Entradas

El cerebro revela el truco de las noticias virales

Javier Salas

Al día se comparten más de 4.000 millones de mensajes en Facebook, 500 millones de tuits y 200.000 millones de correos electrónicos. En todo ese formidable flujo de información, algunos asuntos son ganadores universales: los temas y noticias virales, aquellos que se comparten masivamente. Un equipo de investigadores ha tratado de profundizar en el conocimiento sobre la viralidad de las noticias escrutando el cerebro de unos cuantos humanos. El resultado de su trabajo es que la viralidad no depende tanto del contenido de la noticia sino de nosotros mismos: de la imagen que queremos vender a los demás y de cómo va a ayudar a fortalecer nuestros vínculos con los demás.

Para entender el funcionamiento del cerebro ante las noticias virales, los investigadores de la Universidad de Pensilvania realizaron dos experimentos con 80 sujetos a los que mostraban noticias de The New York Times, uno de los diarios más relevantes y de mayor circulación en redes sociales. En concreto les enseñaron noticias de salud del diario neoyorquino, escogidas entre las que más se compartieron, según los registros del propio periódico. Les dejaban leer el titular y un resumen de la noticia y les preguntaban si querrían leerla entera o compartirla de forma pública o privada con sus amistades de Facebook.

Los investigadores observaron que durante el experimento se activaban las regiones el cerebro que corresponden con dos procesos mentales bien localizados. Por un lado, el pensamiento sobre uno mismo, que aquí se podría entender como la imagen que compartir esa noticia podría dar sobre el propio sujeto. “La evidencia sugiere que las cuestiones auto-relevantes están entre los temas de conversación más frecuentes, especialmente en los medios sociales, y que revelar información sobre el yo puede ser inherentemente gratificante”,explican los autores en su estudio, publicado en PNAS. “A través de este mecanismo neuronal, las expectativas de obtener resultados positivos sobre uno mismo al compartir [la noticia] aumentan el valor percibido del intercambio de información, lo que a su vez incrementa la probabilidad de compartirla”, añaden.

Por otro lado, en estos experimentos observaron que también se ponía en funcionamiento la región en la que el cerebro trabaja para entender en qué están pensando los otros. Según explican en el estudio, quien pretende compartir una noticia debe considerar qué hay en la mente de los demás, sus conocimientos, opiniones e intereses, para predecir las posibles reacciones de su audiencia. “Este tipo de cognición social implica pronósticos acerca de los estados mentales de otros, por ejemplo, predecir lo que los demás puedan pensar y sentir acerca de la información compartida y de quien la comparte”, aseguran. De este modo, al publicar algo en nuestro muro nos exponemos al juicio de los demás haciendo una apuesta y una profecía: esto les gustará y ayudará a mejorar nuestros lazos comunes y lo que piensan sobre nosotros.

Además, el resultado del experimento fue que las noticias que más activaron estas regiones cerebrales coincidían a su vez con las informaciones que consiguieron mayor impacto en redes sociales, compartidas miles de veces según los datos de The New York Times.

“La gente está interesada en leer o compartir contenidos que conectan con sus propias experiencias, o con su sentido de quiénes son o quiénes quieren ser”, asegura Emily Falk, responsable del trabajo y directora del laboratorio de neurociencia, en una nota de la Universidad de Pensilvania. Y añade: “Comparten cosas que pueden mejorar sus relaciones, hacer que parezcan inteligentes o empáticos o mostrarles bajo una luz positiva”.

En el caso de las noticias virales, funcionarían a la vez varios fenómenos que ya se conocían previamente, como que una de las cosas que más satisfacción causa es la de compartir información sobre nosotros mismos, tanto en redes sociales como en interacciones convencionales. También sabíamos que las personas más persuasivas, las que consiguen que cale mejor su mensaje, son aquellas que tienen más desarrollada esa facultad de ponerse en el lugar de los otros, de aventurar lo que hay en su mente.

Los autores del estudio reconocen que puede ser muy distinto lo que es personalmente relevante y útil para compartir entre diferentes sujetos, pero que “las sociedades humanas se caracterizan por un conjunto de valores comunes básicos y normas sociales que impulsan la conducta entre los individuos”. En consecuencia, concluyen, no es raro que haya muchas noticias que puedan ser percibidas por muchos como una información con mucho valor, tanto para la imagen personal como para el sentido de la pertenencia al grupo.

