¿Cuántas horas de televisión deben ver los niños?

Muchos padres se preguntan: ¿cuánto tiempo puede pasar mi hijo frente a la televisión? Según los últimos estudios realizados, los niños españoles de entre 4 y 12 años pasan una media de 2 horas y 30 minutos de media al día, mientras que los niños estadounidenses invierten entre 3 y 4 horas. Sin embargo, los expertos nos dicen que lo ideal sería que el tiempo de exposición no supere los 60 minutos diarios.

En cuanto al género preferido por los niños, los dibujos animados siguen siendo los preferidos por los más pequeños. Representan el 60 por ciento de los programas en el ‘top 20’ de audiencia, aunque en los últimos años están haciéndose un hueco las series no animadas.

Los niños frente a la televisión

En la actualidad, existen canales dedicados en exclusiva a la programación infantil con series para desayunar antes de ir al colegio, para merendar… e incluso para pasar la mañana cuando el niño está malito en casa o la tarde cuando no tiene deberes.

Para evitar que los niños pasen demasiadas horas frente al televisor, los padres debemos seleccionar programas específicos para ellos, que sean adecuados a su nivel de desarrollo. Y, sobre todo, es recomendable establecer ciertos períodos de tiempo en los que la televisión debe estar apagada.

Así, las horas de estudio, que requieren un nivel de concentración y deben dedicarse al aprendizaje, no son para sentarse frente a la televisión mientras intentan hacer los deberes. Lo mismo debería ocurrir con las horas de las comidas, que son para conversar con otros miembros de la familia y no para mirar la televisión.

Pero, si lo que pretendemos es que ellos sean responsables respecto al tiempo y a los contenidos que ven en televisión, también podemos enseñarles a usar la programación de la tele de una manera saludable y positiva. ¿Cómo?

– Viendo los programas con ellos

– Hablándoles sobre los valores positivos que se mencionan

– Señalándoles la conducta positiva de los personajes

– Rechazando la negativa como la violencia

– Realizando comparaciones con eventos reales o lugares que hayan visitado

– Siendo crítico con el papel de la publicidad y su influencia en las compras

Ah, y no olvides que lo mejor es predicar con el ejemplo.

Fuente: guiainfantil.com

¿Qué pueden hacer los niños durante las vacaciones de verano?

Las vacaciones escolares ya han llegado y hasta mediados de agosto no volverán a las clases. Son más de 60 días, en los cuales los niños dispondrán de mucho tiempo libre, estarán más tiempo en casa, y tú como madre querrías tener un manual con instrucciones para saber cómo ocupar su tiempo con actividades que sean atractivas e interesantes para tus hijos. Proponemos orientarte con varias propuestas que sean divertidas para todos, en las que tus hijos puedan progresar y desarrollar sus habilidades, siempre teniendo en cuenta las diferentes personalidades de los niños y su variedad de intereses.

Tres reglas básicas para todas las actividades
  1. Que las actividades estén enfocadas al juego, no como tareas u obligaciones.
  2.  Refuérzale positivamente cuando tenga avances o cuando logre algún objetivo, dándole ánimos, alegrándote sinceramente por él.
  3.  Anímalo a que realice sus objetivos y cuando los consiga, prémialo con algo especial (ir al cine, alguna excursión…)
Actividades para el desarrollo motriz con enfoque deportivo
  • Aprender a nadar: apúntalo a algún cursillo que ofrecen en la mayoría de las ciudades. Si ya sabe nadar, podrá perfeccionar el estilo.
  • Montar en bicicleta: si no sabe, es un momento idóneo para aprender, y si ya sabe, seguro que también estará encantado de ir a pasear.
  • Montar en patines: igual que con la bicicleta, montar en patines es algo que a casi todos los niños les apasiona.
  • Paseos / senderismo por el campo o la montaña. Seguramente cerca de tu ciudad existan parajes naturales donde hacer una excursión y pasar un buen día en contacto con la naturaleza.
  • Ir a la playa. Si vives cerca, estar en la playa en contacto con el mar y con la arena será un momento inolvidable para él.
  • Juegos clásicos de exterior: ¿quién no ha jugado en la calle o en el parque al corro, a la comba, a la pelota, a los bolos….?
Actividades para el desarrollo creativo
  •  Dibujar: folios y lápices de colores, o un lienzo con unos pinceles y pinturas plásticas, ceras, témperas…. desde paisajes, animales, figuras, abstracto…. Fomenta la creatividad y relaja el estrés de todo el curso escolar.
  •  Modelar figuras: con plastilina, arcilla, masa de pan, papel maché…. Se mancharán pero pasarán un rato muy divertido.
  •  Manualidades sencillas: reciclaje, collage, realización de bisutería con abalorios, recortar figuras…. Las ideas son casi infinitas.
Actividades para el desarrollo intelectual

