Himno a la Bandera Nacional

La bandera dominicana es el más sublime símbolo de la libertad y la soberanía nacional. Su diseño fue aprobado por Los Trinitarios el 16 de junio de 1838. Ondeó airosa por vez primera el 27 de febrero de 1844, día de la Independencia Nacional. La misma fue elaborada por la señorita Concepción Bona y su prima la señorita María de Jesús Pina.

La Bandera Nacional contiene los colores: azul ultramar y rojo bermellón, en cuarteles esquinados y alternados de tal manera que el azul debe quedar en la parte superior del asta, separados por una cruz blanca, de un ancho igual a la mitad de la altura de cada cuartel, llevando en su centro el escudo de armas de la República.

Los colores de la bandera nacional poseen un significado particular. El rojo representa la sangre vertida por nuestros libertadores; El azul expresa nuestros ideales de progreso y libertad y que Dios protege la nación dominicana; y La cruz blanca es el símbolo de la lucha de nuestros libertadores para legarnos una patria libre. Su color blanco nos recuerda que la paz y la unión deben prevalecer entre todos los dominicanos.

La bandera dominicana nacional dispone de su propio himno. En concreto, la letra del himno a la bandera de la República Dominicana fue escrita por Ramón Emilio Jiménez, mientras que la melodía y notas de la música que lo acompañan fue compuesta por el maestro Juan Francisco García. Este himno dedicado a la enseña nacional dominicana se canta en  todas las escuelas de la República Dominicana.

Ya empezó su trabajo la Escuela

Y es preciso elevarte a lo azul

Relicario de viejos amores,

Mientras reine la mágica luz.

¡No sentimos arder a tu influjo

La luz viva de un fuego interior,

Cuando flotas alegre, besada

Por los cálidos rayos del sol!

¡Dios! parece decir, ¡Oh bandera!,

La sublime expresión de tu azul;

¡Patria! el rojo de vívida llama,

¡Libertad!, dice el blanco en la cruz.

Mientras haya una escuela que cante

Tu grandeza, Bandera de amor,

Flotarás  con el alma de Duarte

Vivirás con el alma de Dios.

Fuente: elbauldelconsumidor.blogspot.com

Historia del Escudo Nacional

El escudo de la República Dominicana fue creado en la época de la proclamación de independencia nacional, en 1844. El mismo ha experimentado un largo proceso de modificaciones sucesivas. La historia registra 21 escudos incluyendo el actual.

El primer escudo de armas tenía dos ramas exteriores de laurel y debajo de éstas, formando un arco, aparecía una serpiente mordiendo y tragando su cola (signo de eterna evolución). En un tercer plano aparecía, abierto y en el centro, el libro de los Evangelios; detrás del libro había un trofeo de armas (una lanza y un fusil con bayoneta calada a la derecha, y un sable y una corneta a la izquierda); arriba del libro había una bandera dominicana. En segundo plano habían dos banderas dominicanas y, en el cruce de las astas, había un gorro frigio (símbolo de la libertad). En primer plano, en la parte inferior, había una cinta ancha con las palabras “República Dominicana” y, a ambos lados en la parte inferior, dos cañones con sus respectivas balas esféricas en forma piramidal.

Constituciones, leyes y decretos posteriores fueron modificando la estructura del escudo: se eliminaron los cañones (Constitución del 6 de noviembre de 1844), sustitución de una rama de laurel (primero por una de parra en 1848 y luego por una hoja de palma desde 1853), la bandera central fue sustituida por una cruz (1853), desaparición del trofeo de armas, del gorro frigio y de la serpiente, cuatro banderas cruzadas en lugar de dos, etc.

Solamente a partir del año 1913 se oficializó una uniformidad heráldica mediante el decreto del 6 de febrero de 1913, expedido por el gobierno de Monseñor Nouel, que establecía la forma actual. En el mismo decreto aparecía un diseño, hecho por Casimiro Nemesio de Moya, reproduciendo el “Gran Sello de la Nación”.

Además de la forma, dicho decreto fijó, en su artículo segundo, los colores actuales: azul ultramar y rojo bermellón.

