Entradas

¿Es útil expulsar a un alumno de clase?

¿Es eficaz expulsar a un alumno de clase cuando interrumpe constantemente? ¿Se le está privando de su derecho a la educación? ¿O debe prevalecer el derecho del resto de compañeros a seguir el desarrollo de la clase? Este es un debate siempre abierto en la comunidad educativa que se ha vuelto a reactivar tras una reciente advertencia de la Academia Americana de Pediatría. Este organismo considera que expulsar a un alumno de clase o del colegio es una medida contraproducente, ya que puede generar más abandono escolar y los chicos tienen más riesgo de incurrir en comportamientos inapropiados, como consumir drogas.

Que a los alumnos se les expulsa de clase es una realidad en las aulas españolas, más propia de Secundaria. Pero ni sucede todos los días, ni de forma excepcional. De hecho, esta sanción está regulada en decretos de convivencia o de derechos y obligaciones de los alumnos que aprueba cada Comunidad Autónoma. Normas que, luego, cada centro educativo adapta en su plan de conviencia.

Según cometa una falta leve, grave o muy grave, el alumno pueden ser expulsado de clase diez minutos, —«lo más frecuente», dice Inmaculada Suárez, responsable del servicio del Defensor del Profesor del sindicato de profesores ANPE—, una hora, o en los casos más graves, varios días de una materia o de todas, o hasta una semana del colegio (por ejemplo, si acosa a un compañero).

En casos de acoso escolar, se le puede expulsar una semana del colegio

«Si se abusa y no se sabe utilizar no es una medida efectiva. Pero sí es útil cuando se aplica correctamente porque los demás alumnos no pierden esa hora y el estudiante expulsado aprende la lección», explica José Miguel Campo, secretario general del Colegio Profesional de la Educación y profesor de Secundaria en un instituto de Torredolones. «En mi centro con 1.200 alumnos solo habremos expulsado un día de clase a entre 15 o 20 alumnos en todo el curso».

Más allá de las faltas de respeto

«La expulsión a veces es imprescindible, pero hay que utilizarla con mesura y ponderación porque tiene el riesgo de que el alumno pueda utilizarla en su propio beneficio. A veces basta con avisarle de que será expulsados y, ante la preocupación de cómo reaccionaran sus padres, el chico rectifica», añade José Luis Carbonell, pedagogo y profesor de la Escuela de Familia de la Fundación Proforpa.

Para los profesores tampoco es un plato de gusto, pero los comportamientos en el aula sobrepasan en ocasiones la falta de respeto, como advierte Inmaculada Suárez. No es tan raro que un alumno «tire un estuche a la pizarra cuando el profesor está explicando, ponga los pies encima de la mesa, coma un bocadillo, escuche música o se ponga a bailar en clase. En estos casos sí se expulsa al alumno. Pero cuando un chico habla con otro solamente se les llama la atención», asegura Suárez.

Fuente: abc.es

Las buenas escuelas la hacen los buenos profesores

Los maestros son claves para la mejora de la calidad educativa y el proceso de aprendizaje de los estudiantes. Pero ese aprendizaje debe ser de calidad. Y esa calidad depende de múltiples factores, no solo de los maestros, sino de buenas escuelas. También hay que recordar que la formación inicial y continua de los maestros es fundamental para garantizar una educación de calidad.

En las últimas décadas el concepto de ‘buena escuela’ se modificó significativamente. En el pasado estaba relacionado con la estructura física. En la actualidad, las buenas escuelas son aquellas que se preocupan por lo pedagógico. La estructura física es cada vez menos relevante, si se compara con la importancia de los proyectos educativos. La estructura física debe ser adecuada, pero como medio y no como fin, por lo cual debe dar apoyo a la realización de los proyectos socioeducativos, comunitarios y ambientales que se desarrollen.

En cualquier país, una buena escuela debe tener buenos proyectos educativos para el desarrollo de la ciudadanía, la ética y la conciencia ambiental, de modo que despierte el interés, la curiosidad y la motivación de alumnos y profesores. Asimismo, necesita tener la educación como una prioridad y el maestro ser orgullo y referencia para el pueblo.

Una buena escuela es una comunidad de padres, maestros, personal y directivos que realizan un trabajo en procura del crecimiento de sí mismos  y el de los estudiantes bajo su responsabilidad. Es aquella donde los maestros cambian en los estudiantes “eso yo no lo sé” por “tú no lo sabes todavía”. Es una escuela de “ganar-ganar”, porque logra aprendizajes significativos de contenidos relevantes en todos los alumnos; y todos aprenden lo que tienen que aprender, a su ritmo.

