Entradas

Motivación para Padres y Educadores

Ana María Pellerano
[email protected]
Santo Domingo

Iniciar un nuevo año nos marca con una nueva energía, nos sentimos con entusiasmo y algarabía de lo nuevo, de comenzar de cero, sobre todo cuando en ocasiones tuvimos la oportunidad de hacer un acto de cierre de ese año anterior.

Un nuevo año, nos da 365 nuevas oportunidades cada día, para hacer las cosas diferentes y correr nuevos riesgos y retos.

Salir de nuestra zona de confort, puede parecerse a un monstruo de 7 cabezas.

Sin embargo, el fin del mundo no llega ahí, sino todo lo contrario, crece! Cuando nos atrevemos a salir de la zona de confort en la que estamos todos los días, ensancha nuestro horizonte y nos abre ante nuestras y múltiples posibilidades.

Reconocer en nosotros nuestros temores, resistencias y encararlas, nos hace más sanos y nos ayuda a transitar por la vida, con una carga menos pesada.

Caminar ligeros de equipaje nos permite llegar a nuevos destinos con mayor entusiasmo y mejor visión.

Incorporar nuevos enfoques nos obliga a utilizar nuevos lentes para mirar lo que pasa a nuestro alrededor, y nos acerca a estado de mayor satisfacción interna y de conexión con nosotros mismos y con los demás.

Con ello, provocamos contagio en los demás, y sobre todo cuando somos personas responsables de educar a otros, sean nuestros alumnos, somos portadores de una huella que marcamos de forma positiva en el desarrollo emocional de los niños y niñas, que serán los adultos de mañana.

Desde esta mirada, aportamos para un legado más positivo para hacia otras generaciones.

¡¡Conéctate contigo y con los demás!!

La responsabilidad de los padres

Jacqueline Ant. Pujols Marte
Orientadora
Santo Domingo

La responsabilidad de los padres en la educación de los hijos es un tema discutido muy frecuentemente en gran parte de la sociedad; debido entre otras cosas, a los comportamientos que están mostrando en la actualidad los niñas/os, adolescentes y jóvenes.

Es triste constatar como muchos de ellos, están asumiendo por sí mismos su responsabilidad en el proceso educativo a pesar de no tener la madurez suficiente para enfrentar las dificultades y responder a todos los riesgos psicológicos y sociales a los que están expuestos día a día.

La educación empieza en el hogar, es la familia la mayor responsable de inculcar los valores; es en ella donde se realizan los aprendizajes más fundamentales para la construcción del primer concepto de sí mismos, de lo que es el mundo; es donde el niño aprende a amar, confiar, compartir y donde interioriza las normas de convivencia necesarias para integrarse en la vida social. Los padres como actores primarios en la formación de sus hijos; deben de asumir sus responsabilidades como un derecho y un deber que les corresponde en la educación de sus hijos. Que sus hijos los vean como una prenda muy preciada y con todo el valor que ellos ameritan.

Por otro lado propiciar espacios donde los hijos aprendan a desempeñarse en el diario vivir y sus aprendizajes sean significativos para toda la vida.

Cuando los padres educan a sus hijos en valores, hacen de estos hombres y mujeres íntegros en la moral, con características que los convierte en seres excepcionales, capaces de descubrir sus potencialidades y habilidades, donde están en condiciones de enfrentarse a un mundo de cambio permanente y constante.

Es importante que las familias reconozcan y pongan en práctica el valor de la responsabilidad para crear conciencia de la gran magnitud que esta confiere a los seres humanos. “Es el momento en que rescatemos el valor de la responsabilidad”.

(+)
VALOR DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DESDE EL HOGAR EMPODERARSE

Los padres deben de empoderarse del papel que les corresponde y asumir cada día la posición de liderazgo en la formación de sus hijos. COLABORADORES Estar conectado con la escuela, involucrarse en las actividades y sobretodo en el proceso de enseñanza-aprendizaje servir de colaboradores donde juntos Familia-Escuela trabajen para el éxito académico de sus hijos