Plan LEA celebra su conferencia anual

Plan LEA celebrará su 30 aniversario con una conferencia magistral de la mano de Aisha Syed.

Santo Domingo, RD

La familia, la comunidad educativa y la sociedad juegan un papel fundamental en la formación de los niños, niñas y adolescentes. Es por esta razón que con motivo de su trigésimo aniversario, el programa prensa escuela del Listín Diario, Plan LEA, ha organizado la conferencia “La vocación de mi vida: ¿cómo la descubrí?”. El evento quiere llevar a los niños y jóvenes estudiantes la oportunidad de conocer el testimonio de vida de la violinista dominicana Aisha Syed, quien se ha destacado a nivel internacional como una virtuosa de la música clásica contemporánea.

A través de su ponencia, los asistentes conocerán cómo la disciplina, resiliencia y perseverancia son los pilares que han sostenido su exitosa carrera y, por consiguiente, motivará con ello a los jóvenes, para que abracen sus sueños y puedan encontrar en sus familias el apoyo para descubrir propósitos, definir planes y proyectos de vida.

Este evento está dirigido a estudiantes de todos los niveles, directores y educadores de centros educativos públicos y privados de las regionales 10 y 15, a los miembros de las asociaciones de padres, madres, amigos y tutores de las escuelas y colegios, psicólogos, orientadores y profesionales, que trabajan el tema.

Rosario Vasquéz, encargada del programa, expresa que el objetivo de esta conferencia magistral es ayudar a los jóvenes y adolescentes en la búsqueda, dirección y enfoque de su vocación, ofreciéndoles un espacio testimonial para cultivar principios, actitudes y valores que conllevarán a forjar personas de bien, que amen lo que hacen, y que reconocen que con su hacer ayudarán a mejorar el mundo.

“Esta propuesta de temas que llevamos año tras año, va en coherencia con los objetivos de nuestro programa prensa escuela, Plan LEA y conforme al desarrollo de las competencias curriculares  planteadas por el Ministerio de Educación”, puntualiza Vásquez.

La ponencia tendrá lugar en el escenario de Galerías 360, el 4 de septiembre.

La actividad cuenta con el apoyo de Industrias San Miguel, Mejía Arcalá, Inafocam, Isfodosu, y el Ministerio de la Mujer.

Sobre la conferencista
Aisha Syed toca el violín desde los 5 años de edad. Desde los 8 años practicaba entre siete y ocho horas al día. Sus primeros pasos en la música los inició en su natal, Santiago de los Caballeros, en la escuela de música Hogar de la Armonía; antes de partir a Londres, a los trece años de edad. Debutó a los 11 años acompañada de la Orquesta Sinfónica Nacional de República Dominicana, convirtiéndose en la solista dominicana más joven en haber debutado con dicha orquesta.

Gracias  a su pasión, amor, esfuerzo y disciplina por su instrumento, se convirtió en la primera latinoamericana en ser admitida en la prestigiosa Yehudi Menuhin School, institución londinense que alberga niños prodigios de todo el mundo.

Asimismo, ganó becas para la Guildhall School of Music and Drama y el Royal College of Music.

Syed, ha derrochado su talento en los escenarios más icónicos de todo el  mundo, entre ellos, recientemente, el afamado Carnegie Hall, en Nueva York.

PERFIL
Aisha Syed
Violinista

“La música siempre ha sido mi refugio”
No es la primera ocasión en la que la artista usa sus talentos para beneficio de los más jóvenes. La violinista ha realizado clínicas para la enseñanza gratuita del violín.

Ciudadanía y pensamiento crítico    

Emelinda Padilla
Santo Domingo, RD

Para quienes hacemos docencia a nivel superior, es muy probable que deseemos encontrar en las salas de clase, estudiantes críticos, que analicen, que pregunten e indaguen sobre el conocimiento, que valoren el aprendizaje y su importancia dentro de sus respectivos proyectos de vida, etc.

Mayoritariamente nos encontramos con una realidad muy diferente, que provoca el planteamiento de un sin fin de interrogantes tales como ¿son nuestros estudiantes el fruto de una educación secundaria, que los instruyó en esas características que nosotros buscamos en ellos?, ¿Realmente podemos esperar tanto de ellos, si sus estructuras mentales no han sido acostumbradas a aquello? Parece que, en general, la respuesta es no, lo que se constituye en un reto para nuestra labor pedagógica y social.

Los estudiantes inician su camino universitario con serias falencias que no hacen otra cosa que disminuir las posibilidades de éxito en su proceso formativo. La respuesta negativa dada a las preguntas señaladas tiene que ver con aspectos complejos, que es preciso analizar, si se quiere abordar responsablemente el tema de la formación de profesionales con pensamiento crítico.

No resulta extraño el reconocer que vivimos tiempos caracterizados por cambios acelerados, en medio de una sociedad en pleno desarrollo. Diariamente se hace más necesario aprender continuamente y estar actualizado. En este contexto, nos vemos enfrentados a un acceso expedito y diverso de información, que a su vez se produce, se distribuye, se consume y se abandona a una velocidad cada día más acelerada, acarreando ello nuevas exigencias y desafíos a las personas y a los grupos sociales y por sobre todo, a la educación de los mismos.

