Entradas

La relación de pareja tras la llegada del bebé

La llegada de un bebé a la relación de pareja es una situación que cambia por completo la vida de los padres. Por eso es importante que conozcas todo lo que puede suceder en la relación y sepas, junto con tu pareja, cómo adaptarse a la presencia de un nuevo integrante en la familia.

El embarazo y todo lo que viene después son momentos llenos de emociones y cambios. La madre se enfrenta a alteraciones físicas y hormonales que pueden llegar a interferir con su vida en pareja, como una posible disminución del deseo sexual, baja autoestima y autorechazo, dado por los pensamientos negativos de la transformación de su cuerpo durante y después del embarazo.

Pero, las mujeres no son las únicas que viven estos cambios. Si los padres no se involucran con el proceso que implica la llegada de un hijo, pueden llegar a tener sentimientos de aislamiento y celos al ver un vínculo muy fuerte entre la madre y el bebé. Lo ideal para que esto no suceda es que el padre esté presente en las tareas del pequeño, incluyendo el parto, los primeros días y el posparto.

Otros aspectos que dificultan la relación de pareja en estos casos e impiden la intimidad y una buena comunicación son entre otros, el traslado de atención de la pareja al hijo, los temores con respecto a lo que pueda sucederle al bebé, el estrés y una disminución del tiempo libre.

Por eso es importante que la pareja esté lo suficientemente consolidada y exista una buena comunicación entre ellos, pues de lo contrario, la relación podría verse seriamente afectada por situaciones como estas.

Primero fortalecer la relación

La psicoterapeuta de pareja Patricia Lozano explica que para que no se produzca un distanciamiento, la relación debe fortalecerse. Dice además que, “esto se puede lograr por medio de la compañía, realizando actividades en consenso como ir de compras, salir a cine, tener una cena romántica, y en general, disfrutar del tiempo juntos como pareja”.

Además, plantea que es importante que la pareja reciba ayuda con el cuidado del bebé, bien sea de la familia o de alguien cercano, pues esto les ayudará a tener tiempo libre y tomar un respiro en su nueva profesión de padres. Esos momentos también beneficiarán la relación con el pequeño, ya que el trato hacia el niño será mejor, si se toma un descanso y se deja de lado el estrés.

Fuente: abcdelbebe.com

Relación entre docentes y padres de familia

Generalmente la relación entre docentes y padres de familia se limita a la entrega de boletas de calificaciones, organización de algún evento social e informes de la mala conducta de los niños o del bajo aprovechamiento escolar. Son pocas las ocasiones en las que estos espacios tienen como finalidad analizar algunos aspectos como: la convivencia familiar, la comunicación, la relación afectiva entre padres e hijos, la orientación para que apoyen el trabajo escolar en casa, etcétera.

Es necesario que juntos, maestros y padres de familia encuentren mejores formas de trato hacia los niños. Para ello se requiere que planeen esta coordinación; es decir, formulen estrategias y condiciones para lograrlo.

Muchas veces los padres requieren mayor información acerca del desarrollo de sus hijos y de cómo tratarlos. El maestro puede promover reuniones en donde algunos especialistas hablen sobre las características del niño y los padres externen sus dudas y construyan alternativas de solución para mejorar su relación con ellos.

Si en lugar donde está ubicada la escuela no hubiera personal especializado, organice entonces sesiones de intercambio de experiencias en donde se comenten algunos problemas y la forma en que se han resuelto.

¿Por qué es importante abordar el tema acerca de la comunicación familiar?

Porque frecuentemente existe entre los padres de familia un conocimiento muy superficial acerca de los gustos, intereses y aficiones de sus hijos. Por medio de la comunicación se consiguen mejores elementos e información para responder a las necesidades, metas y anhelos de cada uno de los miembros de la familia.
Las conversaciones en donde todos intervengan y no se juzgue ni ridiculice a nadie, los juegos y actividades como sembrar árboles, narrar o leer cuentos o leyendas, etcétera, sirven para lograr lo anterior.

¿Cómo orientar a los padres de familia para que sus hijos adquieran mayor confianza en sí mismos?

Para la adquisición de este propósito se sugiere:

  •  Hacer hincapié en que el desarrollo es un proceso lento y paulatino con avances, retrocesos y habilidades que se van formando día con día a partir del dominio y concientización de los recursos.
  •  Estimular a los niños en cada uno de sus esfuerzos por pequeños que sean, así tendrán experiencias de éxito que los harán más seguros de sí mismos.
  •  Fomentar su autoestima confiando en ellos, en sus talentos y cualidades. Animarlos y respetarlos para que aprendan a confiar en sí mismos, ya que en la aprobación o desaprobación de los adultos significativos (padres y maestros), los niños definen quiénes son y cuánto valen.

