SI NO TE DIVIERTES ENSEÑANDO, DEDÍCATE A OTRA COSA

Pablo Ferreiro de Babot, profesor del PAD Escuela de Dirección, afirma que los estudiantes son la razón de ser de los profesores, por lo que hay que servirlos, con respeto y con calidad de tiempo. Explicó que, precisamente, el servicio es el principal fin del hombre: “ha nacido para servir y si lo hace, será feliz.

Entonces, su tarea docente la cumplirá en la medida en la que también enseñe a sus alumnos a hacerlo”.
Indica que durante la secundaria se debe enseñar a pensar y en la Universidad, a servir, “pues cada persona será más o menos feliz en la medida en la que sirva más o menos a los demás… Y, para servir, hace falta tener un máster en paciencia y un doctorado en constancia”, sostuvo.

¿Cómo sirve un docente?

El experto señala que una persona sirve a través de sus características inherentes: amor, conocimiento, libertad personal y coexistencia. Explicó que se puede medir cuánto sirve una persona de acuerdo a cuánto amor y tiempo ha dado en su vida, cuánto conocimiento ha trasmitido y cuánto ha ayudado a otros a conocer. Asimismo, por cómo y cuánto ha enseñado a sus estudiantes a usar su libertad y a cuántos se ha dado, se ha integrado.

Explica, a través de tres niveles de análisis, dónde se ubica la misión de la Universidad y del profesor universitario. Así, luego de pasar por el primer nivel (de lo material); el segundo (donde está lo inmaterial, lo individual y la atractividad), señaló que es en el tercer nivel donde se da la unidad a través del cumplimiento de la misión interna, externa y de la práctica de valores.

Ferreiro señala que aunque el término ‘valores’ está desprestigiado hoy en día, al igual que ‘liderazgo’, la tarea del docente es hacer que sus estudiantes descubran los llamados “trascendentes del ser: belleza, bondad, verdad, bien, unidad, existencia; pero, recordó, la Universidad busca primero la verdad del hombre, que se desarrolla en la gente.

El coaching

El Dr. Ferreiro también se refiere a la tarea de asesoramiento o coaching. Anima a los maestros a ver este como una clase particular, en la que se puede tratar a los alumnos de uno a uno y en la que cada estudiante avanza a su ritmo. A través de esta tarea debe enseñarles a desarrollar virtudes y los valores trascendentales. El objetivo, dice, debe ser el desarrollo de los asesorados, respetando su libertad y ‘sin jugar al escondite’ con ellos: “el profesor debe estar para los alumnos y no pedirles que ellos ‘lo busquen’”, asevera.

El coaching es un arte, precisa. En él debe existir el secreto profesional para cautelar lo que el estudiante comparta en las sesiones de asesoramiento. Ferreiro reta a los profesores a poner exámenes que los diviertan, al momento de corregirlos; y, sobre todo, a desarrollar la confianza, comprometiéndose con sus estudiantes y haciendo que ellos se comprometan con él. Indica que esto no significa que no deban ser exigentes, pero “exijan con cariño, como lo haría con sus hijos”.

Asimismo, Pablo Ferreiro resalta la importancia de que los profesores ayuden a sus alumnos a desarrollarse como ciudadanos de modo que les interese el país, y la misión del su país en el mundo.Para ello, dijo, los jóvenes deben descubrir cuál es su papel en la sociedad, en el país. Deben enseñarles a pensar, a actuar con ética, a desarrollar competencias y a trabajar en equipo, expresa.

Como resumen señala: “el asesoramiento es más importante que una clase. Por ello, hay que tener la capacidad para tratar a los alumnos como a los hijos, de uno en uno”. Además, enfatiza que las clases deben ser divertidas para el estudiante y para el profesor. “Si no te diviertes dando clase, dedícate a otra cosa”, puntualiza.

Este contenido ha sido publicado originalmente por UDEP en la siguiente dirección: udep.edu.pe

Tu cerebro podría ser el responsable de tu mala suerte

Hay días en que parece que nada puede salir bien: te levantas 30 minutos tarde porque se ha roto el reloj despertador, se quema tu desayuno, no encuentras tus llaves, los taxis pasan como si no te vieran y, al caminar, pisas una baldosa floja que ensucia tus zapatos nuevos. A esta altura podrías estar preguntándote cuándo te has cruzado con un gato negro o has caminado debajo de una escalera, como para tener tan mala suerte. Sin embargo, numerosos estudios han demostrado que la fortuna no es una fuerza externa que conduce nuestra vida, sino que depende principalmente de nuestra actitud.

“Lo que consideramos como azar y suerte no son lo mismo”, explica Richard Wiseman, psicólogo, investigador de la Universidad de Hertfordshire en Inglaterra, quien estudió este asunto durante más de 10 años. “La suerte es determinada por tu actitud hacia la vida, lo que tu das al universo y cómo respondes a los resultados”, resume.

Los gatos negros son causantes de mala suerte según la creencia popular.
Crédito: ©Frostdragon/CC BY 2.0

¿Nacidos con estrella o estrellados?

El reconocido psicólogo, Richard Wiseman, realizó un sencillo experimiento para estudiar el fenómeno de la suerte. Convocó a personas que se sintieran afortunadas o desafortunadas y les dio a ambos grupos un periódico. La consigna que debían cumplir era responder cuántas fotografías había en el interior de la publicación. En una de sus hojas colocó un anuncio que decía: “comuníquele al investigador que ha visto esto y obtenga 250 libras”. Sorprendentemente (o no), los que dijeron tener buena suerte fueron más propensos a hallar el mensaje que ocupaba media página.

En otra prueba realizada por Wiseman, se colocó un poco de dinero en la acera por la que circularían personas que afirmaban tener suerte y otras que se consideraban desafortunadas. Las personas “afortunadas” notaron el dinero y lo recogieron, pero las de “mala suerte” pasaron por el costado sin verlo.

El reconocido psicólogo afirma que “las personas supersticiosas que creen firmemente que son poco afortunadas, realmente se sentirán más tensas ciertos días. Con total seguridad se sentirán estresadas, conducirán peor, posiblemente estarán más distraídas y serán más propensas a tener un accidente”. Por otro lado, las personas que se sienten afortunadas son más relajadas y abiertas, y, por lo tanto, observan todo el panorama y no sólo lo que ellos están buscando.

El uso de amuletos de la suerte da buenos resultados porque aumenta la confianza de las personas y eso las vuelve más perseverantes y eficientes.

Supersticiones

A través de un estudio que se realizó en 2010 en Estados Unidos, se demostró que los objetos de la suerte sí funcionan pero no por un poder especial que puedan tener, sino por el efecto que ellos producen en la confianza de las personas.

En una prueba realizada con un grupo de jugadores de golf, los que pensaban que estaban utilizando “un balón de la suerte” mostraron mayor rendimiento con respecto a quienes habían oído que su pelota era una común y corriente.

También tuvieron mayor efectividad en la resolución de anagramas las personas a quienes se les permitió conservar el amuleto que habían traído con ellos. La hipótesis de los investigadores fue que quienes tenían un objeto de la suerte se sentían más eficaces y persistían en la resolución de los problemas.

