Entradas

La Robótica Educativa

La Robótica Educativa es un sistema de enseñanza interdisciplinaria que potencia el desarrollo de habilidades y competencias en los alumnos.

Este sistema de enseñanza es interdisciplinario porque abarca áreas de diferentes asignaturas del programa escolar reglado. Así, en los cursos de Robótica Educativa bien estructurados, se trabajan áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, lo que en inglés se conoce con las siglas STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics), así como áreas de Lingüística y también de Creatividad.

Las habilidades y competencias de los alumnos se ven desarrolladas de una forma efectiva debido a que, si los cursos están bien estructurados, se plantean actividades que los alumnos deben resolver como retos, en grupo, aportando soluciones elaboradas entre todos los miembros.

Así se trabajan aspectos como:

  • Trabajo en equipo
  • Liderazgo
  • Aprendizaje a partir de los errores
  • Emprendimiento
¿Cómo funcionan las clases de Robótica Educativa?

Cuando se aportan soluciones válidas y probadas, se fortalece el liderazgo de los alumnos, ya que van adquiriendo confianza en su capacidad para resolver retos cada vez más complejos y van aprendiendo que un buen líder es aquel que se apoya en su equipo para conseguir los objetivos, no el que pretende hacerlo todo él solo.

Los modelos que se construyen suelen ir acompañados de un programa informático que hace que el robot ejecute órdenes (ya sea desplazarse, identificar colores, medir distancias a un objeto, …). No se pretende que los alumnos acaben siendo todos maestros en programación. Los sistemas de programación que se suelen usar casi siempre están basados en iconos y no en instrucciones escritas. Lo que se pretende es que los alumnos se familiaricen con los dispositivos programables, cada vez más presentes en nuestra sociedad (ordenadores, teléfonos móviles, …). Con esta capacidad para entender cómo se programan los robots, adquieren esta habilidad que les será muy útil en el futuro.

En estos cursos se les plantea a los alumnos retos en los que hay incluidos conceptos físicos, matemáticos, tecnológicos. De esta forma los alumnos trabajan conceptos que han estudiado en diversas asignaturas del currículum escolar oficial de una forma práctica. Esto motiva a los alumnos en el aprendizaje de estas materias, ya que pueden experimentar las aplicaciones prácticas de lo que han estudiado de forma teórica.

En todo el proceso del curso, se va subiendo el nivel de dificultad de los retos, de forma que se mantenga el equilibrio entre la dificultad del reto y la capacidad del alumno para resolverlo. De esta forma se evita que el alumno se frustre por no ser capaz de resolver los retos o que se aburra por ser demasiado sencillos para su capacidad.

Por todo lo explicado hasta este punto consideramos que esta es una actividad con un gran beneficio para nuestros alumnos, ya que les ayudamos en el desarrollo de habilidades y competencias necesarias para su futuro personal y profesional, fomentamos su interés por las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, y además ayudamos a mejorar su nivel de inglés, al impartir los cursos en este idioma.

Nosotros, además creemos que, en la medida de lo posible, las actividades deben hacerse en inglés, ya que es una buena oportunidad de que nuestros alumnos practiquen este idioma.

Aprender Jugando

Pero aún nos queda un punto más a tocar. La actividad implica un componente lúdico, intrínseco a la construcción de modelos, a la discusión de las mejores soluciones con otros alumnos,… Este componente lúdico es el que remata el éxito de la actividad, ya que, si por todo lo explicado anteriormente es una actividad ideal desde el punto de vista de los padres preocupados por la formación de sus hijos, este último punto es el que convierte la actividad en ideal desde el punto de vista de los niños. Así pues, es la actividad lúdico-educativa ideal tanto para padres como para hijos.

Fuente: Edukative

La generación nativos digitales

Nativo digital es aquel que nació cuando ya existía la tecnología digital. Este término fue acuñado o utilizado por primera vez por Marc Prensky, autor de varios libros sobre el tema, en el año 2001, él hizo la distinción (conocida hoy en todo el mundo) entre los nativos y los inmigrantes digitales.

