Entradas

Fobia escolar: cuando ir al colegio se convierte en un problema

Son muchos los niños que no disfrutan de la experiencia escolar. Más allá de demandarles un esfuerzo, el colegio en muchos casos puede convertirse en un estímulo que les cause una gran ansiedad. Así, hoy hablamos de la fobia escolar.

Muchas personas experimentan miedos durante la infancia. A la oscuridad, a determinados animales, a personajes o seres fantásticos, a fenómenos naturales como las tormentas, etc. Sin embargo, en la mayoría de los casos, estos miedos van desapareciendo conforme crecen o no llegan a traducirse en una fobia escolar.

Son los llamados miedos evolutivos. Pero, ¿qué ocurre cuando ciertos miedos persisten en el tiempo y se dan de una forma desproporcionada e interfiriendo en la vida del niño? Un caso común en esta tipología es la fobia escolar.

¿Qué es la fobia escolar?

La fobia escolar se define como el miedo irracional y excesivo a ciertas situaciones escolares que derivan en una gran dificultad para ir o permanecer en la escuela. Las causas de esta fobia pueden ser múltiples. Por ejemplo:

  • Rechazo de compañeros o profesores.
  • Dificultades en el rendimiento escolar.
  • Cambios frecuentes de escuela.
  • Conflictos en casa.
  • Enfermedad y sintomatología derivada.

Todas estas situaciones provocan en el niño una respuesta de ansiedad intensa, junto a alteraciones a nivel motor, fisiológico y cognitivo.

Niño con ansiedad

Síntomas cognitivos

Destacan dentro de esta tipología los pensamientos negativos sobre la escuela. También, la anticipación de consecuencias negativas (por ejemplo, regañinas por parte profesor) que no tienen por qué ocurrir.

El niño tiene una visión negativa de su desempeño en clase o le agobia la idea de vomitar, marearse o sufrir otros síntomas físicos delante de sus compañeros.

Síntomas motores

El principal síntoma dentro de las alteraciones motoras es la evitación. Esta es, la resistencia a la hora de acudir al colegio, expresada tanto verbal como físicamente.

Se queja de dolores o dice estar enfermo, no se levanta de la cama, no se viste, no desayuna… En definitiva, no realiza la rutina característica de preparación para acudir a la escuela. Además, en caso de acudir, el niño puede llorar, gritar o agarrarse a ellos para no entrar.

Síntomas fisiológicos

Se caracterizan por un acusado incremento de la activación fisiológica. Esto se manifiesta con síntomas como sudores, tensión muscular, dolor estomacal, diarrea o sensación de mareo, entre otros.

Fobia escolar vs. ansiedad por separación

Es muy importante -a la hora de determinar si un niño sufre de fobia escolar- diferenciarla de la ansiedad por separación.

La ansiedad por separación se entiende como el miedo del menor a separarse de las personas con las que tiene un vínculo afectivo fuerte, normalmente sus padres. Por ejemplo, al separarse de estos para ir al colegio, para ir a una excursión, para ir a dormir a casa de un amigo o amiga, etc.

Por tanto, para diferenciar la ansiedad por separación de la fobia escolar, debemos indagar el motivo por el que el niño no quiere ir al colegio. Si el foco del miedo es separarse de sus padres, debemos descartar la fobia.

Niña con fobia escolar agarrada a su padre

Superando la fobia escolar

Existen diversas técnicas o métodos para reducir el grado de incapacidad que produce la fobia y finalmente terminar con ella. Las más efectivas se basan en la psicología cognitivo-conductual, que se basa en la idea de que el cambio de pensamiento conlleva un cambio en el comportamiento y viceversa. Los métodos más comunes son:

  • Desensibilización sistemática: especialmente recomendado cuando el niño quiere evitar ciertas situaciones escolares. La técnica se basa en exponer al menor a esta situación de forma progresiva. Su finalidad es reducir la ansiedad dentro de la situación, de modo que el niño entienda que no ocurre nada malo. De este modo el refuerzo negativo que produce la evitación acaba desapareciendo.
  • Entrenamiento en habilidades sociales: puede que el miedo a ir al colegio se base en el rechazo de algunos de sus compañeros. En este caso, se puede entrenar al niño en habilidades sociales para que así disponga de herramientas para mejorar su relación con ellos.
  • Reestructuración cognitiva: la reestructuración se basa en cambiar las creencias desajustadas o irracionales del menor. De este modo, el valor negativo asociado a la escuela se reduce o se transforma en otro más positivo y realista.
  • Entrenamiento en relajación: aprendiendo y practicando técnicas de relajación, el niño aprende a controlar los síntomas fisiológicos de la ansiedad. Esta técnica se aplica junto a otras, como la reestructuración o la exposición.

Uso de fármacos en la fobia escolar

El objetivo principal del tratamiento de la fobia escolar es que el niño acuda al colegio sin sentir ansiedad, miedo y malestar. Aunque se pueden utilizar también fármacos, principalmente antidepresivos, es importante tener en cuenta el balance coste-beneficio de la administración de los mismos.

Ciertos estudios apuntan a que los efectos secundarios de estos no compensan su uso cuando existen terapias psicológicas que funcionan y se pueden utilizar en su lugar. Así pues, las terapias psicológicas se posicionan como una elección eficaz y con resultados que perdurarán a largo plazo.

¿Dónde está la verdadera innovación en educación?

La innovación en el ámbito educativo siempre supone un proceso de transformación, pero ¿qué es lo que se entiende por innovación? Las habilidades de los docentes para atraer la atención de los alumnos o el trato directo entre alumno y profesor pueden ser elementos decisivos para implantar cambios en la clase.

Innovación es un palabra polisémica que se utiliza con muchos significados diferentes, adaptándola muchas veces a conveniencia. En lo que siempre hay acuerdo es en que supone un cambio. Éste se producen cuando existe una disconformidad: se está cansado de estar cansado de hacer lo mismo y de obtener, como es lógico, los mismos resultados. Si queremos innovar debemos iniciar un proceso de transformación para mejorar en algún aspecto que tiene que fijarse inicialmente. Puede que sea reducir el absentismo, introducir las TIC, mejorar la convivencia, favorecer la inclusión, etc.

