Hoy celebramos el Día Mundial del Amigo

 

El Día del amigo, tiene sus orígenes en la famosa llegada del hombre a la luna y es que este fue el suceso elegido por Enrique Ernesto Febbraro, un locutor argentino miembro de la logia masónica, para intentar incentivar en el mundo una celebración que girase en torno a una virtud altruista como lo es la amistad sincera.

Febrano, quiso conmemorar su Día del amigo, el mismo día en el que el coronel de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Edwin Aldrin hiciese su incursión a la luna junto con Neil Armstrong en el Apolo XI. La razón de esta decisión es que Aldrin también era masón y Febrano sentía mucha empatía hacia él. Así que se le ocurrió que una excelente manera de celebrar el logro de este hombre era conmemorar en la víspera de su viaje un día que tuviese como génesis un sentimiento humano limpio y puro, como lo es la amistad.Para lograr esto Ernesto Febbraro, envío una serie de postales a todos sus amigos en el mundo y la mayoría le contestó que estaban de acuerdo. En total envío 1000 mensajes y recibió de 700 respuestas de vuelta. Desde entonces se celebra el Día del amigo no solo en Argentina, también en Brasil, España, Uruguay y Chile.

En qué se diferencia el Día del amigo del Día Internacional de la Amistad

En realidad ambos días buscan conmemorar el mismo sentimiento y la misma virtud, pero sus precursores son muy diferentes. El Día Internacional de la Amistad, fue propuesto por la organización civil Cruzada mundial de la amistad con sede en Paraguay y cuyo líder el Dr. Ramón Artemio Bracho la instauro en el año 1958.

Exactamente 11 años antes de la idea impulsada por Febbraro. Con el tiempo las Naciones Unidas decidieron dejar la fecha oficial del Día de la amistad, propuesta por Bracho y convertirla en día internacional. Principalmente porque se considera el precursor de la idea original.

Relación con papá es base de estabilidad emocional

Pocas personas saben que la clave para tener buenas relaciones humanas se basa en tener una sana relación con los padres.

La terapeuta Rosa Hernández Gil agrega a este criterio que específicamente la relación con papá tiene un gran impacto en los hijos, ya que no sólo se vincula el desarrollo social de estos, sino que también determinará el trato y comunicación con la mujer.

“Para el padre poder desarrollar una buena relación con los hijos, esta debe tener como base la afectividad, negociación y tolerancia, no sobreprotección o dominación, ya que en nuestra sociedad, se ha normalizado el machismo bastante, cuando en realidad el padre puede ser figura sensible”, dijo.

La psicóloga clínica y especialista en intervenciones en psicoterapia detalla que un padre puede y debe mostrarse abierto a las necesidades emocionales de sus hijos, sabiendo comprender y empatizar con sus sentimientos, y principalmente los varones aprenden mucho a manejar la impulsividad cuando están relacionados con modelo paterno inteligente emocionalmente.

Explica que, por otro lado, forma parte clave del proceso de identidad masculina de los varones el tener una relación sana con su padre.

La experta, que tiene su consulta en el Centro Vida y Familia, afirma que teniendo claro cuál es el comportamiento que debe tener el padre, existen ciertos puntos claves que los hijos igualmente pueden aplicar.

En ese sentido menciona en primer lugar tener un buen comportamiento, modelando conductas prosociales, reconocer sus virtudes y acciones positivas. Pequeñas acciones para mejorar la convivencia día a día pueden dar paso a una excelente relación familiar.

En segundo lugar, darle importancia al tiempo en familia. Al pasar tiempo de calidad juntos y conocerse, los conflictos disminuirán ya que habrá más confianza y se expresarán los puntos de vista más fácilmente.

Otro aspecto muy importante que menciona es tener una buena relación padre-hijo. Cuando a un niño se le inculca desde temprana edad el valor de la autoestima, se desarrolla como un ser íntegro, se siente completo y capaz.

“Adicional a lo anterior, la paciencia y tolerancia son virtudes que pocos poseen pero que fortalecen todo tipo de relación. Reconocer que, al igual que los hijos, el padre no viene con un manual de cómo actuar, dará paso a la empatía y por consecuencia, a una mejor convivencia”.

La relación con la figura paterna puede construirse desde el momento de la concepción, dejando atrás estereotipos de que el padre solamente es el proveedor material que no se implica emocionalmente ni tiene un rol preponderante en la crianza de los hijos, expresa la psicóloga Rosa Hernández Gil.

La importancia de tener una relación sana con papá va más allá de lo que muchos creen. Tiene una gran influencia en la personalidad, los aspectos socioemocionales y el comportamiento. El padre, además de ser la primera persona que forja la identidad de un niño, junto con la madre, es el primer modelo de masculinidad que tienen.

 

Fuente: Listín Diario

10 beneficios cerebrales de jugar ajedrez

 

El ajedrez es un juego-ciencia que favorece el ejercicio y desarrollo de varias habilidades mentales además de la formación del pensamiento científico, ya que quienes lo juegan se someten a una constante puesta a prueba de hipótesis que deben verificar o descartar. Este juego, considerado como un deporte por el Comité Olímpico Internacional, fomenta los aspectos intelectuales y recreativos a la vez que favorece la socialización y el respeto por las pautas y normas entre quienes lo practican. Conoce a continuación 10 razones por las que el ajedrez es bueno para el cerebro.

 

Conoce las 10 ventajas para tu cerebro de jugar ajedrez

 

1 – Eleva tu cociente intelectual

Muchos estudios han demostrado como después de un tiempo jugando sistemáticamente ajedrez puede elevarse el Coeficiente Intelectual (CI) de una persona, además de mejorar la capacidad para resolver problemas, las habilidades lectoras, de lenguaje, matemáticas y de memorización.

Por si fuera poco la práctica del ajedrez también favorece el desarrollo de la creatividad y originalidad, ayudando a las personas e tomar decisiones más precisas y rápidas en los momentos en que están bajo presión. También se ha demostrado que la práctica frecuente ayuda a los estudiantes a mejorar sus notas y favorece la concentración. Hasta aquí ya tenemos razones suficientes para empezar a practicar, ¡pero todavía existen muchas más!

 

2 – Ayuda a prevenir el Alzheimer

El cerebro es un músculo y como tal debe ser ejercitado. Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine realizado por el doctor Robert Freidland asegura que las personas mayores de 75 años que durante su vida habían jugado al ajedrez están mucho más preparados para luchar contra el Alzheimer, la demencia y otras enfermedades de deterioro mental; contrariamente a lo que sucede con las personas que no han ejercitado su mente de ninguna manera, que se vuelven mucho más propensas a que el cerebro envejezca más rápido.

3 – Ejercita ambos hemisferios cerebrales

Según un estudio realizado recientemente por dos investigadores alemanes de la Universidad de Tübingen y publicado por la revista PLoS One tanto los jugadores expertos como los novatos utilizan por igual los dos hemisferios del cerebro al jugar una partida. Este resultado sorprendió hasta a los propios investigadores, ya que éstos pensaban que el lado izquierdo sería el predominante.

 

4 – Mejora la creatividad

El doctor Robert Ferguson realizó un estudio denominado “Desarrollo crítico y pensamiento creativo a través del ajedrez”, donde comprobó al cabo de 32 semanas que todo el grupo de ajedrecistas obtuvo mejoras en todas las áreas de la creatividad, demostrando un significativo crecimiento en lo que respecta a la originalidad.

El polaco Samuel Reshevsky fue uno de los grandes maestros ajedrecistas de América y del mundo. Como aprendió a jugar a los 4 años se ganó el apodo del “niño prodigio del ajedrez”.

5 – Potencia la memoria

Reiterados estudios han logrado demostrar que los estudiantes que practican ajedrez se destacan por su buena memoria en todas las asignaturas; y es que obviamente es muy necesario el uso de esta habilidad para ser un buen ajedrecista.

6 – Ayuda a resolver problemas

Jugar ajedrez implica desarrollar esta habilidad como una condición imprescindible, ya que además de determinar cómo resolveremos las movidas del partenaire se añaden la dificultad del tiempo.

 

7 – Incrementa la capacidad lectora

Un estudio llevado a cabo por el doctor Stuart Margulies en el año 1991 sobre 53 colegios primarios de Nueva York demostró que los niños que participaron en el programa de ajedrez durante 2 años mejoraron ampliamente su capacidad lectora, sobrepasando la media nacional.

 

8 – Facilita la concentración

Esta condición es otra de las esenciales en un jugador, ya que es una disciplina que requiere de gran concentración, en la que los competidores pueden quedar absortos durante horas tratando de resolver una partida, ignorando todo lo que está pasando a su alrededor en esos momentos.

 

9 – Hace crecer las dendritas

Las dendritas son estructuras de las neuronas que están implicadas en la recepción de estímulos; la práctica del ajedrez ayuda a que estas conexiones entre neuronas crezcan.

 

10 – Enseña a planificar y hacer previsiones

Los juegos de estrategia son una excelente forma de desarrollar la corteza prefrontal, que es el área responsable de planificar y anticiparse a los acontecimientos, del autocontrol y del buen juicio; por lo que está implicada en la toma de decisiones de cualquier área de la vida.

Hoy es el Día Mundial del Ajedrez

El 20 de julio se celebra el Día Mundial del Ajedrez, un antiguo y tradicional juego de mesa que requiere de una gran destreza y agilidad mental, considerado actualmente como una disciplina deportiva.

Esta efeméride fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2019, para conmemorar la creación de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) en el año 1924, en la ciudad de París. Asimismo, se homenajea la contribución de este magno juego en “la promoción de la educación, el desarrollo sostenible, la paz, la cooperación, la solidaridad, la inclusión social y la salud a nivel local, regional e internacional”.

