Entradas

Mamá Tingó: Mártir Campesina

El primero de noviembre se conmemora el aniversario de la muerte de la líder sindical campesina Florinda Soriano Muñoz (Mamá Tingó), asesinada ese día en 1974 en Gualey, Hato Viejo, República Dominicana. Se convirtió en un símbolo de la lucha por la tierra y un ejemplo de la mujer rural en la defensa de los derechos del campesinado en toda América Latina y el Caribe.

Mamá Tingó, nació el 8 de noviembre de 1921, hija natural de Eusebia Soriano. Fue bautizada en la parroquia Espíritu Santo de esta comunidad de Villa Mella, el día 6 de diciembre de 1922. Contrajo matrimonio con un campesino llamado Felipe con el cual procreó una familia.

Mamá Tingó era un militante de la Liga Agraria Cristiana de una comunidad de 350 familias pobres, que venían luchando por varios años por la tierra que los vio nacer y que trabajaron varias décadas, pero terratenientes y políticos disfrutaban de los títulos de propiedad, en forma mal adquirida. Varios acontecimientos ocurrieron antes del asesinato de la líder sindical. Varios jóvenes fueron heridos, a la señora Altagracia Rosario le cortaron una oreja, decenas de campesinos de esa comunidad estuvieron en prisión en varias ocasiones, entre ellos su líder natural, Florinda Soriano Muñoz ( Mamá Tingó), mujer de edad avanzada y analfabeta, pero con cualidades y autoridad suficientes para encabezar la lucha contra los desalojos injustificados. Después de poner una querella contra el terrateniente Pablo Díaz, la sindicalista fue asesinada por Ernesto Díaz (Turín).

La Federación Dominicana de Ligas Agrarias Cristianas (FEDELAC), y la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC) denunciaron a nivel nacional e internacional este asesinato. Hay que destacar la labor del periodista Juan Manuel García, quién hizo varios reportajes, antes y después del asesinato, sobre la situación de los campesinos en esa comunidad, toda la prensa nacional, radio, periódicos y televisión destacaron ese asesinato. Décimas, poemas y canciones resaltaron las virtudes de la líder sindical campesina, entre ella un merengue del cantante Johnny Ventura titulado « Mamá Tingó », y la referencia de la cantante argentina Mercedes Sosa durante el espectáculo « 7 días con el Pueblo », que organizó la CGT. Pero el asesinato de Mamá Tingó no es un caso aislado en la lucha por la tierra. El 30 de junio de 1975, en Alto de Peguero, El Cuey, en El Seybo, fue asesinado Dionisio Frías (Mister Beca) también militante de las ligas agrarias cristianas. En Honduras ocurrió la Masacre de la Talanquera, el 18 de febrero de 1972, y las Masacres de Santa Clara y Los Horcones, el 25 de junio de 1975 en OLANCHO, donde fueron asesinados 25 campesinos, entre ellos 2 sacerdotes. Lidia Madariaga, de Nicaragua, líder campesina, fue asesinada, cuando estaba embarazada de su cuarto hijo.

Los asesinatos de líderes campesinos en Colombia y Brasil son permanentes y en masas, siendo estos dos países los de mayores atropellos a los derechos elementales de los campesinos; pero los asesinatos también han ocurrido en diversas ocasiones en El Salvador, Guatemala, Haití, Perú y Paraguay. Recientemente fue asesinada en Colombia Cecilia Gallego, Secretaria femenina de Acción Campesina Colombiana (ACC), también han sido asesinados otros dirigentes campesinos en otros países latinoamericanos.Mamá Tingó es un ejemplo de la participación de las mujeres en el sindicalismo y en la lucha para que la tierra de los hombres y mujeres que la trabajan.

Desde la muerte de Mamá Tingó, quien fuera un símbolo de la lucha y defensora de los derechos del campesino en América Latina y el Caribe, Juan Muñoz de la Cruz, su primo, recuerda cada año aquellas vivencias. “Estos eran terrenos comuneros, pero que tenían dueño. Se decía que las tierras eran de unos Marchena, pero la gente siguió trabajando…Vino el mayor Román, jefe de las Fuerzas Armadas y le compró dizque a la gente, vino desalojó y esta parte la cercó un tal Carbucia, no dejaban que uno trabajara y empezó esa lucha’’, cuenta Muñoz de la Cruz. Más adelante Román vendió las tierras a Virilio Pérez Bernard para sembrar piña, lo que activó la lucha y provocó el apresamiento por un mes de decenas de agricultores.

