Entradas

Ejercicios fáciles para adolescentes

¿Te cuesta mantenerte en forma? Una larga jornada escolar seguida de actividades extraescolares nos puede llevar a la mayoría de nosotros a preguntarnos cómo encontrar tiempo.

Los expertos recomiendan que los adolescentes hagan 60 minutos de actividad física cada día. La mayoría de esta actividad debe ser una actividad aeróbica de moderada a vigorosa. La actividad aeróbica es cualquier cosa que te agite, como montar en bicicleta, bailar o correr. Luego dedica unos pocos minutos al entrenamiento de fuerza. Ejercicios como los que se describen más abajo ayudan a desarrollar la musculatura y estimular el metabolismo. La flexibilidad es el tercer componente de un ejercicio completo e integral. Prueba con el yoga como una forma que mantenerte flexible

Puedes hacer los siguientes tres ejercicios de fuerza en casa. No hace falta utilizar un equipo especial, pagar cuotas altas en un gimnasio ni invertir mucho tiempo. Basta con que lo consultes antes con tu médico, profesor de educación física o entrenador para estar seguro de que estos ejercicios son adecuados para ti.

Elevaciones del tronco – paso 1

  • Piernas flexionadas
  • Brazos extendidos hacia adelante

Elevaciones del tronco – paso 2

Recostarse gradualmente

Mantener las brazos extendidos y el abdomen contraído

Descender al máximo mientras te sientas cómodo

Regresar lentamente a la posición de sentado

Repetir

Sentadillas con silla – paso 1

  • De pie
  • Silla detrás de ti

Sentadillas con silla – paso 2

Brazos extendidos hacia adelante

Comenzar a sentarse lentamente

Detenerse antes de que el trasero toque la silla

Enderezarse lentamente hasta ponerse de pie

Repetir

Codos a las rodillas – paso 1

  • De pie
  • Pies separados a la distancia de la cadera
  • Brazos extendidos hacia los costados

Codos a las rodillas – paso 2

Exhalando, levantar la rodilla derecha y tocarla con el codo izquierdo

Inhalando, regresar a la posición uno

Cambiar de lado y repetir

Acerca de las series y repeticiones:

La mayoría de los instructores físicos recomiendan repetir cada ejercicio específico de fuerza varias veces seguidas. Esto se conoce como “repeticiones” y se hacen en “series”. Cada serie consiste de un número específico de repeticiones, habitualmente entre 8 y 15. Los instructores suelen recomendar un descanso después de una serie y luego realizar otra serie (o más) con la misma cantidad de repeticiones. Para los ejercicios mostrados anteriormente, comenzar con 10 repeticiones y agregar series de 10 a medida que te sientas más cómodo. Descansar durante 30 segundos entre las series.

Fuente: KidsHealth

Ejercicio para aprender a utilizar la coma (,)

La coma (,) es uno de los signos de puntuación más utilizados. Para practicar cómo utilizarla correctamente, realiza el siguiente ejercicio poniendo la coma donde sea necesaria.

Cuando termines, compara tus respuestas abajo.

Ejercicio: Coloca la coma (,) en donde corresponda

Texto N°1:

Entonces la salió un novio el hijo del médico Gandea muchacho guapo algo perdido. Amoríos vehementes una novela en acción. Según parece el muchacho quería llevar la novela a su último capítulo y ella se defendía defensa que tiene mucho mérito porque repito y los hechos lo han demostrado que se encontraba absolutamente bajo el imperio de la más férvida ilusión amorosa. Una de las señales que caracterizan el poderío de esta ilusión es el efecto extraordinario absolutamente fuera de toda relación con su causa que produce una palabra o una frase del ser querido.

Texto N°2:

Ordinariamente la cajiga (roble) es el personaje bravío de la selva montañesa indómito y desaliñado. Nace donde menos se le espera: entre zarzales en la grieta de un peñasco a la orilla del río en la sierra calva en la loma del cerro en el fondo de la cañada… en cualquier parte.

Texto N°3:

Yo iba mirando a los cerrados balcones saludando con la imaginación a todos aquellos seres desconocidos que dejaba detrás de mí y que suponía entregados al sueño o bien pensaba en que seguirían viviendo allí rutinariamente más o menos años sin noticia alguna de que yo había pasado una mañana por delante de sus viviendas hasta que la muerte los obligase a viajar también a ellos de quienes al cabo de cierto tiempo tampoco tendrían noticia o memoria los nuevos habitadores de sus hogares…

Texto N°4:

Estaban en medio de la campiña. No había por allí olivares ni huertas ni árbol que diese sombra sino terrenos sin roturar donde las plantas que más descollaban eran el romero y el tomillo entonces en flor y que exhalaban olor muy grato o bien extensas hojas de cortijo sembradas unas otras en barbecho o en rastrojo. Lo sembrado verdeaba alegremente porque aquel año había llovido bien y los trigos estaban crecidos y lozanos. El suelo formado de suaves lomas hacía ondulaciones y como no había árboles la vista se dilataba por grande extensión sin que nada le estorbase. Aquello parecía un desierto. No se descubría casa ni choza ni rastro de albergue humano por cuanto abarcaba la vista.