El papel del docente

Una vez bien definida la meta estableceremos qué nos hace falta, cuánto tiempo estimamos que necesitaremos, a quién implicará y qué pasos hay que dar para conseguir los objetivos. Siempre con una evaluación y reflexión de cada acción que se realice.

Profesora y alumnos

La innovación en educación, en muchos casos, no habla de nuevos métodos de aprendizaje o enseñanza sino de cómo mejorar el proceso que favorezca el desarrollo de diferentes capacidades: la comunicación, la flexibilidad, la empatía, la creatividad, trabajar en grupo, favorecer la inclusión… Las competencias de los alumnos del siglo XXI reflejan que para que esto suceda se tiene que producir un cambio en el rol del docente.

Para ello hay que diferenciar entre capacidad y habilidad. En el caso de los docentes, se presupone la capacidad para enseñar por tener una carrera universitaria y haber hecho el Prácticum o Máster de Secundaria. Sin embargo, tener la habilidad de enseñar es conseguir que nuestros alumnos aprendan, atendiendo a sus necesidades concretas. Para conseguirlo podemos usar el método tradicional expositivo o utilizar cualquier metodología. Lo que parece claro es que hay que conseguir motivar al alumnado para despertar su curiosidad, que haga y se formule preguntas, y generar buenos mapas cognitivos. Esa es la verdadera innovación en educación.

La relación con el alumno: ¿germen de la innovación en educación?

Otro aspecto a tener en cuenta, es que en la escuela de hace 50 o 60 años el conocimiento personal entre el docente y el alumno era mucho más sencillo. Había una relación directa y estrecha. Se sabía quién era la familia, su contexto social, lo que hacía fuera de las aulas, etc. Ahora, esto ha cambiado. Aunque estamos en la era de la conectividad hay una gran desconexión entre las personas: ¿habría que recuperar la perspectiva humanista? Quizá nos hemos olvidado de que los alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria están en pleno desarrollo personal, con todo lo que eso supone a nivel físico y mental. ¿Acaso el papel del docente podría ser más activo para ayudar más al desarrollo del ‘ser’, y no centrarse únicamente en lo que deben ‘conocer’ al final de curso? Estaría bien analizar si en la sociedad actual esto es también innovación en educación.

Las habilidades para afrontar el futuro: ¿novedosas?

El mañana es incierto pero el hoy está aquí y es ahora. No hay que formar a ciudadanos del futuro sino a personas del presente y, para ello, hay que dar a nuestros alumnos una formación adecuada y dotarles de recursos para afrontar la vida. Esto se puede conseguir haciendo que:

innovación alumnos
  • Aprendan a trabajar en equipo.
  • Sean responsables en el trabajo: sin favorecer el error como método de aprendizaje pero tampoco estigmatizarlo.
  • Desarrollen autonomía.
  • Sean conscientes de su aprendizaje y reflexionen para interconectar el conocimiento.
  • Evalúen las oportunidades y sepan aprovecharlas.
  • Avanzar y mejorar supone un esfuerzo pero se ve recompensado con la satisfacción de ser conscientes de superarse.

Ahora bien, ¿alguno de estos puntos puede ser considerado innovación en Educación?

Plan LEA cierra ciclo de talleres

Elizahenna Del Jesús
Santo Domingo

Desde el martes 7 hasta el lunes 20 del mes de mayo, Plan LEA realizó la dinámica: “Lee, diviértete y aprende con el periódico LISTÍN DIARIO”, en los siguientes centros educativos: Colegio Creciendo, Colegio Padres y Maestros, Colegio Nuevo Sol,  Escuela Parroquial Santo Socorro y Escuela Hogar Mercedes Amiama, todos pertenecientes a la Regional 15 del Ministerio de Educación (Minerd).

Los talleres fueron impartidos por la Coordinadora Administrativa Docente de Plan LEA, la Licda. Elizahenna del Jesús. Los niños y niñas participantes tuvieron la experiencia de formar parte de una clase innovadora y amena, donde aprendieron utilizando el juego como medio para propiciar un aprendizaje significativo.

El taller inició con un recorrido histórico por el Decano de la Prensa Nacional,  sus inicios y evolución. Las dinámicas se desarrollaron de forma interactiva y los ejercicios incluyeron lectura, actividad memorística, comprensión lectora y  participación activa.

Este taller puede ser impartido en todas las áreas y niveles.

Actualmente, se realiza en centros educativos pertenecientes a las regionales educativas 10 y 15.

Beneficios de la dinámica “Lee, Diviértete y Aprende con el Plan LEA”
Esta actividad se caracteriza por ser lúdica, promover el respeto a la opinión ajena, la discusión, el desarrollo de competencias comunicativas y de conciencia ciudadana, además propicia un ambiente de trabajo colaborativo.

APORTES
Formación

Este taller teóricopráctico tiene como intención pedagógica estimular la lectura y el aprendizaje significativo, fomentar el hábito de lectura, desarrollar el pensamiento crítico, la capacidad de escucha y el trabajo cooperativo.

 

Consejos para hacer presentaciones más atractivas

En esta completa guía Oscar Herrero, docente en el CEIP Arcipestre de Hita de Segovia, ofrece una serie de consejos y recomendaciones para realizar presentaciones más atractivas a nivel de contenido. El orden, las ilustraciones y los elementos multimedia son esenciales.

Las presentaciones son uno de los recursos más utilizados en el mundo de la educación. En el aula, las usamos para exponer contenidos a nuestro alumnado, a otros compañeros, en reuniones, formaciones, ponencias y congresos o incluso en oposiciones y pruebas específicas. También los estudiantes las usan para entregarnos algún tipo de trabajo o proyecto en concreto.

presentaciones-atractivas

Para hacerlas atractivas y conseguir, así, la atención de la audiencia, presento una serie de consejos y trucos básicos relacionados con el contenido indispensable que deben contener.

Ordena el contenido

Una presentación es una historia y, como tal, necesita tener una introducción, una trama y un final. Antes de ponerte manos a la obra, es muy conveniente realizar un guion estructurado con todas las partes.

Un buen inicio y final

Mientras comienza la exposición en la pantalla se verá el título, por lo que esta diapositiva deberá aparecer durante un tiempo prolongando. Deberá estar bastante cuidada porque será el primer contacto de la audiencia con nuestro trabajo.

En el título, en el que se resume el propósito deberá enganchar, llamar la atención y crear interés en tu audiencia desde el primer minuto.