ESCUDO ACTUAL

La existencia del escudo está consagrada en la constitución de la república, que lo describe de la manera siguiente:

Artículo 32.- El Escudo Nacional tiene los mismos colores de la Bandera Nacional dispuestos en igual forma. Lleva en el centro la Biblia abierta en el Evangelio de San Juan, capítulo 8, versículo 32, y encima una cruz, los cuales surgen de un trofeo integrado por dos lanzas y cuatro banderas nacionales sin escudo, dispuestas a ambos lados; lleva un ramo de laurel del lado izquierdo y uno de palma al lado derecho. Está coronado por una cinta azul ultramar en la cual se lee el lema “Dios, Patria y Libertad”. En la base hay otra cinta de color rojo bermellón cuyos extremos se orientan hacia arriba con las palabras “República Dominicana”. La forma del Escudo Nacional es de un cuadrilongo, con los ángulos superiores salientes y los inferiores redondeados, el centro de cuya base termina en punta, y está dispuesto en forma tal que resulte un cuadrado perfecto al trazar una línea horizontal que una las dos verticales del cuadrilongo desde donde comienzan los ángulos inferiores

Primer Escudo Nacional

Escudo Nacional actual

Fuente: presidencia.gob.do

Entender a tu hijo adolescente no es imposible (si sabes cómo hacerlo)

Ni es una mala época, ni tenemos que prepararnos para nada, ni entramos en un calvario, ni hay que asistir a un curso específico… Simplemente, nuestro niño crece y ahí debemos seguir estando nosotros, como padres, para acompañarlo en esta nueva etapa de su vida. Aunque a veces lo parezca, entender a tu hijo adolescente no es imposible, aunque debes conocer las siguientes claves para que resulte un poco más sencillo.

Cuando un niño llega a la adolescencia

Lo primero a tener en cuenta es, que TODOS hemos pasado por ahí, y ahora, le toca a nuestro hijo. Lo segundo es que afortunadamente ACABA, es decir, tiene un principio y un fin. Estas dos ideas son motivo para, a partir de ahora, sentir algo más de tranquilidad como para sonreír.

La adolescencia es una época que dura desde los 12 años hasta los 17-18 años, más o menos. Cierto es que el mayor cambio se produce de los 13 a los 15 años. Y que a partir de los 16, el tema se empieza a llevar mejor, puesto que empiezan a disminuir los cambios físicos y emocionales de nuestro hijo facilitando un poco su trato y acompañamiento.

La función principal de nosotros, los padres, es darle herramientas suficientes a nuestros hijos, en este desarrollo de sus vidas, para que cuando tengan 20 años echen a volar. En ese momento, como padres, tendremos otro aprendizaje: aprender a dejarlos volar, pero ese será otro momento…

Volviendo a la adolescencia, hay varias cuestiones a tener en cuenta:

– Somos sus padres, así que, el amor incondicional por ellos siempre va a prevalecer, hagan lo que hagan. Efectivamente, habrá consecuencias cuando su comportamiento no sea el más adecuado.

– Somos sus padres, así que para ellos, como hijos adolescente que se están autodescubriendo, somos los que les estamos amargando sus vidas. Por aquello de recordarles los limites y ponerles normas a cumplir.

– Y por último, somos sus padres, no sus amigos.

Así que, se trata de hacer una buena combinación de estas tres ideas, para llevarnos bien en este ciclo evolutivo que supone la adolescencia.

Juego para entender a tu hijo adolescente

Para empezar a entender a tu hijo adolescente, te propongo un juego de empatía que te ayudará a comprender por qué tiene dichos comportamientos. Te sugiero que trates de ponerte en su piel y pensar como te sentirías tú si te ocurriera todo esto, a la vez:

– Estás teniendo cambios físicos, importantes, en tu cuerpo.

– Te sientes inestable emocionalmente.

– Dudas de ti.

– No te sientes seguro/a en las relaciones personales.

– No sabes quién eres.

– Te opones a cumplir las normas.

– Crees que nadie te puede comprender…

A ellos, todo esto, les provoca comportamiento distantes, irritantes, egoístas, desafiantes, deprimidos… y todo lo que quieras añadir. Pero, ¿cómo te sentirías tú? ¿Te atreves a expresarlo?

6 consejos para lidiar con un adolescente

Así que para lograr una convivencia tranquila y armonía en casa, debes tener en cuenta y aprender a:

1. Ármate de paciencia
Puede resultarte muy útil asistir a a clases de yoga, aprender a meditar o controlar el Mindfulness.

2. Procura estar disponible para tu hijo
Intenta que, siempre que te necesite, estés ahí para tu hijo (aunque él no lo esté nunca para ti). Saca siempre tu mejor lado, tu mejor sonrisa y tu predisposición.

