mamá con solo mirarnos ya sabíamos lo que venía,” “si uno hacía algo nos pegaban a todos,” o aún peor “luego de que nos pegaban teníamos que darle un beso a nuestro papá y decirle que le queríamos,” son algunas de las situaciones mas comunes en nuestro país. Es la normalización de la violencia y atarla al amor lo que crea los cimientos para que adultos sean violentados”, puntualiza.

“De ahí que no podemos hablar de violencia si mencionar del machismo que no es mas que la versión latinoamericana de la misoginia. Esa creencia de que la mujer es menos y refleja un problema social donde la mujer no está representada en el ambiente laboral, gana menos y en general es esperado que no puede tanto como el hombre. Un ejemplo sutil de misoginia que hemos integrado es la prueba de embarazo al aplicar a un trabajo para saber si le corresponde o no la posición”.

La escuela también influye

Al igual que la familia, la escuela tiene un papel fundamental en la formación de mejores seres humanos.

Por esa razón,  la doctora en educación, Berenice Pacheco ve cómo la violencia escolar y la violencia de género son problemáticas que están interconectadas.

En los centros educativos ocurre violencia de género y, a su vez, el apego a los estereotipos tradicionales de género produce que muchas manifestaciones de violencia escolar sean minimizadas, invisibilizadas o justificadas.

Considera que el sexismo y el machismo son de los principales factores que continúan perpetuando e incluso incrementando la violencia.

Por eso propone que los docentes desarrollen espacios de diálogo y debate permanente con  los estudiantes sobre estas problemáticas. “Desarrollar en ellas y ellos la criticidad ante la violencia escolar y de género y, sobre todo, la posibilidad de relacionarse de manera armónica e igualitaria”.

SEPA MÁS

La no violencia desde el hogar:

– Motivar a todos en casa a aprender a cuidar del hogar y no solo a las mujeres. También los hombres deben aprender a ser independientes

– Motivar el estudio para todos para darle mejores oportunidades en el futuro.

– Evitar el uso de insultos al corregir a los niños porque la voz de los adultos se vuelve la voz interna del niño.

– Promover la igualdad en ambos padres y los hijos independientemente de género.

El heroísmo de la humildad

Enrique Sánchez Costa
Santo Domingo

Érase una vez un niño que amaba las palabras, los árboles y los cuentos de hadas. Perdió a su padre con tan solo cuatro años y a su madre con doce. Se refugió en el mundo de las leyendas y las lenguas, que le ofrecían nuevos hogares que habitar. Llegaría a comprender una docena de idiomas y a crear sus propias lenguas. Con treinta y tres años, este lingüista prodigioso, J. R. R. Tolkien, era catedrático de Anglosajón en la Universidad de Oxford. Allí enseñaría durante décadas las lenguas germánicas y sus cantares de gesta: el Beowulf, el Cantar de los Nibelungos, las Eddas, el Kalevala, entre otros.

Los héroes grecolatinos habían destacado por su orgullo y sus cualidades excepcionales: Aquiles, que “rompe filas de guerreros y tiene el ánimo de un león”, es el “más valiente” y el “mejor de los arqueros”. Hércules posee una fuerza y un arrojo sobrehumanos. Lo mismo observamos en los héroes de la época medieval. En Beowulf, el héroe se vanagloria de sus cualidades: “desde muy joven el valor me deparó la fama”; “mi fuerza en el mar es insuperable”; “solo al furor de mis manos deberá la bestia someterse”; “mío será el deber de una gesta”.

Nietzsche propondrá un nuevo modelo de heroísmo, el “superhombre”, que ahinca sus raíces en los héroes griegos y germánicos paganos. Afirma: “¿Qué es bueno? – Todo lo que eleva el sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo en el hombre”. Por ello, desprecia la compasión cristiana (“los débiles y malogrados deben perecer”) y ensalza−como luego harán el futurismo y el fascismo− la guerra, la virilidad y el poder.

Tolkien luchó en la Primera Guerra Mundial. Allí, en “el horror animal de la guerra de trincheras”, perdió a muchos amigos. Frente a las glorificaciones falaces de la guerra, sabía que “las guerras siempre se pierden y la guerra siempre continúa”. En las trincheras había sido testigo de incontables héroes humildes, frágiles, desconocidos, que vencían sus miedos y desafiaban los mayores peligros para realizar su misión.