Al estar más tiempo con tu hijo conversa más con él, incidiendo en la importancia de la escucha activa: pedir y esperar turno para intervenir, pedir las cosas “por favor”, dar las gracias, saludar a los conocidos, ayúdale a mejorar la pronunciación de las palabras, la estructura de las frases…

  • Apúntale a algún taller de cuenta-cuentos que se ofrecen en la mayoría de las bibliotecas.
  • Llévale a la biblioteca: que se haga el carné de socio y que se lleve libros a casa con el sistema de prestado que tienen. Es una forma estupenda de animarlo a la lectura.
  • Escuchar música: ya sea clásica, moderna, acústica… Aficiónale a la música poco a poco.
  • Anímale a que escriba algún cuento, poesía, cartas a los amigos…
  • Juegos sencillos intelectuales: el ahorcado, el “veo-veo”, la cadena de palabras, el parchís, el dominó, las tres en raya, la oca, u otros juegos de mesa.
  • Hacer puzzles.
  • Aunque parezca una tontería… Que duerma mucho, que se eche la siesta. Durante el curso escolar la falta de tiempo impide descansar correctamente.
Actividades infantiles para el desarrollo social

En vacaciones los niños suelen perder el contacto de casi todos los otros niños de su clase y amigos.

Anticípate y crea un grupo de madres donde quedar en algún parque, en la piscina…. al menos una vez por semana para que los niños estén juntos y jueguen.

Fomenta que tu hijo juegue con otros niños: vecinos, gente del barrio…

Acerca a tu hijo a otros miembros de la familia con los que no suelen tener mucho contacto: primos, tíos, abuelos… algunos viven lejos y no se suelen ver mucho.

Fuente: diariofemenino.com

 

¿Por qué algunos monos tienen los genitales azules?

Un toque de color puede iluminar un atuendo neutro, aunque también conviene saber dónde ponerlo.

Los monos machos del Viejo Mundo –incluidos los monos patas, los mandriles, los monos vervet, los talapoines y los monos lesula-llevan sus accesorios en un lugar bastante inusual. Esto hizo que investiguemos por qué algunos monos tienen la zona genital azul.

Muy, muy azul

Vamos por partes. Esos genitales son azules y no morados, así que no se deben a una frustración sexual.

Y el color tampoco es consecuencia de cambios hormonales, como sucede con los genitales rojos de los babuinos y otros primates, informa en un correo el biólogo de vida salvaje Fred Bercovitch, de la Universidad de Kioto, Japón.

Pese a que no se ha esclarecido bien el origen de los pigmentos azules, es probable que estén asociados con la selección sexual, agrega Bercovitch, aunque en el caso de los mandriles, el color está relacionado con el estatus social.

Nativos a las selvas tropicales de África ecuatorial, los mandriles machos tienen intensas coloraciones faciales, rojas y azules, que corresponden con los llamativos colores de sus traseros. Cuanto más brillantes son la cara, el trasero, y los genitales, mayor es el rango del macho; y según demostró un estudio de 2005, ese colorido podría evitar conflictos, a veces muy costosos. Es más, los mandriles hembra prefieren a los machos con colores más vivos.