Como la tecnología digital comenzó a desarrollarse  con fuerza en 1978, se considera que los que nacieron después de 1980 y tuvieron esta a su alcance en sus hogares y los distintos ambientes donde se desenvolvían, pueden considerarse nativos digitales.

La tecnología digital, que se mueve de manera vertiginosa, ha traído una “nueva cultura” en el que las computadoras, en todas sus formas (teléfonos inteligentes, tabletas, laptops, etc) son una extensión de nuestras mentes, y los avances que gracias a ella se logran en todas las áreas (educación, medicina, alimentación) mejoran nuestras vidas.

Marc Prensky plantea que no podemos ensenar a los niños y jóvenes de hoy con la vieja tradición pedagógica “maestro-aprendiz” ya que después de haber completado su formación académica en las escuelas, el lugar de trabajo  debe darles una segunda educación que les muestra cómo lograr y añadir valor al mundo, cuando debiera ser lo contrario, que los niños añadan valor al mundo mientras son educados, esto de la mano con la tecnología digital.

El siguiente contenido es tomado del texto Nativos Digitales de Marc Prensky, disponible en http://recursos.aprenderapensar.net/files/2009/04/nativos-digitales-parte1.pdf

Nuestros estudiantes de hoy son todos “hablantes nativos” del lenguaje digital de los ordenadores, los videojuegos e internet. Entonces, ¿qué nos deja esto a los demás? Aquellos de nosotros que no nacimos en el mundo digital, pero que, en algún momento más avanzado de nuestras vidas quedamos fascinados y adoptamos muchos o la mayoría de los aspectos de la nueva tecnología somos, y siempre lo seremos en comparación con ellos, Inmigrantes Digitales.

La importancia de la distinción es la siguiente: cuando los Inmigrantes Digitales aprenden -como todos los inmigrantes, algunos mejores que otros- a adaptarse a su entorno, siempre conservan, hasta cierto punto, su “acento”, es decir, su pie en el pasado.

El “acento de inmigrante digital” puede verse en cosas tales como acudir a Internet para obtener información como segundo recurso, y no en primer lugar, o en la lectura del manual de un programa en lugar de asumir que el propio programa nos enseñará a utilizarlo.

Hoy en día los padres con más edad tuvieron una “socialización” distinta a la de sus hijos, y ahora están en el proceso de aprender un nuevo idioma. Y un idioma aprendido más tarde en la vida, los científicos nos lo dicen, va en una parte diferente del cerebro.

Los Nativos Digitales están acostumbrados a recibir información muy rápidamente. Les gusta procesar en paralelo y la multi-tarea. Prefieren sus gráficos antes que su texto y no lo contrario. Prefieren el acceso aleatorio (como el hipertexto). Funcionan mejor conectados. Se crecen con la gratificación instantánea y las recompensas frecuentes. Prefieren los juegos al trabajo “serio”.

Sin embargo, los Inmigrantes Digitales suelen tener muy poco aprecio por estas nuevas habilidades que los Nativos han adquirido y perfeccionado a través de años de interacción y práctica. Estas habilidades son casi totalmente extrañas a los Inmigrantes, que a su vez aprendieron -y así eligen enseñar- lentamente, paso a paso, una cosa cada vez, de forma individual, y sobre todo, en serio.

Los Inmigrantes Digitales no creen que sus estudiantes puedan aprender con éxito mientras ven la televisión o escuchan música, ya que ellos (los Inmigrantes) no pueden. Por supuesto que no: no practicaron esta habilidad constantemente a lo largo de todos sus años de formación. Los Inmigrantes Digitales piensan que aprender no puede (o no debería) ser divertido. ¿Por qué deberían pensarlo? Ellos no pasaron sus años de formación aprendiendo con Plaza Sésamo.

Tenemos que inventar métodos “Nativos Digitales” para todas las materias, en todos los niveles, utilizando a nuestros estudiantes como guías. El proceso ya ha comenzado: conozco profesores universitarios que inventan juegos para enseñar temas que van desde las matemáticas o la ingeniería a la Inquisición española. Tenemos que encontrar la manera de dar a conocer y difundir sus éxitos.