Definir ¿qué es una buena escuela?, aparentemente no es sencillo por los muchos aspectos que habría que considerar. Sin embargo, es simple cuando se entiende que “una buena escuela es, básicamente, una escuela que enseña. Nada más y nada menos”. Lo complejo es hacer de todas las escuelas, buenas escuelas.

La importancia de su definición es que aporta una dirección, una manera de entender e imaginar a las escuelas. No es un punto de llegada ni de comparación. Solo es un marco para que cada equipo observe y proyecte su escuela en su contexto real. “Se trata de entender a la escuela como un lugar vivo, hecho por personas para personas, un espacio perfectible, cambiante, en constante mejora”.

Una buena escuela es “Una escuela en la que todos los niños tengan la misma oportunidad de aprender, de acceder a conocimientos de calidad y relevantes para sus vidas. Una escuela en donde todos puedan ingresar sin ser discriminados y de la cual puedan graduarse con los mismos saberes y de la misma manera que cualquier otro chico de su edad. Una escuela en la que todos puedan disfrutar de adquirir, transformar, producir y transmitir conocimiento. Todos soñamos con ese lugar en donde los niños puedan realizarse como niños y los maestros y miembros de los equipos directivos puedan hacerlo como los profesionales que son” (Gvirtz, Zacarías y Abregú (2011).

Según la UNESCO, una buena escuela es aquella en la que: (a) Hay un clima favorable para el aprendizaje; (b) Los maestros y gestores son líderes animadores; (c) La violencia es reemplazada por la cultura de la paz; y (d) Hay un buen curriculum. Es “aquella que no deja de aprender en su proceso de dedicarse a enseñar” (Blejmar, 2001).

Transformar las escuelas en buenas escuelas requiere de un proceso largo de trabajo directo con cada una de ellas. Por tanto, es necesario planificar con criterios claros la agenda a seguir para alcanzar esa impostergable transformación.

Hay una gran diferencia entre una escuela y una buena escuela. Aun contando con los mismos recursos humanos, materiales y tipo de población estudiantil, existen desigualdades notables en la calidad del servicio que prestan unas y otras.

La experiencia internacional y la investigación empírica posibilitan hacer un  recuento de lo que se sabe acerca de las buenas escuelas. Estas escuelas se diferencian por su ambiente de trabajo, por la armonía entre el personal, por el compromiso de cada miembro hacia lo que realiza, entre otros aspectos comunes. A continuación, esta selección:

  1. Existe una adecuada organización del tiempo, que permite el máximo aprovechamiento para la enseñanza.
  2. El espacio y el mobiliario son suficientes y adecuados para la tarea escolar;
  3. Hay un proyecto escolar conocido y compartido por la comunidad educativa;
  4. Los directivos están presentes constantemente en la escuela y asumen el liderazgo;
  5. La enseñanza se planifica y existen estrategias de seguimiento al trabajo en el aula.
  6. La enseñanza y el aprendizaje se enriquecen con el uso de diferentes recursos didácticos y tecnológicos. Todos los alumnos disponen de materiales para trabajar. Existe una prioridad escolar en acrecentar la cantidad de libros existentes y leídos por alumno.
  7. Los directivos y docentes tienen altas expectativas  sobre su propio trabajo y el de los alumnos; se actualizan y trabajan en equipo, asumiendo responsabilidades compartidas por el aprendizaje de los alumnos.
  8. Existen procesos de detección, atención y seguimiento para alumnos con dificultades de aprendizaje. Se implementan sistemas de tutorías y estrategias de formación de habilidades para estudiar.
  9. La evaluación y la autoevaluación son elementos esenciales. La escuela se responsabiliza por los resultados que obtiene, identifica sus aciertos y errores, se preocupa por conocer la opinión de los alumnos y las familias acerca de lo que marcha bien y de lo que necesita mejorar.
  10. Se mantiene una estrecha relación con la comunidad: padres y madres de familia, instituciones externas, autoridades y otros. La escuela conoce a las familias y propicia su participación.
  11. La escuela no se limita a enseñar, sino que se propone motivar, interesar, sensibilizar y movilizar su atención para desarrollar aprendizajes significativos.
  12. La escuela atiende a todas las dimensiones del desarrollo humano: físico, afectivo y cognitivo. Se aprende a aprender e integra el desarrollo de la sensibilidad, las emociones, la ética, la identidad y el conocimiento.
  13. Es una escuela abierta que valoriza y tiene en cuenta los intereses, expectativas y conocimientos de los estudiantes. Es flexible en metodologías, modelos de evaluación, sistemas de convivencia, entre otros,
  14. Una buena escuela puede adaptarse rápidamente a las necesidades humanas y el cambio tecnológico.
  15. Las buenas escuelas saben que no pueden hacerlo todo, así que tratan de hacer lo necesario excepcionalmente bien.

