Entradas

LA IMPORTANCIA DE BEBER AGUA DIARIAMENTE

líquido fundamental y que sin duda ocupan la preferencia de muchos día a día.

Según  la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda beber al menos dos litros de agua al día para mantener el organismo sano e hidratado pero son varios quienes creen que tomar una bebida cola es igual de beneficioso que beber agua pura.

A continuación te mencionamos los beneficios de tomar agua a diario:

  1. Te ayudará a mantener el equilibrio de fluidos en tu cuerpo

Tu organismo necesita mantener un correcto equilibrio entre el sodio y el potasio para poder funcionar correctamente y, sin agua potable, esto no sería posible.

  1. Controlarás tu peso

A diferencia de otras bebidas artificiales, el agua es 100% libre de calorías y azúcares. Además, si tienes problemas para controlar la cantidad de comida que ingieres, el agua puede ayudarte a controlar esos antojos innecesarios.

  1. Aumentarás tus niveles de energía

Como el agua es utilizada en casi todos los procesos que hace el organismo, cuando estás bajo en agua indefectiblemente estarás bajo en energía. Si te sientes débil, es mucho más recomendable beber un vaso de agua que una taza de café, que puede deshidratarte aún más.

  1. Prevención de cuadros depresivos

Los bajos niveles de agua en el cerebro pueden causar depresión. Los estudios demuestran que quienes beben las cantidades recomendadas de agua por día viven vidas más sanas y felices.

  1. Tendrás una piel saludable

La deshidratación puede provocar que tu piel se vea más opaca y arrugada. Por el contrario, el agua potable contribuirá a que tu piel luzca más joven, más brillante y más sana.

  1. Ayuda a tu digestión

El agua mantendrá limpios tus intestinos y riñones favoreciendo un correcto proceso digestivo.

  1. Previene el acné

Está demostrado que beber un vaso de agua caliente con unas gotas de limón por la mañana, ayuda a reducir los brotes en la piel causados por las bacterias.

  1. Previene enfermedades

El agua eliminará las toxinas de tu organismo impidiendo que se alojen bacterias infecciosas que pueden devenir en numerosas enfermedades.

  1. Mantiene tus músculos en funcionamiento

Si alguna vez trabajaste estando deshidratado, habrás podido notar que tus músculos no tienen ganas de moverse. Bebe agua para mantener tu cuerpo en movimiento.

  1. Lucirás más delgado

Cuando el cuerpo se deshidrata, se compensa mediante la retención de agua, lo que provoca que luzcas hinchado. La mejor manera de reducir esa hinchazón es beber agua regularmente.

Fuente:    https://edificioprosalud.cl/

 

Regreso a clases y la salud visual pospandemia

Con el advenimiento del uso excesivo y abusivo de todos los dispositivos electrónicos, y como consecuencia del confinamiento al que hemos estado sometidos en este año tan atípico por la pandemia del Covid-19, estamos enfrentándonos actualmente al tremendo impacto en la salud visual de los niños. 

Las clases virtuales; el entretenimiento por medio de pantallas y en el interior de las casas; no poder realizar actividades en exteriores; el descontrol en las rutinas y horarios de sueño; entre otras alteraciones que ha sufrido la dinámica familiar, han tenido serias implicaciones en la salud ocular y en el ritmo circadiano (el que controla el sueño). Ha habido un aumento drástico en los casos de cansancio visual, progresión de la miopía, sequedad ocular, estatus migrañosos a temprana edad, mucha sensibilidad a la luz, visión borrosa, dolor ocular, entre otras manifestaciones. 

Debido a que todo esto puede tener consecuencias en el adecuado desarrollo de las actividades académicas de los niños, es sumamente importante una evaluación oftalmológica pediátrica. Es crucial detectar si existe algún problema visual antes de la adolescencia y adultez, ya que algunos problemas visuales en ojos en desarrollo pueden ser corregibles los primeros años de vida. Defectos refractivos o de enfoque y problemas oculares no detectados a tiempo pueden impedir que un niño tenga una adecuada capacidad de aprendizaje, por esto se recomienda realizar un examen oftalmológico pediátrico completo antes de iniciar el nuevo año escolar.

La forma más efectiva de detectar si existe aunque sea el más mínimo problema visual que tenga implicación en el desempeño académico de un niño, es realizando chequeos rutinarios oftalmológicos antes de empezar las clases cada año, especialmente en pacientes con historia familiar de dificultades visuales, así como en los que pasan largas horas leyendo, estudiando o están frente a una pantalla electrónica jugando o entreteniéndose por largas hora

 

 

Fuente:

Dra. Stephanie Vásquez

Cirujana Oftalmóloga

Especialista en Oftalmología Pediátrica, Estrabismo y Catarata Pediátrica

Instituto Espaillat Cabral

 

Cómo protegen las vacunas a las personas y las comunidades?