Enfatizar la importancia del sentido de pertenencia al grupo familiar, haciéndolos sentir amados y aceptados de manera incondicional dentro de la familia.

Procurar que no se sientan comparados, ni empujados a imitar a otros niños.

Enseñar a asumir riesgos. Esto se logra cuando están seguros de no ser castigados si cometen algún error, motivarlos a hacer aquello para lo cual ya tienen capacidad e invitarlos a tomar sus propias decisiones.

Ayudar a los niños a fijarse metas y trabajar para conseguirlas.

Crear un ambiente propicio para preguntar. La curiosidad es una característica natural y responde al interés por el mundo que los rodea.

Las sugerencias arriba señaladas permitirán a los padres darse cuenta de que los niños aprenden de ellos el gozo por la vida, la confianza en la capacidad de controlar el entorno personal y la esperanza en el futuro, por eso deben convivir y disfrutar juntos diferentes actividades recreativas.

¿Qué relación existe entre la salud de los niños con el aprendizaje?

Un niño sano estará en mejores condiciones para aprender. Por eso es necesario que el maestro oriente a los padres de familia acerca de las formas para lograr y mantener la salud. Este aspecto, abarca temas como: la nutrición, el conocimiento y el cuidado del cuerpo, la prevención de enfermedades, etc. Se pueden organizar sesiones con especialistas en donde se aborden estos u otros temas y los padres reciban orientaciones específicas o bien, planear reuniones entre ellos para intercambiar experiencias y soluciones a problemas comunes.

¿Cómo lograr una mejor participación de los padres en relación con el aprovechamiento de sus hijos en la escuela?

Es conveniente realizar una junta inicial con los padres de familia para darles a conocer cuáles son las asignaturas que se van a impartir y los propósitos que sus hijos deben alcanzar en cada una de ellas. Concientizarlos de que el programa se irá desarrollando de acuerdo con las características y el ritmo de aprendizaje que el grupo presente y en particular cada uno de sus hijos. Si los padres están enterados acerca de los contenidos que se van a tratar durante el año, podrán brindar una ayuda más eficiente y proporcionarán los apoyos y recursos necesarios.

Es necesario que el maestro informe constantemente a los padres sobre los avances y dificultades de sus hijos en cuanto a su rendimiento académico y no sólo los llame para darles resultados finales. Es importante que reconozcan el esfuerzo de los niños y en el caso que su aprovechamientoescolar fuera bajo, hacerles ver que estas fallas en el aprendizaje son punto de partida para reiniciar el proceso y no la oportunidad para la aplicación de medidas represivas, ya que éstas traen como consecuencia en los niños una baja autoestima que los lleva a sentirse poco inteligentes, torpes y temerosos de cometer errores.

Los maestros de grupo pueden trabajar un aspecto o problema que detecten en sus aulas: la curiosidad sexual de los niños, el atraso escolar y cómo superarlo en casa, la influencia de algunos problemas familiares (divorcio, maltrato, etcétera) en la vida académica y personal del niño.

Los maestros comentarán e investigarán en estas reuniones, diversos aspectos de un problema; pondrán en común sus conocimientos y experiencias, ofrecerán alternativas de solución y planearán la manera en que setrabajarán estos temas con los padres. De tal modo que sean ellos quienes obtengan sus propias conclusiones.

El trabajo así organizado evitará que se den a los padres ideas desvinculadas, regaños e informaciones
poco útiles.

Por ejemplo; si el alumno presenta algún atraso en su aprendizaje el maestro procurará que padres e hijos lean con frecuencia en el hogar, les sugerirá que sean textos pequeños (cuentos breves, párrafos, etc.), una vez leído el título, imaginen de qué se va a tratar, que se hagan preguntas como: ¿Qué piensas que va a suceder? ¿En qué crees que termine? ¿Qué otro título le pondrías? ¿Qué fue lo que más te gustó? Etcétera.

Esta actividad debe realizarse diariamente hasta llegar a la comprensión de lecturas más complejas y extensas.

También conviene elaborar redacciones acerca de lo que se leyó. Estos mensajes por muy pequeños que sean, son muy útiles en la ejercitación de la escritura.

Las actividades que realiza el niño cotidianamente, se pueden relacionar con la resolución de problemas, este es el caso de las compras que se hacen para el hogar. En éstas, anticiparán costos y llevarán a cabo las operaciones aritméticas necesarias.

Llevar a los niños al cine, a la biblioteca, al teatro, al museo, etc., servirá para dialogar con ellos, intercambiar opiniones, cuestionarlos acerca de lo observado y contestar las dudas que plantean.

