Celebrando las aves migratorias  de La Española

Cada año más de 100 especies de aves migratorias visitan la isla de La Española en búsqueda de alimento y refugio. Estas especies se suman a las comunidades de aves residentes y endémicas que habitan en la isla durante todo el año.

La mayoría de las aves migratorias visitan entre los meses de septiembre y abril, escapando así de los meses fríos de otoño e invierno de sus lugares de reproducción en los Estados Unidos y Canadá. Mientras que algunas de estas especies utilizan las áreas de la  isla como una parada de descanso y reabastecimiento de energía para continuar con su migración hacia Suramérica, otras son capaces de volar hasta 3,000 kilómetros con el fiel propósito de retornar y permanecer en los bosques o humedales nacionales durante el invierno.

Megaceryle alcyon. Martín pescador, un ave migratoria observada en nuestros humedales. Fotógrafo: Rafael Arvelo

Entre las especies migratorias de bosque se destacan por su belleza e importancia ecológica las de la familia de los parúlidos, conocidos en Latinoamérica como cigüitas del frío, reinitas o chipes. La mayoría de estas pequeñas aves coloridas se alimentan de insectos, y aportan de esta manera al control de plagas en los cafetales y cacaotales dominicanos.

Más interesante aún es la visita del raro zorzal migratorio o zorzal de Bicknell (Catharus bicknelli), de la familia de los túrdidos. Esta especie está clasificada como vulnerable en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) debido a la pérdida de hábitat, y se estima que el noventa por ciento de su población pasa el invierno en los bosques húmedos de La Española, como en Sierra de Bahoruco y Loma Quita Espuela.

Desde la década de los noventa la comunidad científica ha documentado una reducción dramática en las poblaciones de muchas aves migratorias. Un estudio publicado por Lambert y otros en el 2008, indicó que las poblaciones del zorzal de Bicknell en New Hamsphire, Estados Unidos habían declinado con una tasa de decrecimiento de siete por ciento anual entre el 1993 y el 2003. Las principales causas asociadas a este descenso poblacional incluyen los efectos del cambio climático, la degradación de las zonas montañosas en Norteamérica y la pérdida de su hábitat en La Española.

Catharus bicknelli. Zorzal migratorio o zorzal de Bicknell. Fotógrafo: Jeff Nadler

 

Vuelo de regreso a casa

Para promover la conservación de las aves migratorias y sus hábitats, cada año, cientos de organizaciones ambientales celebran el Día Internacional de las Aves Migratorias (DIAM) durante el segundo sábado del mes de mayo en Norteamérica, y durante el mes de octubre en Suramérica, Centroamérica y el Caribe. Esta próxima celebración, del trece de mayo de 2017, coincide con el retorno de la mayoría de las especies migratorias hacia sus lugares de anidamiento en Norteamérica tras su despedida temporal del Caribe. El tema de enfoque del DIAM de este año es “Ayudando a las aves durante su travesía”.

Gracias a los aportes de la organización Birds Caribbean y Ambiente para las Américas (Environment for the Americas), el Grupo Jaragua, una organización sin fines de lucro dedicada a la conservación de la biodiversidad en La Española, distribuirá materiales didácticos sobre las aves migratorias a cientos de estudiantes y docentes. Combinado con la celebración del Festival de las Aves Endémicas del Caribe, y la campaña de Conservación de la Cotorra de la Española, el Grupo Jaragua espera educar a cientos de comunitarios en las zonas adyacentes al Parque Nacional Jaragua, al Parque Nacional Sierra de Bahoruco, al Refugio de Vida Silvestre Laguna Cabral y al Parque Nacional Valle Nuevo, a través de talleres de capacitación, charlas escolares y jornadas de restauración enfocados en la conservación de las aves.

El DIAM es propicio para reflexionar sobre la importancia de gestionar adecuadamente nuestros espacios naturales, que son el refugio de la vida silvestre, aprovechando para honrar el Día del Árbol, celebrado el pasado día 5.

Celebremos el Día Internacional de las Aves Migratorias. Cuidemos nuestras áreas protegidas. Tu acción cuenta.

La adicción al celular de los padres causa daños en los niños

La tecnología llegó y nos rebasó y esto trae consecuencias nada gratas en nuestro papel como padres. Te decimos por qué.