Las vacunas adiestran y preparan las defensas naturales del organismo, el sistema inmunitario, para que reconozcan y combatan virus y bacterias. Si después de la vacunación el organismo se viera expuesto a esos agentes patógenos, estaría preparado para destruirlos rápidamente y, de ese modo, evitaría la enfermedad

Cuando una persona se vacuna contra una enfermedad, su riesgo de infección también se reduce, por lo que es mucho menos probable que transmita el virus o la bacteria a otras personas. Cuantas más personas de una comunidad se vacunen habrá menos personas vulnerables, y de ese modo se reducirán las probabilidades de que una persona infectada transmita el agente patógeno a otros. La reducción de las probabilidades de circulación de un agente patógeno en la comunidad protege de la enfermedad a quienes no se se les puede aplicar la vacuna correspondiente (debido a situaciones clínicas tales como alergias o la edad)

El término «inmunidad colectiva» (también llamada «inmunidad de grupo») se refiere a la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que se consigue cuando una población se vuelve inmune, ya sea como resultado de la vacunación o de haber presentado la infección con anterioridad. La inmunidad colectiva no implica que las propias personas que no estén vacunadas o que no hayan presentado la infección sean inmunes. Por el contrario, la inmunidad colectiva ocurre cuando las personas que no son inmunes pero viven en una comunidad en la que la proporción de inmunidad es alta tienen un menor riesgo de contraer una enfermedad en comparación con las personas que no son inmunes y viven en una comunidad en la que la proporción de inmunidad es baja

En las comunidades en las que la proporción de inmunidad es alta, las personas que no son inmunes tienen un menor riesgo de contraer la enfermedad en comparación con el riesgo que normalmente tendrían, pero esa reducción del riesgo deriva de la inmunidad de las personas de la comunidad en la que viven (es decir, la inmunidad colectiva) no del hecho de que ellas sean inmunes. Incluso después de que la inmunidad de grupo se alcance por primera vez y se observe que las personas que no están vacunadas tienen un menor riesgo de padecer la enfermedad, es posible disminuir aún más el riesgo si se aumenta la cobertura de vacunación. En los casos en los que la cobertura vacunal es muy amplia, es posible que las personas que no son inmunes lleguen a tener un riesgo de contraer la enfermedad parecido al de aquellos que son verdaderamente inmunes

Inmunidad colectiva

Cuando una persona está vacunada contra una enfermedad, es muy probable que esté protegida contra esa enfermedad. Ahora bien, no todas las personas se pueden vacunar. Algunas, con enfermedades preexistentes que debilitan sus sistemas inmunitarios (por ejemplo, cáncer o VIH) o las que tienen alergias graves a algunos componentes de las vacunas, tal vez no puedan recibir determinadas vacunas. Esas personas pueden estar protegidas si viven entre otras personas que sí estén vacunadas. Cuando muchas personas de una comunidad están vacunadas, la circulación del patógeno es difícil porque la mayoría de las personas están inmunizadas.  Por lo tanto, cuanto más personas estén vacunadas, menos probable será que una persona que no puede protegerse con vacunas corra el riesgo de verse expuesta a patógenos. Esto se denomina inmunidad colectiva

Esto es especialmente importante no solo para las personas que no pueden vacunarse, sino también para las que pueden ser más susceptibles a las enfermedades contra las que vacunamos. Ninguna vacuna proporciona por sí sola una protección del 100%, y la inmunidad colectiva no ofrece protección total a quienes no pueden vacunarse con seguridad. No obstante, la inmunidad colectiva ofrece a esas personas un grado sustancial de protección, gracias a que las personas de su entorno están vacunadas

La vacunación no solo lo protege a usted, sino también a las personas de la comunidad que no se pueden vacunar. Si usted puede vacunarse, hágalo

 

 

 

Fuente: https://www.crp.com.pe/folleto/como-protegen-las-vacunas-a-las-personas-y-las-comunidades/

 

 

Nutrición: niños en edad escolar

Información útil sobre la alimentación de su hijo en edad escolar

Los niños en edad escolar (de 6 a 12 años) necesitan comidas sanas y refrigerios nutritivos. Tienen un ritmo de crecimiento constante pero lento y suelen comer de 4 a 5 veces al día (con refrigerios). Durante esta época los niños definen muchos hábitos alimentarios, gustos y aversiones. La familia, los amigos, las redes sociales y otros medios de comunicación (principalmente a través de la televisión y las tabletas) afectan sus elecciones alimentarias y a sus hábitos de consumo. Los niños en edad escolar suelen estar dispuestos a comer una mayor variedad de alimentos que sus hermanos pequeños. También es importante comer refrigerios saludables después de la escuela, ya que estos refrigerios pueden aportar hasta 1/4 de la ingesta total de calorías del día. Los niños en edad escolar también pueden ayudar a preparar las comidas.

Consejos útiles a la hora de comer para los niños en edad escolar

Estos son algunos consejos útiles a la hora de comer para los niños en edad escolar:

  • Sirva siempre el desayuno, aunque tenga que ser “a las prisas”. Algunas ideas para un desayuno rápido y saludable incluyen las siguientes comidas: frutas, leche, rosquilla, tostadas, cereal, sándwich de mantequilla de maní, avena remojada, etc…
  • Aproveche el gran apetito de los niños después de la escuela sirviendo refrigerios saludables, como por ejemplo:

Frutas, verduras y aderezos para untar, yogur y granola, sándwich de pollo o pavo, queso y galletas saladas, leche y cereal.

Dé buenos ejemplos de hábitos alimentarios.

Permita que su hijo lo ayude a planificar las comidas y a prepararlas.

Sirva las comidas en la mesa, en lugar de hacerlo frente al televisor. Guarde también los teléfonos móviles y las tabletas para evitar distracciones.

Elecciones de alimentos saludables

El gráfico de MiPlato es una guía que puede ayudarlos a usted y a su hijo a seguir una dieta saludable. MiPlato puede ayudar a que usted y su hijo coman alimentos variados a la vez que lo anima a consumir la cantidad adecuada de calorías y grasas.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos han desarrollado el siguiente plato para guiar a los padres en la selección de comidas para niños mayores de 1 año.