Todas estas sugerencias son actividades que los padres pueden realizar con sus hijos y serán un auxilio muy importante en la prevención y superación de algunas dificultades escolares.

Por medio de estos lazos de colaboración se logrará que los padres se responsabilicen de la formación y educación de sus hijos: la escuela y los maestros les proporcionarán los medios para lograrlo.

Fuente: cursosinea.conevyt.org.mx

Amores que salvan: madre y maestra

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Ser maestra conlleva una ardua responsabilidad, entrega, dedicación y tolerancia. Esta tiene a su cargo un grupo de niños o jóvenes a los cuales debe guiar, educar, enseñar y cuidar. Sin embargo, en ocasiones, su rol de maestra se transforma en el de una madre.

Cuando un niño va a la escuela con un comportamiento aislado, la maestra puede detectar que ocurre una problemática familiar o algún tipo de trastorno.

Greisy Salas, madre y maestra, comentó que maneja ambos roles con gran responsabilidad: “Siempre me pongo en el lugar de madre con mis estudiantes, los cuido como si fueran mis propios hijos. Me pre-ocupo por impartirles conocimientos, pero también les inculco valores”.

Al preguntarle sobre cómo detecta cuando un niño está atravesando una situación en su hogar, la maestra contó que un día en el izamiento de bandera de la escuela, vio a un estudiante de diez años totalmente aislado de los demás. Cuando se acercó a preguntarle qué le pasaba, este le contestó que se sentía mal porque nadie lo quería. “Mi respuesta fue que yo lo amaba, que nunca lo olvidara. Sentí que mis palabras fueron bien recibidas por él, porque se recostó en mis hombros y sonrió”.

 

Es preciso recordar las palabras de Arian Esquivel en el artículo “Más que una maestra, una segunda madre”: “La buena maestra transforma al mundo, día a día, desde las aulas. Convoca al cambio desde sus actos. No sigue una línea recta, antes de regañar, escucha”.

María Teresa Troncoso, maestra de quinto grado, dijo que su rol de madre lo asocia todos los días con sus estudiantes: “Me preocupo por ellos como lo hago con mis hijos, a veces los niños vienen a la escuela con heridas que en su casa no le ponen atención y yo los curo. Me llena de felicidad cuando me dicen que ya se sienten mejor con mis cuidados”.

Troncoso expresó que no hay mayor satisfacción para una maestra que el momento en que el niño cuando pase de curso la abrace y le diga que quiere volver a estar con ella. “Muchas veces el niño es maltratado en su casa y viene buscando un refugio en la escuela. Por esto, la maestra debe siempre brindar amor y comprensión”.

La maestra es un ejemplo a seguir para sus estudiantes, debe siempre guiar hacia el buen camino y tener la capacidad de sacar lo mejor de cada uno.

(+) Celebrar a las madres en su día

Las maestras en sus respectivos centros educativos elaboran para el Día de las Madres, que se estará celebrando el domingo 27 de mayo, actividades que fomenten en los estudiantes ese valor que merecen sus madres y sobre todo agradarlas este día con detalles especiales.

Dentro de estas actividades se encuentran:

  • Creación de tarjetas personalizadas para las madres.
  • Poemas y canciones dedicados a las madres.
  • Actos escolares con motivo a la celebración de las madres.
  • Manualidades.

La niña que recibe obsequios de los cuervos

 Valeria Sabater

Gabi Mann, es una niña de Seattle muy afortunada. Tanto es así, que su historia ha dado la vuelta al mundo hasta convertirse en una noticia viral que no hemos podido evitar compartir contigo. Ya sabes cuánto nos gustan los animales y estos testimonios donde se mezcla lo curioso con lo emotivo.

Gabi tiene ahora 8 años, pero su relación con los cuervos viene de largo, desde que tenía solo 4 años y descubrió que los cuervos de su jardín estaban muy pendientes de su rutina. ¿Quieres saber por qué? ¿Te gustaría conocer por qué los cuervos traen obsequios regularmente a esta niña de Seattle?

¡No te lo pierdas, estamos seguros de que te va a encantar la historia!

Si quieres ser parte de la familia de un cuervo, aprende a recompensarlos

Todo empezó cuando Gabi tenía 4 años. Como todo niño a estas edades, era frecuente que de vez en cuando, se le cayera la comida de las manos: un cacahuete, un trozo de sándwich, un pedazo de queso, algún snack… Un día se dio cuenta de que tras ella, estaba un cuervo muy atento. Acababa de comerse ese trocito que le había caído de su hamburguesa y ahora la miraba con atención para ver si, por casualidad, le caía algo más.