Uno de estos desafíos tiene que ver con la necesidad de formar ciudadanos con capacidad de adaptación y aprendizaje, donde no basta simplemente con ser alguien informado. Vemos que este escenario requiere además de personas que asuman verdaderos roles de participación y colaboración, que actúen guiados por una ética abierta al entendimiento, siendo el diálogo su vehículo principal.

Lo anterior, implica contar con determinadas habilidades que hoy se asocian a determinadas competencias, individuales y cooperativas, que permitan hacer un buen uso de la información disponible y a su vez, generar nuevos contenidos. Esto se reafirma con lo planteado por M. Lipman (1990), al señalar que uno de los supuestos fundamentales que subyace a la idea de democracia ha sido el que los miembros de una sociedad de este tipo no deben simplemente estar informados, sino que deben ser reflexivos; no deben ser simplemente conscientes de los problemas sino que tienen que tratarlos de forma racional.

Un ciudadano responsable es aquél capaz de pensar críticamente, y de dominar estrategias propias del proceso reflexivo. Formar a un ciudadano responsable, supone formarle para que sea capaz de responder de forma adecuada a las exigencias planteadas por situaciones problemáticas, y su formación en este sentido, implica hacer un giro en cuanto a poner el acento en el desarrollo del pensamiento y no solo en el aprendizaje.

En la racionalidad que demanda este tipo de ciudadanía, distinguimos un escenario que nos lleva a reconocer una gran demanda por el ejercicio de un pensamiento crítico, creativo y colaborativo, lo que M. Lipman (1990) llama pensamiento complejo o de orden superior. Es así que mirándolo desde la perspectiva educativa, reconocemos una demanda fundamental por un docente con un rol más amplio que el de simple transmisor de conocimiento, esto es, un docente que es capaz de diseñar los ambientes y las experiencias de aprendizaje, facilitar la deliberación en la toma de decisiones de los estudiantes, así como aprovechar las oportunidades de aprendizaje que posiblemente irán generando los mismos alumnos.

Formar estudiantes para que sean capaces de pensar críticamente, no solamente sobre los contenidos académicos sino también sobre problemas de la vida diaria es un objetivo de gran relevancia, tanto para el sistema educativo como para la sociedad en general. Promover experiencias que estimulen el ejercicio del pensamiento crítico es fundamental en este mundo complejo, donde la información ya no es un problema pero sí lo es la valoración crítica de la misma.

 

Calidad educativa: Propuesta de mejora en RD

Tavito De Los Santos
Santo Domingo, RD

La educación constituye un sistema bien complejo, dado los factores asociados y los múltiples actores que intervienen en su proceso.  Al mismo tiempo resulta ser de gran relevancia  en la formación de los individuos y, consecuentemente, de la sociedad.

Esta naturaleza que reviste a la educación le atribuye un valor tan especial, a tal grado que la respuesta a su problemática trasciende una solución mecánica o meramente económica, evocando así el legendario refrán de que “las mejores cosas no se logran con dinero”.

Es por ello que en nuestro caso, República Dominicana, pese a las cuantiosas inversiones que se han hecho en el sector educativo, persiste una baja calidad en la enseñanza y el  rendimiento académico, de acuerdo a  diversas evaluaciones locales y regionales; como se muestra a continuación.

A nivel local podemos citar la Prueba de Inteligencia Académica Universitaria Dominicana (IAUD) aplicada por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en el año 2005, según la cual el 55% de los estudiantes de nuevo ingreso carecía de competencias suficientes para cursar carreras universitarias.

Otro dato preocupante lo aportó el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCyT) en el año 2013, cuando reveló que el 70% de los estudiantes de nuevo ingreso del Instituto Técnico Superior Comunitario (ITSC) reprobó la prueba de admisión en el área de Lengua Española; resultando más grave en el área de Matemática, donde reprobó el 90%.  En todo caso, las deficiencias que revelan dichas pruebas provienen del nivel medio.

En este orden les invito a hacer el presente ejercicio mental.  Si de 100 estudiantes universitarios sólo aprueban 24, es probable que juzguemos de deficiente al profesor, pues, reprobó el 76%; no obstante, si tomamos en consideración que sólo 30 tenían las competencias necesarias para dichos estudios, 24 equivale al 80% del universo calificado, y sólo le habrían reprobado 6, equivalente al 20%, lo que permite evaluar a ese profesor como bueno en promedio, lo cual lo justificaría o reivindicaría, pero esto sólo se logra mediante un análisis justo, consciente e imparcial y objetivo de la realidad, no sesgadamente.

En el año 2000 el LLECE, en su primer estudio, detectó un rendimiento académico bastante bajo en la República Dominicana.   El Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (SERCE) realizado en el año 2008 reveló que el 31.4% de los estudiantes de tercero de básica no alcanzó el primer nivel en Lectura, en una escala  del 1 al 4; en tanto que  el 47.8% de los estudiantes de sexto grado quedó en el nivel 1.

El Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo, conocido como TERCE, efectuado en Julio del 2015 y publicado por la UNESCO en el 2016 arrojó como resultado que República Dominicana se encuentra en un nivel muy por debajo de la media en el desempeño en Lectura y Matemática, tanto en tercero como en sexto grado de primaria, en comparación con los demás países estudiados, de un total de quince.