Los mandriles, la especie de mono más grande, son primates tímidos y solitarios que solo viven en las selvas tropicales de África ecuatorial.Foto: Giuliano Del Gatto, Alamy Stock Photo

En África oriental, los monos vervet con los escrotos azules más intensos tienen “mayor probabilidad de agredir e intimidar a los machos jóvenes”, revela Jennifer Danzy Cramer, antropóloga biológica de American Public University en Charles Town, Virginia Occidental.

Y los monos vervet también son aficionados a exhibir sus genitales, añade Bercovitch, de la Universidad de Kioto, a diferencia de los mandriles y los monos patas (Erythrocebus patas), un primate nativo de las praderas de África central.

Los monos vervet son los monos africanos de mayor distribución: abarcan todo el territorio de África subsahariana.Foto: Goncalo Diniz, Alamy Stock Photo

Bercovitch dice que, en general, el mayor contraste y el mayor tamaño “son, probablemente, los rasgos atrayentes” (como la llamativa cola del pavorreal), de modo que los machos con los escrotos más coloridos y más grandes son los que cautivan a las hembras. Por ejemplo, los testículos de los monos patas pueden duplicar su tamaño durante la temporada de apareamiento.

El mono patas es un primate nativo de las praderas de África central.Foto: Mirko Rosenau

Las joyas de la familia

Entonces, ¿cómo es que ciertos primates consiguen sus paquetes azules? En el nivel molecular, el color se debe al efecto Tyndall; es decir, la propia piel dispersa la luz, explica Bercovitch. Según un estudio de 2004, la piel de los monos con zonas genitales azuladas también posee fibras de colágeno inusualmente bien organizadas. De hecho, están tan perfectamente organizadas que un cambio de apenas un millonésimo de pulgada en el tamaño o la separación entre ellas produciría un color distinto.

Y hablando de eso, en varias especies de monos pueden adquirir diferentes tonalidades.
El lesula (Cercopithecus lomamiensis), un primate africano descubierto formalmente apenas en 2007, tiene el escroto de color azul intenso y cuando el animal muere, su trasero se vuelve blanco.

El mono lesula fue descubierto formalmente apenas en 2007.Foto: Hart JA, Detwiler KM, Gilbert CC, Burrell AS, Fuller JL

Todos los monos vervet machos “inician su vida [con] escrotos de color azul oscuro, opaco, y grisáceo”, y la diferencia de tonalidad aparece solo hasta la adolescencia, aclara Cramer.

Por ejemplo, el mono verde (Chlorocebus sabaeus) , una especie de cercopiteco endémico de África occidental y las Indias Occidentales, posee genitales que se vuelven azul pálido o incluso blancos cuando alcanzan la adultez.

¡Una colección de joyas familiares muy colorida!

Fuente: National Geographic en español

El “Spinner” es el juguete de moda pero podría ser peligroso

Laura Vidal
La Bioguía

Si no conoces el “Fidget Spinner”, deberías saber que es el nuevo juguete de moda en muchos países, prácticamente en el mundo entero.

Se trata de un objeto de plástico con un disco central que hace de eje, sobre el que giran tres asas que tienen un disco cada una que hace de peso.

Originalmente fue inventado como un juguete terapéutico para niños con condiciones como la hiperactividad o el déficit de atención, pero recientemente comenzó a ponerse de moda entre todos los niños.

Eso llamó la atención sobre el estrés que los chicos en edad escolar padecen, que los hace interesarse por este tipo de juguete, ya que su única función es hacerlo girar en las manos, y de esa forma calma la ansiedad.

Pero un hecho que sucedió en Estados Unidos demostró que este juguete también puede ser muy peligroso.

