Entradas

Acciones para crear una Escuela Verde

Rosario Vásquez
Santo Domingo

Plan LEA celebra la XXVI edición de su proyecto emblemático Semana de la Geografía, que con el tema “El manejo de los residuos sólidos: ¡Un desafío urgente!”, se plantea como objetivo crear conciencia sobre la importancia de desarrollar planes de manejo para reducir la generación de los residuos sólidos que se producen en los centros educativos, los hogares, y en las comunidades, así como concienciar sobre el impacto global de estos sobre el medio ambiente y el bienestar de la población.

Dentro del marco de esta celebración conversamos con Bernardo de la Cruz, director de Educación Medioambiental y Victoria Eva, encargada del Programa de Aulas y Medio Ambiente; ambos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. El tema a conversar abarcó las acciones que desde el Ministerio se están llevando a cabo en cuanto a la educación medioambiental de las escuelas.

¿Cuáles son los programas que se están implementando en las escuelas del país para educar a los niños y jóvenes sobre el cuidado del medio ambiente?  

Bernardo de la Cruz

Nuestros programas abarcan todo lo que tiene que ver con el nivel básico hasta el universitario.  Sin embargo, el mayor énfasis está en la escuela porque en ella es que se pueden generar los cambios que queremos en términos de la cultura medioambiental. Tenemos el programa “Escuelas Verdes” que se desarrolla a través de cuatro recursos básicos del medioambiente; el agua, la energía, los residuos sólidos y la reforestación. Basado en estos cuatro componentes los estudiantes, docentes y la comunidad educativa en general, integran la problemática medioambiental de su comunidad al proceso educativo de la escuela. Se inicia con un diagnóstico o ecoauditoría para determinar el tipo de relación que tiene la escuela con el medio ambiente. Si es una relación armoniosa o una relación lesiva para el medio ambiente, a partir de esos cuatro componentes. Este diagnóstico es como una radiografía que refleja la realidad del centro en términos de las políticas medioambientales.

Se hace un acercamiento a las regionales educativas para crear coordinaciones, se convocan a los centros educativos para promover los programas.

¿Desde cuando han implementado este programa para orientar a los estudiantes?

Desde febrero 2017, a partir de agotar el proceso se le otorga una certificación acreditándola como una Escuela Verde, escuela respetuosa del medio ambiente. Lo que se busca es que la escuela sea un motor de defensa del medio ambiente, porque esto va a repercutir no solo en la comunidad sino en cada hogar.

¿Qué sistemas utilizan para concienciar a los estudiantes sobre el uso del agua y el manejo de los residuos?

Lo primero es la eco auditoría, luego se imparte un taller al comité ambiental, para que a través de un instrumento evaluativo, valoren su situación ambiental y partan de esa realidad.  Por ejemplo, si se detecta un problema relacionado con el desperdicio o escasez del agua, el plan de trabajo va a contemplar cuáles acciones se tienen que hacer para resolver ese problema. Lo mismo si hay una alta producción de residuos sólidos; no solo se les hace conciencia de producir menos residuos sino qué utilidad se pueden obtener de estos, a favor del medio ambiente; también se les motiva a hacer la clasificación de los residuos en plástico, papel, cartón, madera, metal y desechos orgánicos,  y son los propios estudiantes quienes hacen los zafacones e inician  la promoción de la cultura de clasificar a partir de las 3R: Reducir, reusar, reciclar.

¿Qué otros programas se han implementado con el mismo fin?

Otro de nuestros programas ha sido “Creciendo con mi árbol”. Éste consiste en capacitar a la población estudiantil en torno a la importancia de la reforestación, para combatir los efectos negativos del cambio climático. Se da a través de un proceso formativo en los que se involucran a los docentes y a los estudiantes, generalmente con talleres. Después de finalizada la formación a cada estudiante se les dan 10 semillas, que pueden ser de árboles ornamentales, frutales o maderables, para que escojan el entorno escolar o el entorno de su casa para sembrar los diez árboles. A partir de ese proceso el estudiante siembra los árboles y debe adoptar uno como si fuera un hijo, poniéndole un nombre, hasta verlo crecer. Luego de vivir esta experiencia tienen una visión más clara de por qué hay que cuidar y proteger los árboles, siendo estos fuentes de agua y una muralla contra los fenómenos naturales.

¿Cuántas escuelas han intervenido con estos programas?

En el Norte y en el Este, ocho escuelas. Mientras que en Los Alcarrizos, diez escuelas.

¿Cómo pueden calificar los resultados hasta ahora obtenidos dentro de estos programas?

