Entradas

El Nivel Técnico Superior una oportunidad de mejora nacional

Penélope Malena
[email protected]

En casos, la oferta académica no es pertinente con relación a las necesidades de la economía dominicana. Muchos jóvenes necesitan trabajar para pagar sus estudios e incluso suspenden dichos estudios para aportar o hacerse cargo de la manutención de su familia.

El país necesita espacios educativos que permitan a los jóvenes dar el salto hacia la vida laboral; el sector productivo requiere de capital humano calificado y productivo; las familias anhelan ver a sus hijos integrados de manera positiva a la sociedad y los jóvenes necesitan ver sus sueños de crecimiento personal y profesional realizados. El Nivel Técnico Superior es, en este sentido, una verdadera oportunidad nacional.

El Sistema Nacional de Educación Superior (SNES) tiene en el Nivel Técnico Superior (NTS) el primer eslabón, seguido de los niveles de grado y postgrado. El NTS es un espacio educativo caracterizado por su estrecha vinculación con los sectores productivos, oferta formativa de corta duración y su posibilidad de continuidad hacia el nivel de grado,  que es el nivel general de las denominaciones de licenciaturas, ingenierías, etc.

Los sectores productivos demandan del personal calificado necesario para hacer frente a los nuevos procesos productivos y de servicios que nacen de los mismos avances e innovaciones científicas y tecnológicas emergentes y se traducen, o por lo menos se espera que lo hagan, en la oferta de gran variedad de carreras técnicas que el SNES debe ofrecer, con el nivel de calidad que establece la normativa nacional vigente.

El Nivel Técnico Superior se debe caracterizar, entre otras cosas, por incentivar la rápida inserción de sus profesionales en los mercados laborales; mientras que también está llamado a propiciar las condiciones necesarias para que sus egresados puedan acceder a las carreras de grado, si así lo desean y sus condiciones se lo permiten.

La República Dominicana, al igual que otros países, requiere un aumento en el establecimiento de Institutos Técnicos de Estudios Superiores, así como en  la cantidad de carreras del Nivel Técnico Superior; debido a las demandas de los sectores productivos. Diversos estudios apoyan estas afirmaciones, tal es el caso de la  Evaluación de Políticas Nacionales de Educación: “La Educación Superior en la República Dominicana 2012” publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), igualmente lo sostiene el Informe de la Comisión Internacional para el Desarrollo Estratégico de la República Dominicana, “República Dominicana 2010-2020”, bajo la dirección de Jacques Attali y la misma Ley No.1-12 que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), de la República Dominicana.

En concreto, la comisión que  dirigió Attali en el año 2012, planteó en su informe  que la condición económica de muchas familias dominicanas no permite a la mayoría de los jóvenes acceder, mantenerse y concluir estudios universitarios de larga duración.

Definitivamente el Nivel Técnico Superior es una oportunidad para diversos sectores de la sociedad dominicana, como lo ha sido en otros países. Esto se ha entendido en los Estados Unidos, por ejemplo, encarnado en el Sistema Norteamericano de los Colegios Comunitarios (Community Colleges), espacio que acoge a una gran parte de los estudiantes que ingresan a la educación superior de ese país; también en  México, Chile han asumido una postura de aprovechamiento de las bondades de incentivar este nivel y favorecer su desarrollo y crecimiento, cada uno adaptado a su contexto.

(+) SOBRE LOS DERECHOS


Planteamiento de ley

Por su parte la Ley No. 1-12 plantea una necesidad que se encuentra latente y que se intuye en los sectores productivos y académicos del país, en el objetivo 3.3.3, de dicha ley, que expresa lo siguiente: “Consolidar un sistema de educación superior de calidad, que responda a las necesidades del desarrollo de la Nación […] la creación de los institutos técnicos superiores para facilitar la incorporación de los jóvenes y las mujeres al mercado laboral”.

Economía de Jóvenes

La comisión que  dirigió Attali en el año 2012, planteó que la condición económica de muchas familias dominicanas no permite a la mayoría de los jóvenes concluir estudios universitarios de larga duración. Frecuentemente estos jóvenes necesitan trabajar simultáneamente para pagar sus estudios e incluso suspenden dichos estudios para aportar o hacerse cargo de la manutención de sus familias. Esta misma comisión consideró que, en muchos casos, la oferta académica no es pertinente con relación a las necesidades de la economía dominicana.