El ícono de MiPlato (MyPlate) está dividido en 5 categorías de grupos de alimentos, haciendo hincapié en la ingesta nutricional de lo siguiente:

  • Granos. Los alimentos hechos de trigo, arroz, avena, harina de maíz, cebada u otros cereales son productos elaborados con granos. Algunos ejemplos son el trigo integral, el arroz integral y la avena. Procure que la mayoría de los granos sean integrales.
  • Verduras. Coma verduras variadas. Elija diferentes verduras de diferentes colores, entre ellas las de color verde oscuro, rojo y naranja, legumbres (chícharos y frijoles) y verduras con alto contenido de almidón.
  • Frutas. Cualquier fruta o jugo 100 % de fruta cuenta dentro de este grupo. Las frutas pueden ser frescas, enlatadas, congeladas o deshidratas y pueden estar enteras, cortadas o hechas puré. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los niños de 4 a 6 años limiten el consumo de jugo de frutas a 4 o 6 onzas diarias, mientras que los niños de 7 a 18 años deben limitar el consumo de jugo a 8 onzas o 1 taza de jugo por día.
  • Lácteos. La leche y muchos alimentos derivados de la leche, como el yogur y el queso, se consideran parte de este grupo de alimentos. Busque productos sin grasa o con poca grasa, así como aquellos que contengan mucho calcio.
  • Proteína. Elija proteínas magras. Consuma carnes de res y de aves magras o con poca grasa. Varíe su rutina de proteínas. Elija más pescado, frutos secos, semillas, chícharos y frijoles.

Los aceites no son un grupo de alimentos, pero algunos, como los de frutos secos y otras plantas, tienen nutrientes muy importantes. Deben incluirse en la dieta en pequeñas cantidades. Las grasas animales, que son sólidas, deben evitarse.

El ejercicio y la actividad física también deben incluirse en un plan de alimentación saludable.

Consejos de nutrición y de actividades

Los siguientes son algunos consejos:

  • Trate de controlar el momento y el lugar en los que sus hijos comen proporcionando una comida diaria y momentos de tentempié regulares. Incluya interacción social y demuestre comportamientos alimentarios saludables.
  • Permita que los niños participen en la elección y preparación de los alimentos. Enséñeles a tomar decisiones saludables dándoles la oportunidad de elegir alimentos sanos.
  • En la medida de lo posible, seleccione alimentos que contengan estos nutrientes: calcio, magnesio, potasio y fibras.
  • La mayoría de los estadounidenses debe reducir la cantidad de calorías que consumen. Si hablamos de control del peso, las calorías  cuentan. Controlar el tamaño de las porciones y limitar los alimentos muy procesados ayuda a limitar la ingesta de calorías y a aumentar el consumo de nutrientes.
  • Se anima a los padres a servir los tamaños de porciones recomendados para niños.
  • También se les sugiere que limiten el tiempo que sus hijos pasan frente a la pantalla a menos de una 1 hora por día. En su lugar, fomente actividades que requieran más movimiento.
  • Los niños y los adolescentes necesitan al menos 60 minutos de actividad física moderada a intensa, la mayoría de los días, para tener salud y buen estado físico, así como para mantener un peso saludable durante el crecimiento.
  • Para prevenir la deshidratación, anime a sus hijos a beber líquidos con regularidad mientras hacen actividad física y a beber varios vasos de agua cuando terminan.

Fuente:

https://myhealth.ucsd.edu/Spanish/RelatedItems/90,P05389

La escuela y la mala alimentación de los niños

Una de las paradojas de la actualidad es que, mientras en algunos lugares se lucha contra la desnutrición infantil, en muchos alarman otros flagelos: el sobrepeso y la obesidad. Parecen antagónicos pero, en realidad, tienen muchos puntos en común. En Argentina, cuatro de cada diez chicos de entre 6 meses y 3 años tienen un estilo de alimentación poco saludable, según el Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil (CESNI). Este dato, sumado a muchos otros, mantiene encendidas las alarmas y ha hecho que los especialistas trabajen para revertir la situación.

Al analizar las edades en las que comienza a manifestarse la mala alimentación queda expuesto el déficit en educación nutricional de los hogares, lo que se ve acentuado posteriormente por la realidad de las escuelas en dicha materia. En la época de la comida rápida y donde escasea el tiempo para elaborar comidas completas y saludables, resulta complejo que niños y adultos se alimenten como corresponde, aunque los profesionales destacan que la tarea no es tan difícil y que es urgente abocarse a ella.

La Facultad de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Juan Agustín Maza (Argentina) desarrolla dos investigaciones vinculadas al tema: “¿Qué comen nuestros niños fuera de casa?” y “La evaluación de niños escolares de entre 5 y 12 años”. Algunos de los resultados obtenidos hasta ahora son preocupantes: por ejemplo, hay niños en edad escolar que no tienen como opción tomar agua al momento de hidratarse.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Maza, Esp. Cecilia Llaver, expresó que “es importante que en las escuelas se tenga acceso a agua potable y que se priorice la leche por encima del té o del yerbeado”. A su vez, la profesional indicó que son muy negativos los valores respecto al azúcar y el sodio pero que eso podría revertirse incluyendo ensaladas, frutos secos y tutucas, entre otros alimentos.

