Entradas

La evaluación pedagógica: un proceso que todo docente debe saber hacer

Es muy importante que los docentes tengan en cuenta los momentos de evaluación pedagógica en el proceso de enseñanza y aprendizaje, ya que esto nos permite estar al tanto de los avances y dificultades de nuestros estudiantes.

La evaluación de los aprendizajes de los estudiantes, el desempeño del grupo y especialmente el desempeño individual es un proceso de todo el año. Pero en este punto se convierte en el centro. La evaluación permite comparar las metas y objetivos que se marcaron a principio de año con los que realmente se lograron

¿Es la evaluación parte inherente y esencial de todo proceso que busca obtener resultados óptimos? Indudablemente. Como parte del proceso educativo, la evaluación busca orientar y facilitar el acercamiento del educador a la problemática de los/las estudiantes y su entorno con miras a obtener los mejores resultados.

Peters (1989) señala que “el éxito del que enseña sólo puede definirse a partir del éxito del que aprende”. En este sentido, hemos procurado rescatar experiencias de nuestra práctica para presentar algunas ideas y estrategias que ayuden a los/las docentes en este proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Qué es la evaluación educativa?

La evaluación educativa es un proceso integral, sistemático, acumulativo y permanente que valora hasta qué punto el o la estudiante ha alcanzado los objetivos de sus estudios.

Tiene como función obtener informaciones pertinentes acerca de los aprendizajes logrados por los estudiantes, emitir un juicio sobre los mismos y tomar una serie de decisiones referentes al proceso. Además, debe proporcionar información para mejorar el aprendizaje de los y las estudiantes, reajustando los objetivos y revisando críticamente planes, programas, métodos, estrategias y recursos.

¿En qué momento debe realizarse la evaluación?

Esta puede realizarse, antes, durante y/o después del proceso educativo. Sin embargo, la evaluación puede clasificarse según el propósito con el que se realiza. Para ello debe responder a dos preguntas: Para Qué se evalúa, lo cual está relacionado con el objetivo de aprendizaje, y Cuándo se evalúa, referido al momento. Tomando en cuenta este criterio, la evaluación puede ser:

Diagnóstica o inicial,

Formativa o de proceso

Sumativa, final, integradora o de resultado.

En este momento nos ocuparemos de la evaluación inicial o diagnóstica, es decir, aquella que se realiza al inicio de un año escolar, de un curso, una asignatura, así como todo el plan de estudios o parte del mismo. Esta nos permite visualizar las necesidades, demandas, problemas, intereses, fortalezas y expectativas del grupo.

La evaluación diagnóstica se aplica para establecer las condiciones y posibilidades iniciales de aprendizaje de los/las estudiantes. Esta no se restringe, únicamente, a la cuestión de evaluación formal de (conocimientos, interpretaciones, comprensiones, aplicaciones, actitudes, destrezas, hábitos, etc.).

Se concibe con una visión globalizadora de todos los componentes que interactúan en la configuración de los saberes y aprendizajes con anclaje en la realidad social en que viven los estudiantes. Asimismo, toma en cuenta su estado físico y emocional, su inteligencia, sus problemas, sus limitaciones sus capacidades, sus intereses y expectativas.

La función principal de la evaluación diagnóstica es pronosticar y ofrecer información acerca de los conocimientos previos y las habilidades que traen los estudiantes.

Según Joan Mateo Andrés (2000), la evaluación diagnóstica es una manifestación específica de la evaluación formativa. Lo importante es la recogida de información lo más fielmente posible de la situación inicial de los estudiantes dentro del proceso enseñanza-aprendizaje. Esto permite tomar las decisiones pertinentes a fin de satisfacer las carencias detectadas, de acuerdo con las particularidades de cada grupo.

Vista como una práctica, la evaluación diagnóstica nos permite orientar la toma de decisiones, rediseñar las estrategias y acciones que respondan a las necesidades y expectativas de los/las estudiantes y de la comunidad educativa en su conjunto.

Además, facilita lo siguiente:

Ubicación del estudiante en el punto exacto del proceso de enseñanza – aprendizaje.

Formulación del planeamiento del grado, curso y/o asignatura.

Selección de contenidos, actividades y experiencias de aprendizaje.

Formación de grupos en función de características similares e intereses particulares sin perder de vista las expectativas de logro propias del grado o curso.

Utilización adecuada de recursos disponibles.

Jerarquización de intereses, demandas, necesidades y problemas.