Menos es más; ‘la regla del cuatro’

“Lo bueno, si breve, dos veces bueno”. En nuestra presentación siempre deberemos tener en cuenta la idea de simplificar la información y aliviar las diapositivas de cualquier elemento innecesario.

Para ello, ten siempre en cuenta la ‘regla del cuatro’; nunca incluyas más de cuatro conceptos o imágenes en la misma diapositiva, ya que esta es la información máxima que se puede almacenar en la memoria de trabajo.

Navaja de Ockhan

Relacionado con el punto anterior se encuentra ‘La navaja de Ockhan’; un principio de economía que, trasladado a nuestro campo, expone que aquella exposición más sencilla será siempre la correcta.

Siguiendo este principio nos preguntaremos qué podemos eliminar y simplificar en cada diapositiva, evitando elementos superfluos e innecesarios.

Una presentación en tres puntos

Independientemente de lo larga o compleja que sea, deberías poder resumirla en tres puntos clave o ‘highlights’.

Seguramente tu audiencia no recuerde gran parte de ella al cabo de unos días, pero deberías asegurarte que esos tres puntos clave se graban a fuego en sus memorias.

Una buena idea para conseguirlo es añadirlos al final y de forma resumida, siendo buen momento para que se hagan fotos de la diapositiva que puedan ser compartidas en redes sociales.

Un tema por diapositiva

Mezclar varios temas en la misma diapositiva diluye el mensaje, confunde a tu audiencia y te dificulta (como ponente) para poder realizar una exposición coherente.

Una buena norma a tener en cuenta es establecer un tema por diapositiva. De esta forma, se divide la información en trozos más fáciles de asumir, entender, seguir y recordar.

Ilustra, no transcribas

Este trabajo complementa lo que vas a exponer en persona, es un apoyo visual y, por tanto, no debes incluir en las diapositivas todo el texto que vas a decir. Tu audiencia no podrá leer y prestarte atención al mismo tiempo.

Bastará un simple titular, una imagen y un concepto. De esta forma también evitarás centrarte en leer lo que pone en la diapositiva ya que, de hacerlo, mostrarás falta de confianza la hora de transmitir.

Si al acabar vas a enviar el resultado y quieres que sea explicativa por sí misma, utiliza otras alternativas como por ejemplo acompañarla de un guion, utilizar las notas o comentarios que algunas herramientas incluyen o grabar el propio audio.

No abuses de los ‘bullets’

Uno de los elementos más utilizados en las diapositivas son los ‘bullets’ o viñetas. Está totalmente desaconsejado abusar de ellos, ya que por lo general aburren a la audiencia, la información mostrada es difícil de recordar, se acaba abusando del texto y el ponente termina leyendo en vez de exponiendo. Si no te queda más remedio que usarlos, no incluyas más de 3 o 4.

Relación señal/ruido

La relación señal/ruido (Signal to Noise Ratio o SNR) es un principio de las telecomunicaciones que se puede aplicar en el tema de las presentaciones, especialmente a la hora de incluir la información que aparece en pantalla.

Relación Señal Ruido

En la práctica, no debemos dejar que los elementos superfluos ganen terreno a la señal. En diseño, optaremos por eliminar el ruido y maximizar la señal bajo la norma de “si puedes hacerlo con menos, ¿por qué usar más”.

Algunos de los elementos superfluos que comúnmente vemos pueden ser; gráficos con exceso de información y demasiado color, selección de gráficas no adecuadas, logos y textos no relacionados con el mensaje, excesivos bullets, imágenes no relacionadas, etc

Mejor con contenido multimedia

¿Recuerdas aquello de “una imagen vale más que mil palabras”? El contenido se verá reforzado y potenciado con la inclusión de vídeos, imágenes, iconos, gif, etc.

Contenido multimedia

Puedes inspirarte en sitios web de banco de imágenes y vídeos como Pixabay, Unsplash, oBehanceo usar las funcionalidades integradas para añadir imágenes y videos en línea de herramientas como Sway, PowerPoint, Prezi o Genially. Eso sí; ten en cuenta añadir este contenido con licencia Creative Commons, para que puedas usarlo sin problemas de derechos de autor.

No te olvides de las redes sociales

Si el trabajo se proyecta en una conferencia o congreso, es recomendable incluir la referencia a las diferentes redes sociales para compartir tu trabajo con otros y facilitar un debate al respecto entre profesionales del sector.

Añade citas

Incluir citas de personajes famosos, relacionadas con la temática a tratar, hará que tu exposición gane en credibilidad. Es una buena manera de comenzar o finalizar.

Sin embargo, deberás encontrar un equilibrio y no abusar de ellas, porque de lo contrario parecerá un trabajo basado en las opiniones de otras personas.

Con interacción, mucho mejor

Para que un trabajo de estas características llegue a tu audiencia, además de incorporar las ideas clave y evidencias propias del contenido a tratar, deberás incluir momentos en los que poder interactuar con los asistentes de forma abierta.

Añade preguntas, sondeos y juegos. Así lograrás establecer un clima de conexión positivo que potencie la transmisión del contenido.

Con timeline

Una opción muy interesante y totalmente recomendada es la de incluir un timeline o línea de seguimiento visual en todas las diapositivas. De esta forma se ofrece información a la audiencia sobre el restante para la siguiente sección o el final.

Timeline

La regla ‘10/20/30’ y el ‘PechaKucha’

Guy Kawasaki (experto en marketing y publicidad) recomienda seguir la regla ‘10/20/30’ que consiste en:

  • No más de 10 diapositivas
  • No sobrepasar los 20 minutos
  • No contener tipografías inferiores a 30 puntos

Por otro lado, seguro que habrás oído hablar e incluso desarrollado exposiciones con el formato PechaKucha 20×20. Creado en Tokio en 2003 y cuyo nombre deriva del japonés y significa ‘cuchicheo o conversación’ consiste en:

  • 20 diapositivas
  • 20 segundos cada diapositiva

Con este formato se promueve la visualización de múltiples presentaciones de manera dinámica manteniendo un nivel alto de atención, interés y motivación por parte de la audiencia.

Por supuesto, estas reglas son generales y en el campo de la educación deberás adaptarla al tiempo real del que dispongas. Pero sin duda, puede ser un buen punto de partida como formato a tener en todos los eventos.