Es un proceso educativo que lleva tiempo. Por ejemplo, con las eco auditorías conocemos los problemas reales que están pasando en los centros educativos y su entorno inmediato, también otro logro es el de la caminata educativa ambiental por la reducción de los residuos plásticos, que será el día 14 de marzo, Día del Consumo Responsable.

Tenemos el Premio al Arte Reciclado, que tiene varios criterios como la estética, la vida útil, que sea un residuo sólido la materia prima, la utilidad del objeto reciclado, entre otros.

También hay estudiantes que han presentado inventos a favor del medioambiente como robots, otros de cómo producir energía a través de objetos reciclados a los cuales se les da seguimiento con visión hacia futuro.

“Existe la necesidad de que empecemos a cuidar todo nuestro entorno natural, las aguas subterráneas, todo lo que tiene que ver con la biodiversidad de las especies nativas y endémicas, porque son partes de la riqueza que nos da la naturaleza, son aspectos que como Ministerio queremos potenciarlo de manera curricular desde la escuela”.  Bernardo de la Cruz

Como cada año para Semana de la Geografía, se edita un material educativo coleccionable que contiene cinco temas que los docentes manejan con sus alumnos en las aulas. Para ordenar los cuadernillos solo tienes que contactarnos a través de planlea.listindiario.com, [email protected], o en faceboo, twiter e Instagram como @planlea,  o llamando al 809-686-6688 Exts. 2289-2417-2510.

Reciclar es un respiro para el medio ambiente

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Al reciclar, se puede contribuir a limitar la contaminación y, además, reutilizar los diferentes recursos de manera continua

Cada 17 de mayo se celebra a nivel mundial el Día del Reciclaje. Este se proclamó con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y de no contribuir al cambio climático.

En el portal “Recíclame”, el término “reciclaje” se define como el proceso por el cual una materia o producto ya utilizado, en principio destinado al desecho, se somete a un tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto. También se explica que el origen de los símbolos del reciclaje fue creado por Gary Anderson, un estudiante de la Universidad de California del Sur, quien creó un logo basado en el símbolo de ‘Mobius’ en forma de triángulo, donde cada una de sus tres flechas representa uno de los pasos del proceso de reciclaje: recogida de materiales para reciclar, el proceso mismo del reciclaje y la compra de estos productos reciclados.

Estado actual del medio ambiente

En la actualidad, nuestro planeta atraviesa múltiples retos medioambientales. El aire que respiramos y el agua que consumimos están contaminándose. Los incendios provocados y la explotación excesiva están desapareciendo nuestros bosques. La destrucción de los ecosistemas acuáticos es debido a la extrema toxicidad de los desechos industriales, que a su vez generan enfermedades en la población humana, como hepatitis, cólera y disentería.

Importancia de reciclar

El reciclaje consiste básicamente en la clasificación de basuras y residuos en función de las características de los productos: los materiales de fabricación, los usos, el grado de descomposición o el impacto medioambiental, entre otros aspectos.

Reciclar se ha convertido en un hábito para miles de personas, de hecho, se han realizado campañas, proyectos pedagógicos y programas institucionales para incentivar a la población y crear conciencia de los beneficios que tiene esta práctica. 

La importancia de reciclar es que se puede contribuir a limitar la contaminación y, además, reutilizar los diferentes recursos de manera continua.

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados, las pautas más importantes sobre el reciclaje son: el ahorro de energía y la lucha contra el cambio climático, el ahorro de materias primas, la fabricación de nuevos productos, la creación de puestos de trabajos y la preservación del medio ambiente.

La maestra, Rebeca Arcas Granados, explica en el artículo “La importancia de reciclar”, la regla de las cuatro erres:

– Reducir: consiste es disminuir la cantidad de residuos, por ejemplo, evitando comprar productos que no son necesarios y que tienen elementos que se convierten o transforman en basura rápidamente.

– Reutilizar: se trata de volver a utilizar un producto, ya sea con el mismo objetivo para el que ha sido construido o bien con otra función distinta a la que tenía. Debemos intentar darle el mayor uso posible a las cosas. Muchos de los elementos que tiramos pueden seguir utilizándose.

– Reciclar: es el proceso mediante el que se separan y seleccionan los residuos y deshechos que generamos todos. Partiendo de estos elementos se elaborarán nuevos productos.

– Reutilizar: consiste en recuperar materiales o elementos que puedan servir como materias primas. Esta erre se relaciona sobre todo con procesos industriales.