Marc Prensky afirma que los alumnos están cambiando gracias a sus experiencias con la tecnología fuera de la escuela, y ya no están satisfechos con una educación que no se dirige de forma inmediata al mundo real en el que viven, por ello el método pedagógico de “contar y hacer exámenes” que se usa mayormente en las escuelas es cada vez menos efectivo para esta nueva generación; por tanto  la tecnología digital,  utilizada correctamente, puede ayudar a volver atractivo y útil para el  futuro el aprendizaje para nuestros niños y jóvenes.

Liderazgo Responsable, quien este 26 de agosto trae por primera vez al país a Marc Prensky para una conferencia magistral,  es el único proyecto del país que estudia y a la vez promueve este concepto para que sea comprendido y tomado en cuenta en la planificación de políticas públicas de educación.

Desde hace tres años Liderazgo Responsable ha recorrido el país impartiendo conferencias que explican el desarrollo de la humanidad desde los albores de la misma hasta la Sociedad Web, época en la que vivimos en la actualidad.

En este tiempo han desarrollado proyectos para promover el gobierno electrónico, la alimentación inteligente, combatir la corrupción y la violencia de género, entre otros.

RD por el camino de la tecnología

Editado por Vanessa Pérez

Las Naciones Unidas realizó estudio al desarrollo sostenido de los países y el soporte que significa el Gobierno Electrónico para el objetivo de “Gobierno Electrónico RD Avanza”.

Este estudio mide la disponibilidad y capacidad de los organismos gubernamentales de utilizar las TIC para ofrecer servicios públicos más eficientes.

La estrategia de Uso de TIC y Gobierno Electrónico se basó en la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, el Plan de Gobierno del Presidente Medina 2012-2016 y el Plan Estratégico de la OPTIC. Tiene como objetivo “Fomentar y propiciar fortalecimiento institucional del Estado en materia de las TIC, para lograr la eficiencia y transparencia en la gestión de las instituciones públicas.

Este ranking tiene 3 grandes componentes que son evaluados para cada país:

  1. Servicios en línea:

Ese ha tenido un crecimiento de 31.47%. La ONU para obtener estos resultados mide el portal web central del Estado y servicios en línea, las páginas web de instituciones del Estado integradas al portal central, la existencia de participación vía electrónica y la existencia del marco regulatorio y normativo del uso de TIC y e-Gobierno. Para avanzar en este aspecto se desarrolló el portal integrado del Estado www.dominicana.gob.do el cual dispone de 1,560 servicios de 143 instituciones: 1,282 son informativos, 195 interactivos, 55 transaccionales y 28 sin clasificar aún. Otro de los puntos para este avance fue el Sistema 311 que permite al ciudadano someter denuncias, quejas o reclamaciones de los servicios de las instituciones gubernamentales; el desarrollo e implementación del Marco Normativo TIC y Gobierno Electrónico; Implementación de 10 normativas TIC y un sistema de evaluación y auditoria; Implementación de subportales de transparencia y datos abiertos, fortalecimiento de los canales de atención ciudadana y presencial, ente otros puntos que impulsaron el crecimiento de los servicios en línea.

  1. Infraestructura de Telecomunicaciones:

Con un crecimiento de 1.59 % este pilar, en el estudio de las Naciones Unidas, refleja la importancia de mejorar el nivel de acceso a internet de los ciudadanos, la reducción de brecha digital y los avances de infraestructura de telecomunicaciones del país. La ONU mide que por cada 100 habitantes: usuarios de internet, líneas fijas de teléfonos, suscripciones móviles, suscripciones internet banda ancha wi-fi y suscripciones de internet banda ancha fija.

  1. Capital Humano:

Este se mide por el índice general de alfabetización de adultos, el índice bruto de escolaridad, los años esperados de escolaridad y el índice de años promedios de escolaridad. Ha tenido un crecimiento de 0.56% y para lograr este progreso se ha realizado un Plan Nacional de Alfabetización, la construcción de nuevas escuelas, tanda escolar extendida, desayuno y merienda escolar para aumentar la escolaridad y reducir la deserción escolar. Además, este indicador refleja datos del 2011 para la escolaridad y del 2014 para la alfabetización, razón por la cual no se ven reflejados los grandes esfuerzos del gobierno en la educación.