En ese sentido, de una media de 700 puntos, la República Dominicana obtuvo una puntuación en Lectura de 614 en tercero, y de 633 en sexto grado del nivel básico.   En tanto que en Matemática la puntuación alcanzada fue de 602  para el tercer grado, y de 622 para sexto.  En cada caso se encuentra por debajo del resto de los países evaluados de la Región.

En el otro extremo resulta encomiable el nivel que ostenta Chile, con  una posición insuperable por el universo de los países estudiados.  En este orden, el puntaje obtenido por Chile fue de 802 y 776 en Lectura, para tercero y sexto grados, respectivamente; y de 787 y 793 en Matemática.

Esta realidad nos lleva a plantearnos la siguiente interrogante: ¿Qué hacer para revertir estos alarmantes resultados de la calidad de la educación en República Dominicana?  Al mismo tiempo refleja la necesidad de repensar las políticas gubernamentales de mejora de la calidad educativa hasta ahora implementadas.

Propuesta al sistema educativo dominicano
Complementar la Evaluación de Desempeño de los profesores de todos los niveles con una evaluación por resultados, mediante la aplicación de pruebas de contenidos a los estudiantes y luego incentivar a los profesores que hayan logrado mayores cometidos en torno a los objetivos del programa.  Además de una reforma educativa que implique la formación en valores, principios y competencias; pues hemos de estar conscientes de que la mejora educativa se logra mediante un proceso complejo que va más allá de la inversión en  la infraestructura, alimentación, ampliación de horarios, aumento salarial.

Reforzar la política de promoción de los estudiantes en los niveles Básico, Medio y Superior. Pues, existen dos problemas que, a menudo, han sido tratados como un solo: en primer lugar, muchos estudiantes no están asimilando los contenidos y, segundo, los profesores los están promoviendo sin las competencias requeridas.

Coaching: Una alternativa que cambia vidas

Santo Domingo, RD

El “coaching”  se ha convertido en un fenómeno mundial. Esta nueva disciplina consiste en acompañar, instruir o entrenar a una persona o a un grupo de ellas con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas. Ha llegado para quedarse. En una entrevista exclusiva para Plan LEA, el reconocido conferencista y master coach Héctor Teme nos explica más a fondo sobre esta disciplina y sobre su programa de entrenamiento llamado “MÉTODOCC”.

¿Cuál es el principal rol de un coach?

Diría que el coach es un puente más que un puerto, es un acompañante en el camino hacia el logro extraordinario, es una posibilidad para que la persona, la corporación, el líder o el servidor público alcance un nivel de gestión mayor a través de la transformación.

El coach es un empoderador a través de la pregunta y no un dador de respuestas.

El coach no es un mago que hace aparecer resultados, no es un boticario que expende recetas para el éxito, no es un mentor que enseña desde la experiencia, tampoco es un consejero que lidia con tu pasado, sino un experto preguntón que te conducirá a través de la indagación hacia nuevos aprendizajes en tu vida, para que puedas intervenir en aquellas áreas de ceguera que limitan tu capacidad de acción efectiva.

¿Cómo nace y en qué consiste MÉTODOCC?

MÉTODOCC nace del entendimiento que tuvimos mi esposa Laura y yo de que el coaching centrado en el hombre solamente no genera plenitud. La plenitud no se encuentra en el resultado que es externo al hombre, sino en la transformación interna de su ser. Es en ese entendimiento que estructuramos un método que le permite a una persona, así como a una corporación o a un gobierno, desarrollar transformación generativa con las herramientas lingüísticas y distinciones que incorporamos en una técnica única llamada la Técnica de la Co Creatividad, la cual es el sello del éxito que MÉTODOCC ha tenido a lo largo de estos 15 años, entrenando a más de 300 mil personas en el continente y certificando a más de 1000 coaches profesionales, quienes han alcanzado nuevos niveles con logros extraordinarios.

¿Qué tiene diferente MÉTODOCC a otros programas de coaching?

El coaching ontológico tradicional es cien por ciento centrado en el hombre, en el modelo de MÉTODOCC el hombre no es el fin principal, sino la trascendencia del propósito. La plenitud no se alcanza en la satisfacción de mi ser, sino en el proceso de extenderse hacia el destino que tengo en mi vida y disfrutar mientras lo alcanzo.

Otra de las grandes diferencias es que el coaching tradicional centra su expectativa en el resultado. En MÉTODOCC no centramos el proceso en el alcance del resultado, sino en el alineamiento de tu visión con la misión de tu vida que te conduzca a la trascendencia.

¿Por qué cree que el coaching ha tenido tanto revuelo en los últimos años?

Estamos en un momento de la historia en el cual la constante es el cambio, en donde el reto para la gente está en romper con paradigmas, incorporar nuevos y volverlos a replantear al poco tiempo, donde la era de la razón ya no alcance y más bien estamos en una conexión constante con nuevo conocimiento. En este nuevo modelo de sociedad de cambio constante, ya no alcanza con acumular información o conocimiento, porque lo que conoces hoy mañana es sustituido por algo nuevo. Estamos en un momento en el cual necesitamos entendimiento más que conocimiento. Entender demanda una manera más poderosa de ver, de ser, de relacionarme y de gestionar las acciones.

