Entradas

Diez películas para sumergir a tus alumnos en la Literatura

El cine constituye un recurso ideal para introducir a tus alumnos al estudio de distintas temáticas. La proyección de una película en clase puede servirte, por ejemplo, para motivar a los estudiantes a la lectura y despertar su curiosidad sobre una determinada obra literaria o un autor. Te presentamos diez películas que te ayudarán a acercar los libros al mundo de tus alumnos gracias al lenguaje audiovisual.

DIEZ PELÍCULAS PARA MOTIVAR A LA LECTURA

Para los más pequeños:
  • Charlie y la fábrica de chocolate (2005), Tim Burton. Adaptación de la novela del afamado escritor infantil Roald Dahl, que narra las aventuras de un niño pobre que gana un pase para visitar la fábrica del maestro chocolatero Willy Wonka.
  • El gigante de hierro (1999), Brad Bird. Basada en el libro infantil  de Ted Hughes, cuenta la historia de un niño que se hace amigo de un robot gigante caído del cielo. Intenta explicarle cómo son los humanos.
Para los más mayores:
  • On The Road. En la carretera (2012), Walter Salles. La obra cumbre de Jack Kerouac, escritor estandarte de la Generación Beat, inmortaliza el viaje de tres jóvenes, en busca de libertad, a través de los Estados Unidos. La película sirve para abordar las relaciones humanas, las adicciones y el universo literario de los beat en los años cincuenta.
  • Nunca me abandones (2010), Mark Romanek. La novela de Kazuo Ishiguro aborda la relación de tres adolescentes en un internado británico. A través de ella puedes trabajar temas como la adolescencia, las relaciones humanas, la relación con los profesores, los derechos humanos o la muerte.
Literatura actual:
  • El erizo (2009), Mona Achache. Adaptación de La elegancia del erizobest seller de la escritora francesa Muriel Barbery que cuenta la relación entre una inteligente niña de 11 años y la portera de su edificio, que tras su apariencia simplona oculta una interesante y cultivada vida. El libro y la película te permiten trabajar las apariencias, la educación en valores, y las relaciones humanas y familiares, además de tratar determinados aspectos filosóficos.
  • Persépolis (2007), Marjane Satrapi, Vincent Paronnaud. Aunque ya de por sí la lectura de un cómic puede resultar atractiva para tus alumnos, este caso también puedes mostrarles cómo puede llevarse a la pantalla. De este modo, puedes trabajar las diferencias existentes en el lenguaje visual y audiovisual. El comic book de la autora iraní Marjane Satrapi aborda la Revolución Islámica acaecida en Irán y el traslado de su familia a Europa, donde tendrá que combatir la idea establecida de que todas las personas llegadas de Oriente medio son fundamentalistas islámicos. Su obra te servirá para abordar un acontecimiento histórico a la vez que trabajas con tus alumnos temas como la inmigración, la educación en valores, la violencia de género, o la cultura de paz.
Clásicos:
  • Hamlet (1996), Kenneth Branagh. La del cineasta británico es una de las muchas adaptaciones al cine de las obras de Shakespeare. A través de ella puedes acercar a tus alumnos a una de las obras más importantes de la literatura universal. Conocerán la quinta esencia del drama isabelino, y te permitirá trabajar más tarde el texto en profundidad.
  • El retrato de Dorian Grey (2009), Oliver Parker. Esta adaptación de una de las obras más conocidas de Oscar Wilde te permitirá motivar a tus alumnos a su lectura, además de trabajar temas como la muerte o la educación en valores.
  • Jane Eyre (2011), Cary Joji Fukunaga. Otro clásico de la literatura universal, esta vez de Charlotte Brontë, que te ayudará a introducir a tus alumnos en la literatura del siglo XIX y las problemáticas sociales de la época. Además, puede servirte para trabajar temas relativos a la igualdad de género.
  • Los miserables. La leyenda nunca muere (2012), Tom Hooper. La adaptación al cine de la obra de Victor Hugo abrirá a tus alumnos la puerta a uno de los clásicos más importantes de la historia de la literatura. A través de la historia de Jean Valjean, podrás animarles a abordar el libro y debatir en clase temas como la justicia social, la pena de muerte o la pobreza.