“Se pueden hacer comidas simples y sencillas optimizando los recursos para que no sean costosas. En los comedores se debe tratar de dar a los niños siempre una base de proteínas de buena calidad, por ejemplo a través de la carne molida, la polenta, etc.”, detalló Llaver.

Desde la unidad académica de la Universidad Maza trabajan en conjunto con el Ministerio de Salud de Mendoza y el Consejo Asesor de la Red Provincial de Obesidad, en Argentina, para capacitar a enfermeros y agentes sanitarios de centros de salud y hospitales con el objetivo de que aprendan a detectar a los niños que tienen sobrepeso u obesidad.

Por otra parte, se publicó en el Boletín Oficial la Resolución Nº 452, firmada en conjunto por la Dirección General de Escuelas y el Ministerio de Salud, que busca desalentar la venta de gaseosas y jugos artificiales en las escuelas.

No es la primera vez que se intenta trabajar desde lo legal para modificar la realidad: en mayo de 2007 comenzó a implementarse el programa Merienda Saludable, que se publicó en el Boletín Oficial en enero de 2011 (Resolución Nº8.247) y hace 2 años la diputada Beatriz Varela presentó un proyecto para que los negocios dentro de establecimientos educativos tengan una oferta saludable.

A pesar de las buenas intenciones, estos esfuerzos no fueron suficientes, ya que lo concreto es que los niños siguen alimentándose mal: en parte, porque algunos lugares no ofrecen productos más sanos y también porque, cuando los hay, los niños no los consumen. Ahí está la tarea familiar, que debe darse previa y permanentemente.

Se trata de un tema complejo que involucra muchos aspectos. Lo cierto es que requiere una actuación inmediata de todos los actores involucrados. Lo más importante es que la salud de nuestros niños está en juego.

 

Fuente:: Universidad Maza / Argentina Investiga

Las cinco pandemias más letales de la historia de la humanidad

De la peste negra al coronavirus, reflexionamos acerca del futuro de las pandemias con un repaso de los brotes más devastadores de la historia desde los primeros registros datados en la Edad Antigua.

Durante la epidemia de gripe de 1918, el Auditorio Municipal de Oakland se utilizó como hospital temporal.

 

Desde los inicios del turbulento 2020, la ciencia trabaja a contrarreloj en la investigación de la COVID-19. Desde que fue declarada pandemia global por la Organización Mundial de la Salud, las cifras del coronavirus han continuado su ascenso, transformando la realidad de todos los países hasta el último detalle de nuestro día a día. Aunque su incidencia a día de hoy ha caído por la vacunación a nivel global de más de 8 470 millones de dosis, desde su inicio los casos superan los 5,3 millones en España y los 272 millones a nivel global. Aunque obtener la cifra real de fallecidos es difícil, en España superan los 88.600 y a nivel mundial superan los 5,3 millones, según datos del Ministerio de Sanidad y de Our World in data. Sin embargo, al analizarlas a través de un prisma global, las cifras del COVID-19 aún están lejos de sus competidores más letales de la historia.

La Peste Negra (1347-1351): 75 – 200 millones de muertes

La epidemia más devastadora de la historia de la humanidad, la peste negra, terminó con la vida de entre 75 y 200 millones de personas en el siglo XIV. El brote repentino de esta enfermedad afectó, según estiman modelos de predicción actuales, entre 75 y 200 millones de personas, que traducido a porcentaje se encuentra entre un 30 y un 60 por ciento de la población de Europa.

Difusión de la Peste negra. En verde, las áreas de menor incidencia.

De acuerdo a los datos actuales, el inicio de la pandemia tuvo su epicentro en Asia y se extendió a través de las rutas comerciales hacia Europa hasta alcanzar su pico máximo entre 1347 y 1353. Aunque durante siglos se ha culpado de su origen a las ratas, un estudio de 2018 sugirió que se propagó a través de las pulgas y los piojos de las personas. La fiebre, la tos, las manchas en la piel y otros síntomas como la gangrena que dio nombre a la epidemia se extendieron como la pólvora por el norte de África, Asia, Oriente Medio y Europa con una mortalidad muy alta.

Aunque la gravedad de la plaga fue diferente según la zona, los estragos de sus consecuencias a nivel económico, político y social fueron abrumadores, sobre todo cuando la opinión pública comenzó a culpar a los judíos como responsables del envenenamiento de los canales de agua potable.

La medicina de aquella época era aún tan básica que no estaba preparada para investigar la causa de la enfermedad, por lo que los historiadores, médicos y biólogos no hallaron consenso sobre si la raíz de la plaga fue una variante de la peste bubónica u otra enfermedad distinta. A lo largo de los años posteriores, la mayoría de variedades de Yersinia pestis se han encontrado en China, lo que podría indicar que la epidemia se originó en aquella región.

Ahora, un nuevo estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha demostrado que la mortalidad de la peste negra tuvo un impacto muy desigual gracias al análisis del polen fosilizado recogido en Europa. El trabajo, publicado en Nature Ecology and Evolution afirma que la mortalidad no fue tan homogénea como reflejan los libros de historia.

 

“Hemos descubierto que la considerada peor pandemia de la historia tuvo un impacto devastador en algunas regiones, como Escandinavia o Francia, mientras que en otras, como en Irlanda o la Península Ibérica, el impacto fue mucho más discreto”, afirma Reyes Luelmo, investigadora en el grupo de arqueología medioambiental del Instituto de Historia del CSIC.