Presentan 2da. fase del Proyecto de Comunidades Lectoras de Docentes

CELEBRAN

El  Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (Inafocam), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) junto a siete universidades de la República Dominicana acordaron ejecutar el proyecto Construcción de Comunidades Lectoras de Docentes en Formación, para promover el hábito lector y la comprensión lectora en más de dos mil estudiantes universitarios de la carrera de Educación.

El acto de lanzamiento del proyecto se celebró el jueves 17 de marzo de 2016, en  el aula virtual del Inafocam, al cual asistieron, en representación de las universidades, Benito Ferreira, rector del ISA; Padre ‘Secilio’ Espinal, rector  de Ucateba; Cristina Molina, vicerrectora de proyectos de UCE; Padre Isaac García, vicerrector ejecutivo de UCNE; María Elena Cruz, vicerrectora de Utesa; José Ángel González, vicerrector administrativo de Ucateci y María Antonia Pérez, decana académica de Utesur.

Al ofrecer las palabras de bienvenida, en representación de la directora del Inafocam, maestra Denia Burgos, el doctor Miguel Ángel Moreno, director de Formación y Desarrollo Profesional, expresó que el proyecto viene a reforzar un área estratégica del currículo dominicano, que es el área del Lengua Española,  “porque todas las evidencias internacionales sitúan el dominio de la lectoescritura  y la compresión lectora en el corazón de los aprendizajes de más calidad”.

Catalina Andújar, directora de la OEI en República Dominicana, afirmó que no es fortuito el lanzamiento del referido programa, ya que las políticas educativas dominicanas privilegian la formación del profesorado, y que   este busca el enriquecimiento cultural de los futuros docentes, a través del fortalecimiento de sus hábitos de lectura  y de la  comprensión lectora “y por esta vía contribuir a fortalecer dichos hábitos de lectura en sus futuros estudiantes”.

El proyecto Construcción de Comunidades Lectoras de Docentes en Formación se concibió a partir de una solicitud del Inafocam a la OEI y fue presentado por Julio Peña, encargado de los programas de pasantía de Inafocam, y Berenice Pacheco-Salazar, coordinadora de programas en la OEI.

La formación del docente de matemáticas

Influencia de las concepciones, creencias y actitudes respecto a la educación matemática. El maestro que enseña matemática ha de ser auténtico y esa autenticidad se percibe a través de su aptitud frente a las matemáticas.

Marcelina Piña del Rosario
Santo Domingo

En los últimos años, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, ha aumentado el debate con respecto al tema de la formación de los docentes. En el 2006, por ejemplo, en un informe realizado por Educa y Preal sobre el progreso educativo en República Dominicana se ratifica que “es deficiente la formación y capacitación de los docentes” (p.5). Vaillant y Marcelo (2012) dicen que existe burocracia, divorcio entre teoría y práctica, fragmentación de los contenidos y poca vinculación con la escuela. Falta una política unitaria de formación mientras se aplica un diseño curricular ajeno a la transformación que vive la comunidad educativa. Así mismo dice que existe deficiencia en la formación de competencias profesionales y escaso rendimiento de los docentes, Vaillant (2013) siguiendo a Gatti et al (2011).

En el caso específico de América Latina aún se cuestiona el ingreso de los candidatos a la carrera docente, la calidad de los  programas formativos y el rol de los formadores de docentes, Vaillant (2013). También se plantea que “es posible que la urgencia por cubrir las plazas de maestros y profesores en los sistemas educativos haya relegado a un segundo plano la preocupación por la calidad de los currículos formativos”. Vaillant (2013, p.186) siguiendo a Gatti et al (2011).

Respecto al caso de la formación de docentes en Matemáticas se entiende que esta es insuficiente si se queda en la mera experiencia academicista planteada por muchas universidades, por lo  tanto, para que la misma  favorezca una práctica docente exitosa se requiere alinear teoría y práctica unida a un proceso reflexivo y sistemático desde su propia vivencia profesional en la escuela de modo que se vaya  convirtiendo desde su propia práctica en maestro investigador, Piña (2013).

Socas (2011) plantea que la formación de los docentes de matemáticas debe estar sustentada en el currículo y en el análisis didáctico. Ruiz, Barrantes y Gamboa (2008) señalan que esta ha de ser vista como eje  transversal, en la aprehensión de los contenidos matemáticos y los contextos sociohistóricos. Pérez (2008) y Socas (2011) expresan que la misma debe ser entendida con visión funcional, relacionando el dominio científico, enfatizando lo matemático, lo didáctico-matemático  y la ciencia de la Educación.

En todo caso, los docentes de matemáticas  que participan en programas formativos impregnan en su práctica un sello particular proveniente de sus concepciones, creencias y actitudes respecto a la educación matemática. Eso permite comprender aun más las razones por las cuales ciertos modelos pedagógicos, en la práctica del docente, cambian tan paulatinamente,  a pesar de haber participado en un programa formativo de actualización. Es que las creencias han sido definidas por Gil, Blanco y Guerrero (2005) como verdades personales indiscutibles. Estas son sustentadas por cada sujeto según sus propias experiencias o fantasías. Tienen un fuerte componente evaluativo y afectivo, Gómez (2002).

La formación del docente que enseña matemática va más allá de la adquisición de conocimiento. Requiere romper los paradigmas que se han mantenido anclados en el devenir histórico e influenciado por concepciones, creencias, actitudes y aptitudes de los propios docentes, para colocarse en el contexto actual con nuevas perspectivas para hacer, conocer, ser y convivir en un mundo de grandes avances tecnológicos  y cambios acelerados.

Aunque las creencias no son estáticas requieren de un reencuentro  flexible con la experiencia acumulada del docente y  actitud abierta para aprender, desaprender y atreverse a inventar para lograr cambios sustanciosos y más dinámicos  en el devenir de su práctica para mejorar los aprendizajes. Piña (2013).

Como se puede apreciar las concepciones y las creencias de la educación matemática tienen su origen en la experiencia, en la observación directa, en la información recibida que en ocasiones pueden ser inferidas de otras creencias. Callejo y Vila (2003). Por ello, las creencias respecto a la educación matemática hay que entenderlas desde diferentes facetas: 1) Creencias de los alumnos respecto a las matemáticas, 2) Creencias respecto al aprendizaje y la resolución de problemas matemáticos, 3) Creencias respecto a la enseñanza de las matemáticas, 4) Creencias de los alumnos  acerca de sí mismos.

 Finalmente, el maestro que enseña matemática ha de ser auténtico y esa autenticidad se percibe a través de su aptitud frente a las matemáticas. Esta aptitud que se expresa a través de un comportamiento creativo, flexible, de imaginación y de confianza en la realización de las tareas que realizan. Goleman (2010).

(+)

Concepciones y creencias de la educación

Las creencias respecto a la educación matemática hay que entenderlas desde diferentes facetas: -creencias   De los alumnos respecto a las matemáticas.

-Creencias  Respecto al aprendizaje y la resolución de problemas matemáticos.

-Creencias  Respecto a la enseñanza de las matemáticas

 -Creencias  De los alumnos  acerca de sí mismos.

Como se puede apreciar las concepciones y las creencias de la educación matemática tienen su origen en la experiencia, en la observación directa, en la información recibida que en ocasiones pueden ser inferidas de otras creencias.  Callejo y Vila (2003).

VI versión Muestra de Cine Medioambiental

Santo Domingo

Bajo el lema “Yo soy sostenible”, la sexta edición de la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana presentó este miércoles 14 de septiembre la proyección del Programa de cortos infantiles EcoFilm Festival- PETer Plástico/Travesía/Bienvenido a la Tierra/El Agua de la Tierra/Donde vive Jobito, en las instalaciones de Funglode.

Estudiantes de los primeros grados de varios centros educativos disfrutaron de la proyección de estos cinco cortos infantiles, así como también de la intervención del biólogo marino Osvaldo Vásquez, asesor de la Muestra, quien intervenía explicando a los niños el significado del mensaje de cada corto. Los temas trabajados a través de entretenidas y coloridas ilustraciones fueron: aprovechamiento de la energía solar, beneficios del reciclaje, daños producidos por el plástico, beneficios de sembrar árboles y el uso racionable del agua.

Celebran XIV Congreso Dominicano de Ciencias Geográficas

Las Ciencias Geográficas constituyen hoy día instrumentos fundamentales para la gestión del desarrollo sostenible de las naciones, dando respuesta con ello al mandato aprobado por las cumbres de las Naciones Unidas desde 1987 hasta la de Río+20 celebrada en Brasil en el año 2012, las que han fundamentado su agenda hacia políticas globales del desarrollo sostenible.