Tolkien compone en el Señor de los Anillos (1955) una oda al heroísmo de la humildad: el heroísmo del hombre y la mujer corrientes. Es cierto que desfilan en la obra guerreros portentosos. Pero será una chica (Éowyn) quien venza al mortífero Señor de los Nazgûl. Y serán dos “hobbits” pequeños y hogareños (Frodo y Sam), sin ninguna cualidad extraordinaria, quienes cumplan la misión esencial (destruir el Anillo Único, que enloquece a todos con su poder). Frodo confiesa: “No estoy hecho para misiones peligrosas. ¡Ojalá nunca hubiera visto el anillo! ¿Por qué vino a mí? ¿Por qué fui elegido?”. Y, cuando logre su misión, reconoce que “no hubiera llegado lejos sin Sam”, su jardinero y amigo fiel. El nuevo heroísmo que dibuja Tolkien no se basa en lo extraordinario, en el poder solitario y dominador, sino en la amistad y el servicio a los demás. Como afirma en la obra el hada Galadriel, “incluso la persona más pequeña puede cambiar el curso del futuro”.

Reflexión sobre la práctica docente

Emelinda Padilla

Santo Domingo

De la práctica educativa docente se espera mucho, ya que en el maestro ha recaído la responsabilidad de formar a los ciudadanos que la sociedad demanda, pero la práctica educativa es una acción muy compleja por diversas situaciones; dentro de las cuales destacaría la diversidad en las características de nuestros alumnos, los distintos modos de aprender, las diversas tareas que tiene que realizar el docente durante un día de clases, la influencia contextual, las situaciones impredecibles y, por supuesto, la forma de enseñar del maestro.

Es muy importante analizar las prácticas educativas que acontecen en nuestras aulas considerando la reflexión sobre la práctica como una herramienta de cambio en nuestras concepciones, en nuestras prácticas rutinarias, y nuestra forma de actuar y desenvolvernos en el aula al desarrollar los procesos de enseñanza. Conociéndose esto como una reflexión en la acción “Reflexion in Action” (Schon, 1987).

Una estrategia de análisis es la reflexión sobre la práctica, que es un proceso que el maestro debe usar constantemente para darse cuenta de lo que sucede en el aula y para autoevaluar su desempeño, con la finalidad de identificar áreas de oportunidades que se puedan mejorar con  intervenciones oportunas, mediante la detección de situaciones problemáticas, las cuales repercuten en el desarrollo de competencias en sus alumnos.

Nuevas estrategias

Es importante destacar la indiscutible relevancia de las estrategias de enseñanza que el maestro emplea en su grupo. Aunque en ocasiones es necesario que el docente cambie sus percepciones sobre la enseñanza para realizar de manera eficaz su labor como facilitador, para ello debe comprender y reflexionar lo que hace en el aula. Este proceso es complejo, de hecho Pozo (2006, p. 428) comenta que “lo más difícil del cambio no es tanto poner en marcha nuevas prácticas, sino modificar las ya existentes.”. Dentro de los instrumentos que Pozo (2006, p. 429) sugiere para el apoyo del análisis de la práctica está “la escritura de diarios, el análisis de casos, la grabación y posteriormente la revisión de situaciones reales de práctica”.

Autores como Donald Schˆn (1992) invitan al maestro a la reflexión permanente de su práctica “práctico-reflexivo”, ya que este nuevo papel  permite al docente desarrollar una mejor comprensión del “conocimiento en la acción”, convirtiéndolo en un investigador en el contexto práctico y no teórico, considerando la práctica como una clase de investigación.

Es elemental reconsiderar la importancia acerca del término “práctica reflexiva”, y para ello es necesario hacer una diferencia entre lo que es pensar y reflexionar. El ser humano piensa constantemente y no por ello es un practicante reflexivo, sino que la reflexión va más allá considerando cierto distanciamiento para replantear, o sea, reconsiderar nueva y detenidamente la práctica reflexiva.

La formación del profesor

Esta tiene que  orientarse a ir personalizando en un esquema del pensamiento propio, un saber reflexivo y crítico, pues ni se resuelve la enseñanza con solo mirarla, ni se convierte en práctica racional innovadora si no se supera el nivel del pensamiento vulgar, las creencias personales o el conocimiento tácito. La reflexión sobre la acción se renueva constantemente, dando paso a la reflexión de su propia acción y sobre los sistemas de acción colectiva.