Vivimos en la era de la interconexión en la nube, donde el conocimiento, los avances, la actualización y aún la especialización está a un click de distancia. Sin embargo, paradójicamente la gente vive desconectada de su destino y sin conciencia de futuro, la depresión existencial está alcanzando niveles pandémicos en muchas sociedades.

Frente a estos escenarios el Coaching se vuelve la profesión relevante, porque este trabaja en el diseño de futuro, para que la persona u organización viva en el presente con una visión extraordinaria. Cuando la persona logra descubrir su propósito, el camino hacia ese logro queda habilitado. Para esos procesos el Coaching es fundamental.

FRASE
“El coach no es un mago”
HÉCTOR TEME
Conferencista y master coach.

Es director de la Formación de Coaches Cristianos (FCC), coach certificado y miembro de la Asociación Argentina de Profesionales del Coaching (AAPC) y de la International Coaching Federation (ICF). Recibió su Licenciatura en Teología Pastoral del Semisud, un Bachelor in Theological Studies y un Doctorado en Letras y Humanidades.

Padres solteros: Una realidad que pocos ven

Contrario a lo que se puede pensar, los padres solteros también pueden ejercer una paternidad afectiva y responsable.

Nathalia Romero
[email protected]
Santo Domingo, RD

“Aprendí a lavar cabeza, soy quien le lavo su ropa, soy quien le quita sus mañas cuando no quieren una comida y quieren otras cosas. Eso lo he disfrutado y no lo cambio por nada”. Con estas palabras llenas de orgullo y con la satisfacción del deber cumplido, se expresa Powel Valerio, padre soltero de tres hijos, quien por un divorcio hace 5 años, tomó la decisión de criar solo a sus vástagos. “Su madre me los entregó porque por el trabajo, no tenía tiempo para dedicarles”.

Este padre forma parte de ese pequeño porcentaje de hombres solteros que se quedan con sus hijos. Ya sea por viudez, divorcio o situación económica. Es una realidad, pero aún en nuestro país y en otras partes del mundo, sigue siendo un tema tabú.

Periodista de profesión, este padre soltero narra que lo que en su momento fue un trago amargo se convirtió en la felicidad de su vida.

Tiene dos gemelas de 8 años y un varón de 9.

Para él, ha sido un camino lleno de muchos momentos de alegría, pero los inicios no fueron tan fáciles. “El mayor reto fue enseñarles a bañarse solos y lavar sus prendas íntimas”.

También relata que fue complejo darles respuesta cuando les preguntaban por qué su madre se los entregó. “No sabía qué contestar en ese momento”.

Aunque en la sociedad dominicana se ve como un estigma que los hombres afronten la crianza solos, los comentarios que ha recibido han sido todos buenos.

“Me preguntan cómo me encargo de tres niños y puedo hacer las cosas que hago”.

Pero no todo es color de rosa. Así como a muchas madres solteras se les hace complicado conseguir pareja, los padres solteros tampoco son la excepción. Valerio ha tenido que sacrificar muchas veces el plano sentimental. Dice que las mujeres cuando ven un padre soltero y dedicado a sus hijos ven un billete de lotería. Pero es bien reservado al momento de elegir. Llegó a dejar una pareja por sus hijos. “Se quejaba del poco tiempo que le dedicaba. Puedo querer, puedo amar una mujer, pero si tengo que soltarla por ellos, lo hago”.

Este padre abnegado relata que llegó a ser profesor de educación física en su colegio, con tal de protegerlos y estar cerca de ellos. “Cada decisión que tomo en mi vida es por ellos. Son mi todo. Y solo con ellos quiero seguir adelante”.

Padre no es el que engendra

Víctor Domínguez pasa por una situación similar. Tiene 25 años, es enfermero y tiene dos hijos de 7 y 5 años. Pero a diferencia de Valerio, no son sus hijos biológicos.

Hace 4 años, su hermano mayor falleció junto a su esposa, en un accidente de tránsito, dejando a sus hijos en la orfandad. De todos sus familiares, Víctor, con solo 21 años, decidió hacerse cargo de los niños.

El joven considera que la experiencia de ser padre tiene sus cosas buenas y malas. “Ser padre nunca es sencillo, tiene mucha responsabilidad y es un trabajo a tiempo completo. Pero es lindo darle un poco de felicidad y un hogar sano a unos niños que, a tan corta edad, tuvieron que pasar por un episodio tan difícil”.

Narra que lo más complejo fue hacer que se adaptaran a un nuevo hogar. “Aunque ahora mismo es  menos difícil porque aún no comprenden lo que es la muerte, del todo. Creo que será más difícil cuando ambos crezcan y surjan las preguntas”.

Otro de los desafíos que ha tenido que enfrentar ha sido la parte económica. A pesar de que recibe ayuda de su abuela en el cuido de los niños, tiene que pagar alquiler, colegio, gastos fijos y alimentación. Hasta una salida a la semana la tiene que agendar y planificar.

No obstante, para Domínguez no ha sido una limitante el hecho de conseguir pareja. “Podría decir que se interesan más en mí cuando conocen esa parte de mi vida”.