Fuente: educaciontrespuntocer.com

Cuidado con lo que comes en época de exámenes: cuanto más sana sea tu alimentación, mejores serán tus notas

En el calendario de bachillerato, el círculo en rojo que marca el inicio de la Selectividad está a solo dos semanas vista. Mientras, miles de universitarios apuran sus últimas horas de estudio antes de sus pruebas del segundo cuatrimestre, que algunos campus empiezan ya a celebrar estos días. En plena época de exámenes, la lista de preocupaciones es infinita. Tanto, que la alimentación queda relegada al último puesto o, directamente, fuera de ella. Los hábitos se relajan y las promesas de comer bien desaparecen… precisamente en el momento en que más falta hacen. La mente pide un extra de combustible y la dieta, además de servir para controlar el estrés, tiene un impacto directo en los resultados: cuanto mejor se come, mejor es también el rendimiento académico.

“Si fueras un corredor y te estuvieras preparando para los 5.000 metros, sabrías lo que tienes que desayunar el día de la carrera, pero también la semana previa y el mes antes. Cuando un alumno se enfrenta a un examen importante, ¿qué ha tomado para desayunar? Es hora de que tratemos el aprendizaje como si fueran unos Juegos Olímpicos”, aseguraba el experto en innovación educativa Stephen Heppell en una entrevista con este diario. Pero lo cierto es que, lejos de tratar la dieta de los estudiantes como la de un atleta, su alimentación es muy mejorable.

Un estudio realizado en 2010 con casi 1.000 alumnos de la Universidad de las Islas Baleares, publicado en la revistaPublic Health Nutrition, señala que la dieta de estos universitarios era pobre en cereales, frutas y verduras, pero abundante en carne procesada, dulces, refrescos y snacks. Comer sano no es una preocupación extendida en los campus. Según una encuesta de 2018 sobre el estilo de vida de los universitarios que la empresa Sodexo realizó en seis países (España, Estados Unidos, Italia, Reino Unido, China e India), solo un 26% de los alumnos españoles considera “esencial” comer sano. Es el segundo porcentaje más bajo, por detrás de Reino Unido (19%). Un 61% dice que lo intenta, mientras que un 15% o no lo hace aunque sabe que debería o directamente ni le preocupa.

En época de exámenes, estos malos hábitos empeoran. Desde dos puntos de vista, apunta la pedagoga Marta Romo: “La calidad de lo que se come y el tiempo, el que se dedica a preparar la comida y sobre todo el de consumirla”. Los estudiantes cometen fundamentalmente cuatro errores, explica Narelia Hoyos, miembro del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas: “Seguir unos horarios irregulares por la falta de tiempo, calmar el hambre con preparados y refrescos de las máquinas expendedoras, consumir en exceso bebidas con cafeína o estimulantes en lugar de agua y recurrir a la comida rápida, que tiene escaso aporte nutritivo y provoca sensación de cansancio”.

Qué comer para rendir más

Cuanto más sana es la dieta, mejor es el rendimiento académico. Así lo apunta un estudio publicado en 2015 en la revista European Journal of Nutrition. Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Cádiz y el CSIC analizaron a un grupo de 1.371 alumnos de entre 12 y 14 años para averiguar qué relación había entre sus notas y su adherencia a la dieta mediterránea. La investigación concluye que los alumnos con una adherencia media o alta tenían un rendimiento académico “significativamente mejor” que aquellos cuya adherencia era baja. Esta relación positiva se establece, según el estudio, con independencia de otras variables, como el índice de masa corporal o el nivel de actividad física.

¿Por qué esa relación? Para explicarlo y a modo de hipótesis, los investigadores apuntan a las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que tienen los alimentos incluidos en la dieta mediterránea. “Los niveles más bajos de proteínas inflamatorias tienen un efecto neuroprotector. Esto se podía trasladar a nivel cognitivo y, por lo tanto, académico”, apunta la investigadora Irene Esteban-Cornejo. “Otros alimentos de la dieta mediterránea, como el aceite y las nueces, tienen funciones antioxidantes”, continúa. “Pueden tener un efecto a nivel cerebral que regula el crecimiento de las células y cambia el balance de glucosa e insulina, lo cual produce mejoras a nivel cognitivo”.

Un tercer elemento se suma a la posible explicación: la dieta mediterránea implica tomar pescado tres veces a la semana, un alimento rico en ácidos grasos poliinsaturados. “La membrana del cerebro y las neuronas están rodeadas de vainas de mielina recubiertas de esos ácidos. Eso podría contribuir a la cadena: si hay una mejor membrana neuronal, habrá más sinapsis y más neuroprotección”, añade la investigadora.

¿Qué hay que comer entonces para potenciar el rendimiento? No hay alimentos milagrosos ni suplementos que pongan tu cerebro a mil por hora. Al contrario, se trata de comer sano y variado para tenerlo todo a punto de forma que al cuerpo, en este momento de exigencia, no le falte de nada. “Cuando estás ante una situación de estrés, la energía se dirige toda a la parte física y la parte mental se queda a medio camino”, señala Felicidad Martínez, nutricionista en Sodexo.

La fórmula consiste en tener una buena base, que se consigue durante el resto del curso, y unas buenas reservas, que se refuerzan en época de exámenes. Martínez elabora dos listas paralelas: la de los nutrientes que más se necesitan en exámenes y la de los alimentos para conseguirlos. “Los nutrientes fundamentales para el rendimiento son todas las vitaminas del grupo B, sobre todo la B12, y D. También magnesio, selenio… todos ellos actúan sobre el sistema inmune y ayudan al metabolismo a obtener energía”.

En cuanto a los alimentos, Martínez recomienda legumbres, soja y frutos secos por su aporte graso; frutas variadas como base “fundamental”, verduras de hoja verde (espinacas, acelgas…) por la gran cantidad de nutrientes que proporcionan; yogures; y complementos como la jalea real, la levadura de cerveza o los probióticos para ayudar a regenerar la flora intestinal, pues en época de exámenes el aparato digestivo tiende a desajustarse. Sin olvidar hidratarse en todo momento.