3. Aprende a negociar
Los adolescentes saben negociar muy bien, y es probable que en esta época os pongan a prueba con sus negociaciones continuamente, para TODO.

4. Deja que tu hijo aprenda a equivocarse
Deja que elija, decida y por supuesto, se equivoque. Ten en cuenta que no siempre le podemos sacar las castañas del fuego y, además, es su vida y, por tanto tiene que aprender.

5. Respeta su privacidad
Respeta su “cueva”, su intimidad y déjalo en su aislamiento. Lo sé, siempre están encerrados en su habitación, pero hay que aprender a respetarlo, no hay otra.

6. Dile y demuéstrale que le quieres
Y por supuesto, no olvides mostrarle siempre tu interés y amor que sientes por él. Te lo rechazará, pero si tú le rechazas, tu hijo pensará que no te importa.

Es un gran momento para descubrir a tu hijo adolescente, acompañarle y para conocer una nueva versión de nosotros mismos. ¡Ánimo!

Fuente: guiainfantil.com

Próceres, héroes y mártires de nuestra independencia

Juan Daniel Balcácer

[email protected]

Tres categorías clásicas

Un somero examen en torno de quiénes conforman el panteón de nuestros héroes nacionales permitirá constatar que existen tres categorías históricas según las cuales son distinguidas y valoradas, postreramente, las personalidades extraordinarias de una nación. En tiempos modernos se considera prócer al individuo que, en el plano de la civilidad o del intelecto, logra descollar entre la generalidad de sus coetáneos y, en virtud de su accionar público, realiza aportes trascendentales a beneficio de su comunidad. En ciertas esferas del quehacer humano, para alcanzar la categoría de héroe es preciso estar dotado de virtudes singulares y haber acometido proezas memorables que hayan tenido un impacto determinante en el colectivo al que pertenece el individuo. Se dice que héroe o heroína es quien protagoniza un poema, un relato, que deviene personaje central de una narrativa o lleva a cabo, de manera arriesgada, una acción fuera de lo común defendiendo la soberanía e independencia de su patria, principalmente en la guerra. En cambio, el mártir se eleva a planos de reverencias excepcionales en vista de los sufrimientos que le han sido infligidos por sus adversarios en medio de persecuciones, encarcelamientos y torturas físicas provocadas por diferencias políticas, filosóficas, religiosas y étnicas, entre otras causas. Por lo general, la víctima de tantas iniquidades humanas nunca reniega de sus convicciones y llega hasta el extremo de ofrendar su propia vida en defensa de los principios y valores que ha enarbolado en el curso de su lucha, deviniendo así en mártir de una comunidad o un pueblo.  Entre prócer, héroe y mártir existen ciertas similitudes, razón por la cual quienes clasifican en una de esas tres categorías devienen en lo que Emerson denominó “hombres representativos” y, aun cuando no siempre lo logran, pueden pasar a formar parte de la privilegiada nómina de los ocupantes del Panteón Nacional de cada nación.

Las grandes personalidades

 Que los individuos excepcionales son quienes en determinadas circunstancias históricas se destacan por encima de la generalidad de sus contemporáneos, no es materia de discusión. Lo que sí debemos tener presente es que, independientemente de sus condiciones también extraordinarias, esas “grandes personalidades”, como las llamó Carlyle, no imponen sus criterios y forma de pensar de manera caprichosa. La teoría que concibe el proceso histórico únicamente en función de la voluntad de personajes determinados soslaya la circunstancia de que a esos individuos privilegiados no les es dable cambiar voluntariamente el rumbo fundamental del desarrollo social; ni, mucho menos, decidir la forma del régimen social y político en el que habrán de actuar. A tales individuos no les es posible evitar el colapso de un modo de producción caduco ni tampoco crear otro nuevo, por el simple hecho de aspirar a que los fenómenos sociales se subordinen a sus voluntades e intereses personales o de clase.  Jorge Plejánov observó que “el gran hombre lo es no porque sus particularidades individuales imprimen una fisonomía individual a los grandes acontecimientos históricos, sino porque está dotado de particularidades que le hacen el individuo más capaz de servir a las grandes necesidades sociales de su época, surgidas bajo la influencia de causas generales y particulares.” Carlos Marx, en cambio, fue aun mucho más preciso al consignar que: “Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen y transmite el pasado”.