Domínguez dice ser muy reservado con esa parte de su vida, por eso cuando la gente se da cuenta se asombra. Un ejemplo de ello es cuando en el trabajo ha tenido que pedir permisos por cuestiones de salud de los niños. “En una ocasión me dijeron: ‘¿Y por qué no va la madre?’. Yo les dije: ‘Es que yo soy la madre’. Ahora ya no tengo que dar tantas explicaciones”.

Problema social

Para la psicóloga y terapeuta familiar Laura Rivas, socialmente, el pequeño porcentaje de padres solteros, o los pocos que se reconocen, dan luz a un problema más profundo. Rivas asegura que esto está relacionado a la política de género, aunque no lo parezca. “Y es por esto que no aceptamos que un niño juegue con muñecas. Teniendo esto en cuenta, al parecer, hemos crecido con otros juegos. Por tanto, con otra concepción de la realidad. Las políticas públicas así lo reflejan”.

“Ellos pueden dar las respuestas físicas y emocionales que necesitan sus hijos sin drenarse completamente. Dado que se espera que las personas en una relación tengan un apoyo integrado, los padres y madres solteras pueden crear sus propias conexiones con familiares, amigos, vecinos, colegas y otros padres solteros”.

Por ende, considera que quien cuestiona si hay un riesgo psicológico de ser criado por un padre soltero no está enfocándose en lo vital. En cualquier caso, considera que ser hombre o mujer no limita la crianza y mucho menos si existe una red de apoyo.

Rivas puntualiza que aceptar a los padres solteros es reconocer que la paternidad responsable no es exclusiva de hogares con dos personas fungiendo el rol parental.

“Es reconocer a los hombres maravillosos que han elegido ser padres para dar a sus hijos más de lo que han recibido”.

DATOS
Monoparental.

Según Organización de Familias Monoparentales, en el área metropolitana de RD, cerca de un millón 500 mil familias son monoparentales, por un rompimiento de la relación entre el padre y la madre, siendo el divorcio el renglón de mayor incidencia.

Porcentaje
Según la Oficina Nacional de Estadística (ONE), sin importar quién lleve la dirección del hogar, en República Dominicana, más del 40% es de familias monoparentales.

Lecturas patrióticas para niños

Santo Domingo, RD

“Amigos míos, unidos aquí con el propósito de ratificar lo que habíamos concebido, de conspirar y hacer que el pueblo se subleve contra el gobierno haitiano, a fin de constituirnos en Estado libre e independiente, con el nombre de República Dominicana.

Vamos a dejar empeñado nuestro honor y vamos a dejar comprometida nuestra vida. La situación en que nos coloquemos será muy grave, y tanto más cuanto que, entrando ya en este camino, retroceder será imposible. Pero ahora, en este momento, hay tiempo todavía de rehuir toda clase de compromiso. Por lo tanto, si alguno quisiera separarse y abandonar la causa noble de la libertad de nuestra querida patria”, con ese discurso, un joven llamado Juan Pablo Duarte dio inicio, un 16 de julio del 1938 a la formación secreta de “La Trinitaria”. Una asociación conformada por jóvenes llenos de ideales y deseos de libertad. Aquella reunión fue la antesala de un proyecto que se forjó con el sacrificio de sus miembros y que gracias a él, podemos decir que, tenemos una patria llamada República Dominicana.

Libros sobre los Padres de la Patria
Hace ya 181 años de ese día tan significativo para nuestra Nación. Por esta razón es tan importante que, los padres y maestros encaminen a los hijos y estudiantes no solo a saberse la fecha de una gesta patriótica o la biografía de un patricio, sino a analizar las enseñanzas que se pueden sacar de esos eventos que marcaron el país. Valores como la confraternidad, solidaridad, organización, trabajo, generosidad y sacrificio pueden ser aprendidos mediante el recurso de la lectura.

En el mercado se pueden encontrar variedad de libros sobre la Patria Dominicana y sus gestores. Un ejemplo de esto es el ‘Ideario de Juan Pablo Duarte’, una recopilación de apuntes sueltos sobre diferentes temas, que revelan la vasta formación política y sensibilidad social del patricio, lo que hace afirmar que fue uno de los dominicanos más preclaros de su época. Asimismo, se pueden encontrar las biografías de Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, escritas por el reconocido historiador dominicano, Roberto Cassá; ‘Érase una vez’, de César Sánchez; ‘Duarte entre los niños’, de Frankin Domínguez; ‘Valores en Juan Pablo Duarte’, de Avelino Stanley; y ‘Cómo lograr el éxito’, de J.L. Liriano.

Familia disfuncional: Cuando los padres son el problema

Nathalia Romero 
[email protected]

Los  casos de jóvenes menores de edad que mantienen “relaciones sentimentales” con hombres mayores es una práctica común en el país. Por lo regular, la sociedad condena el abuso por parte de los adultos y también, en otros casos, juzga el comportamiento “poco decoroso” de las adolescentes. Pero hay un punto que pocas veces se toca: ¿Qué es lo que realmente pasa con la familia de esas jóvenes? Muchas veces, los padres son el problema.

En un estudio publicado en 2017, por Plan Internacional, con datos de la encuesta ENHOGAR MICS 2014, en el país el 12.5 % de las dominicanas entre 20 y 49 años se casaron o unieron antes de los 15 años y el 37 % antes de los 18 años. Actualmente, una de cada 5 adolescentes (23.4%) entre 15 y 19 años está casada o unida con un hombre 10 años mayor.

