Entradas

10 Personajes que demostraron que en la vida no hay nada imposible

Ludwig van Beethoven, Albert Einstein, Miguel de Cervantes Saavedra… escuchamos estos nombres desde la infancia. Pero pocos conocen las dificultades que pasaron en la vida. Lograron tener éxito gracias a su fuerza de voluntad.

Compartimos las historias de estos personajes que le demostraron al mundo que para aquellos que creen en sí mismos no existe barrera alguna.

Marlee Matlin

A la edad de tan solo un año y medio, Marlee quedó sorda. El lema de su vida es “Lo único que no sé hacer es oír”. En la infancia, a pesar de los consejos de los doctores, sus padres la inscribieron en una escuela común (en lugar de un establecimiento especial para niños con deficiencia auditiva), y con ayuda de programas especiales con el tiempo se adaptó. Gracias a esto, ha tenido una vida normal, se convirtió en actriz e incluso obtuvo un premio Óscar. Marlee a menudo dice: “Hago todo para que la gente entienda lo que me enseñaron mis padres: que los sordos no solo merecen respeto sino también ser escuchados”.

Nick Vujicic

“No necesito piernas ni brazos. Necesito la vida. ¡Y no rendirme jamás!”, este lema le ayudó a convertirse en uno de los oradores motivacionales más famosos, graduarse de una escuela de economía, casarse y tener dos hijos. Nick heredó la fuerza de voluntad de su madre. En una de las entrevistas dijo que sus palabras determinaron toda su vida: “Nick -decía ella-, debes jugar con niños normales porque eres normal. Sí, te falta algo pero eso no importa”.

Escribe libros, canta, practica surfismo y juega golf. A menudo viaja por el mundo dando conferencias motivacionales para ayudarles a los jóvenes a encontrar el sentido de la vida, realizar y desarrollar sus habilidades y talentos.

Stephen Hawking

En la universidad, Stephen empezó a mostrar síntomas de esclerosis lateral amiotrófica. La enfermedad avanzaba, al cabo de algunos años quedó totalmente inmóvil, y después de una cirugía en la garganta perdió la habilidad de hablar. Sin embargo, esto no le impidió casarse 2 veces, educar a tres hijos y ser uno de los científicos más reconocidos de la actualidad.

Fue uno de los físicos teóricos mas influyentes. Según él, logró tener éxito en gran medida gracias a su padecimiento: “Antes la vida me parecía aburrida. Ahora definitivamente soy más feliz. La perspectiva de morir joven me hizo entender que la vida vale la pena. ¡Hay tantas cosas que se pueden hacer!”

Frida Kahlo

Frida Kahlo, la formidable artista mexicana que se volvió famosa gracias a sus extraordinarias pinturas. A la edad de 6 años se enfermó de poliomielitis, debido a ese padecimiento una de sus piernas se volvió más delgada que la otra. En ese momento empezó a formarse su personalidad determinada. Para superar las burlas de sus compañeros, la niña empezó a practicar natación, bailes, fútbol y boxeo.

En la edad adolescente Frida tuvo un accidente automovilístico, por lo cual sufrió fuertes dolores en la columna vertebral por el resto de su vida. Después del accidente, la joven pasó varios meses en cama. En ese tiempo pintaba cuadros, en su mayoría, autorretratos. Ahora las obras de Frida Kahlo cuestan millones de dólares.

Ray Charles

Ray Charles, el legendario músico estadounidense que ganó 12 premios Grammy. En la infancia empezó a perder la vista y para los 7 años quedó completamente ciego. Cuando Ray tenía 15 años, su madre falleció. Durante muchos días el joven no podía dormir, comer ni hablar. Estaba seguro de que se volvería loco. Cuando salió de la depresión, se dio cuenta de que al superar esa tragedia podía superar cualquier cosa.

A los 17 años, el músico empezó a grabar sus primeras canciones al estilo del soul, jazz y R&B. Ahora muchos consideran a Ray Charles una leyenda, sus obras incluso están incluidas en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. En 2006, después de la muerte del músico, la revista Rolling Stone incluyó a Ray Charles en la lista de los 100 artistas más grandes de todos los tiempos ocupando el número 10.