Por otra parte, el Ajedrez contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible contemplados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: fortalecimiento de la educación, promoción de la igualdad de género, empoderamiento de niñas y mujeres, así como la inclusión, la tolerancia y el respeto.

Ajedrez: un juego de táctica y estrategia

El Ajedrez consiste en un juego de mesa, conformado por dos jugadores y un tablero dividido en 64 casillas o escaques, así como 16 piezas móviles para cada jugador:

  • Un rey.
  • Una reina o dama.
  • Dos alfiles.
  • Dos caballos.
  • Dos torres o roques.
  • Ocho peones.

De acuerdo a las reglas del juego, cada pieza tiene un movimiento particular dentro del tablero, dependiendo de su color (blanco o negro). El objetivo final es derrocar la principal pieza del oponente (el Rey). Se requiere de mucha concentración y agilidad mental para hacer movimientos magistrales de las piezas.

Una de las jugadas magistrales del ajedrez es el Jaque mate, que consiste en amenazar a la pieza principal (el Rey) del jugador oponente, de forma tal que no pueda defenderse. De esta forma concluye la partida. Esta frase proviene de la lengua persa, la cual significa que el rey se encuentra atrapado o no tiene escapatoria.

Por otra parte, la habilidad relativa de los jugadores de ajedrez se calcula a través del Sistema de Puntuación ELO, un método matemático basado en cálculo estadístico aprobado por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). De acuerdo al rango de puntos obtenido, se otorgan los títulos que abarcan desde la categoría de Principiante hasta Campeón del Mundo.

El ajedrez ha sido catalogado como un deporte desde el año 2000 por parte del Comité Olímpico Internacional, debido a su carácter competitivo, interactivo, educativo y estratégico.

Orígenes del Ajedrez

Una de las teorías más aceptadas acerca de los orígenes del Ajedrez se remonta al siglo VI d.C. en La India durante el periodo Gupta, gracias a un juego denominado Chaturanga. Posteriormente, se llevó a Asia mediante las rutas comerciales establecidas.

Durante el proceso de conquista árabe se introdujo este juego en Europa, específicamente en España, conocido como Shatranj. Luego, en el siglo XV surgió el ajedrez moderno en países como Francia, Inglaterra e Italia.

Ya en el siglo XX el ajedrez era considerado una herramienta de enfrentamiento y poder entre Occidente y la antigua Unión Soviética, favoreciendo el surgimiento de grandes maestros que crearon estrategias y tácticas fundamentales que rigen hoy día a esta disciplina.

Películas, series y documentales sobre el ajedrez

A continuación mostramos algunos títulos de series, películas y documentales, cuya temática central se basa en el ajedrez como protagonista:

  • Gambito de Dama (EEUU. Director: Scott Frank. Año 2020): esta interesante serie de Netflix se remonta en la década de los cincuenta, cuando una huérfana trata de convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo, luchando al mismo tiempo con sus problemas emocionales y la dependencia de las drogas y el alcohol.
  • El juego mas frío (Polonia. Director: Łukasz Kośmicki. Año 2019): un profesor de matemáticas alcohólico es reclutado por el gobierno de los Estados Unidos para jugar una partida de ajedrez en Varsovia contra un ajedrecista soviético, en el marco de una crisis militar entre dos superpotencias mundiales.
  • La Reina de Katwe (EEUU. Directora: Mira Nair. Año 2016): es un drama de la vida real basado en la vida de Phiona Mutesi, una joven de Uganda (África) que fue un prodigio del ajedrez en su país. Muestra sus humildes inicios en esta disciplina, llegando a competir en la Olimpíada Mundial de Ajedrez.
  • Magnus (Noruega. Directora: Benjamin Ree. Año 2016): un documental sobre Magnus Carlsen, el Gran Maestro de Ajedrez mejor clasificado del mundo. Se inició a los 13 años de edad, ganando el Campeonato Mundial de Ajedrez en el año 2013, a los 22 años de edad.
  • El caso Fischer (EEUU. Director: Edward Zwick. Año 2014): es un film biográfico que se remonta a la época de la Guerra Fría. Un prodigio del ajedrez norteamericano (Bobby Fischer) se enfrenta al campeón soviético Boris Spassky en el Campeonato Mundial de Ajedrez, celebrado en el año 1972.
  • Brooklyn Castle (EEUU. Directora: Katie Dellamaggiore. Año 2012): los protagonistas de este documental son 5 niños, miembros del mejor equipo de ajedrez a nivel estatal. Pertenecen a la escuela 318 situada en el centro de Brooklyn, ganadora de varios campeonatos nacionales de ajedrez, con una población escolar que proviene de hogares con escasos recursos.
  • Game Over: Kasparov And The Machine (Reino Unido. Director: Vikram Jayanti. Año 2003): es un documental que muestra la magistral partida celebrada en mayo de 1997 entre el Maestro Garry Kasparov y la inteligencia artificial Deep Blue, una súper computadora de IBM.
  • La defensa Luzhin (Reino Unido. Directora: Marleen Gorris. Año 2000): en los años veinte un Gran Maestro de Ajedrez se enamora perdidamente de una mujer, al viajar a Italia para participar en el juego más importante de su carrera.