En ocasiones el maestro piensa que el reflexionar sobre la práctica se hace de manera individual, y en cambio, para que tenga un mejor resultado debería ser en colectivo, ya que se contrastarían las ideas con las de alguien más, generándose un intercambio de opiniones muy enriquecedor.  En general, reflexionar es pensar, pero en educación,  es hacer elecciones y tomar decisiones sobre la mejora de nuestros procesos de enseñanza.

Momentos estelares de la humanidad

Enrique Sánchez Acosta

Santo Domingo, RD

La Viena de la Belle Époque fue una de las cimas de la historia de la cultura. Sus cafés, sus salones, sus teatros, su ópera, estaban electrizados de vida artística e intelectual. Allí deslumbraban la música de Gustav Mahler y Arnold Schˆnberg, la pintura de Gustav Klimt y Egon Schiele o el psicoanálisis de Sigmund Freud. Allí, en el regazo de la cultura burguesa de Viena, creció Stefan Zweig.

De origen judío, pero educado sin religión, se inclina pronto por las letras. Viaja por toda Europa y cultiva la amistad de numerosos intelectuales. Critica el fanatismo, el militarismo y “la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea”. Para este pacifista y ciudadano del mundo, su identidad es Europa; su patria, la República de las Letras.

Entre las decenas de obras que escribe (publicadas hoy por Acantilado, en espléndidas traducciones) destacan sus novelas breves, sus biografías y sus memorias, que son una oda y una elegía al legado cultural de Europa. En 1927 publica su mejor libro: Momentos estelares de la humanidad. Catorce miniaturas históricas. En él despliega Zweig su maestría en el dibujo de escenas, en el retrato psicológico de los personajes, en el manejo de las expectativas del lector y la intriga, en la recreación emocionante del pasado a través de un lenguaje sensorial, vitalista y dramático.

Zweig narra esos “extraordinarios momentos de inspiración” que determinan la vida de los individuos, los pueblos y la humanidad. En su libro encontramos batallas (la toma de Constantinopla, la derrota de Napoleón en Waterloo), clímax revolucionarios (la composición de “La Marsellesa”, la llegada de Lenin a Petrogrado), hazañas de la voluntad (el descubrimiento del Pacífico, la conquista del Polo Sur), creaciones artísticas sublimes (la “Resurrección” de H‰ndel, la “Elegía de Marienbad” de Goethe) o proezas tecnológicas (la primera palabra transmitida a través del Atlántico, con el telégrafo). El autor logra que experimentemos la historia en primera persona, que la disfrutemos y que aprendamos de ella.

El nazismo saqueará la casa de Zweig, prohibirá sus obras y le impelerá al exilio: Londres, Nueva York, Petrópolis (Brasil). Allí se suicidará, junto a su mujer, en febrero de 1942, creyendo que Hitler iba a ganar la guerra. Hannah Arendt reprochará a Zweig haber vivido en la “torre de marfil” de su fama y cultura, ajeno a los dramas de su tiempo (en especial, del pueblo judío, sobre el que apenas habló). La cultura humaniza; pero puede también servir de refugio para evadirse de los dramas humanos. Así lo hizo, en parte, Erasmo; así lo hizo, con descaro, Montaigne, quien se aisló ?espiritual y físicamente? en la torre de su biblioteca, para huir de su tiempo. Ambos fueron biografiados y admirados por nuestro autor, igual que Castelio: otro defensor de la libertad de conciencia. En su biografía de Castelio estamparía Zweig su programa vital: “Tolerancia frente a intolerancia, libertad frente a tutela, humanismo frente a fanatismo, individualismo frente a mecanización, conciencia frente a violencia”.

YONDR: Cero distracciones en clase

Nathalia Romero
Santo Domingo

“Guarda tu celular. Deja de chatear. Deja de usar la cámara como espejo. Deja de mirar Instagram y Whatsapp. Por favor, presta atención a la clase”, eran los mandatos con los que Valerie, maestra de ciencias sociales, se dirigía todos los días a sus alumnos. Hace unos años, ese tipo de acciones era impensable, pero en la era del teléfono inteligente se ha vuelto una costumbre en casi todas las escuelas y colegios.

Un estudio publicado en la revista Educational Psychology,  demuestra que el solo hecho de tener celulares en el salón de clase puede ser perjudicial para el rendimiento académico de un estudiante, afectando no solo lo que aprende sino lo que retiene en su memoria.

Cambio en la dinámica escolar

“Pero ya el panorama es distinto”, manifiesta Valerie. Desde hace más de un mes, la implementación de un estuche en el colegio ha cambiado todo.