Franklin D. Roosevelt

A los 39 años de edad se enfermó de poliomielitis. El tratamiento que duró muchos años, no le ayudó, y el futuro presidente quedó en silla de ruedas. Después de que se diera cuenta de lo serio que era su padecimiento, nadie jamás escuchó ninguna queja de su parte. Tras reunir toda su fuerza de voluntad, Roosevelt intentaba aprender a caminar, usando muletas y aparatos ortopédicos, pero sin resultado alguno. A pesar de su enfermedad, llegó a ser presidente de Estados Unidos. “El único límite para nuestros logros de mañana está en nuestras dudas de hoy”, decía Roosevelt.

Helen Adams Keller

Al cumplir 1 año y 7 meses Helen Keller sufrió una enfermedad grave, y por ello perdió la visión y la audición. Sin embargo, esto no quebrantó su espíritu, supo realizar su sueño y convertirse en escritora; bajo su nombre se publicaron algunos libros y más de 400 artículos. Se convirtió en la primera persona sordociega en obtener un título universitario. Además, Keller participó activamente en la política, luchó por los derechos de las mujeres y los obreros.

Helen Keller logró tener éxito gracias a su personalidad fuerte y a su curiosidad. Solía decir: “Cuando una puerta de felicidad se cierra, se abre otra; pero a menudo no la vemos porque seguimos mirando la puerta cerrada”.

Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes Saavedra en su juventud fue militar. A los 24 años, en la batalla de Lepanto, perdió su brazo izquierdo. Cuatro años después, fue capturado en Argelia y pasó cinco años en prisión lejos de su país natal. Solo después de que lo liberaran, pudo regresar a la vida normal y empezar su actividad literaria. Su novela “El Quijote” se considera una de las obras más grandes de la literatura mundial.

Ludwig van Beethoven

A los 26 años Ludwig empezó a perder la audición. Sin embargo, esto no le impidió componer música. Cuando casi dejó de oír, escribió “Claro de Luna”, y siendo totalmente sordo, “Para Elisa” (aquella que suena en cajas musicales).

Gracias a su personalidad fuerte y a su gran talento, aprendió a escuchar la música en su interior, y luego de componer la sinfonía número 9, dirigió un concierto. Después del triunfo, lloró. “Para una persona con talento y pasión por su trabajo, no existe ninguna barrera”, repetía Beethoven.

Albert Einstein

Cuando Albert Einstein era pequeño, resultaba difícil suponer que lograría tener éxito en su vida. Hasta los 3 años de edad Albert no sabía hablar, padecía de autismo y dislexia. En muchas ocasiones faltaba a clases, por lo cual jamás recibió su certificado de graduado. Para demostrarles a sus padres que no era tonto, Einstein se preparó por su cuenta y en un segundo intento logró ingresar al Instituto Politécnico de Zurich.

Albert solía decir: “Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

Fuentes: genial.guru

Directores: consejos para motivar a tus profesores

Con el fin de tener una escuela contenta y motivada, es fundamental contar con profesores y personal feliz y motivado. Hay muchas maneras para que los directores muestren su agradecimiento al personal docente. Sólo un pequeño gesto puede ser a veces el impulso de motivación que el maestro necesita durante su jornada.

Involúcrate. Los directores pueden ser una parte de la clase si de vez en cuando van y pasan tiempo de calidad con los niños. De esta manera,no sólo se ponen a disposición de los estudiantes, sino tambié acompaña al profesor en su tarea diaria. Este es un buen ejercicio si hay un problema en particular que se repite en el aula.

Sé un comunicador eficaz. Siempre habla con tu personal de manera abierta y honesta. Haz reuniones informales ocasionales en un esfuerzo para discutir situaciones y acontecimientos próximos. Asegúrate siempre de que todo el personal se incluya cuando celebres este tipo de reuniones. Si un maestro o miembro del personal no está presente durante la discusión, asegúrate de reunirte con él después individualmente. Nunca dejes la responsabilidad de la comunicación institucional a otra persona.

Organiza concursos. A lo largo del año escolar, haz divertidos concursos para animar a los maestros a trabajar por un premio como “Mejor decoración de aula”. Al igual que los estudiantes, cuando los maestros están motivados para ganar un premio, ellos tienden a trabajar más duro y más eficientemente.

Asigna tareas divertidas para los profesores hagan en su tiempo libre, como la fotografía o tablón de anuncios para decoración. Cuando encuentres el talento natural de un profesor, utilízalo para darle un descanso temporal de la rutina diaria del aula.

Haz talleres. Anima a los maestros a asistir a cursos de formación y talleres que promuevan la motivación y las actividades prácticas. Nadie quiere sentarse en un seminario durante toda la noche, así que asegúrate de que al programar los entrenamientos sean divertidos y animados.