 

 

Fuente: diainternacionalde.com

¿Cómo los cuentos moldean nuestra mente?

Los indios americanos tienen un refrán que dice así: “Quien narra el cuento, gobierna el mundo”.

“Los cuentos tienen el potencial de ser increíblemente poderosos. Pueden cambiar la forma en la que nos relacionamos y combatir los prejuicios. Y tienen un gran poder de persuasión”, señala la psicóloga Zoe Walkington, del Open University en Reino Unido.

Como ejemplo, cita una investigación que se basó en dos de las sagas literarias más populares de los últimos años: “Harry Potter” y “Crepúsculo”.

El estudio mostró que las personas que leyeron un par de capítulos de la historia sobre el niño hechicero consideraban que tenían más habilidades para poder mover objetos con su mente que las personas que no habían leído “Harry Potter”.

En tanto, los fans de la segunda saga, sobre vampiros, estaban convencidos de que sus dientes eran un poco más largos que los del resto de la población.

Final de Quizás también te interese

Los psicólogos llaman a este comportamiento “asimilación”, y ocurre cuando un lector adopta las características de un personaje o grupo de ficción.

Empatía

Walkington explica que los cuentos desencadenan dos efectos psicológicos en el lector:

Primero, la transportación, que ocurre cuando uno se pierde en el mundo que describe su libro.

Un padre le lee a sus dos niñas
Los cuentos nos transportan a otro mundo.

Luego, viene la identificación, que es cuando el lector se pone en la piel de un personaje y adquiere su perspectiva e identidad.

“Uno siente casi como si las cosas que le pasaran a él o ella nos estuvieran pasando a nosotros”, describe la experta.

Hay investigaciones que sugieren que los fenómenos de transportación e identificación podrían estar relacionados con la capacidad de poder empatizar con otros.

“Leer no es una forma de relajación”, señala el autor y guionista Anthony Horowitz. “Estás construyendo mundos, estás poblando esos mundos con ciudades y poblando a esas ciudades con gente”.

“Aunque la televisión, el cine, el teatro, todos tienen su lugar en el mundo de la narración, para mí ese momento de contacto con un libro, cuando lees una historia y liberas sus secretos… nada se le asemeja”, opina Horowitz.

Nuestra mente

Pero ¿qué ocurre concretamente en nuestros cerebros cuando leemos?

Es lo que están estudiando en la actualidad neurocientíficos de la Universidad de Cambridge, que analizan la actividad de diferentes partes del cerebro mientras leemos.

“Nos enfocamos en los significados de palabras individuales”, explica a la BBC el neurocientífico Olaf Hauk.

Un joven salta en una biblioteca

Si el protagonista de tu libro salta, tu mente saltará con él.

“Por ejemplo, si lees la palabra ‘salta’, activas las mismas áreas cerebrales que se activan cuando de hecho realizas la acción de saltar”, señala.

“Esto nos lleva a una pregunta interesante: ‘Si lees que otra persona está saltando, ¿por qué se activan áreas en tu cerebro relacionadas con saltar?'”.

Hay distintas teorías que explican este fenómeno. Una de las principales tiene que ver con las neuronas espejo, como se conoce a las neuronas que se activan en nuestro cerebro cuando miramos las acciones de otros.

Algunos científicos creen que las neuronas espejo ayudan a crear empatía y que eso mismo podría ser lo que ocurre cuando leemos.

“Quienes sostienen esta hipótesis afirman que sumergirse en una historia es posible gracias al sistema de neuronas espejo”, dice Hauk.

Esto explicaría por qué a veces nos sentimos tristes cuando leemos una historia sobre alguien que está triste, o sonreímos cuando los protagonistas de nuestro libro están felices.

Pero aunque Hauk cree que las neuronas espejo son “parte de este proceso”, está convencido de que hay otros factores en juego, que espera revelar a través de su trabajo.

Como un amigo más

A pesar de que leer suele ser una actividad individual -y algunos hasta podrían decir, solitaria- se ha descubierto que en realidad tiene implicancias importantes para nuestras relaciones sociales.

Mujer leyendo sentada frente al mar

Si tienes un libro, nunca te sientes sola.

“Se ha hallado que cuando conectamos con personas que no son reales, sino personajes de ficción, creamos una especie de sustituto social”, explica Walkington.

“Es casi como si fuera una persona real. Los psicólogos a veces llaman esto una relación parasocial“.