Afortunado en el juego

Creer que un hecho aleatorio tiene más probabilidades de ocurrir porque no ha sucedido recientemente, es una creencia errónea que se conoce como “falacia del jugador”. Esto significa que si en un juego de ruleta la bola ha caído diez veces seguidas en rojo, tendemos a creer que hay más probabilidades de que el resultado sea negro en el próximo tiro. Sin embargo, las probabilidades siguen siendo 50 y 50.

Hasta el momento, se pensaba que las personas caían en este error debido al desconocimiento de las probabilidades; sin embargo, un estudio del Colegio de Medicina de Texas demostró que lo que nos hace pensar de esta manera es un procedimiento de nuestro cerebro. La investigación fue realizada con un modelo informático de neuronas biológicas que se programó para “adivinar” hechos aleatorios. En la prueba, el cerebro sintético se comportó de igual manera que uno real (creyendo la “falacia del apostador”).

Esto explica por qué incluso los jugadores experimentados son propensos a estos pensamientos.

Creer que hay más probabilidades de que la ruleta marque determinado número o color es un engaño de nuestro cerebro.
Crédito: ©Håkan Dahlström/CC BY 2.0

Creer que hay más probabilidades de que la ruleta marque determinado número o color es un engaño de nuestro cerebro.

Escuela de la suerte

Richard Wiseman, luego de investigar la psicología de la suerte y concluir en que es nuestro cerebro quien la determina, decidió fundar una escuela donde se enseñara que nadie nace con buena o mala fortuna. En sus clases, al igual que en su libro Nadie nace con suerte, enumera cuatro principios que influyen en la fortuna que pueda desarrollar un individuo.

El primer punto es que las personas afortunadas son expertas en crear oportunidades. Esto lo logran adoptando una actitud relajada a la vida y abriéndose a nuevas experiencias.

En segundo lugar, las personas que consideran que tienen suerte acostumbran a hacer caso a sus corazonadas. Los desafortunados ignoran su propia intuición y luego se arrepienten de la decisión tomada.

El tercer factor es la perseverancia y el optimismo ante los fracasos. Los afortunados suelen pensar que algo bueno va a suceder luego.

Por último, los individuos que poseen “buena suerte” tienen, en realidad, la habilidad de convertir lo malo en algo bueno. Los psicólogos llaman a esta capacidad “mentalidad de inversión”: consiste en pensar que los sucesos podrían haber sido mucho peores y sentirse contentos por cómo en realidad son.

Wiseman sintetiza: “Percibir que la suerte depende de nuestra razón junto con una dosis de ciencia y sano escepticismo puede ser muy positivo en nuestras vidas”.

¿Estás preparado para cambiar tu suerte? ¡Ya sabes cómo hacerlo!

Fuente: National Geographic

Descubren un inmenso lago magmático bajo un volcán en Bolivia

El Uturuncu, situado a unos 6.000 metros de altura en el sur de Bolivia, es un volcán inactivo pero no extinto. La última erupción ocurrió hace miles de años, pero el volcán sigue emitiendo fumarolas y podría despertar en cualquier momento.

El Vesubio estaba dormido hasta que estalló repentinamente en el año 79 d.C., sepultando la ciudad de Pompeya y conservándola para la posteridad. Hay volcanes que permanecen en estado de letargo, emitiendo fumarolas. El volcán Uturuncu, en el sur de Bolivia, es uno de ellos.

“El Altiplano de Bolivia ha sido un extenso lugar de actividad volcánica durante los últimos diez millones de años, aunque actualmente ahí no hay volcanes activos”, dice Jon Blundy, petrólogo de la Universidad de Bristol. Un volcán es un misterio y no hay ningún método totalmente seguro para predecir una erupción. Investigadores de diferentes países han analizado la conductividad eléctrica (el grado de circulación de la corriente eléctrica a través de un material) subyacente en el Altiplano andino. Y bajo el cerro Uturuncu han detectado una “anomalía”, la misma palabra que utilizan los investigadores que buscan espacios vacíos dentro de las pirámides.

“El Altiplano está asentado sobre un gran anomalía geofísica a una profundidad de 15 kilómetros por debajo de la superficie terrestre”, explica Blundy. Los científicos afirman haber descubierto un enorme lago magmático, cuyo lecho rocoso está a unos 970°C de temperatura, bajo el volcán Uturuncu, según ha informado hoy la Universidad de Bristol. El artículo científico ha sido publicado en Earth and Planetary Science Letters.

Los científicos han medido la conductividad eléctrica de la roca parcialmente fundida y han concluido que debe de haber entre un 8 y un 10% de agua en el silicato fundido. “El silicato fundido sólo puede disolver el agua a una alta presión; a una baja presión el agua sale de la solución y se forman burbujas. Y esas burbujas pueden desencadenar erupciones volcánicas”, asegura Blundy. “El 8-10% de agua disuelta en la región que presenta una anomalía masiva es equivalente al agua que se encuentra en algunos de los lagos de agua dulce de Norteamérica”, agrega. Los investigadores esperan comprender mejor la relación entre el agua y las erupciones volcánicas para poder perfeccionar los sistemas de predicción.

Fuente: National Geographic España

Chomsky dice que el lavado de cerebros en libertad es más eficaz que en las dictaduras

El escritor Noam Chomsky de los EEUU habla de los mecanismos detrás de la comunicación moderna, un instrumento esencial de gobierno en los países democráticos, tan importantes para nuestros gobiernos como la propaganda es a una dictadura.

Empecemos por el asunto de los medios de comunicación. En Francia, en mayo del 2005, con ocasión del referéndum sobre el tratado de la Constitución Europea, la mayor parte de órganos de prensa eran partidarios del “sí”, y sin embargo 55% de los franceses votaron por el “no”. Luego, la potencia de manipulación de los medios no parece absoluta. ¿Ese voto de los ciudadanos representaría también un “no” a los medios?

El trabajo sobre la manipulación mediática o la manufactura del consentimiento hecho por Edgard Herman y yo no aborda la cuestión de los efectos de los medios en el público [1]. Es un asunto complicado, pero las pocas investigaciones que profundizan en el tema sugieren que, en realidad, la influencia de los medios es más importante en la fracción de la población más educada. La masa de la opinión pública parece menos tributaria del discurso de los medios.

Tomemos, por ejemplo, la eventualidad de una guerra contra Irán: 75% de los norteamericanos estiman que Estados Unidos debería poner fin a sus amenazas militares y privilegiar la búsqueda de un acuerdo por vías diplomáticas. Encuestas llevadas a cabo por institutos occidentales sugieren que la opinión pública iraní y la de Estados Unidos convergen también en algunos aspectos de la cuestión nuclear: la aplastante mayoría de la población de los dos países estima que la zona que se extiende de Israel a Irán debería estar completamente despejada de artefactos de guerra nuclear, comprendidos los que poseen las tropas norteamericanas de la región. Ahora bien, para encontrar este tipo de información en los medios, es necesario buscar mucho tiempo.