En un artículo de la pediatra Jenny Radesky del Boston Medical Group, señala que el uso desmedido de teléfonos celulares por los padres está afectando la relación con sus hijos. Radesky indica que tras décadas de investigación, se ha concluido que las interacciones cara a cara de padres con los hijos, desde sus primeros días de vida, son muy importantes para el aprendizaje, comportamiento y desarrollo emocional. A través de esa  interacción directa, los niños pequeños desarrollan no solo el lenguaje, también aprenden sobre sus propias emociones y cómo regularlas. Al observarlos, aprenden a cómo tener una conversación y a cómo leer las expresiones faciales de los demás y, eventualmente, a ser mejores comunicadores.

También encontró que los niños de los padres que estaban más absortos en sus celulares eran más propensos a portarse mal para llamar su atención y también los padres estaban más irritables.

La psicóloga Catherine Steiner-Adair, autora del libro ‘The Big Disconnect’, advierte quecuando los padres dan más prioridad a sus dispositivos móviles que a sus hijos, pueden haber consecuencias emocionales profundas para el niño, ya que lo interpretan como que no son lo suficientemente importantes o interesantes para sus papás, se sienten rechazados y esto afecta la relación con los padres, la autoestima y su desempeño social.

Según explica el Dr. Jack Shonkoff de Harvard cuando un bebé escucha a la gente a su alrededor hablándole por unos meses, al poco tiempo comienza a responder con sonidos, balbuceos, o chillidos.  Shonkoff destaca que la importancia de hablar y escuchar a los niños no debe disminuir en la medida que crecen, sino al contrario, debemos seguir interactuando de forma más afectiva y poner reglas en casa para limitar el tiempo que los niños dedican a ver la tele, jugar videojuegos o con la computadora, ya que estas actividades no estimulan el área del lenguaje del cerebro de la misma manera que una conversación cara a cara.

Fuente: padresehijos.com.mx

Los ambientes violentos causan daños cerebrales en niños

Las experiencias de los primeros años de vida de un pequeño son la base del crecimiento del cerebro. Los primeros tres años de vida son fundamentales para establecer los cimientos sobre los que se construyen la salud, la capacidad de aprendizaje y el bienestar.  Y es durante esta etapa cuando, a un ritmo superior que en ningún otro, se producen la mayor cantidad de conexiones neuronales y se forma la arquitectura física del cerebro.

Los científicos han confirmado, gracias a varios estudios, que las experiencias durante la primera infancia tienen un papel esencial en la arquitectura cerebral. Y demostraron que el estar expuesto a situaciones de violencia o de adversidad durante los primeros años de vida puede ocasionar cambios físicos en la estructura de las conexiones neuronales.

Esto se debe a que las neuronas o células nerviosas permiten que los niños respondan a los estímulos que les rodean, y constituyen los bloques con los cuales se construye su cerebro. Por lo que, un niño expuesto a condiciones de adversidad, problemas, violencia y ambientes tóxicos, durante la primera infancia, desarrolla menos conexiones neuronales y revertir estos resultados más adelante es complicado y costoso.

Fuente: padresehijos.com.mx

Claves para interpretar los dibujos de tus hijos

Uno de los medios que más usan los niños para expresarse son los dibujos. Desde que aprenden a coger cosas con las manos pueden empezar a hacer trazos y líneas que, con el paso del tiempo se convertirán en garabatos y dibujos. A continuación te damos unas pautas para analizar las creaciones de tus pequeños.

Una de las cosas que más se tiene en cuenta a la hora de analizar el dibujo de un niño es la situación de los elementos:

– Si está situado en la parte superior, estará relacionado con el ámbito del intelecto y la creatividad.
– Si está situado en la parte inferior, expresará necesidades físicas y materiales.
– Si está situado en la parte izquierda de la hoja, estará relacionado con el pasado.
– Si está situado en la parte derecha, estará vinculada con el futuro.

Si tu hijo dibuja formas grandes está indicando seguridad, mientras que si las hace más pequeñas  y elaboradas expresa reflexión y falta de confianza.

Los trazos también dicen mucho. Por ejemplo, si un trazo es continuo indica docilidad, en cambio si son interrumpidos o cortados expresan inseguridad e impulsividad. Del mismo modo, si un trazo hecho con bastante presión indica voluntad y entusiasmo. Cuanto más fuerza aplique, más agresividad. En el otro extremo, es decir si tiene poca presión, indicará una falta de voluntad o desgana.