Esta relación tiene un impacto psicológico real: puede hacer que nos sintamos menos solitarios y también tiene la capacidad de mejorar nuestra autoestima y nuestro humor.

Los libros incluso pueden mejorar nuestra relación con nuestras parejas:

“Sabemos que tener muchas amistades con otras personas, cuando estás en pareja, tiene un impacto muy positivo para esa relación”, afirma la psicóloga.

“Pero lo que es muy interesante es que no tienen que ser personas reales“.

Persuasión y perspectiva

Por otro lado, se ha comprobado que los cuentos son muy efectivos para cambiar las opiniones de las personas respecto a temas controvertidos, como el matrimonio homosexual o la inmigración.

Un estudio liderado por el psicólogo Loris Vezzali en Italia, mostró que los niños que leían libros de Harry Potter reducían sus prejuicios hacia los inmigrantes.

Uno de los libros de la saga "Harry Potter"
Los libros de Harry Potter parecen tener poderes especiales…

Walkington recalca que este efecto solo es posible si el lector o la lectora se identifican con Harry.

En cuanto a los niños, la maestra Geerthi Ahilan señala que no solo aman los cuentos, sino que también son grandes narradores de cuentos.

“Siempre tienen alguna historia para contar, ya sea sobre lo que hicieron en el fin de semana o sobre algo que ocurrió durante el recreo”, le dijo a la BBC.

La docente considera que las historias son esenciales para que los niños comprendan el mundo que los rodea y se entiendan a sí mismos.

En resumen entonces, los cuentos tienen la capacidad de educar, de aumentar nuestra empatía, de reducir nuestros prejuicios, de hacernos sentir menos solos y de persuadirnos a cambiar de opinión.

Esto explica, quizás, por qué muchos los consideran mágicos.

La historia del cacique Enriquillo

Enriquillo era el apodo de un cacique taíno que se rebeló contra los españoles; este era conocido por los indígenas como Guarocuya o Huarocuya, mientras que su nombre español era Enrique Bejo. Nació a orillas del lago Jaragua (hoy lago Enriquillo) y era parte de la familia real de Jaragua, su tía Anacaona fue reina de Jaragua y su padre Magiocatex fue príncipe heredero que murió en el año 1504.

Su padre murió en una redada española contra una protesta pacífica de indígenas en Jaragua y el huérfano fue criado en un monasterio en la actual capital de República Dominicana, Santo Domingo. Uno de sus mentores fue Bartolomé de Las Casas; fue encomendado a don Francisco de Valenzuela, pasando al hijo de este, Andrés de Valenzuela, tras su fallecimiento. Su rebelión o guerrilla cubrió un período comprendido entre 1519 y 1533.

La mayoría de los historiadores concuerdan en que Enriquillo y el cacique Guarocuya eran la misma persona (ver Sued Badillo). En tal caso, Enriquillo pertenecía a la alta aristocracia del cacicazgo de Jaragua. Guarocuya era sobrino de Anacaona, hermana del cacique de Jaragua Bohechío y su eventual sucesora cuando Bohechío fue muerto. Anacaona estaba casada con Caonabo quien era el cacique del reino vecino de Maguana. Una minoría de historiadores difieren alegando que Guarocuya fue capturado y ahorcado, mientras que Enriquillo triunfó en su alzamiento. La mayoría de los historiadores creen que ambos rebeldes fueron la misma persona, y que los reportes de la muerte de Guarocuya son idénticos a las versiones más verificables sobre la muerte de Anacaona. Esto brinda la posibilidad de que las historias hayan sido confundidas. También ha sido documentado que Enriquillo estaba casado con la mestiza Mencía, nieta de Anacaona.

Enriquillo y los españoles

Las buenas relaciones entre Cristóbal Colón y los taínos nativos de La Española no duraron mucho, y muy pronto una parte de los indígenas se enfrentaron a la llegada cada vez mayor de españoles a sus tierras. En la primera mitad del siglo XVI ocurrieron varias revueltas, la más famosa de estas en 1522.

Rebelión de Enriquillo

A pesar de estar bajo el sistema de encomiendas, en el cual los naborías taínos estaban sujetos a la autoridad de un patrón español, Enriquillo tuvo un buen trato por parte de su encomendero Francisco de Valenzuela, este fue un trato de como un Noble Español trata a otro Noble Nativo.

Según la historia, Enriquillo poseía un corcel y sabía leer y escribir el castellano. Era conocedor de sus autos, fueros o derechos como súbdito de la corona y aún era reconocido como cacique o nitaíno por los otros indígenas. Por ello, servía de capataz para el encomendero y por este tiempo los taínos ya eran denominados “mansos” por los españoles pues ya no había rebeliones.

Sin embargo, cuando falleció el viejo encomendero, su hijo, Andrés, trató a Enriquillo como una mera posesión. Trató de amedrentarlo burlándose de él, trató a Doña Mencía, su esposa, de forma violenta y le desposeyó de su corcel, el cual era reconocimiento de su nobleza taína.

