Entradas

9 estrategias para motivar a los estudiantes en Matemáticas

Formular estrategias para motivar a los estudiantes, mantenerlos receptivos y entusiasmados es uno de los aspectos más importantes en la enseñanza de las matemáticas y un aspecto crítico de los estándares estatales comunes. Los profesores eficaces deberían centrar la atención en los estudiantes menos interesados así como en los más motivados.

En este post presentaremos 9 técnicas basadas en la motivación intrínseca y extrínseca que puede ser utilizado para motivar a los alumnos de secundaria en la asignatura de matemáticas.

Estrategias para incrementar la motivación en los estudiantes de matemáticas:
  1. Llamar la atención sobre un vacío en el conocimiento de los estudiantes. Esta técnica de motivación consiste en hacer conocer a los estudiantes un vacío en su conocimiento y saca provecho de su deseo de aprender más. Por ejemplo, puede presentar algunos ejercicios sencillos que implican situaciones familiares, seguidos de ejercicios que implican situaciones desconocidas sobre el mismo tema. La forma más dramática que hace esto, más efectiva es la motivación.
  2. Mostrar un logro secuencial. En estrecha relación con la técnica anterior es el de hacer que los estudiantes aprecien una secuencia lógica de los conceptos. Esto difiere del método anterior en el que depende de deseo de los estudiantes a aumentar, pero no completa, de su conocimiento. Un ejemplo de un proceso secuencial es cómo cuadriláteros especiales llevan de uno a otro, desde el punto de vista de sus propiedades.
  3. El descubrimiento de un patrón. Esta técnica consiste en la creación de una situación artificial que lleva a los estudiantes a “descubrir” un patrón a menudo puede ser muy motivador, ya que tomar placer en la búsqueda y luego “poseer” una idea. Un ejemplo podría ser la adición de los números del 1 al 100. En lugar de añadir de forma secuencial, los estudiantes se suman la primera y la última (1 + 100 = 101), y luego el segundo y penúltimo (2 + 99 = 101), y así. A continuación, todo lo que uno tiene que hacer para conseguir la suma requerida es multiplicar 50 x 101 = 5.050. El ejercicio dará a los estudiantes una experiencia iluminadora.
  4. Presentar un desafío. Cuando los estudiantes son desafiados intelectualmente, reaccionan con entusiasmo. Pero se debe tener gran cuidado en la selección del desafío. El problema estar al alcance de las capacidades de los estudiantes.
  5. Atraer a la clase con una “Gee-Whiz” resultado matemático. Esta técnica consiste en provocar una gran motivación con una discusión de clase de la famosa “Cumpleaños Problema”, que da la inesperadamente alta probabilidad de cumpleaños partidos en grupos relativamente pequeños.
  6. Indicar la utilidad de un tema. Introducir una aplicación práctica de verdadero interés a la clase en el comienzo de la lección. Por ejemplo, en el curso de geometría de la escuela secundaria, un estudiante se le puede pedir para encontrar el diámetro de una placa donde está toda la información que él o ella tiene una sección menor que un semicírculo. Las aplicaciones elegidas deben ser breves y sin complicaciones para motivar la lección en lugar de restarle valor.
  7. Uso matemáticas recreativas. La motivación recreativa consta de rompecabezas, juegos, paradojas, etc. Además de ser seleccionado para su aumento de motivación específica, estos dispositivos deben ser breves y sencillos. Una ejecución efectiva de esta técnica permitirá a los estudiantes para completar la “reconstrucción” sin mucho esfuerzo.
  8. Contar una historia pertinente. Una historia de un acontecimiento histórico (por ejemplo, matemáticas involucradas en la construcción del puente de Brooklyn) o una situación artificial puede motivar a los estudiantes. Los profesores no deben precipitarse mientras cuenta la historia. Una presentación apresurada minimiza la motivación potencial de la estrategia.
  9. Pedir a los alumnos que participan activamente en la justificación de curiosidades matemáticas. Una de las técnicas más eficaces para motivar a los estudiantes les pide justificar una de las muchas curiosidades matemáticas existentes. Los estudiantes deben estar familiarizados y cómodos con la curiosidad matemática antes de “desafío” en la defensa de la misma.

Los docentes de matemáticas deben entender los motivos básicos que ya están presentes en sus alumnos. El maestro entonces puede jugar con estas motivaciones para maximizar la participación y aumentar la eficacia del proceso de enseñanza. La explotación de las motivaciones y las afinidades de los estudiantes puede conducir a la aparición de problemas matemáticos artificiales y situaciones. Pero si tales métodos generan interés genuino en un tema, las técnicas son eminentemente justas y deseables.