Texto N°5:

La imitación servil del modelo consagrado la sujeción al canon oficial el principio de autoridad en el arte la fórmula tradicional el precepto empírico e inmutable son trabas tan aborrecibles para la nueva escuela como lo fueron para las batalladoras huestes del romanticismo; el arte académico oficial erudito y artificioso que ahoga la personalidad del artista mata la inspiración y la originalidad e impide el progreso del gusto objeto es de sus encarnizados ataques; pero el principio a nombre del cual se levanta en armas nada tiene de común con el que alentaba a los románticos.

Texto N°6:

¿Convenía o no la carretera? Por de pronto era una novedad y ya tenía ese inconveniente. Manín de Chinta además sentía abandonar la antigua calleja el camín rial un camino real que nunca había llegado a cuarto siquiera; porque pese a todas las sextaferias que habían abrumado de trabajo a los de la parroquia en ochavo se había quedado siempre aquella vía estrecha ardua monte arriba con abismos por baches y con peñascos charcos y pantanos por el medio.

Texto N°7:

La vela y centinela de la venta la burla de la pundonorosa Maritornes la disputa del yelmo y la albarda la refriega con los cuadrilleros el reconocimiento de don Fernando y Cardenio la aclaración de la intriga y su desenlace y la jaula por fin en que restituyen los enmascarados a su lugar al encantado caballero llenan todo el acto tercero; en la conclusión del cual ha tenido el autor la felicísima idea de herir la cuerda del orgullo nacional que ha resonado inmediatamente como era de esperar. El retrato del inmortal autor del Quijote se manifestó entre nubes a nuestra vista asombrada y ésta ha sido la primera vez que se ha creído al talento en nuestra patria digno de una especie de apoteosis.

Compara tus respuestas

Texto N°1:

Entonces la salió un novio, el hijo del médico Gandea, muchacho guapo, algo perdido. Amoríos, vehementes, una novela en acción. Según parece, el muchacho quería llevar la novela a su último capítulo, y ella se defendía, defensa que tiene mucho mérito, porque, repito, y los hechos lo han demostrado, que se encontraba absolutamente bajo el imperio de la más férvida ilusión amorosa. Una de las señales que caracterizan el poderío de esta ilusión es el efecto extraordinario, absolutamente fuera de toda relación con su causa, que produce una palabra o una frase del ser querido.

Texto N°2:

Ordinariamente, la cajiga (roble) es el personaje bravío de la selva montañesa, indómito y desaliñado. Nace donde menos se le espera: entre zarzales, en la grieta de un peñasco, a la orilla del río, en la sierra calva, en la loma del cerro, en el fondo de la cañada… en cualquier parte.

Texto N°3:

Yo iba mirando a los cerrados balcones, saludando con la imaginación a todos aquellos seres desconocidos que dejaba detrás de mí y que suponía entregados al sueño, o bien pensaba en que seguirían viviendo allí rutinariamente más o menos años, sin noticia alguna de que yo había pasado una mañana por delante de sus viviendas, hasta que la muerte los obligase a viajar también a ellos, de quienes, al cabo de cierto tiempo, tampoco tendrían noticia o memoria los nuevos habitadores de sus hogares…

Texto N°4:

Estaban en medio de la campiña. No había por allí olivares, ni huertas, ni árbol que diese sombra, sino terrenos sin roturar, donde las plantas que más descollaban eran el romero y el tomillo, entonces en flor y que exhalaban olor muy grato, o bien extensas hojas de cortijo, sembradas unas, otras en barbecho o en rastrojo. Lo sembrado verdeaba alegremente, porque aquel año había llovido bien y los trigos estaban crecidos y lozanos. El suelo, formado de suaves lomas, hacía ondulaciones, y como no había árboles, la vista se dilataba por grande extensión sin que nada le estorbase. Aquello parecía un desierto. No se descubría casa ni choza, ni rastro de albergue humano por cuanto abarcaba la vista.