Fuente: elpais.com

20 cosas que no te pasaban antes de que existiera WhatsApp

Pablo Cantó

WhatsApp está de cumpleaños. El 24 de febrero de 2009 el ucraniano Jan Koum fundó esta empresa y  ocho años más tarde se ha convertido en líder de mensajería en España. Más del 70% de españoles lo utilizan, según el último barómetro del CIS. ¿Cómo ha cambiado la vida de sus usuarios después de ocho años mandando memes y volviéndonos locos con los chats grupales? Rememoramos 20 situaciones que nunca se daban antes del nacimiento de esta app y que hoy todos hemos vivido. O sufrido.

  1. No veías tu vida pasar mientras otra persona estaba “escribiendo…”

 

 

 

 

 

 

  1. Las fotos siempre eran fotos, y no negros de WhatsApp ocultos

 

 

 

 

 

Tu cara cuando abres lo que crees que es una foto normal… Y ahí está él.

  1. Nunca habías visto esto

 

 

 

 

 

 

Antes de WhatsApp no sabías que los globos de las notificaciones podían alcanzar las cuatro cifras. Ahora, puede pasarte después de media hora sin mirar el móvil.

  1. Nadie te molestaba para mandarte un solo emoji

 

La ilusión cuando abres lo que crees que va a ser un mensaje importante vs. la decepción de descubrir que es un “xD”. Nadie gastaba un SMS solo para eso.

  1. Abandonar un grupo no te provocaba una semana de dudas y remordimiento

 

 

 

 

 

 

Todo el mundo los odia, pero nadie se atreve a dar el primer paso

  1. Se te podía olvidar el móvil en casa y no pasaba nada

 

 

 

 

 

Lo peor no es dejarse el móvil en casa, es darse cuenta cuando ya no puedes regresar a por él. Al volver, te encontrarás una escena como la del punto 3.

  1. No te volvías loco con el tic azul y la hora de conexión

 

 

 

 

 

 

 

Yo. Pensando una forma de leer el mensaje del Whatsapp sin que le salte el ‘visto’.

Si se ha conectado hace un minuto, ¿por qué no me ha contestado? Si lo ha leído, ¿por qué no me ha dicho nada? Después de la actualización del doble tic, hubo tuiteros que bromearon con que el dueño de WhatsApp regenta también un bufete de abogados especialista en divorcios.

  1. Nadie te daba la brasa con que WhatsApp iba a ser de pago

 

 

 

 

 

 

Tu reacción cuando te llegan mensajes diciendo que, si no los reenvías, WhatsApp será de pago. La aplicación anunció hace más de un año que sería gratuita de por vida.

  1. No existían los grupos fantasma, esos en los que nadie escribe, pero nadie abandona

 

 

 

 

Definición gráfica de la conversación en un grupo fantasma.

  1. Tampoco los subgrupos para criticar a la gente de grupos más grandes

 

 

 

 

 

La diversión que aportan es equivalente al riesgo de equivocarte de grupo y poner un mensaje, por error, en el grupo principal.

  1. Nadie te escribía cinco minutos antes de la hora a la que habías quedado para avisarte de que no llegaba

 

 

 

 

 

 

A veces es peor y te avisan de que llegan tarde cuando ya llevan diez minutos de retraso. O veinte.

  1. La vida no se paraba cuando WhatsApp se caía

 

 

 

 

 

 

 

Yo esperando a que #Whatsapp regrese

Lo único bueno de que se caiga WhatsApp es que todos vamos a Twitter a quejarnos.

  1. No tenías que aguantar la broma cíclica de “X ha abandonado el grupo”

 

 

 

 

 

En los últimos años ha llegado en versión Trump, Brexit, el Pequeño Nicolás…

14. Si alguien te daba los buenos días a las 5 de la madrugada no era simpático y madrugador, estaba loco

Si ellos tienen que madrugar, los demás también.

  1. Nunca habías sentido el vacío de cuando descubres que tus amigos tienen un grupo en el que tú no estás

 

 

 

 

 

 

 

Hay veces que con sospecharlo es suficiente.

