La importancia del arte en el ser humano

Gabriela Mejía

En las últimas décadas investigadores, educadores y artistas han dedicado interés en estudiar cómo la presencia del arte en la vida del ser humano puede impactar de manera positiva a su desarrollo y bienestar.

En su publicación en el año 2012, la NEA (National Endowment of Arts de los Estados Unidos) muestra cómo los jóvenes de un estatus socioeconómico bajo con acceso a las artes, obtuvieron mejores resultados académicos, mejores oportunidades laborales y un mayor compromiso cívico que aquellos jóvenes que no tuvieron ningún acceso a las artes.

Gracias a estas investigaciones el arte está cada vez más presente en nuevas metodologías educativas. Artful Thinking, programa desarrollado entre el año 2004 y el año 2006 por el Project Zero de la escuela de Harvard, se concentra en observar el arte más que en hacer arte, ayudando a los estudiantes a desarrollar estrategias de pensamiento que promueven el aprendizaje significativo no sólo en las artes sino en otras áreas del currículo escolar. Artful Thinking tiene como objetivo principal ayudar a los maestros a integrar el arte en su currículo como una manera de fortalecer el pensamiento y el aprendizaje de sus estudiantes.

De igual forma, el arte ha sido utilizado en terapias psicológicas hace décadas atrás, obteniendo resultados efectivos en pacientes con tratamiento clínicos y no clínicos tales como el desarrollo de la autoestima en adolescentes, reducción del estrés, mejora en la fluidez, volumen y pausa al hablar yotros resultados comprobados en distintos estudios. Recientemente, hemos visto de manera más comercial, el arte como terapia para adultos en los libros de colorear para adultos.

Como educadora, reconozco que una de las tantas fallas de nuestro sistema educativo es la implementación de una metodología de enseñanza tradicional y obsoleta donde equivocarse y detenerse a pensar es sinónimo de castigo y pérdida de tiempo, donde existen preguntas que “no son importantes en este preciso momento” y la creatividad parece ser una cualidad que unos tienen y otros no, causando así una falta de interés por el aprendizaje en nuestros niños, jóvenes y adultos.

En búsqueda de mejorar esta situación, he participado junto a otros educadores y artistas en programas que, al igual que Artful Thinking, utilizan el arte (la música, las artes visuales y la danza), como punto de partida para lograr el aprendizaje de contenidos históricos, lingüísticos, matemáticos y científicos y a la vez, lograr el desarrollo de habilidades y destrezas tales como el pensamiento crítico y el trabajo colaborativo. La integración del arte dentro del aula permite la creación de una cultura de pensamiento, donde las actividades están basadas en tres factores principales: la observación, la reflexión y el intercambio de ideas. Si nos detenemos a pensar, estos tres factores son esenciales para el individuo de nuestra actualidad y son fomentados y realizados diariamente de manera superficial en la escuela y lugares de trabajo.

Por otra parte, fomentar el pensamiento a través del arte ha sido implementado dentro de distintos museos y galerías en sus programas de apreciación artística y talleres de arte para todas la edades, con la idea de proveer a los visitantes, distintas formas de explorar y conectarse con la obra. La Galería Nacional de las Artes de Chicago (NGA) ofrece una variedad extensa de recursos para maestros y familias llevando el arte al aula y a la casa de manera práctica y divertida.

En nuestro país, El Centro León con su programa Piensa en Arte, provee una guía didáctica para docentes donde se vinculan los contenidos de las exposiciones permanentes del Centro León con los contenidos del currículo escolar Dominicano.

Desde el año 2008, el Ministerio de Cultura junto a otras instituciones inició hace varios años el programa “Noche larga de los Museos”, permitiendo el acceso gratuito a todo el público a nuestros museos, pero ¿realmente el público que asiste a estos eventos está conociendo y apreciando los espacios y lo que tienen que ofrecer?

Los investigadores han determinado que el visitante promedio a los museos de arte pasa de 15 a 30 segundos frente a una obra. Me atrevo a decir que de estos 15 a 30 segundos, algunos son dedicados a tomar una foto de la obra para compartirla en las redes sociales. La pregunta entonces es ¿Por qué pasa un visitante al museo tan poco tiempo frente a una obra? ¿No le interesa, no la entiende o no sabe cómo interpretarla?

Si bien es cierto, la sociedad ha catalogado el arte como una actividad intelectual y elitista, incapaz de ser comprendida y apreciada por quienes no forman parte de este círculo de intelectuales, donde sólo aquellos que tienen poder adquisitivo para comprar las obras pueden apreciarlas. Sumado a esto, la falta de comprensión de muchos artistas modernos con la famosa frase “eso lo pude haber hecho yo” o “eso parece hecho por un niño”. Con estas ideas han transcurrido generaciones de individuos que no sólo han sido educados en un sistema que les impide pensar y reflexionar, sino peor aún, individuos con temor a equivocarse y sensibilizarse. Nuestro sistema educativo ha formado individuos lejos de las artes, con la idea de que no son creativos y huyen de visitas a espacios culturales por miedo a ser rechazados y por no tener la respuesta correcta durante el proceso de apreciación o entendimiento de la obra.

Entonces ¿cómo podemos fomentar la visita a nuestros espacios culturales? Para responder esta pregunta debemos abrirnos a ciertas ideas:

Siendo la primera entender que cometer errores y buscar respuestas más allá de correctas e incorrectas nos abren múltiples caminos hacia el aprendizaje.