Hacia un Panteón Nacional

Conviene repasar brevemente cómo fue conformándose nuestro panteón de la Patria. En la primera mitad del siglo XIX, entre nuestros antepasados hubo preclaras personalidades que realizaron aportes significativos al proceso de definición de lo dominicano y a la vertebración de lo que, andando el tiempo, se constituiría en la nación dominicana. En efecto, un período clave para comprender los cimientos sobre los que se edificó “el ethos” dominicano es el transcurrido entre las postrimerías del siglo XVIII y el año de 1822. Pues bien, de entre los dominicanos que primero se esforzaron por resaltar la importancia de la isla de Santo Domingo para España; luego los que se opusieron a las invasiones haitianas de principio de siglo XIX, después los que lucharon contra la “Era de Francia en Santo Domingo” y, finalmente, los que pudieron fin a la llamada “España Boba”, se destacaron el padre Antonio Sánchez Valverde, Juan Sánchez Ramírez, Andrés López Medrano y José Núñez de Cáceres. De acuerdo con Roberto Cassá, Sánchez Valverde fue el intelectual del criollismo; Sánchez Ramírez, el caudillo de la Reconquista; Núñez de Cáceres, precursor de la independencia dominicana; y López Medrano, un precursor de la democracia. De esas cuatro grandes personalidades, solo los restos de Juan Sánchez Ramírez y de José Núñez de Cáceres yacen en el Panteón de la Patria, el primero como héroe de la Reconquista y, el segundo, en su calidad de prócer de la primera independencia dominicana.

Fuente: listindiario.com

La técnica de las superpalabras para que los niños aprendan ortografía

Seguro que te acuerdas (yo lo recuerdo con un poco de manía): cada vez que escribías mal una palabra durante un ejercicio en clase, tenías que copiarla muchas veces (tantas como la maldad del profesor quisiera) para que en tu cabeza se fijara cómo se escribe correctamente. Sin duda, se trata de una buena forma para memorizar pero, ¿no hay una manera más divertida para que los pequeños no cometan faltas?

Cómo funciona la técnica de las superpalabras

En un intento de encontrar un recurso un poco más original para llamar la atención de los niños, son muchos los que han tratado de inventar mil y un juegos para aprender las reglas ortográficas. ¡Un aplauso para todos ellos! Esta técnica que te propongo, es una versión aplicada a las aulas de algo que solía hacer yo cuando estabas estudiando y que solía funcionarme muy bien para reforzar aquello en lo que fallaba. Te contamos en qué consiste paso a paso:

1. Para aplicar la técnica de las superpalabras con tus alumnos necesitas que cada mesa de la clase (o cada uno de tus alumnos si quieres hacerlo de forma individualiza) tenga un pequeño recipiente. Puede ser una caja pequeña, un bote vacío de conservas, la parte inferior de una botella de plástico cortada (limad bien los bordes o colocad cinta adhesiva para que no corten), un sobre… Cualquier recipiente en el que los niños puedan meter papeles pequeños doblados podría valer.

2. Cada vez que los niños cometan una falta de ortografía, al hacer un dictado, por ejemplo, la palabra fallada se convertirá en una superpalabra… Y se merecerá una atención especial, como buena superpalabra que es. El niño tendrá que escribirla en un papel pequeño y colocarla dentro de su cajita.

3. Al final del día (o una vez cada dos días), podéis dedicar un tiempo de la clase a ‘mimar’ a esas superpalabras que están esperando en las cajas a que los alumnos les den cariño. Sin mirar, cada niño tendrá que coger un papel de la caja y leer la palabra en voz alta, para que el resto de la clase pueda escuchar y aprender también cómo se escribe correctamente.

4. A continuación, llegará el momento de jugar con la palabra. Cada día podéis inventar actividades diferentes para trabajar con esa palabra. La idea es que el niño tenga que escribirla en varias ocasiones para que aprenda las reglas ortográficas. Puedes pedirle a tus alumnos que inventen chistes que contengan esa palabra, adivinanzas cuya solución sea la palabra en sí, dibujos formados con palabras (pinacogramas o anagramas), un dictado al resto de la clase que contenga la palabra en sí…

Anima a los niños a que compartan de todas las formas posibles superpalabra con el resto de compañeros de su alrededor para que todos aprendan su correcta escritura. Además, debes aprovechar para explicar las reglas ortográficas relacionadas con la palabra en sí.