  1. No sabías que existían seres humanos capaces de pedirte un resumen de lo que se ha hablado en un grupo durante las últimas 48 horas

 

No van a leer la conversación si tú puedes hacerlo por ellos.

  1. Podías intuir la orientación política de tus familiares, pero no conocerla por los memes que te mandan

 

 

 

 

 

 

 

Tú, todo el rato, el grupo de tu familia.

  1. No estabas disponible las 24 horas para tus compañeros de trabajo

 

 

 

 

 

Lo único que te apetece hacer cuando tu jefe te escribe a las 23:00. Un sábado.

  1. Desconocías la decepción de cuando cuentas algo importante en un grupo… Y todo el mundo pasa de ti

 

 

 

 

 

En un grupo fantasma te hubieran hecho el mismo caso.

  1. Las navidades se mandaban postales, no memes

 

 

 

Al menos se ahorra papel.

Fuente: verne.elpais.com/

Así puedes ser desvalijado si enseñas tus dedos en un selfie

Hoy en día, la seguridad y privacidad son dos aspectos que se persiguen de manera incesante dada la gran proliferación de redes sociales y smartphones.

Sistemas de banca electrónica, ordenadores, alarmas, controles de acceso, móviles… son algunos de los dispositivos que incorporan algún tipo de seguridad biométrica como forma de proteger mejor los datos. Este tipo de tecnología está basada en la identificación de características físicas únicas como pueden ser las huellas dactilares o el iris de una persona.

Sin embargo, su efectividad se ha puesto en entredicho. Recientemente, investigadores del Instituto Nacional de Informáticos de Japón (NII por sus siglas en inglés) han podido reproducir las huellas dactilares a partir de fotografías, tomadas a una distancia máxima de tres metros, en las que la gente posaba haciendo el gesto de la paz.

Según declaraciones de Isao Echizen, investigador de seguridad y medios digitales en el NII, al diario Shenkei Shimbun, “solamente haciendo el gesto de la paz delante de una cámara, las huellas dactilares permiten la fácil disponibilidad de la identidad de la persona”. Esto permitiría vulnerar cualquier dispositivo con seguridad biométrica basada en la identificación por huella dactilar. Además, para poder captar las imprentas de una persona a través de una fotografía, bastaría con disponer de un smartphone con una cámara de alta calidad y enfocar las huellas con una iluminación intensa. Es decir, no sería necesario emplear alta tecnología.

Es por esto que los mismos investigadores están desarrollando una película transparente que puede pegarse a las yemas de los dedos para ocultar las huellas. De esta forma, se eliminaría el robo de identidad. Un producto que, como afirmó Echizen a Shenkei Shimbun, estará listo para dentro de dos años aproximadamente.

Pero ésta no es la primera vez que se vulnera este tipo de seguridad biométrica. En 2013, Jan Krissler (conocido en la comunidad de hackers comoStarbug) falsificó los sensores TouchID de Apple en las primeras 24 horas de vida del iPhone 5S. Algo que consiguió utilizando una mancha de una huella en la pantalla del terminal. De esta forma pudo crear un dedo falso y desbloquear con éxito el teléfono. Pero en este caso, para robar la huella y obtener un escaneo de alta resolución, necesitó el acceso al móvil.

Sin embargo, Starbug no se quedó ahí. En 2014, se celebró el Congreso de Comunicación de Chaos (la reunión anual de hackers en Alemania) donde Krissler demostró su método para falsificar las huellas de Ursula von der Leyen, la ministra de defensa alemana. Solamente le hicieron falta un software comercial llamado VeriFinger y varias fotografías de la ministra en alta definición. Según declaraciones a los medios de comunicación bromeó diciendo que, “después de esto, seguro que los políticos usarán guantescuando hablen en público”.

Es cierto que estas técnicas de hackeo de huellas no son muy comunes -ya que todavía la biometría no está muy extendida-, pero cada vez serán más habituales a medida que gane peso como mecanismo principal para proteger la privacidad. Pero como afirman desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) “como en cualquier otra cosa, todo depende del valor que le demos a esas huellas y a la información que queramos proteger con ellas”.