Lo que ocurrió fue que Britto Joeniec, una niña de 10 años, se tragó la pieza central del Fidget Spinner accidentalmente mientras jugaba con él en el asiento trasero del auto de su madre.

Su madre le salvó la vida practicándole la “Maniobra de Heimlich”, pero el objeto quedó alojado en su tráquea ocasionándole asfixia, y debió ser sometida a cirugía para retirarlo.

Su madre,  Kelly Rose Joniec, escribió un mensaje con el objetivo de contar su experiencia y así informar a otros adultos sobre los peligros que este juguete puede tener.

Éste es el mensaje que Kelly redactó:

“De camino a casa después de un divertido encuentro de natación, oí a Britton que hacía un ruido extraño de arcadas en el asiento trasero mientras yo estaba conduciendo.

Mirando hacia atrás por el espejo, vi que su cara se ponía roja y la baba le brotaba de la boca – ella casi no podía hablar y se veía que estaba en pánico por lo que de inmediato me detuve. 

 

Ella apuntaba a la garganta como queriendo decir que se había tragado algo, así que probé a realizar la maniobra de Heimlich.

Ella me dijo que había puesto parte de su spinner en su boca para tratar limpiarlo y de alguna manera se lo tragó.

Después de varios intentos muy estresantes para colocarle un catéter, Britton fue llevada a cirugía para localizar y extraer el objeto endoscópicamente.

Afortunadamente hemos tenido un resultado positivo, pero he tenido bastante miedo durante un tiempo, no solo debido a la ingestión inicial, sino también por la preocupación por la composición y estructura del objeto y, por último, por el riesgo de la anestesia general.

Las ruletas de los spinners se pueden salir con facilidad, por lo que si usted tiene niños pequeños (menores de 8 años de edad) tenga en cuenta que éstos presentan un peligro potencial de asfixia.”

FUENTES:

CNN

El Ciudadano

EL PROFESOR ESTÁ MÁS SOLO QUE NUNCA, EN SU TAREA DE EDUCAR

En el conversatorio “Ser profesor hoy”, el filósofo y educador mencionó tres aspectos preocupantes sobre la tarea docente y dejó claro que el rol del maestro es enseñar la verdad.

El doctor Pablo Pérez, exdecano de la Facultad de Ciencias de la Educación de UDEP, especialista en temas de Filosofía y Psicología, afirmó que el profesor está más solo que nunca, en su tarea de educar, pues antes “también lo hacían la familia y la sociedad.

Sin embargo, hoy, la mayoría de las primeras no educa y la sociedad, engaña. Tenemos que enseñar nosotros solos (los maestros) y, además, compitiendo con lo que se dice fuera. Por ello, debemos estudiar mucho más”, dijo a los más de 150 estudiantes y docentes que asistieron al conversatorio.

Durante su exposición, mencionó otros dos aspectos de su especial preocupación respecto a la tarea que le corresponde cumplir al maestro, actualmente. Dijo que el profesor “debe ponerse en contacto con la verdad, pero esta escasea mucho en el mundo. Por ello, tenemos que dedicarnos a encontrarla o nos quedaremos sin profesión; no tendremos qué enseñar”. Educar, recalcó, es enseñar verdades claves que le sirvan al hombre como guías para siempre.

Anotó que si la tarea del filósofo es buscar la verdad, la del educador es enseñarla. El hombre, dijo, “está hecho para buscar la verdad; y, al hallarla, alguien tiene que decirla y enseñarla; para lo cual, hay que conocerla muy bien”, concluyó.

En otro momento de su exposición, recomendó a maestros y alumnos no adaptarse a la forma ‘líquida de la sociedad’ (que supone adaptarse a todas las ideologías, al individualismo, al consumismo y las modas, etc.) que es contraria a la búsqueda y enseñanza de la verdad. “Adaptarse a cualquier cosa no es el fin de la Educación”, subrayó.