Por último, una buena escuela es una escuela de calidad, inclusiva y que mejora constantemente. Tiene bajos niveles de repitencia y alto desempeño académico. Es buena en tanto logra resultados de aprendizaje de calidad en todos sus estudiantes.

Fuente: acento.com

10 preguntas que los padres deben hacer a los profesores

Hay padres que olvidan que la escuela es cosa de todos y que llevar a los niños no implica ni que saquen buenas notas ni que ‘salgan’ educados. La educación se empieza en casa y la escuela debe ser una extensión de la misma, un lugar donde se aprenden conocimientos.

Los padres desde casa tendrán que colaborar a que el niño vea la importancia de la escuela y respete la figura del profesor, una persona que va cada día a su puesto de trabajo para enseñar de la mejor forma posible los conocimientos que la sociedad considera necesario para la edad de los pequeños.

El vínculo de comunicación entre padres y profesores

Además, la escuela es un lugar de encuentro y amistades, donde los niños pueden pasarlo bien con sus amigos. Desgraciadamente, también existen niños y niñas que dentro de las puertas de la escuela no están bien, ya sea por la poca profesionalidad de los docentes o por la actitud de los compañeros dentro de las aulas.  Si este fuera tu caso tendrías que informarte bien para tomar medidas al respecto, el bienestar de los pequeños es lo prioritario.

Los padres forman parte de un triángulo interactivo donde las partes que deben estar siempre conectadas son: la escuela, la familia y el niño. Solo de este modo el pequeño verá la importancia de la escuela.

Pero, lo habitual es que cuando los padres se entrevistan con el profesor/a, sea éste quien les pregunte muchas cosas sobre la familia y su hijo para poder tener información y así trabajar mejor con los pequeños. ¿Y qué pasa con los padres? Para que los padres puedan confiar en el profesional que atiende diariamente a su hijo necesitará saber algunas cosas.

Las 10 preguntas de los padres a los profesores

Además, si debes ir a una reunión con el profesor de tu hijo y no sabes qué debes preguntar para estar bien informado/a, toma nota de las siguientes 10 preguntas que te ayudarán a entender cómo evoluciona tu hijo en casa y sobre todo, para apoyar lo que el niño hace en la escuela, desde casa. ¿Cómo podéis ayudar al pequeño a aprender mejor? Estando los docentes y las familias en constante comunicación. ¡Toma nota!

1. ¿Cuál es la metodología de trabajo que utilizas cada día dentro del aula? Pregunta al profesor si manda deberes, si prefiere no enviar deberes en casa, si tienen que estudiar mucho o poco, etc.

2. ¿Qué haces cuando un alumno se porta mal? Muestra interés por saber si el profesor está a favor o en contra de los castigos.

3. ¿Cómo premias el esfuerzo de los alumnos que trabajan duro? Infórmate si el profesor ofrece recompensas en la clase. Pregúntale si utiliza algún sistema de estímulos.

4. ¿Cómo rinde mi hijo/a en la escuela? Pregunta si tu hijo trabaja bien, si hace los debes, si muestra interés.

5. ¿Cómo son los hábitos de trabajo de mi hijo/a dentro de aula? Pregunta si tu hijo trabaja bien en equipo, si sabe comportarse ante el trabajo, si se enfada si algo le sale mal, etc. Cómo es el comportamiento de tu hijo con los demás niños.

6. ¿Necesita tiempo extra para acabar sus tareas? Pregunta si tu hijo tarda más en hacer las tareas que otros niños o si va al mismo ritmo.

7. ¿Cómo se comporta mi hijo/a dentro de clase? ¿Y con sus compañeros? Pregunta si tienes un buen comportamiento de respeto, cumpliendo las normas.

8. ¿Cómo se relaciona con sus compañeros en clase y en la hora del descanso? Infórmate si tu hijo tiene una buena interacción con los demás.

9. ¿Participa mi hijo/a en clase? Así sabrás si tu hijo se muestra tímido o no.

10. ¿Cómo puedo ayudar a mejorar la educación de mi hijo desde casa? Ofrécete para ayudar en jornadas escolares o en cualquier cosa que requiera la participación de los padres.

Ya verás que con estas preguntas entenderás mucho mejor la vida de tu hijo/a en la escuela.

Fuente: guiainfantil.com

¿Qué es la educación ambiental?

El proceso de sociabilización por el cual una persona asimila y aprende conocimientos recibe el nombre de educación. Los métodos educativos suponen una concienciación cultural y conductual que se materializa en una serie de habilidades y valores.