Por último no hay que olvidar la manera de coger los lápices o las pinturas. Si lo sujeta de una manera firme y apretada, indicará presión, mientras que si lo hace de una manera suelta, indica relajación y tranquilidad.

Esto son solo unas pautas superficiales. El mundo del análisis es muy complejo. ¿Conoces alguna curiosidad o aspecto más?

 

Fuente: Marimari1101/Pixabay.com padres.facilisimo.com

Orden en casa, una rutina necesaria

En casa la mayoría de los niños no cuenta con una rutina de orden y limpieza como la que tienen en la escuela. Es necesario integrarla a la vida familiar para lograr que los pequeños mantengan organizados sus juguetes, ropa, pinturas, etcétera. Esta disposición, como la mayoría de las cosas que aprenden a esta edad, es cuestión de rutina. 

Paqui Díaz, profesora de educación infantil, sabe lo que es instaurar el hábito del orden, «sin éste, la clase no podría funcionar jamás», reconoce. Es lo primero en lo que se enfoca cuando los niños entran al colegio a los tres años de edad. Poco a poco, una a una, se van estableciendo las rutinas que hacen posible que 25 personas juguetonas convivan tantas horas en un espacio reducido y que, al marcharse a casa, todo quede tal como lo encontraron en la mañana al llegar al colegio.

No es lo mismo hacerse cargo de la ropa, juguetes y objetos personales de un niño que de 25. «Los pequeños se adaptan a lo que se espera de ellos. Si esperas poco, dan poco, si esperas mucho, dan mucho», afirma.

Hacerse cargo de sí mismos, también es hacerse cargo de sus objetos personales, de los juguetes con los que juega y que, con relativa facilidad, sueles encontrar desperdigados por los rincones. Ésta es, sin duda, la parte que a veces más trabajo cuesta. ¿Qué puedes hacer para que mantengan en orden sus cosas?

  1. Ritualizar el orden: «Recoger, ordenar cada cosa en su lugar», es la canción que cantan en la clase de Maya cuando terminan de usar el material. Y todos, como movidos por un resorte, comienzan a guardar lo que han usado. La canción se convierte en un símbolo, el comienzo de un ritual (de recoger) y el final de otro (de jugar). A esta edad las canciones son un recurso sensacional para marcar el principio o el fin de algo y poner a los niños en acción.
  2. Cada cosa en su lugar, como dice la canción, y un lugar para cada cosa. El orden es cuestión de espacio. Hay que tener claro dónde va cada objeto y enseñárselo al niño. Entre menos cajas y cajones tenga para organizar, será mejor.
  3. Necesita un comienzo y un final claros a la hora de jugar. Puedes fijar momentos específicos a lo largo del día. Por ejemplo, pactar con él que antes de salir al parque, van a asegurarse de que todos los juguetes estén en su lugar.
Errores
  1. Convertir al niño en observador pasivo: en vez de meter el sándwich en su lonchera mientras él mira, debes cederle a él la responsabilidad, por ejemplo, dejando sobre la mesa su lunch y permitiendo que él sea quien lo guarde.
  2. Pensar que el grito de «A recogeeeeer», desde la cocina, es suficiente. No hay que creer que por acompañarlo un día podrá guardar sus cosas solo en adelante.
  3. Instaurar un hábito implica una importante inversión de tiempo. Al principio, tienes que saber que eso que tú recoges en un abrir y cerrar de ojos te puede llevar cinco veces más de tiempo con ellos.
  4. Constancia, es decir, que siempre sea igual: después de sacar sus juguetes, se tienen que guardar al terminar de utilizarlos. Éste es un punto en el que muchas veces se flaquea, pues si tienes prisa preferirás recogerlos y acabar en un dos por tres, en lugar de que se cumpla la rutina.