“Aunque muchas personas pueden pensar que una niña se casa o se une porque es libre de decidirlo, el estudio encontró que esa libertad no es tal. El matrimonio infantil forzado es resultado de la violencia intrafamiliar, la expectativa de emancipación o la oportunidad de negociación que establecen las familias como una oportunidad de salida de la pobreza”, resaltó Jeannette Tineo, autora de la investigación.

Ésta es una muestra de cómo un mal manejo de parte de los padres puede causar un problema social.

Para la psicóloga y terapeuta familiar Laura Rivas, estas familias pueden ser catalogadas como familias disfuncionales. En una familia disfuncional, se le pide a los niños que asuman roles de adultos. Un ejemplo de esto es cuando hacen a los hijos responsables del cuidado de sus hermanos menores, ayudar a sostener el hogar sin importar los medios y en algunos casos, cuidar de las relaciones entre los adultos, como es servir de mensajeros entre padres que han peleado entre sí. Aunque puede parecer que esos son niños maduros, estas situaciones imponen ansiedad y estrés que no tienen las habilidades necesarias para manejar.

La psicóloga expone que, las personas que crecen en hogares disfuncionales llegarán a ser adultos sabiendo que su vida no es normal. “Es habitual escuchar cuando llegan a terapia de adultos preguntando si ‘hay familias que son como las de la televisión.’ Dentro de las situaciones que más añoran es poder contar con sus familiares y estar felices de hacerlos parte, que los abuelos estén involucrados con los nietos porque pueden confiar en ellos su cuidado, y cómo son los límites y las relaciones amorosas saludables”. Asimismo, agrega que, otras áreas donde necesitan adquirir habilidades son el manejo del dinero, el autocuidado e incluso, cómo debe verse un hogar, puesto que han crecido en hogares que no se mantenían limpios.

Intervención psicológica
En terapia familiar, los problemas de comportamiento o las enfermedades mentales de los niños reflejan a la familia como un todo.

Es por esa razón que los problemas y las soluciones comienzan y terminan con los adultos.

Rivas explica que, muchos padres no aceptan que tienen problemas y comportamientos tóxicos que afectan directamente a sus hijos. No poder admitir que se han equivocado o que tienen la responsabilidad es una característica común de las familias disfuncionales.

“Por esto, rara vez los padres están preparados para aceptar que cuando un niño o adolescente va a terapia es casi siempre por un manejo inadecuado de los adultos”.

¿Cómo tratar psicológicamente a niños que vienen de ambientes tóxicos?
Según Rivas, los niños que crecen en familias disfuncionales pueden ser ayudados con intervención psicológica.

El objetivo principal será ayudarles a desarrollar habilidades tales como: emocionales, de comunicación y de resolución de problemas. A través de la práctica pueden subsanar el daño.

Muchas personas aprenden a cuidar ese niño interior y hacer cambios importantes en su vida, resultando en adultos sanos que pueden cambiar su legado familiar.

Maestros: varias generaciones, una pasión

Nathalia Romero
[email protected]
Santo Domingo, RD

Cuando se le pregunta a María Martínez, qué significa para ella ser maestra, es inevitable que se le quiebre la voz y sus ojos se tornen llorosos, después de más de 30 años de labor docente.

Todo lo que empezó por pura coincidencia a los 15 años de edad, siendo maestra sustituta, terminó conquistándola para convertirse en su eterna pasión.

Ya se han cumplido tres décadas de labor docente, la cuál ejerció en La Ciénega, uno de los barrios mas peligrosos y marginados de Santo Domingo, donde a pesar del panorama no favorable y todas las vicisitudes que pasó, con la poca paga y dar clases en condiciones deplorables, nos narra que aún así, vivió experiencias maravillosas y que le cambiaron la vida.

“Yo tuve la oportunidad de ayudar a muchachos con problemas de drogas y que venían de hogares disfuncionales. Después de muchos años me recuerdan y me agradecen. El trabajo del maestro no es solo enseñar, es también ser como un padre y un amigo”.

Hoy día, Martínez dice con orgullo que aún mantiene contacto con sus alumnos, muchos de ellos profesionales y gente de bien.

Y aunque ya está jubilada, su pasión y vocación no han terminado, sigue impartiendo clases sin ningún costo a niños con problemas de aprendizaje de su comunidad. “Tú no te imaginas lo que yo amo esta carrera”, expresa con un sentimiento de satisfacción.

Una profesión sacrificada
Esperanza Ventura este año cumplirá 30 años en el magisterio. Y de todos esos años de trabajo, resalta la titánica responsabilidad que lleva en sus espaldas el docente. “Se requiere mucha preparación y siempre estar a la vanguardia con todo lo que tiene que ver el campo educativo”.

De igual forma destaca que actualmente la sociedad no valora la carrera del docente, una carrera que para ella es muy sacrificada y en la que los profesores se entregan y dan lo mejor de sí cada día. “El maestro representa un apoyo y un modelo a seguir. Es el que escucha y es el receptor de todo lo que pasa, no solo con sus alumnos sino también con sus familias”.

