Entradas

8 formas de celebrar el fin de las vacaciones con los niños

Fiestas, picnics o una noche de pijamas son planes que nos pueden servir para despedirnos de las vacaciones con los niños.

El verano está llegando a su fin y para muchos es el momento de volver a la rutina y a las actividades habituales. Veamos a continuación, 8 ideas para celebrar el fin de las vacaciones con los niños.

8 formas de celebrar el fin de las vacaciones con los niños

Puede que la idea de celebrar un «fin de fiesta» de las vacaciones de verano suene como algo extraño para los niños, pero de este modo podremos interpretar esta celebración como la despedida definitiva a los días vacacionales y que los niños se conciencien de que deben volver a la rutina y en su caso, les espera la vuelta al cole.

Estos son 8 ideas para celebrar el fin de las vacaciones que seguro que encantarán a los niños:

  1. Fiesta en la playa: Con un pequeño picnic en la arena, el mar y un último día de sol así es como podemos despedirnos del verano. Involucra a los niños con cantos y bailes. Si también buscas un tema, inspírate con las fiestas hawaianas.
  2. Picnic en la montaña:Elige un destino al que se pueda llegar después de una caminata de un par de horas y donde podáis pararos, al final, para hacer un picnic. De regreso a casa, por el camino nos podemos parar a recoger hojas, piñas, guijarros, frutos rojos y con ello preparar también alguna que otra manualidad con los niños.
  3. Fiesta de pijamas con los amigos del verano:Si tus hijos han hecho nuevos amigos este verano, puede ser también buena idea invitarles a que pasen una noche todos juntos durmiendo para una fiesta de pijamas que sirva de despedida del verano y también de alguna manera, de despedida de ellos hasta el año que viene.
  4. Una gran barbacoa: Al igual que con un picnic, busca un lugar adecuado que también tenga enormes parrillas al aire libre. Levantaros temprano en la mañana para llenar las parrillas y armaros con carbón y lo que os guste asar y prepararos para un ajetreado día de parrillada. Y si no quieres desplazarte y tienes terraza o jardín en casa, nada como organizar ahí la barbacoa.
  5. Búsqueda del tesoro al aire libre: Si ya te encuentras en la ciudad, junto al mar o en la montaña, no importa. La búsqueda del tesoro siempre es una buena idea. Puedes por ejemplo hacer una búsqueda del tesoro, en busca de tiendas, monumentos, etc…
  6. Juegos en familia:  ¿Estás de vacaciones con toda la familia? Perfecto para organizar una jornada de juegos en familia, dividiendo al grupo en dos equipos que tendrán que competir durante todo el día al son de pruebas absolutamente inverosímiles.
  7. Un último viaje:¿Ya has vuelto a la rutina habitual hace unos días? De nuevo, no hay problema. El primer fin de semana libre, podéis organizar un viaje fuera de la ciudad para pasar un agradable día al aire libre juntos y en libertad.
  8. Un tarde de compras para la vuelta al cole:No se trata de organizar una tarde en el centro comercial (que se puede evitar en estos hermosos días soleados). Sino de una tarde en la que todos juntos os vayáis de compras par haceros con todo lo necesario para la vuelta al cole: carpetas, mochilas, agendas, cuadernos, lápices, rotuladores ….

Fuente:

https://okdiario.com/bebes/8-formas-celebrar-fin-vacaciones-ninos-7721707#:~:text=B%C3%BAsqueda%20del%20tesoro%20al%20aire,vacaciones%20con%20toda%20la%20familia%3F

¿Cómo enseñar a mi hijo a ser honesto? 5 consejos claves

Los niños mienten por diversas razones. Pero inculcarles el valor de la honestidad es fundamental para que se conviertan en adultos íntegros y exitosos.

 

Aunque no siempre se le otorgue la importancia que merece, la honestidad es una de las mayores virtudes del ser humano. Es lo que nos hace confiables a los ojos de quienes nos rodean y lo que nos permite estar en paz con nosotros mismos. Si te has preguntado, «¿cómo enseñar a mi hijo a ser honesto?», queremos ayudarte.

Contrario a lo que muchos piensan, este valor no es exclusivo de los adultos. Si bien se va afianzando con el paso del tiempo, sus bases se sientan durante la infancia. No obstante, el papel de los padres, cuidadores y demás adultos involucrados desempeña un papel relevante en el mismo.

Algunos padres y madres tienden a delegar a la escuela la tarea de educar en valores. Lo cierto es que el principal agente socializador de la infancia es la familia. Por ello, aunque la etapa escolar interviene en este proceso, el seno familiar tiene un rol que no se puede reemplazar. Veamos algunos consejos.

¿Por qué enseñar a mi hijo a ser honesto?

Tal vez has pensado en algún momento que no es tan necesario hacer hincapié en la honestidad, que contar algunas mentiras es propio de los niños y que esta tendencia se erradica por sí sola con el pasar de los años.