Asimismo, se refirió a otra cuestión importante: “Es preocupante que la educación se preocupe más por los métodos que por el conocimiento de la verdad. El método no nos dice cuál es la verdad, solo se adapta a lo que la sociedad quiere en un determinado momento. Hay que preocuparse de que el maestro sepa cuál es la verdad; si la conoce bien siempre encuentra la forma de enseñarla”.

Si queremos que el profesor sea cada día mejor ha de ser más sabio, anota el doctor Pérez, “debe darse cuenta de que tiene que saber mucho sobre el hombre y el mundo. Esto le permitirá poder orientar a los educandos en los problemas de su vida diaria”.

Falta humanidad en el mundo

El docente universitario también recomendó a los maestros respetar cada etapa de formación: nido, inicial, primaria, secundaria universitaria. Explicó que cada una tiene su porqué, su objetivo. Son etapas distintas del desarrollo humano en la que los estudiantes deben aprender y desarrollar aspectos imprescindibles para su vida futura que no se pueden dejar para después. Una etapa, expresó, no debe ser la mera preparación para la etapa siguiente, de lo contrario lo que dejaron de aprender no lo aprenderán nunca. ¡No descuiden esto, profesores!, exhortó.

Reiteró que lo fundamental es que sepan sobre sí mismos, pues al mundo le falta humanidad y no técnica, por lo que “debemos hacernos sabios en humanidad”. Y, además, recordar siempre que “el maestro debe ser un maestro de verdad y del amor, pues no hay nada mejor que formar con amor a la gente”, puntualizó.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Universidad de Piura en el siguiente dirección: udep.edu.pe | Por: Elena Belletich.

¿Por qué en algunos países los alumnos regalan manzanas a sus profesores?

EL AULA DE PAPEL OXFORD

En algunos países es común que los alumnos regalen manzanas a los maestros y esta se ha convertido en prácticamente un símbolo de los docentes.

Una de las teorías que tiene más fuerza es que la manzana simbolizaba la sabiduría en la Antigua Grecia y por eso los alumnos las regalan a sus profesores, como muestra de gratitud por haber compartido sus conocimientos con ellos.

Hay otra teoría que sitúa el origen de la tradición en el norte de Europa, hacia el siglo XVII, donde algunas familias de agricultores que no podían pagar la educación de sus hijos compensaban a los profesores con manzanas. Esta práctica se extendió posteriormente por Estados Unidos.

Incluso hay una teoría que sitúa el origen en las propiedades saludables de las manzanas. Hay un dicho inglés que dice “una manzana al día, mantiene lejos al doctor” (an apple a day keeps the doctor away). Dada la importante función de los docentes, es posible que se les regalaran manzanas como fuente de salud para que no enfermaran y no faltaran a clase.

Los beneficios del deporte para los niños

Por encima de todo debe ser el niño, dentro de unos límites, el encargado de elegir el deporte o deportes que va a practicar. Por lo general, tu hijo querrá practicar un deporte en concreto influenciado por sus amigos, los medios de comunicación, el entorno que le rodea, etc. Sea como fuere, el ejercicio regular favorece el buen desarrollo físico y mental de los niños.

Entre otros beneficios, el deporte ayuda a los niños a integrarse más socialmente y a adquirir unos valores fundamentales, además de colaborar en el correcto desarrollo de sus huesos y músculos.

14 beneficios del deporte para los niños

  1. Introduce al niño en la sociedad.
  2. Le enseña a seguir reglas.
  3. Le ayuda a abrirse a los demás y superar la timidez.
  4. Frena sus impulsos excesivos.
  5. Fomentará en el niño la necesidad de colaborar por encima del individualismo
  6. Le hará reconocer, aceptar y respetar que existe alguien que sabe más que él.
  7. Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado. 8
  8. Aumenta sus posibilidades motoras.
  9. Favorece el crecimiento de sus huesos y sus músculos.
  10. Puede corregir posibles defectos físicos.
  11. Potencia la creación y regularización de hábitos.
  12. Desarrolla su placer por el movimiento y el ejercicio.
  13. Estimula la higiene y la salud.
  14. Le enseña a tener ciertas responsabilidades.

