Entradas

7 ideas creativas para ahorrar agua en las escuelas

El agua es un recurso muy utilizado en las escuelas, por ello es importante que los niños aprendan a conservarla.

Tanto los niños, como los maestros y representantes, le dan múltiples usos al agua en la escuela; para beber, en el uso de los sanitarios, la higiene personal, para el mantenimiento de los salones de clases, jardines y áreas comunes… ¿pero realmente se le da un uso adecuado a este recurso? Veamos algunas sugerencias para lograrlo.

1.- Promover entre los niños, a través de cuentos, canciones, poesías, pinturas y carteleras, programas de aprendizaje destinados a fomentar el conocimiento acerca de la importancia del agua para la vida en el planeta, estimulando en ellos, la investigación de los efectos que podría generar en el ambiente y los seres vivos, la falta de este recurso.

2.- Fomentar la creación de brigadas o grupos ambientalistas entre los niños, que tengan entre sus objetivos, estar vigilantes de las instalaciones sanitarias, su correcto uso y chequear que no existan goteras o filtraciones y de ser así, notificar a sus maestros o al personal de mantenimiento de la escuela.

3.- Sugerir a los niños que lleven su propio termo con agua, para evitar el uso de los bebederos de la escuela, a menos que necesiten recargarlo. Este hábito contribuirá a ahorrar una cantidad significativa de agua.

4.- Si es inevitable el uso del bebedero, se recomienda cerrar la llave cuando se haga una pausa, esto es válido tanto para los niños como para los maestros. Aunque no lo parezca, en esos breves segundos se desperdicia un gran volumen de agua.

5.- El personal directivo debe hacer una revisión e inventario de las instalaciones sanitarias de la escuela, con el objetivo de sustituir grifos y canillas defectuosas e incluso instalar dispositivos de uso reducido de agua.

6.-Dar instrucciones al personal de mantenimiento para que haga un uso racional del agua en las labores de aseo de pisos, ventanas y mobiliario, utilizando baldes de agua, cepillos y escobas y reducir el uso de mangueras para tales fines, las cuales generalmente despilfarran más agua.

7.- El ornato de jardines y áreas verdes en las escuelas es muy importante, pues promueve entre los integrantes de la comunidad educativa, el aspecto ecológico y el amor por la naturaleza, pero regar las plantas en horarios donde hay menos evaporación, contribuirá a no derrocharla.

El buen ejemplo de los docentes es el inicio ideal para comenzar a estimular entre los estudiantes, la importancia de conservar el agua en la escuela, conocimiento que al arraigarse en la mente de los niños, será trasladado y compartido en sus hogares.

Fuente: infoguia.com

Cómo enseñar a los niños a cuidar de nuestro planeta

Vilma Medina

Ayer me encontré a una amiga que estaba yendo con su hija a comprar una flor para que hoy la niña llevara al colegio. Con la flor iban a decorar un enorme cartel para celebrar el Día de la Tierra.

Hace años, yo me acuerdo que mi profesora nos pedía dibujos y poesías que reflejasen la necesidad de respetar y cuidar del medio ambiente. Me parece una forma efectiva para abrir los ojos de los niños a las riquezas, como también a las carencias del planeta.

Sin embargo, creo que una conciencia común sobre los problemas de la contaminación, de la conservación de la biodiversidad, y otras preocupaciones ambientales, no se despierta solo en un día, es necesario enseñar e inculcar en nuestros hijos la necesidad de cuidar y respetar el planeta desde que son muy pequeños, y día tras día, tanto en casa como en el colegio.

El 22 de abril, en muchos países se celebra el Día de la Tierra. Aprovechemos la festividad para enseñar a los niños que la buena salud de la Tierra depende mucho de nuestras actitudes frente al medio ambiente.

Cómo enseñar a los niños a respetar el Medio Ambiente

Es necesario que los niños adquieran hábitos positivos en lo que se refiere a la naturaleza, como por ejemplo:

– No ensuciar ni contaminar los ríos, lagos, embalses, campos, montañas,… No echar basura al suelo.

– Utilizar el agua con moderación, tanto en la hora del baño, o de lavar las manos, etc.

– No hacer daño a los árboles, ni a los animales. Es necesario respetar el bien común.

– Reciclar y reutilizar lo que ya no nos sirve, en lugar de desechar. Los niños pueden transformar un simple tarro o envase de algún producto, en un juguete, etc. Debemos enseñar a los niños la importancia de reciclar.

– Tener respeto y contacto con la naturaleza, para conocer sus cualidades.

– Plantar, sembrar, irrigar y cuidar de la tierra, ni que sea en un huerto casero.

– Visitar bosques, granjas, jardines botánicos…

– Ver, siempre que sea posible, vídeos sobre la vida en los mares, montañas, etc. Es imprescindible que los niños aprendan, de una forma natural y divertida, el valor que tiene el agua, la tierra, el aire…

Como profesores y padres, ejercemos un importante papel en este sentido. Debemos, sobretodo, dar ejemplos. Los niños nos imitan en lo bueno y en lo malo. Jamás hay que ‘bajar la guardia’ en este sentido.

Fuente: GuiaInfantil.com