Consejos para ayudar a un niño zurdo en su día a día

Aunque el ser zurdo no es un defecto ni  se debe corregir, podemos ayudar al niño a que adquiera destreza para manejarse bien con su lado dominante. Estos consejos, con paciencia y dedicación, le serán muy útiles:

  1. Enséñale a hacer las cosas frente a un espejo. Si ambos padres son diestros, debes situarte frente a él e ir guiándolo como si él estuviera viéndose en el espejo. Así, al imitarte con su lado izquierdo del cuerpo le será mucho más fácil.
  2. Dale las máximas herramientas posibles. En todos lados, todo está diseñado para ser manipulado con la mano derecha, desde los objetos más cotidianos como las tijeras, los cubiertos, un abrelatas, los controles de los videojuegos, el teclado de la computadora y si tu peque quiere aprender a tocar algún instrumento u otra habilidad, se verá con los obstáculos de una guitarra, una paleta de pintor, una cámara de fotos o un guante de béisbol. Por eso, debes tener sus propios objetos adaptados, que le permitirán una buena ergonomía y un uso correcto que hará que el aprendizaje sea más fácil y motivador.
  3. Hablalo con sus profesores para que le ayuden en la escuela, muchas ya cuentan con escritorios para pequeños zurdos. Los docentes tienen que ayudarle con la escritura.

Cómo evitar las faltas de ortografía en edades tempranas con el método VOVIP

A continuación, Víctor Cerrudo Higelmo, docente de Infantil, nos relata su experiencia en el C.E.I.P. Las Cigüeñas de Rivas-Vaciamadrid (Madrid) de la mano de VOVIP, método de enseñanza de la lectoescritura basado en la ortografía.

En los últimos años hemos observado una tendencia a acelerar el inicio del aprendizaje de la lectoescritura en la etapa de Educación Infantil, pero descuidando la vigilancia de aspectos más formales de la escritura como la ortografía.

Desde hace cinco años he tratado de desarrollar una metodología de enseñanza de la lectoescritura que aúne el desarrollo de la misma, de una manera lenta y paulatina, con el control de la ortografía antes de que los errores aparezcan. Así, entre los años 2010 y 2015, he aplicado la metodología VOVIP en dos ciclos de Educación Infantil en este centro escolar; metodología que tiene tres objetivos: desarrollar los prerrequisitos de la lectoescritura en la etapa de Infantil; evitar faltas de ortografía desde las primeras etapas; y lograr unificar ambos desarrollos de manera natural y motivadora para el alumnado.

Conciencia fonológica

En mi metodología utilizo actividades que desarrollan la conciencia fonológica desde los 3 hasta los 5 años. Estas propuestas se pueden realizar de manera diaria en la asamblea y con un escaso tiempo para su realización. Pero, ¿en qué consiste la conciencia fonológica? Según Carmen Allende (‘Dislexia y dificultades de aprendizaje‘): “Es una habilidad metalingüística que supone la conciencia de que en el lenguaje existen una serie de secuencias fonológicas que pueden ser descompuestas en secuencias más simples, así como la capacidad para manipular estas secuencias”. Por esta razón, todas las actividades que realizo en la asamblea tienen un componente de análisis y manipulación fonémica de aquellas unidades que el alumno puede manejar, operar y manipular en su dimensión sonora: a los 3 años las palabras, a los 4 años las sílabas y a los 5 años los fonemas. Las actividades más empleadas son el cambio de sílabas o de fonemas para obtener nuevas palabras y el cambio de orden de las mismas para lograr un cambio en la palabra.

Como norma general, en los primeros cursos de Infantil me centro en el desarrollo de estas actividades manipulativas de los sonidos que me permiten tener una continuidad de desarrollo de la conciencia fonológica. Es en 5 años cuando puedo comenzar a incorporar una serie de ejercicios sencillos y motivadores con las que desarrollar el inicio de la creación de textos. Esto no quiere decir que en 4 años las letras desaparezcan de la vida ordinaria del aula. Por supuesto que podemos realizar propuestas de escritura, pero siempre que el estudiante lo solicite y lo demande al tutor.

Evitar las faltas de ortografía

Durante los últimos años he visto necesario elaborar una metodología para logra el control de la ortografía desde Infantil, antes incluso de que las puedan cometer. La manera de lograrlo es sensibilizar al niño a ciertos pares de grafías con las que cometer errores al escribirlos (b/v, c/z, k/q/c y ll/y). El entrenamiento comienza en 4 años mediante la escritura de palabras en la asamblea, siempre relacionadas con el proyecto o tema que estamos trabajando en el aula, pero que incluyen en la palabra las letras ‘conflicto’. La razón de comenzar en 4 años es que cuando volvemos de periodo de vacaciones de Navidad, algunos niños comienzan a cumplir 5 años y su sistema auditivo comienza a ser capaz de detectar y segmentar los fonemas y, por tanto, a escribirlos.