Organiza un banquete de agradecimiento a los maestros. Haz un cena de fin de año para los profesores y las familias de la escuela. Reconoce un logro de cada maestro y entrega recompensas por un trabajo bien hecho.

Sé un defensor de los profesores. Acércate a la mesa directiva para un bono para los profesores y/o un aumento anual. El personal docente te agradecerá por el esfuerzo, incluso si la petición no se concede.

Consejos

Estate siempre disponible para el personal docente.

Advertencias

Nunca tengas una actitud de superioridad hacia el plantel de profesores. Si no muestras respeto por ellos, tampoco ellos lo mostrarán por ti.

Fuente: webdelmaestro

Acciones para ser feliz

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Permanecer un día feliz, es una de las metas que muchas personas nos proponemos al despertar, es a la que todos queremos llegar. Algunos crean ideas de cómo lograrlo y cuáles actividades les pueden provocar este estado de satisfacción emocional.

Pero más que pensar en la felicidad como un resultado de nuestro día debemos tener claro que es el camino y la clave para mantener un estilo de vida saludable.

Es cierto que no siempre podemos mantenernos con una sonrisa en nuestro rostro, con gran entusiasmo al realizar nuestras labores. En fin, son muchas las circunstancias que pueden no ser las más favorables para sentirnos bien, sin embargo, hay ciertas acciones que sí podemos poner en práctica para mejorar nuestra actitud ante la vida.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA DECIDIR SER FELIZ?

Iniciemos meditando la siguiente frase: “La felicidad es como una mariposa: cuanto más la persigues, más se eludirá, pero si prestas atención a otras cosas, vendrá y se posará en tu hombro”.

Según la escritora Tania Sanz, las personas felices se dan cuenta de que la felicidad se convierte en un hábito. No son víctimas de las circunstancias. Tampoco persiguen esa “felicidad” en alguna persona o un bien material.

Aunque suene imposible, tú puedes tomar el control para sonreír más veces al día y estar más satisfecho con la vida.

Estas pequeñas acciones se dividen en dos partes:

• Las que mejoran nuestra percepción y relación con el mundo exterior.

• Las que provienen de dentro de nosotros y dependen de nuestra actitud ante la vida.

En su blog “Habitualmente”, Sanz comparte estas acciones para ser feliz de afuera hacia adentro:

01 PONTE EN CONTACTO CON LA NATURALEZA:

Está comprobado que vivir cerca de espacios verdes o tener contacto con la naturaleza se asocia con una mejor salud mental. Es tan fuerte el estímulo, que el solo mirar algunas imágenes de naturaleza, puede estimular partes del cerebro que se asocian con la felicidad.

02 CUIDA TU CUERPO HACIENDO EJERCICIO:

Si piensas que hacer ejercicio se trata únicamente de construir tus músculos, te equivocas. Se ha comprobado que el hábito del ejercicio promueve la felicidad a largo plazo.

03 HAZ ALGO BUENO POR ALGUIEN:

Hacer algo por los demás es una poderosa manera de aumentar nuestra propia felicidad y también dejar un granito de arena en el estado de ánimo de los otros.

04 APRENDE O PRUEBA ALGO NUEVO:

Si recuerdas tu infancia, sabes que desde niño aprendes cada día, puede no ser algo significativo e importante, pero siempre hay algo por descubrir. El aprendizaje afecta a nuestro bienestar de muchas maneras positivas. Nos expone a nuevas ideas y nos ayuda a mantener nuestra mente curiosa.

05 CONVERSA MÁS Y CULTIVA RELACIONES:

Reservar más tiempo para la gente que te importa y aumentar tus conexiones sociales, genera una sensación de satisfacción y bienestar.

06 DUERME MEJOR:

Sabemos que el sueño ayuda al cuerpo a recuperarse del día y a repararse. Además nos ayuda a comer mejor y a ser más productivos. Pero, resulta que también es importante para nuestra felicidad.

07 PROPONTE Y PLANEA TUS METAS:

Se ha demostrado científicamente que el sentirse bien con el futuro es importante para nuestra felicidad. La elección de objetivos ambiciosos son una brújula que te dan dirección. Además traen un sentido de logro y satisfacción cuando los alcanzamos.

08 APRENDE A CONTROLAR TUS PENSAMIENTOS:

Aprender a controlar tus pensamientos es una habilidad para mejorar tu felicidad interior. Una forma efectiva de entrenar este súper poder es meditando.