Antonio Rodríguez, experto en Ciberseguridad INCIBE, cuenta que hackear este tipo de tecnología “no es fácil, pero tampoco es imposible”. Afirma que “la seguridad depende de muchos factores, y no sólo de falsificar la huella, por lo que el dispositivo en sí debe ser protegido y actualizado igual que cualquier otro sistema informático”.

Pero, según coinciden expertos del sector, el error es creer que la seguridad biométrica, un mecanismo que facilita al usuario la forma en que se identifica o autentica, es la manera más segura de proteger tus datos personales y que, por lo tanto, sirve como reemplazo para otros mecanismos como las contraseñas. Antonio Rodríguez asegura que “reemplazar no es seguro, sino combinar”.

Y es que, aunque no pueden determinarse qué métodos de seguridad son mejores o cuáles son peores (pues cada uno tiene sus pros y sus contras), “hoy en día depender de un único mecanismo es inseguro. Lo ideal es siempre combinar dos o más mecanismos, lo que llamamos autenticación de doble factor”.

Esta misma línea la apoya el director de investigación de inteligencia artificial del Instituto Tecnológico de Informáticos (ITI), Juan Carlos Pérez, quien ratifica que “la biometría aporta un elemento adicional”. Cuenta que “si se usa de forma aislada, no garantiza unos niveles suficientes de seguridad”.

Así, aunque la verificación por huella dactilar se haya puesto en entredicho debido a las recientes investigaciones y avances, la teoría que defiende Juan Carlos Pérez es que debe entenderse como un aporte extra de seguridad. “Ningún sistema es completamente seguro sino que se diseña para conseguir cierta disminución de una serie de riesgos. El diseño requiere una serie de decisiones en relación al equilibrio entre coste, intrusividad (lo molesto que puede resultar para la persona usuaria) y riesgo residual”.

Es ahora cuando, con el auge de las impresoras 3D y las cámaras cada vez de mayor calidad, los expertos se están planteando cuestiones sobre la relación del avance de las tecnologías con la privacidad. Pero como manifiestan desde INCIBE, el avance de las tecnologías es inevitable. “Cuanto mejor es la tecnología, más sencillo es violar la seguridad y privacidad, pero también es más fácil crear mejores mecanismos para protegerla”. Según Antonio Rodríguez, “parece ser que ambas cosas irán a la par: aparecerán nuevas técnicas para burlar las protecciones actuales, y aparecerán contramedidas”. Pero lo importante en todo esto “no es la evolución de la tecnología, sino crear cultura de seguridad”.

Peligro incipiente

Mientras tanto, expertos del sector recomiendan atender a la protección de nuestras huellas dactilares ya que, si alguien dispone de ellas, “es como si alguien tuviese las llaves de nuestra casa, con la diferencia de que no podríamos cambiar la cerradura por una diferente. Esto no es un problema siempre y cuando esa única llave, nuestras huellas, no sea suficiente para entrar en casa”.

En la actualidad, y debido a la proliferación de redes sociales que están facilitando el aumento de filtración de información personal, deberíamos concebir nuestras huellas como información pública, “pues no se pueden esconder y evitar que las obtengan de una forma u otra”. Es por esto que para protegernos frente a este peligro incipiente, nuestra privacidad no debería depender exclusivamente de esa información, si no combinarse con otros mecanismos de acceso y protección.

Ahora, puede que lo pensemos dos veces antes de mostrar nuestras manos frente a una cámara o quizás toque, cada vez más, colmar nuestros dispositivos de contraseñas.

Actividades para trabajar los valores educativos en el aula

Los valores educativos son un elemento imprescindible en cualquiera de las etapas de nuestra formación. Son tan importantes como las asignaturas que conforman los núcleos vertebrales de los programas académicos. Entonces, ¿por qué no los trabajamos específicamente desde las aulas?

Al asistir a la escuela, no solo es importante adquirir los conocimientos específicos de áreas como matemáticas, geografía, historia, lengua o inglés. También es necesario que nos formemos en valores y que aprendamos los principios y las bases de la convivencia en sociedad y del papel que ocupamos en ella. ¿No serán el hábitat en el que vamos a desenvolvernos durante el resto de nuestra vida?