También es necesario que intentemos hacer las cosas un poco más despacio. La sociedad nos ha acostumbrados a hacer las cosas de manera muy acelerada hasta el punto que tenemos la intención de percibir emociones y captar mensajes dentro de un museo, al mismo ritmo que navegamos por Instagram.

Por último y considero que es la idea más importante, debemos cambiar la cultura de que los niños son sólo niños y que no pueden realizar tareas difíciles y complejas como interpretar una obra de arte. Actividades tales como: observar, reflexionar y compartir, pueden y deben ser realizadas por individuos de cualquier edad.

Tomando en cuenta estas ideas, es momento de que los integrantes de la familia empiecen a tener juntos experiencias significativas, fuera de los centros comerciales. La visita a un museo o una galería de arte puede ser un momento enriquecedor para todos, donde la arquitectura, la iluminación, el contenido y la actividad de observar arte salen de nuestra rutina diaria y nos hace pensar e intercambiar ideas.

Estar en contacto con las artes nos trae múltiples beneficios tales como la interpretación de un lenguaje visual, el entendimiento y la expresión de conceptos abstractos, la estimulación de un pensamiento de alto nivel, promueve la creatividad, la reflexión, el desarrollo del pensamiento crítico y un sin número otros beneficios.

 Fuente: casaquien.com

Una niña guía a los bomberos en su rescate tras accidente

Una mujer de 41 años y su niña de 10 resultaron heridas la noche del miércoles tras salirse de la vía y caer por un desnivel de unos siete metros por causas que se desconocen. El accidente se produjo cuando circulaban por la AS-22, en las inmediaciones de la localidad de Piantón, en Vegadeo. Fue la pequeña la que logró guiar a los bomberos hasta el lugar del suceso, según ha informado el SEPA.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso y en la llamada indicaban que se habían salido de la vía y habían caído por un desnivel pero desconocían dónde se encontraban.

Así, según el SEPA, la mujer estaba muy nerviosa y fue la niña la que, en todo momento, con las indicaciones que se le fueron facilitando, explicó lo que había sucedido. Detalló cómo se encontraban y además, fue también la menor, la que envió con el teléfono su localización GPS. El lugar que indicaban las coordenadas era una zona muy amplia por lo que, en conversación con la pequeña, los bomberos fueron rastreando la zona en colaboración con Guardia Civil y sanitarios.

La dotación hacía sonar las sirenas y, a través del 112, la niña indicaba si las estaba oyendo y respondía tocando la bocina del vehículo hasta que las ubicaron. El turismo estaba completamente cubierto de maleza y había quedado a metro y medio del río Suarón.

Tras acceder hasta las afectadas y ayudarlas a salir del coche, los bomberos tuvieron que desbrozar la zona para colocar una escalera hasta el río y ayudar a cruzar a las dos heridas hasta la otra orilla donde les esperaban los servicios sanitarios. Las dos fueron evacuadas al Hospital de Jarrio y a expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica, su pronóstico es leve.

Fuente: elmundo.es

¿Por qué un niño no quiere ir a la escuela?

Dr. Javier Martínez Dearreaza

El asistir a la escuela es un evento excitante y agradable para muchos niños pequeños. Para otros es una verdadera tragedia, ya que conlleva intenso miedo o pánico. Los padres suelen preocuparse mucho cuando regularmente el niño manifiesta estar enfermo y pide quedarse en casa y no asistir a la escuela.

El no querer asistir a la escuela puede ocurrir en cualquier momento, pero es más común en niños entre cinco y siete años, y entre los niños entre 10 y 13 años, que son momentos en que ellos están enfrentando nuevos retos. En los primeros están dejando la casa y comenzando la escuela elemental, estos niños pueden estar padeciendo un temor paralizante por tener que dejar la seguridad de la familia y el hogar.

Es muy difícil para los padres hacerle frente a este pánico infantil y a la negación de asistir a la escuela, pero estos temores se pueden vencer exitosamente con ayuda del psiquiatra.

En los niños entre los 10 y los 13 años tampoco es infrecuente que se nieguen a ir al colegio, hasta un 25% de los niños en algún momento de su escolaridad se niegan a ir a la escuela. A esa edad, en general abandonan el entorno acogedor de la primaria para pasar al caos de la escuela secundaria y a la confusión que les produce relacionarse con varios profesores al mismo tiempo.

A esto se suma también los problemas hormonales propios de esta edad. Muchos niños sufren crisis de autoestima y de la propia imagen, exacerbados por el hecho de que pasan de ser los mayores y más experimentados de la escuela primaria a ser los más chicos y los más inexpertos de la escuela secundaria.

Negarse a ir a la escuela en los niños pequeños puede aparecer después de un período en que éste ha estado en casa en compañía de sus padres y se ha apegado a ellos, esto pude suceder después de las vacaciones, de los días de fiesta, después de una breve enfermedad. Puede suceder también después de un evento que les produzca estrés, como puede ser la muerte de un familiar, un cambio de escuela, un cambio de domicilio, etc.

El niño puede quejarse de dolores de estómago, de garganta o dolores de cabeza justo antes de ir al colegio, lo que preocupa a los padres y esto hace que decidan no enviar al niño a clases. La enfermedad se mejora o desaparece cuando se le permite quedarse en casa, pero reaparece al día siguiente antes de ir a la escuela. En algunos casos, el niño se niega por completo a salir de casa. Como el pánico surge al dejar la casa, y no por estar en la escuela, el niño por lo general está tranquilo una vez que está en la escuela.

