Entradas

Acentuación, ¿cuáles son las reglas?

Las palabras se acentúan gráficamente dependiendo de donde esté la sílaba fuerte. Todas las palabras tienen acento, pero no todas llevan acento gráfico o tilde.

¿Cómo saber dónde poner el acento?

Si el acento prosódico está en la última sílaba, es palabra aguda.

Si el acento prosódico está en la penúltima sílaba, es palabra llana.

Si el acento prosódico está en la antepenúltima sílaba, es palabra esdrújula.

Si el acento prosódico está en la anterior a la antepenúltima sílaba, es palabra sobresdrújula.

¿Cómo se clasifican las palabras según su acentuación?

PALABRAS AGUDAS

Las palabras agudas (acento en la última sílaba) llevan tilde si acaban en vocal, n o s :

 

 

reiré, melocotón, cantarás; caracol, ciudad, motor

No se acentúan las palabras agudas acabadas en n o s precedida de consonante:

robots, Casals, Isern

Tampoco llevan tilde las palabras agudas terminadas en y:

guirigay, jersey, convoy

PALABRAS LLANAS

Las palabras llanas (acento en la penúltima sílaba) llevan tilde si no acaban en vocal, n o s :

árbol, cáliz, cráter; margen, cantas, lata, cantaseis, hicierais

También llevan tilde las palabras llanas acabadas en s precedida de consonante:

bíceps, gángsters, cómics

PALABRAS ESDRÚJULAS

Las palabras esdrújulas y sobresdrújulas (acento en la antepenúltima sílaba o la anterior) siempre llevan tilde:

múltiple, intríngulis, gráfico, cántaselo

LAS MAYÚSCULAS LLEVAN TILDE

Las mayúsculas se ajustan a las mismas reglas de acentuación que las minúsculas, por tanto se escribe la tilde siempre que la requieran:

África, Índico, Úrsula

Las siglas y acrónimos no suelen llevar acento:

Comecon, Ceseren, Insalud

MONOSÍLABOS Y DIACRÍTICOS

En general, los monosílabos no se acentúan. Sólo llevan tilde cuando hay que diferenciarlos de otras palabras homónimas (acento diacrítico):

de (preposición) / dé (verbo dar)

el (artículo) / él (pronombre)

mas (conjunción) / más (adverbio)

mi (adjetivo) / mí (pronombre)

se (pronombre) / sé (verbos ser y saber)

si (conjunción) / sí (adverbio de afirmación y pronombre)

te (pronombre) / té (bebida)

tu (adjetivo) / tú (pronombre)

Otros casos de acento diacrítico:

aun / aún (incluso / todavía)

solo / sólo (único, solitario / solamente, es acento opcional).

Errores frecuentes en la acentuación de monosílabos: no llevan tilde:

fue, dio, vio

DIPTONGOS

Las dos vocales débiles, i, u, forman diptongo delante y detrás de cualquier otra vocal.

Cuando el acento recae sobre i, u acompañadas de a, e, o, las vocales i, u llevan tilde para deshacer el diptongo:

caída, creído, aúna, oído, mío, pío, río, reúne, geografía, jugaría, acentúa, continúa

En los casos ui, ii, dos vocales débiles seguidas, no se pone tilde:

huida, atribuido, ruido, cuido, fluido, jesuita; priista

La h intercalada no influye en las reglas de acentuación; así:

prohíbe, rehúsa, cohíbe, ahínco

Otros casos de errores frecuentes:

dieciséis, jugaréis, delegáis, tenéis (son palabras agudas acabadas en -s, por tanto llevan tilde)

veis, deis (son monosílabos, por tanto no llevan tilde)

contiguo, continuo, historia, ganancia (son palabras llanas acabadas en vocal, por tanto no llevan tilde)

TRIPTONGOS

Los triptongos están formados por una vocal fuerte entre dos vocales débiles. Para los triptongos se siguen las reglas generales de acentuación, teniendo en cuenta que la tilde siempre recae sobre la vocal fuerte:

estudiáis, despreciéis, averigüéis

PRONOMBRES ENCLÍTICOS EN VERBOS

En los casos de verbo con pronombre enclítico se siguen las normas generales de acentuación, independientemente de si la forma verbal simple llevaba o no tilde antes de adjuntarle el pronombre:

cayose, dame, deme, dímelo, mírala, cántamelas

PALABRAS COMPUESTAS

Palabras compuestas: cuando se unen dos palabras, si la primera llevaba tilde, la pierde:

decimoquinto, decimoséptimo, videojuego

Cuando se unen dos o más palabras con tilde por medio de guion, ambas conservan el acento:

físico-químico, histórico-filosófico

Los adverbios terminados en -mente conservan la tilde del adjetivo, si la lleva, a partir del cual se ha formado el adverbio:

cortésmente, fríamente, hábilmente, rápidamente; dulcemente, solamente

Fuente: lavanguardia.com

El debate de opinión: definición y características

¿Qué es el debate?