Sin embargo, aunque aprender a mentir forma parte del desarrollo evolutivo del niño, la falta de transparencia puede pasarle factura a tu hijo desde los primeros momentos. Además, una vez que se arraigue el hábito, será más difícil de eliminar. A continuación, algunas razones importantes para educar en la honestidad.

  • Podrás confiar en él. Tendrás la certeza de que su palabra es cierta; por tanto, podrán cultivar un vínculo más sólido y sano.
  • Evitarás la incomodidad de la incoherencia. Y es que, en efecto, cuando lo que pensamos, decimos y hacemos no está alineado, experimentamos la llamada «disonancia cognitiva», que nos genera una gran inquietud interna. Además, si enseñas a tu hijo a ser honesto no tendrá que cargar con el sufrimiento y la culpa de una conciencia manchada.
  • Le ayudarás a ser más responsable,pues no eludirá las consecuencias de sus actos, sino que las afrontará y aprenderá de ellas. A su vez, esto le permitirá sentirse orgulloso de sí mismo y podrá confiar en su capacidad para hacer frente a los errores.
  • Aprenderá a tolerar la frustraciónen lugar de recurrir a artimañas o falsedades para lograr salirse siempre con la suya.
  • Será más confiable a ojos de los demás y, por ello, disfrutará de mejores relaciones sociales.

 

Enseñar la honestidad en los niños permite cultivar relaciones más sanas con ellos.

¿Cómo enseñar a mi hijo a ser honesto?

Por supuesto, es momento de responder a la inquietud de «¿cómo enseñar a mi hijo a ser honesto?». En particular, hay que tener en cuenta algunos elementos claves que ayudan a cultivar este valor. Descubre en el siguiente espacio los más importantes.

  1. Refuerza su sinceridad

Con frecuencia, los padres caen en el error de remarcar de manera excesiva las conductas negativas de los niños y de ignorar sus comportamientos adecuados. Por ejemplo, suelen aplicar castigos o regaños cuando el menor dice una mentira. No obstante, cuando este dice la verdad, se pasa por alto.

Pero si de enseñar la honestidad se trata, actuar de forma contraria es más efectivo. Es decir, debes reconocer la valentía de tu hijo cuando es honesto. Incluso, aunque tengas que corregirlo por lo ocurrido, puedes aplaudirlo por su acto de nobleza.

  1. Dale un buen ejemplo

Sin lugar a dudas, las conductas de los niños provienen en gran medida del ejemplo de sus mayores. ¿Te has puesto a pensar en cuántas mentiras piadosas le dices día a día para lograr algún fin? No puedes exigirle que sea honesto si mientes en frente suyo o, incluso, les pides que mientan a otros.

 

  1. Opta por consecuencias en lugar de castigos

Una de las razones por las que los niños mienten es para evitar un evento negativo. Por ejemplo, para no recibir un castigo o para no decepcionar a sus padres. Por tanto, si tu reacción ante sus transgresiones es exagerada o desproporcionada, es más probable que tu hijo se sienta en la necesidad de mentir.

En cambio, si respondes con calma y mesura, te percibirá como un lugar seguro al que puede acudir incluso tras haber fallado. Esta cercanía emocional le ayudará a abrirse y a sincerarse. Eso sí, esto no implica ser permisivo o pasar por alto su mala conducta. Más bien, es convertirla en una oportunidad para su aprendizaje.

  1. Muéstrale otro camino más adecuado

Tu hijo fallará en múltiples ocasiones a lo largo de su vida. Por eso, es importante que le ofrezcas salidas válidas para que no tenga que caer en la mentira. En este sentido, le puedes explicar que puede asumir su error, pedir perdón y tratar de reparar los daños. Al fin y al cabo, esto será más positivo que ocultar la verdad y eludir la responsabilidad.

La idea es que entienda que la mentira puede dañar a las personas que ama y perjudicar sus relaciones. En cambio, la honestidad le permitirá fortalecer los vínculos.

  1. No pongas su honestidad a prueba

Evita caer en la tentación de poner a prueba la sinceridad de tus hijos. Para citar un par de ejemplos, si te percatas de que el niño no ha recogido su habitación, no le preguntes cosas como: «¿has ordenado ya?». O si le has visto derramar un vaso de zumo en el sofá, no digas: «¿quién ha manchado el sofá?».

Ante esta tesitura, los menores pueden tomar la decisión de arriesgarse a mentir para no ser descubiertos. Con el paso del tiempo, esto puede convertirse en un hábito. Así pues, mejor utiliza la asertividad y recuérdale que su cuarto sigue desordenado o pídele que limpie el líquido derramado.

 

 

Un hijo que aprende a ser honesto se convierte en un adulto íntegro y con valores

Inculcar la honestidad desde una edad temprana tiene más beneficios de lo que puede parecer. En concreto, los niños comprenden el valor de la sinceridad y lo valioso de la confianza entre dos o más personas.

A la larga, esto también influye en su tendencia a relacionarse con otras personas que también son íntegras y honestas. Es decir, desarrollarán relaciones interpersonales más sanas. Asimismo, evitarán contratiempos importantes y crecerán como adultos asertivos, capaces y fiables.