La Clínica San Francisco, un ONG y el Dr. Martínez han elaborado un plan de asistencia que funcionará todos los días jueves, para las personas de escasos recursos, por favor póngase en contacto con la clínica para mayor información.

Los niños con un temor irrazonable a la escuela pueden:

1. Sentirse inseguros si se quedan solos en un cuarto.

2. Demostrar apego excesivo en su comportamiento.

3. Demostrar una preocupación o temor excesivo acerca de sus padres o que puedan hacerse daño.

4. Ser la sombra de su padre o de su madre en casa.

5. Tener dificultad para dormir.

6. Tener pesadillas.

7. Tener temor exagerado hacia los animales, monstruos y ladrones.

8. Temer quedarse solos en la oscuridad.

9. Pueden tener rabietas severas cuando se les obliga a ir a la escuela.

Tales temores son comunes en los niños que sufren problemas e ansiedad por separación. Cuando llegan a ser adultos pueden sufrir de ansiedad y trastornos de pánico. El niño puede desarrollar serios problemas escolares y sociales si deja de ir a la escuela y de ver a los amigos por un período determinado de tiempo debido a los miedos y a la ansiedad.

Cuando un niño tenga persistentes temores, los padres deben preocuparse por esta condición, lo más aconsejable es llevarlo donde un profesional de la salud mental.

En el caso de los niños entre 10 y 13 años, la causa más común de rechazo al colegio son las amenazas que reciben por parte de sus compañeros. A los niños que amenazan o se burlan de ellos en el colegio, suelen experimentar mucha ansiedad al momento de asistir a clase. Algunos niños evitan ir porque tienen algún trastorno de aprendizaje no diagnosticado.

Los síntomas frecuentes de rechazo a ir a la escuela a esta edad son: agresividad, apego a los padres o a otro adulto, comportamiento desafiante, excesiva búsqueda de seguridad, negativas para levantarse o prepararse para ir a la escuela, huida de la escuela o de casa , mal humor, rabietas y llanto.

Existen cuatro situaciones que junto con ansiedad y depresión pueden provocar el rechazo al colegio: puede sufrir angustia frente a los profesores, a los estudiantes, al bus escolar o al aula. En este caso, el joven quizá busque recibir atención de sus padres al quedarse en la casa o querer acompañarles al trabajo.

Otra posibilidad es que el joven considere el quedarse en casa como una experiencia agradable que le permita dormir hasta tarde, mirar televisión, conectarse a Internet, jugar con los videojuegos o dedicarse al consumo de alcohol, drogas o realizar actos delictivos. Si no se trata esta conducta de rechazo en el corto plazo, los niños que no van al colegio bajan el rendimiento escolar y se alejan de sus amigos.

Los problemas más comunes por el abandono del colegio en el largo plazo incluyen el abandono de los estudios, las conductas delictivas, las privaciones económicas, el aislamiento social, los problemas matrimoniales y la dificultad para conservar un trabajo. Si un joven no recibe el tratamiento necesario, la conducta de rechazo a la escuela puede provocar futuros trastornos de ansiedad, de personalidad o depresión.

Los trastornos de la mente causan muchas dificultades en el ámbito familiar, social y laboral, estos trastornos no se deben a debilidad o incapacidad de las personas, lo que sucede es que el cerebro es un órgano de nuestro cuerpo y puede enfermarse en cualquier momento. Si usted, un miembro de su familia o un amigo llegasen a tener un problema mental lo más aconsejable es visitar al especialista.

Fuente: Elnuevodiario.com.ni

Llegar puntual a la escuela

Pili Biarge

Llegar puntual al colegio  y bien preparados ayuda a los niños a tener éxito en los estudios. Los niños que llegan a tiempo a la escuela, sin nervios, bien desayunados, que llevan los útiles escolares que van a necesitar y los trabajos hechos tienen más seguridad en si mismos y asisten más contentos a las clases.

¿De qué depende llegar con puntualidad al colegio?

En mi opinión, la llegada a tiempo al colegio depende por partes iguales de los niños, y del conjunto de la familia. Por supuesto, es la familia quien educa a sus hijos para que colaboren y adquieran la responsabilidad necesaria para llegar a tiempo. Hay niños que tienen dificultades en adquirir el hábito de la puntualidad y hay familias que tienen dificultades en organizarse.

Disfrutar del tiempo suficiente para prepararse por las mañanas depende de cómo los adultos las han planificado y organizado. Toda la familia ha de conocer y tener asumido el horario, con la posibilidad de encontrar soluciones a los imprevistos y a las posibles fricciones de convivencia. La familia se levanta descansada y se saluda con alegría dispuesta a enfrentarse al nuevo día con ilusión. Todos son conocedores del tiempo que se necesita para prepararse y a qué hora es conveniente salir de casa.

Los niños deben de colaborar en la rutina según sus posibilidades: lavarse, vestirse, cepillarse los dientes. A ser posible siempre es preferible desayunar todos juntos. Las pequeñas fricciones de convivencia deberían estar resueltas: quien entra primero en el cuarto de baño y durante cuanto tiempo. Los problemas entre hermanos tienden a solucionarse solos excepto si hay un sentimiento de injusticia donde deben intervenir los adultos.