«El primero que tiene que ir feliz a la escuela es el maestro»

LORETO SILVOSO 

Alicia Tojeiro (Vigo, 1978) es esa profesora de la que todos hablan bien. Se siente tan afortunada con la nominación a mejor profesora de España en los Premios Educa, que es como si ya le hubieran dado el premio.

-¿La clave es la motivación?

-Sí. El primero que tiene que ir feliz a la escuela es el maestro, porque, si no, no puedes contagiar nada. Sin alegría y motivación, no hay manera de aprender.

-Este año es la única nominada de colegio público de primaria en la provincia de A Coruña. ¿Los profes de la pública se lo celebran tanto como los de la privada?

-No es problema de que el maestro no trabaje. El tema son las condiciones de trabajo. Tenemos muchos alumnos por aula y mucha falta de recursos, tanto personales como materiales. Y hay una sobrecarga de contenidos.

-¿Y de contenidos repetitivos?

-Sí, es tal cantidad de presión la que sentimos, que salir de eso es complicado. Todos trabajamos mucho y dedicamos muchas horas. El sistema educativo, tal y como está, no funciona; pero hay que arriesgarse y cambiarlo.

-¿Qué no funciona?

-Lo de clasificar a los alumnos en función de la edad. El currículo está muy cerrado y se pierden todos los talentos. Hay una presión que no te permite perder ni 5 minutos y hay que pedir a la escuela que escuche. No se puede ser maestro sin escuchar. Tienes que conocer a tu alumnado, ¡pero no hay tiempo!

-¿Qué tipo de maestra es usted?

-No soy una maestra que enseñe solo los contenidos.

-¿Cómo le gusta enseñar?

-Intento plantearme para qué estoy en la escuela, a qué vengo.

-¿Cuál es su respuesta a eso?

-Vengo a ayudar a crecer. No me limito solo al libro. Es lo que hay detrás. Una labor amplísima.

-¿Cómo son sus alumnos?

-Quiero alumnos que sean empáticos, que aprendan a trabajar en equipo, que no se rindan ante las adversidades… Y quiero que entiendan que solo si sigues aprendes. Hay que esforzarse.

-Lleva veinte años dando clase. ¿Cómo han cambiado los niños?

-La tendencia es a que no sepan resolver sus problemas, a que estén acostumbrados a crear poco y a que sean poco empáticos. Si no se trabaja con una metodología inclusiva, estamos creando una sociedad fragmentada. Si ahora entendemos que todo el mundo tiene algo que aportar, el día de mañana no habrá tal discriminación. Nosotros, en el aula, hacemos el ejercicio de decir: Yo soy Alicia y se me da bien esto. También soy Alicia y se me da fatal esto otro. No pasa nada. Estoy aquí para aprender.

-Empezó dando clase en infantil.

-Y me pasé a primaria por rebelión contra el sistema. No puede haber una ruptura entre las etapas. En infantil atendemos mucho más al alumno como persona, pero llegamos a primaria y parece que nos olvidamos. Cuanto más subes en las etapas educativas, menos innovación hay.

-Así que decidió seguir con los mismos alumnos.

-Sí. Lo hice y me decían: «En primaria no se puede». También me decían antes: «Ay, claro, ahora porque tienes 12 alumnos; cuando tengas 25, verás». Luego fue «Cuando llegues a primaria, olvídate».

-Pero llegó a primaria y usted siguió siendo innovadora.

-Pero es que claro que se puede. ¿Cómo no se va a poder?

«Si ya estaba motivada antes, ¡ahora que se preparen!»

Cada lunes por la mañana, Alicia Tojeiro convierte a sus alumnos en periodistas. De su aula, los niños salen informados y formados, preparados para integrarse en la conversación global. Esta vez la noticia es que su profesora favorita ha sido nominada a la mejor docente de España.

-¿Cómo reaccionó la clase?

-Hubo uno que preguntó qué es docente [risas], pero se alegraron mucho todos. Les pregunté por qué creían que me habían nominado.

-¿Qué contestaron?

-Porque he trabajado mucho, porque siempre busco soluciones creativas a los problemas del aula y porque nunca me rindo.

-Tres claves que la definen bien.

-Y que también pueden ser nuestros objetivos a conseguir para toda la clase. Eso les dije.

-¿Cómo se enteró de la nominación?

-Fue un fin de semana en el que yo estaba en un congreso de altas capacidades. Era uno de esos días en que te lo replanteas todo porque no puedes más. Estaba muy cansada.

-¿La llamaron?