Se conoce como medio ambiente o ambiente natural al entorno que incluye al paisaje, la flora, la fauna, el aire y el resto de los factores bióticos y abióticos que caracterizan a un determinado lugar.

La educación ambiental, por lo tanto, es la formación orientada a la enseñanza del funcionamiento de los ambientes naturales para que los seres humanos puedan adaptarse a ellos sin dañar a la naturaleza. Las personas deben aprender a llevar una vida sostenible que reduzca el impacto humano sobre el medio ambiente y que permita la subsistencia del planeta.

Cuando se estudia y se trabaja dentro de este tipo de educación se gira en torno a cuestiones que se consideran que son fundamentales para conseguir proteger nuestro entorno natural y para lograr así también una mejor calidad de vida. En este sentido, uno de los ejes de la citada educación ambiental es el conjunto de las llamadas energías renovables, gracias a las que cuales se intenta reducir la contaminación, disponer en todo momento de fuentes de energía y hacer uso de los recursos naturales para contar con ella.

La solar, la térmica, la eólica o la fotovoltaica son algunos de esos tipos de energías renovables que cada vez se están haciendo más presentes en todo el mundo ya que las mismas no tienen problema de acabarse pues utilizan como fuente tanto el Sol como el viento, por ejemplo.

Es importante subrayar el hecho de que a la hora de poner en marcha la educación ambiental la misma se tiene que sostener o ir desarrollándose una vez que las personas a las que se dirige aquella van descubriendo y adquiriendo conocimientos sobre cuestiones tales como la ecología, la contaminación, la ocupación de enclaves naturales, las amenazas que se ciernen sobre el entorno natural…

Reducir la contaminación, minimizar la generación de residuos, impulsar el reciclaje, evitar la sobreexplotación de los recursos y garantizar la supervivencia del resto de las especies son algunos de los objetivos de la educación ambiental.

Este tipo de educación debe tener en cuenta las distintas dinámicas sociales, culturales y económicas que hacen a la vida de una comunidad. El modelo de consumo y los métodos de producción suelen tener un impacto directo sobre el ecosistema y son las principales cuestiones que deben modificarse para alcanzar el desarrollo sostenible.

Actualmente se considera que el citado tipo de educación se sustenta en cuatro pilares fundamentales o se divide en cuatro niveles como son los fundamentos ecológicos, la concienciación conceptual, la investigación y evaluación de problemas así como la capacidad de acción.

La educación ambiental forma parte de los programas educativos de las escuelas, pero también es fomentada de manera informal o no sistematizada por campañas gubernamentales, proyectos de organizaciones civiles e iniciativas de empresas.

Fuente: definicion.de

Descubre el mundo del príncipe Preguntón, donde se pregunta sin ton ni son

Escribo y leo desde que tengo uso de razón y desde que soy maestra intento ayudar a los niños a que descubran este placer. Una misión bastante frustrante en la actualidad debido a las tecnologías. Es mucho más fácil dar un teléfono móvil o tableta a dar un libro a un niño.

Con esta afirmación no declaro que debamos quitarle las tecnologías a los niños, al contrario, como maestra sé que estas tecnologías son beneficiosas, siempre y cuando estén supervisadas por un adulto y estén bien elegidas.

Pero, normalmente, cuando realizamos esta acción de entregar un dispositivo, es porque necesitamos que el niño esté distraído y “no nos dé problemas”. Por esto, sabiendo esta situación, junto con Laura Vázquez creamos a Preguntón.

Preguntón es un príncipe que va descubriendo su mundo “preguntando sin ton ni son”. Es un pequeño librito de poesía infantil con dibujos y actividades, cubriendo dos aspectos que normalmente están separadas, leer y colorear.

Es un libro manejable que puedes echar en el bolso, mochila o carrito junto con una caja de colores. Tardes de lluvia, reuniones o momentos de ocio, estando solo o acompañado de un adulto.

Preguntón es una alternativa manipulable para que los más pequeños no tengan un dispositivo digital en las manos desarrollando la psicomotricidad, la lecto-escritura, la expresión plástica y la imaginación.

PREGUNTÓN VA AL COLEGIO

Hoy en el día de la Biblioteca hemos ido Preguntón y yo al C.E.I.P. Severo Ochoa. Nos hemos puesto delante de los jueces más “severos” y críticos.

Hemos empezado a las 10:30 con la lectura de Preguntón con los niños de Infantil. Después cada uno ha coloreado su propio Preguntón para ponerlo en un mural conjunto.

Al acabar, fue el turno de los niños de 1º de Primaria que han leído una parte de Preguntón. A continuación, hemos pensado entre todos “La Siguiente Aventura” de Preguntón. Su idea ha sido Preguntón en la selva, la cual hemos dibujado en un mural conjunto.