¿Cómo deberíamos de calcular el tiempo necesario?

La estimación del tiempo necesario depende de las actividades de la mañana y del descanso del día anterior. Una familia cansada no suele ser puntual. ¡La calidad de vida, cuenta!

Para calcular el tiempo de la mañana hace falta ser realistas: no se trata de una carrera sino de empezar el día disfrutando. En familia, todos sabemos quien es la más “dormilona”, quien intenta “colarse” en algún momento y quien es el más “tardón”. Se trata de aceptar, de respetar y de educar. Sería conveniente practicar este horario antes de decidir qué actividades extraescolares se pueden escoger.

Es la hora de irse a dormir la que se ha de adaptar al despertador. Los niños no deberían realizar actividades extraescolares que les obliguen a levantarse con sueño o mal preparados. Los deberes no acaban hasta que la cartera no está bien preparada para el día siguiente. Son los niños los que saben y se han de responsabilizar de lo que necesitan para el día siguiente. Y… por supuesto, han de tener un tiempo para organizarse la cartera, el equipo y mirar la agenda.

No llegar puntual al colegio raras veces se debe a la irresponsabilidad pero si a la imprevisión, a la falta de comunicación, al injusto reparto de obligaciones o a la mala calidad de vida.

 

Lucía se suicidó por acoso escolar: “Mamá, no puedo más”

Lucía, la niña de 13 años que se suicidó el martes de la semana pasada en Murcia, España,  tras sufrir acoso escolar, tenía pánico a salir de casa ante la posibilidad de encontrarse con los compañeros que la hostigaban en clase. Lo cuentan su madre, María Peligros Menárguez, y su padre adoptivo, Joaquín García, que aseguran que los presuntos agresores «son vecinos del barrio».

Joaquín García cuenta emocionado que la niña «no bajaba al jardín a reunirse con los demás chiquillos desde mayo y no podía ir sola por las calles». «Incluso cuando iba con su madre por el pueblo, le agarraba fuerte de la mano por temor a verlos».

Lucía era una adolescente normal, amante de la cultura manga, y no se perdía ningún salón del cómic que se celebrara en Murcia. De mayor quería ser youtuber y trabajar en algo relacionado con las redes sociales. Quedaba con sus amigas en el centro de Murcia, a unos seis kilómetros de su vivienda familiar en la pedanía de Aljucer. La llevaban sus padres en coche. «Las dos chiquillas más cercanas venían siempre a casa, o ella iba a la suya», señala María Peligros Menárguez. La tarde del pasado día 10, llamó a la puerta de la habitación de su hija. Al no obtener respuesta, abrió y se la encontró ahorcada.

Lucía comenzó a sufrir acoso a los 10 años, cuando estaba en Primaria. Los padres no le dieron importancia pensando que era cosa de críos. De adolescente comenzó un tratamiento psicológico en 2015, tras un episodio detectado por la madre. «Un día, al meter el bocadillo en su mochila, vi que tenía los de toda la semana y le dije que, al regresar del colegio, hablaríamos de eso», comenta la madre. Esa misma mañana, María Peligros Menárguez descubrió el relato angustioso del diario de su hija. Lucía había escrito que se encontraba sola, que estaba harta de ser la gorda. Estaba hundida.

La pesadilla del instituto

Cada mañana, el viaje en el autobús al antiguo instituto se convertía para la niña en una pesadilla porque se metían con ella durante todo el trayecto. La insultaban. La empujaban. «Quién se va a sentar con la gorda» era el saludo habitual, según les relató Lucía a sus padres.

Fue un domingo del pasado mes de mayo cuando todo explotó. «’Mamá, no puedo más’, me dijo Lucía entre lágrimas», afirma la madre, denunciando el «maltrato constante» al que le sometían «algunos compañeros» metiéndose con su aspecto, «llamándola gorda, fea, incluso con agresiones y empujones».

A pesar de toda la presión soportada, el rendimiento escolar fue bueno en todo momento. Lucía siempre había tenido un comportamiento ejemplar en clase. «Era una niña estudiosa, con buenas notas, pero tuvo la mala suerte de tener unos compañeros conflictivos que se metieron con ella desde la escuela hasta el instituto, hasta que no pudo más», manifiesta la madre.

Habló con uno de los profesores, que le describió la mala suerte de su hija al tocarle en el grupo de la Escuela Secundaria Obligatoria  más conflictivo del instituto. «Se quedó aislada de sus amigas, que iban a otro aula, y fue terrible para ella», lamenta. Varios profesores indicaron entonces a los progenitores que se debía cambiar a la chiquilla de aula, pero no se hizo.

Los padres de Lucía se sintieron desamparados desde el primer instante. «Fuimos a pedir ayuda a su instituto, el Ingeniero de la Cierva, en Patiño, y nos dijeron que ya se había activado el protocolo de protección contra el acoso escolar… Pero no funcionó», denuncia Joaquín García. «Fui yo quien tuvo que solicitar el traslado al instituto Francisco Cascales, situado en el centro de Murcia, a través de la Inspección y con un informe psicológico. Me dijeron que me buscara la vida, que lo hiciera a título particular, que ellos habían hecho lo correcto y que no se contemplaba el cambio de escuela».