Conscientes de esta realidad, la Sección Nacional Dominicana del Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH), organismo especializado de la Organización de Estados Americanos (OEA), y el Instituto Geográfico Nacional José Joaquín Hungría Morell (IGN-JJHM), creado mediante la Ley 208-14, celebraron su XIV Congreso Nacional de Ciencias Geográficas con el tema: “Geografía y Desarrollo Sostenible: Los Retos de la Republica Dominicana”, al reconocer la necesidad de integrar las informaciones geográficas, con miras a mejorar las condiciones de calidad y la calidad de vida de los seres humanos, sin poner en peligro el bienestar de las generaciones futuras.

En esta ocasión el XIV Congreso de Ciencias Geográficas de la Sección Nacional Dominicana del Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH) y del Instituto Geográfico Nacional José Joaquín Hungría Morell (IGN-JJHM) estuvo dedicado al Ing. José Joaquín Hungría Morell, por sus importantes aportes al conocimiento, enseñanza, investigación y gestión de las áreas de la geografía y cartografía, tanto en la docencia en la Escuela de Ciencias Geográficas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, como en el Instituto Geográfico Universitario.

Durante el marco de la celebración de este congreso se puso en circulación el libro: “Recursos hidrográficos superficiales de la República Dominicana” del Dr. José Luis Batista, especialista en Hidrología, Medio Ambiente y Riesgos.

 

La formación del docente del siglo XXI

La universidad ha de incorporar los cambios necesarios en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Doctor Eleuterio Ferreira

El avance vertiginoso de la ciencia y la tecnología, el proceso de globalización y la economía basada en el conocimiento constituyen las principales características del siglo XXI. En tal sentido se expresa Marqués (“Impacto de las TIC en la educación: funciones y limitaciones”. 2013), cuando se refiere a las grandes transformaciones que se producen constantemente en la denominada sociedad de la información, sustentadas por el uso de las pujantes y versátiles tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y por el indetenible avance científico en un entorno socioeconómico, globalizador.

Compromiso. Promover un aprendizaje significativo y autónomo.

El sistema educativo, pieza clave del desarrollo y progreso de los pueblos, no escapa a esta realidad.

Para ofrecer respuestas satisfactorias a estos desafíos, el sistema educativo está llamado a producir profundas transformaciones en todas las áreas que forman su estructura, constituyendo la formación inicial y permanente el punto de partida para recorrer el camino dirigido a satisfacer las demandas del presente siglo. En este sentido, Escudero, (en su artículo “La formación del profesorado de educación secundaria: contenidos y aprendizajes docentes”. 2009, p.80.  Revista de Educación) señala que “la formación inicial y el aprendizaje de la profesión docente es, dentro de otros factores, uno de los más decisivos en la mejora de la educación…”. Barber y Mourshed son aún más explícitos, cuando afirman: “La calidad de un sistema educativo se basa en la calidad de sus docentes” (Informe Preal.  p.15. 2008).

A tono con esta visión, consideran que el perfil esperado de los maestros egresados ha de corresponderse con el de una persona culta y competente, con capacidad para adquirir y aplicar conocimiento entre los ámbitos disciplinar, didáctico y profesional, capaz de utilizar recursos y tomar decisiones, que posea conciencia social y capacidad afectiva para educar en valores democráticos y con una visión crítica.

Sin lugar a dudas el nuevo escenario en que se desarrolla el proceso educativo, ha generado profundos cambios en la formación de los futuros maestros, lo que obliga a generar nuevas orientaciones a la idea del docente que sirve de fundamento a la base de formación, así como a los aspectos y componentes que caracterizan este proceso. Diversos especialistas e investigadores en el área educativa han identificado algunos  factores  o aspectos angulares que caracterizan la formación del maestro del presente siglo. Por ejemplo: Zabala y Zabala (2011, p.107) establecen seis elementos, los cuales a su entender, constituyen la estructura fundamental de la formación inicial del profesorado:  (a) conocer en profundidad el desarrollo infantil, (b) saber desarrollar el currículo de la etapa, (c) llegar a adquirir y practicar nuevas habilidades de enseñanza a niños pequeños, (d) el conocimiento de la profesión, (e) el conocimiento de ellos mismos y (f) el conocimiento de las escuelas o instituciones donde ejercerán su trabajo.