Al tratar de recurrir a los tribunales locales y no recibir justicia, fue azotado frente a todos los otros taínos para dejar claro quién era el amo y quién era el esclavo. Al tratar una vez más de recurrir a otro tribunal de más alto nivel, sus solicitudes fueron denegadas y hasta se le amenazó de muerte.

Según la historia, Enriquillo se quitó la camisa, que representaba su vida en el mundo de los españoles y llevándose a su esposa Mencía y a otros, huyó a las sierras que le habían servido de tierra de recreo.

Comenzó su alzamiento con un gran grupo de taínos en la sierra de Bahoruco y pudieron continuar con la rebelión gracias a su conocimiento de la región. Derrotaban a todas las expediciones enviadas a subyugarlos al contar los españoles con muy pocas fuerzas. Los españoles confiaban que acabarían con los taínos tal como lo habían hecho antes.

Estas buenas nuevas no tardaron en circular por todas partes y muchos taínos se les unieron en la sierra de Bahoruco. Les favorecía que la isla ya no era un punto clave de la colonización, pues los españoles estaban enfocados en la conquista de los pueblos Azteca e Inca.

Ya que los españoles no podían controlar la rebelión, y la colonia era presa del pánico, se firmó un tratado llamado paz de barrio-nuevo dando a los taínos, entre otras concesiones, el derecho a la libertad y propiedad. Sin embargo, esto trajo pocas consecuencias inmediatas, ya que para esta fecha, la población pura taína estaba declinando rápidamente a causa de las enfermedades traídas desde Europa. El propio Enriquillo sucumbió trágicamente a la tuberculosis años más tarde.

Trece años de insurrección del cacique del Bahoruco costaron a la monarquía española más de 40 000 pesos oro. Asaltos, incendios, correrías, muerte de españoles y un peligroso ejemplo para los esclavos, que ya para fines de la década de 1520 sumaban miles en la parte sur de la isla, dedicados a la producción de caña de azúcar. Su estilo de lucha y el método que aplicó de guerra irregular, fue expresión de astucia, paciencia y prudencia; el eficiente servicio de información y abastecimiento que organizó en la región, en las altas montañas de la sierra, le hicieron invencible. Un verdadero jefe militar, gran capitán, capaz de enfrentar y vencer a los representantes de la nación más poderosa del mundo en ese entonces. Su resistencia obligó al rey de España a comisionar a Francisco de Barrionuevo para poner fin, por vía de la negociación o de la fuerza, al largo conflicto que intranquilizaba la colonia.

Enrique del Bahoruco, como se le conocía originalmente, recibió a Barrionuevo, en su primera entrevista, portador de una carta de Carlos y, en la Isla Cabritos, del lago Comendador, hoy lago Enriquillo. Minado por la tuberculosis, “de baja estatura, de complexión física robusta, con rostro severo y feo, picado de viruelas, astuto y callado”, según lo describe Barrionuevo, el capitán invicto, negoció y aceptó parte de los ofrecimientos del monarca español. Esos acuerdos nunca llegaron a ejecutarse a plenitud; el Cacique asumió a partir de ese momento una actitud pacífica. Nunca bajó de la sierra y aunque se habla de una visita a Santo Domingo acompañado de su esposa, nada confirma ese hecho. Convirtiéndose por el éxito de sus negociaciones en el “Libertador de los quisqueyanos”.

Según una antiquísima tradición, el cacique Enriquillo se asentó en el área que es hoy la provincia de Monte Plata, y residió en el yucateque (pueblo) de Boya donde falleció. La tumba del Libertador se convirtió en lugar de peregrinación por parte de los nativos y por esta razón los españoles decidieron construir sobre su tumba la iglesia de Agua Santa de la comunidad de Boya en la Provincia de Monte Plata, para dislocar el verdadero lugar del santuario de semejante líder. También se afirma que el Cacique murió alrededor de 1536 de unos 40 años de edad.

Ahí descansan sin ninguna honra oficial los restos del Libertador de Quisqueya, a pesar del Decreto 6885 del 29 de septiembre de 1950, aparecido en la Gaceta Oficial No. 7193 del 18 de octubre de 1950, que consagra del 27 de septiembre como Día del Héroe de Bahoruco.

Enriquillo nunca creyó en la sinceridad de los conquistadores, así lo dijo al padre Remigio. Sabía, por propia experiencia, que los blancos europeos eran responsables de la desaparición de su raza. Educado por ellos, sabía cómo pensaban y actuaban. Esa convicción lo convirtió en una de las más grandes figuras militares del siglo XVI en las tierras americanas, solo por detrás de Lautaro y Pelantaro en el sur del continente.