Su nombre es Yondr,  y está siendo usado alrededor del mundo en cientos de salones de clases y colegios, en espectáculos, en ámbitos familiares y en eventos especiales de toda clase. El objetivo de su creación ha sido crear espacios donde las personas puedan hablar y relacionarse con su entorno.

Este consiste en un estuche simple y fácil de usar que guarda los celulares y requiere de un mecanismo para abrirlo.

Cambio en los estudiantes

“Hablamos más entre nosotros, nos enfocamos más en la clase. Antes, aunque teníamos prohibido sacar el celular en el aula, vivíamos en un estado permanente de ansiedad. Incluso nos sentimos más seguros porque se ha reducido el acoso y el cyberbullying”, expresa  Carlos, estudiante de sexto de secundaria en el colegio The Community for Learning.

Asimismo, Lisa Soto de sexto de secundaria, dice que ha mejorado su timidez y la forma en la que se comunica con sus compañeros. “Ahora socializo más y vivo la vida real”.

Carla Meyrink, directora del referido centro, explica que cuando los estudiantes llegan al colegio colocan el celular en el estuche Yondr, el cual es luego cerrado. Los estudiantes mantienen posesión de sus celulares, pero no los pueden usar hasta que los estuches sean abiertos al final del día. En caso de que un maestro necesite que los estudiantes utilicen los celulares con fines educativos, los celulares son desbloqueados para que puedan realizar la actividad.

Meyrink expresa que a pesar de la inicial negativa de algunos a solo un mes de la presencia de Yondr en el centro, el rendimiento de los estudiantes en el aspecto académico y de relaciones interpersonales han dado un giro de 180 grados.

“Ahora se involucran más en las actividades y trabajos del salón de clase, tienen menos acceso a redes sociales en momentos inadecuados, por lo tanto tienen menos probabilidades de distraerse y posponer sus asignaciones”, asegura.

Retos y oportunidades del sistema educativo ante la tecnología

Nathalia Romero
Santo Domingo

Washington Collado es un  experto en educación que  ha analizado la problemática educativa dominicana en distintos foros nacionales e internacionales. En una entrevista exclusiva para Plan LEA, este destacado doctor en Educación, hace una reflexión ante el momento de progreso tecnológico que vivimos.

* ¿ Cómo usted considera que se encuentra a nivel tecnológico la educación dominicana?

Considero que el nivel tecnológico en la República Dominicana está en un buen momento y repleto de posibilidades. Las tendencias y datos sobre tecnología y conectividad en estadísticas mundiales colocan a nuestro país en constante incremento en acceso a tecnología en diferentes ámbitos: educativo, comercial, privado, etc. Pero es cierto que tenemos mucho trabajo por hacer; obstáculos de infraestructura que superar y continuamente capacitar a líderes de educación, docentes y técnicos a ser parte esencial para que la tecnología en la educación logre su máximo potencial.

República Dominicana es un país donde las necesidades básicas como la luz eléctrica aun presentan mucha deficiencia. Considerando esas limitantes, ¿cree usted que estamos preparados para la revolución tecnológica?

Esa es una pregunta básica porque nos obliga a poner en perspectiva nuestras prioridades sobre hacia dónde vamos y dónde queremos estar. Al contemplar este punto, como país, debemos concretamente entender que el progreso no nos va a esperar. Tenemos que entender que es un mundo globalizado y que tenemos competencia desde Ghana hasta Perú, desde Argentina hasta Vietnam, y desde Polonia hasta Guatemala, por decirlo de alguna forma. O sea, que nuestros alumnos no tienen la opción de espera. Tenemos que asumir nuestros retos y saber cuáles son nuestras deficiencias y enfrentarlas seriamente.  Pero al contemplar nuestros obstáculos para lograr un mayor alcance tecnológico, debemos hacer una sobria reflexión sobre el potencial de la tecnología en salud, en educación, en comunicación, en infraestructura, en medioambiente, etc. etc. O sea, que no solo es “educación.”  Si no entendemos el potencial de la tecnología en todas estas áreas, y actuar e invertir deliberadamente, estamos tomando pasos al revés.

Entender que la inacción también es una acción y una decisión tomada. No podemos esperar un marcador específico para decir: “ahora sí estamos listos,” puesto que siempre va a haber áreas que mejorar.

* En los últimos años, República Dominicana se ha colocado entre los peores lugares en Ciencias, Matemáticas y Lectura, según datos suministrados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, ¿cómo puede aprovechar el sistema educativo la tecnología para compensar las deficiencias en la educación?