Antes del recreo fue el turno de los niños de 2º de Primaria y el grupo de Aula Específica del I.E.S. Carlinda. Entre todos hemos leído un fragmento de Preguntón y después hemos terminado el mural conjunto de ideas. A ellos se les ha ocurrido “Preguntón en el zoo”

Para finalizar la jornada y fomentar la Biblioteca a la hora del recreo. Los alumnos de los siguientes cursos han querido, en la hora recreo han subido a la Biblioteca para hablar sobre los primeros pasos para ser escritor.

Fuente: muhimu.es

 

Premio a la innovación ambiental en la escuela

Rosario Vásquez
Santo Domingo

La  Fundación Propagas presentó la segunda edición del Premio Greta a la Innovación Ambiental en la Escuela.

Este premio fue creado para motivar y reconocer soluciones innovadoras que contribuyan a resolver una problemática ambiental del entorno escolar y a la vez, generar una motivación en la comunidad educativa a través de pequeñas y novedosas acciones que sirvan de referente y logren cambios paulatinos en los comportamientos habituales de las personas. Es un espacio constructivo que une a la familia en torno a la escuela y un reconocimiento a los centros educativos por el importante papel que desempeñan al ayudar a crear conciencia sobre los temas medioambientales.

La señora Rosa Margarita Bonetti de Santana tuvo a cargo las palabras de bienvenida en las que manifestó que desde que se creó la Fundación ha soñado con llevar la educación ambiental a cada escuela de nuestro país, sintiéndose emocionada al estar premiando por segunda vez innovaciones que han sido gestadas dentro de la escuela, pero cuyas huellas sin duda trascenderán e impactarán a toda la comunidad.

También la doctora Margarita Cedeño, vicepresidente constitucional de la República, se dirigió a los presentes felicitando a los equipos premiados.

Propuestas de soluciones innovadoras

Las cinco instituciones educativas galardonadas presentaron soluciones innovadoras a problemas puntuales que afectan a su comunidad y que están vinculadas a las áreas de gestión de residuos sólidos, uso racional, manejo del agua y de la energía, uso de energías alternativas, tales como,  solar, eólica, biogás, conservación de la biodiversidad y adaptación o mitigación al cambio climático.

Primer lugar

El centro educativo Emiliano Espaillat, del distrito educativo 16-02 en Fantino, ganó el primer lugar con el proyecto Ecomasa System, en el que diseñaron un mecanismo para el tratamiento ecológico de los desechos sólidos que se producen en su escuela: 8,035 toneladas de desechos sólidos que ocupan un espacio de 138 m≥  de los vertederos improvisados. Con su proyecto, pretenden eliminar esos desechos  o reducirlos al 14%. La propuesta del proyecto es para ser desarrollado en tres fases: Fase I, Tratamiento de agua, Fase II, Manejo de desechos y la Fase III, Reciclaje.

Segundo lugar

El segundo lugar lo obtuvo el St. Patrick School con su proyecto C.A.L.M.A., propuesta para mejorar y colaborar con el medio ambiente y el cambio climático en su  entorno inmediato. Los motivó a presentar esta propuesta los altos niveles de decibeles emitidos tanto por las bocinas de llamado, como por las voces de los estudiantes durante el proceso de salida del colegio, ocasionando altos niveles de ruido ambiental.

¿Cómo funciona C.A.L.M.A? 

Se diseña una aplicación a través de una página web, destinada únicamente para llevar a cabo el nuevo sistema C.A.L.M.A.

Se colocó una computadora en la garita del colegio, donde hay un personal destinado para digitar los números de cada estudiante en la aplicación.

El team NASA del colegio está destinado para agilizar el tránsito durante las horas de salida, cuyos miembros se ubican en diferentes puntos estratégicos de la fila de carros, para apoyar este proceso.

Tercer lugar

El tercer lugar le fue concedido al proyecto Festival Ambiental Artístico Anual del Día de la Tierra,  presentado por estudiantes del Liceo Profesor Juan de Jesús Reyes, del distrito educativo 04 de la regional 09 Mao, Valverde. Los estudiantes de este proyecto explican que estará destinado a promover la conciencia ambiental uniendo la cultura y la educación en la búsqueda de construir modos de vida que promuevan la protección y conservación del ambiente de forma sustentable. Los principales beneficiados en la implementación de este festival serán todos los habitantes de las comunidades integradas, inicialmente a la comunidad donde se encuentra el Liceo y paulatinamente se irán integrando los demás sectores del municipio de Mao.