Luego Mamá Tingó y un señor conocido como Higinio arrendaron por un año un terreno, y llegaron los tiempos de campaña balaguerista, y los políticos prometieron que repartirían la tierra. Empero lo que hicieron fue cercar los terrenos, provocando así la movilización de todos para asegurar sus terrenos con alambres de púa.

“Ella empezó a moverse por los partidos, nosotros teníamos ya la organización Liga Agraria Cristiana de la FEDELAC y estábamos afiliados a la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC), que siempre defendió a los campesinos, entonces cuando se empezó a tratar de verse con los políticos y cuando ellos ganaban no daban la cara. Vio que los campesinos estábamos en lucha y entonces se unió con decisión y sin miedo, se hizo cargo de todo y se hizo dueña y vocero de todos’’, comentó el primo de 73 años de edad. Recuerda que formó en una ocasión un movimiento de niños y ocupó la sindicatura de Yamasá en su defensa por la tierra. Sus agresores no sabían que al matarla las acciones se recrudecerían.

Fuente: biografiasdominicanos.blogspot.com

 

Equidad entre mamá y papá, los dos son importantes

 

Con la evolución de las sociedades los roles dentro del funcionamiento familiar han adquirido nuevos significados. Ya no existen aquellos en los que el padre sólo ha sido visto como un objeto de placer y procreación, a comparación de la mujer que tiene que cargar con la responsabilidad de cuidar al bebé desde que es feto.

La imposición social de los roles sólo ha sido una imagen en la que siempre se le ha dado más peso a la madre, tal es el caso de la importancia de una fecha específica para el Día de la Madre. La creencia popular ha determinado que entre hombre y mujer, el primero no cuenta con las mismas capacidades de crianza para el hijo, por lo que se asegura que la mujer siempre tiene la razón.

Los roles aprendidos como estereotipo en la sociedad no dan buenos resultados en la convivencia familiar y menos hablando de responsabilidades, porque el padre no sólo funge como proveedor material y la madre como proveedora de todo lo demás. Actualmente, los roles impuestos han cambiado al grado de que el padre se convierte en el amo de casa mientras que la madre sale a trabajar para proveer los bienes materiales que son necesarios, en particular, para el hijo.

Estudios recientes han demostrado que los hombres, próximos a ser padres, son capaces de experimentar el llamado Síndrome de Couvade o los famosos síntomas del embarazo de su pareja: náuseas, antojos, mareos, cansancio y hasta dolores abdominales similares a las contracciones uterinas. Esto sucede por lo general en el tercer mes de gestación o en la fecha cercana al parto.

Históricamente al hombre sólo se le ha visto, y así ha sido educado, como el progenitor que solamente fecunda al óvulo y tan pronto cumple se aleja, reduciendo así su papel a un simple proveedor económico y a un ser autoritario, sin embargo, la evolución del pensamiento social ha cambiado las tendencias de crianza en una nueva etapa en la que una vez que el hijo nace, el padre tendrá que cumplir una de las funciones más importantes en la crianza del pequeño y esto implica algo más que ser un simple proveedor de comida, techo o ropa como se le ha visto a lo largo de la historia.

Dentro de los elementos que interfieren en la salud familiar está la dinámica interna del funcionamiento familiar. Cuando es armónico:

  • Hay cohesión familiar
  • Comunicación
  • Flexibilidad
  • Claridad de reglas y roles
  • Un adecuado funcionamiento familiar

A pesar de un establecimiento de reglas y roles específicos, aún se observa que el modelo de padre proveedor, autoritario y distante sigue vigente en nuestra sociedad, y aunque actualmente hay hombres que han tratado de romper con este rol tradicional, existen barreras sociales y culturales que insisten en nulificarlos.

Javier Castellanos, antropólogo social del Instituto Mexicano de Investigación de Familia y Población (IMIFAP) comenta: “Es muy común hablar de instinto materno, es como si ser mujer fuera igual a ser madre, pero esa es una decisión de cada una y no necesariamente tiene que cumplir dicho patrón. Ahora, en el lado paterno casi no se habla del instinto paterno y desde ahí empiezan por descalificar y anular la capacidad del varón para el cuidado de los hijos”.