En cuanto a los principales partidos políticos de los dos países, ninguno defiende este punto de vista. Si Irán y Estados Unidos fueran auténticas democracias en cuyo interior la mayoría determinara realmente las políticas públicas, el diferendo actual sobre lo nuclear ya estaría sin duda resuelto. Hay otros casos así.

En lo que se refiere, por ejemplo, al presupuesto federal de Estados Unidos, la mayoría de norteamericanos desean una reducción de los gastos militares y un aumento, por el contrario, en los gastos sociales, créditos otorgados a las Naciones Unidas, ayuda económica y humanitaria internacional, y por último, la anulación de las bajas de impuestos decididas por el presidente George W. Bush a favor de los contribuyentes más ricos.

En todos estos asuntos la política de la Casa Blanca es totalmente contraria a los reclamos de la opinión pública. Pero las encuestas que revelan esta oposición pública persistente raramente son publicadas en los medios. Es decir, a los ciudadanos se les tiene no solamente apartados de los centros de decisión política, sino también se les mantiene en la ignorancia del estado real de esta misma opinión pública.

Cuando se les pregunta a los periodistas, si sufre presiones responden inmediatamente: “Nadie me ha presionado, yo escribo lo que quiero. ” Es cierto. Solamente, que si tomaran posiciones contrarias a la norma dominante, ya no escribirían sus editoriales. La regla no es absoluta, desde luego; a mí mismo me sucede que me publiquen en la prensa norteamericana, Estados Unidos no es un país totalitario tampoco. Pero cualquiera que no satisfaga ciertas exigencias mínimas no tiene oportunidad alguna de alcanzar el nivel de comentador con casa propia.

El sistema de control de las sociedades democráticas es muy eficaz; instila la línea directriz como el aire que respira. Uno ni se percata, y se imagina a veces estar frente a un debate particularmente vigoroso. En el fondo, es mucho más rendidor que los sistemas totalitarios.

No olvidemos cómo se impone siempre una ideología. Para dominar, la violencia no basta, se necesita una justificación de otra naturaleza. Así, cuando una persona ejerce su poder sobre otra -trátese de un dictador, un colono, un burócrata, un marido o un patrón-, requiere de una ideología que la justifique, siempre la misma: esta dominación se hace “por el bien” del dominado. En otras palabras, el poder se presenta siempre como altruista, desinteresado, generoso.

Fuente: r-evolucion.es

Por qué las ballenas jorobadas protegen a otros animales de las ballenas asesinas

Jason Bittel

En mayo de 2012, investigadores observaron que un grupo de ballenas asesinas atacaba a una ballena gris y su cría en la Bahía de Monterrey, California. La cría murió en la pelea. Pero lo ocurrido después es difícil de explicar.

Dos ballenas jorobadas se encontraban en la escena cuando las ballenas asesinas u orcas, atacaron a las ballenas grises. No obstante, al morir la cría, llegaron otras 14 ballenas jorobadas, al parecer para evitar que las orcas consumieran el cadáver.

“Una ballena jorobada en particular permaneció junto a la cría muerta, con la cabeza apuntando hacia ella y como a un cuerpo de distancia. Vocalizaba con fuerza y daba coletazos cada vez que una ballena asesina se acercaba a comer”, informa Alisa Schulman-Janiger, investigadora de ballenas en California Killer Whale Project.

Las ballenas jorobadas usaron aletas y colas para ahuyentar a las ballenas asesinas durante seis horas y media. Y pese a que cerca de allí había densos bancos de kril –el alimento predilecto de las ballenas jorobadas-, las gigantes no abandonaron su vigilancia.

No queda claro por qué las ballenas jorobadas estaban dispuestas a sufrir lesiones y a desperdiciar tanta energía para proteger a una especie completamente distinta. Lo que sí se sabe es que no fue un incidente aislado. Según un estudio publicado en julio, en la revista Marine Mammal Science, se han registrado 115 interacciones entre ballenas jorobadas y orcas en los últimos 62 años.

“Esta conducta en las ballenas jorobadas persiste en muchas áreas de todo el mundo”, afirma Schulman-Janiger, coautora del estudio.

“He presenciado varios encuentros, pero nada tan impresionante como [el incidente de mayo de 2012]”, agrega, el cual es la interacción ballena jorobada-orca más prolongada que se conoce hasta la fecha.

¿Qué está ocurriendo?

La explicación biológica más razonable para la conducta justiciera de las ballenas jorobadas es que éstas derivan algún tipo de beneficio al interferir en la cacería de las orcas.

Por ejemplo, se sabe que las ballenas asesinas atacan a las ballenas jorobadas, y que estas son más vulnerables cuando son jóvenes. Pero una vez desarrolladas plenamente, una sola ballena jorobada es capaz de enfrentar a todo un grupo de orcas.

La conducta de rescate pudo haber evolucionado como un medio para que la especie sobreviva a la etapa más frágil de su vida, orillando a las ballenas jorobadas adultas a embestir cuando perciben que una cría está en riesgo.

Y también es muy posible que la cría atacada esté emparentada con los adultos que salen al rescate.

“Como las ballenas jorobadas jóvenes tienden a regresar al territorio de cría y alimentación de sus madres, los adultos de un área determinada tienden a estar más emparentados con las ballenas jorobadas vecinas que con la población general”, dice Robert Pitman, líder del estudio, ecólogo marino de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, y becario de la Sociedad National Geographic.

Pero esta explicación no es perfecta. De todos los incidentes investigados en las últimas cinco décadas, solo en 11 por ciento de los casos las ballenas asesinas atacaron a las ballenas jorobadas. El 89 por ciento de los incidentes restantes consistió de orcas atacando focas, leones marinos, marsopas, y otros mamíferos marinos.

Incluso hubo un incidente en que las ballenas jorobadas trataron de evitar que un par de peces luna se convirtieran en tentempiés de orca.

Una foca de Weddell yace en el pecho de una ballena jorobada, resguardada momentáneamente del ataque de ballenas asesinas. Foto: Robert L. Pitman

 Tal vez sea un asunto personal. Schulman-Janiger señala que no todas las ballenas jorobadas interfieren con las cacerías de ballenas asesinas, y que muchas de las defensoras llevan cicatrices viejas de ataques de orcas, quizás ocurridas cuando eran crías. Por consiguiente, es posible que la historia personal impulse a las ballenas jorobadas a responder a las cacerías de orcas.

El estudio señala también la posibilidad de que las ballenas jorobadas respondan a los reclamos auditivos de las ballenas asesinas en vez de a los animales que están depredando. Esto indicaría que las ballenas jorobadas solo saben cuál especie está bajo ataque después de haber invertido energía para nadar a la batalla.

Semejante conducta podría persistir en la población porque beneficia a las ballenas jorobadas ocasionalmente; y al parecer, es suficiente para justificar el beneficio para otras especies.

Todos para uno y uno para todos

Otros expertos en ballenas perciben algo un poco más complejo: altruismo.

“Aunque esta conducta es muy interesante, no me parece sorprendente que un cetáceo intervenga para ayudar a un miembro de otra especie”, dice Lori Marino, experta en inteligencia de cetáceos y presidenta de Whale Sanctuary Project.