Fuente:


https://mejorconsalud.as.com/como-ensenar-a-mi-hijo-a-ser-honesto/

 

5 razones que involucran a los abuelos en la educación de tus hijos

Los abuelos desempeñan un papel muy importante en la vida de sus nietos y está comprobado que la convivencia constante les brinda mejor calidad de vida a ambas partes. El amor y la comprensión que nos otorgan, representan un rol esencial en nuestro crecimiento.

En este blog te compartimos 5 razones que explican la importancia que tienen los abuelos en la formación de sus nietos:

1.- Crear lazos de conocimiento

Así como los abuelos aportan consejos con base en la experiencia, los nietos les enseñan a sus abuelos acerca de las nuevas tecnologías y tendencias, todo lo que aprenden en la escuela y en su vida diaria. Se nutren mutuamente brindando información importante para cada una de las partes.

2.- Fomento de valores

Los abuelos ayudan a crear niños más responsables, amables, gentiles, honestos y empáticos, debido a que les transmiten los valores necesarios para su formación.

3.- Conocen la voz de la experiencia

Los consejos que nos regalan nuestros abuelos se vuelven un tesoro invaluable en nuestra vida. Sus conocimientos y experiencias nos ayudan a resolver problemas o a tomar decisiones de gran impacto para nosotros. Además, a los pequeños les encanta escuchar historias familiares, comprender de dónde vienen y conocer mejor a quienes les rodean.

  1. Regalos inesperados

Los nietos son quienes disfrutan de este beneficio, ¿Cuántas veces nuestros abuelos se acercaron a nosotros para aumentarnos la mesada? Si bien, los abuelos son los que siempre nos consienten sin recibir nada a cambio y debido a su amor constante los nietos suelen ser niños más felices, ya que consideran a sus abuelos como un refugio cuando las cosas no están saliendo bien.

  1. Son la base primordial en la familia

Los abuelos también les dan a los niños una sensación de seguridad. Al ser los padres de sus padres, los hijos los consideran personas sabias y confiables; lo cual les permite desarrollar una relación cercana con su nieto desde que es muy pequeño.

 

Así como los niños podrán aprender muchas cosas estando en convivencia con los abuelos, la educación superior les abrirá las puertas para obtener mejores oportunidades laborales en el futuro. Por eso, uno de los regalos memorables que le pueden dar a sus nietos es apoyar su educación.

Con base en su experiencia, pueden estar más al pendiente de las herramientas de ahorro a las que se les sacará más provecho para invertir en la educación de los nietos.

Un fideicomiso educativo es la opción ideal para garantizar la educación de tus nietos, debido a que realizas aportaciones durante 4 o 5 años, que te permitirán invertir con anticipación.

Fuente:

https://blog.mb.com.mx/5-razones-que-involucran-a-los-abuelos-en-la-educacion-de-tus-hijos

12 bonitas películas para niños que invitan a reflexionar en familia

 

Estas películas infantiles abren un debate sobre valores como la solidaridad o generosidad

En Guía Infantil sabemos, al igual que tú, que muchas veces no es sencillo dar con las películas familiares adecuadas para mostrar a nuestros hijos valores, es por ello que hemos creado un recopilatorio con las mejores películas para niños con las que podremos reflexionar además de crecer como personas.

No podemos olvidar que las películas infantiles son una forma ideal de pasar un rato entretenido al lado de los nuestros, pero además son una herramienta de lo más útil para enseñar a los hijos a reflexionar sobre aspectos tan importantes de la vida como la solidaridad, la igualdad, la necesidad de luchar por nuestros sueños o de enfrentarnos a las dificultades.

Cómo invitar a los niños a reflexionar con las películas

Elige la película que más te guste, diles a tus hijos de qué trata y pónganse cómodamente en el sofá a pasar un rato en familia viendo juntos el film. Una vez se haya terminado, les proponemos que hagan un pequeño debate en casa sobre lo aprendido. De esta forma, podrán reflexionar en familia sobre lo que han visto.

Según la edad que tengan los niños, puedes hacerles preguntas sencillas como estas:

  • ¿te ha gustado la película?
  • ¿Qué es lo que has entendido?
  • ¿Qué es lo que te ha gustado más? ¿Y lo que menos?
  • ¿Qué valores son los que hemos aprendido?
  • ¿Sobre qué crees que debemos reflexionar?
  • ¿Te ha ayudado a ver las cosas de otra forma?

Las mejores películas para niños que invitan a pensar

¡Empezamos! Aquí tienes nuestra selección particular de las mejores películas para reflexionar con niños. ¡Te va a encantar!