De su experiencia como maestra relata que, le ha tocado tratar con todo tipo de estudiantes, pero trabajar de cerca en la formación de las mujeres es lo que más le ha marcado en su vida de docente. Tener el privilegio de empoderar a sus alumnas, hacerles ver que son importantes y que valen mucho. “Mi orgullo son mis alumnas. Un triunfo de ellas es un uno mío. No me arrepiento de haber elegido esta  profesión”.

 Una nueva generación
Aún está en sus 20, pero desde su niñez, Pamela De La Cruz sintió la vocación de enseñar a otros. Pero no fue hasta que llegó a la universidad y luego a las aulas que descubrió su potencial para dedicarse a ser maestra.

La experiencia viva con los niños, el cariño, la cercanía, las cosas que podía hacer mejorar en ellos, le hicieron darse cuenta del poder que tenía en sus manos. “El trabajo diario con los estudiantes me motiva a ser mejor profesional”.

La joven profesora dice que, su juventud no ha sido una barrera para ganarse el respeto de sus alumnos y de los padres de los mismos. “Al principio los padres tenían sus dudas, pero luego veían mi forma de manejarme y después no creían que fueran tan joven”, narra.

De La Cruz cree firmemente que un maestro tiene el poder de construir como de destruir. “Una palabra o una frase de motivación para tu alumno puede cambiar su vida para bien o para mal”. Sin embargo, aunque pertenece a la nueva generación de profesores, no está muy de acuerdo con muchas políticas del sistema educativo actual. “Ahora existe mucha permisividad y poca exigencia hacía el estudiante. Esto dificulta el proceso de evaluación y el trabajo del maestro. Creo que éste es el mayor reto para los docentes ahora mismo”.

María, Esperanza, y Pamela pertenecen a distintas generaciones, pero todas coinciden en algo: la pasión de enseñar.

      

EN PUNTOS
Historia.
 El 30 de junio es el Día Nacional del Maestro, en la República Dominicana, establecido por el “Secretario de Estado de Justicia, Educación Pública y Bellas Artes” (hoy, Ministerio de Educación), mediante la Resolución No. 6-39 de fecha 6 de junio de 1939.

Juan Bosch. La fecha coincide con el natalicio del profesor Juan Bosch; figura cumbre de la literatura y la política dominicana de todos los tiempos.

Ilustres. Entre los maestros que más contribuyeron al desarrollo de la educación en RD, están: Eugenio María de Hostos, Salomé Ureña, Ercilia Pepín, Socorro Sánchez y Pedro Henríquez Ureña.

Inclusividad e igualdad en la escuela

Nathalia Romero
[email protected]
Santo Domingo, RD

“Considerando que la constitución establece en su artículo 39 numeral 4 el derecho a la igualdad entre el hombre y la mujer ante la ley y de manera expresa que: “Se prohíbe cualquier acto que tenga como objetivo o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad de los derechos fundamentales de mujeres y hombres. Se promoverán las medidas necesarias para garantizar la erradicación de las desigualdades y la discriminación de género”. De esta forma empieza la ordenanza que presentó el Ministerio de educación mediante la cual se establece como prioridad el diseño e implementación de la política de género en el sistema educativo dominicano.

La medida ha creado opiniones divididas en la sociedad dominicana, tanto a favor como en contra.

Varios sectores la rechazan debido a la confusión que se tiene entre la política de género y el famoso concepto de “ideología de género”, ambos muy distintos. Pero la ordenanza solo busca la inclusión, equidad e igualdad.

Ahora, ¿qué es la inclusividad y la política de género?

Para el sociólogo Joel Arboleda la política de género es un conjunto de medidas que buscan mitigar las diferencias que se generan entre hombres y mujeres. Sin embargo, lo que se trata es de mitigar problemas sociales que se dan a raíz de su condición biológica. “El género es una variable social, y el sexo es una variable biológica”.

Mientras que la inclusividad es cuando se abren las puertas y la igualdad de oportunidades para que las diferencias de género no se traduzcan en diferencias de acceso a las oportunidades.

“Normalmente lo que se busca en una sociedad es que el acceso a las oportunidades sean iguales, independientemente de si los individuos pertenecientes a ella la aprovechan o no”.

Asimismo expresa que la educación dominicana necesita una política de género adecuada porque normalmente cuando se habla de género la gente piensa en la violencia y desigualdad que se ejerce en las  mujeres, pero las relaciones de género nos afectan a todos. Un ejemplo de esto es el rol del hombre y  la construcción de la masculinidad que puede llevar a unos excesos incumplibles. Una muestra de esto es cuando la sociedad espera que el hombre sea quien mantenga el hogar, cuando en la actualidad ya las mujeres trabajan y a veces ganan y tienen mejores empleos que sus parejas. “Entonces, sucede que el hombre pasa por una inconsistencia de estatus porque no logra desarrollar lo que la sociedad espera que él realice por su condición de ser hombre”.

El sociólogo también hace la observación de que las personas que están en contra de la política de género no entienden que por la falta de esta, aun las mujeres no acceden a mejores trabajos, ni salarios, ni las contratan porque están embarazadas, y a los hombres no le dan permisos de paternidad. “Parte de la violencia que hay en la sociedad dominicana deviene de relaciones de género mal dirigidas”.