5. Una vez terminadas las actividades, la superpalabra volverá a la caja, para que en el futuro el niño la pueda recordar de nuevo. Pasado un tiempo, cuando se considere oportuno, se irán retirando las palabras con las que los niños han trabajado para dar paso a otras nuevas que deben aprender.

Para que los niños acojan mejor esta actividad, te recomendamos que se lo plantees como un juego divertido, en el que se tienen que ir superando poco a poco. ¡Llegará un día en el que su caja de las superpalabras esté vacía! Involucra a tus alumnos en todo el proceso de creación para que se muestren más partícipes: dedica una tarde a que los alumnos decoren las cajas como a ellos les guste más, preparad un código de colores…

Los beneficios de este juego para que los niños aprendan ortografía

La técnica de las superpalabras ayuda a los niños a repasar aquello en lo que han fallado anteriormente, para aprender de ello y no volver a cometer esa misma falta de ortografía. Pero, son muchos otros beneficios los que se practican con una actividad como esta.

– Los niños se dan cuenta de que se puede aprender de los errores. Esta lección les será de gran utilidad a lo largo de sus vidas, y les ayudará a tener menos miedo de sus fallos. Aprenderán que, fallar es una oportunidad para seguir aprendiendo.

– Al cometerse una falta de ortografía, la palabra pasa a ser especial, por lo que ya nunca se vuelve a olvidar.

– Al trabajar con la palabra de formas diferentes, siempre procurando que quede escrita, se trabaja la memoria fotográfica.

– Al compartir con los compañeros los errores de uno mismo y trabajar todos juntos en ellos, se fomenta el trabajo en equipo y el compañerismo.

– Esta técnica es un buen recurso para todos aquellos profesores que quieran romper la rutina de la clase sin dejar de trabajar en el temario de los niños.

Fuente: guiainfantil.com

Día Nacional del Estudiante

Hoy, 18 de febrero, no es un día cualquiera en el calendario dominicano, sino que está dedicado a conmemorar una de las labores más nobles de la patria: La de estudiar. Con la celebración del Día Nacional del estudiante se busca homenajear a las personas que cada día realizan la encomiable labor de aprender.

Cada 18 de febrero se conmemora el Día Nacional del Estudiante. Esta se celebra en varios países del mundo aunque en fechas diferentes, pero en casi todos coincide con la llegada de la primavera y es un simbolismo interesante porque con los estudiantes reverdece la esperanza de que tendremos un país mejor, ese que todos y todas soñamos y merecemos.

El Día del estudiante por el mundo

En varios países del mundo se celebra el Día del estudiante, sólo que en muchos de ellos se hace en fechas diferentes. En el caso de Argentina, se conmemora el 21 de septiembre para rendir homenaje al prócer Domingo Faustino Sarmiento, quien cuando fue presidente de esta nación sudamericana construyó más de 800 escuelas.

En el caso de Colombia, la conmemoración tiene lugar los días 8 y 9 de junio, y va dirigida a los estudiantes  de la Universidad Nacional, quienes en su momento alzaron su voz de protesta en contra de hechos de corrupción de los gobiernos de turno y en exigencia de garantías y libertades para la educación superior en Colombia.

En Cuba, la celebración es el día 17 de noviembre. Al igual que sucede aquí, suelen hacerse con actividades en los diferentes centros estudiantiles desde la enseñanza preuniversitaria hasta los centros universitarios.

En tanto que en la madre patria, España,  la fecha de celebración está relacionado con la Primavera. Regularmente  se hace unos días antes o después de su entrada, cerca del 22 o 23 de marzo.

Otros países donde se celebra esta fecha es en Venezuela, Chile, Honduras, Panamá, entre otros.

Así se celebra en República Dominicana

Aquí, cada 18 de febrero es muy común que el Ministerio de Educación encabece los actos oficiales en torno a esta efemérides. De esta manera, se realizan desfiles, izamientos especiales de la bandera y el Ministro de Educación de turno suele ofrecer declaraciones dirigidas a todo el estudiantado dominicano.

¿Qué tal si compartimos la canción del estudiante? 

Letras de la canción al estudiante

Es cortés y muy galante,
educado por demás,
en su escala de valores
lo primero es estudiar.

Muy correcto en sus modales,
moderado al criticar,
nunca se copia de nadie
y a nadie deja copiar.

Es el estudiante. Estudiante de verdad.
Es el estudiante. El ejemplo universal.
Y los estudiantes te queremos saludar,
entonando esta canción
con orgullo y con pasión.
¡Estudiantes, estudiantes: a estudiar!