  1. Buscando a Nemo
    La historia del pez Nemo que se pierde fuera de la gran barrera del arrecife y su padre, un pez payaso, que no duda un segundo en lanzarse a buscarle por todas partes, ya te la conoces de sobra, ¿verdad? Pues es hora de verla de nuevo pero esta vez desde un punto de vista más reflexivo en el que nos fijemos en el amor entre el padre y su hijo, en los lazos familiares y en el coraje. Le puedes decir incluso a los niños que hagan un pequeño dibujo sobre lo que han entendido o la parte que más les ha gustado.
  2. Kirikú y las bestias salvajes
    En esta película conoceremos la historia de un pequeño héroe africano, ¿qué por qué es un héroe? Pues porque, gracias a su valentía, salvó a su aldea de la bruja Karaba. La generosidad, el esfuerzo y la diversidad cultural será entorno a lo que gire el debate de después de la película.
  3. Del revés
    La película de animación que marcó un antes y un después habla sobre la gestión de las emocionesy la empatía. ¿Quieres hacer reflexionar a tus hijos sobre lo necesario que es ponerse en el lugar de los demás? Sin duda esta será tu película.
  4. Campeones
    Un equipo de baloncesto de lo más especial formado por jugadores con discapacidad intelectual y un entrenador que les coge cariño pero que al principio se muestra reacio a pasar tiempo con ellos. Con este film reflexionaremos sobre las diferencias entre unosy otros que en el fondo no están más que en nuestra mente.
  5. Coco
    Miguel, el protagonista de Coco, es un niño mejicano que sueña desde que nació con convertirse en músico. Amistad, amor por la familia y esfuerzo por alcanzar las metas personales son los valores que se ponen sobre la mesa en esta divertida película. Por cierto, las escenas musicales son maravillosas.
  6. Up
    Carl Fredricksen, un vendedor de globos jubilado, quiere hacer realidad a toda costa su sueñode atar miles de globos a su casa para irse, literalmente, volando a vivir Sudamérica. Claro está que empieza a verlo todo de otra forma cuando tiene que compartir aventuras con un pequeño explorador. Propón a tus hijos reflexionar acerca de que de mayores también podemos tener sueños.
  7. Wonder
    El rechazo social y la marginación se plasman a la perfección en este film en el que August, un niño con una deformación facial, tiene que ir a la escuela cada día. Hablaremos con los niños del respetohacia todas las personas, del que debemos tener nosotros y del que nos deben tener.
  8. Mulan
    Mulan lucha contra la invasión de los hunos, hasta ahí nada tendría de novedoso si no fuera porque Mulan es una chica guerrera donde las haya. Perfecta para reflexionarsobre los tópicos que deben ser desterrados.

Acabamos de ver una serie de películas perfectas para los más pequeños de la casa, ¿qué te parece si ahora vemos algunas para niños y niñas mayores de 12 años? Su capacidad de reflexión es mucho mayor, por lo que bien podrán comprender su significado.

  1. Cadena de favores
    ¿Qué harías tú si el primer día de colegio te dice el profesor: ‘Para aprobar esta asignatura debéis tener una idea que cambie el mundo’? Pues seguro que ponerte a pensar día y noche. Es así como comienza la cadena de favores. Vaya si el mundo puede cambiar, a veces solo hace falta una pequeña ideay muchas buenas intenciones.
  2. Amelie
    En contra de lo que piensan muchos de sus vecinos, a Amelie sí le preocupa el bienestar de los demás. Esta es una película familiarcatalogada como una de las mejores de todos los tiempos, por algo será…
  3. Los chicos del coro
    En esta profunda historia conoceremos a un profesor de música que acaba dando clases en un internado de niños con muy mala conducta. El valor de las segundas oportunidades y la confianza serán los aspectos sobre los que debemos reflexionar.
  4. En busca de la felicidad
    Esta película está basada en hechos reales. Un padre y su hijo se ven en la calle y no les queda más remedio que poner todo de su parte para salir adelante. Chris (Will Smith) no se da por vencido y no para de lucharhasta que logra una vida mejor para él y su pequeño.

¿Qué te han parecido las películas para niños para reflexionar que acabamos de compartir contigo? ¿Por cuál vas a empezar? ¿Añadirías alguna más a la lista?

 

 

 

https://www.guiainfantil.com/

 

Los niños con discapacidad son víctimas de la violencia con más frecuencia

 

Los niños con discapacidad sufren actos de violencia con una frecuencia casi cuatro veces mayor que los que no tienen discapacidad, según una revisión encargada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y publicada hoy en la revista médica The Lancet.

Los resultados de la revisión indican:

  • que los niños con discapacidad son víctimas de alguna forma de violencia con una frecuencia 3,7 veces mayor que los no discapacitados;
  • víctimas de violencia física con una frecuencia 3,6 veces mayor; y
  • víctimas de violencia sexual con una frecuencia 2,9 veces mayor.

Los niños cuya discapacidad se acompaña de enfermedad mental o menoscabo intelectual son los más vulnerables, pues sufren violencia sexual con una frecuencia 4,6 veces mayor que sus homólogos sin discapacidad.

Factores de riesgo

Los factores que determinan que los niños con discapacidad tengan un riesgo mayor de ser víctimas de la violencia son el estigma social, la discriminación y la ignorancia con respecto a la discapacidad, así como la falta de apoyo para las personas que cuidan de ellos. La vulnerabilidad frente a la violencia aumenta cuando los niños con discapacidad son recluidos en un establecimiento sanitario. En estos y otros entornos, los niños con dificultades para comunicarse no pueden denunciar los malos tratos.