-Recibí un mensaje en el móvil. Oí el rip-rip, lo leí y por poco me da un ataque de locura. Locura de alegría, eh… ¡Son taaantos años dándolo todo…!

-¿Se emocionó?

-Sí. Tuve que leer el mensaje varias veces, como cuando lees el test de embarazo y te da positivo. Pensé qué suerte tengo. Si yo ya estaba motivada antes, ¡ahora que se preparen! [Risas]

-Me da que para usted la sola nominación es el mejor premio.

-Para mí esto es un sueño del que no quiero despertar.

-¿Se puede aprender pasándolo bien?

-¡Claro! Aprender es maravilloso y puede ser súper divertido. Pero no puede haber educación sin las familias. Es imposible.

Fuente: lavozdegalicia.es

Educar para el cambio

Elizahenna Del Jesús
[email protected]
Santo Domingo

Debemos motivar para el cambio, para la reestructuración de ideas, para la autorreflexión y la transformación, para la desintoxicación Sí, la limpieza del sistema educativo.

Nuestros niños y niñas están siendo expuestos a toda clase de información en la actualidad. Ya no hay censura.

La violencia intrafamiliar, la delincuencia, el poco tiempo que le dedican papá y mamá, la temática trabajada tanto en la música y los programas televisivos incitan a la violencia, corrompen el trabajo que desde la escuela se hace.

Es bueno que el docente al inicio de cada año escolar se plantee metas, se analice, se cuestione y busque la manera de innovar para mejorar su práctica  educativa.

Esta práctica evidencia que hay un querer hacer mejor las cosas, que hay una preocupación por ser mejor y ayudar a otros a ser mejor.  Es por ello que,  escribo estas líneas, y las dirijo solo a ti docente, maestro y amigo, a ti que tienes en tus manos el poder de hacer cambios, a ti que detrás de esas cuatro paredes tienes la oportunidad de hacer maravillas en esos niños y niñas que este año escolar se te confían, a ti que trabajas por vocación, porque te gusta lo que haces y reconoces el incalculable valor  de tu oficio.

En positivo

Hoy te hablo de una nueva filosofía, de un nuevo modo de hacer, de una práctica positiva, de una metodología no solo para la primera semana de clases sino para el año escolar completo y para todos los años escolares que tengas la dicha de aportar a la sociedad.

Trabajar el positivismo en el aula, que todo lo que tus alumnos y alumnas vean sean acciones positivas, que todo lo que tengan que hacer contenga una chispa de esperanza, amor y magia.

Que tus palabras, tu mirada y hasta tu forma de vestir les hable de lo bello de la vida, de esa parte dulce que la sociedad de hoy no le sabe mostrar, de esa bondad que aún no han tenido el privilegio de disfrutar.

Cuando comiences a implementar prácticas positivas verás menos violencia en tu aula, verás niños más buenos, verás mejores resultados académicos, verás que has creado un espacio positivamente educativo. Podrás evidenciarlo en el deseo de tus niños de asistir a clases, en la admiración que desarrollarán alumnos y padres hacia tu persona y en la entrega con la que realizarán sus labores.

Resultados

Entonces, maestro y maestra, ¿crees que vale la pena intentarlo? ¿Crees que los resultados de esta práctica servirán de algo? Los resultados no los verás de la noche a la mañana, pero los verás y será gratificante saber que lo lograste en tu espacio y desde tu área. Tu ejemplo llegará a otros lugares, llegará a la maestra que comparte contigo, a la coordinadora que te guía, al director que te supervisa, a los padres que te recomendarán y, lo más importante de todo será el dulce recuerdo que impregnarás en tus estudiantes, eso no lo podrá empañar nada en el mundo.

“Carpe Diem”, el increíble poema de Walt Whitman que te motivará a luchar por tus sueños

Aprovecha el día.
No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz,
sin haber alimentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el
derecho de expresarte, que es casi un deber.
No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario…
No dejes de creer que las palabras y la poesía, sí pueden cambiar al
mundo; porque, pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.

Somos seres humanos llenos de pasión, la vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra
propia historia.

Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa.
Y tú puedes aportar una estrofa…

No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el
hombre.

No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un
silencio espantoso. No te resignes, huye…

“Yo emito mi alarido por los tejados de este mundo”, dice el poeta;
valora la belleza de las cosas simples, se puede hacer poesía sobre las
pequeñas cosas.

No traiciones tus creencias, todos merecemos ser aceptados.
No podemos remar en contra de nosotros mismos, eso transforma la
vida en un infierno.

Disfruta del pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridades.