Te puedo decir sobre ese aspecto que la revolución educativa en el mundo de hoy tiene varias implicaciones que busca que el estudiante se integre, descubra el porqué de las cosas, y sepa el propósito de su enseñanza. La base curricular sobre programas denominados STEM (por sus siglas en inglés Ciencia, Tecnología, Ingeniería, y Matemáticas) busca integrar el aprendizaje activo en base a proyectos y relación directa con el mundo que nos rodea, desde nuestras comunidades, barrios, pueblos, provincias, hasta nuestra República Dominicana y el mundo.

¿Cómo cree que se puede mejorar el sistema educativo dominicano?

Una pregunta compleja. Te puedo referir a la respuesta anterior y agregar que una respuesta completa podría ser toda una disertación. Pero solo para tocar la superficie, pudiera decir lo siguiente: currículo de estudio consistente y aplicable con marcadores formativos, capacitación en todos los renglones, aplicación tecnólogica, inversión y mejora en la infraestructura, integración oportuna de los padres al proceso escolar, crecimiento profesional, responsabilización de progresos y deficiencias, y estudios sobre programas y mejores prácticas a nivel mundial que pudieran ser aplicadas en República Dominicana, tomando en cuenta su propia idiosincrasia. En fin, no hay fórmula mágica.  Y, como base, crear en cada escuela un operativo sinérgico que integre todos los recursos en apoyo a la parte de más relevancia: la clase y el desempeño del alumno.

La filosofía y su importancia en la enseñanza

La enseñanza de la filosofía en la escuela puede traer múltiples beneficios, como es el desarrollo del pensamiento crítico en los estudiantes.

Tavito de los Santos
Santo Domingo

La filosofía reviste una gran importancia, porque no sólo se interesa por conocer la verdad y explicar el porqué de las cosas, sino que además aporta las herramientas de aprendizaje del conocimiento científico, a través de diferentes disciplinas, como la metodología, la epistemología, la gnoseología y la lógica.

De igual forma la filosofía se encuentra relacionada con la educación, debido a que ambas ciencias procuran el desarrollo de la intelectualidad, la búsqueda del conocimiento y la formación humanística de los estudiantes. A nivel de competencias cognitivas, la filosofía aporta al alumno las técnicas para el desarrollo de su capacidad de análisis, síntesis, crítica, comparación, explicación, argumentación e interpretación, entre otras; facultades que coinciden con las competencias lingüísticas que habilitan al alumno para el autoaprendizaje.

En el aspecto de la formación humana, la filosofía cuenta con dos disciplinas formidables, que son la ética, que estudia los principios de la conducta moral, y la axiología, que tiene por objeto de estudio los valores. Y nos permiten discernir consciente y racionalmente lo bueno de lo malo, orientándonos hacia una buena conducta social y personal.

En lo concerniente a las demás asignaturas, la capacidad racional del filósofo para captar la realidad le permite enfrentarse a diferentes disciplinas, pues facilita la comprensión de otras áreas del conocimiento, dado que la filosofía se encuentra relacionada con las demás ciencias particulares o especializadas, como veremos a continuación.

La palabra filosofía surge de dos vocablos griegos: filo, que significa amor, y sofía que significa sabiduría, por lo que etimológicamente significa amor por la sabiduría. La filosofía desde el siglo VI a. C., aproximadamente, surge de la admiración y el asombro, en Grecia, con Tales de Mileto,  y se caracteriza por la búsqueda incesante del conocimiento, de aquello que trasciende lo inmediato; de modo que al tiempo que hace alusión a la sabiduría, también delata la carencia de la misma en el hombre; a tal nivel que el filósofo se va a caracterizar por la insaciable apetencia de llenar ese vacío cognoscitivo, pues por más que logre aprender nunca llegará a la plenitud de la sabiduría. No tanto el que sabe, como el que busca el saber.

Relación de la filosofía con las demás ciencias

Por su origen, la filosofía precede a las demás ciencias; es la primera en dar cuenta de la realidad, la primera que se interesa y emprende el camino hacia el conocimiento del ser, del universo. Es la primera ciencia en existir en la historia del conocimiento. “La filosofía es la ciencia más antigua.” (Afanasiev, 1981, p. 5). Muchos se estarán haciendo la pregunta de si otras ciencias como la astronomía, las matemáticas y la medicina, por sólo citar algunas, no tienen su origen paralelamente o tan antiguo como la filosofía, y piensan bien. No obstante, cabe destacar que al principio todo el conocimiento formaba parte de la filosofía, conformando el saber filosófico, así versara sobre política, música o ciencia, es decir cualquier área del conocimiento.