La educación en valores es, ante todo, una herramienta para poner en práctica acciones basadas en la solidaridad, la cooperación, el bienestar general, el respeto o la convivencia, entre otros, así como una vía para generar conciencia y empatía sobre los distintos problemas que afectan al mundo en el que vivimos.

En este sentido, forma parte de lo que actualmente se denomina ‘ciudadanía global‘, un movimiento que cobra protagonismo en distintos países y cuyo objetivo es aumentar el compromiso de las personas con sus entornos. ¿Ves por dónde vamos?

¿Cuándo y por qué formarnos en valores educativos?

Cualquier edad es buena para adquirir valores educativos. Sin embargo, si se trata de generar una cultura alrededor de dichos valores e impulsar una serie de cambios estructurales, la infancia es sin duda la mejor etapa de nuestra formación para ello, ¿no crees?

La ciudadanía global es una corriente educativa que impulsa un nuevo modelo de ciudadanía comprometida activamente en la consecución de un mundo más equitativo y sostenible. La educación para la ciudadanía global apuesta por el respeto y la valoración de la diversidad, la defensa del medio ambiente, el consumo responsable y el respeto a los derechos humanos individuales y sociales. Entiende que los ciudadanos y las ciudadanas globales se caracterizan por:

Ser conscientes de la gran amplitud y de los desafíos del mundo actual.

Reconocerse a sí mismos y a los demás como sujetos con dignidad, con obligaciones que cumplir y derechos que pueden exigirse, y con poder para conseguir cambios.

Responsabilizarse por sus actuaciones, se indignan ante las injusticias y frente a cualquier vulneración de los Derechos Humanos.

Respetar y valorar la equidad de género, la diversidad y las múltiples pertenencias identitarias de las personas y de los pueblos como fuente de enriquecimiento humano.

Se interesan por conocer, analizar críticamente y difundir el funcionamiento del mundo en lo económico, político, social, cultural, tecnológico y ambiental.

Participar y comprometerse con la comunidad en los diversos ámbitos, desde los locales a los más globales, con el fin de responder a los desafíos y lograr un mundo más equitativo y sostenible.

Contribuir a crear una ciudadanía activa, que combate la desigualdad a través de la búsqueda de la redistribución del poder, de las oportunidades y de los recursos.

Algunos recursos para trabajar los valores educativos

Los valores educativos no son objetos concretos ni materiales. Todo lo contrario, son conceptos abstractos que necesitan trasladarse a la práctica para visualizarlos en toda su extensión y comprender su importancia.

Ese es justamente el principal reto de la educación en valores: traducir esos conceptos a nuestra cotidianidad y suministrar recursos para aplicarlos. Pero… ¿cómo lograrlo?

Como es lógico, la educación en valores no se imparte de la misma forma en todas las fases de formación y aprendizaje. Cada momento requiere de unos métodos y recursos en función de nuestra capacidad cognitiva. No es lo mismo trabajar el valor del respeto entre niños y niñas de 5 años que hacerlo en adolescentes de 15.

Los retos de cada etapa son distintos, lo cual obliga a que los vehículos de aprendizaje también lo sean. A continuación enumeramos algunos recursos que pueden ayudarnos a trabajar valores educativos en cada momento de la formación en las aulas:

1) Educación en valores en Primaria

La Primaria es la etapa más importante a la hora de trabajar los valores educativos. Es el momento en el que los niños empiezan a descubrir verdaderamente el mundo y se relacionan directamente con sus semejantes.

Si tienen una formación sólida en valores, sabrán la importancia de estos y tendrán claro cuándo deben aplicarlos. El objetivo es ayudar a que los identifiquen y que, a la vez, los asuman como algo que forma parte de su cotidianidad. Algunos recursos que podemos implementar en este sentido son:

Juegos didácticos: los juegos acercan los valores a los niños. Su propósito es servir como proyección de la realidad para plantear situaciones hipotéticas en las que deban tomar decisiones al respecto. ¿Qué mejor que aprender valores de forma divertida, amena y en compañía de otros niños?

Vídeos y animaciones: en esta primera etapa es fundamental el papel de la imagen. Los niños se apoyan en recursos como los vídeos, la animación y hasta las caricaturas para aprender lo que son los valores y las conductas sociales. Es otra forma de acercarlos a esta temática.