Si el niño domina esta capacidad de segmentación y tiene que escribir una palabra con B o con V, existe un alto riesgo alto de que cometa una falta de ortografía en esas palabras. Para evitar este hecho, ayudamos al encargado a segmentar los fonemas de la palabra diaria y éste los va transcribiendo en sus grafías. Por otro lado, y para mejorar la grafía correcta, enseño gestos asociados a las palabras durante los 4 años y en 5 años aplico.

Logros

El método VOVIP permite conseguir el desarrollo de la lectoescritura y el control de la ortografía de manera paralela con una alta tasa de recuerdo tanto con el recurso de los gestos como el de las animaciones. Logra un control de la ortografía máximo debido a que puedo utilizar la animación o el gesto para recordarla; si estas herramientas fallan, el niño nunca escribirá mal la palabra debido a que, de manera automática, el alumno preguntará al adulto cual letra debe escoger.

Esta experiencia se presentó en el encuentro de Utopías Educativas.

Fuente: Educación 3.0

Es más probable recordar lo nuevo cuando conecta con las emociones

Consultor educativo internacional y autor de más de una docena de libros como ‘Neurociencia educativa’ o ‘Cómo aprende el cerebro’, David A. Sousa reflexiona en esta entrevista sobre el papel que juega el cerebro en la educación. Según su opinión, la neurociencia educativa ayuda a entender diversas maneras de abordar el aprendizaje de los estudiantes.

¿Por qué es tan importante conocer el funcionamiento y la estructura del cerebro?

Los maestros intentan cambiar el cerebro humano todos los días. No se trata de pedirles que se conviertan en neurocientíficos pero, cuanto más sepan sobre cómo aprende el cerebro, más éxito tendrán en la enseñanza.

¿Se tiene en cuenta hoy en día en los centros educativos?

Sí, pero muy poco. Los educadores están empezando ahora a conocer los estudios sobre cómo aprende el cerebro. Esta información debería formar parte de la base de conocimiento de todos los maestros. Por ello, estamos trabajando duro para actualizar las aulas, sobre todo, para conseguir que los profesores de las universidades educativas incluyan la neurociencia en sus cursos.

Cuanto más sepan los docentes sobre cómo aprende el cerebro, más éxito tendrán en la enseñanza.

¿Dónde y por qué se produce el aprendizaje en el cerebro?

Son muchas las partes del cerebro que se activan durante el proceso de aprendizaje. La parte frontal (lóbulo frontal) es la responsable de la atención, la memoria activa, la resolución de problemas y la toma de decisiones. El centro profundo del cerebro (sistema límbico) procesa las emociones y decide qué aprendizaje se codificará en la memoria a largo plazo. La información sensorial se procesa a través de otras áreas.

¿Qué aporta la neuroeducación al proceso de enseñanza-aprendizaje?

A medida que los investigadores hacen nuevos descubrimientos sobre cómo el cerebro aprende, los educadores pueden decidir si cualquiera de esos descubrimientos se traducen en estrategias de enseñanza más eficaces.

¿Propiciaría una educación individualizada que respetara los ritmos de cada alumno?

A medida que la población estudiantil se diversifica en cultura, idiomas y habilidades, los maestros necesitan diferenciar su instrucción para satisfacer las necesidades individuales de sus estudiantes. La neurociencia educativa les ayuda a entender diversas maneras de abordar el aprendizaje de los estudiantes.

La neurociencia educativa ayuda a los maestros a entender diversas maneras de abordar el aprendizaje de los estudiantes.

¿Qué cambios serían necesarios en el proceso de evaluación actual?

Deberíamos hacer evaluaciones formativas con frecuencia para comprobar la comprensión del estudiante y su progreso hacia el objetivo de aprendizaje. Así, los profesores podrían adaptar la enseñanza. Además, deberíamos centrarnos menos en una evaluación sumativa —esas pruebas ‘de alto riesgo’ al final de la unidad—, con la que poco se puede hacer para mejorar el aprendizaje de los alumnos una vez terminada la lección.

¿Y en otros aspectos (entorno físico, modo de trabajo…)?

En cuanto al ambiente físico, éste debería ser un lugar donde los estudiantes se sientan físicamente seguros y tengan suficiente espacio para poder moverse por el aula durante la lección. El movimiento es un factor importante para generar aprendizajes, así como para activar la memoria.