En historia es el primero,
en latín es el mejor.
Él va a clase aunque haya huelga
y entretiene al director.
Sus amigos lo idolatran,
lo quieren embalsamar
para hacer un monumento
al estudiante ideal.

Es el estudiante. Estudiante de verdad.
Es el estudiante. El ejemplo universal.
Y los estudiantes te queremos saludar,
entonando esta canción
con orgullo y con pasión
¡Estudiantes, estudiantes: a estudiar!

Alumnos de sexto grado
la carrera terminó.
Las aulas están vacías,
vacío mi corazón.
Nos saluda la maestra,
nos saluda el director -Adiós-.

Es el estudiante. Estudiante de verdad.
Es el estudiante. El ejemplo universal.
Y los estudiantes te queremos saludar,
entonando esta canción.
Con orgullo y con pasión
¡Estudiantes, estudiantes: a estudiar!

La empatía del profesor, esencial para la disciplina de los estudiantes

Los docentes de secundaria que muestran empatía con sus alumnos logran reducir los problemas de disciplina, según un estudio.

Foto de La empatía del profesor, esencial para la disciplina de los estudiantes
Para hacer frente al mal comportamiento de los estudiantes con problemas de disciplina, algunas escuelas optan por castigar a los alumnos e incluso, en ocasiones, aquellos que visitan el despacho del director acaban siendo expulsados del centro durante unos días. Ahora, un estudio de la Universidad de Stanford ha querido comprobar la eficacia de otro modelo ante la “rebeldía escolar”, en el que los docentes empatizan con los estudiantes que tienen mal comportamiento.
La investigación demostró que cuando los profesores de Secundaria adoptaban una postura empática con los estudiantes indisciplinados se lograba reducir a la mitad el porcentaje de alumnos que tenían suspensiones a lo largo del año escolar, pasando del 9,6% al 4,8%.

Esta reducción de suspensiones se da, sobre todo, entre los alumnos con mayor riesgo de expulsión temporal, como por ejemplo aquellos que son “reincidentes”. De hecho, la suspensiones son perjudiciales porque con ellas se está negando la oportunidad de aprender, se perjudican las relaciones y sitúa a los estudiantes en un camino peligroso.

Este estudio ha sido llevado a cabo por el becario postdoctoral en psicología en Stanford University, Jason Okonofua, como autor principal de la investigación, que ha contado con la colaboración del investigador en psicología, David Paunesku, y del profesor adjunto de psicología en dicha universidad, Gregory Walton.

La empatía mejora la relación estudiante-profesor

Este estudio señala también que cuando los profesores mantenían una mentalidad empática con sus alumnos “más rebeldes” mejoraba la relación estudiante-docente y disminuían los problemas de disciplina.

Todos los niños necesitan relaciones de confianza que les ayude a crecer y mejorar

La empatía hace que los profesores comprendan los puntos de vista de los estudiantes y ayuda a mantener relaciones positivas con ellos cuando se portan mal. Tanto Okonofua como Walton consideran que un principio fundamental de la profesión docente es construir esas relaciones positivas con los alumnos, especialmente con los que tienen dificultades. Además, Okonofua señala que “todos los niños necesitan relaciones de confianza y cooperativas para ayudarles a crecer y a mejorar. Nuestra intervención ayudó a los profesores a reconectar con esos valores”.
De los tres experimentos realizados en la investigación se extrajeron otras conclusiones. Desde una mentalidad empática, la buena relación profesor-alumno es crucial para que los estudiantes aprendan autocontrol. Sin embargo, desde una mentalidad punitiva, el castigo es esencial para que los docentes puedan asumir el control de la clase.

Asimismo, los participantes del estudio respondían más favorablemente cuando el profesor daba una respuesta empática, respetándole más y estando más motivados para comportarse bien en clase en el futuro. De hecho, los estudiantes que estaban más en situación de riesgo, aquellos con historial de suspensiones, afirmaron sentir más respeto por sus profesores varios meses después de haber realizar este experimento.

Fuente: aprendemas.com

Cómo prevenir el cáncer desde la infancia

Cómo actuar para prevenir o enfrentarse ante la llegada de un cáncer infantil en la familia

Orientar y educar a nuestros hijos para que disfruten y mantengan hábitos saludables de alimentación y de ejercicios físicos desde que son muy pequeños, es una forma de protegerles del cáncer en el futuro.