Piensa que en ti está el futuro, y asume la tarea con orgullo y sin
miedo.

Aprende de quienes pueden enseñarte. Las experiencias de quienes se
alimentaron de nuestros “Poetas Muertos”, te ayudarán a caminar por
la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros, los “Poetas Vivos”.

No permitas que la vida te pase a ti, sin que tú la vivas…

Walt Whitman

Beneficios de la naturaleza para la salud

Son muchos los beneficios de la naturaleza para la salud. ¿Has sentido alguna vez una sensación de bienestar estando en contacto con la naturaleza o simplemente mirando un vídeo o una foto de elementos naturales? Los científicos han encontrado algunas ventajas de la naturaleza para nuestra salud.

Beneficios de la naturaleza para la salud

¿Tienes acceso a algún espacio verde cerca de casa? En el caso de que tu respuesta sea “sí”, estás de suerte: la gente con acceso a un espacio natural cerca está más sana y muestra más satisfacción con su casa, su trabajo y la vida en general.

Los beneficios de la naturaleza pueden ser de cinco tipos: cognitivos, psicológicos, fisiológicos, sociales y espirituales.

Beneficios cognitivos

Considerando que la exposición al mundo natural no requiere un nivel alto de atención directa, mejora la atención directa porquereduce la fatiga mental producida por la ciudad y las tareas cognitivas exigentes. Por lo tanto, aumenta la concentración y la habilidad para desarrollar tareas. 

La naturaleza, además, puede ser de ayuda para mejorar las notas escolares. Un estudio con universitarios demostró que, aquellos que tenían vistas a la naturaleza durante un examen, sacaban mejores notas. Así pues, ¡en un examen siéntate cerca de una ventana!

Beneficios psicológicos

¿Has tenido un mal día? ¿Te sientes enfadado, deprimido, asustado, frustrado, cansado, ansioso o triste? La naturaleza ayuda a reducir los sentimientos negativos. Por lo tanto, ¡despeja tu cabeza con un paseo en un entorno natural o un parque urbano! Además, te será más fácil conciliar el sueño.

Los espacios naturales también tienen un efecto en el comportamiento: promueven la autodisciplina, la autoestima, el sentimiento de ser independiente, la percepción de uno mismo y reducen los comportamientos agresivos.

Beneficios fisiológicos

Tu cuerpo va a sentirse mejor debido al contacto con la naturaleza. Hacer ejercicio es genial para tu salud física y mental, pero algunos estudios han revelado que es más beneficioso aún si lo haces en la naturaleza.

La naturaleza, de alguna manera, puede reducir la obesidad, las enfermedades del corazón y respiratorias, como también las enfermedades crónicas como el Parkinson, la diabetes o el Alzheimer.

Beneficios sociales

La urbanización implica algún tipo de aislamiento y la falta de soporte y cohesión social. Algunos estudios sugieren beneficios en este sentido.

Impresionantemente, en edificios rodeados por una densidad alta de vegetación, las tasas de crímenes y la frecuencia de la violencia o agresión son menores. ¿Podría ésto explicar el motivo por el cual las casas en vecindarios con parques y vegetación son más caros?

Beneficios espirituales

¿Te has preguntado alguna vez cómo sentirte inspirado cuando has perdido la motivación? Entre otros consejos, uno es tener contacto con la naturaleza. Además, esto crea conciencia social para la protección del medio ambiente.

Fuente: allyouneedisbiology.wordpress.com

10 estrategias para motivar a tus estudiantes

Como dijo el periodista Horace Greeley, “el maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío”.

Es ciertamente muy lógico que la base del aprendizaje sean las ganas de aprender cosas nuevas. Y, en ocasiones, ser capaz de motivar a los más pequeños debe implicar repensar la forma de dar clase, como muy acertadamente reflexiona un pequeño estudiante en este vídeo.