A través del estudio del polen, los investigadores han reconstruido la historia del desarrollo de las actividades económicas relacionadas con la agricultura y la ganadería, lo que les ha llevado a conocer la interacción de los humanos con el entorno. “Supuestamente, una epidemia con tal caída demográfica habría provocado por entonces que los bosques se recuperaran ante un menor impacto humano sobre ellos y, en paralelo, que tanto la agricultura como la ganadería sufrieran una notable deceleración o incluso cese absoluto”, explica José Antonio López, investigador del Instituto de Historia del CSIC.

Según explican los investigadores, al basarse en el estudio más allá de los datos cuantitativos que normalmente solo reflejan la realidad de las grandes urbes, han constatado las altas tasas de mortalidad en Francia, Escandinavia, Alemania, Grecia e Italia, mientras muchas regiones de Europa Central y Oriental, incluidas la península ibérica e Irlanda, muestra que la actividad agrícola no cesó.

“Las pandemias son fenómenos complejos que tienen historias regionales y locales. Hemos visto esto con el covid-19, ahora lo hemos demostrado para la peste negra”, afirma Adam Izdebski, del Instituto Max Planck.

Viruela (1520): 56 millones de muertes

También bautizada en honor a las pústulas que provoca en la piel, la viruela fue una pandemia devastadora con una tasa de mortalidad de un 30%, especialmente alta entre niños y bebés. A pesar de que se desconoce su origen, existen evidencias de su existencia en una época muy temprana, ya que se han hallado restos en momias egipcias datadas del siglo III a. C.

A través de la historia, la enfermedad se propagó en brotes periódicos y se expandió de forma masiva cuando los conquistadores llegaron al nuevo mundo: según las estimaciones, unas 400 000 personas morían cada año en la Europa del siglo XVIII y un tercio de aquellos que lograban sobrevivir desarrollaba ceguera o quedaban desfigurados.

La Organización Mundial de la Salud declaró su erradicación en 1980, tras diversos esfuerzos por globalizar las campañas de vacunación. Sin embargo, se estima que la viruela mató hasta 300 millones de personas​ solo en el siglo XX y hasta 500 millones en sus últimos 100 años de existencia.

 

Camas con pacientes en un hospital de emergencia de Kansas, en medio de la epidemia de gripe que golpeó Estados Unidos durante la guerra y fue transportada en los barcos a través del Atlántico.

Previo a la aparición de la vacunación, en China se practicaba la inoculación para prevenir la enfermedad al menos desde el siglo X d. C. Siglos más tarde, la británica Mary Montagu observó cómo los circasianos que se pinchaban con agujas impregnadas en pus de viruela nunca contraían la enfermedad, lo que significó uno de los mayores aportes a este respecto en Occidente hasta que el científico Edward Jenner desarrolló la vacuna 90 años más tarde.

Tras las campañas de vacunación el virus quedó erradicado, excepto por las reservas en estado criogénico que todavía quedan en dos laboratorios de Rusia y Estados Unidos. A pesar de que algunos grupos de expertos han solicitado su eliminación para evitar incidentes, no se llevó a cabo por falta de información sobre el virus.

La Gripe Española (1918-1919): 40-50 millones de muertes

Al contrario de lo que puede parecer debido a su nombre, la Gripe Española mató a más de 40 millones de personas en todo el mundo y no se inició en nuestro país. Aunque no existe un consenso en cuanto a su origen, muchos científicos sitúan sus primeros casos en Estados Unidos en 1918.

En el contexto de una guerra mundial en la que España era neutral, nuestro territorio no censuró la información sobre la epidemia y sus consecuencias, a diferencia de los países implicados en el conflicto bélico, que eliminaron toda información al respecto con el objetivo de no desmoralizar a las tropas y no mostrar sus puntos más vulnerables al enemigo.

 

Una publicación sobre los biólogos españoles ante el microbio de la gripe española.

Por tanto, los medios de comunicación españoles fueron los primeros en informar sobre la enfermedad, y además, fuimos uno de los países más afectados con 8 millones de personas infectadas y 300.000 personas fallecidas.

“La censura y la falta de recursos evitaron investigar el foco letal del virus. Ahora sabemos que fue causado por un brote de influenza virus A, del subtipo H1N1”, afirma la Gaceta Médica. “A diferencia de otros virus que afectan básicamente a niños y ancianos, muchas de sus víctimas fueron jóvenes y adultos saludables entre 20 y 40 años, una franja de edad que probablemente no estuvo expuesta al virus durante su niñez y no contaba con inmunidad natural”.

Plaga de Justiniano (541-542): 25-50 millones de muertes

La información sobre las enfermedades del pasado es más desconocida cuanto más retrocedemos en la historia. Sin embargo, existen evidencias que sugieren que la llamada Plaga de Justiniano se encuentra en cuarto lugar entre las más devastadoras, con cifras de mortalidad entre los 25 y los 50 millones de personas fallecidas. Según las estimaciones demográficas del siglo VI, supuso la muerte de entre el 13 y el 26 % de la población.

 

Su origen se halló durante el Imperio bizantino en las ratas que viajaban cientos de kilómetros en los barcos mercantes, que navegaban hacia los distintos rincones de Eurasia entre el año 541 y 549.  La plaga fue recurrente en las zonas cercanas a los puertos del Mediterráneo hasta aproximadamente el año 750.

Los lugares más aceptados como en origen de la pandemia nos llevan a los enclaves comerciales del este de África, y su causa más aceptada se halla en la bacteria Yersinia pestis, como en el caso posterior de la Peste Negra, aunque proveniente de una cepa diferente. En este caso, su nombre hizo referencia al emperador romano Justiniano I que regía entonces el Imperio bizantino.