“Las comidas ligeras y saludables nos proporcionan los nutrientes y agua necesarios para un rendimiento óptimo”, apoya Narelia Hoyos, que también preside el Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cantabria. Y al contrario, explica la experta. Las que tienen un alto contenido en grasa provocan cansancio y falta de energía. Las saladas generan “sensación de sed y aturdimiento por la deshidratación que provocan”. Y los alimentos con muchos azúcares simples (como chocolates o bebidas azucaradas) dan una sensación de chute de energía que se desvanece rápido, pues “en cuanto el cuerpo detecta la subida de azúcar en sangre, las hormonas se encargan de bajarlo”.

Qué comer para controlar el estrés

En época de exámenes, el estrés se dispara. El 35% de los universitarios sufre ansiedad durante las pruebas académicas, según un estudio de la Universidad de Almería. A pesar de que el estrés es una reacción natural del cuerpo y hasta cierto punto útil, ya que bien gestionado puede favorecer el rendimiento, el peligro es que se cronifique. “Reaccionar con adrenalina y aumentar la presión cuando te van a evaluar es una constante del ser humano”, sostiene la pedagoga Marta Romo, que es también experta en neurociencia. “El problema es que, en los últimos años, observo que en los universitarios se cronifica mucho más”.

¿Cómo influye la comida? En primer lugar, por la “relación emocional” que tenemos con ella, explica la experta. “Desde pequeños hemos aprendido a relacionarnos con la comida en situaciones de mucha intensidad emocional, a saciar los estados emocionales metiendo algo en la boca”. Así, por ejemplo, Romo explica que cuando estamos muy estresados es habitual que apetezca comer algo crujiente porque así se libera tensión a través de la mandíbula, mientras que cuando se está más cansado o desanimado se recurre a golosinas blandas o helados.

EL ESPEJISMO DEL CAFÉ

En el kit básico de supervivencia para los exámenes no suelen faltar el café y las bebidas estimulantes. Pero el chute de energía que aportan es un espejismo. “Es una percepción ficticia”, explica Narelia Hoyos, del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas. “Se trata más de un aumento del nerviosismo que no ayuda a la concentración. Además, es diurética y favorece la deshidratación”. La experta recomienda también huir de las bebidas energéticas, pues “al exceso brutal de cafeína se le suma que tienen un alto contenido en azúcar”.

¿Y qué hay del chocolate? Se dice que favorece la concentración, pero la nutricionista Felicidad Martínez asegura que “aunque te aporta energía en un momento dado, no es fundamental para el rendimiento”. La pedagoga Marta Romo lo recomienda para “cuando te apetezcan guarrerías”. Eso sí, el negro y con cuidado de no abusar por su efecto estimulante.

El segundo punto de anclaje entre estrés y alimentación es el efecto físico que tienen estos picos de presión. Aumentan los niveles de cortisol, una hormona que se libera en momentos en los que hace falta una respuesta física inmediata. Si el estrés es puntual, lo normal es que desaparezca el apetito. “Pero si se mantiene en el tiempo, la liberación de cortisol para aumentar la motivación se incrementa de forma crónica y, por lo tanto, crece también el deseo de comer”, apunta la nutricionista Felicidad Martínez.

Por eso, según explica, apetece comida rica en grasa y azúcares. “Son alimentos consuelo. Te producen un cierto placer que compensa ese estado negativo. Pero es un círculo vicioso: no son los que más nutrientes aportan y provocan digestiones pesadas y malestar general”.

Lo cierto es que en estas situaciones el cuerpo sí necesita azúcares. Pero no de cualquier tipo. “Sobre todo en momentos de estrés, el nutriente principal para satisfacer las necesidades del sistema nervioso central es la glucosa. Por eso es tan importante mantener los niveles de azúcar en sangre estables”, señala Martínez.

Pero el modo en que se libera el azúcar es clave. Si se hace lentamente, aporta energía a largo plazo y satisface más, por lo que se genera menos ansiedad; pero si se producen picos, por ejemplo con chocolatinas o zumos, rápidamente vuelve la sensación de hambre. ¿Qué alimentos ofrecen ese aporte gradual de energía? La nutricionista enumera la fruta, los cereales, las legumbres y las patatas.

Otro elemento a tener en cuenta es el triptófano. Se trata de un aminoácido esencial —no lo genera el organismo, sino que hay que introducirlo con la alimentación— que, al igual que ocurre con el ejercicio físico, favorece la producción de serotonina, “un neurotransmisor que combate la acción del cortisol y favorece la relajación”, explica Martínez. Para ello, es recomendable recurrir a lácteos y sus derivados, huevos, pescado azul, frutas como el plátano y frutos secos.

Pero para mantener a raya el estrés y la ansiedad, tan importante como el qué es el cómo. Narelia Hoyos recomienda marcarse unas pautas regulares en horarios y rutinas, adaptadas al tiempo que se dedica a estudiar. También aprovechar el tiempo de cocinar y de comer como “un momento para desconectar y relajarse”. Y para Felicidad Martínez no es buena idea eliminar del todo las chucherías: “Quitarlo de golpe supone generar más ansiedad. Intenta buscar una alternativa primero pero, si no te satisface del todo, cómetela. A veces, la satisfacción que te produce te ayuda a concentrarte más”.

Fuente: elpaís.com

Alumnos de Loyola escriben libros

Nathalia Romero
Santo Domingo

Con la intención de motivar a los estudiantes a crear hábitos de lectura y potenciar su creatividad por medio de la literatura, el Colegio Loyola celebró el pasado jueves 16 de mayo la presentación de libros escritos por estudiantes del segundo ciclo de secundaria de la institución, bajo el nombre de “Yo soy escritor”.

La profesora de literatura  en el centro educativo y fundadora del programa Elsa Nidia Corporán, declaró a Plan LEA que el mismo se realiza desde hace cinco años, y que los estudiantes pasan todo el año escolar en el proceso de idealización, creación y la final publicación de sus obras literarias con el apoyo del cuerpo docente y sus familias.

Asimismo, expresó que en los años que lleva el proyecto han salido varias promesas de las letras que han publicado sus libros en editoriales nacionales.

Este año se presentaron 22 obras literarias de diferentes géneros literarios como novela romántica, ciencia ficción e historia.

Entre los títulos expuestos destacan “Más que un caso”, de Camile M. Díaz; “Sin barreras”, de Kismel Cedano; “The pain of growing”, de Giselle Suárez; “Sueños y estrellas”, de Itzel G. Romero, y “Destroy me”, de Nilsa Veras.