Fuente: aulaPlaneta

Lecturas cortas para verano

aulapt-lecturas-verano-2013

El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también.

Uno de los mayores problemas relacionados con el cambio climático es la seguridad alimentaria. Las personas más pobres del mundo, -muchas de las cuales son agricultores, pescadores y pastores-, están siendo los más afectados por las altas temperaturas y el aumento de la frecuencia de desastres relacionados con el clima.

Al mismo tiempo, la población mundial crece de manera constante y se espera que llegue a 9 600 millones de personas en 2050. Para cubrir una demanda tan grande, los sistemas agrícolas y alimentarios tendrán que adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y hacerse más resilientes, productivos y sostenibles. Es la única manera de que podamos garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural y reducir las emisiones.

Cultivar alimentos de manera sostenible significa adoptar prácticas que producen más con menos en la misma superficie de la tierra y usar los recursos naturales de forma juiciosa. Significa también reducir la pérdida de alimentos antes de la fase del producto final o venta al por menor a través de una serie de iniciativas, que incluyen una mejor recolección, almacenamiento, embalaje, transporte, infraestructuras y mecanismos de mercado, así como marcos institucionales y legales. Por eso, nuestro mensaje global para el Día Mundial de la Alimentación 2016 es “El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también”.

El mensaje refleja el momento crucial en el que se produce la celebración, justo antes de la próxima Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU, COP 22, del 7 al 18 de noviembre de 2016 en Marrakech, Marruecos.

La FAO hace un llamamiento a los países para abordar la alimentación y la agricultura en sus planes de acción climática e invertir más en desarrollo rural.

Fortaleciendo la resiliencia de los pequeños agricultores, podemos garantizar la seguridad alimentaria de una población del planeta cada vez más hambrienta, a la vez que se reducen las emisiones.

¿Lo sabía?
  • La ganadería es responsable de casi dos tercios de los gases de efecto invernadero agrícolas (GEI), y del 78% de las emisiones de metano agrícolas. La FAO trabaja con los países para mejorar la gestión del ganado y mitigar los efectos del cambio climático. La diversificación en la producción ganadera puede ayudar a mitigar los efectos del cambio climático.
  • El impacto negativo del cambio climático en los recursos naturales -desde la disminución del suministro de agua de calidad a nivel mundial y la degradación del suelo-, subraya la creciente importancia de usar estos recursos de forma sostenible. Una adecuada gestión del suelo y los bosques, por ejemplo, puede llevar a la absorción natural de dióxido de carbono, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • La FAO estima que la producción agrícola debe aumentar en un 60% para 2050 con el fin de alimentar a una población mayor. El cambio climático está poniendo en peligro este objetivo, pero la FAO y sus países miembros están trabajando en diversas soluciones.
  • Más de un tercio de los alimentos producidos en el mundo se pierde o desperdicia. Esto supone alrededor de 1 300 millones de toneladas anuales. El metano emitido por los alimentos en descomposición es 25 veces más potente que el dióxido de carbono.
  • Para 2050, se espera que las capturas de las principales especies de peces disminuyan hasta en un 40% en los trópicos, donde los medios de vida y la seguridad alimentaria y nutricional dependen en gran medida del sector pesquero. El Código de Conducta de la FAO para la Pesca Responsable orienta a los gobiernos y los actores privados en la conservación y gestión de los océanos, ríos y lagos del mundo.
  • La deforestación y la degradación de los bosques se calcula supone entre el 10-11% de las emisiones globales de GEI. La FAO proporciona una serie de herramientas para los propietarios de bosques y otras partes implicadas para la gestión sostenible de los bosques.
  • El mundo pretende lograr el Hambre Cero en 2030: el cambio climático es un reto debe abordarse con el fin de continuar la lucha contra el hambre y alcanzar este objetivo. La FAO ayuda a los países a mejorar el sistema alimentario mundial y alcanzar esta meta.

Fuente: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura