Entradas

El rol de la mujer en la sociedad

La conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, para recordar la lucha de mujeres trabajadoras en defensa de sus derechos sociales, se ha ido transformando durante siglos, dando pasos firmes en la superación de la discriminación histórica en contra de estas.

En la actualidad, la mujer en la República Dominicana y a nivel mundial, no sólo es madre y esposa, sino que también ocupa un rol laboral. Estas variaciones han producido que las mujeres se sientan más positivas y fuertes, logrando una modificación en los ámbitos tanto laboral como político.

Tanto el hombre como la mujer han tenido que adaptarse a estos cambios, modificando conductas y hábitos que creían tener arraigadas, como los quehaceres del hogar que eran exclusivo de las mujeres y los hombres solo eran proveedores.

Compartir los roles es parte del proceso, de hecho hoy encontramos que los padres comparten más con sus hijos /as, teniendo una relación más estrecha, ayudando a la madre a compartir los compromisos de la casa en todo el sentido de la palabra.

El ámbito educativo ha sido un campo en el que las mujeres hemos logrados adelantos importantes en términos de acceso y de rendimiento, llegado incluso a superar la situación de los hombres en nuestro país, y en varios países del mundo.

No obstante, en el ámbito político y laboral hemos avanzado, aunque persiste la desigualdad frente a los hombres, donde pueden ser contadas las mujeres dominicanas que han ocupado posiciones relevantes dentro del tren gubernamental, a lo largo de nuestra historia.

Historia del 8 de marzo

La celebración del 8 de marzo Día Internacional de la mujer, constituye una fecha importante en la vida de las mujeres en todo el mundo. Ese día se conmemoran las luchas, que en diferentes países, libraron las mujeres por su derecho a mejores condiciones de vida.

Sobre el porque se celebra el Día Internacional de la Mujer existen varias versiones. La más conocida es la de un incendio ocurrido en una fábrica textil de Nueva York en 1857, donde habrían muerto quemadas las obreras que hacían una huelga.

Sin embargo, se afirma que los orígenes del Día Internacional de la Mujer están ligados a los partidos socialistas de Estados Unidos y Europa, en particular al protagonismo de las mujeres del Partido Socialista Norteamericano que, desde 1908, instauraron unas jornadas de reflexión y acción denominadas Woman’s Day.

La historia del 8 de marzo está cruzada por situaciones y hechos que muestran un escenario más complejo y rico en acontecimientos marcados por la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa, la lucha por el sufragio femenino, las pugnas entre socialistas y sufragistas, y el creciente auge del sindicalismo femenino durante las primeras décadas del siglo XX en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.

Fuente: educando.edu.do

Rol de la pareja durante la lactancia

Durante la lactancia el rol de la pareja es muy importante, ya que forma parte de la seguridad y confianza que la mujer necesita para reconocer que tiene la capacidad de hacerlo. A continuación enlistamos algunas actividades que te ayudarán a que el trabajo en equipo sea un éxito y logren acoplarse a los cambios con mayor facilidad:

  • Infórmate o asiste a un curso prenatal. El conocimiento es básico al momento de ser padres y en la práctica, aún más.
  • Escúchala. Deja que te comparta la tristeza, el amor o miedo que puede provocarle esta etapa y recíbelo con afecto y comprensión. Con esto lograrás que ella alcance un estado de tranquilidad, lo cual es ideal para el desarrollo de la lactancia.
  • Apóyala con los quehaceres. Si no sabes cómo, pide ayuda; deja que se concentre en el bebé y que esté relajada.
  • Ten a la mano los contactos de algunas consultoras de lactancia. Pregunta si el hospital cuenta con una que los pueda asesorar o busca en el directorio de La Liga de La Leche.
  • Carga o vigila a tu bebé mientras ella se baña o come. Aprovecha el tiempo que estés junto a él.
  • Limita las visitas. Lo más probable es que todos quieran conocer al nuevo integrante, sin embargo, durante los primeros días los tres necesitan tranquilidad y descanso. Si son amigos o familiares que pueden esperar, intenta posponer sus citas.
  • Mientras estés en el trabajo, llámale para saber si necesita algo. Esos detalles la harán sentir apoyada y sabrá que cuenta contigo para todo.
  • Juega con tu hijo mayor. Él también necesita atención y tiempo, explícale cómo serán las cosas ahora que tiene un hermano y en qué puede contribuir para que todo salga bien.
  • ¡Sonríe, están ahorrando! El alimento materno es gratis, así que mientras tengan eso a su favor, manifiéstalo en algo positivo como un viaje corto en familia.