Los resultados que hoy exhibe este estudio, según expresa la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (OPTIC), dan la satisfacción del deber cumplido y sientan las bases para que las tecnologías de la información y comunicación TIC a través de un Gobierno Digital, Abierto y Transparente sirvan como soporte al desarrollo sostenido de nuestra nación.

Bibliografía: Informe de Naciones Unidas 2016. OPTIC.

Uso del video en la educación

Linda Castañeda

Quería ver con vosotros algunas de las claves para el buen uso del vídeo en la educación si sois conscientes del contexto en el que nos enmarcamos lo cierto es que este proyecto tiene como una de sus grandes proclamas o una de sus grandes metas el que vosotros os introduzcáis en el uso de las nuevas tecnologías en el aula y muy especialmente que empecéis a sacar provecho de una tecnología que ya lleva muchos años con nosotros y que ha evolucionado mucho durante este último siglo seguramente y que hace parte de nuestra de nuestro ecosistema de casa la televisión la televisión aparecen los años 30 del siglo 20 y ha evolucionado de forma imparable durante todo ese siglo, pero lo cierto es que en las escuelas muchas veces la seguimos utilizando de la misma manera en la que la hubiéramos podido utilizar en los años 30 y la idea es que podamos pensar en otros usos o en cómo usarla bien.  Para ello vamos a hacer un recorrido o lo que el profesor Antonio Bartolomé de la Universidad de Barcelona denomina los diez errores clásicos a la hora de utilizar el vídeo en educación.

Vamos a ver esos diez errores de la mano de Antonio Bartolomé diez errores de utilizar el vídeo en el aula

El primero de los errores es pensar que el vídeo sólo está allí para verse como la televisión, que sólo la podemos ver y ellos nos cuentan cosas,  nos echan cosas.  El  vídeo está ahí también para que el alumno cree, podemos crear cosas dentro del aula, dentro y fuera del aula, para aprender cosas, porque nuestros alumnos, hoy más que nunca, tienen la posibilidad de crear vídeos y nosotros como profesores podemos crear vídeos.   Podemos crear cosas con lo que nuestros alumnos aprendan y eso es clave tenerlo en cuenta.

El segundo error es creer que los programas de vídeo para educación deberían durar entre 15 y 20 minutos, basado seguramente en algunas teorías psicológicas sobre la atención.  Lo cierto es que un vídeo aburrido es aburrido de tres minutos, entonces o es un gran vídeo, o es una película que te engancha, o cuánto más corto mejor los vídeos, cuanto más cortos mejor.

Tercer error: el vídeo lo maneja sólo el profesor, yo llego, pongo mi vídeo pongo a mis alumnos a que vean el video y después lo quito  y hago preguntas o hago lo que tenga que hacer.  Nos  tendremos que preguntar si a lo mejor deberíamos dejar en manos de nuestros alumnos el mando para que ellos puedan decidir cuándo parar el video,  hacer preguntas cuándo adelantarlo, cuándo atrasarlo o cuándo volver a ver una parte,  porque son ellos, son ellos los que tienen que aprender cosas con ese vídeo no nosotros.   Nosotros ya hemos buscado el vídeo,  los que están aprendiendo son ellos y la clave es que nuestros alumnos aprendan cosas más y mejores.

El cuarto error es pensar que cuando se usa un video se usa con un objetivo didáctico específico, es decir, tengo un objetivo, quiero que mis alumnos aprendan tal cosa; pues les busco un vídeo para que aprendan tal cosa.  Hoy en día el planteamiento es un poco más grande y un poco más extenso se trata de que nuestros alumnos aprendan competencias u objetivos más complejos y más integrados en otras cosas y para que eso se dé no sólo necesitamos un video, o un ordenador, o un libro de texto, o un material,  necesitamos que nuestros alumnos tengan a su alrededor metodologías  que les permitan aprender,  y en esas metodologías el vídeos es un elemento; como podrían ser otros elementos que pudiésemos usar dentro del aula.