Dibujos: también se pueden visualizar los valores a través de ilustraciones y dibujos hechos por los propios niños. Este recurso nos dará una idea de cuál es su concepto real de los valores que queremos transmitirles.

2) Educación en valores en Secundaria

Entre los 12 y los 16 años, los adolescentes ya no solo deben identificar los valores más importantes a nivel individual y colectivo sino que, además, deben darles una utilidad concreta. Es decir, van ligados a las distintas inclinaciones profesionales o talentos que se vayan esbozando en ellos y en cómo aplicarlos en cada área.

Como es lógico, los recursos empleados en esta etapa son más elaborados y complejos que en la etapa educativa de Primaria. Algunos de ellos son:

Documentales y cortometrajes: los cuentos y vídeos explicativos dan paso a piezas visuales más complejas y elaboradas, aunque no por ello deben perder el contacto con los intereses de los adolescentes que se sitúen en esta franja de edad. El objetivo sigue siendo el mismo: visualizar los valores educativos.

Páginas web de valores: a esta edad, la interactividad con las herramientas digitales es mucho mayor y es por eso que se recomienda el uso de plataformas, páginas, tabletas y otros recursos para la educación en valores.

Iniciativas de voluntariado: también es una buena época para fomentar en los adolescentes la importancia y el impacto de las iniciativas de voluntariado, sea cual sea el área de aplicación. Si ahora participan como miembros activos de ellas, mañana quizá sean líderes de sus propios proyectos.

Recuerda que, en estas dos etapas, además del trabajo en el aula sobre valores educativos es importante seguir insistiendo en ello a lo largo del proceso formativo, bien sea en los ciclos de enseñanza media o en los grados profesionales. Sin olvidar, por supuesto, que la educación complementaria y los valores que se desprenden desde el hogar son el complemento imprescindible para cristalizar los esfuerzos realizados en la educación formal. ¡Todos a la una!

Fuente: blog.oxfamintermon.org

Inicia la XXIV Edición de Semana de la Geografía

Hainan Reynoso

Con una conferencia magistral dictada por  Yvonne Arias, directora ejecutiva del Grupo Jaragua, a los técnicos nacionales de las áreas de ciencias naturales y sociales del Ministerio de Educación de la República Dominicana (Minerd) se dio inicio, el pasado miércoles 10 de enero, a la XXIV Semana de la Geografía,  en el Museo Infantil Trampolín de la Zona Colonial.

La bióloga, química y eco-medioambientalista Yvonne Arias lanzó el desafío a los 38 técnicos presentes, a las escuelas, familias y comunidades con la disertación: ¡Aprende! Nuestras áreas protegidas son fuente de vida sostenible, tema bajo el cual se desarrollará este año el proyecto anual del Plan LEA y LISTÍN DIARIO.

Las palabras de bienvenida a la charla estuvieron a cargo de Manuel Cámpora, director de museografía del Museo Infantil Trampolín,  quien destacó la importancia trascendental que existe entre la educación y el impacto ambiental que generan las acciones de las personas.

Al dirigirse a los técnicos y autoridades presentes, Rosario Vásquez,  encargada del Plan LEA del  Listín Diario, enfatizó que el tradicional proyecto busca entrenar, sin costo alguno, a técnicos y a docentes sobre el tema que cada año traza la  National Geographic Society. Además, Vásquez esbozó las actividades que abarcará el programa correspondiente a la  Semana de la Geografía 2017.

El cronograma, que inició con esta  conferencia, incluye talleres a los representantes de las 18 regionales que conforman el sistema educativo dominicano y la elaboración de cinco fascículos con los respectivos abordajes del tema Nuestras áreas protegidas: fuente de vida sostenible.

Contempla también -prosiguió  Rosario Vásquez- la proyección del documental Muerte por Mil Cortes, de Jake Kheel,  el próximo  mes de marzo en el auditorio de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), además de una excursión a una de las áreas protegidas, destino que se conocerá oportunamente.  El público en general podrá ser partícipe de este cine-fórum sobre el cuidado del medio ambiente y el desenlace nefasto de la tala de árboles en el Parque Nacional Sierra de Bahoruco.