Las ballenas jorobadas tienen capacidades como razonamiento sofisticado, toma de decisiones, resolución de problemas y comunicación, informa Marino, quien también es directora ejecutiva de Kimmela Center for Animal Advocacy.

“De modo que, tomados en conjunto, todos estos atributos pertenecen a una especie con un alto grado de inteligencia, capaz de respuestas empáticas”.

Por otro lado, las ballenas jorobadas no son los únicos animales que muestran consideración por otras especies. Los delfines son famosos por haber ayudado a perros, ballenas, y quizás humanos; sin embargo cabe señalar que son espectadores, y no expertos en animales, quienes suelen notificar de estos incidentes, por lo cual es fácil malinterpretar la conducta de los animales.

Más allá de que las ballenas jorobadas realicen una buena acción o simplemente se beneficien de la interferencia, lo que queda claro es que aún tenemos mucho que aprender sobre la mente y las motivaciones de los animales que nos rodean.

Pitman dice que, en buena medida, los animales tienden a actuar por interés propio, aun cuando sus motivaciones no nos resulten evidentes.

“Como biólogos, ese es nuestro punto de partida para buscar explicaciones”, concluye.

Fuente: National Geography en Español

Cómo enseñar a tu hijo a leer y ganar fluidez

Lo primero que debes tener claro es que tu hijo tiene que aprender jugando, porque esta es la única manera para que realmente aprenda y además, le entre el gusto por la lectura. Hay que poner entusiasmo y motivación para que leer se convierta en un juego más del día.

La media de edad en la que un niño aprende a leer y a comprender lo leído es alrededor de los seis años, pero hay niños más precoces y otros más tardíos. Hay que iniciar a los más pequeños en la lectura lo más temprano posible, desde bebés se les puede leer cuentos y a los dos años, ya le puedes enseñar a reconocer las primeras palabras.

Leer sus primeras palabras

Cuando un niño aprende a leer se le abre un mundo de historias y le permite desarrollar su conocimiento. Tienes que empezar motivando a  tu hijo y convertir la lectura en un juego para que empiece a disfrutar con ella. Cuando veas que tu  hijo se empieza a aburrir, cambia la actividad y vuelve a la lectura más tarde. Hay que evitar que se convierta en una obligación.

Tomada de padre.facilísimo

Para comenzar siempre utilizarás las palabras más familiares: ya sea papá, mamá, su nombre y el del hermano si tiene. Poco a poco podrás ir añadiendo los nombres de amigos, familiares, objetos comunes o sus juguetes. En una cartulina o un papel grande con letra clara y minúscula tendrás que escribir esas palabras y repetirle “Aquí dice papá”, mientras alternas con otra actividad.

A partir de varios días repitiendo estas palabras le podrás preguntar y decirle: “Aquí dice…” y que el niño solo diga “Papá”. Si reconoce la palabra y acierta hay que animarle y aplaudir al niño, pero si todavía no lo sabe no tienes que desesperar, ten paciencia y sigue repitiendo. Según vaya aprendiendo, puedes añadir palabras nuevas como las partes del cuerpo. Cada niño tiene un ritmo, así que no es bueno comparar.

padres.facilísimo

Aprender a construir frases

Con la misma técnica anterior puedes enseñarles verbos, artículos y preposiciones para que pueda identificar frases, como por ejemplo “El perro quiere agua”. Con el tiempo podrá leer frases con las palabras que ha aprendido. Ten en cuenta que un niño lee cada vez más deprisa según conozca las palabras y que incluso, un adulto puede que tenga que bajar el ritmo de rapidez o hacer más pausas si lee un texto con vocabulario muy técnico que le sea desconocido, como por ejemplo términos médicos o jurídicos.

Siempre es conveniente que comentes con la escuela o el colegio el nivel que están impartiendo y consultes los métodos que están empleando. No hay que contradecir al niño ni crearle confusiones, siempre procura que ambas enseñanzas se complementen. Tampoco debes dejar todo el aprendizaje en manos de los profesores, los niños necesitan practicar y reforzar lo aprendido en casa.

padre.facilísimo

Aumentar la fluidez de la lectura

Cuando el niño comienza a leer, separa las sílabas y apenas comprende lo leído, pero como todo, se aprende a base de practicar. Hay que empezar leyendo en voz alta y con textos fáciles y con muchas ilustraciones, no se trata de convertirlo en algo difícil y aburrido. Para que aprendan a entonar, repite lo que ha leído el niño poniendo énfasis para que escuche la diferencia y así aprenda las interrogaciones, las exclamaciones, tildes y demás.

Práctica leyendo diálogos de teatro con tu hijo, será divertido a la vez que aprende a fragmentar menos las palabras. A medida que leen, aprenden palabras nuevas y las interiorizan para las próximas veces que se encuentren con ellas. Un consejo para cuando no conozca el significado de una palabra, es que el niño la busque en el diccionario y lea en voz alta la definición.

padres.facilísimo

La fluidez no es lo más importante, ya que hay niños que leen de carrerilla pero luego no han entendido nada. Lo que verdaderamente importa es la comprensión lectora, por eso es bueno que cuando leas con tu hijo, siempre le preguntes acerca de la historia para asegurarte de que lo está comprendiendo.

Para que el niño comience a interesarse por lo libros:

– Enseña con el ejemplo, si te ve leer a ti, es más probable que él también quiera hacerlo.

– Descubre sus gustos y comienza por los libros que más le gustan.

– Establece un horario en casa para leer en familia.

Fuente: padres.facilísimo

 

La neurociencia demuestra que el elemento esencial en el aprendizaje es la emoción

Publicado por Autoconocimiento Integral

El investigador en neurociencia Francisco Mora asegura que el elemento esencial en el proceso de aprendizaje es la emoción porque sólo se puede aprender aquello que se ama, aquello que le dice algo nuevo a la persona, que significa algo, que sobresale del entorno en Neuroeducación, el libro que acaba de publicar en Alianza Editorial.

Sin emoción no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje, no hay memoria.

La alegría como base del aprendizaje

El científico señala que “los niños hoy aprenden, desde muy pronto, conceptos abstractos en habitaciones con ventanales sin mucha luz o luz artificial, con el rigor y la seriedad de maestros que se aleja de aquel “juego” primitivo que generaba aprender y memorizar de lo sensorial directo, “con alegría”, base de la atención y el despertar de la curiosidad”.

Entender esto hoy en su raíz y desde la perspectiva de cómo funciona el cerebro y sacar ventaja de ello –afirma– “es un primer principio básico de la enseñanza con el que se puede llegar a aprender y memorizar mejor. estos principios se pueden extender en su aplicación no solo a la enseñanza básica o durante la adolescencia sino a los más altos estudios universitarios o a estudios aplicados sea la empresa o la investigación científica”.

Asimismo añade que “la neurociencia cognitiva ya nos indica, a través del estudio de la actividad de las diferentes áreas del cerebro y sus funciones que solo puede ser verdaderamente aprendido aquello que te dice algo. Aquello que llama la atención y genera emoción. Aquello que es diferente y sobresale de la monotonía”.