Estos autores consideran la formación inicial como el período en que se establece la base teórica y práctica de profesión y donde se adquieren las competencias básicas  para continuar aprendiendo a lo largo de toda  la vida. En consonancia con esta perspectiva, proponen que esta formación se desarrolle siguiendo una doble orientación: una basada en el propio crecimiento personal o científico, la cual permita a los maestros mantenerse actualizados, y otra basada en la mejora directa de la actuación docente. Aquí se orienta la formación hacia la resolución a situaciones profesionales particulares o institucionales.

En este nuevo escenario, la universidad, como institución responsable de la formación de los futuros profesionales, entre ellos los maestros, ha de incorporar, tal como señalan García y Maquilón (2010), los cambios necesarios en los procesos de enseñanza y aprendizaje para ir transformando una docencia con evidente énfasis en aspectos teóricos hacia un enfoque docente más práctico.

Docente del siglo XXI

Según Trillo y Rodríguez (2011), el profesorado, sobre todo el de educación secundaria, debe contar con un conocimiento básico sobre la función docente en un sentido amplio, de tal forma que lo ayuden a comprender y asumir en la práctica las dimensiones que lo definen profesionalmente: el rol docente, la enseñanza, el currículo, los estudiantes, el aprendizaje, el centro escolar, el contexto cultural, social y familiar, los materiales curriculares, entre otros. En relación al aprendizaje ha de asumir el compromiso de promover un aprendizaje significativo y autónomo. En este sentido, proponen un modelo de docente que asuma las siguientes funciones: a) gestor de la construcción del conocimiento y facilitador de los aprendizajes del alumnado, b) educador implicado en la formación integral del alumno, tanto desde el punto de vista personal como social, c) miembro de una comunidad educativa, a la cual se integra en equipos de trabajo y en el diseño y desarrollo de los proyectos educativos y curriculares del centro, d) profesional que reflexiona sobre su propia práctica: su estilo docente, como organizador de los contenidos y de la actividad en el aula, como analizador de los grupos diversos de alumnos, como seleccionador de los recursos a utilizar, entre otros.

El autor de este artículo es Doctor en Educación y Director Centro de Documentación INAFOCAM.

5to bachillerato realizó 2do compromiso vocacional del país

En vista de que República Dominicana cuenta con la estadística de que más del 53% de los estudiantes se cambia de carrera siendo el más afectado de toda América Latina, los directores de centros educativos y personalidades de la educación preocupados por estas estadísticas se reunieron en un coctel organizado por esta institución dedicada a la orientación vocacional en el país.

Francisco Olivo, presidente de 5toBachillerato, expresó que este tipo de encuentros busca involucrarnos a todos. “Nuestro sistema educativo no es bueno o malo porque los dirigentes hagan o no sus trabajos, cada persona involucrada en el sistema por más insignificante que sienta que sea su cargo, lo que sea que realice, repercutirá en la educación que vivimos hoy en día”. De igual manera felicitó a cada director, coordinador o psicólogo de media, así como su institución, que se acercó al evento con la disposición de formar parte de la nueva revolución educativa del siglo XXI combinando no solo las habilidades técnicas sino las habilidades sociales,   expresó Olivo.

De igual modo el evento sirvió de plataforma para dar los detalles del primer streamming intercolegial de toda América Latina, el cual está siendo organizado por 5toBachillerato. Los centros educativos podrán tener la primicia y participar de este evento sin precedentes en la República Dominicana,  además de muchas sorpresas en el período 2015-2016, co-municó Aida Beltré, gerente de esta institución. El evento dio inicio de igual modo a la primera revista 100% educativa del país, 5toBachillerato Mag, la cual cubrirá el 70% de los centros educativos del Gran Santo Domingo y estará encartada en el Listín Diario. Rosario Vásquez, directora del Plan Lea ofreció unas palabras a los presentes recordándoles el fuerte compromiso que tiene este periódico con la educación dominicana. Gloris Bidó, anunció que las revistas que entran a nuestros centros educativos no tienen por qué tener de portada a cantantes y actores de Hollywood. “Sí tenemos estudiantes brillantes que nos llenan de orgullo”.

Comunidades profesionales de aprendizaje

La jornada escolar transcurre a través de la interacción entre las personas que se reúnen en un ambiente creado y pensado con un propósito esencial: el aprendizaje de los estudiantes. Es allí donde se dan situaciones con miras a desarrollar la construcción de los conocimientos. Leer más