Una educación inclusiva ayudaría a largo plazo cambiar ese tipo de relaciones. Las relaciones de género están sufriendo una revolución que es indetenible. Cuando este proceso avance el mundo será totalmente diferente, aunque sectores no estén de acuerdo. Una sociedad no se puede desarrollar con la mitad de su población marginada”.

Inclusividad en el sistema educativo dominicano

De su lado el  psicólogo Blas Valenzuela señala que el mayor beneficio de la implementación de la enseñanza inclusiva permitiría eliminar estereotipos de género, disminuir los niveles de discriminación sexista, reducir los casos de violencia de género, mejorar la convivencia familiar y un sinnúmero de aspectos que se pueden evidenciar en países que tienen años aplicando políticas de género en las escuelas, y han mostrado resultados y cambios positivos y significativos.

“Si coeducamos desde la escuela, podremos asegurarles estos derechos a las futuras generaciones, además de disminuir los niveles de discriminación, de violencia, de embarazos no planeados, entre otras situaciones” concluye Valenzuela.

EN PUNTOS

Feminicidios.
República Dominicana es el país de mayor tasa de feminicidios en la región

Embarazos.
También el país de Latinoamérica con mayores embarazos en adolescentes

Desigualdad.
Según el estudio Desarrollo humano en el tiempo: tendencias del bienestar y la desigualdad en el país, la nación ha venido perdiendo el 44% de su potencial de desarrollo por la desigualdad de género.

¿Cómo enseñar? La formación de maestros y maestras

Emelinda Padilla
Santo Domingo, RD

La mayoría de las instituciones que forman maestros y maestras, están conscientes de las nuevas demandas que las reformas educativas irán exigiendo en las aulas a los docentes. En este sentido, formar un docente que enseñe a sus alumnos a aprender, que desarrolle en los niños y niñas su creatividad, sus capacidades de comprensión; que promueva los cambios y acepte las diferencias y divergencias, incorporando la diversidad en el aula como un valor positivo, entre otros, son de los retos que tienen por delante los centros de educación superior.

Indudablemente para que un educador pueda realizar esta labor, necesita vivenciarla en su propia formación como docente. Dicho de otra forma “no puede reclamársele a los docentes que apliquen en sus aulas lo que no aprendieron ni vieron puesto en práctica en su preparación”. En consecuencia, el nuevo docente también requiere de nuevas formas de aprender, en una institución superior donde también se viva la reforma educativa desde su misma práctica.

Al igual que el educador de niños y niñas, el formador de formadores en su rol de educador como “mediador eficiente”, debe ejercer una práctica estructuradora de un conjunto variado de situaciones que permitan que sus alumnos (docentes en formación) observen, analicen, formulen hipótesis, investiguen y tomen decisiones en conjunto con sus pares en múltiples interacciones, y actúen conforme a ellas, construyendo así socialmente, niveles de conocimiento progresivamente más avanzados; fomentando la comunicación verbal entre ellos, puesto que gran parte del proceso educativo sistemático posterior se basará en la interacción entre iguales, la negociación y el intercambio de significados y experiencias.

Pero ¿es esa la forma en que se les enseña a los maestros en las instituciones formadoras? ¿aprenden nuestros maestros a reflexionar regularmente sobre sus prácticas, con el conjunto de los otros educadores?

Las investigaciones sobre instituciones formadoras de calidad, indican que la reflexión de los docentes sobre sus prácticas, impacta positivamente en la calidad de la educación que imparten. Es necesario, por tanto, que desde las aulas donde estamos formando maestros, cada alumno, como parte de un equipo que aprende, reflexione sobre la coherencia y efectividad de sus creencias sobre la práctica pedagógica. Es desde esta instancia donde el futuro maestro evalúa y se autoevalúa, compartiendo las decisiones pedagógicas de sus “estudiantes imaginarios” con otros. ¿Preparan las universidades a los futuros maestros para dialogar con profesionales de otras especialidades (psicólogos, nutricionistas, asistentes sociales?, ¿dialogan los maestros universitarios con sus alumnos, sobre casos reales o imaginarios que se presentan o podrían presentarse en aula?

Mucho se ha hablado y escrito sobre fomentar el desarrollo del trabajo en equipo y el aprendizaje colaborativo. Sin embargo, en las distintas realidades educativas que conozco, prevalece una práctica educativa aislada, donde brillan las cualidades y habilidades de las personas en forma individual. Esto lo hace el docente universitario con sus alumnos y luego éstos replican esa práctica en sus escuelas.

Los cambios en educación no pueden construirse en este contexto. Una verdadera reforma educativa supone la reflexión pedagógica, la práctica colectiva, nuevos hábitos de trabajo y aprendizaje, en que la experiencia común es fundamental. El aprender a aprender supone ayudar a los demás a ser efectivos en las acciones que emprendemos en conjunto, y aprender de los demás. Eso sólo se logra si se crean e institucionalizan espacios de intercambio y reflexión pedagógica. Para la educación este es un desafío, por cuanto significa formar educadores que establezcan equipos de trabajo con sus pares.

Una tendencia humana es que los maestros “enseñen como fueron enseñados”. Estando de acuerdo todos en esa premisa, llegó la hora de prestar más atención a la forma en que son enseñados nuestros maestros a aprender, porque de ella dependerá la forma en que enseñarán a sus alumnos. Nadie da lo que no tiene.