Entradas

La competencia global se evaluará en el estudio PISA 2018

El estudio PISA 2018, la prueba a nivel mundial que mide el rendimiento académico de los alumnos en Matemáticas, Ciencias y lectura, contará con nueva área de evaluación: la competencia global.

La OCDE, organización a cargo de la prueba, empezó a desarrollar el plan para contar con esta nueva competencia en 2013 dentro de un proyecto a largo plazo que busca ayudar a definir el aprendizaje del futuro en un mundo cada vez más globalizado. Al añadir esta nueva competencia, tiene por objetivo influir en las políticas de desarrollo curricular de los países del mundo y resaltar la importancia de la educación como destreza básica para la vida.

En este contexto, se introduce la competencia global definida como “la capacidad de analizar asuntos globales e interculturales, valorar distintas perspectivas desde el respeto por los derechos humanos, para interrelacionarse con personas de diferentes culturas, emprender acciones por el bien común y el desarrollo sostenible”. De este modo, la educación global se convertiría en la nueva educación cívica del siglo XXI.

Así, la nueva evaluación de PISA se centrará en la capacidad de los alumnos de pensar de forma intercultural. Para ello, se construirá una escala con niveles de rendimiento, al igual que en las demás áreas del estudio (lectura, matemáticas y ciencias), según una jerarquía de niveles de competencia. En este caso se determinará el nivel en función de sus conocimientos sobre los distintos puntos de vista, su conocimiento del mundo, su diversidad cultural o su capacidad de empatizar con los demás.

Las cuatro dimensiones del nuevo estudio PISA

¿A qué políticas educativas se dirige el mundo? ¿Existe ya un marco conceptual para la educación? ¿Supondría un valor añadido la evaluación comparativa internacional? A través de cuatro dimensiones distintas, estos son sólo algunos de los planteamientos sobre competencia global a los que se busca dar respuesta. Por una parte, las preguntas tendrán una dimensión cognitiva aplicadas a asuntos globales, conocimiento y comprensión interculturales. Por otra parte, en la segunda dimensión se tratarán las destrezas centradas en el pensamiento analítico y crítico evaluado a través de la empatía y la flexibilidad.

También contará con una tercera dimensión que evaluará actitudes como la apertura hacia otras culturas, el respeto hacia otras edades, la conciencia global y la responsabilidad. Finalmente, se evaluarán los valores universales de la dignidad humana y la diversidad cultural.

Fuente: educaciontrespuntocero.com

Cómo explicar a los alumnos que copiar está mal

Laura Ruiz

Aunque muchos alumnos tengan asumido que copiar no es lícito, lo cierto es que muchos siguen usando este método para aprobar los exámenes o hacer trabajos.

Es por ello que resulta necesario para el profesorado inculcarles las consecuencias negativas que el plagio supone, y tratar de evitar que lo hagan.

Por ello, queremos compartir algunos consejos sobre cómo explicar a los alumnos que copiar está mal.

1.- En primer lugar, será necesario explicar a los alumnos los motivos por los que no está bien copiar, ya sea en un examen o al realizar un trabajo de investigación. Entre otros factores, cabe destacar que:

  1. Se engañan a ellos mismos/as, ya que están desaprovechando su oportunidad de aprender y crecer como personas.
  2. Copiar no es un método para superar el examen, es decir, “el fin no justifica los medios” por lo que la finalidad de aprobar no prevalece ante el hecho de copiar.
  3. Aprobar copiando es una decepción para el alumno, pero también lo será para el profesor, los padres y demás personas que han confiado en él.

2.- Asimismo, se puede organizar un debate en clase para encontrar entre todos más motivos por los que no se debe copiar en clase. De esta forma, podrán discutirse las que ellos consideran como ventajas e inconvenientes de plagiar información, sacar “chuletas” (chivos), copiar del compañero, etc.

3.- También será adecuado debatir acerca de las acciones que pueden derivarse del hecho de copiar en clase, como pueden ser castigos y demás consecuencias. No debe asumirse la idea de que “mientras no me cojan copiando, no pasa nada”.

4.- De la misma forma, no solo deberán mostrarse las consecuencias a corto plazo, como puede ser un castigo, sino que también deberá quedar claro a los alumnos que el hecho de copiar también afecta a largo plazo. Y es que todo aquello que se supone que habremos aprendido estudiando y se dará por asumido, en realidad, al copiar no se aprende.

Fuente: UnComo