Sin duda, tu nivel de responsabilidad va en aumento, pero recuerda que todos los días verás los resultados reflejados en el bienestar de tu hijo y su desarrollo.

Fuente: bbmundo.com

Niño absentista: familia disfuncional

Hainan Reynoso Uribe

Este martes 10 de enero casi 2.2 millones de niños y adolescentes están convocados a reintegrarse a la docencia en los planteles públicos del país luego del asueto de Navidad, Año Nuevo y Día de los Magos.

Según datos suministrados por la Unicef, en 2009, la asistencia a la escuela media era de apenas un 27% de alumnos y un 39% de alumnas.

El entonces secretario de Educación ofrecía cifras alarmantes  en declaraciones a la prensa. “El absentismo sobrepasa el 50% entre escolares del nivel básico.” Afirmaba Melanio Paredes. A la sazón citaba entre las causas principales, “las condiciones de trabajo del maestro“.

Hoy, tras la aplicación del 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en el sector educativo, habría que preguntarse por qué es todavía necesario motivar la asistencia a clases.

En respuesta, en los últimos años el Estado ha implementado campañas publicitarias a los fines de sensibilizar a los padres y tutores sobre la importancia del reintegro oportuno y puntual de todos los alumnos a clases. Un aspecto del cual la familia debe ser precursora.

Mala nota

Durante el tiempo de ausencia en el aula se produce un desajuste en el proceso de aprendizaje, que en la mayoría de los casos ya existía,  y que resulta en un nuevo abandono escolar.  Los niños absentistas obtienen bajas calificaciones, se desmotivan de asistir a clases y hasta se convierten en desertores del sistema.

Es por esto que el maestro debe dirigir acciones que suplan  las expectativas del alumno en lo relacionado a su nivel y capacidad de aprendizaje, para adaptarlo a su realidad  y llevar su determinado ritmo de aprendizaje. De esta forma evitará el descontento en el niño y por ende la repetición del ciclo de abandono.

Un estudio de la UNICEF y la  Asociación civil Educación para todos en Argentina, establece que la repitencia y el abandono durante el año escolar, principalmente después de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo,  son los síntomas de una cadena de pequeños fracasos en la vida escolar de los alumnos, entre las que citan: la falta de comprensión de los temas en la clase, el absentismo,  sufrir  situaciones familiares adversas, falta de apoyo, a quien acudir para encontrar respuesta o explicaciones, entre otras.

Existen algunas pautas mediante las cuales los profesores pueden detectar posibles casos de absentismo escolar, dentro de las que se cuentan:

  1. Los hijos de padres o tutores desafiantes ante el sistema educativo, descuidados, irresponsables, sobreprotectores, entre otras cualidades.
  2. Familias disfuncionales con normas inadecuadas, con cierta incapacidad para la organización y asignar responsabilidades a los niños.
  3. Niños cuyos hermanos tienen historial de faltar a la escuela.
  4. Alumnos con un intelecto por debajo de la inteligencia promedio.
  5. Respuesta educativa inadecuada para alumnos con habilidades diferentes.
  6. Falta de emoción en la educación.
  7. Cualquier otra situación que pueda alertar sobre el riesgo de absentismo escolar.
Rol de padres y tutores

La familia debe jugar su rol de aula grande,  donde inicia el proceso de formación y educación del individuo, según explica Miguel Alejandro Fersobe, director de Participación Comunitaria del  Ministerio de Educación de la República Dominicana (Minerd).