Plataformas educativas que ofrecen formación online

Esta amplia selección de plataformas online ofrecen cursos para docentes sobre diversas temáticas con el objetivo de ayudarles a innovar en educación

Las plataformas de formación online permiten a los usuarios realizar cursos virtuales sobre los más variados temas: Física, Economía, Historia, Derecho,Matemáticas, Fotografía, Tecnología… En esta selección ofrecemos numerosas opciones para profesores, estudiantes o para cualquier persona que quiera ampliar sus conocimientos. ¡Toma nota!

RedEduca

Esta plataforma, avalada por sus más de 10 años de experiencia, cuenta con un amplio número de cursos online baremables y homologados por la Universidad Antonio Nebrija para Oposiciones del Cuerpo de Maestros y Profesores. También están dirigidos a docentes que quieran continuar su formación. Ofrece un programa de becas y ayudas a antiguos alumnos, desempleados, autónomos y suscriptores de la Red Social Educativa.

AFOE

AFOE es una entidad sin ánimo de lucro creada en 2001 que ofrece cursos online organizados e impartidos por las Administraciones Educativas y universidades públicas, con los que tienen convenio. Están destinados a la formación docente del profesorado y a personas que estén estudiando una oposición. Dispone de un apartado con algunos baremables y homologados por el Ministerio de Educación, Junta de Andalucía,  la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad de Olavide.

Campus Educación

Sus cursos están dirigidos a funcionarios, docentes e interinos que estén preparando Oposiciones de Maestros de Educación Infantil, Educación Primaria y Profesores de Educación Secundaria y que quieran completar su baremo de méritos. Esta plataforma tiene convenio con el Ministerio de Educación, la Universidad Camilo José Cela y la Universidad Antonio Nebrija.

UB

La Universidad de Barcelona ofrece cursos, algunos en modalidad online y otros en modalidad presencial, de corta duración. Dentro de su oferta académica, se encuentran algunos que pueden ser aprovechados por los docentes: ‘Reducción del estrés basado en mindfulness’; ‘Experto en Enseñanza del español a niños y adolescentes’ o ‘Experto en Digital Learning’.

UOC

La Universitat Oberta de Catalunya ofrece un amplio abanico de seminarios y cursos online para diferentes especialidades. Dentro de su oferta, se pueden encontrar los dirigidos a los estudiantes y profesionales del mundo de la Educación. Entre los títulos destacan ‘Estrategias pedagógicas para la redacción de la conflictividad’; ‘Gestión del estrés y regulación emocional con mindfulness’ o ‘Inteligencia emocional para educadores’.

Somdocents

Esta entidad ofrece cursos de inglés, atención a la diversidad, competencias digitales o mindfulness, entre otros, a maestros, profesores, pedagogos, educadores sociales, estudiantes y otros profesionales del mundo de la educación que quieran completar sus conocimientos. Toda su oferta está reconocida por el Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya y, además, sirven como méritos para oposiciones y concurso de traslado.

TopFormacion.es

Este comparador de oferta formativa permite realizar búsquedas mediante campo libre y/o usando sus filtros para encontrar cursos online a través de un listado que encajan con tu búsqueda y que han sido auditados por el equipo editorial de la plataforma para que solo aparezcan centros que realmente están activos y que cumplan con unos parámetros de calidad exigida por el directorio. Además, también permite realizar un pequeño test vocacional para que, respondiendo a unas pocas preguntas, te muestre directamente aquellos centros que cumplen con los criterios de calidad y, que sean capaces de formarte en aquellas áreas que mejor encajen con tus necesidades y objetivos.

Opositer

Oferta una amplia variedad de cursos online homologados para oposiciones por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid de 20, 40 y 120 horas. Así, y finalizado el proceso de inscripción, es posible realizar el curso elegido al rtimo del estudiante ya que la plataforma dispone de distintas horas lectivas que ayudan a la planificación del estudio. El acceso a los cursos puede realizarse desde el ordenador, la tableta o el smartphone. Algunos de estos son ‘La pizarra digital como recurso educativo y elaboración de materiales didácticos interactivos’ (120 horas); ‘Inteligencia emocional como herramienta docente’ (120 horas); y ‘Hot Potatoes y JClic para elaborar materiales didácticos interactivos’ (40 horas).

30 plataformas educativas que ofrecen formación on line 30

9edX

Fundada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard en 2012, ofrece cursos gratuitos de nivel universitario de un amplio rango de disciplinas. En la actualidad cuenta con más de 2 millones de usuarios y más de 50 institutos, organizaciones sin ánimo de lucro, corporaciones y organizaciones internacionales que ofrecen o planean ofrecer más de 500 cursos de formación online.

FutureLearn

A cargo de la Universidad de Bedfordshire en Reino Unido, fue la primera plataforma de aprendizaje en línea abierta masiva de Reino Unido y ya incluye a 83 socios de todo el mundo, entre los que se encuentran el British Museum, British Council, British Library, la ESA, el BMJ o la Escuela Nacional de Cine y Televisión.

Campus Mundo Primaria

Especialistas en las etapas de la educación primaria obligatoria, en Campus Mundo Primaria proponen cursos específicos para la formación docente en cuestiones como las inteligencias múltiples, inteligencias emocionales, nuevas pedagogías o cuestiones como el TDAH o conductas problemáticas. Son cursos en línea que se realizan a través de Internet, y que están dirigidos a padres, madres y cualquier profesional del mundo de la educación.

ClassGap

Pueden definirse como cursos personalizados, ya que ClassGap es una plataforma que poneen contacto a estudiantes interesados en un tema con profesores expertos en él. De este modo recibirás clases completamente únicas dirigidas a ti y a tus intereses, siendo una herramienta muy parecida a las clases particulares… pero desde casa y a través de Internet.

Educación Docente

Con sede en Sabadell, esta web incluye un muy amplio compendio de cursos para mejorar la formación del profesorado en todos los niveles y temáticas relativas a la educación. Algunas de las actividades están reconocidas por entidades oficiales y, entre todas ellas, encontramos material sobre educación emocional, comunicación, herramientas digitales, gestión de conductas y muchos más.