Pruebas científicas demuestran que existe una relación entre el sobrepeso y la obesidad de los niños y los cánceres de esófago, riñones, endometrio, páncreas, mama y sistema gastrointestinal.

El cáncer y los buenos hábitos de alimentación

Niño come melocotón

Todavía poco se sabe sobre este vínculo. Si se evita un exceso de peso corporal en la infancia, se podría prevenir nuevos casos de cáncer, según los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se estima que cerca de 22 millones de niños menores de cinco años presentan sobrepeso o son obesos en el mundo, debido a múltiples factores relacionados con la alimentación y el sedentarismo.

Por eso se insiste en que se adopte buenos hábitos de alimentación, la ingesta de frutas y verduras, y que el niño practique ejercicios físicos o algún deporte. Las familias, así como los colegios, juegan un importante papel a la hora de controlar a los pequeños.

Frutas y hortalizas para la prevención del cáncer Según un estudio del Centro de Cáncer Integral del Estado de Ohio, EEUU, publicado en la revista “Cáncer Prevention Research” y en el sitio web de la Asociación “5 al día”, unos pigmentos naturales presentes en algunas frutas y hortalizas poseen propiedades anti cancerígenas. En el experimento, realizado con ratas, se observó que las antocianinas inhibían el crecimiento y estimulaban la muerte celular.

En las moras, la col lombarda, la granada, las berenjenas, ciruelas, cerezas o las uvas, se puede encontrar las antocianinas, una clase de flavonoides que aportan el color rojo brillante, azul o morado, y que posee componentes en la prevención del cáncer.

Las propiedades de las antocianinas también son conocidas como las antivirales, hemostáticas y antioxidantes. Además esta sustancia contribuye a la conservación de la salud visual, protegiendo la retina, y también defiende al corazón de diversas enfermedades cardiovasculares. Para saber qué frutas y hortalizas contienen este elemento tan beneficioso para la salud de los niños y de la familia, sólo tienes que fijarte en los colores azulados, morados o granates, que son generados precisamente por las antocianinas.

Fuente: guiainfantil.com

El reto de los profesores de América Latina: pasar del cuaderno a las ‘apps’

Entre los obstáculos para la educación 2.0. en la región está mejorar la conectividad, según un estudio de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura

Hace tan sólo una década el maestro nicaragüense Reynaldo Maradiaga, no había tocado un ordenador. Entonces, todavía rondando la treintena, ya pensaba que se escapaba de sus posibilidades, pero el aprendizaje del uso de las nuevas tecnologías le abrió una forma nueva de acercarse a sus alumnos del Colegio Público Benjamín Zeledón, en Managua. De ser un maestro convencional ha pasado compartir con sus alumnos videos en Youtube, administrar grupos sobre literatura en Facebook y trabajar con aplicaciones para que los estudiantes puedan contestar ejercicios de lengua y gramática. “Estamos trabajando con lo que más le gusta al estudiante”, ha asegurado Maradiaga, que ha viajado a Madrid para compartir su experiencia y recibir formación con otros profesores de siete países en la sede Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Su testimonio forma parte de las experiencias positivas de la inclusión de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) en los sistemas educativos en América Latina, una región que aunque en la última década ha avanzado la incorporación de estos recursos en las aulas, todavía enfrenta algunos desafíos como la conectividad, según un estudio presentado esta semana por la institución. La OEI ha evaluado el uso de las TICS en 144 colegios en Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y Uruguay. En el estudio –que analiza los datos de 2016- han participado más de 540 directores y 2.300 profesores que forman parte del programa “Aulas Fundación Telefónica”, un proyecto puesto en marcha en 2009 que suele ir de la mano con los gobiernos locales para dotar de material y dar formación a docentes en escuelas públicas con el fin de reducir la brecha digital.

Entre los avances destacan que el 77% de los profesores de los centros que han participado en el estudio utilizan al menos una vez al mes un ordenador en clase para que sus alumnos consulten Internet. Sin embargo, aunque el 80% de los centros consultados tienen Internet de banda ancha, la mitad de los profesores lamenta que la conexión es intermitente o “casi nunca” funciona. “En mi país el Gobierno ha asimilado esto de la tecnología y en mi escuela hay tres redes (de acceso a internet)”, apunta Maradiaga, pero la realidad no es igual en todos los países.