 “Un segundo rol, de carácter político institucional -prosigue Fersobe- es la participación organizada de la familia en el sistema educativo dominicano, a través de los diversos mecanismos creados por las políticas públicas expresadas en las normativas institucionales que empoderan a la familia como ente participativo del sistema”.

El funcionario apela a que los padres desempeñen este rol de manera efectiva, por motu proprio, más que por compromiso, allende su afiliación a través de los mecanismos de participación.

¿Falta del  alumno o falla del sistema?

El sistema educativo está compuesto por diversos actores y protagonizado por los maestros, directores, orientadores, funcionarios, técnicos y la familia.  Culpar al alumno absentista es revictimizarlo, pues él es el producto de ese conjunto de estructuras y sujetos –el sistema educativo-  que todavía dista de ser inclusivo y de excelencia.

 

Familia y comunidad: actores claves del sistema educativo

Miguel Fersobe Pichardo

Con base en los lineamientos trazados por el Ministro de Educación, Andrés Navarro, en el que aseguró “que su gestión se desarrollaría con un espíritu de trabajo en equipo y de diálogo que permita construir una institucionalidad más efectiva, transparente e inclusiva, con todos los sectores de la sociedad”, el equipo de la Dirección General de Participación Comunitaria tiene la responsabilidad de producir y proponer las políticas, programas y acciones que contribuyan con el involucramiento efectivo de la familia y la comunidad en el desarrollo de la educación dominicana.

Nos hemos propuesto desterrar del último rincón de nuestro país, la anticuada concepción paternalista del estado, particularmente del Gobierno, como único responsable de la educación de sus ciudadanos. La Educación es una empresa tripartita de la familia, el estado y la comunidad. No es posible concebirla sin tomar en cuenta el rol protagónico de cada uno de los diversos actores de este proceso, especialmente cuando nos encontramos migrando de un currículo basado en conocimiento a un currículo basado en competencias, siendo la primera de ellas Ética y Ciudadanía. ¡El aula no es suficiente para formar buenos ciudadanos, hace falta el concurso de todos!

Roles de la familia en la educación

La familia tiene un rol intrínseco a su naturaleza en la educación de los nuevos habitantes del planeta. Es en la familia donde se aprenden las primeras normas básicas de convivencia, es la familia la responsable de nuestra primera aproximación a la lengua, la lengua “materna”, es la familia la que crea los primeros modelos a seguir (papá, mamá, hermanos, tíos, etc.). En fin, es la familia la que nos da la bienvenida al mundo de la educación, y nos acompaña en las primeras etapas de nuestras vidas. De ahí la importancia de contar con familias fuertes, tal y como se denomina un programa que desarrolla actualmente el Ministerio de Educación de la República Dominicana (Minerd), con el auspicio de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) y el Consejo Nacional de Drogas (CND), entre otros programas y herramientas de orientación y apoyo a la familia como lo son: Padres Juntos Podemos, Habilidades Parentales, Crianza Saludable, Cuadernos de Familia y la Escuela de Padres.

Un segundo rol, de carácter político institucional, es la participación organizada de la familia en el sistema educativo dominicano, a través de los diversos mecanismos creados por las políticas públicas expresadas en las normativas institucionales (leyes, reglamentos, ordenanzas, etc.) que empoderan a la familia como ente participativo del sistema. Para un efectivo desempeño de este rol es necesario el compromiso voluntario de los padres, que va más allá de su afiliación a través de los mecanismos de participación. Es el compromiso que surge de la verdadera vocación de servicio, es el compromiso entusiasta que los lleva a hacer las cosas con pasión, sin esperar nada a cambio, más que la satisfacción del deber cumplido.

El Minerd concentrará todos los esfuerzos en la efectividad de la participación de la familia en la mejora de la calidad educativa. ¡Nosotros, la familia, somos la escuela!

El autor es director general de Participación Comunitaria del Minerd.