Mientras, Javier Helena,  coordinador de Ejes Transversales del Minerd, hizo la exhortación a la participación entusiasta de los actores del sector educativo en esta tradicional actividad pedagógica, y que es calendarizada anualmente en el Programa de Actividades de dicho ministerio.  Motivó a los técnicos a convertirse en multiplicadores del conocimiento adquirido, en sus respectivas regionales.

Yvonne Arias inició sometiendo a los técnicos al ejercicio pedagógico de desaprender los conocimientos medioambientales que no se ajustan a la realidad de la República Dominicana en este momento.

El objetivo era elevar el acervo conservacionista y medioambiental con los contenidos de los cinco ejes temáticos sobre los cuales versará la XXIV Edición de la Semana de la Geografía.

Estos temas serán desarrollados de manera breve, precisa y muy gráfica a través de cinco fascículos, dentro de los que se cuentan:

  1. Los servicios sostenibles que nos proporcionan nuestras áreas.   Escrito por   Yvonne Arias, del  Grupo Jaragua.
  2. ¡Cambio Climático! Adaptación, resiliencia y medidas de prevención. Será escrito por Laura Rathe. Consultora del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL)
  3. ¡Recursos no Renovables! Educación para su Preservación. El tema será coordinado por el Viceministerio de Aguas y Suelos del   Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
  4. ¡Aprende! La Biodiversidad Marina y Costera de República Dominicana y que será coordinado por  la Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos (Anamar).
  5. ¡Aprende y explora! Nuestras áreas protegidas. A ser coordinado por el  ViceMinisterio de Áreas Protegidas y Biodiversidad.  Dirección de Información Ambiental de Recursos Naturales (DIARENA)
    Del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales

El Plan LEA, como eje transversal, apoya tres de  las siete competencias fundamentales que incluye el currículo actual del Minerd. Con los talleres Leer y Aprender con Periódicos y el Estuche de Prensa LEA, Plan LEA colabora en el desarrollo de las competencias: Comunicativa;  Pensamiento Lógico, Creativo y Crítico.

Mientras que con la Semana de la Geografía  apoya la competencia Ambiental y Salud.  Asimismo, este último proyecto va acorde con cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, entre los que se cuentan Agua limpia y saneamiento, Acción por el clima, Vida submarina y Vida de Ecosistemas Terrestres.

Juguetes divertidos que mejoran la atención

Hainan Reynoso Uribe

“Sin emoción no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje, no hay memoria”. Francisco Mora . El juego es emoción, y según la neurociencia, no hay aprendizaje si no hay emoción.

En un artículo publicado en el blog Psicología y pedagogía, la especialista Pamela Ferreira considera que la única manera de potenciar y entrenar la atención de una forma divertida es a través del juego.

Un niño y un adulto sano tienen distintas capacidades de atención. Un aspecto muy peculiar del proceso cognoscitivo infantil –prosigue Ferreira- es la capacidad de atención activa. Esta es la capacidad  de fijar la atención en la información relevante, y obviar las distracciones. Esta facilidad se amplía entre los cuatro y siete años de edad. En ese sentido, aunque la atención puede ser entrenada y aumentada en todas las edades, esa es la mejor época para hacerlo.

Sometemos a su consideración algunos juguetes que estimulan de forma específica la capacidad de atención como el cubo mágico, y el dómino. Mientras que el cubo mágico y el dómino estimulan  la asociación, agudeza y discriminación visual; los rompecabezas favorecen la integración visual.

Día de los Magos

Se aproxima el Día de los Reyes Magos, como tradicionalmente se le llama a la efeméride más divertida de Occidente.  Es la fecha en que por tradición los chiquitos se emocionan destapando los regalos con juguetes y a los adultos les brillan los ojos de verlos felices.

La fecha es reminiscencia de los obsequios que los magos de Oriente ofrecieron a Jesucristo cuando nació en Belén de Judea, según refiere el evangelista Mateo. A la sazón le ofrendaron oro, incienso y mirra.