El vídeo no debería estar solo en cintas o en discos como dice este error,  la idea es que no nos suscribamos sólo a esos formatos, sólo a esos soportes,  sino que,  lo dejemos que fluyan en los soportes que llevan nuestros alumnos encima.  Yo no sé vosotros, pero en secundaria lo normal es que lo primero de lo que no se despega un adolescente es de su teléfono móvil, de su teléfono celular.  Y  en su teléfono celular seguramente podrá reproducir vídeos,  o tiene una mp3, o un mp4 y de él no se desprende.  Que lo pueda llevar ahí,  que se convierta en una presencia ubicua, que lo pueda  aprovechar de manera que no sólo lo podamos usar dentro de la clase.

Las fronteras entre la educación formal y no formal.  Cada vez son más transparentes entre lo formal y lo informal, incluso hablamos de educación expandida, de tirar las paredes de nuestra escuela,  y eso también implica que no sólo usemos vídeos en clase sino que los dejemos para qué el alumno cuando quiera pueda acceder a ellos, una o más veces y pueda decidir.  Es posible que no lo haga, pero seguramente si no les damos la oportunidad sí que no lo van a hacer.

En séptimo lugar deberíamos decir que los programas que se usan no deberían quedarse solo en nuestro centro, en nuestra escuela o en casa, deberían poder estar abiertos, subidos en internet, de manera que cuando nuestros alumnos quieran puedan acceder a ellos desde donde quieran que estén.  Si la información a la que pueden acceder en cualquier momento por eso podrán acceder con más facilidad y tendrán la oportunidad de acceder con más facilidad a esos vídeos.

En octavo lugar deberíamos decir que en un vídeo esa obsesión por quién es el emisor y quién es el receptor deja de ser tan relevante no es que no exista seguramente en este momento yo soy el emisor y  nosotros sois los receptores pero este modelo de comunicación es bastante más restrictivo de lo que las redes nos permiten hoy en día, con lo cual dejemos de pensar en quién es el emisor y quién es el receptor.  Pensemos en qué estamos aprendiendo y cómo lo estamos aprendiendo,  si para ello todos tenemos que hacer de emisores o todos intentamos hacer un poco de receptores, o todos hacemos en determinados momentos diferentes papeles, pues bienvenido sea, es la intención.

Los dos últimos errores que enuncia Antonio Bartolomé tienen que ver no sólo con el vídeo sino con casi todas las tecnologías y creo que son vitales, pero tenemos que saber que en primer lugar es un error pensar que el vídeo pueda sustituir a un profesor.  Cuando un profesor es un buen profesor no hay vídeo que pueda sustituirlo.  Se han hecho muchos estudios en los que se ha comparado veinte minutos de vídeo con 20 minutos de explicación de un buen profesor y lo cierto es que siempre la balanza se inclina del lado del buen profesor,  del que da bien su clase, del que explica, del que mira a los ojos, del que te da el ejemplo que tú necesitas y te lo repite de las formas más diversas para que tú puedas entenderlo.

Pero el décimo error es precisamente el caso contrario es un error pensar que los profesores somos insustituibles, hay una frase que es bastante conocida que dice “que si las tecnologías  pueden reemplazar a un profesor, si una tecnología puede reemplazar a un profesor lo ideal es que lo haga porque saldrá mucho más barato; pero en realidad si hay un mal profesor siempre será mejor ver un buen video, que oír a un mal profesor.  Alguien que no tiene ninguna intención de  repararse lo que está diciendo o decirlo de formas diversas con lo cual los profesores no es que seamos insustituibles, pero un buen profesor nunca podrá ser reemplazado por un vídeo.  Todos estos errores y más introducción están en este libro es un libro de la editorial síntesis que se llama Vídeo digital y educación que es del año 2008 y como os decía es del profesor Antonio Bartolomé y que os recomiendo y nada más esperar que sigáis intentando incluir más vídeos más y mejores vídeos y hacer del vídeo una parte importante de vuestras clases. Gracias.