«Los resultados de esta revisión demuestran que los niños con discapacidad son desproporcionadamente vulnerables a la violencia y que sus necesidades se han desatendido por demasiado tiempo», señala el doctor Etienne Krug, director del Departamento de Prevención de la Violencia y los Traumatismos y Discapacidad de la OMS. «Sabemos que existen estrategias particulares para prevenir la violencia y mitigar sus consecuencias. Lo que tenemos que hacer ahora es determinar si también dan resultado en los niños con discapacidad. Es imperativo elaborar un plan de acción al respecto.»

La revisión publicada representa la prueba más sólida obtenida hasta hoy de la violencia contra los niños con discapacidad. Los 17 estudios incluidos en la revisión aportaron en total datos de 18 374 niños con discapacidad de países de ingresos altos —España, los Estados Unidos, Finlandia, Francia, Israel, el Reino Unido y Suecia—, lo que pone de relieve la necesidad urgente de efectuar investigaciones de gran calidad en los países de ingresos bajos y medianos.

Prevenir la violencia contra los niños

Ciertos programas de inspección de los establecimientos donde se interna a niños en riesgo de sufrir actos de violencia y la capacitación dirigida a mejorar las aptitudes de los padres para cuidar de sus hijos han dado buenos resultados para prevenir la violencia contra los niños sin discapacidad. Estas y otras medidas promisorias que se describen en las obras Preventing child maltreatment: a guide to taking action and generating evidence [Prevención del maltrato infantil. Guía para tomar medidas y obtener datos de investigación] y Violence prevention: the evidence [Prevención de la violencia. Los datos de investigación] publicadas por la OMS, deben ser aplicadas y evaluadas de manera prioritaria para determinar su eficacia en los niños con discapacidad.

La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, promulgada por las Naciones Unidas, destaca la necesidad de proteger los derechos de los niños con discapacidad y velar por que logren una participación en la sociedad que sea plena y en pie de igualdad. Ello entraña evitar las experiencias negativas de la violencia contra los niños, que acarrean una gran variedad de consecuencias negativas para la salud y el bienestar en etapas posteriores de la vida. Cuando la prevención fracasa, la asistencia y el apoyo de los niños que han sido víctimas de la violencia son vitales para su recuperación.

En el Informe mundial sobre la discapacidad, coeditado por la OMS y el Banco Mundial, se describen las intervenciones eficaces para mejorar la salud y la participación social de los niños discapacitados y se propugna que los que están recluidos en establecimientos sanitarios sean dados de alta. Es imperativo fortalecer el cuidado y la protección de los niños con discapacidad que actualmente están alejados del hogar actuando contra la cultura y las estructuras de los centros de internamiento que empeoran el riesgo de violencia.

«Los efectos de la discapacidad de un niño en su calidad de vida dependen en gran parte de la manera como son tratados por otras personas», subraya el doctor Mark Bellis, director del Centro de Salud Pública de la John Moores University, en Liverpool. El gobierno y la sociedad civil tienen la obligación de velar por que esa victimización sea denunciada y evitada.»

 

Fuente:

 

https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=6998:2012-children-disabilities-more-likely-experience-violence&Itemid=135&lang=es

Parroquial San Elías Profeta y su estrategia para fortalecer la relación familia-escuela

Odette Eliana Vólquez Encarnación

La aplicación de un programa de acompañamiento psicoafectivo en el Parroquial San Elías Profeta durante el año escolar 2021-2022 resultó ser una necesidad multidimensional, pues abarca los aspectos biológico, psicológico y social del desarrollo de los estudiantes, afectando su aprendizaje académico. Ha sido una Buena Práctica abordada por la Unidad de Orientación y Psicología del centro educativo.

Este programa aborda dos líneas de intervención: apoyo psicoafectivo y apoyo a las familias y se integró a toda la comunidad educativa. Surgió para dar respuesta a las situaciones emocionales de los estudiantes, luego de haber vivido una época de confinamiento por el COVID-19. Muchos estudiantes manifestaban ansiedad, miedo, estrés, situaciones familiares y procesos de duelo.

Mediante diálogos personalizados, terapia de juego y dibujos con los estudiantes, se ha logrado subsanar problemáticas en los hogares de nuestra población estudiantil. Hubo un total de 285 estudiantes intervenidos, desde nivel inicial hasta secundaria. Algunas situaciones emocionales de los estudiantes se habían generado desde antes de aparecer el COVID-19, regularmente manifestaron deseos de que los padres les pongan más atención y les demuestren más cariño.

El acompañamiento psicoafectivo ha sido de gran ayuda para los estudiantes, ya que es una propuesta de mejora del rendimiento escolar y de las relaciones familiares, y por tanto, de las habilidades sociales. Motivarse a expresar cómo se han sentido después de un tiempo de confinamiento les da la oportunidad de desahogarse y ver que otra persona lo puede comprender.

Es vital restablecer la comunicación familiar, así como continuar fortaleciendo la relación escuela-familia-comunidad con actividades que enseñen a los estudiantes a conocer y regular sus emociones.

Al finalizar el programa, se determinó que aproximadamente un 30% de los estudiantes expresan que sus padres no les dedican tiempo suficiente y experimentan agresión verbal de su familia; mientras que un 15% ha experimentado sentimientos de tristeza, soledad por situaciones de duelo. En tanto que, un 92% de los estudiantes permanecen guardando las medidas de bioseguridad, dicen no sentirse incómodos con las mascarillas y se sienten contentos de volver a la escuela, de forma presencial.

“Sabemos que es beneficioso jugar con nuestros hijos, pero no lo hacemos lo suficiente”

 

Pasar tiempo de ocio con ellos les ayuda en su creatividad, a su imaginación y a conocerles mejor y de verdad

Todos los padres somos conscientes de que el juego es fundamental en la vida de nuestros hijos. Pero no todos lo aplicamos en nuestro día a día. Un último estudio, denominado Juega con ellos, muestra que, aunque el 87% conoce la importancia de jugar con nuestros hijos, tan solo un 33% toma la iniciativa. “Pocos incentivan jugar con sus pequeños. Los padres somos conscientes de los beneficios del juego, pero no jugamos lo suficiente con ellos. Normalmente, es el niño el que demanda a su padre que quiere jugar. Lo que me llamó la atención de este estudio fue que pone el énfasis en los padres y en la importancia de jugar con sus peques”, nos explica por teléfono Alicia Bandera, psicóloga infantil.

Entre los resultados, también destaca que solo el 50% de los encuestados dice que “el juego fomenta la creatividad y la imaginación”, que el 41,3% piensa que ayuda a la capacidad de sociabilizar y tan solo el 40,5% sabe que estimula el desarrollo de sus vástagos.

¿Por qué no jugamos con nuestros hijos?

Normalmente, no jugamos porque nos escudamos en el trabajo, en las obligaciones domésticas y diarias, en el cansancio o “no percibimos que el niño está supersaturado con los deberes o con las extraescolares, dejando de lado su tiempo para jugar”, argumenta la experta. “Lo ideal sería jugar con ellos un rato cada día, unos 10 minutos o 15, son pocos pero suficientes. Hay que hacerlo todos los días”, añade.

El juego fomenta la adquisición de valores. Gracias a él, “podemos educar de una forma armónica en empatía, en paciencia, en tolerancia a la frustración”, prosigue. Todos tenemos la tendencia a mostrar valores de forma autoritaria, con el enfado o la rigidez, “pero el juego es mejor”.

Según la experta, cuando jugamos se produce una acción directa y divertida. También ayuda a la creatividad, a la imaginación y a conocer mejor y de verdad a nuestros hijos. “El juego nos ayuda a conocer a nuestros hijos, a saber cómo son de verdad. Nos permite observar qué emociones tiene nuestro hijo. Por ejemplo, si tu pequeña está jugando con un bebé de forma cariñosa y, de repente, se enfada mucho, ella te está intentando decir algo. Muchos niños no son capaces de expresar sus emociones, no saben, y el juego es una gran herramienta para saber lo que les pasa. Hay que observar. Nosotros en consulta lo hacemos mucho”, sigue la experta.

No existen las recetas mágicas a la hora de elegir un juego o un juguete. “Lo que sí que creo es que cuando vamos a una tienda a comprar un juguete para nuestro hijo, debemos pararnos y pensar en cómo es él, qué es lo que le interesa o le gusta. Recomiendo siempre que elijamos uno que tenga dos características que para mí son fundamentales que proteja su inocencia y respete su desarrollo. No hay que intentar saltarse etapas”, explica Banderas.

También es bueno que jueguen solos, sobre todo, a edades más tempranas. La experta explica que es fundamental que los más pequeños inventen su propio mundo, eso sí, “siempre bajo la mirada paterna, ya que a ellos les gusta que estemos presentes y se sienten protegidos y mejor”.

Frío y juego

Muchos padres creemos que con el frío o las bajas temperaturas es más difícil jugar con nuestros porque estamos encerrados en casa, pero no es así. “La preocupación por el aburrimiento es propia de los padres, no de los niños”, continúa. “El niño es capaz de coger un juguete, el mismo durante días, e inventar una perspectiva nueva cada vez”.

“No debemos obsesionarnos con esto. Lo importante es jugar con ellos, pasar tiempo con ellos, no enchufarles siempre a la tecnología, por ejemplo. El juego nos ayuda a fortalecer nuestra relación con ellos, a conocerlos y a disfrutarlos. Hay que encontrar tiempo para hacerlo. Y es posible”, concluye Banderas.