Día Mundial de la Protección de la Naturaleza

Hoy 18 de octubre se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza. El origen de esta celebración está en las palabras que el general argentino Juan Domingo Perón pronunció el 16 de marzo de 1972, mientras se encontraba exiliado en Madrid, y que fueron enviadas a Kurt Waldheim, entonces secretario general de las Naciones Unidas. En ellas Perón advertía sobre “la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, el despilfarro de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología” y alertaba con la finalidad de revertir la situación.

El objetivo básico de la protección de la naturaleza es pronosticar los riesgos y prevenir los daños. Proteger los espacios naturales, aquellos que poseen valores únicos de vegetación, fauna, paisaje o geomorfología y dirigiendo esfuerzos para que el desarrollo humano sea compatible con la protección del entorno.

En un momento crítico en el que nuestra huella ecológica supera la capacidad del planeta para regenerar lo que se consume, hoy más que nunca, la protección de la naturaleza, se convierte en un asunto de prioridad esencial.

Si bien la tendencia actual demuestra que la humanidad está abusando de la capacidad del planeta para proveernos, todavía estamos a tiempo de tomar las medidas oportunas para construir un futuro basado en el consumo sostenible de los recursos naturales.

La protección de la Naturaleza, no puede ser una cuestión exclusiva de los ambientalistas. Es responsabilidad de todos los seres humanos el cuidado de los ecosistemas en general y de la biodiversidad en particular, para ello es imprescindible el desarrollo de correctas políticas ambientales.

La deforestación y la lucha por los recursos naturales

Los bosques cubren el 31% de la superficie terrestre de nuestro planeta. Producen el oxígeno que es vital y proveen una vivienda tanto para las personas como para la vida silvestre. Muchos de los animales más amenazados del mundo viven en los bosques, y 1,6 millones de personas dependen de las ventajas que los bosques ofrecen, incluyendo alimentos, agua potable, ropa, medicina tradicional y protección.

Pero los bosques de todo el mundo están bajo amenaza debido a la deforestación, lo que pone en peligro estas ventajas. La deforestación se origina de varias formas, incluyendo incendios, la tala para la agricultura, la ganadería y el desarrollo, la tala insostenible para obtener madera, y la degradación debido al cambio climático. Esto afecta a los medios de subsistencia de la población y pone en peligro a una amplia gama de especies de plantas y animales.

Algunos datos y cifras clave son:

  • Se estima que el 15% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero ¡se derivan de la deforestación!
  • Alrededor de 129 millones de hectáreas de bosques, un área cuyo tamaño casi equivale a la superficie de Sudáfrica, se han perdido desde 1990;
  • Alrededor de 46-58 mil millas cuadradas de bosques se pierden cada año, lo que equivale a 48 campos de fútbol por minuto.

El tema de la deforestación en La Española es el más frecuente a lo largo de los 380 kilómetros de frontera que separan a los dos países que viven en la isla: Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, y la República Dominicana, un país de ingresos medios. Esta frontera es la zona donde hay más contacto entre las dos poblaciones y donde existe la mayor probabilidad de tensión y de conflicto entre ellas. Los desafíos en la zona fronteriza son estimulados tanto por la interdependencia de los dos países como por los contrastes evidentes en las condiciones económicas, sociales y medioambientales entre ambos.

Por ejemplo, el incontrolado comercio transfronterizo de carbón y de la tala de árboles ya ha dado lugar a conflictos que han generado violencia, un tema que ha sido perfectamente representado en Muerte por mil cortes, un documental reciente sobre el comercio ilegal de carbón y que ha sido producido por Jake Kheel y Ben Selkow.

La película, que profundiza en el asesinato de un guardia forestal de un parque, ayuda a descubrir de qué manera la vida de los dominicanos y los haitianos en la frontera está envuelta en una compleja trama de vínculos. Sale a la luz la complicidad dominicana a escala industrial en la producción ilegal de carbón vegetal y la masiva deforestación. Como en tantas luchas globales por los recursos naturales, la lucha por la supervivencia conduce a la búsqueda de chivos expiatorios, la xenofobia y los enfrentamientos entre comunidades que se han visto singularizadas más recientemente por las políticas anti inmigrante que la República Dominicana ha aprobado.

Los enfrentamientos entre estas comunidades reflejan la lucha por los recursos a escala nacional y global que, cuando se extrapolan a escenarios extremos, pueden conducir al ciclo persistente del conflicto civil étnico y a la violencia internacional.

Fuente: Muestra de Cine Medio Ambiental Dominicana