Quizá en un principio puede sonar un poco abrumador, y quizá no sabes muy bien por dónde empezar a cambiar las cosas. Es por eso que te traemos 10 estrategias que esperamos puedan orientarte en esta aventura. ¡Toma nota!:

  1. Refuérzalos positivamente: Les será muy difícil creer en ellos mismos si no lo haces tú antes, por lo que además debes demostrárselo con cierta frecuencia. Recuerda que son ellos el centro de su aprendizaje, ¡dales el protagonismo que se merecen!
  2. Utiliza diferentes metodologías: Ya que no todos los estudiantes responden de la misma forma, es importante ir mezclando la forma de trabajar para que todos puedan disfrutar con aquello que más les gusta. Actividades individuales, en equipo, investigaciones, juegos… ¡el límite lo pone tu imaginación!
  3. Da feedback a tus alumnos: Es muy importante que les expliques dónde se han equivocado y cómo pueden mejorar para la siguiente ocasión, o pueden sentirse perdidos y perder la motivación pronto.
  4. No tengas miedo a innovar: Aprovecha la fascinación de los más pequeños por las nuevas tecnologías y prueba diferentes herramientas TIC en tus clases, adaptándolas a sus necesidades y al tema a tratar.
  5. Sé creativo en el uso del espacio: Cambia el escenario de vez en cuando, utilizando los diferentes espacios de la escuela o del entorno (patio, parque, biblioteca…) o cambiando de orden el mobiliario pueden ser geniales ideas para hacer las clases diferentes.
  6. Marca objetivos alcanzables: Los retos que plantees deben de ser lo suficientemente difíciles como para que requieran un esfuerzo importante (¿conoces el término de ‘zona de confort’?),  pero lo suficientemente realistas como para que no acaben siempre en frustración.
  7. Utiliza sus vivencias como recurso educativo: Relacionar los contenidos con la experiencia de tus estudiantes les permitirá ver la utilidad de lo que están aprendiendo, y les será mucho más sencillo retener los conocimientos sobre ello.
  8. Sé cercano y atento: Trata a cada estudiante de forma personalizada, intentando dedicarles tiempo exclusivo para hablar con ellos sobre temas académicos o extraescolares.
  9. Ayúdales a superar la frustración: Tus estudiantes necesitan apoyo para reconocer y superar la ansiedad y frustración. Por tu parte, analiza y estudia sus diferentes capacidades y adapta las tareas a ellas.
  10. Haz de la curiosidad tu mejor herramienta: ¿Habías pensado alguna vez en empezar todas tus clases con una pregunta que llame la atención de tus estudiantes? Ésta es una forma de despertar su curiosidad por el tema, pero seguro que puedes encontrar otras muchas adaptadas a sus preferencias y características.
Algunos recursos que no te puedes perder

Si te interesa el tema, no puedes perderte estos recursos relacionados, ¡están llenos de buenas ideas!:

  • Toda una responsabilidad: Un genial artículo de Santiago Moll, como ya nos tiene acostumbrados. Una reflexión desde la propia experiencia, y que seguro que te será de gran utilidad.
  • Consejos para practicar cada día: Algunas ideas que puedes poner en práctica desde hoy mismo y que seguramente marcarán la diferencia en tu aula. ¡Toma nota!
  • ¡Enséñales a motivarse!: ¿Qué es estar motivado?, ¿por qué unos alumnos están motivados y otros no?, ¿qué responsabilidad tenemos los profesores? En este artículo se responden a éstas y otras muchas preguntas.

Fuente: blog.tiching.com

Ideas para despertar la imaginación de los niños con cuentos

Rocío López

Quién dijo que leer es algo aburrido es porque todavía no ha encontrado su libro y, siendo así, este continúa esperando en algún lugar a ser descubierto. ¡Una verdadera pena!

Como maestros, tenemos la oportunidad de mostrar a nuestros alumnos que la lectura es una pasión, más allá de la obligación y la cotidianeidad, más allá de lo práctico y lo puramente material. Solo así la lectura puede potenciar nuestras habilidades creativas e imaginativas y además hacernos pasar un rato divertido y agradable en clase.

Me gustaría recomendaros dos ideas sencillas y muy divertidas para transformar esa “tarea impuesta” en una experiencia gratificante, una aproximación a los libros y a la lectura de forma amena y positiva. Ambas actividades pueden hacerse en Ciclo Inicial y Ciclo Medio de Primaria.

El libro sin nombre

Agrupa a los alumnos en grupos de 3 o 4 personas. Toma tantos cuentos como grupos haya y da uno cada equipo. Eso sí, antes de hacerlo, viste los libros que seleccionaste con una “chaqueta”, envuélvelos con papel blanco para que no se vea la portada ni el título.

Haz que los niños lean el cuento sin descubrirlo todavía. Esto hará que no tengan ninguna impresión previa y puedan apreciar su contenido de otra forma. Pídeles que analicen varios elementos, como pueden ser los siguientes: qué han apreciado de los personajes, cómo es el texto, si les ha gustado la historia, qué parte es su favorita, qué parte es la más emocionante, si volverían a leerlo, a quién podría gustarle, etc. Si son muy pequeños, deberás leerles tú el cuento y acotar la reflexión con preguntas muy concretas.