 

Fuente:

https://elpais.com/elpais/2017/11/29/mamas_papas/1511951895_022426.html

Los animales benefician la autoestima de los niños

La convivencia con un animal puede aportar importantes enseñanzas a los niños

Compartir el hogar con un animal puede ayudar a los niños a aprender importantes valores como la empatía, la asunción de responsabilidades, la solidaridad o el respeto por los demás seres vivos. Pero también puede ser fuente de diversos conflictos en lo que se refiere a su cuidado y atención. ¿Qué hay que valorar a la hora de tener una mascota?

Siempre es una buena opción, antes de comprar un animal, valorar la adopción

Todos conocemos familias que adoptan o compran una mascota pensando en los niños y, finalmente, son los padres quienes acaban haciéndose cargo del animal, lo que a menudo provoca situaciones desfavorables en el contexto familiar. Pero las ventajas y beneficios de tener una mascota a menudo son mayores que las posibles contrariedades. Y es que los animales inciden en la familia de manera muy positiva, incentivando sentimientos, afectos y reacciones diversas en cada uno de sus miembros.

Un tipo de mascota para cada familia

En cada casa, es necesario ver qué mascota se puede tener en condiciones adecuadas. Hay que contemplar variables como el número de miembros de la familia, el espacio del que se dispone, los horarios de la familia… Lo mejor será, una vez analizados estos factores, llegar a una decisión compartida que garantice que padres e hijos se involucren desde el primer momento.

El universo de mascotas va mucho más allá de los perros y gatos. Aunque estos son los más comunes y populares en los hogares de todo el mundo, también hay que contemplar otras opciones: los peces y las tortugas pueden enseñar a los niños la importancia de cuidar el hábitat de los animales; las aves son una divertida e inteligente compañía; los hámsteres pueden suponer una introducción al amplio mundo de los roedores; mientras que los conejos suelen ser unas mascotas adorables.

En el caso de querer un perro o un gato, es aconsejable acudir a un centro de adopción donde nos asesorarán sobre el carácter y personalidad de los diferentes animales, para poder dar con aquél que mejor encaje con nuestros hijos.

Convivencia con un animal

Una mascota puede sacar lo mejor de su dueño, haciéndole empatizar, mostrarse como es, sonreír, dar cariño y adquirir el sentido de la responsabilidad. Que los niños convivan desde pequeños con un ser del que son responsables de su comida, limpieza, cuidado, paseos y, en general, de su bienestar, les permite adquirir importantes enseñanzas y beneficios en su autoestima y capacidad afectiva y de comunicación.

La asignación de tareas a cada miembro de la familia es decisiva a la hora de incorporar un animal en casa. Hay que tener en cuenta las edades de los hijos y las responsabilidades que pueden asumir según su edad, ya que si les pedimos más de lo que pueden dar, tener una mascota puede ser frustrante para ellos. Pero no dudes en involucrar a los niños, aunque sea en pequeñas tareas, en el cuidado del nuevo miembro de la familia. Explícales que, como cualquier otro ser vivo, necesita alimentarse, una buena higiene, hacer ejercicio, recibir cariño y, a veces, dejarle solo y tranquilo.

Otro aspecto importante en la convivencia de mascotas y niños es que estos sepan que no son juguetes a su entera disposición, sino seres vivos a los que hay que cuidar y respetar de la misma manera. Esto les aportará un importante aprendizaje de empatía y de respeto por los otros seres vivos.

Por último, puede ocurrir que se dé una competencia entre los hermanos por la atención, el juego y los cuidados de la mascota. En este caso, se puede optar por que uno duerma con él o le pasee los días pares y otro los impares, o establecer tareas específicas para cada uno: que uno le enjabone en el baño y el otro le seque, por ejemplo. Si no saben compartir ese tiempo de ocio en perjuicio del animal, prueba a “castigarles” sin su compañía hasta que lleguen a un entendimiento.

Fuente:

https://compartirenfamilia.com/emociones/los-animales-benefician-la-autoestima-de-los-ninos.html#:~:text=Compartir%20el%20hogar%20con%20un,a%20su%20cuidado%20y%20atenci%C3%B3n.

Qué hacer si mi hijo responde mal en clase a sus profesores?

Cuando hay problemas en el colegio, derivados de que un hijo responde mal a sus profesores, la solución más práctica vendrá del diálogo y el refuerzo positivo. Una vez más, hay que recordar que la amenaza y el castigo no constituyen un buen camino educativo.

 

‘Mi hijo responde mal en clase a sus profesores’, es una afirmación que se escucha con frecuencia de parte de muchos padres. ¿Cuál es el modo correcto de actuar para corregir esta situación?

Muchos padres se desesperan, se culpan entre sí y se acusan de ser demasiado permisivos y tolerantes. Otros entienden que el problema es la escuela y los profesores. Y también los hay que castigan al hijo, gritan y amenazan; realmente estos métodos no conducen a nada positivo, ni en este ni en ningún otro conflicto.

La calma, el sentido común y la paciencia son los tres ingredientes fundamentales a la hora de abordar este problema. Los padres deben acompañar al niño y al adolescente en cada etapa de su desarrollo. Reconocer que un hijo responde mal en clase a sus profesores es el primer paso para una educación correspondiente.

¿Por qué mi hijo responde mal en clase a sus profesores?