“La atención, ventana del conocimiento, despierta cuando hay algo nuevo en el entorno. Ese ‘algo nuevo’ apela, como hace millones de años, a la supervivencia como último significado” –añade–.

“La atención nace de algo que puede significar recompensa (placer) o castigo (peligro) y que por tanto tiene que ver con nuestra propia vida”. “Pero con el devenir evolutivo y la propia civilización –advierte Mora–, aprender y memorizar son mecanismos que los hemos llevado a unos niveles tan abstractos y de tan alto calado social que escapan y se han venido alejando de las raíces inviolables, genéticas y evolutivas, de aquella alegría que en su origen significó verdaderamente aprender y memorizar”.

Conocer cómo funciona el cerebro revitalizaría la enseñanza

A su juicio, revitalizar hoy la enseñanza y el aprendizaje en este nuevo contexto de una cultura avanzada, “requiere un conocimiento de cómo funciona el cerebro en esos procesos y llevarlo a los maestros y los profesores para que estos finalmente lo apliquen en las aulas”. Asegura que “de esto se han dado cuenta muy recientemente prestigiosos pensadores e instituciones como el recién creado Centro de Neurociencia para la Educación de la Universidad de Cambridge o la International Mind-Brain and Education Society a través de su revista Mind, Brain and Education”. No obstante asegura que “es bien cierto que, hasta ahora, el conocimiento extraído de las neurociencias no ha sido fácil mostrarlo a los maestros y ellos transferirlo como método a la enseñanza de los niños o los estudiantes de instituto”.

Reconoce que “existen problemas en la relación neurocientífico-maestro (y más allá profesores universitarios) sobre todo en el lenguaje utilizado por los primeros para dirigirse a los segundos en la transferencia de estos conocimientos. y en los segundos, los maestros, para captar, con certeza y seguridad esos conocimientos a la hora de emplearlos con los alumnos”.

“Desde esta perspectiva como base –subraya– se pretende construir este libro que propongo con el título de Neuroeducación y que tendría un formato similar al libro ¿Se puede retrasar el envejecimiento del cerebro?”

Mora, utilizando un lenguaje sencillo, conciso y asequible pretende “desarrollar las contestaciones a las preguntas básicas y los componentes esenciales del problema que representa el advenimiento de la neurociencia para la educación y enumerar y describir brevemente las soluciones y ventajas de estas nuevas concepciones”.

El diario El Mundo ha publicado una entrevista al científico con motivo de su laudatorio en homenaje a la neuróloga Rita Levi-Montalcini en la embajada italiana.

Fuente: Canal Lector

Cómo se evalúa a los maestros en los países con la mejor educación del mundo

Leire Ventas

“Queremos que se evalúe todo”, le decía Eligio Hernández, un maestro mexicano de 31 años, a BBC Mundo.

Todo, no solo a ellos.

Y es que, como él, miles de profesores en México se niegan a ser evaluados, una medida incluida en la reforma educativa que el gobierno promulgó en 2013 y que hoy está bloqueada y ha causado violentas protestas, la última este fin de semana en Oaxaca.

Pero no sucede sólo en México. Docentes de otros países también han mostrado su rechazo a este tipo de iniciativas.

Así ocurrió por ejemplo en Chile, antes de que en 2006 se aprobara una medida similar.

Sin embargo, “la mayoría de los países con buenos resultados educativos evalúa a sus profesores”, subraya a BBC Mundo Cristián Cox Donoso, experto en estrategia docente de Oficina Regional de Educación de la Unesco para América Latina y el Caribe.

Obligatorio y formal en los asiáticos

Es el caso de Shanghái, Singapur, Hong Kong y Japón, quienes encabezan el más reciente informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), para el que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) compara el desempeño en matemáticas, ciencia y lectura de medio millón de alumnos de 15 años en 65 países.

En Shanghái los criterios de evaluación de maestros se establecen a nivel nacional.

En Shanghái, como en el resto de la República Popular China, existe un complejo sistema destinado a medir la calidad de sus profesores.

Los criterios generales se establecen a nivel nacional, se detallan a nivel local y es cada escuela la encargada de llevar a cabo las evaluaciones.

En éstas se mide también “la integridad profesional o los valores” del maestro, no sólo sus habilidades y capacidades.

El proceso incluye la autoevaluación, cuestionarios a los colegas, a los alumnos y a los padres, y tiene en cuenta también los premios que el docente haya podido recibir y los resultados académicos de sus alumnos.

Y los resultados van directamente al gobierno central.

“El reto en China es redefinir el sistema para hacerlo más científico”, escribe Vivien Stewart como una de las conclusiones de la cumbre de la profesión docente, organizada por la Sociedad Asia en 2013.

Además de asesorar a esa organización dedicada a estrechar lazos entre Asia y Occidente, Stewart es autora de “A World-Class Education: Learning from International Models of Excellence and Innovation” (Educación de primer nivel: aprendiendo de modelos internacionales de excelencia e innovación).

Son muchos los aspectos que se tienen en cuenta en los países asiáticos a la hora de evaluar a cada profesor.

En el informe también se hace referencia al sistema de evaluación de maestros de Singapur -llamado Sistema de Gestión de la Mejora del Rendimiento-, otro de los países en los primeros puestos del informe PISA.

En este país asiático la evaluación es obligatoria desde 2005 para todos los maestros, quienes deben someterse a ella cada año.

Se lleva a cabo en cada centro escolar, y tiene en cuenta no solo los resultados académicos de los alumnos, sino también las iniciativas pedagógicas que el maestro pone en marcha, las contribuciones a sus colegas y su relación con los padres de los alumnos y con las organizaciones comunitarias.

Asimismo, el maestro debe trazar su propio plan para el curso, que será revisado por el director o el subdirector en tres momentos del año.

De la misma manera, en Japón cada maestro establece sus objetivos junto con el vicedirector y el director al principio del año, y al finalizar el curso evalúa hasta qué punto los ha alcanzado.

Los resultados académicos de los alumnos son sólo una parte de la evaluación docente.

Durante el curso las lecciones son supervisadas por grupos de profesores -y en algunos casos por investigadores y políticos vía video-, quienes deben analizar cómo planificó las clases el maestro, qué objetivos concretos logró con ellas, qué dificultades tuvo y en qué se equivocó.

En Hong Kong las escuelas también llevan a cabo evaluaciones anuales, que luego son revisadas entre cada tres y seis años por el gobierno.

Informarles y basados en la confianza

Pero no todos los sistemas de evaluación docente se definen a nivel nacional ni son tan formales.

En Finlandia, un país que ha perdido posiciones en los últimos informes PISA pero que sigue siendo un importante referente educativo a nivel internacional, la manera de medir el desempeño de los profesores es mucho más informal.

Fue a principios de la década de 1990 cuando este país del noreste de Europa abolió el sistema de inspección escolar, y hoy la evaluación se lleva a cabo en cada centro, en base a conversaciones entre el propio maestro y su director.