Coursera

Esta plataforma educativa está asociada con universidades y organizaciones de renombre de todo el mundo para proporcionar formación online. Además de videolecciones, ofrece cuestionarios interactivos, es posible hacer tareas y que sean evaluadas por los compañeros… Es gratuita. Una de sus ventajas es que en la home es posible ver ‘los programas especializados más populares’, ‘los más populares’, ‘populares entre los hispanohablantes’…

Udacity

Esta plataforma, que ya lleva funcionando más de tres años, tiene la misión de ‘llevar la educación superior accesible, asequible, atractiva y eficaz para todo el mundo’. Está especializada en MOOCs (cursos online, masivos y abiertos). Una vez finalizado el curso, es posible recibir un certificado acreditativo.

Formación Online

Formación Online es una interesante plataforma que da visibilidad a los mejores cursos gratuitos disponibles en la red.
Su comunidad es bastante grande y comparten con ella recursos de cualquier área de estudio, así como descuentos y accesos gratuitos exclusivos para cursos de pago avanzados.

Crypt4you

También ofrece formación online, masivos y en abierto o MOOCs, y está propiciado por la Universidad Politécnica de Madrid. Está especializada en el ámbito de la criptografía, seguridad de la información, medios de pago…

Tutellus

Es una plataforma colaborativa de formación online que ofrece más de 50.000 cursos en español sobre multitud de temáticas: idiomas, negocios, seminarios, tecnología… Además, permite obtener certificados y diplomas universitarios a través de contenidos de más de 500 universidades, organizaciones y profesionales. Los cursos de pago y algunos gratuitos incluyen la opción de obtener un certificado oficial, 100% intransferible, integrable en LinkedIn y con un código de validación único. También ofrece la posibilidad a cualquier usuario de preparar un curso, grabar su propio vídeo, subirlo a la plataforma y venderlo a alumnos interesados.

ClassOnLive

En este marketplace se imparten en directo videoconferencias y videocursos sobre diferentes temas, entre ellos, de educación y enseñanza entre los que se encuentran de idiomas, pedagogía, filosofía y matemáticas. En las salas para ver los viídeos, el usuario puede comunicarse en tiempo real con otros alumnos que estén viendo el mismo curso y contactar con el profesor por si tiene alguna duda. Por su parte, los videoforos son salas abiertas de videoconferencia, cada una sobre una temática diferente, para que cualquier persona en cualquier momento pueda entrar, participar y dialogar sobre temas específicos.

redAlumnos

Esta plataforma de formación mantiene en contacto a profesores, alumnos y padres. Con la opción de aulas Premium los docentes pueden convertirla en su propia plataforma de formación online donde impartir cursos online o semipresenciales y cobrar por ello. También ofrece una opción para empresas que les permite crear su propia plataforma de formación. Por otra parte, permite a los estudiantes optimizar el tiempo de estudio, estar al día de las asignaturas, consultar notas, crear apuntes personales o grupos de estudio.Y los docentes pueden informar de las últimas novedades, crear exámenes y tareas, contactar con padres…

Khan Academy

Matemáticas, Economía o Ciencia, son algunas de las materias recogidas esta plataforma de formación online que empezó a dar sus primeros pasos en 2006. El propósito de su fundador, Salman Khan, es que cualquier persona tenga la posibilidad de acceder a una educación libre, gratuita  y de clase mundial con independencia del lugar en el que se encuentre. Cuenta con una amplia y diversificada biblioteca de contenidos y desde nuestro perfil (es necesario registrarse previamente) podemos consultar los progresos que realizamos. Khan Academy también tiene presencia en el canal YouTube.

Fuente: educaciontrespuntocero.com

Cómo desarrollar el pensamiento crítico? Consejos para saber por dónde empezar

Perdidos en un mar de información, datos e inmediatez, es esencial aprender a pensar de forma crítica para analizar, comprender e interpretar el mundo en el que vivimos

De que vivimos en la era de la información no cabe ya ninguna duda. Tenemos acceso inmediato a todo tipo de información, datos y personas a través de múltiples dispositivos y fuentes. Por eso hoy en día es cuando resulta más necesario que nunca tener un pensamiento crítico y reflexivo. ¿Para qué? Es sencillo. El pensamiento crítico nos ayuda, a nosotros y a los más pequeños, a discernir entre lo cierto y lo falso, lo importante y lo superficial, las evidencias y las opiniones. Nos permite tomar consciencia de nuestros pensamientos para analizarlos y evaluarlos de forma efectiva. Y, si bien es cierto que todas las personas tenemos la capacidad de pensar, esta es una habilidad que puede y debe aprenderse, de la misma forma que aprendemos a escribir, a bailar o a cantar.

Te damos 8 consejos para desarrollar el pensamiento crítico con los más jóvenes, en el aula o fuera de ella:

  1. Reserva tiempo y espacio. En nuestro día a día, ocupados con varias tareas a la vez durante la mayoría del tiempo, es difícil encontrar un rato en el que la mente se focalice solo en una cosa: pensar. Establecer un momento del día para pensar de forma reflexiva, siendo consciente de lo que está pasando por la mente, es importante para crear un hábito y adquirir práctica.

  1. Promueve el conocimiento y la curiosidad. Anima a los más jóvenes a realizar nuevos descubrimientos, en su entorno más cercano o sobre ideas abstractas. Puedes proponer actividades que inciten a la curiosidad y al conocimiento, siempre adecuadas a su edad. De esta forma establecerás una puerta de entrada a nuevos aprendizajes y pensamientos.

  2. Enseña a dudar. Sin intención de generar desconfianza a los más jóvenes, es importante que les plantees la fiabilidad de las fuentes que consultan y la veracidad de la información que reciben, para que sean ellos mismos quienes aprendan a diferenciar entre lo que está fundamentado y lo que no, entre conocimientos completos e incompletos, y puedan así emitir juicios elaborados.

  3. Pregunta. Es fundamental para fomentar el pensamiento crítico: ¿qué opinas? ¿como lo sabes? ¿por qué? Es conveniente, además, que compartas con ellos tu forma de pensar, tus dudas y tu punto de vista sobre los aspectos que creas convenientes. No hay mejor enseñanza que dar ejemplo.

  4. Justifica, argumenta, analiza. Busca razones, explica argumentos, compara ideas de forma ordenada con tus hijos o alumnos y pídeles que hagan lo mismo. Expresando pensamientos van a tomar consciencia de la madurez y grado de elaboración de los mismos. Una actividad interesante consiste en proponer que cada uno defienda una posición opuesta a la suya y con la que no se sienten identificados. Para ello puedes analizar textos, libros, charlas, anuncios publicitarios, noticias, declaraciones, etc.