El maestro nicaragüense, de 44 años, imparte clase de Literatura y Lengua a adolescentes de entre 11 y 17 años para los que diseña aplicaciones sencillas con el programa AppsGeyser, en función de las necesidades de sus alumnos. Maradiaga considera que utilizar ordenadores e incluso el móvil en las aula ha sido positivo y ha tenido un impacto en “la retención, la buena disciplina, ha elevado los índices de aprobación porque los estudiantes están animados, no están viendo papeles, escribiendo tanto. Eso ayuda”. Por su cuenta ha continuado formándose, incluso le han pedido que instruya a otros profesores de la escuela, algo que hace de forma puntual porque lo que le gusta es seguir enseñando en el aula. “Mi ramo es español, si me equivoco es en español no en computación”, dice.

De aprendiz a maestra de maestros

Quien sí se atrevió a dar el paso fue la peruana Soledad de la Cruz, una profesora que comenzó impartiendo clase a niños de nueve años en la escuela de José Carlos Mariategui en el enclave rural de Huancayo, situado a 3.285 metros, que actualmente es “dinamizadora” en su escuela y más de 40 maestros en su escuela aprenden en el Aula de Innovación Tecnológica. Además, es coordinadora de su región -que abarca 14 centros- para promover el uso de las TICs. De la Cruz, confiesa que tuvo que aprender Word en 2010 para poder avanzar en la certificación como maestra y desde entonces no ha dejado de formarse. En estos años destaca que los niños están aprendiendo de una forma más lúdica y una consecuencia colateral: los padres se están interesando también. “En mi escuela, los padres se han involucrado y quieren que los maestros que enseñen a sus niños sepan más de tecnología. Y ahí el reto de cada docente de pode seguir capacitándose”.

La secretaria técnica del Instituto de evaluación de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Tamara Díaz, responsable del análisis de los datos del estudio apunta que casos como el de Maradiaga o De la Cruz, que se han convertido en referentes en su comunidad escolar demuestran que: “El cambio educativo es posible”.

Díaz enfatiza que la introducción de tecnología en las aulas debe ir acompañada de formación para el profesorado y de un plan que defina cómo y para qué emplearlos. “Lo importante es que los alumnos sean capaces de desenvolverse y ahora tenemos la obligación como profesor de dotarles de las herramientas para que sean ciudadanos del siglo XXI”.

Fuente: elpais.com

Educación para una generación innovadora

La Comunidad Educativa Conexus será la primera institución educativa latinoamericana en visitar Silicon Valley, la potencia de la innovación tecnológica.

Los educadores se enfrentan actualmente ante el desafío de implementar métodos educativos acordes con las demandas actuales, así como con el nuevo perfil del estudiante, el cual está influenciado por el uso de la tecnología y tiene un interés mucho más exigente.

Ofrecer una preparación acorde con los requerimientos actuales implica ir más allá de los libros de textos y los exámenes escritos. Esto se debe a que los cambios se dan cada vez con mayor prontitud y en el mercado laboral se valora un recurso humano que sea curioso, innovador y proactivo.

Lo que lleva a que las herramientas y estrategias educativas actuales sean mucho más creativas y vivenciales.

¨El mundo actual requiere una educación que prepare a los estudiantes para convertirse en líderes innovadores¨, manifestó Alci Cruz Soto, Director de la Comunidad Educativa Conexus.

Precisamente con la visión de ofrecer vivencias que despierten la creatividad y el interés genuino en el aprendizaje y la creación de soluciones es que la Comunidad Educativa Conexus ha emprendido el proyecto de realizar su primera excursión estudiantil a Silicon Valley en Estados Unidos.

¨Buscamos que los estudiantes vivan de cerca la operación de empresas que revolucionaron para así ampliar su visión de innovación y liderazgo¨, agregó Cruz Soto.

Conocer las instalaciones, las posiciones laborales, el método de trabajo, así como todo lo que hay detrás de grandes marcas tecnológicas, es parte de lo que estarán haciendo en su visita a San Francisco, California.

Seis estudiantes de Conexus con méritos académicos y reconocida influencia positiva en sus grupos disfrutarán de esta experiencia el próximo 23 de febrero  hasta el 1ro de marzo.

Silicon Valley es considerada la potencia de la innovación tecnológica en el mundo es el lugar donde se encuentran empresas como Apple, Google, Facebook, Netflix, Airbnb, PayPal, Uber, Tesla y otras similares que han cambiado el mundo de forma radical.