Fuente: guiainfantil.com

El increíble, inexplorado y minimizado mundo de los océanos ¡Urgen compromisos!

Jonathan Delance -Proyecto Biodiversidad Costera y Turismo
Santo Domingo

 Desde los inicios de la humanidad, los océanos han sido vistos con fascinación, pero también con el temor que provoca lo desconocido. Las primeras formas de vida en el planeta se iniciaron en los océanos hace cientos de millones de años y todavía hoy comprendemos apenas una pequeña parte de la vida submarina.

Existe de hecho más investigación orientada a conocer el espacio que los océanos. Por ejemplo, los Estados Unidos destinan anualmente a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio fondos que podrían financiar 1,600 años de presupuesto a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica[1].

¿Cuál es la importancia

de los océanos para la vida en el planeta? Los océanos generan la mitad del oxígeno que respiramos. Más de 3 mil millones de personas dependen de la diversidad biológica marina y costera para sus medios de vida; y los océanos ocupan tres cuartas partes de la superficie de la tierra y contienen el 97% del agua de nuestro planeta. Los océanos son vitales para el desarrollo de la vida humana: más del 90% de la biomasa viviente está en los océanos[2] y tres de cada cuatro mega ciudades están ubicadas junto al mar[3].

Cortesía Proyecto Biodiversidad Costera y Turismo

Actividades humanas están afectando a los océanos, como el depósito de enormes cantidades de plástico que amenazan la vida marina; la  sobreexplotación de la pesca, que disminuye la seguridad alimentaria; el uso inconsciente del espacio costero con actividades no compatibles o incorrectamente manejadas, haciéndonos más vulnerables ante desastres; el arrojo  diario de grandes cantidades de dióxido de carbono, provocando la desaparición de ecosistemas biodiversos como los arrecifes de coral.

Otra importante amenaza para los océanos, debido al cambio climático, es la continua acidificación causada por el aumento de los niveles de dióxido de carbono, lo que impacta la capacidad de desarrollo del plancton, siendo éste la base de casi todos los ecosistemas marinos, las especies claves que dependen de este organismo pueden verse afectadas disminuyendo su población, esta disminución provocaría una crisis económica y alimentaria considerable debido a la baja producción de peces y servicios ecosistémicos claves.

Estos datos reflejan la importancia de cuidar nuestros océanos e indican que urge la acción con compromisos serios y perdurables.

En este sentido, la República Dominicana está dando un paso al frente, y bajo un proceso amplio y bien estructurado ha logrado hacer una Consulta Nacional sobre Océanos que intenta recoger todos los compromisos voluntarios, que varias organizaciones han manifestado desde distintos sectores y regiones a favor de los mismos para ser presentados en la Conferencia Mundial sobre los Océanos.

La reunión de todos los países miembros en esta conferencia que se está realizando esta primera semana de junio, en la sede de las Naciones Unidas, despierta mucha expectativa en que los líderes y las lideresas del mundo, la sociedad civil, empresas y comunidad científica expresen los compromisos voluntarios que implementarán, de tal manera  que podamos contar con los servicios que nos ofrecen los océanos a perpetuidad.

[1] Robert Ballard, 2008, The astonishing hidden world of the deep ocean.

[2] Miguel Serrano, Junio 2012, Documento Informativo Día Mundial de los Océanos, IEEE.

[3] Mark Pellin, Sophie Blackburn, 2014, Megacities and the Coast: Risk, resilience and transformation.