La Inspección Educativa no tenía conocimiento de los hechos cuando le trasladaron las quejas en persona, según afirman los padres, pero sí actuó para facilitar el cambio de instituto. Y eso pese a que los presuntos responsables del acoso también se habían metido con otros compañeros de clase, se quejan.

Revisar el protocolo

Los padres de Lucía confían en que la Policía actúe. Que se sepa qué ha fallado. Saben que los presuntos implicados son también menores de edad. Lo que sí piden a la Consejería de Educación es que «revise el protocolo, porque está claro que no funciona». Temen que ocurra un caso similar.

Joaquín García tiene otra hija mayor que reside en Barcelona. Laura y Lucía eran buenas amigas. La pequeña visitó a su hermana hace poco tiempo y quería volver en breve a la capital catalana. Incluso barajaba la posibilidad de iniciar en el futuro una nueva vida allí para alejarse de su realidad.

Sus padres no pudieron imaginarse que la nota encontrada por una limpiadora el 21 de diciembre, cuando comenzaron las vacaciones de Navidad en el nuevo instituto, era una carta desgarradora de despedida que finalizaba diciendo: «Si queréis verme, tendréis que visitar mi tumba».

Fuente: El Mundo

Actividades para trabajar los valores educativos en el aula

Los valores educativos son un elemento imprescindible en cualquiera de las etapas de nuestra formación. Son tan importantes como las asignaturas que conforman los núcleos vertebrales de los programas académicos. Entonces, ¿por qué no los trabajamos específicamente desde las aulas?

Al asistir a la escuela, no solo es importante adquirir los conocimientos específicos de áreas como matemáticas, geografía, historia, lengua o inglés. También es necesario que nos formemos en valores y que aprendamos los principios y las bases de la convivencia en sociedad y del papel que ocupamos en ella. ¿No serán el hábitat en el que vamos a desenvolvernos durante el resto de nuestra vida?

La educación en valores es, ante todo, una herramienta para poner en práctica acciones basadas en la solidaridad, la cooperación, el bienestar general, el respeto o la convivencia, entre otros, así como una vía para generar conciencia y empatía sobre los distintos problemas que afectan al mundo en el que vivimos.

En este sentido, forma parte de lo que actualmente se denomina ‘ciudadanía global‘, un movimiento que cobra protagonismo en distintos países y cuyo objetivo es aumentar el compromiso de las personas con sus entornos. ¿Ves por dónde vamos?

¿Cuándo y por qué formarnos en valores educativos?

Cualquier edad es buena para adquirir valores educativos. Sin embargo, si se trata de generar una cultura alrededor de dichos valores e impulsar una serie de cambios estructurales, la infancia es sin duda la mejor etapa de nuestra formación para ello, ¿no crees?

La ciudadanía global es una corriente educativa que impulsa un nuevo modelo de ciudadanía comprometida activamente en la consecución de un mundo más equitativo y sostenible. La educación para la ciudadanía global apuesta por el respeto y la valoración de la diversidad, la defensa del medio ambiente, el consumo responsable y el respeto a los derechos humanos individuales y sociales. Entiende que los ciudadanos y las ciudadanas globales se caracterizan por:

Ser conscientes de la gran amplitud y de los desafíos del mundo actual.

Reconocerse a sí mismos y a los demás como sujetos con dignidad, con obligaciones que cumplir y derechos que pueden exigirse, y con poder para conseguir cambios.

Responsabilizarse por sus actuaciones, se indignan ante las injusticias y frente a cualquier vulneración de los Derechos Humanos.

Respetar y valorar la equidad de género, la diversidad y las múltiples pertenencias identitarias de las personas y de los pueblos como fuente de enriquecimiento humano.

Se interesan por conocer, analizar críticamente y difundir el funcionamiento del mundo en lo económico, político, social, cultural, tecnológico y ambiental.

Participar y comprometerse con la comunidad en los diversos ámbitos, desde los locales a los más globales, con el fin de responder a los desafíos y lograr un mundo más equitativo y sostenible.

Contribuir a crear una ciudadanía activa, que combate la desigualdad a través de la búsqueda de la redistribución del poder, de las oportunidades y de los recursos.

Algunos recursos para trabajar los valores educativos

Los valores educativos no son objetos concretos ni materiales. Todo lo contrario, son conceptos abstractos que necesitan trasladarse a la práctica para visualizarlos en toda su extensión y comprender su importancia.

Ese es justamente el principal reto de la educación en valores: traducir esos conceptos a nuestra cotidianidad y suministrar recursos para aplicarlos. Pero… ¿cómo lograrlo?

Como es lógico, la educación en valores no se imparte de la misma forma en todas las fases de formación y aprendizaje. Cada momento requiere de unos métodos y recursos en función de nuestra capacidad cognitiva. No es lo mismo trabajar el valor del respeto entre niños y niñas de 5 años que hacerlo en adolescentes de 15.

Los retos de cada etapa son distintos, lo cual obliga a que los vehículos de aprendizaje también lo sean. A continuación enumeramos algunos recursos que pueden ayudarnos a trabajar valores educativos en cada momento de la formación en las aulas:

1) Educación en valores en Primaria

La Primaria es la etapa más importante a la hora de trabajar los valores educativos. Es el momento en el que los niños empiezan a descubrir verdaderamente el mundo y se relacionan directamente con sus semejantes.