“Es un modelo basado en la confianza”, matiza Paulo Santiago, analista de la Dirección de Educación y Capacidades de la OCDE.

Pero no hay un sistema que sirva de referente para todos, coinciden los expertos consultados por BBC Mundo.

“Hay que adaptarlo al contexto”, subraya Santiago.

Además, depende del objetivo de tengan las evaluaciones; esto es, de si su fin es medir la calidad de la enseñanza en cada aula e identificar a aquellos maestros que no desempeñan su labor como deberían, o de si el objetivo es ofrecer una crítica constructiva a los docentes para que avancen en su carrera.

Aunque para que un modelo de evaluación funcione, los expertos concuerdan en que debe cumplir con las siguientes características: los estándares de medición deben estar bien establecidos, los maestros deben conocerlos y quienes los evalúan deben estar bien formados.

Panorama latinoamericano

Chile evalúa a sus profesores desde hace una década.

En América Latina el país que lleva más años evaluando a sus maestros es Chile.

La medida “se aprobó en 2006 tras una larga negociación con los sindicatos y ahora, con la promulgación de la Ley de la Carrera Docente este año, no sólo se evaluará a los maestros del sistema público, sino también a los demás”, explica a BBC Mundo Cristián Cox Donoso, experto en estrategia docente de la Oficina Regional de Educación de la Unesco para América Latina y el Caribe.

El proceso incluye la revisión del portafolio del maestro, que incluye documentación sobre una unidad didáctica y la grabación de una clase de 40 minutos, una autoevaluación, las conclusiones de una entrevista con un evaluador e informes de referencia del director o subdirector.

Los resultados académicos de los alumnos son sólo una parte de la evaluación docente.

Un sistema informático gestiona todos estos datos y a partir de ellos calcula el desempeño docente.

El informe es remitido a la Comisión Comunal de Evaluación, quien finalmente determina si los docentes pueden pedir un incentivo monetario, seguir ejerciendo hasta ser reevaluados o realizar un Plan de Superación Profesional para mejorar en las áreas que así lo requieran.

“La mayoría de los países con buenos resultados educativos evalúa a sus profesores”, dice Cristián Cox Donoso, experto en estrategia docente de Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

Y si el docente no mejora en las siguientes evaluaciones, entonces puede ser obligado a dejar de ejercer.

Además de Chile y del polémico planteamiento de México, en la región Colombia también ha puesto en marcha un proyecto piloto de evaluación docente y Perú llevó a cabo el primero proceso 2015, informa Cox.

“La política de profesionalización docente supone inevitablemente implementar la evaluación de maestros”, concluye el experto.

“Aunque ésta no puede ser estandarizada”, añade, algo que también reclaman los combativos maestros de México.

Fuente: BBC Mundo

La fascinante historia de por qué el norte queda arriba en los mapas

Caroline Williams

Trata de imaginar la Tierra vista desde el espacio. ¿Dónde quedaría la parte de arriba?

Si dices el Polo Norte, lo más probable es que coincidan muchas personas contigo. Sin embargo, pudieras estar equivocado.

La incómoda verdad es que a pesar de que todos nos imaginamos el mundo de esa manera, no hay razones para pensar que el techo del mundo es el norte.

La forma como quedó determinado de esa forma es una excitante mezcla de historia, astrofísica y psicología.

Y además, nos lleva a una conclusión importante: el concepto utilizado para diseñar los mapas tiene que ver con la manera como nos sentimos al respecto.

Navegación cerebral

Entender dónde estás ubicado en el mundo es una habilidad básica de supervivencia, lo cual explica por qué los humanos, como la mayoría de las especies, tienen áreas especializadas del cerebro con numerosas conexiones para crear un mapa cognoscitivo de lo que nos rodea.

El norte fue rara vez colocado en el tope, por el simple hecho que de ahí es donde viene la oscuridad. El oeste tampoco fue una elección, porque por ahí desaparecía el sol”

Jerry Brotton, experto

Sin embargo, lo que hace únicos a los humanos, con la excepción de las abejas, es que nosotros tratamos de transmitir estos conocimientos del mundo a otros miembros de nuestra especie.

Esto es así desde hace mucho tiempo también en lo que se refiere a cartografía. La primera versión de un mapa fue descubierta en la pared de una cueva hace 14.000 años.

Mirando hacia el emperador

Dada esa larga trayectoria, es sorprendente pensar que fue solo hace pocos siglos que el norte comenzó a ser considerado como el tope del planeta.

De acuerdo con Jerry Brotton, un historiador de la Universidad Queen Mary en Londres especializado en mapas, “el norte fue rara vez colocado en el tope, por el simple hecho que de ahí es donde viene la oscuridad”.

El mapa Kagnido, un mapa chino de influencia coreana de 1402

“El oeste tampoco fue una elección, porque por ahí desaparecía el sol”.

Brotton dice que aun cuando ya tenían brújulas en esa época, no existe una razón sólida para que el norte esté en la parte de arriba de los mapas.

Las primeras brújulas hechas en China estaban diseñadas para apuntar hacia el sur, que entonces era considerado más deseable que el oscuro norte.

Pero en los mapas chinos el Emperador, quien vivía en el norte del país, siempre fue colocado en el tope de los mapas, con todos los demás súbditos mirando en dirección hacia él.

“En la cultura china el emperador mira hacia el sur, porque de ahí es donde viene el viento, por eso es una buena dirección. El norte no es muy bueno, pero te encuentras en una posición de subordinación hacia el emperador, así que tienes que mirarlo”, explica Brotton.

Mapas religiosos

Dado que cada cultura tiene una idea muy clara de hacia dónde y hacia quién se debe mirar, no debería sorprendernos que haya poca consistencia en el diseño de los mapas.

Este mapa, el Tabula Rogeriana de Muhammad al Idrissi, dibujado en 1154, solo podemos entenderlo si lo volteamos, como se ve en la foto.

Por ejemplo, en el antiguo Egipto el tope era colocado en el este, porque de ahí salía el sol.

Y las primeras versiones de los mapas islámicos le daban preponderancia al sur, porque la mayoría de las culturas musulmanas se encontraban al norte de la Meca, por lo que se imaginaban mirando hacia el sur.

Los mapas hechos por cristianos en la misma era (llamados mapamundis)situaron el este en el tope, apuntando hacia el Jardín del Edén, con Jerusalén en el centro.

Entonces, ¿cómo todos se pusieron de acuerdo y decidieron poner el norte como techo del mundo?

El norte de los exploradores

La razón por la cual el norte comenzó a ser la referencia tiene que ver con exploradores como Cristóbal Colón y Fernando de Magallanes, quienes navegaban tomando como guía la Estrella del Norte.

Mapamundi Hereford, de 1300.

No obstante, Brotton advierte que estos primeros exploradores no se imaginaban el mundo de esa manera.

“Cuando Colón describe el mundo, tenía como referencia el este en el tope”.

Hay que recordar que en aquella época “nadie sabía qué estaba haciendo ni hacia dónde iban”, insiste.

El mapa del mundo de Gerardus Mercator, de 1569, fue casi seguramente el momento cumbre cuando comenzaron a dibujarse los mapas con el norte arriba.