El movimiento es un factor importante para generar aprendizajes, así como para activar la memoria.

¿Qué papel desempeñan las emociones en el aprendizaje?

Las emociones juegan un papel muy importante en el aprendizaje. Las dos estructuras cerebrales responsables de crear recuerdos a largo plazo se encuentran en la parte emocional (límbica) del cerebro. Por eso recordamos las mejores y peores cosas que nos han pasado. Siempre que los maestros puedan conectar el objetivo de aprendizaje con las emociones, habrá una mayor probabilidad de que los estudiantes recuerden el nuevo aprendizaje.

¿Qué rol juega la tecnología en este contexto?

La influencia de la tecnología en el proceso de enseñanza-aprendizaje es complicada. La tecnología puede ser útil, por ejemplo, cuando permite a los estudiantes ver lo que están aprendiendo aplicado al mundo real, o ponerse en contacto con estudiantes de otras partes del mundo para obtener sus puntos de vista sobre los temas tratados en el aula. Sin embargo, la tecnología también puede alejarnos de un aprendizaje efectivo cuando se convierte en el foco de la lección, en lugar de asistir al logro del objetivo real de la lección.

Fuente:  Educación 3.0

 

Qué árboles puedes plantar según la zona y el espacio

Hoy es el Día Nacional del Árbol en la República Dominicana y es preciso concienciar sobre el árbol en una media isla cuyo principal tesoro es la naturaleza. El país depende de los árboles para obtener el agua, suelo protegido y prevenir el efecto invernadero, entre otros muchos beneficios. Por esto es mandatorio cuidar las áreas protegidas.

A los fines de  reforestar, los ecólogos y medioambientalistas recomiendan que sea con especies endémicas o nativas entre las que se cuentan: el guayacán, pino criollo, ébano verde, palma real, caya y la caoba, que es el árbol nacional.

Es importante considerar también los endemismos locales, es decir,  que si el cacheo es  endémico de Oviedo, pues se utilice esta palma para reforestar en Oviedo.

A continuación compartimos un artículo de Laura Vidal, sobre qué árboles puedes plantar según la zona en la que vives y el espacio del que dispones.

Los árboles son piezas fundamentales en el diseño urbano: los humanos nos hemos acostumbrado a construir ciudades y habitar entre el cemento, pero sin la naturaleza no podríamos vivir.

En los espacios urbanos, son indispensables los lugares verdes, porque los árboles son la única manera efectiva de reducir la contaminación del aire propia de la ciudad (o, al menos, la solución más natural y eficiente). Los parques, en lo posible, o los techos verdes y jardines verticales, en su defecto, deberían ser los espacios más cuidados de las ciudades, y los que más nos esforzáramos por tener.

Aunque en mayor parte la cantidad de espacios verdes de una ciudad está en manos de las autoridades, también hay casos en los que depende de una decisión personal, como plantar un árbol en la vereda (cuando está permitido) o tenerlo en el jardín, o incluso en una gran maceta.

Para poder plantar tus propios árboles y cuidar de ellos, necesitas alguna información sobre las especies existentes y las condiciones óptimas para el crecimiento de cada una. A continuación, podrán encontrar datos útiles si estás intentando averiguar qué árboles puedes plantar en el sitio en el que vives.

Cómo elegir qué árbol plantar

Los principales factores a tener en cuenta para decidir qué árbol plantar en un sitio son la amplitud del espacio en el que el árbol podrá crecer, y la disponibilidad de agua disponible.

No es lo mismo plantar en una vereda amplia, mayor a 5 metros y con un buen espacio libre de baldosas, que en una acera angosta de menos de 3 metros, en la que hay que tener mucho cuidado de no elegir una especie que vaya a levantar el suelo con sus raíces.

Tampoco es lo mismo, por supuesto, plantar en una región con lluvias constantes y temperaturas tropicales, que en un área de sequías, o en una latitud en la que nieva en invierno.

La siguiente imagen puede darte un panorama general de qué árboles elegir de acuerdo con estas dos características:

Al mismo tiempo, una vez que sepas cuáles son las posibilidades, hay algunas preguntas clave que deberías hacerte antes de plantar, para tomar una decisión más específica.