Fuente: comunidaddocente.org

Una forma diferente de acercar la ciencia

Hainan Reynoso Uribe

Los expertos y analistas coinciden en señalar que la educación dominicana necesita nuevos modelos y perspectivas vanguardistas para reformar el proceso obsoleto de enseñanza-aprendizaje que la coloca en los niveles más bajos de los estándares mundiales. Una manera dinámica, divertida y emotiva de acercar los alumnos a la ciencia es la propuesta de Marti Montferrer, estudiante de Geología en la Universidad de Barcelona, quien se dedica de manera profesional a su canal educativo de YouTube, llamado C de Ciencia.

El canal está orientado, además de explicar los conceptos teóricos, a despertar la curiosidad por el estudio de la ciencia.

La novedosa propuesta de Marti Montferrer replantea el proceso enseñanza aprendizaje desde un interesante y moderno enfoque pedagógico que combina la docencia moderna con la tradicional.

Motivar a los alumnos con preguntas interesantes como, por ejemplo, si podría llover diamantes o por qué los mangos caen del árbol en lugar de irse hacia arriba, despertaría su curiosidad de investigar al respecto. En consecuencia, estarían estudiando motivados, sin sentirse forzados a hacerlo o sin saber por qué razón lo hacen.

Mediante la educación moderna, los estudiantes pueden acceder a recursos tecnológicos como el internet, para ver videos sobre interesantes procesos científicos y luego ir al aula, a la educación tradicional, a aprender o reforzar los conceptos básicos de matemática, física y ciencia en general, que los explican. “El objetivo es que sientan deseos de utilizar las matemáticas y la ciencia para satisfacer su curiosidad” establece Marti Montferrer.

Sin emoción no hay atención. La atención es el punto de partida para lograr adquirir conocimiento, y de donde se colige que “sin emoción no hay aprendizaje”. Es entonces función de los maestros lograr cautivar la atención de los estudiantes.

Despertar la curiosidad
En ese sentido Marti Montferrer propone tres técnicas para despertar la curiosidad en el aula:
  1. Libros más atractivos. Marti establece que la curiosidad y la teoría son complementarias, a la vez que propugna por libros más atractivos, con más imágenes, recursos y experimentos que teoría. Es partícipe de títulos cargados de experimentos para que los niños realicen en casa y luego discutan en clase la teoría que los da lugar.
  2. Ejercicios interesantes. Plantear problemas atractivos, que interesen a los estudiantes y los motive a investigar y experimentar. Proponer ejercicios que los ayuden a satisfacer sus dudas. Dejar un espacio para la exposición de los resultados y su comparación con la realidad.
  3. Docentes proactivos. Despertar la curiosidad en los alumnos y plantear las clases de una forma más atractiva usando la docencia moderna, “Que el niño entienda que es necesario hacer toda la parte aburrida o difícil de las matemáticas, hacer toda esa ciencia, para llegar a la respuesta que busca”, aseguró Marti Montferrer.

Como decía Albert Einstein, no podemos continuar con la locura de seguir haciendo lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes.

La apuesta es por centros educativos donde los estudiantes vayan a aprender y no a ser enseñados. Replantearse la educación desde esta perspectiva pondría al país a la altura de países como Chile y Costa Rica.

Plan LEA conversó con el genio YouTuber de ‘C de Ciencia’ luego de que expusiera su forma fresca de acercar la ciencia ante más de 1200 profesionales de la docencia en La XX edición del Congreso Internacional de Educación Aprendo, organizado por Educa y el Plan LEA.

El cónclave,  celebrado en un hotel de esta capital del 11 al 13 de noviembre pasado, reunió además de los maestros, a técnicos y tomadores de decisiones del sector público y privado.

Asimismo, participaron reconocidos expertos de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa.

El dodecaedro mágico: un regalo muy especial para nuestros alumnos

Manu Velasco Rodríguez

Por el suelo de los centros educativos se extienden los sueños de nuestros alumnos. Por este motivo, es necesario pisar con cuidado y delicadeza. A veces, no tenemos cuidado cuando pisamos y damos fuertes pisotones utilizando un vocabulario inadecuado lleno de una carga negativa inconcebible.

Creo en el poder de las palabras. Pueden reprimir o favorecer el correcto desarrollo emocional de las personas y por ello, los maestros tenemos que cuidar nuestra forma de expresarnos y de dirigirnos al alumnado, a los compañeros y a las familias.