Cuarto lugar- Mención honorífica

En el cuarto lugar recibió mención honorífica el equipo Los Argonautas  BIBE del Saint Michael’s School; presentaron la propuesta de construir un dispositivo de bajo costo que usa energía renovable para convertir agua sucia, contaminada o salada en agua potable. Este dispositivo permite reproducir agua potable de una manera eficiente de los ciclos naturales de evaporación y condensación de agua.  El dispositivo es fácil de ensamblar y casi no requiere supervisión para funcionar correctamente.

¿Cómo funciona el dispositivo?

Se pondrá en cualquier cuerpo de agua, no importa que esté sucio ya que el punto de evaporización del agua  es  bajo, se evaporará y condensará en la pirámide de policarbonato y será recolectado en el tanque de recolección.

También recibieron mención honorífica los estudiantes del centro educativo Los Guaraguaos de la dirección regional 04 de la provincia Duarte con el proyecto  Sistema de depuración de Aguas Grises en Lavamanos del Centro Educativo Los Guaraguaos, vinculando el agua desperdiciada en la escuela  y su comunidad.

 

Artículo del Listín Diario para trabajar en Lengua Española

Artículo del Listín Diario para trabajar en Lengua Española: Uso de hookah alcanza niveles alarmantes entre alumnos.

Las actividades que hoy les proponemos corresponden al área de Lengua Española y ayudarán a los estudiantes a mejorar sus habilidades en lectura y escritura.

Estas habilidades se pueden desarrollar a través de las siguientes actividades prácticas para realizar en el aula:

  • Cómo encontrar la idea principal.
  • La forma de aumentar el vocabulario.
  • Cómo formar oraciones y hacer buenas preguntas
  • Cómo escribir un buen resumen.

Artículo que se propone: Uso de hookah alcanza niveles alarmantes entre alumnos

Género: Artículo de investigación

Tema: Cuidado de la salud  y medidas de prevención

Escrito por: Doris Pantaleón

Fecha de publicación: 05 de octubre  2018

Búscalo en la página 2A  La República del impreso y en el digital:    https://listindiario.com/la-republica/2018/10/05/536086/uso-de-hookah-alcanza-niveles-alarmantes-entre-alumnos

Actividades sugeridas:

-Lea en voz alta el artículo: Uso de hookah alcanza niveles alarmantes entre alumnos

-Proponga a los estudiantes un debate para encontrar la idea principal de este artículo.

-Después de la discusión invítelos a  elaborar preguntas que lo lleven a reflexionar más sobre el riesgo que esto representa para su salud.   ¿Qué preguntar acerca de …

  • ¿Quién?
  • ¿Qué?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué?
  • ¿Cómo?

Ayude a los alumnos a identificar las preguntas adecuadas para una investigación más a fondo sobre este tema y a desarrollar una estrategia de investigación para encontrar las causas que llevan a los jóvenes  a fumar a tan temprana edad y cuáles serían las consecuencias para su salud.  Ejemplo de pregunta: ¿Qué más quieres saber y cómo puedes averiguarlo?

Sugerencias para el uso del periódico Listín Diario como recurso pedagógico: 

1- Lea el artículo antes de presentarlo a los estudiantes.

2- Determine cómo va a dar a conocer el contenido de la información: lectura en voz alta, narración de las partes más significativas o lectura silenciosa por parte de los alumnos.

3- Presente la página completa o el sitio web donde está ubicado el artículo. Sugerimos no recortar la noticia, pues el espacio que ocupa y la ubicación en la página, también ofrecen elementos de análisis.

4- Aproveche todas las partes del artículo: textos, gráficos, ilustraciones, fotografías y videos, en el caso del digital listindiario.com.

5- Permita que niños y jóvenes exploren el periódico o el sitio web para identificar su estructura: los tipos de historias y la manera como las presentan.

Docente una lectura al periódico todos los días te puede ampliar el tema a trabajar.

 

El comienzo del colegio. Periodo de adaptación para niños

El comienzo del colegio es siempre una experiencia diferente para los niños que, en ocasiones, puede resultar dura. Para suavizar esta situación, la primera vez que el niño va al colegio precisa de un periodo de adaptación en el que deben colaborar padres y profesores a partes iguales.

Marta Victorio Blanco, educadora infantil de la Escuela Infantil Mamá Pata, nos descubre cómo debe ser la adaptación de los niños más pequeños a la escuela infantil.

La primera vez del niño en la escuela

Cuando llega el momento de comenzar la andadura escolar por primera vez, se da para los pequeños una situación que, en un primer momento, no es fácil de asimilar.