El debate es una forma de comunicarse que consiste en la confrontación de diferentes puntos de vista respecto a un mismo tema. El encuentro se realiza entre dos partes o más (dos personas o grupos) en el que un asunto específico es abordado desde diferentes concepciones.

En un ambiente escolar y académico, el debate resulta una herramienta útil para analizar temas de estudio y permitir alcanzar un mayor nivel de conciencia. No se trata de una pelea o de una burla hacia el otro, sino de una conversación entre personas que se respetan y se escuchan.

Es comprensible que las personas tengan diferentes opiniones y reacciones sobre un mismo tema, especialmente si están relacionadas con la política o la ética. A través de un debate es probable que las partes no cambien de parecer, pero sí que puedan comprender mejor a aquellos que piensan distinto.

Características del debate

Debate
Los debates formales suelen dar oportunidad a la audiencia para realizar preguntas.

Un debate se caracteriza por ser un momento de encuentro seguro para la confrontación de ideas, a través del respeto y sin violencia (de lo contrario, sería un enfrentamiento). Existen dos tipos generales de debate, dependiendo del ambiente en el que tengan lugar:

  • Los debates formales. Aquellos que suelen tener una estructura que establece los momentos para el orador y los momentos para que la audiencia realice sus preguntas y opine. Incluso, pueden contar con un encargado de moderar el encuentro (responsable de conservar el orden entre las partes). Por ejemplo, un debate informativo que ofrece una autoridad a una audiencia especializada o de prensa.
  • Los debates informales. Aquellos que surgen de manera espontánea, sin acuerdo previo ni estructura, y que permiten intercambiar los puntos contrapuestos de manera armoniosa. Suelen ser muy interesantes y genuinos porque afloran los pensamientos y las emociones de cada participante, sin premeditarlos. Por ejemplo, debates que se originan durante una cena familiar o durante una clase de la escuela.

Los debates, tanto formales como informales, pueden estructurarse con diferentes tonos de comunicación:

  • Un tono informativo. La información a debatir se presenta de manera completa, basada en hechos y evidencias. Un orador puede ser quien presente esos datos y la audiencia puede ser quien realizará preguntas para despejar dudas.
  • Un tono argumentativo. Los datos que intentan dar razones sobre un punto de vista deben tener un respaldo confiable que lo avale para que el debate no resulte una discusión sin sentido entre las posturas contrapuestas.
  • Un tono persuasivo. Un orador (o grupo al que representa) puede tener la intención de convencer a una audiencia. Para eso, empleará técnicas de convencimiento desde la lógica, emotividad o simpatía.

Elementos de un debate formal

Un debate formal cuenta con los siguientes elementos o pasos a seguir para poder llevarlo a cabo:

  • Planificación del tema o hipótesis a debatir, de manera clara y acorde al público al que se dirige.
  • Organización de los equipos (desde el orador o representante del grupo, audiencia, moderador, entre otros).
  • Determinación de la estructuras o momentos para que cada parte tenga la palabra. Por ejemplo, un orador puede responder las preguntas del público solo tras finalizar su discurso.
  • Iniciación del debate propiamente dicho, que puede estar a cargo o no del mediador o moderador.
  • Ejecución del debate, con los respectivos momentos para que cada parte pueda hablar.
  • Conclusión del debate, que puede constar de unas pocas palabras del moderador, para darle un cierre al encuentro.

Reglas de conducta

Debate
En un debate, es importante que los participantes respeten a quien piensa distinto.

Para que un debate se desarrolle de manera adecuada y en armonía, es necesario que cada parte respete ciertas reglas generales de conducta:

  • Ser tolerante ante las diferencias de los demás.
  • Escuchar sin interrumpir.
  • No subestimar ni burlarse del que piensa diferente.
  • Evitar alzar la voz para interrumpir al que está hablando.
  • Evitar dispersarse o hablar de temas ajenos al debatido.
  • Criticar con fundamentos o con propuestas mejores a las criticadas.

Fuente: https://www.caracteristicas.co/debate/#ixzz6lRfqwGHx

Reglas ortográficas de la letra B

Dentro de las reglas de ortografía que enseñamos a los niños, una de las que representa una mayor dificultad es el uso de la letra b y la letra v. Distinguirlas y usarlas correctamente es todo un reto cuando comienzan la escritura. Nosotros vamos a intentar resolverlo indicándote las reglas ortográficas de la b, su uso correcto en unos sencillos pasos.