VIH/SIDA (1981-actualidad): 25-35 millones de muertes

Desde su aparición en 1976, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ha matado a 32 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud. A día de hoy aún hay entre 31 y 35 millones conviviendo con la enfermedad, sobre todo en África.

LAS ENFERMEDADES EN LAS CIUDADES DEL SIGLO XIX

Históricamente, las ciudades han sido centros de comercio, industria… y enfermedades. A principios del siglo XIX, había tal densidad de población en las ciudades que las enfermedades empezaron a propagarse a un ritmo sin precedentes. Parecía que no quedaban esperanzas hasta que se produjo una serie de descubrimientos científicos que desencadenaron una revolución en la higiene y la salud urbanas.

Este virus infecta las células del sistema inmunitario, mermando la capacidad del organismo para combatir enfermedades. En las etapas más avanzadas del virus sobreviene el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida o SIDA, que ha tenido un gran impacto en la sociedad no solo a nivel de salud, sino como fuente de discriminación.

“El VIH/sida sigue siendo uno de los problemas de salud pública más graves del mundo, especialmente en los países de ingresos bajos o medios”, afirma la Organización Mundial de la Salud.  “A mediados de 2017, 20,9 millones de personas estaban recibiendo terapia antirretrovírica en todo el mundo. Sin embargo, solo el 53% de los 36,7 millones de personas que vivían con el VIH estaba recibiendo el tratamiento en 2016 a nivel mundial”.

El medio ambiente, la clave para evitar próximas pandemias

«Conservar la biodiversidad se traduce en preservar las vidas humanas». Así de tajante fue el pasado mes de octubre un grupo de científicos de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).

Como conclusión de su reciente estudio, alertaron: las mismas fuerzas que impulsan la extinción de especies, la pérdida de hábitat y el cambio climático provocarán más pandemias en el futuro.

«Sin estrategias preventivas, surgirán pandemias con más frecuencia, se propagarán más rápidamente, matarán a más gente y afectarán a la economía global con repercusiones más devastadoras que nunca», concluyen en el informe.

 

Fuente:

https://www.nationalgeographic.es/historia/2020/11/cinco-pandemias-mas-letales-de-historia-de-humanidad

 

 

 

Pediatras recomiendan medidas preventivas de salud ante el regreso a clases

La Sociedad Dominicana de Pediatría emite algunas recomendaciones, tanto a las autoridades como a las familias, frente a los preparativos para la reapertura presencial escolar, a fin de mantener la salud  de los niños y niñas en este contexto de pandemia.

Entre esas recomendaciones está el completar el esquema de vacunación y disponer de recursos de higiene en los recintos académicos, para mitigar y evitar contagios.

La sociedad médica especializada destacó que no todos los territorios y demarcaciones educativas están en las mismas condiciones ni presentan el mismo nivel de riesgo ante la enfermedad. Por eso, consideran prioritario tomar en cuenta una serie de recomendaciones antes de abrir las escuelas.

“Se debe tener conocimiento del contexto de transmisión local y contar con planes de seguridad, garantizar los recursos, las políticas y la infraestructura necesaria para proteger la salud de los niños y adolescentes”, explica la doctora Luz Herrera, presidenta de esta sociedad especializada.

Añadió que la apertura del año escolar es un gran desafío que tienen las autoridades en vista que los patrones de contagio de la enfermedad del COVID -19 responden al contacto directo de personas expuestas al virus, su expresión también es territorial.

La Sociedad Dominicana de Pediatría aconseja a las autoridades del Ministerio de Educación prepararse para abordar las necesidades de salud mental de los estudiantes y recomienda que todos los niños  desde los 12 años o más se vacunen contra COVID -19, hagan  uso de mascarillas en los mayores de dos años; y se garanticen los medios  para un apropiado lavado de manos, ventilación y desinfección de las aulas, para mayor seguridad de la salud de la  población infantil y de los adolescentes.

“Es  importante hacer énfasis en el uso de mascarillas para todos, porque una parte significativa de la población de los estudiantes todavía no es elegible para recibir vacunas, y se ha comprobado que el uso de mascarilla reduce la transmisión del virus y protege a quienes no están vacunados, de acuerdo con informaciones publicadas por la Academia Americana de Pediatría (AAP)”, destacó la especialista.

Se recomienda, además, monitorear el estado de vacunación de los estudiantes, maestros y personal de apoyo, la disponibilidad y el acceso de las pruebas de COVID-19, estrecha comunicación entre los distritos escolares y las autoridades locales y nacionales de salud pública.

Los pediatras hacen un llamado a las familias para poner al día los esquemas de vacunas de sus hijos que pudieron   quedar rezagados como consecuencia de esta pandemia y de esta forma evitar brotes de otras enfermedades prevenibles por vacunación.

Fuente: listindiario.com

Ejercicios fáciles para adolescentes

¿Te cuesta mantenerte en forma? Una larga jornada escolar seguida de actividades extraescolares nos puede llevar a la mayoría de nosotros a preguntarnos cómo encontrar tiempo.