Lo que decimos puede convertirse en un violento pisotón capaz de robar los sueños de nuestros alumnos. Para que no sea así, existen otras alternativas, entre ellas, las palabras de maestro, las palabras entre maestros, las palabras para la vida y este dodecaedro mágico.

Este dodecaedro es un regalo muy especial que podemos hacer cualquier día a nuestros alumnos. Nos sirve,  como diría Pedro Salinas: “Para sacar de ti, tu mejor tú”. Lo que decimos a nuestros alumnos es lo que creamos. Tenemos que prestar atención a las palabras que usamos, ya que con ellas creamos nuestra realidad y la de nuestros  alumnos. En este caso, las palabras no se las lleva el viento, tienen mucho poder. Es muy importante darse cuenta de lo que decimos y cómo se lo decimos, ya que solemos hablar mucho, pero… ¿nos escuchamos?

Estos son los mensajes del dodecaedro mágico:
  1. Escucha tus sueños.
  2. Descubre cuál es tu talento y compártelo.
  3. Tus defectos te hacen original.
  4. Saber que eres capaz, te hace más capaz.
  5. Date tantas oportunidades como necesites.
  6. Si no conoces a nadie como tú, es porque no lo hay.
  7. Eres capaz de realizar cosas maravillosas.
  8. Convéncete de que puedes y podrás.
  9. Si sabes lo que buscas, lo que buscas te encontrará.
  10. Elige ser feliz.

Fuente: Ayuda para maestros

Dar clases divertidas y participativas

Santo Domingo

Para lograr que nuestros alumnos puedan procesar al máximo la información que les proporcionamos a través de las clases, es fundamental que el aprendizaje sea dinámico y divertido. Esta es la razón por la cual los docentes no deben descuidar este aspecto tan fundamental a la hora de cumplir con su labor de forma correcta.

Lo primero es establecer claramente el objetivo final que en este caso sería siempre lograr que los niños comprendan muy bien el contenido de la enseñanza y posteriormente sean capaces de recordarlo y de memorizarlo.+9

Para lograrlo hay muchas técnicas originales. Sin embargo, el mecanismo más seguro es lograr que los niños se conecten con la clase hasta el punto de que esta ocupe por completo su interés. Es decir, enamorar al niño del contenido de la clase con figuras, imágenes, música y otros recursos.

A medida que el contenido, los textos, las imágenes y las ilustraciones que se están compartiendo en la clase logran captar la atención de los pequeños se lograra despertar la curiosidad del niño por conocer más y más sobre el tema, estudiarlo y aprenderlo.

Recuerde que lo más importante es la relación entre docente y alumno y la comunicación bajo la base del respeto mutuo y la disciplina positiva. Además, la comunicación con los padres podría ayudar a que exista más motivación entre los pequeños que tenga base en el entorno familiar.

Como maestro hay varias cosas que puedes hacer para lograr impartir una clase divertida y amenas que enamoren a tus estudiantes.

Una clase divertida y participativa

Haz atractivos los contenidos: es fundamental que los que enseñas sea del agrado de los alumnos. Si el contenido es monótono será necesario que el docente prepare láminas, dibujos, e lustraciones, juegos o dinámicas para facilitar la concentración y ampliar el tiempo de atención del estudiante. Debes hacer que los niños sientan ganas de involucrarse con el contenido.

  • Trasmite entusiasmo: como el maestro o el docente se vea o se sienta es fundamental para lograr la atención del niño. Si al maestro le gusta o le atrae el tema y se lo toma con especial interés entonces el niño también lo hará. Caso contrario; si el maestro parece aburrido y fastidiado el niño desviara la atención inmediatamente.
  • Conecta los sentidos: para comunicarnos de mejor manera y trasmitir mensajes más claros para todos y con mayor alcance es ideal tratar de involucrar todos los sentidos en los contenidos. Que hay imágenes para ver, historias para oír, cosas para tocar o cosas para oler y mucha expresión corporal por parte del docente.
  • Estimula preguntas y respuestas: las preguntas de los niños son el mejor indicador del porcentaje de atención. Por eso, después de enseñanzas breves, motiva a los pequeños a levantar la mano para preguntar, intervenir o responder una pregunta que hayas dejado al aire y prémialos. Esta es la mejor forma de garantizar el aprendizaje.
  • Refuerza la enseñanza: al final de la clase repite los puntos clave al menos tres veces para que los pequeños puedan recordarlas e inclusive repetirlas y así evitaras que olviden el contenido de jornada.

Logra que tu clase sea una clase divertida y participativa.

Fuente: Educapeques