Si tienen una formación sólida en valores, sabrán la importancia de estos y tendrán claro cuándo deben aplicarlos. El objetivo es ayudar a que los identifiquen y que, a la vez, los asuman como algo que forma parte de su cotidianidad. Algunos recursos que podemos implementar en este sentido son:

Juegos didácticos: los juegos acercan los valores a los niños. Su propósito es servir como proyección de la realidad para plantear situaciones hipotéticas en las que deban tomar decisiones al respecto. ¿Qué mejor que aprender valores de forma divertida, amena y en compañía de otros niños?

Vídeos y animaciones: en esta primera etapa es fundamental el papel de la imagen. Los niños se apoyan en recursos como los vídeos, la animación y hasta las caricaturas para aprender lo que son los valores y las conductas sociales. Es otra forma de acercarlos a esta temática.

Dibujos: también se pueden visualizar los valores a través de ilustraciones y dibujos hechos por los propios niños. Este recurso nos dará una idea de cuál es su concepto real de los valores que queremos transmitirles.

2) Educación en valores en Secundaria

Entre los 12 y los 16 años, los adolescentes ya no solo deben identificar los valores más importantes a nivel individual y colectivo sino que, además, deben darles una utilidad concreta. Es decir, van ligados a las distintas inclinaciones profesionales o talentos que se vayan esbozando en ellos y en cómo aplicarlos en cada área.

Como es lógico, los recursos empleados en esta etapa son más elaborados y complejos que en la etapa educativa de Primaria. Algunos de ellos son:

Documentales y cortometrajes: los cuentos y vídeos explicativos dan paso a piezas visuales más complejas y elaboradas, aunque no por ello deben perder el contacto con los intereses de los adolescentes que se sitúen en esta franja de edad. El objetivo sigue siendo el mismo: visualizar los valores educativos.

Páginas web de valores: a esta edad, la interactividad con las herramientas digitales es mucho mayor y es por eso que se recomienda el uso de plataformas, páginas, tabletas y otros recursos para la educación en valores.

Iniciativas de voluntariado: también es una buena época para fomentar en los adolescentes la importancia y el impacto de las iniciativas de voluntariado, sea cual sea el área de aplicación. Si ahora participan como miembros activos de ellas, mañana quizá sean líderes de sus propios proyectos.

Recuerda que, en estas dos etapas, además del trabajo en el aula sobre valores educativos es importante seguir insistiendo en ello a lo largo del proceso formativo, bien sea en los ciclos de enseñanza media o en los grados profesionales. Sin olvidar, por supuesto, que la educación complementaria y los valores que se desprenden desde el hogar son el complemento imprescindible para cristalizar los esfuerzos realizados en la educación formal. ¡Todos a la una!

Fuente: blog.oxfamintermon.org

Inicia la XXIV Edición de Semana de la Geografía

Hainan Reynoso

Con una conferencia magistral dictada por  Yvonne Arias, directora ejecutiva del Grupo Jaragua, a los técnicos nacionales de las áreas de ciencias naturales y sociales del Ministerio de Educación de la República Dominicana (Minerd) se dio inicio, el pasado miércoles 10 de enero, a la XXIV Semana de la Geografía,  en el Museo Infantil Trampolín de la Zona Colonial.

La bióloga, química y eco-medioambientalista Yvonne Arias lanzó el desafío a los 38 técnicos presentes, a las escuelas, familias y comunidades con la disertación: ¡Aprende! Nuestras áreas protegidas son fuente de vida sostenible, tema bajo el cual se desarrollará este año el proyecto anual del Plan LEA y LISTÍN DIARIO.

Las palabras de bienvenida a la charla estuvieron a cargo de Manuel Cámpora, director de museografía del Museo Infantil Trampolín,  quien destacó la importancia trascendental que existe entre la educación y el impacto ambiental que generan las acciones de las personas.

Al dirigirse a los técnicos y autoridades presentes, Rosario Vásquez,  encargada del Plan LEA del  Listín Diario, enfatizó que el tradicional proyecto busca entrenar, sin costo alguno, a técnicos y a docentes sobre el tema que cada año traza la  National Geographic Society. Además, Vásquez esbozó las actividades que abarcará el programa correspondiente a la  Semana de la Geografía 2017.

El cronograma, que inició con esta  conferencia, incluye talleres a los representantes de las 18 regionales que conforman el sistema educativo dominicano y la elaboración de cinco fascículos con los respectivos abordajes del tema Nuestras áreas protegidas: fuente de vida sostenible.

Contempla también -prosiguió  Rosario Vásquez- la proyección del documental Muerte por Mil Cortes, de Jake Kheel,  el próximo  mes de marzo en el auditorio de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), además de una excursión a una de las áreas protegidas, destino que se conocerá oportunamente.  El público en general podrá ser partícipe de este cine-fórum sobre el cuidado del medio ambiente y el desenlace nefasto de la tala de árboles en el Parque Nacional Sierra de Bahoruco.

Mientras, Javier Helena,  coordinador de Ejes Transversales del Minerd, hizo la exhortación a la participación entusiasta de los actores del sector educativo en esta tradicional actividad pedagógica, y que es calendarizada anualmente en el Programa de Actividades de dicho ministerio.  Motivó a los técnicos a convertirse en multiplicadores del conocimiento adquirido, en sus respectivas regionales.

Yvonne Arias inició sometiendo a los técnicos al ejercicio pedagógico de desaprender los conocimientos medioambientales que no se ajustan a la realidad de la República Dominicana en este momento.