Se escriben con B:
  1. Las palabras que comienzan con los prefijos:
    • sub- (significa debajo de), por ejemplo: Submarino, subtitulo, subdirector, subcosciente.
    • bi-, bis-, biz- (significa dos), por ejemplo: bimensual, bicentenario, bizquera
      1. Ojo! La mayoria de las palabras que empiezan con viz- se escriben con uve, salvo las que significan dos, por ejemplo vizconde es con uve.
  2. Se escribe con b las palabras que empiezan por las sílabas ha-,he-,hi-,hu- seguidas del sonido B por ejemplo: hablar, habitar, híbrido, hebillas.
  3. Las palabras que empiezan por bien- o bene- por ejemplo: bienaventurada, bienvenido, benefactor, beneficiarle
  4. Las palabras que empiezan por las sílabas: bu-, bur- y bus-, por ejemplo: Bueno, burlar, burro, buscar
    • Ojo ! Todas las palabras que empiezan por bu,bur,bus empiezan por b salvo vudú que es con v
  5. Se escriben con b las palabras que terminan en: -bilidad, -bundo, -bunda, por ejemplo: incomprensibilidad, debilidad, abundo, moribundo, meditabunda.
    • Ojo ! También hay dos excepciones como movilidad y civilidad
  6. Las terminaciones del pretérito imperfecto de indicativo de la primera conjugación del verbo ir como iba, íbamos, cantaba, cantábamos
  7. Las formas verbales cuyos infinitivos acaban en -aber, -bir y -buir, como por ejemplo: de saber – sabemos de subir – subimos de contribuir – contribuimos
    • Ojo ! Excepciones: Hervir, vivir, servir, precaver, por ejemplo servido, vivido.
  8. Las palabras que contienen biblio (libro), fobia (temor, miedo), bio (vida), por ejemplo bibliografía, biblioteca. agorafobia, claustrofobia, biología, biosanitario.
  9. Compuestos y derivados de palabras que ya se escriben con b, por ejemplo de brazo – brazalete de balón – baloncesto, balonmano.
  10. Se escribe con b cuando el sonido B precede a una consonante por ejemplo obstáculo, objeto
    • Ojo ! Hay una excepción: ovni
  11. Cuando el sonido B ocupa la posición final de la palabra, como por ejemplo club y todas sus variantes motoclub, videoclub.
  12. Uso correcto de la b cuando después de las sílabas, tur (turbante, turbulento)

¿Sabrías ya distinguir a partir de ahora las palabras que se escriben con b y no con v?

Ejercicios para trabajar las reglas de la b

1.- Atrévete y tacha las palabras que contengan la letra b mal escrita

  • bisabuelo
  • bolante
  • acabado
  • bilateral
  • bufón
  • niebla
  • bida
  • ensayaba
  • obeja
  • estabilidad

2.- Sabrías escribir palabras acabadas en buir y otras palabras acabadas en bir. Pon tres ejemplos de cada una.

3.-  Completa con b o v las palabras siguientes:

  • li_ros
  • lle_ado
  • o_jeti_o
  • _eneficio
  • _ien_enido
  • retri_uir
  • _iólogo
  • _enir

Fuente: educapeques.com

 

¿Cómo se escribe: los  hombres rana o los hombres ranas?

La gramática de nuestra lengua recomienda escribir hombres rana, porque en esa expresión la palabra rana, sustantivo en singular y femenino, no tiene que concordar con hombres, en plural y masculino, en razón de que “rana” no funciona en esa construcción nominal como adjetivo, como en las frases “hombres buenos”, “hombres decentes” y “hombres apuestos”, donde “buenos”,  “decentes” y “apuestos” son adjetivos.

En la fórmula, “hombre rana”, la palabra “rana” funciona como una entidad que alude a la condición ágil y saltarina del batracio en cuya textura puede moverse en cualquier escenario, como fueron adiestrados los “hombres rana”.

En tal virtud, la frase “hombres rana” va referida a hombres que actúan como la rana; de igual forma podría decirse “hombres murciélago” y “hombres araña”.

El segundo término de la composición (“rana”,  “murciélago”, ”araña”) no es adjetivo, sino sustantivo; en gramática, no se combinan dos sustantivos seguidos, sino un sustantivo con un adjetivo o un adjetivo con un sustantivo, el orden no importa; en esos casos no se exige la aplicación  de la concordancia gramatical que debe aplicarse cuando se unen un sustantivo y un adjetivo, puesto que en este uso se trata de una combinación atípica con una concordancia ad sensu, vale decir, según el sentido. De igual manera puede decirse “abuelos coraje” y “hombres máquina”, por citar otros ejemplos.

Fuente: El Lenguaje del buen decir de Bruno Rosario Candelier