Mercator fue el primero en utilizar la palabra “atlas” y su mapa fue ampliamente reconocido como el primero en tomar en cuenta la curvatura de la Tierra, de manera que los marinos pudieran cruzar largas distancias sin equivocarse al definir el curso.

Pero incluso en ese caso el norte no tuvo mucho que ver con esa decisión.

“Mercator proyectó los polos hacia el infinito. Según su descripción, ese detalle no importaba porque en esa época no estaban interesados en navegar hacia ellos. El norte quedó arriba, pero a nadie quería ir hacia allá”.

Con todo y eso, pudo haber puesto el sur arriba.

Este es el mapa que puso el norte arriba por primera vez.

A lo mejor la decisión fue más simple porque los europeos eran quienes estaban haciendo la mayor parte de las exploraciones del mundo.

Cualquiera haya sido la razón, la idea de colocar el norte en la parte de arriba tuvo buena acogida.

Una mirada desde el espacio

La tendencia de tener al norte arriba se ha profundizado con el transcurrir del tiempo.

Para muestra está la famosa foto tomada por un astronauta de la NASA en 1973, donde se observa la Tierra con el sur arriba, debido a que fue tomada mientras se realiza una vuelta alrededor del planeta.

La NASA decidió voltearla para evitar confundir a la gente.

La NASA volteó esta fotografía de la Tierra para no confundir a la gente.

Sin embargo, cuando comienzas a mirar a la Tierra desde el espacio te das cuenta que la idea de colocar un punto específico como tope carece de todo sentido.

Es cierto que, tal como aprendimos en la escuela, la Tierra se alinea en el mismo plano con los otros planetas del sistema solar, porque todos conforman la misma nube de polvo que gira al mismo tiempo.

También es verdad que esa fotografía ha podido mostrar el Sol arriba o abajo, dependiendo del lugar en el espacio desde el cual se tomó la imagen.

Comparado con la Vía Láctea, nuestro sistema solar esta desbalanceado unos 63 grados.

No obstante, mientras los astrónomos han descubierto que las estrellas y los planetas se alinean con sus vecinos de una forma similar a lo largo del espacio, Daniel Mortlock, astrofísico del Colegio Imperial de Londres, señala que esto es verdad en una escala muy pequeña comparada con la vastedad del universo.

Hasta donde los astrónomos sabemos, realmente no existe un arriba o abajo en el espacio”

Daniel Mortlock, astrofísico

“Hasta donde los astrónomos sabemos, realmente no existe un ‘arriba’ o ‘abajo’ en el espacio”, advierte.

Así que la respuesta a la pregunta sobre cuál es la parte de arriba de la Tierra es muy sencilla: en ningún lado en particular, y solo la superioridad cultural en la historia ha establecido que el norte es el techo del planeta.

En consecuencia, ¿es hora de comenzar a tomar en consideración otros puntos de referencia?

El norte es “bueno”

Para los psicólogos hay evidencia de que la cultura del norte como techo del mundo puede estar contaminando la forma como percibimos qué es valioso en el planeta.

Una clara referencia en psicología indica que muchas personas piensan que el norte se asocia con sentirse bien o dinámico, y el sur sugiere sentirse decaído.

¿Es posible que nuestra percepción de lo queda arriba y lo que queda abajo introduzca un sesgo negativo hacia el sur?

Brian Meier, psicólogo del Colegio Gettysberg, en Estados Unidos, descubrió que las personas inconscientemente procesan palabras positivas como si estuviesen más arriba en el espacio que las negativas.

De modo que él se preguntó si había una conexión entre el norte=bueno y bueno=arriba, y cómo esas asociaciones afectaban los valores que las personas asignaban a diferentes áreas en una mapa.

Para validar esto mostró a unos sujetos un mapa de una hipotética ciudad, y les preguntó dónde les gustaría vivir.

Las personas estuvieron claramente inclinadas a elegir la zona norte de la ciudad.

Y cuando a otro grupo se le preguntó dónde vivirían personas imaginarias de distintos estratos sociales, los sujetos ubicaron a los más ricos en el norte y a los pobres en el sur.

Es verdad que los planetas están alineados. ¿Pero quién dice desde qué punto de vista deben verse?

No es difícil concebir que a las personas les importa menos qué ocurre en los países o regiones que están en una zona más “baja” que ellos en el mapa o el globo.

La buena noticia es que en el experimento de Meier la relación entre el “norte” y el “sur” fue eliminada con un simple cambio: voltear el mapa.

Así que quizás el mundo pueda ser un poco más justo si todos comenzamos a poner el mapa al revés de vez en cuando.

Mapas hechos con el sur en el tope se consiguen fácilmente en Internet. Es una tendencia que Mortlock favorece mucho: “como australiano creo que debía hacerse con más frecuencia”.

En todo caso es una manera de ver el mundo con ojos frescos y hacerlo inexplorado una vez más.

Con tan pocos descubrimientos por hacer de zonas en la Tierra, a lo que podemos dedicarnos -parafraseando a Marcel Proust- es a mirar el mundo que tenemos.

Pero esta vez, a través de unos ojos distintos.

Fuente: BBC Future

Nuevas revelaciones al abrir la tumba de Jesucristo

Kristin Romey

JERUSALÉN – Los investigadores han seguido estudiando el sitio donde, según la tradición, fue sepultado el cuerpo de Jesucristo. Y sus hallazgos preliminares parecen confirmar que aún están presentes algunas partes de la tumba, las cuales han sobrevivido siglos de daños, destrucción, y reconstrucción en la circundante Iglesia del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La tumba, el sitio más venerado del mundo cristiano, consiste actualmente de una losa o lecho mortuorio de piedra caliza que fue tallado en la pared de una cueva. Al menos desde 1555, aunque probablemente desde siglos antes, ese lecho mortuorio ha estado protegido con una cubierta de mármol, supuestamente para impedir que los peregrinos arrancaran fragmentos de la roca original como reliquias.

La noche del 26 de octubre, cuando se retiró la cubierta de mármol, la inspección inicial del equipo de conservación de la Universidad Politécnica Nacional de Atenas solo halló una capa de material de relleno subyacente. No obstante, conforme los investigadores continuaron su labor ininterrumpida durante 60 horas, quedó expuesta otra losa de mármol con una cruz tallada en la superficie. Y así, al caer la noche del 28 de octubre, pocas horas antes que volvieran a sellar la tumba, el lecho mortuorio original de caliza fue revelado, intacto.

Foto: Oded Balilty, AP para National Geographic

IZQUIERDA:  Un restaurador retira escombros bajo una losa de mármol fracturada, para exponer la superficie de roca original de lo que se considera el lugar de sepultura de Jesús. DERECHA: Inscrita con una cruz cristiana, esta losa de mármol fracturada podría datar de las Cruzadas.

“Estoy completamente sorprendido. Me tiemblan un poco las rodillas porque no me esperaba esto –dijo Fredrik Hiebert, arqueólogo residente de National Geographic-. No podemos asegurarlo al 100 por ciento, pero parece prueba visible de que la localización de la tumba no ha cambiado con el tiempo, algo que científicos e historiadores se han preguntado desde hace décadas”.