Sobre el terreno

  1. ¿Cuál es el tipo de suelo disponible? ¿Es fértil o más bien pobre?
  2. ¿Se cuenta con espacio para el desarrollo de raíces horizontales?
  3. ¿Cuáles son las condiciones climáticas de la zona en general? ¿Y de esa parcela en particular? (Puede haber, por ejemplo, una cuadra más sombría que otras en el mismo barrio, y por eso ser adecuada para especies diferentes)
  4. ¿Cuáles son las posibilidades de riego? (Riego automático/ alguien puede regar cuando las lluvias escaseen/ se depende de las lluvias exclusivamente).

 

Sobre el árbol:

¿Se desean hojas caducas (que se caen en otoño), perennes (siempre verdes), o da igual?

  1. ¿Se quiere un árbol alto, mediano o pequeño?
  2. ¿Cuál podría ser la forma del árbol? ¿Hay cableados, cercas, postes o alguna estructura cercana que haya que respetar?

Una vez que tengas toda esta información, puedes guiarte por las siguientes tablas para saber exactamente qué especies pueden ser adecuadas para tu entorno:

 

Esta tabla es muy útil, aunque fue pensada sobre todo para el hemisferio sur, especialmente para América Latina. Si vives en otra región, lo mejor es buscar información específica sobre los árboles nativos de tu zona, para seguir las mismas especificaciones, pero eligiendo aquellos que sean propios de la zona o los endemismos locales.

Fuentes: Unidiversidad, Treepeople, labioguia.com

Aprender matemáticas: Cuenta con Aurora, Clara y Vicenta

Hoy les presento un nuevo material: “Cuenta con Aurora, Clara y Vicenta”. Les  cuento un poco cómo surgió la idea de elaborar este nuevo juego. Actualmente, me encuentro realizando un curso sobre Didáctica De Las Matemáticas: Resolución De Problemas Y Metodología ABN que ha ofertado el C.E.P. de Úbeda (Jaén).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra primera ponente ha sido Dª. Mª Luz Castilla Trillo, que trabaja en el C.E.I.P. “Padre Poveda” de Linares (Jaén), a la que desde aquí le doy las gracias por crear mis primeros cimientos teóricos sobre este método. En la primera sesión del curso, además de enseñarnos cosas fantásticas, nos hizo caer en la cuenta de la gran importancia que tienen en Educación Infantil los Preconceptos matemáticos y la necesidad de conocerlos, trabajarlos y evaluarlos antes de adentrarnos en este maravilloso mundo del ABN.

Así que se me ocurrió desarrollar una actividad para trabajarlos y así realizar la parte práctica del curso. Hoy ya puedo mostrarsela y aquí la tienen.

Se trata de 3 simpáticas amigas que nos ayudarán a contar de todo. Están hechas con botellas de jabón, lana y fieltro de colores. Los alumnos de mi clase están repartidos en 3 mesas, así que cada equipo tendrá su personaje para jugar y participar en el concurso de recogida de tapones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Estas amigas también nos traen diversos materiales:

 

-Cartel de presentación.

-Tarjetas de los cuantificadores.

-Tarjetas de los signos + que, – que, = que.

-3 juegos de tarjetas (números, puntos, grafía) para trabajar los conjuntos equivalentes.

-Tarjetas para comparar conjuntos.

-Tarjetas de los ordinales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque sólo llevamos dos días jugando con este juego, ya son unos auténticos expertos.

Ahora que ya nos hemos divertido de lo lindo, nos toca trabajar los Preconceptos Matemáticos:

Cuantificadores muchos-pocos, más que-menos que, igual que, tantos como y ordinales primero-último,

antes-después.

Cuando lo dominemos mucho mejor, pasaremos a la siguiente fase: “Concurso: ¿qué equipo ha recogido más tapones? ¿Y el que ha recogido menos? ¿Quién ha sido el ganador, el primero…. segundo… tercero?”

Este será el momento de introducir el trabajo con los Ordinales: 1º, 2º, 3º, último, cuál va delante del segundo, detrás del primero….

No tardaremos mucho;  son unos campeones.

 

 

La verdad es que después de ver el resultado, estoy encantada porque han sido capaces de contar, comparar, observar, asociar, establecer conjuntos equivalentes……. y lo más importante de todo, pasándolo muy muy bien.

Como siempre, deseo que les guste y que la idea les sea útil. Besotes.

Fuente: escuelaconvida.blogspot.com