Y es que, en la mayoría de los casos, acudir a la escuela supondrá la primera vez en la que el niño se separe de su ámbito familiar, donde se siente seguro y protegido. Se encontrará en un lugar nuevo, desconocido para él; con unos compañeros que no conoce y una nueva figura de autoridad, que también le resulta desconocida. Por ello, para hacerles más fácil y llevadero esos primeros días hasta que hacen de la escuela un lugar más donde sentirse seguros, es recomendable realizar el periodo de adaptación.

Es normal que, durante estos primeros días, los niños muestren diferentes tipos de comportamientos disruptivos como respuesta al miedo y a la inseguridad de verse ‘abandonados’ en un sitio desconocido, tales como: llanto, rabietas, timidez, ataques de genio y vómitos. Pero no debemos asustarnos porque es su forma de comunicarnos su descontento y, poco a poco, irán desapareciendo.

El papel de los padres en la adaptación al colegio

Los padres tenéis un papel muy importante durante estos días, ya que vuestra actitud podrá hacer que esta situación sea más llevadera para vuestros hijos. Por tanto, es recomendable que seáis comprensivos con ellos, que les facilitéis este tránsito hablándoles de lo que va a pasar con varios días de antelación.

Podéis acercarlos al centro para que lo vean por fuera y explicarles qué es la escuela infantil y qué relación va a tener con ellos. Intentar comprender sus miedos y temores para saber cómo consolarlos y ayudarles. Y una vez llegado el gran día, evitar las despedidas prolongadas para hacer ese momento más llevadero.

Y, sobre todo, es importante para todos tener en cuenta que cada niño es un mundo particular, diferente a cualquier otro. Por eso, cada uno tendrá una respuesta diferente frente a esta misma situación. Así, los periodos de adaptación tendrán diferente duración en función de la personalidad del niño, y no tenemos que angustiarnos por ello. La mejor respuesta es hacer que todo este proceso de adapación discurra de forma natural.

Fuente: guiainfantil.com

Técnica de las palabras clave para que tu hijo comience el colegio con ilusión

Muchas veces solo necesitamos una palabra de aliento. Tal vez dos. ‘Tú puedes!’. ¿No te ha sucedido que ante un momento de desánimo escuchas unas palabras motivadoras de la persona indicada y te sientes inexplicablemente poderoso o poderosa? Imagina lo que supone para un niño oír a sus padres (referencia básica para él) ese: ‘Puedes lograrlo’.

Palabras clave para que el niño empiece el colegio con ilusión

Con esta idea, unos profesores han lanzado una fantástica idea para el comienzo del colegio: motivar a sus hijos mediante las palabras (que a menudo es el mejor alimento para la autoestima de los niños). Descubre en qué consiste la maravillosa técnica de las palabras clave para que tu hijo comience el colegio con ilusión… ¡y mucha energía!

Bastó una imagen en las redes sociales para descubrir una de las técnicas más eficaces y sencillas para ilusionar y motivar a los niños a comenzar el colegio. Una simple imagen: la de unos lapiceros con mensaje. Unos lapiceros con palabras ‘mágicas’. Sí, mágicas porque consiguen efectos maravillosos en los niños.

La imagen comenzó a circular entre padres y profesores. ¿Cómo no se nos había ocurrido esto antes? ¡Es una idea fabulosa! Solo necesitas unas palabras clave para que tu hijo comience el colegio con ilusión. 

La técnica es muy sencilla: cuando prepares el material escolar para la vuelta al colegio, después de forrar los libros y escribir el nombre de tu hijo en cuadernos y ropa… llega lo más importante: las palabras clave. Puedes hacer una lista con frases motivadoras y dejar las palabras escritas en los lapiceros de tu hijo, en un post-it dentro de los libros o en los cuadernos… en la goma de borrar… ¡donde se te ocurra!

Aquí tienes algunas frases que puedes utilizar. Quizás te sirvan como guía a la hora de apuntar tus palabras motivadoras en el material escolar de tu hijo:

1. ‘¡Eres único!’

2. ‘¡Puedes hacerlo!’

3. ‘¡Tú puedes con todo!’

4. ‘Eres inteligente’

5. ‘Mamá te quiere’

6. ‘Papá te quiere’

7. ‘Eres brillante’

8. ‘Eres importante’

9. ‘Confío en ti: vas a conseguirlo’

10. ‘El esfuerzo tendrá su recompensa… ¡seguro!’

Evidentemente, puedes añadir todas las frases motivadoras que se te ocurran, como ‘eres un ganador’, ‘lo importante no es cómo se empieza, sino cómo se termina…’, ‘Persevera y triunfarás’, ‘hoy será un gran día’… Piensa en esas palabras que pueden ilusionar y hacer sonreír a tu hijo y que generarán en él una gran dosis de pensamiento positivo desde su primer día de clase.