“Esto lo podemos ver en muchos ámbitos, uno de ellos es el legal donde la mujer tiene preferencia en la custodia de los hijos pequeños con el argumento de que es la más capacitada; o cuando un hijo está en el hospital y un padre va a  visitarlo se le trata como una visita más y no se le da la misma importancia que a la madre” agregó Castellanos.

Así muchos padres que siguen este papel tradicional viven una soledad, donde no pueden expresar su amor, ni compartir sus emociones con ningún integrante de su familia ya que está de por medio su “masculinidad”.

De igual forma encontramos que las mismas mujeres ponen en duda el valor de un padre, cuando dicen “éste es mi hijo yo lo parí, a ti nada te costó” y aquí habría que cuestionarnos ¿acaso el padre no da el esperma, la vida? Él también forma parte de este proceso, sin embargo, otra cara de la moneda es que los mismos hombres se mofan de las actividades que deben tener como integrantes de la familia que también ayudaron a formar. Aunque no de una manera directa, el hecho de que fuera del círculo familiar se den comentarios como “eres un mandón” afectan el razonamiento de él.

Las capacidades afectivas y sociales de crianza han cambiado junto con la evolución de la sociedad, en la cual los valores también toman un significado diferente para adecuarse a las nuevas necesidades. En una relación familiar, ambos son igualmente importantes, ninguno vale más que el otro, porque tanto la madre como el padre forjan una educación que ayudará para el carácter de su hijo en el desarrollo, además de que la conexión en el triángulo familiar (madre, padre e hijos) será más eficiente con buenos resultados.

Fuente: bbmundo.com

Javier Castellanos, Antropólogo Social del Instituto Mexicano de Investigación de Familia y Población (IMIFAP).

Laura Evelia Torres Velázquez, Doctora en sociología y Maestra en psicología de la UNAM

¿Cuánto debería ganar una madre que se queda en casa?

El trabajo de una madre que se queda al cuidado de sus hijos en casa tiene un valor real que en salario debería rondar los 100 mil dólares anuales. Es un trabajo sin descanso, no se limita al horario de 9 a 5, incluye muchas tareas, como cocinar, limpiar y cuidar a los chicos, que, tienen un costo alto si se lo encarga a otra persona.

Yahoo finance detalló cada tarea de una madre  y el costo promedio de su trabajo, para luego determinar el valor real del salario anual de una mamá que ‘no trabaja’, como se dice erróneamente acerca de las mujeres que se dedican de tiempo completo a la crianza de sus hijos.

Chef privado

La preparación de la comida diaria es una de las principales tareas de un ama de casa. Desde el desayuno a la cena, hay que planificar la comida de los chicos, los padres  y quién sea habite la casa. La Asociación de Chef Personales asegura que un chef privado cobra entre 200 y 500 dólares por día. A esto se le agrega la tarea de hacer mercado y  organizar la cocina.  Solo por cocinar, una ama de casa, según yahoo finance, debería cobrar unos 56.000 dólares anuales .

Personal de Limpieza

La limpieza del hogar puede incluir lavar y aspirar pisos, ordenar ropa, tender camas,  limpiar el baño y lavar los platos.  El costo promedio de tener una persona que limpie la casa al menos dos veces por semana llega a unos 130 dólares. El precio aumenta si la casa es más grande. Por este servicio, el ama de casa debería recibir unos 6.000 dólares al año.

Cuidado de niños

El cuidado de niños, cambio de ropa, visitas al parque, al médico y a otras actividades es una tarea que la madre ama de casa hace todos los días y con un horario más que flexible. Si se contrata a alguién para hacer este trabajo, el costo semanal puede  ser de 500 dólares a 950. Por este trabajo, el ama de casa recibiría unos 30.000 dólares anuales .

Manejo

Las mamás son las que suelen llevar a los hijos a la escuela, al médico, a sus clases de baile o fútbol y si lo hacen en carro, esta tarea de manejo también tiene un precio aparte. Se estima que por este trabajo correspondería unos 4000 dólares al año.