El objetivo era elevar el acervo conservacionista y medioambiental con los contenidos de los cinco ejes temáticos sobre los cuales versará la XXIV Edición de la Semana de la Geografía.

Estos temas serán desarrollados de manera breve, precisa y muy gráfica a través de cinco fascículos, dentro de los que se cuentan:

  1. Los servicios sostenibles que nos proporcionan nuestras áreas.   Escrito por   Yvonne Arias, del  Grupo Jaragua.
  2. ¡Cambio Climático! Adaptación, resiliencia y medidas de prevención. Será escrito por Laura Rathe. Consultora del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL)
  3. ¡Recursos no Renovables! Educación para su Preservación. El tema será coordinado por el Viceministerio de Aguas y Suelos del   Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
  4. ¡Aprende! La Biodiversidad Marina y Costera de República Dominicana y que será coordinado por  la Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos (Anamar).
  5. ¡Aprende y explora! Nuestras áreas protegidas. A ser coordinado por el  ViceMinisterio de Áreas Protegidas y Biodiversidad.  Dirección de Información Ambiental de Recursos Naturales (DIARENA)
    Del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales

El Plan LEA, como eje transversal, apoya tres de  las siete competencias fundamentales que incluye el currículo actual del Minerd. Con los talleres Leer y Aprender con Periódicos y el Estuche de Prensa LEA, Plan LEA colabora en el desarrollo de las competencias: Comunicativa;  Pensamiento Lógico, Creativo y Crítico.

Mientras que con la Semana de la Geografía  apoya la competencia Ambiental y Salud.  Asimismo, este último proyecto va acorde con cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, entre los que se cuentan Agua limpia y saneamiento, Acción por el clima, Vida submarina y Vida de Ecosistemas Terrestres.

¿Sabes qué significa el punto verde de los envases?

¿Te has fijado en la cantidad de logotipos que nos acompañan en nuestro día a día? Están presentes en el brik de leche del desayuno, en la botella de agua de las comidas o en el yogur de la merienda.

Entre ellos, el punto verde. Si quieres conocer más a fondo este distintivo, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el punto verde?

Su imagen no es ninguna desconocida para los ojos del cliente, ya que lleva un tiempo entre nuestros productos.

Se trata de un círculo que incluye dos flechas entrecruzadas en torno a un eje vertical, en verde claro el color de la flecha trazada hacia la izquierda y verde oscuro el de la flecha en dirección hacia la derecha. En su formato estándar incorpora el símbolo de marca registrada (®).

Los colores oficiales son Pantone 336 C y Pantone 343 C, y es recomendable emplearlos cuando el envase o etiqueta del producto está impreso en cuatro colores.

También puedes encontrarte este símbolo con otros colores cuando aparece sobre un fondo en blanco o coloreado. ¿Lo has visto alguna vez?

¿Cuál es la función del punto verde?

Su función es simple pero resoluta: indicar al consumidor o consumidora que cuando ese envase pase a ser un residuo, será reciclado, pues la empresa responsable está acogida a un sistema integrado de gestión de residuos (SIG) y paga a este último por la prestación del servicio de reciclaje que realiza.

El punto verde es, además de un símbolo, una garantía que nos señala que las empresas responsables del envase están cumpliendo la Directiva europea 94/62/CE y la ley nacional 11/97 de Envases y Residuos de Envases.

¿En qué embalajes puede aparecer?

Este emblema puede aparecer en envases plásticos, metálicos, tipo brik y en cartón y papel. También aparece en envases de vidrio

¿Qué reglas debe seguir?

Con el fin de facilitar su identificación y legibilidad al consumidor o consumidora final, se debe tener en cuenta que:

No puede ser modificado

Debe ser impreso en su integridad

Se deben respetar sus proporciones

No puede ser completado con elementos gráficos

No puede ser modificado sin autorización de Ecoembes

¿Cuál es el origen de este símbolo?

Duales System Deutschland AG, una compañía alemana sin ánimo de lucro, lo concibió en 1991, y fue en 1994 cuando los países miembros de la UE lo designaron como emblema para la directiva europea de envases y residuos de envases.

En España sus inicios se remontan al año 1997, cuando Ecoembes firmó un acuerdo con Pro Europe (Packaging Recovery Organisation Europe s.p.r.l) obteniendo la licencia de empleo exclusivo de la marca “Punto Verde” en nuestro país.

Juegos de reciclaje, ¿te apuntas?

Ahora que ya sabes lo que hay detrás del punto verde, te invitamos a que disfrutes poniendo en práctica actividades pensadas para fomentar el reciclaje en los más peques.

¡Verás lo divertido que es ser sostenible con estas ideas basadas en la regla de las 3R!

Reducir

Anota las medidas que habéis llevado a cabo en el entorno familiar para disminuir vuestro consumo.

Mamá, papá, Álvaro, la pequeña Clara… ¿quién ha sido más respetuoso con el medio ambiente? ¿Qué tal si el ganador o la campeona semanal decide el menú del domingo?

Reciclar

Adivina, adivinanza, ¿sabes dónde va cada uno de estos desechos?

Se trata de un juego para realizar en el aula con una dinámica muy sencilla. La clase se divide en dos grupos y cada uno de ellos debe preguntar al otro dónde se deben introducir una serie de residuos.

Por ejemplo, si se pregunta sobre piel de melocotón, brik de leche y caja de zapatos, la respuesta debe ser contenedor gris, amarillo y azul.