Hay edades en las que los niños o adolescentes no saben canalizar sus enojos y frustraciones y reaccionan como pueden. Son explosivos, sanguíneos, espontáneos; necesitan sentirse seguros y dueños de la situación, pues están reafirmando su personalidad.

Los jóvenes intentan desprenderse emocionalmente de los adultos y se sienten dueños de la verdad; ya no son complacientes y todo lo discuten.

Con ello, surgen las malas contestaciones que, en cierto sentido, sustituyen a las rabietas de cuando eran más pequeños. Ellos ejecutan esta actitud casi sin pensar, impulsivamente.

 

¿Qué saber si un hijo responde mal en clase a sus profesores?

Si mi hijo responde mal en clase a sus profesores, como padre debo entender que esa reacción es una manifestación de lo que está sintiendo. No es un comportamiento voluntario, no lo hace para molestar intencionalmente ni al profesor ni a los padres.

Aunque algunos castigos pueden contribuir a la moderación de este tipo de conductas, no son la mejor solución. Lo que los niños y adolescentes necesitan de los adultos es una ayuda inteligente y no una reacción violenta.

Para lograr corregir esta actitud que tanto molesta a profesores y a padres, es necesario tiempo. Se trata de ayudar al niño o adolescente a pensar inteligentemente antes de actuar. Es un camino que requiere paciencia y persistencia, y sobre todo, mucha tolerancia y amor.

“La calma, el sentido común y la paciencia son los tres ingredientes fundamentales a la hora de abordar este problema”

¿Cómo proceder en estas situaciones?

Todos los padres desean que sus hijos sean críticos y que desarrollen comportamientos que serán imprescindibles en la vida adulta. Por tanto, el objetivo no es transformar al niño o adolescente en una persona sumisa que no expresa sus pensamientos o emociones.

 

Fuente: eresmama.com

Tu hijo no nace siendo lector. ¡Tú lo haces lector!

Nueve consejos prácticos para formar hijos lectores:

 

  1. Lee junto a tu hijo, en cualquier situación y por cualquier motivo.Lee los paquetes de cereales en el desayuno o la cartelera de los cines el fin de semana. Léele las instrucciones para montar su castillo de juguete o busca con él información en internet para saber más sobre su animal preferido. Por supuesto, cuéntale cuentos, léele poesía, adivinanzas, trabalenguas…
  2. Convierte la tele en una aliada, no en un enemigo.Si la pequeña pantalla es lo que realmente le engancha, hay que fijarse en sus programas preferidos y tratar de buscar libros relacionados con su pasión. Tenemos ya garantizado un mínimo de interés.
  3. Visita la biblioteca pública del barrio con asiduidad.Los fondos de la sección infantil y juvenil de las bibliotecas públicas ofrecen muchos más libros de los que se puedan tener en casa. Suelen celebrarse además actividades de animación a la lectura y encuentros con otros lectores.
  4. Invítale a “merendar” libros.En lugar de golosinas o chocolate, invítale de tanto en tanto a elegir un libro de la librería. Hay libros de todos los presupuestos y una merienda literaria no tiene por qué ser cara.
  5. No te empeñes en que le guste lo mismo que a ti a su edad.No, a tu hijo no le gusta todavía Jim Boton y Lucas el maquinist En estos momentos disfruta con Mortadelo y Filemón. ¿Qué problema hay? Se está forjando su gusto por la lectura, no el tuyo. Aprende a esperar para dar los libros adecuados en el momento oportuno.
  6. Preséntale la lectura como un premio.«Si acabas pronto tus deberes, podrás sentarte en el sofá a leer ¡durante media hora! Yo también intentaré acabar pronto para leer contigo ¿Qué te parece?»
  7. Sé regular.Convierte la lectura en un hábito. No es necesario mucho tiempo pero sí ser sistemático. Si tu hijo es pequeño, reserva 10 minutos del día para leerle. A este intervalo de tiempo, puedes llamarlo «La hora de jugar a leer» y anúnciaselo como si hubiera llegado la mejor hora del día. Aunque tú no te pares a pensarlo, estar junto a ti, con tu atención y con un buen libro, para tu hijo es el mejor momento del día.
  8. Suscríbelo a una revista especializada para niños.Nunca falla: recibir una revista a su nombre, como papá o mamá, con contenido especialmente seleccionado para sus intereses es un “gancho” seguro.
  9. Crea misterio alrededor de los libros. Para un niño de primaria, no es lo mismo leer un libro de intriga o aventuras sentado tranquilamente en el sofá que leerlo en ese mismo sofá pero a oscuras, con una linterna, debajo de una sábana, para que no os descubran los malos.
  10. Explota su curiosidad.No es lo mismo invitar a tu hijo (de secundaria) a leer un libro (que sabemos va a rechazar) que decir, mientras lo dejas olvidado en la mesa de la cocina: “¡Uf, demasiado fuerte para mí…!” Seguro que la curiosidad puede con él.

Elena Roger Gamir
Pedagoga

Fuente :www.solohijos.com