Lavado de ropa

Las lavanderías ofrecen su servicio de lavado por libra a precios que van desde 70 a 90 centavos por libra. El ama de casa lo hace en forma gratuita, y además a veces plancha la ropa.

Por este servicio, que se hace al menos una vez por semana, la mamá debería recibir unos 900 dólares anuales .

Mantenimiento de otras áreas e la casa

Si la casa tiene patio o piscina, hay que trabajar para mantenerlos. Este trabajo tiene un valor anual cercano a los 1.500 dólares .

El resultado final

El trabajo de ama de casa es muchas veces tomado como algo ‘natural’, que hace la persona ‘que no trabaja’, es decir, que no va a una oficina diariamente. Pero sin duda es un trabajo que tiene un valor real y que si incluyera un salario estaría cercano a los 100 mil dólares anuales,  sueldo que muchas mamás  merecen, sin duda.

Fuente: terra.com

Ideas de regalos para el Día de la Madre

Lo regalos que los niños pueden dar a sus madres sin gastar dinero

Alba Caraballo

No todo depende del dinero. El dinero puede comprar mucho, pero hay regalos que no cuestan nada y que hacen feliz a la persona que lo recibe. El Día de las Madres es un buen momento para hacer un regalo a las madres que no cueste dinero. Es una ocasión ideal para que los niños reconozcan el valor de las madres y al mismo tiempo les puedan devolver un poco del amor y la dedicación que ellas siempre están dispuestas a dar.

El regalo ideal para mamá

 

Si, por el Día de la Madre, queréis hacer un regalo diferente y único para la mamá, porque hay poco dinero o simplemente porque creéis que le va a gustar un obsequio más significativo y simple, te damos algunos consejos:

 

1 – Un delicioso desayuno para mamá

Si el día comienza con dando una sorpresa en la cama a mamá, le hará súper feliz al despertarse rodeada de sus seres queridos. No necesitáis nada demasiado caro o lujoso. Lo importante es el gesto. Los papás pueden orientar y ayudar a los niños a preparar un buen desayuno para las mamás. Te damos una pista: una bandeja, coloca una taza de café con leche o un yogur, un poco de fruta cortada en pequeños cubos en un plato o un zumo de fruta y pan con mantequilla y / o mermelada y tostadas calientes. Una flor o un mensaje en una pequeña tarjeta también pueden dar un toque especial.

 

2 – Un álbum de fotos y dibujos a mamá

Con la ayuda de papá, los niños pueden seleccionar o elegir las imágenes más hermosas que tienen con sus madres y crear un pequeño álbum de fotos de regalo a su madre querida. Para hacer un álbum de fotos para la mamá, sólo es necesario utilizar o reciclar un cuaderno que ya no se use.

Pegue las fotos que su hijo ha seleccionado, haga una breve descripción de la foto para que mamá recuerde el momento en que fue tomada. Para rematar el regalo decora la cubierta con un dibujo del niño o la niña y envuelve el álbum en papel de regalo.

 

3 – Un paseo con picnic para mamá

En el Día de las Madres, en lugar de dejar que la madre lleve a los niños al parque, pueden los hijos que tienen dar un paseo con mamá por el parque, campo, jardín… o en otro lugar. Madre e hijo pueden pasar horas y horas jugando, hablando, riendo y divirtiéndose. Por supuesto, también está invitado papá. ¿Quieres algo mejor que eso? Organizar un picnic no estaría nada mal. Así mamá no tendría que preocuparse de preparar la comida en el día de hoy. Para el día de campo, sólo necesitaréis unos sándwiches, zumos o refrescos… hecho en casa y listo.

4 – Besos, abrazos y mucho amor a la mamá

Sin duda, se trata del regalo preferido de la mamá. ¿A quién no le gusta ser mimado y recibir muchos besos, abrazos y caricias de sus familiares más cercanos? Y no cuesta nada en absoluto. Además, es un regalo que tiene un efecto maravilloso. El cariño es un presente que la mamá recibirá con felicidad. Un regalo sin límites.

Si no habéis tenido tiempo o no tenéis dinero para el regalo, sólo hace falta imaginación para hacer un obsequio a mamá, éste es un don que no se puede perder.

Fuente:  GuiaInfantil.com