 

Por qué hay acertijos que sólo pueden resolver los niños

Estefanía Esteban
Redactora de GuiaInfantil.com

Lo niños son capaces de ver cosas que los adultos no consiguen ver. De hecho, existen muchos acertijos que sólo niños de cinco y seis años son capaces de resolver en tiempo récord. ¿Sabes por qué sucede esto? El cerebro de los niños funciona de forma diferente al de un adulto. Mientras que ellos tienden a sintetizar y fijarse en cosas obvias y concretas, al ojo del adulto, se le escapa porque tiende a acumular información.

Aquí tienes algunos ejemplos que demuestran que hay acertijos que sólo pueden resolver los niños y te explicamos por qué sucede esto.

El caso extraño de esta imagen que sólo pueden resolver los niños

Fíjate en esta imagen, no más de 20 o 30 segundos. Al cabo de ese tiempo, cierra los ojos y responde a esta pregunta: ¿qué hay de extraño en ella? Un adulto intentará contestar… ‘¿las chicas están demasiado separadas?’… ‘¿Algo que tienen detrás?’…

El problema es que el cerebro de un adulto tiende a acumular información e incluso a añadir cosas donde no las hay. Lo ve todo a nivel global e intenta asimilar más y más información en el menor tiempo posible. De esta forma, no puede centrarse en detalles básicos y elementales. El cerebro de un niño, sin embargo, es capaz de sintetizar y centrarse en una única cosa, aquello que les llama poderosamente la atención porque no ‘le encaja’. En este caso, ¿sabes qué contestaría rápidamente un niño?

¡El banco no tiene la parte donde las chicas deben sentarse! Ellas han posado para crear el efecto óptico de que están sentadas pero en realidad no lo están.

¿Acertaste?

Acertijos que sólo resuelven los niños de primaria

Sea como sea, los niños nos sorprenden, y con sólo cinco o seis años son capaces de resolver acertijos que se escapan a nuestro entendimiento. Otra vez se debe a que tendemos a buscar la ‘complejidad’ de un problema frente a la imposición del sentido común. El cerebro de un niño de primaria simplifica todo y se centra en detalles obvios. Este acertijo, por ejemplo, dio la vuelta al mundo. Lo utilizaron en colegios de China como prueba de acceso a primaria… La pregunta era: ¿en qué plaza ha aparcado el coche?

La respuesta es… ¡87!  Los niños se dieron cuenta de que la imagen había que mirarla al revés, tal y como lo vería el conductor del coche que acaba de aparcar. Utilizaron para resolver este problema lo que el psicólogo Edward de Bono llamó ‘pensamiento lateral’, y que usan los niños para resolver problemas que precisan un enfoque creativo. Es decir, se necesita de forma indirecta algo de imaginación, ya que se crean patrones de pensamiento diferente al pensamiento común. Ahora te parece obvio, ¿verdad? Pero… ¿cuánto tardaste en darte cuenta?

¿Resolverías este otro acertijo? De nuevo una pista: son capaces de acertarlo niños de cinco años. La pregunta es… ¿Cuánto es ‘x’?

8809 = 6

7111 = 0

2172 = 0

6666 = 4

1111 = 0

3213 = 0

7662 = 2

9312 = 1

0000 = 4

2222 = 0

3333 = 0

5555 = 0

8193 = 3

8096 = 5

7777 = 0

9999 = 4

7756 = 1

6855 = 3

9881 = 5

2581 = X

Un niño de cinco años no es capaz de hacer ecuaciones numéricas. Él se fija en el dibujo. Entonces le llama poderosamente la atención una cosa: los círculos. Cada cifra tiene una serie de círculos. Por ejemplo, para un niño de cinco años, el 8 tiene dos círculos. El resultado de cada cifra es el número de círculos que tiene la cifra completa. Por eso 7777 es 0. ¡No tiene ningún círculo! Mientras que 8193 es igual a 3, ya que tiene tres círculos. El resultado de ‘x’ por lo tanto es… ¡2!

¡Increíble!