Los expertos recomiendan que los adolescentes hagan 60 minutos de actividad física cada día. La mayoría de esta actividad debe ser una actividad aeróbica de moderada a vigorosa. La actividad aeróbica es cualquier cosa que te agite, como montar en bicicleta, bailar o correr. Luego dedica unos pocos minutos al entrenamiento de fuerza. Ejercicios como los que se describen más abajo ayudan a desarrollar la musculatura y estimular el metabolismo. La flexibilidad es el tercer componente de un ejercicio completo e integral. Prueba con el yoga como una forma que mantenerte flexible

Puedes hacer los siguientes tres ejercicios de fuerza en casa. No hace falta utilizar un equipo especial, pagar cuotas altas en un gimnasio ni invertir mucho tiempo. Basta con que lo consultes antes con tu médico, profesor de educación física o entrenador para estar seguro de que estos ejercicios son adecuados para ti.

Elevaciones del tronco – paso 1

  • Piernas flexionadas
  • Brazos extendidos hacia adelante

Elevaciones del tronco – paso 2

Recostarse gradualmente

Mantener las brazos extendidos y el abdomen contraído

Descender al máximo mientras te sientas cómodo

Regresar lentamente a la posición de sentado

Repetir

Sentadillas con silla – paso 1

  • De pie
  • Silla detrás de ti

Sentadillas con silla – paso 2

Brazos extendidos hacia adelante

Comenzar a sentarse lentamente

Detenerse antes de que el trasero toque la silla

Enderezarse lentamente hasta ponerse de pie

Repetir

Codos a las rodillas – paso 1

  • De pie
  • Pies separados a la distancia de la cadera
  • Brazos extendidos hacia los costados

Codos a las rodillas – paso 2

Exhalando, levantar la rodilla derecha y tocarla con el codo izquierdo

Inhalando, regresar a la posición uno

Cambiar de lado y repetir

Acerca de las series y repeticiones:

La mayoría de los instructores físicos recomiendan repetir cada ejercicio específico de fuerza varias veces seguidas. Esto se conoce como “repeticiones” y se hacen en “series”. Cada serie consiste de un número específico de repeticiones, habitualmente entre 8 y 15. Los instructores suelen recomendar un descanso después de una serie y luego realizar otra serie (o más) con la misma cantidad de repeticiones. Para los ejercicios mostrados anteriormente, comenzar con 10 repeticiones y agregar series de 10 a medida que te sientas más cómodo. Descansar durante 30 segundos entre las series.

Fuente: KidsHealth

La contaminación del aire y sus graves efectos en la salud

Crisis. La polución incide directamente en enfermedades respiratorias y cardiovasculares como el infarto, la angina de pecho, neumonía, sinusitis, rinitis, el ictus o la insuficiencia cardíaca.

Nathalia Romero
Santo Domingo

El aire que respiramos lo es todo. Una atmósfera contaminada propicia el origen de enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada nueve muertes en todo el mundo es el resultado de condiciones relacionadas con la contaminación atmosférica. Es por esta razón que respirar un aire limpio y sin riesgos para la salud es un derecho inalienable de todo ser humano.

Consecuencias

Se han estudiado hasta cien patologías distintas relacionadas con la contaminación, desde problemas bronquiales, enfermedad obstructiva crónica, asma, cáncer de pulmón, derrame cerebral, hipertensión, arterosclerosis, enfermedades neurodegenerativas como el parkinson y el alzheimer. Pero sobre todo tiene una acción directa sobre el aparato cardiovascular.

De acuerdo a datos de la OMS, el 80% de la contaminación ambiental impacta sobre la salud cardiovascular (anginas, infartos, insuficiencia respiratoria).

En concreto, es responsable directa de 3,3 millones de muertes: cardiorespiratorias; 2,1 millones por ECV y 1,1 millones por ictus isquémico y/o hemorrágico.

Para el doctor José Luis Palma, especialista en cardiología, esto representa la primera causa de morbilidad y mortalidad por delante de factores de riesgo cardiovascular tradicionales, como el tabaco, la obesidad, la diabetes o el colesterol alto.

Lo que dicen las consultas

Los pacientes que recibe la neumóloga Clara Méndez, en su consultorio cada día, en su mayoría sufren de asma, infecciones agudas de las vías respiratorias altas y bajas, neumonía, sinusitis, rinitis. y bronquitis.

Para la especialista, estas enfermedades tienen que ver mucho con la contaminación del aire exterior, así como también del aire interior.

“Mucha gente se envenena en su propia casa o en su trabajo y no se da cuenta”, subraya la doctora.

Contaminación del aire en los interiores

En un artículo publicado por la BBC, Matthew S. Johnson, jefe científico de Airlabs, una firma que instala alrededor del mundo tecnología de filtros de aire, explicó que el aire interior contiene todo el tipo de contaminación que tenemos en el exterior, además de lo que se agrega dentro de un edificio, como cocinar y los gases de los productos de limpieza y materiales de construcción.