Texto N°5:

La imitación servil del modelo consagrado, la sujeción al canon oficial, el principio de autoridad en el arte, la fórmula tradicional, el precepto empírico e inmutable, son trabas tan aborrecibles para la nueva escuela como lo fueron para las batalladoras huestes del romanticismo; el arte académico, oficial, erudito y artificioso, que ahoga la personalidad del artista, mata la inspiración y la originalidad e impide el progreso del gusto, objeto es de sus encarnizados ataques; pero el principio a nombre del cual se levanta en armas nada tiene de común con el que alentaba a los románticos.

Texto N°6:

¿Convenía o no la carretera? Por de pronto era una novedad, y ya tenía ese, inconveniente. Manín de Chinta, además, sentía abandonar la antigua calleja, el camín rial, un camino real que nunca había llegado a cuarto siquiera; porque, pese a todas las sextaferias que habían abrumado de trabajo a los de la parroquia, en ochavo se había quedado siempre aquella vía estrecha, ardua, monte arriba, con abismos por baches, y con peñascos, charcos y pantanos por el medio.

Texto N°7:

La vela y centinela de la venta, la burla de la pundonorosa Maritornes, la disputa del yelmo y la albarda, la refriega con los cuadrilleros, el reconocimiento de don Fernando y Cardenio, la aclaración de la intriga y su desenlace, y la jaula, por fin, en que restituyen los enmascarados a su lugar al encantado caballero, llenan todo el acto tercero; en la conclusión del cual ha tenido el autor la felicísima idea de herir la cuerda del orgullo nacional, que ha resonado inmediatamente, como era de esperar. El retrato del inmortal autor del Quijote se manifestó entre nubes a nuestra vista asombrada, y ésta ha sido la primera vez que se ha creído al talento en nuestra patria digno de una especie de apoteosis.

Fuente:

El circo de las matemáticas. Juego educativo para reconocer los números

l Circo de las Matemáticas

Son muchos los niños que, llegando al 4ºo 5º grado de primaria, aún no logran saber o reconocer los números. ¿Cómo podemos ayudarles?

¿Por qué los niños no reconocen los números?

No es que el niño no haya tenido un incentivo adecuado en la edad de preescolar, ocurre que la noción del número es una estructura mental que todo niño debe alcanzar como parte de su propia evolución. Siguiendo la teoría de Piaget, la noción de número es una resultante de las capacidades propias que el niño debe adquirir. Algunos niños logran aprender a sumar antes y otros lo hacen después. Lo importante, es proveer el medio adecuado para que ellos logren la noción del número y se encuentren así preparados estructuralmente para continuar con el aprendizaje matemático.

Juego educativo de matemáticas: ¿Qué es el circo de las matemáticas?

El circo de las matemáticas es una estrategia pedagógica que sirve para enseñar los número del 1 al 5 a niños en edad preescolar. Es un software educativo que tienen como función facilitar la enseñanza y el aprendizaje de los niños en relación a la noción de número.   Con esta herramienta digital, el niño podrá asociar la representación gráfica del número con su valor numérico real.

¿Cuál es el rol de docente?

El rol del docente frente a los niños es el de facilitador-investigador. En este sentido el rol docente mantiene una orientación constructivista (cognitivo) permitiendo que sea el niño quien pruebe y acierte o se equivoque orientando en cada caso al niño pero solo como facilitador.

¿Cómo utilizar el circo de las matemáticas en el aula?

Si acaso no dispones del acceso a este software, lo puedes hacer tú mismo con las siguientes herramientas para trabajar en clase con niños de 5 años.

Primeros pasos

Para poder realizar la estrategia pedagógica del circo de las matemáticas, lo primero que debemos hacer es disponer de fichas con objetos que contengan los números desde el 1 al 5. Así en una ficha podemos tener 1 pelota de circo y en otra ficha dibujar 2 pelotas.

Ejercicio nº 1:

Luego, muéstrale al niño la siguiente imagen para que el niño coloque los número del 1 al 5 en cada uno de los globos.

Coloca los números desde el 1 al 5 en cada uno de los globos

Ejercicio nº 2
Ejercicio nº3:

Une con flechas

Ejercicio nº4:

Completa la serie de números del 1 al 5 respetando el orden de cada uno.

Ejercicio nº 5:

Escribe debajo el número correcto.

 

 Variantes del circo de las matemáticas

Si lo consideras necesario, puedes alterar el orden de los ejercicios, agregar más o quitar algunos. Lo importante es que el niño logre realizar los ejercicios con la menor intervención posible. Evalúa también el tiempo de demora. Si bien no existe un parámetro respecto de esto, el tiempo de demora (sobre todo si es demasiado) puede darte una aproximación sobre la falta de comprensión del niño respecto de la noción de número. En tal caso, se aconseja realizar una consulta con un psicopedagogo.

Fuente: educapeques.com