El estudiante español de 16 años elegido por la NASA para explorar Marte

JESSICA MOUZO QUINTÁNS
Barcelona

Unos metros de hilo de pescar, unos sensores de tres euros y un guante del Decathlon. Poco más necesitó Joel Romero Hernández, de 16 años, para desarrollar un prototipo robótico manipulado por control remoto para llegar a Marte. Su investigación ha ganado el segundo premio de la NASA en Ingeniería Mecánica durante la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología de Intel (Intel ISEF), una de las más importantes del mundo para estudiantes no universitarios.

Joel dice que el interés por la astrofísica le viene “de serie”: “Yo era de los que veían los documentales de La 2”. La ropa lo delata. Viste una camiseta de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) con unas letras estampadas, ilegibles para el ojo ignorante en física cuántica: “Es el modelo estándar de la física de partículas”, explica. Se la compró en una visita escolar que hizo al CERN con María José Hellín, tutora de su aventura científica.

El joven llegó este año al Instituto Francesc Xavier Lluch i Rafecas (Vilanova i la Geltrú, Barcelona) con una mano biónica bajo el brazo. La diseñó el curso pasado con unos amigos y le sirvió de fuente de inspiración para lo que estaba por venir. El verano pasado ganó una beca para entrar en el programa Joves i Ciencia de la Fundación Catalunya-La Pedrera, donde le ofrecían estancias en el extranjero si desarrollaba un artículo científico. “Había un programa en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), cuna de la tecnología. Era mi sueño ir allí”, apostilla. La película Avatar acabó de configurar su idea. “La vi y pensé: ¿por qué no aplicar esta tecnología para —igual que en Avatar se controlan cuerpos biológicos— poner cuerpos robóticos en Marte y controlarlos por láser como hace la Estación Espacial Internacional? Así los astronautas pueden empezar a hacer cosas sin estar en la superficie de Marte”, dice con entusiasmo.

Robó muchas horas al sueño para entregar el proyecto a tiempo. Una estancia en el MIT bien lo merecía. “Desde la Tierra, para controlar un robot tardas 20 minutos porque la distancia entre la Tierra y Marte da un retardo de 20 minutos. La clave era poner una nave espacial en órbita para que la señal tardase menos de un segundo en llegar. Así, si muevo el robot desde la nave, se mueve en la superficie”, señala.

María José también tuvo que alargar las horas de la noche para calcular mecánicas orbitales y ubicar la nave espacial en el lugar correcto. “Yo no soy una agencia espacial. No tengo los medios ni el conocimiento para hacer el sistema entero, pero sí puedo demostrar que son posibles todos los principios físicos que están detrás de ese plan”, dice con humildad. Con la teoría zanjada, Joel montó el prototipo: primero los circuitos básicos, los sensores y ya, con una impresora 3D, imprimir las piezas y montar el robot.

Tal fue su éxito que no solo fue seleccionado para irse al MIT este verano, sino que fue elegido para participar en la feria estatal Exporecerca Jove, donde ganó varios premios. Entre ellos, el que lo lanzó directo a Los Ángeles, a la feria de Intel ISEF.

Allí, la organización entrega un galardón propio, el Grand Award, aparte de los que conceden compañías y organizaciones de todo el mundo —Special Awards— que, como la NASA, visitan la feria para tomar ideas. Joel recibió el segundo premio otorgado por la NASA y se convirtió en el primer español en recibir un Special Award. “Yo, que iba con un prototipo low cost, con motores de tres euros cuando había gente con proyectos de laboratorio, no me esperaba ganar nada. Vinieron los de la NASA a hablar conmigo y eso para mí fue suficiente”, admite emocionado.

Pero esto es solo el principio. Joel sigue empecinado en cuadrar los cálculos de María José para lograr que el robot extraiga agua de Marte que permita convertirse en energía y retroalimentarse sin necesidad de pesadas baterías. María José calma las ansias del chaval. “Los cálculos aún no nos salen, pero, a ver, a la NASA tampoco”, sonríe.

Fuente: El País