Entradas

Recursos y juegos para aprender a jugar al ajedrez

por Pablo Espeso

El ajedrez es un exquisito recurso pedagógico cuyo uso es muy alabado en edades tempranas, y cuyos beneficios son innumerables. Es por ello por lo que muchos centros lo usan ya en sus aulas como una actividad que potencia el desarrollo de las inteligencias múltiples, los valores y afianza el seguimiento de las normas y las reglas. ¿Cómo introducir el ajedrez en clase? Os proponemos esta selección de recursos para aprender a jugar al ajedrez, tanto en clase como en casa.

The Zugzwang blog

Este blog está especializado en el ajedrez tanto como deporte y juego desde una perspectiva general, como siendo una herramienta para su uso en menores y estudiantes de todas las edades. The Zugzwang blog dispone de multitud de artículos publicados sobre el uso en niños, por ejemplo explicaciones de las reglas, 10 consejos para enseñar a niños o esta sección específica sobre ajedrez educativo. Una referencia muy interesante de tener a mano si quieres poner en marcha una actividad de ajedrez en tu clase.

Ocachess

Un híbrido entre el juego de la oca más tradicional reconvertido a juego de mesa para explicar las reglas del ajedrez de una forma divertida a través de la gamificación. Ocachess ha sido desarrollado por un equipo de expertos españoles para mucho más que sólo aprender las reglas y normas del juego: también permite educar en valores, enseñar creatividad y reforzar el proceso del aprendizaje en el aula.

ChessKid

Una plataforma específica para su uso en niños y jóvenes que estén interesados en aprender los fundamentos y las reglas, tanto básicas como intermedias o avanzadas. ChessKid dispone de una amplia variedad de recursos, guías, manuales e incluso pequeños juegos interactivos que tienen como objetivo enseñar conceptos a todos los niveles, desde cero hasta infinito. Una interfaz muy amigable y dirigida para que los niños aprendan ajedrez, tanto en clase como en casa, también tienen apps para iOS y para Android para poder aprender a través del tablet o smartphone.

CapaKhine

Otra comunidad sobre que aprovecha este juego de mesa como recurso educativo es el blogCapaKhine, y que también tiene revista en papel e información de torneos y otras actividades. Tiene mucho material para aprender a jugar, para todas las edades pero con especial énfasis en su uso educativo en Infantil y Primaria, sobre todo.

Ajedrez y psicología

El uso del ajedrez va más allá del simple juego o deporte, y su influencia en aspectos psicológicos y pedagógicos ha sido estudiada por numerosos estudios científicos. Ajedrez y psicología es un recurso web en formato blog que aporta la parte más ‘mental’ de este juego, y en el que encontraremos textos y material sobre cómo enseñar a niños, experiencias en su uso en las escuelas o cómo ayudar a superar una derrota, todas ellas orientadas a servir como ayuda a adultos que enseñan a niños o alumnos.

Fuente: educaciontrespuntocero.com

¿Por qué debes dejar que tu hijo se ensucie?

Bueno, se comprende que nuestra primera reacción pueda ser, además de sorpresa, algo de enojo por ensuciarse de tal manera; sin embargo, no es tan malo como parece. Te decimos por qué.

Dejar que tu hijo juegue con tierra, lodo, con su mascota, en el suelo, los charcos, etc., todo aquello que hace que se ensucie es más que divertido para ellos, incluso a veces parece que entre más le digas que no lo haga, ¡lo hace! Pero además, puede ser muy benéfico para su salud.

Como bien imaginas, toda esa suciedad está llena de bacterias y microorganismos causantes de enfermedades. Precisamente esa es la razón por la cual debe estar en contacto con ellos casi tanto como sea posible, pues de ello dependerá que tu pequeño se haga de anticuerpos y fortalezca sus defensas.

Al respecto, la ciencia indica que la poca o nula exposición a gérmenes puede ocasionar que una persona sea más propensa a desarrollar alergias o asma en algún punto de su vida, pues estar en contacto desde niño con diferentes microorganismos transforma a las bacterias y hongos en guardianes de la salud.

Por lo anterior, creo que ahora pensaremos dos veces antes de regañar a los pequeños. Y si aún así se te complica verlo todo sucio, entonces el remedio es que juegues con él y te ensucies tanto como puedas. ¡Nunca está de más reforzar las defensas!

Fuente: padresehijos.com.mx/