Una vez visto y hablado el cuento, pídeles que entre todos decidan cuál debería ser el título para ese libro. Es muy importante que negocien y traten de ponerse de acuerdo. Para ello, han de tener en cuenta los estos aspectos:

  • ¿Quién queremos que lea el libro?
  • ¿Con ese título, lo escogerá esa persona en una librería o biblioteca?
  • ¿Por qué este es mejor que ningún otro título?
 ¿Cómo lo vestimos?

Una vez nos hemos decidido por un título u otro, vestiremos el cuento: Le fabricaremos una buena sobrecubierta. Esto nos servirá también para hablar con nuestros alumnos de sus partes.

Así, daremos una hoja de papel a cada uno y tendrán que arreglárselas para que encaje bien con el libro. A continuación repartiremos distintos útiles plásticos: acuarelas, colores, rotuladores, punzones, tijeras, etc.

Finalmente, les daremos dos indicaciones únicamente, que la sobrecubierta incluya el título que decidieron y que después puedan argumentar por qué la han ilustrado de esta forma.

Et voilà!

Fuente: La autora es maestra especialista en innovación educativa y emprendimiento.

educaciontrespuntocero.com

 

Estos son los motivos para establecer el teatro como asignatura en el aula

Haydee Mesa

Autoconocimiento, juego, aprendizaje profundo, fomento del vínculo y la cohesión social… La introducción del teatro como una asignatura más en la escuela proporciona varios beneficios a los estudiantes. En Brasil, por ejemplo, ya se contempla como materia.

No hace mucho que me sorprendí gratamente al leer la noticia de que Brasil ha decidido integrar el teatro y la danza en su plan educativo. En efecto, estas disciplinas son un completo instrumento para estimular el aprendizaje profundo y necesario para un eficiente desarrollo cognitivo y emocional. Este artículo pretende hacer un breve repaso de los beneficios que pueden aportar las Artes Escénicas al alumnado, con la ferviente esperanza de que pronto los niños  puedan optar también por ellas como asignaturas en sus centros formativos. 

  1. Aprendizaje profundo

Integra cuerpo, emoción, mente y espíritu, y se articula mediante una:

-Estimulación corporal sensorialA través de la expresión corporal, el teatro desarrolla la Inteligencia cinestésica y el dominio del cuerpo.

-Estimulación de la inteligencia emocional: El teatro y la inteligencia emocional caminan siempre de la mano. Si por inteligencia emocional entendemos la capacidad de identificar, comprender, controlar y modificar emociones no te quepa la menor duda de que es esta la esencia del trabajo del actor.

-Estimulación de facultades de las capacidades mentales como la memoria, la atención, la percepción…

-Estimulación de valores que nutren el espíritu: De la mano del trabajo en equipo, se fortalecen valores como la empatía, la colaboración, el respeto, la tolerancia y la autenticidad.

  1. Autonocimiento

El alumno adquiere conocimientos sobre su persona, sus características y peculiaridades. Es la base de la autoestima. El teatro la potencia profundamente, en la medida en que contrasta, las cualidades del alumno que actúa con la del personaje que va a ser interpretado.

  1. Juego y diversión

Como dice el neurocientífico español Francisco Mora: “El juego es el disfraz con que la naturaleza ha disfrazado los procesos cognitivos y de aprendizaje.” El teatro en sí no es más que un juego entre la imaginación en estado puro y el cuerpo que pretende materializarla.

  1. Mirada crítica y compromiso social

No sólo te divierte, sino que te conmueve y te hace pensar soluciones empáticas a la problemática del ser humano que el teatro muestra a tu alumno a modo de espejo.

  1. Cultura

El teatro se nutre de la cultura (música, pintura, cine, danza, literatura…) y a su vez impacta en ella.

  1. Fomenta el vínculo y la cohesión social

Lo hace a través del empleo de dinámicas grupales que garantizan el respeto y la confianza necesarias para que pueda darse el grado óptimo de desinhibición que permita al alumno enfrentase a un público.

  1. Inteligencias múltiples y motivación

Menos la Lógico-Matemática, potencia todas las demás inteligencias y cuenta con un repertorio de actividades vivenciales que estimulan cada una de ellas formando parte del entrenamiento diario de quien actúa. El teatro ofrece formas de aprendizaje para todo tipo de perfiles y, por eso, es muy motivador.

educaciontrespuntocero.com