Además, los investigadores confirmaron que, dentro del Edículo (o santuario) del siglo XVIII que alberga la tumba, se encuentran las paredes de caliza originales de la cueva, así que han abierto una ventana en la pared sur del santuario para exponer una de las paredes de la cueva.

“Esta es la roca sagrada que ha sido venerada durante siglos, pero solo hasta ahora podemos verla”, dijo la directora de Supervisión Científica Antonia Moropoulou, quien dirige los trabajos de conservación y restauración en el Edículo.

¿Era realmente la tumba de Cristo?

Aunque es una imposibilidad arqueológica afirmar que la tumba recién expuesta en la Iglesia del Santo Sepulcro es el lugar donde sepultaron a un judío llamado Jesús de Nazaret, hay pruebas indirectas que apuntan a que la identificación del sitio, hecha unos 300 años después por representantes del emperador romano Constantino, pudiera ser razonable.

Las primeras referencias de la sepultura de Jesús se encuentran en los Evangelios canónicos, los cuatro primeros libros del Nuevo Testamento, posiblemente escritos décadas después de la crucifixión de Cristo hacia el año 30 d.C. Aunque los detalles varían, los relatos describen, de manera consistente, que Cristo fue sepultado en una tumba excavada en la roca que pertenecía a José de Arimatea, un judío rico seguidor de Jesús.

Los arqueólogos han identificado más de mil tumbas de ese tipo en el área contigua a Jerusalén, señala Jodi Magness, arqueóloga y becaria de National Geographic. Cada una de esas tumbas familiares consistía de una o más cámaras mortuorias, con nichos largos excavados en las paredes rocosas para dar cabida a cuerpos individuales.

“Todo esto concuerda, perfectamente, con lo que sabemos sobre la manera como los judíos pudientes enterraban a sus muertos en los tiempos de Jesús –señala Magness-. Por supuesto, esto no demuestra que el acontecimiento fuera histórico. Sin embargo, sugiere que cualesquiera que hayan sido las fuentes de los relatos evangélicos, ciertamente conocían esta tradición y las costumbres funerarias”.

Un conservador limpia la superficie de la losa de piedra venerada como el último lugar de descanso de Jesucristo.Foto: Oded Balilty, AP para National Geographic

Fuera de los muros de la ciudad

La tradición judía prohibía dar sepultura dentro de los muros de la ciudad, y los Evangelios especifican que Jesús fue sepultado fuera de Jerusalén, cerca del sitio de su crucifixión en el Gólgota (o Calvario, “lugar de la calavera”). Pocos años después de la sepultura, las murallas de Jerusalén se extendieron y así, el Gólgota y la tumba cercana quedaron dentro de la ciudad.

Hacia 325 a.C., cuando los representantes de Constantino llegaron a Jerusalén para buscar la tumba, supuestamente fueron conducidos a un templo construido unos 200 años antes por el emperador romano Adriano. Fuentes históricas sugieren que Adriano hizo construir el templo sobre la tumba que veneraban los cristianos para afirmar el dominio de la religión del Estado romano.

Según Eusebio, obispo de Cesarea, el templo romano fue arrasado y las excavaciones del subsuelo revelaron una tumba abierta en la roca. La parte superior de la cueva fue cortada para exponer el interior, y a su alrededor construyeron una iglesia para albergar la tumba. En 1009, fatimíes destruyeron por completo la iglesia, la cual fue reconstruida a mediados del siglo XI.

Durante el siglo XX, excavaciones en el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro revelaron restos de lo que se cree fue el templo de Adriano, así como de las paredes de la iglesia de Constantino. Los arqueólogos también documentaron una antigua cantera de caliza y al menos media docena de tumbas excavadas en la roca, algunas de las cuales aún pueden verse en la actualidad.

Foto: Elisavet Tsilimantou, Patriarcado de Jerusalén – Universidad Politécnica Nacional de Atenas

Desde la izquierda: La directora de Supervisión Científica, Antonia Moropoulou, muestra la tumba expuesta a Nourhan Manougian y al superior franciscano Francesco Patton, representantes del patriarca armenio, y a Teófilo III, patriarca griego ortodoxo de Jerusalén.

La presencia de tumbas del periodo es una evidencia arqueológica importante, señala Magness. “Lo que demuestran es que, de hecho, esta área fue un cementerio judío fuera de los muros de Jerusalén, en la época de Jesús”.

En opinión de Dan Bahat, ex arqueólogo urbano de Jerusalén, “no podemos estar absolutamente seguros de que el sitio de la Iglesia del Santo Sepulcro sea el sitio de sepultura de Jesús, mas no hay otro sitio del que pueda afirmarse lo mismo con igual certeza; y en realidad, no tenemos razón alguna para rechazar la autenticidad del sitio”.

Meses de restauración y décadas de estudio

En los últimos días, el lecho mortuorio fue sellado nuevamente con su cubierta de mármol original y tal vez no vuelva a quedar expuesto en siglos o incluso, milenios. “La conservación arquitectónica que estamos implementando está destinada a durar para siempre”, dijo Moropoulou. No obstante, antes de volver a sellarla, se llevó a cabo una documentación extensa de la superficie de la roca.

En opinión del arqueólogo Martin Biddle –quien, en 1999, publicó un estudio seminal sobre la historia de la tumba-, para saber o entender, realmente, por qué los fieles creen que esa es la tumba que citan los Evangelios, es indispensable revisar con cuidado los datos recolectados cuando el lecho mortuorio y las paredes de la cueva quedaron expuestos.

Un radar de penetración terrestre detecta las paredes de la tumba original detrás de su fachada de mármol.Foto: Cortesía Patriarcado de Jerusalén – Universidad Politécnica

“Hay que analizar las superficies de la roca con el máximo cuidado –minuciosamente- en busca de rastros de grafiti”, propone Biddle, citando otras tumbas del área que debieron tener una importancia considerable, ya que están cubiertas con cruces e inscripciones pintadas, o rayadas en las superficies rocosas.

“El tema del grafiti es absolutamente crucial –insiste Biddle-. Sabemos que hay, por lo menos, media docena de tumbas excavadas en la roca bajo diversas partes de la iglesia. Entonces, ¿por qué el obispo Eusebio identificó esta como la tumba de Cristo? No lo dijo y no lo sabemos. En lo personal, no creo que Eusebio se equivocara –era un gran erudito-, así que probablemente hay evidencias que debemos buscar”.

Entre tanto, el equipo de la Universidad Politécnica Nacional de Atenas prosigue con la restauración del Edículo. Los conservadores reforzarán, limpiarán y documentarán cada centímetro del santuario durante, al menos, otros cinco meses, recogiendo información valiosa que los eruditos estudiarán durante años en un intento por entender mejor el origen y la historia de uno de los sitios más sagrados del mundo.

La próxima primavera, al terminar los trabajos de restauración, retirarán las vigas de acero que apuntalan el Edículo.Foto: Oded Balilty, AP para National Geographic

Fuente: National Geographic en Español