El oro era el obsequio a la realeza, y una estrella en el firmamento los guió hasta donde había nacido el Rey de reyes y Señor de señores.  La mirra es la resina aromática que se usaba en la preservación de los cadáveres, y presagiaba la misión del recién nacido: tomar el lugar de esta raza de víboras en la cruz del Calvario. El incienso era el sacrificio a los dioses, ofrecido a quien es Dios hecho hombre.

De ese tiempo a la fecha los juguetes han evolucionado considerablemente. Los videojuegos, bicicletas, patinetas, tabletas y los juegos de mesa se llevan los primeros lugares del ranking entre los más populares.

¿Y si este año regalas un juguete que entretiene, integra a la familia, es una interesante herramienta educativa? Los juegos de mesa desarrollan habilidades sociales como el respeto y la tolerancia ante la frustración, y diferencias de criterio.  Son una excelente herramienta para animar las noches de familia.

Scrabble

Es un juego de palabras tradicional y entretenido. Consiste en formar palabras en un tablero que se conecten con las palabras creadas por los otros jugadores y desafiar a al rival para  obtener la mayor cantidad de puntos. Se debe designar a alguien para que anote los tantos acumulados por cada participante.

Es probable que durante el juego surjan dudas de ortografía y hasta se cuestione la existencia de alguna palabra. En ese sentido es recomendable elegir previamente qué diccionario se consultará, y tenerlo a mano.

Monopolio

Este juego de mesa tan popular consiste en llevar a la quiebra a tus adversarios antes que ellos te lleven a ti a la bancarrota. Aquí cada decisión es fundamental para poder ganar.  Se trata de un juego de estrategias donde pasas de mendigo a millonario o viceversa.

Jenga

Este es un maravilloso juego de habilidad física y mental en el que los jugadores, deben retirar bloques de una torre por turnos y ponerlos en la parte de arriba, hasta que ésta se caiga. Se trata de 54 piezas de madera que se ubican de forma cruzada por niveles de tres piezas juntas, de manera que formen un cuadrado al colocarse juntos.

Termina cuando la torre completa 18 niveles de altura. En su turno, cada jugador deberá retirar una pieza de cualquiera de los niveles inferiores de la torre utilizando solo dos dedos y colocarlo en el nivel superior para completarlo y hacer crecer su tamaño.

Gana el jugador que realizó la jugada anterior a la que hizo que se derribara la torre.

Se debe esperar cinco segundos después de cada movimiento, de lo contrario, si se toca antes y la torre se cae, se pierde la jugada.

 

Plan LEA recibe nuevos colaboradores

Rosmery Méndez
[email protected]
Santo Domingo

El Salón J. Pellerano Alfau de LISTÍN DIARIO fue el lugar de encuentro entre el primer grupo de graduandos del doctorado en educación de la Universidad de Murcia, España, y ejecutivos del Programa Educativo Prensa-Escuela, (Plan LEA) en ocasión de integrar a los profesionales en la colaboración del nuevo portal educativo ‘planlea.listindiario. com’.

Durante el encuentro Rosario Vásquez, encargada de Plan LEA, ofreció la bienvenida a los nuevos colaboradores y expresó que “será de mucho valor el aporte que de ahora en adelante ofrecerán estos profesionales, ya que podrán colaborar con otros docentes, estudiantes, la familia y los miles de visitantes que cada día siguen buscando noticias e informaciones con contenido”. Entre risas y entregas de reconocimientos, los maestros compartieron las experiencias vividas durante el proceso de aprendizaje.

Amalia Incháustegui, en representación de los nuevos colaboradores, pronunció un discurso de agradecimiento: “Hoy el Plan LEA de LISTÍN DIARIO nos extiende la invitación para aprovechar las bondades que la tecnología de la información y la comunicación nos ofrecen.

A través de este portal podremos compartir con el resto de los maestros dominicanos y del mundo, los frutos de nuestras investigaciones”.

(+)

APOYO INCONDICIONAL

AGRADECIMIENTO:

Leonor Elmúdesi fue la encargada de entregar una placa de reconocimiento a nombre de los nuevos doctores, al exvicerrector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, Radhamés Mejía, y a su esposa, Amparo Fernández de Mejía, por haber alimentado el programa de doctorado e impulsarlos a seguir adelante con sus respectivos proyectos de tesis.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.