  5. Fomenta la autonomía. Respeta su espacio y propón lecturas, conversaciones, entornos y actividades que fomenten el desarrollo del pensamiento crítico de forma autónoma. De este modo tus alumnos aprenderán a pensar y a opinar a título personal con responsabilidad. Para compartir sus pensamientos, es importante respetar la forma de expresión en la que se sienten más cómodos: algunos prefieren explicarse de forma grupal y oral, mientras otros prefieren hacerlo en un formato más íntimo, por escrito o en pequeños grupos.

  1. Amplía miradas. Plantea a tus alumnos otras perspectivas y otros ángulos desde los que se puede enfocar la realidad. Somos parte de un entorno social, político y cultural normalmente bien definido y nuestro punto de vista está siempre condicionado por ello. Por eso, intentar ponerse en el lugar de otros para comprender su punto de vista es una actividad formativa y creativa muy recomendable.

  2. Profundiza. En el ejercicio de promover el pensamiento crítico, es importante llegar al fondo de algunos temas que se estén trabajando. Antes que pedir reflexiones rápidas sobre varios asuntos, es interesante escoger pocos para analizar en un grado de profundidad más elevado.

Fuente: aikaeducación.com

Estudiantes del Liceo Francés ganan campeonato en Francia

Solange Mongereau, Mathieu Gonzalez, Maria Fernández, estudiantes del liceo Francés y miembros de la mini empresa carBIOrante ganaron el 1er premio de desarrollo sostenible en Francia.

CarBIOrante es una miniempresa que convierte aceites vegetales de cocina utilizados en biocombustibles. El pasado viernes 3 de mayo estuvieron en Estrasburgo, Francia, para participar en el campeonato regional de mini empresas del concurso “Emprender para Aprender”. Salieron victoriosos de esta competencia al ganar el 1er premio de desarrollo sostenible, e igualmente siendo clasificados para participar en la selección del campeonato nacional de la mejor mini empresa de Francia.

La próxima etapa para ellos es la presentación en inglés de carBIOrante por videoconferencia, el jueves 23 de mayo. “Estamos antes que todo orgullosos del trabajo realizado, y entusiasmados y motivados para llegar aún más lejos. Esta experiencia ha desarrollado en nosotros un emprendedurismo que no cambiaríamos por nada”, declararon los jóvenes emprendedores.

La tarea de educar: Compartida entre maestro y familia

Emelinda Padilla
Santo Domingo

Acostumbro a recalcar en mis cursos y talleres a maestros y equipos de gestión que “cada niño o niña que llega a la escuela, no lo hace solo/a. Con él/ella viene también su familia y todo lo que ese sistema representa y significa”.

Este reiterado énfasis resulta de una práctica repetida que observo en la realidad de nuestra escuela: “Los maestros y otros actores del quehacer educativo están llenos de prejuicios y creencias con relación a la validez y conveniencia de integrar y dar participación a las familias en los procesos de enseñanza”. Cuando pienso en cómo aportar para lograr cambios en ese sentido, me pregunto si estarán esos maestros formados para que puedan dialogar con las familias u otros adultos sobre sus niños.

Así como en la tarea de educar convergen especialistas de diferentes áreas, es innegable que la familia es determinante en el desarrollo socioemocional, psicomotor y lingüístico del niño. No todas las familias educan a sus hijos de igual forma, la educación de la familia va generando en los niños valores, actitudes, temores, alegrías.  Mientras más se alejan los valores que impone el centro educativo de las formas de crianza de la familia, más difícil será acercarse a ella y a los niños.

Este proceso se torna más complejo cuando la educación está dirigida a familias y niños provenientes de los sectores económicos y sociales menos favorecidos, ya que entran en relación “expectativas, supuestos y mitos recíprocos, provenientes de mundos con códigos culturales distintos”.

Entonces surge otra pregunta: ¿Están los docentes preparados para relacionarse con un mundo cultural distinto de aquel del cuál provienen? Desde ese punto de vista, y reconociendo a este profesional como un ser humano, con creencias y actitudes propias, y no como un mero transmisor de conocimientos, es indispensable que en su formación autoevalúe su desarrollo como persona, de tal forma que reconozca sus fortalezas y debilidades, y se valore a sí mismo, para que de este modo pueda aquilatar a los otros en sus fortalezas, y descubrir también sus limitaciones.

Estoy segura de que muchos de nosotros hemos conocido centros educativos donde está prohibida la entrada de los padres a las aulas de clases y donde sólo se les convoca para informarles sobre tal o cual tema de interés particular o común (“Mientras menos metan sus narices en la escuela, mucho mejor”). Indudablemente esto es el reflejo de los miedos e incertidumbres de los docentes, quienes perciben a las familias de sus alumnos como enemigos y amenazantes para el establecimiento y la cultura que se les entrega.

No obstante, la manera de vivir que tiene la familia es la primera fuente de aprendizaje para los niños y las niñas, y la vida democrática también se aprende en la práctica familiar. En consecuencia, se requiere aprender a integrar la cultura de la familia y los recursos del medio natural y social, como bases fundamentales del proceso educativo.

No podemos continuar enseñando las mismas cosas a niños y niñas de contextos, realidades y culturas diferentes. La estandarización de los contenidos hace que “lo que se enseña” esté muy alejado de los conocimientos, intereses y motivaciones de los estudiantes. Al tiempo de que dificulta cada vez más las posibilidades de integración y participación de las familias en los procesos del aula y en el ambiente diverso que en ella se conjuga.

Pretender contar con familias participativas y cercanas a la vida de la escuela, implica que aceptemos y aprovechemos la riqueza de sus diferencias, valorarlas en vez de rechazarlas, promoverlas en vez de ocultarlas y validarlas en vez de descalificarlas.

Al igual que sus hijos, los padres y todo el sistema familiar que rodea a los alumnos, deben sentirse cómodos en la escuela, aceptados en lo que son y en lo que creen, identificarse con la comunidad educativa y sentirse parte importante de ella.

Así y no de otra forma, la tarea de educar será compartida felizmente entre escuela-familia y comunidad.  Donde todos crecemos, aprendemos y somos parte de un espacio que se relaciona armónica y constructivamente. Una escuela que enseña a todos y con todos..