 

Fuente: Wikipedia.com

Ejercicios para entrenar el cerebro

Gracias a la actividad mental, el cerebro de una persona mayor puede ser un cerebro en forma. A diferencia de lo que se pensaba tradicionalmente, se ha comprobado que la estimulación cerebral continuada favorece el desarrollo de nuevas interconexiones neuronales, por lo que es posible compensar el deterioro natural por la edad.

Reduce el riesgo de sufrir deterioro cognitivo

Ejercitar el cerebro, junto a unos hábitos de vida saludable, reduce el riesgo de sufrir deterioro cognitivo:

  • Ayuda a mantener la memoria
  • Puede reducirse hasta en un 63% el riesgo de demencia
  • Un aumento de tan sólo el 5% en la reserva cognitiva puede prevenir un tercio de los casos de Alzheimer. Y con el entrenamiento cerebral, aunque los daños cerebrales causados no se detienen, se pueden retardar los efectos negativos de esta enfermedad.

Por esta razón en Plan LEA tenemos estos ejercicios para que entrenes tu mente:

 

 

 

 

 

¿Qué es el aplanamiento emocional?

Santo Domingo, RD

Estamos viviendo tiempos difíciles, por las pérdidas experimentadas, tanto de vidas humanas, que son pérdidas irreparables, como de salud, trabajos y negocios. Y por lo que nos hablan los que supuestamente saben del fenómeno vivido desde hace más de un año, esto va a seguir. A raíz de toda esta experiencia traumática a nivel mundial, se está viendo cada día más en consulta un fenómeno que he decidido llamar aplanamiento emocional.

Si buscamos la definición, veremos que se define como aplanamiento emocional “un fenómeno psicopatológico en el que el individuo presenta una dificultad o incapacidad para experimentar sentimientos y emociones, así como para expresarlas en su entorno”. También se le ha denominado indiferencia afectiva o emocional.

Esta definición puede ser confundida con depresión, sin embargo, no lo es. Para el diagnóstico de la depresión hay otros factores a tomar en consideración y a ser evaluados.

Los pacientes están llegando con esta queja o afección. Refieren que comenzó poco después de la pandemia y los encierros. Han manifestado que no sienten deseos de hacer nada, que nada de lo que antes les gustaba o disfrutaban les motiva y, lo que es peor, no pueden, no saben, o no quieren expresarlo a sus seres queridos.

Esta pandemia ha visibilizado la salud mental como un tema que se debe tomar en serio. La estabilidad de las personas se ve afectada y amenazada todos los días por la incertidumbre, el miedo, la ira y la frustración.

Hay situaciones y realidades que no podemos controlar, sin embargo, somos responsables y tenemos el deber con nosotros mismos de identificar si hemos caído en esta especie de limbo emocional que denomino aplanamiento emocional y buscar o promover las herramientas internas que poseemos para salir adelante y, si no sabemos, ser lo suficientemente valientes para decir “necesito ayuda externa”.

Para los que les interese, les recomiendo buscar el artículo de mi gran colega el licenciado Joan Noboa, quien es el autor de un artículo que se publicó en este diario el pasado 8 de julio del 2021 llamado “Seis dimensiones del bienestar psicológico”. Espero les ayude.

Consejos para manejar las rabietas de los niños

Jaclin Campos
Santo Domingo, RD

Todos los niños en la etapa inicial de su vida hacen rabietas. Se trata de una reacción normal de los pequeños, especialmente de aquellos entre uno y tres años de edad, cuando no saben cómo lidiar con lo que sucede en su entorno.

Es entonces cuando los padres deben entrar en escena y cumplir su rol de orientadores. A ellos les toca enseñar a los chiquillos cómo manejar sus emociones con más calma e identificar qué quieren y necesitan, explica la psicóloga Kisaury García de Portes.

“Los niños no saben manejar solos sus propias frustraciones porque están en la etapa inicial de la vida y necesitan un guía que los oriente y enseñe a manejar estos sentimientos”, comenta García de Portes, quien señala que, lamentablemente, la mayoría de los padres no sabe cómo convertir esas crisis en oportunidades para educar a sus retoños.

La psicóloga comparte una lista de recomendaciones que no solo ayudan a enfrentar las rabietas cuando se presentan, sino también a prevenirlas y reducir su frecuencia:

1. Dedicar tiempo de calidad a los hijos. El tiempo de calidad fomenta un ambiente de amor y respeto en el que padres e hijos aprenden a conocerse y en el que los adultos van a identificar las conductas, tanto positivas como negativas, de sus pequeños. De ese modo, podrán mejorarlas y eliminar la posibilidad de que hagan rabietas.

2. Enseñar al niño a tomar pequeñas decisiones sobre sus labores cotidianas. En este punto los padres conceden cierto control a los hijos sobre tareas sencillas que deben realizar ellos mismos. Pueden preguntarles, por ejemplo: “¿Prefieres acomodar los juguetes ahora o luego de tu merienda? ¿Prefieres un jugo de piña o de manzana?”.