Campo de estudio

En cuanto al objeto o campo de estudio, también encontramos una estrecha relación entre la filosofía y las ciencias especializadas, pues todas estudian la realidad o el ente (objeto de estudio de la ontología, una disciplina filosófica) y persiguen el conocimiento o la verdad de las cosas, aunque sea por vías distintas. Mas, como la filosofía se clasifica entre las ciencias humanas, es más notable su vinculación con las ciencias sociales y las humanidades. En ese orden, vamos a ver una mayor relación de la filosofía con la sociología, el derecho, la psicología, la teología, la política y la educación, que con las ciencias naturales.

La niña que combatió el odio con su Diario

Enrique Sánchez Costa
Santo Domingo

Entre la literatura del Holocausto sobresalen obras tan punzantes y bellas como las de Primo Levi, Elie Wiesel, Imre Kertész, Jorge Semprún o Paul Celan. Ninguna de ellas, sin embargo, ha alcanzado tantos lectores como el Diario de Ana Frank. Ana, una adolescente alemana de origen judío, lo escribió entre 1942 y 1944, mientras se escondía en una casa de Ámsterdam, junto a su familia, de las garras de la Gestapo. Su destino sería trágico: serán delatados en 1944 y conducidos a campos de concentración y exterminio nazis. Todos morirán allí, salvo el padre de Ana, Otto, que sobrevivirá a Auschwitz y dedicará el resto de su vida a la difusión del diario de su hija.

Lo más excepcional del diario es la clarividencia, la sensibilidad literaria y la riquísima vida interior que despliega su autora. Son muchos los temas que desfilan en sus páginas. Es constante el “miedo atroz” a los bombarderos, los proyectiles, las metralletas; el pánico a los robos, las inspecciones y la posibilidad de ser descubiertos. Lamenta Ana, ya en 1942, el destino que sufren los judíos en Holanda: “Todos sin excepción marchan camino de la muerte. […] Como si fueran ganado enfermo y abandonado, se llevan a esa pobre gente a sus inmundos mataderos”.

El diario muestra el viaje de la infancia a la madurez (acelerado por las circunstancias), a través de las aguas procelosas de la adolescencia. Ana cuenta, de modo inusual para su tiempo, el despertar de su sexualidad: la llegada de la regla, el interés por conocer su propio cuerpo y el de los demás. Como tantas adolescentes, se siente incomprendida, tiene conflictos con sus padres y fluctúa en un mar de contradicciones: “Tengo unos enormes deseos de… ¡de todo! Deseos de hablar, de ser libre, de ver a mis amigos, de estar sola. Tengo tantos deseos de… ¡de llorar!”. Se enamora de Peter, el chico de la otra familia que comparte con ellos escondrijo. Y reconoce, con perspicacia, que “mis opiniones, mis pareceres, mi visión crítica, mi aspecto, mi carácter: todo ha cambiado”.

Ana reitera su deseo de ser periodista, su amor por la literatura y su conciencia de tener talento para el oficio. En este sentido, alaba a la mujer que trabaja fuera de casa, como forma para “conseguir la valoración de la mujer”, “la igualdad de derechos” y “la independencia total”. Y, frente a la exaltación de los héroes masculinos, pregunta: “¿Qué parte de la humanidad en su conjunto también considera soldados a las mujeres?”. Aunque no combatió con la espada sino con su pluma, oponiendo al racismo y el odio su confianza “en la bondad interna de los hombres”. Por eso J. F. Kennedy afirmaría de ella: “De entre los muchos que, a lo largo de la historia, han hablado en nombre de la dignidad humana en tiempos de sufrimiento y muerte, no hay ninguna voz que tenga más peso que la de Ana Frank”.

Enrique Sánchez Costa 
Doctor en Literatura

Biografía
Doctor en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra (Premio Extraordinario de Doctorado, 2012). Es profesor de la Universidad de Piura (Lima) .

Autor de artículos académicos y del libro “El resurgimiento católico en la literatura europea moderna (1890-1945)” (Ediciones Encuentro, Madrid, 2014). Ciudadano del mundo, apasionado de las humanidades y de todas las manifestaciones artísticas.