Cómo motivar al niño para el nuevo curso escolar

Después de una largas vacaciones, en donde prima la diversión y la relajación, vuelven las rutinas, el trabajo, los madrugones… Para un niño supone un esfuerzo, un esfuerzo grande. Por eso, es normal que al principio los niños se sientan algo reacios a comenzar el curso escolar. El miedo, la incertidumbre, el cambio de compañeros o/y de profesor… Todo supone un reto para ellos. Por eso, necesitan más que nunca la motivación, necesitan algo que les ilusione.

La motivación es clave en el aprendizaje. Un niño sin motivación, se negará a atender en clase. Buscará distracciones de cualquier tipo, o intentará llamar la atención mediante un comportamiento no deseado. Un niño motivado, sin embargo, se mostrará ilusionado por aprender y tendrá muchísimas más posibilidades de terminar el curso con un excelente resultado.

Existen muchas otras técnicas para motivar a un niño y para generar en él pensamiento positivo: ‘la técnica del bote de la felicidad para generar pensamiento positivo’, ‘la técnica del post-it para motivar a los niños’, ‘la máquina de las sonrisas’… El objetivo de todos ellos es el mismo: mejorar la confianza del niño en sí mismo. Ni imaginas lo poderoso que es alguien que confía en sí mismo.

Lo resumiré con la frase que Carolina Marín, campeona de tres mundiales seguidos de Bádminton utiliza para explicar sus triunfos: ‘Puedo porque pienso que puedo’. Esa es la actitud que debes contagiar a tu hijo no solo al comienzo, sino durante todo el curso escolar. Y verás los resultados.

Fuente: guiainfantil.com

La educación emocional en la escuela y en el hogar

En la actualidad tanto la familia como las escuelas públicas y colegios privados están altamente preocupados por los casos de violencia generalizada, el maltrato, la desintegración de las buenas costumbres y la falta de respeto a los demás, tanto en el ámbito familiar como en el escolar y en la sociedad.

Estas noticias reflejan ampliamente que existen cada vez más emociones fuera de control en la vida de los niños, jóvenes y adultos y el medio donde se desenvuelven. Hay que ir más allá de la simple lamentación y tomar acciones efectivas. Y esto deberá hacerlo tanto la escuela como la familia.

Frente a esta realidad, hay que prevenir y evitar una amplia lista de emociones negativas que conducen a la  “enfermedad emocional”, a la “deficiencia moral” y al“analfabetismo emocional”  tales como: el egoísmo, la imprudencia, la desesperación, la hostilidad, la crueldad, la ira, el pesimismo, la depresión, el resentimiento, la falta de compasión, los celos, envidia, engaño, petulancia, desvergüenza, falta de escrúpulos, el consumismo, la agresividad y la ruindad espiritual que corrompe los propios los valores y el concepto del bien y la convivencia con los demás.

Es responsabilidad, tanto de la familia como de la escuela, el enseñar, exigir, guiar y alentar un conjunto de emociones sanas y positivas que están vinculadas a la “saludemocional”, a la “inteligencia emocional”, a la felicidad, a la convivencia armónica y la solidaridad. Entre estas emociones sanas figuran la autoestima, la compasión, la benevolencia, la generosidad, el amor, la bondad, la verdad, la responsabilidad, la justicia , la honestidad, el respeto a la diversidad, la cortesía y las buenas costumbres.

Esta necesidad se vuelve más imperiosa en la medida que las investigaciones han demostrado que para “la emoción es un elemento importante y decisivo pensamiento eficaz”, tanto en la toma de decisiones como en el simple hecho de pensar con claridad.

Cuando un niño, joven o adulto tiene un repertorio emocional empobrecido o se siente emocionalmente alterada “no puede pensar y actuar correctamente”, y la perturbación emocional constante puede crear comportamientos desajustados en las capacidades intelectuales de un niño, adolescente o adulto “deteriorando la capacidad de aprender” y colocarlo en situaciones de riesgo como el fracaso escolar, las drogas, el bullying y hasta la criminalidad.

Tanto la escuela como la familia deben considerar una obligación ineludible el  “alfabetizar emocionalmente”,el “educar las emociones”, el promover el desarrollo de la“inteligencia emocional”,  el “educar el corazón”, el“educar para el bien”, el “educar para el buen vivir”, el “educar para lo bueno, lo justo y lo bello”. Y para hacerlo, y hacerlo bien, los padres y los profesores deberán ser, a su vez, “emocionalmente competentes”, “emocionalmente inteligentes”, “emocionalmente equilibrados”.  Padres y maestros tienen la gran oportunidad de educar para la felicidad. ¡Ojalá que lo hagan siempre!

Fuente: nuestroshijos.do