Medidas preventivas

Según los especialistas y la OMS, se pueden tomar muchas medidas para prevenir que la contaminación del aire afecte de forma negativa nuestra salud, entre las que están:

-Utilizar purificadores de aire con filtros HEPA en casa.
-Olvidarse del consumo de tabaco y de los famosos “vape”.
-Limitar el uso de repelentes contra insectos, ambientadores de hogar. Pueden contener compuestos orgánicos volátiles y benceno que pueden ser liberados con la fragancia cuando se utilizan.
-Elegir caminar o ir en bicicleta ya que esto además de reducir la contaminación, ayuda a la salud física y mental.
-En el hogar, desenchufar los aparatos electrónicos que no estén en uso.
– No dejar luces encendidas cuando no se necesita: Utilizar lámparas de bajo consumo, las que además de ahorrar energía cuidarán tu bolsillo.
– Tener en cuenta que los ventiladores consumen menos energía que el aire acondicionado.
– Tener plantas en el hogar. Las plantas convierten el carbono en oxígeno, lo que ayuda a disminuir la contaminación del ambiente.
-Evite caminar por calles concurridas en horas pico- y si lleva consigo a un niño pequeño, tratar de levantarlo por encima del nivel de los tubos de escape de los vehículos.
-Evitar pasar tiempo en puntos específicos con una alta densidad de tránsito, por ejemplo, cerca de automóviles detenidos en semáforos.
-Cuando desee hacer ejercicio al aire libre, tratar de hacerlo en zonas menos contaminadas.
-Evitar utilizar el vehículo en días altamente contaminados.
-No quemar residuos, ya que el humo producido daña nuestra salud.
-Elimina los olores “a la manera verde”. Cada vez que se utilizan fragancias artificiales se liberan los dañinos COV (compuestos orgánicos volátiles), que también pueden surgir de las pinturas sintéticas y las alfombras.

(+) Sepa Más

Contaminación del aire interior

Datos y cifras.

-3,000 millones de personas cocinan y calientan sus hogares con fuegos abiertos y cocinas en los que queman madera, excrementos de animales o residuos agrícolas y carbón.
-Cada año, 4 millones de personas mueren prematuramente por enfermedades atribuibles a la contaminación del aire de los hogares.
-Más del 50% de las muertes por neumonía en menores de 5 años son causadas por partículas inhaladas en interiores con aire contaminado.

 

Todo lo que necesitas saber sobre el Día Mundial de la Alimentación 2019

Se celebra: 16 de octubre de 2019
Proclama: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
Desde cuando se celebra: 1979
Cada 16 de octubre desde el año 1979 se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, una celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo, propósito que también busca la Agenda 2030 con su meta de hambre cero. Este año, la FAO no solo contempla seguir apostando por un mundo donde todos tengamos acceso a la comida, sino que además agrega que esa comida sea realmente saludable y cubra los requerimientos del organismo según la edad de la persona. Por eso el eslogan de la campaña 2019 es “Una alimentación sana para un mundo #HambreCero“.

¿Por qué exigir una alimentación más sana?

Según los datos de la misma FAO, se estima que en el mundo 672 millones de adultos y 124 millones de menores son obesos y 40 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso.

Esto se debe principalmente a un cambio en la dieta de las personas, sobre todo de aquellas que residen en las ciudades. El estudio de la FAO demuestra que en los últimos años la comida rápida ha desplazado en gran medida a la comida del hogar y no solo eso, también ha sustituido ingredientes importantes como frutas y verduras, por harina, azúcar, grasas y sal.

Esta realidad, sumada al sedentarismo propio de las profesiones disponibles en las grandes ciudades ha traído como consecuencia que la mala alimentación sea la principal causa de muerte y discapacidad en la actualidad.

Pero, el problema del cambio de dieta no solo afecta la salud del ser humano, también está trayendo graves consecuencias al medio ambiente. A lo largo de la historia el hombre se ha alimentado de 6000 plantas aproximadamente, pero el cambio en los hábitos alimenticios sumado a la prioridad que tienen los cereales en el mercado actual, ha reducido la biodiversidad de plantas logrando que solo 9 ya representen el 66% de la producción total de cultivos en todo el planeta.

Todos los años se defienden a animales en peligro de extinción, pero la dieta de los países ha erradicado de la faz de la tierra una amplia cantidad de plantas que al no ser cultivadas y tratadas como malas hierbas, simplemente dejaron de existir.

¿Cómo llevar una alimentación sana?

Lo primero es apostar por las comidas hechas en casa y ayudar a los productores locales a seguir generando vegetales, frutas y verduras, realmente ricas en vitaminas y minerales.

Además debemos es elegir alimentos más saludables para los niños, sustituir una torta de chocolate por galletas de avena y pasas o simplemente darles chocolate negro el cual brinda muchos beneficios al organismo.

También se debe ampliar la gama de frutas y vegetales que conocemos, para ir descubriendo otras plantas que también aportan nutrientes al organismo. Por último, es imprescindible disminuir el uso de aceite y sal en la cocina, además de tener una rutina de ejercicios diarios.

¿Qué puedes hacer para celebrar el Día Mundial de la Alimentación?

La FAO organiza cada año algunas actividades, una de las cuáles es un concurso de carteles para niños de 5 a 19 años. Puedes participar hasta el 8 de noviembre presentando un cartel que ilustre tu idea de lo hay que hacer para que las dietas saludables estén disponibles para todos y cómo cada uno de nosotros puede mejorar nuestras dietas. Como premio para los 3 ganadores habrá una bolsa de regalo sorpresa y el reconocimiento oficial.

Puedes realizar una comida en casa con amigos, donde todo el mundo lleve ingredientes sanos y frescos.

También puedes asistir a charlas de fitoterapia, dado que estas personas cuentan con el conocimiento necesario para indicarte que plantas, frutas, semillas o vegetales, te pueden ayudar a sobrellevar una enfermedad o malestar momentáneo.

Otra opción muy buena es compartir recetas saludables con tus amigos en las redes sociales y si lo haces este día no te olvides de etiquetarlas con los hashtags #DíaMundialdelaAlimentación y #HAMBRECERO

Fuente: www.diainternacionalde.com