Su madre, Lisa, lo encontró muy gracioso, así que le sugirió a la niña que, a partir de entonces, recordara que con lo que a ella le sobraba, otros animales podían alimentarse. Era una buena idea, ¿por qué no? Gabi fue consciente de que aquello podía ser una divertida responsabilidad, así que a partir de entonces, cada día prepararía una bonita caja llena de comida y agua para los cuervos.

Y fue entonces cuando surgió la magia. Poco a poco, aquella caja, fue llenándose a su vez por las mañanas de pequeños obsequios traídos por los cuervos para la niña. Era un intercambio. Ambos se recompensaban y ambos ganaban. ¿Quieres saber qué regalos trajeron los cuervos a nuestra protagonista?

  • Un corazón de cristal (la pieza favorita de Gabi, porque según ella, representa el amor que se profesan)
  • Bisagras
  • Piedras pulidas de colores
  • Alambres y horquillas
  • Llaveros
  • Piezas de vidrio de diferentes colores
  • Tapones de botellas
  • Tuercas
  • Botones
  • Pendientes
  • Conchas
  • Cordones de zapatos
  • Trozos de esponjas
  • Piezas de Lego

Obsequios de los cuervos para Gabi Mann

Todas estas piezas, estos inusuales regalos traídos por las aves, están guardados meticulosamente en cajitas, ahí donde Gabi pone la fecha en que le fueron entregados. Es algo muy especial para ella y para su madre, y que lleva cumpliéndose desde hace cuatro años. No falla ni un día. Según explican los biólogos, los cuervos son unos animales realmente inteligentes con unas costumbres muy determinadas. Así, por ejemplo, para formar parte de su círculo social, es frecuente que se realicen distintos tipos de intercambios.

Entre ellos es habitual, por ejemplo, ofrecerse alimentos o cortejos, y aunque los regalos de objetos no siempre están garantizados, puede ocurrir de vez en cuando, como es el caso de lo ocurrido con Gabi. Según ella misma explica, hay veces en que los regalos que le traen no son siempre agradables, hay días en que le traen pinzas de cangrejo en descomposición, o incluso algún animal muerto. Nunca sabe lo que va a encontrarse por las mañanas en su jardín. Pero ahí está la magia, el encanto de esta historia tan especial entre una niña de Seattle y los cuervos de su jardín.

Realmente asombroso, ¿no crees? Dinos qué te ha parecido esta historia.

Fuente: supercurioso.com

Consejos para ser un padre o madre impactante

Hemos encontrado en Internet la siguiente Infografía con consejos para ser un docente impactante. Nosotros la “reciclamos” y te invitamos a que en lugar del docente te coloques tú, es decir, una infografía con “Consejos para ser un padre o madre impactante”. Y aquí hay algunos:

Irradia alegría y paz. Despiértales con una sonrisa y acuéstalos con una sonrisa más grande. Los problemas no deben interferir entre tu sonrisa y tu hijo. Les sonríes porque sus vidas son valiosas para ti independientemente de su comportamiento. Haz que tu casa sea un espacio donde puedan ser ellos mismos.

  1. Investiga cómo aprende tu hijo. No todos aprenden igual, no todos necesitan la misma metodología, trato u objetivos. Adáptate a su estilo de aprendizaje y a sus diferencias.
  2. Denota entusiasmo en tu hogar. Sorpréndeles, crea en ellos recuerdos imborrables, crea escenarios y experiencias que les inspiren.
  3. Comunícate con asertividad. Cuando te comuniques con ellos, primero llégales al corazón. Después a su cerebro.
  4. Trátalos ¡siempre! con respeto y confianza. Puedes estar enfadado con él. ¡Pero muy enfadado! Y decepcionado. Y preocupado. Pero eso no te autoriza a faltarle al respeto. Se ha equivocado, confía en él y vuelve a darle una nueva oportunidad, quizás desde una perspectiva y recursos diferentes.
  5.  Logra involucrarle en su mejora. A través de la mediación, trasmítele la necesidad de cambiar de estrategia, de adaptar sus objetivos, de modificarse a sí mismo. Haz que quiera ser ordenado y no que ordene. Haz que quiera estudiar y no que estudie. Para eso, debes confiar en él.
  6. Hazle sentir competente y capaz.
  7. Haz que valga la pena volver a casa del colegio cada día.
  8. Dedica tiempo a cada hijo. Poco o mucho pero hazle sentir que es valioso para ti.
  9. Incentiva la curiosidad y la flexibilidad.
  10. Elogia sus logros.
  11. Crea expectativas. Ábrele la mente y el espíritu.

Elena Roger Gamir

Pedagoga – Solohijos