“Con estas y más elecciones los niños no tendrían que responder ‘no’”, argumenta García de Portes, “evitando que el niño haga una rabieta”.

3. Enseñarles que no todo lo que quieren puede ser suyo. “No podemos darles a los hijos todo lo que ellos quieren, ya que con esta acción se les incentiva a hacer más rabietas cuando no puedan obtener algo”, advierte la psicóloga. “No podemos educar a nuestros hijos con malas conductas y darle algo por cada grito o quejido que hagan”.

4. Estimular las habilidades y destrezas del niño. Los niños necesitan recrear sus mentes y ejercitar sus cuerpos. Al estar ocupados y activos, se reducirán las pataletas. Pueden realizar actividades como jugar en el parque, montar bicicleta, pintar, hacer manualidades, practicar deportes, siempre dentro de la posibilidad económica de cada familia.

5. Conocer las limitaciones de los hijos. “Si sabe que el niño o niña ha tenido un día muy estresado y está muy cansado, no quiera ponerlo a hacer más actividades en la casa o a salir a lugares concurridos porque esto va a despertar en el niño o niña mucha frustración y va a comenzar a hacer rabietas donde sea que esté. Lo mejor sería que el niño o niña descanse y luego salir”, recomienda la profesional.

6. Mantener la calma. Hay que estar conscientes de que los pequeñines no siempre pueden entender o mantener la calma como lo hacen los adultos. En lugar de reaccionar con ira y acrecentar la frustración del niño, la psicóloga recomienda manejar los berrinches yendo a la causa de estos.

“Si la rabieta es para llamar la atención, ignore la rabieta, pero acuda al llamado de su hijo y pregunte qué le pasa; si no es algo justificable, hable con su hijo y explíquele las consecuencias de su acto. Si es porque quiere algo que no es suyo, es momento de enseñarle que las cosas de los demás se respetan”, explica.

7. Evitar responder con ira o maltrato. Esta respuesta lleva al niño a un mayor irrespeto. Además, un padre que no sabe controlar su propio enojo no le está enseñando a su vástago cómo manejar sus emociones ante las dificultades de la vida.

 

 

 

Fuente: Listín Diario

La historia del ‘Hospital de pobres’ y la Capilla de San Andrés

 

Carmenchu Brusíloff

En la Ciudad Colonial, su único hospital está en reconstrucción. Y en el tramo de la calle Santomé que desemboca en la Arzobispo Nouel, mi hijo Alexis y yo tenemos que caminar un rato por la calzada junto a este, el ‘primer hospital de pobres’ en Santo Domingo: San Andrés. Hoy Hospital Docente Padre Billini. Uno de los pocos edificios cortados en chanfle en la capital.

Fundado a mediados de 1512, su verdadera puesta en marcha ocurrió varios años después, para 1560, según escribe José Luis Sáez en ‘Los hospitales de la Ciudad Colonial de Santo Domingo’. Era un hospital eclesiástico dedicado al apóstol San Andrés, bajo el patronato del Cabildo de la Catedral de Santo Domingo y sostenido por 8.33 por ciento del total de los diezmos eclesiásticos. Aun así, mal administrado ‘no tiene pobres, sino unas camas puestas para cumplir’. Son palabras del oidor Juan de Echagoian. Para colmo, en 1586 el pirata Sir Francis Drake quema el hospital y sus dependencias, ‘quedando solamente las paredes muy maltratadas’, según cita Fray Cipriano de Utrera. Cerrado para su reparación, en los años siguientes, como señala María Ugarte, fue víctima de intrigas y escándalos de personalidades de la colonia, cuyas ambiciones y rencores se reflejan en la buena marcha de la institución.

Corre el año 1710 cuando se erige la iglesia del hospital de San Andrés en Ayuda, de la parroquia de la Catedral. El templo, dice Ugarte, sufre también las vicisitudes del hospital, que se agudizan y complican especialmente por su falta de recursos. El edificio del hospital fue sucesivamente prisión correccional para prostitutas, cárcel de sacerdotes, hospedaje para eclesiásticos convalecientes y cárcel pública. En 1880 el hospital junto con la iglesia fueron concedidos al padre Francisco Xavier Billini, quien reconstruye el centro de salud y restaura el templo. Abre al culto el 19 de junio de 1881. Las construcciones modernas absorben el antiguo hospital.

Capilla de San Andrés

En la Arzobispo Nouel, Alexis y yo vemos la sobria pero descuidada fachada norte de la Capilla de San Andrés. En lo alto resalta un ojo de buey abocinado. Tal vez con la reconstrucción del hospital recupere su mejor aspecto la fachada de esta capilla, en cuyo retablo del siglo XVII hay un impresionante Cristo crucificado. Según informan a Federico Read, quien tiene antepasados allí enterrados, abren a las 5:30 de la tarde.

 

 

Fuente: Listín Diario