¡Gana el grupo que obtenga más aciertos!

Reutilizar

Desarrolla tu creatividad y lleva a clase o al trabajo un objeto que hayas elaborado empleando materiales reciclados. ¡Verás cómo triunfa!

Si las musas no te inspiran, no te preocupes: en nuestro blog encontrarás muchas ideas, como una funda para tus gafas con una corbata, un precioso cactus decorativo para tu escritorio a partir de una piedra, o cómo conseguir el disfraz más chulo para los próximos carnavales a partir de elementos aparentemente inservibles.

Y recuerda: el punto verde, como otros símbolos de los envases, nos ofrece una importante información y nos ayuda a dar una segunda vida a nuestros residuos.

¡Súmate al reciclaje! No pienses que pierdes el tiempo separando residuos, sino que lo estás invirtiendo en el bienestar del planeta y, por tanto, de todos sus habitantes. ¿Contamos contigo?

Fuente: blog.oxfamintermon.org/

5 tips para ayudar a niños distraídos

Si alguna vez te han dicho que tu niño no presta atención en clase, aquí te damos algunos consejos para ayudar a niños distraídos.

Hay niños que les cuesta mucho trabajo concentrarse, pues se distraen por cualquier cosa, ya sea un ruido, una luz o con sus propios pensamientos. Simplemente, a cualquier despiste no prestan la suficiente atención.

Cuando un niño es distraído, su proceso de aprendizaje es menos provechoso.Adquiere conocimientos de forma más lenta y las tareas pueden ser insuperables. Sin embargo, no es  recomendable regañar al niño, pues podría sentirse fracasado y culpable. Por ello, es importante ayudarlo a que preste más atención dentro y fuera del salón de clases. Sigue estos consejos.

  1. Asegúrate de que tu niño duerma y descanse lo suficiente, de lo contrario, no podrá rendir bien en el colegio.
  2. Cuando hables con él o le pidas algo, míralo a los ojos. Así, te asegurarás de que te está entendiendo.
  3. Cuando realice la tarea en casa, aparta de su vista las cosas que le puedan distraer, como luces, juguetes, teléfono, etc. Y respeta siempre un mismo horario. Crea una rutina para realizar su tarea todos los días, así logrará concentrarse en lo que está haciendo. No dejes las tareas más difíciles para el final. Estará cansado y perderá el interés por esforzarse.
  1. Anímalo a que resuma con frases cortas lo que acaba de hacer. De esta forma, tratará de concentrarse y hacer memoria.
  1. Para ejercitar la memoria de tu niño, lo ideal es jugar con él juegos de memoria y concentración.

    Recuerda tenerle mucha paciencia, pues es la mejor forma de ayudarlo a que poco a poco logre concentrarse, pues los resultados no serán de inmediato, pero con mucho cariño y esfuerzo, tu peque dejará de ser un niño distraído.

Fuente: Padres e hijos

Abre el primer museo submarino de Europa

 

Ocholeguas

Está en Lanzarote y su objetivo es preservar el medio marino a través de 300 esculturas inspiradas en los lugareños y realizadas en hormigón de pH neutro. Se descubren haciendo snorkel, buceo con botella o a través de un submarino.

Su propuesta es la siguiente: bucear entre más de 300 esculturas petrificadas bajo el agua ya sea practicando esnorkel o buceo con botella o accediendo a un submarino. Es la seña de identidad del recién inaugurado Museo Atlántico de Lanzarote, el primero dearte submarino de toda Europa. Los primeros trabajos se instalaron en febrero de 2016, pero es ahora cuando abre al público con un objetivo claramente conservacionista.

Las obras, inspiradas en los habitantes de Lanzarote, han sido realizadas por el artistaJason deCaires Taylor en hormigón de pH neutro, lo que significada que, con el transcurso del tiempo, ayudarán a incrementar la biomasa marina y la reproducción de las especies de la isla canaria. Y así ha sucedido ya. Desde la aparición de las primeras hace casi un año ya han aumentado los índices de generación y abundancia de especies, desde tiburones ángel hasta barracudas, sardinas, pulpos, esponjas marinas y la extraña raya mariposa.

 El museo permite descubrir, durante la inmersión, la historia de cada obra, ya que su creador es todo un experto en el campo submarino. La primera vez que experimentó bajo el agua fue en la isla caribeña de Granada, donde levantó 65 esculturas entre barreras coralinas. Su arte acuático viajó después a Reino Unido, Grecia y México. En el país azteca, llegó a montar nada menos que 300 piezas.

Ahora le toca el turno a Lanzarote y, en concreto, a las aguas cristalinas de Playa Blanca, en el municipio de Yaiza, donde está ubicado el museo a 12 metros de profundidad. El lugar exacto es la Bahía de Las Coloradas, el enclave perfecto debido a las características físicas del suelo submarino sobre el que asienta. Allí se han distrubido los 2.500 metros cuadrados del museo, accesible para buceadores y submarinistas.

El coste de entrada al museo es de 12 euros para aquellos adultos que deseen practicar buceo y de 8 para los que elijan snorkel. También está la opción del recorrido en submarino. El 2% de los ingresos están destinados a proyectos de protección, estudio y/o divulgación de la vida en el medioambiente marino de Lanzarote y de las Islas Canarias en general.

Fuente: elmundo.es