Potencialización de aspectos positivos.

Detección de dificultades específicas de aprendizaje.

Elaboración de programas compensatorios y correctivos.

Para realizar la evaluación se requiere hacer uso de técnicas e instrumentos que nos permitan obtener información cualitativa y cuantitativa de lo que se desea evaluar.

Entre las técnicas e instrumentos de evaluación diagnóstica se pueden citar:

Entrevista

Registro anecdótico

Historias de vida

Historias barriales

Agenda

Lista de cotejo o control

Pruebas orales, escritas o de dramatización.

Formulario de autodiagnóstico del educador y del educando.

Formulario de diagnóstico de la comunicación oral.

Formulario de diagnóstico de lecto – escritura.

Prueba de evaluación inicial de contenidos considerados prerrequisitos básicos para iniciar los aprendizajes estipulados para el grado o nivel a cursar.

Fuente: educando.com.do

Cómo saber si tus alumnos están aprendiendo

¿Para qué se hace una evaluación? ¿Qué se pretende conseguir con ella? El protagonista del aprendizaje es el que aprende, no el que enseña. De la misma manera, el protagonista de la evaluación debe de ser la persona evaluada. Quien aprende tiene que saber si ha aprendido o no y cuál es la causa.

Una evaluación, según señala la Real Academia de la Lengua en su definición, es la valoración de conocimientos, actitud y rendimiento de una persona o de un servicio. Si nos centramos en el ámbito de la educación, la evaluación debería de contemplar tres aspectos fundamentales: detectar los problemas del alumno, entenderlos y tomar decisiones para ayudarle a mejorar.

La evaluación como herramienta de reflexión y de mejora

Esta idea la comparten muchos profesionales de la educación, pero pocos lo han defendido con la perseverancia y el rigor de Neus Sanmartí: “Debemos tener en cuenta que lo importante de la evaluación es que nos ayude a aprender y, por tanto, los criterios de evaluación han de posibilitar comprender las razones de las dificultades y orientar sobre cómo superarlas. En este sentido, una buena rúbrica es un instrumento idóneo para compartir criterios de evaluación.”

Así, la evaluación no trata solamente de exámenes y calificaciones, sino que también permite al profesor conocer si se han cumplido los objetivos establecidos, distinguir los diferentes ritmos de aprendizaje, los progresos, las dificultades y las diferentes necesidades de sus alumnos.

Por otro lado, al alumno le permite reflexionar sobre sus actitudes y conductas adquiridas, además de promover su autonomía y su sentido de la responsabilidad. Es pues una herramienta de planificación de su proceso de aprendizaje y, a través de ella, es más consciente de sus avances y/o dificultades.

La autoevaluación permite al alumno emitir un juicio de valor sobre su aprendizaje

Por su parte, la autoevaluación permite que el propio alumno pueda emitir un juicio de valor sobre su desempeño en alguna actividad o tarea, sobre su aprendizaje de conceptos y también en lo relativo a la adquisición de habilidades. No consiste en que se ponga una simple nota, sino en que reflexione sobre el proceso de aprendizaje y lo comprenda.

Es una valiosa herramienta que puede ser utilizada no solo en el ámbito escolar, sino también en la vida laboral y cotidiana. De ahí que la autoevaluación del curso deba ser constante y periódica en el tiempo de duración de un curso.

Como hemos visto, en los procesos de formación, es importante saber el ritmo al que evoluciona la comunidad. Así como la implicación y el aprovechamiento del curso que están haciendo los participantes. Esto puede ayudar al profesor a tomar decisiones que mejoren el proceso.

El “seguimiento de alumnos” y las gráficas, muestran estadísticas de participación, entre ellas las evaluaciones. Entregas, puntos recibidos, puntos comparados con la media del curso… Poder adaptarnos a las necesidades de los participantes es una mejora que repercute tanto en la calidad de la formación como en la motivación del alumno por aprender. Por eso es importante que la plataforma de aprendizaje en la que se realice la formación contemple aspectos tanto metodológicos como prácticos.

Además, ponemos a disposición de los profesores un apartado de Recursos Pedagógicos en el que pueden encontrar información de interés para la realización de sus cursos, tanto en nuestra plataforma como en otras. Dentro de ellas, todos los interesados en mejorar las técnicas de evaluación tienen a su disposición la “Guía: la evaluación en la formación online”, donde pueden profundizar en este proceso además de conocer diferentes técnicas.

Fuente: https://neurok.es/

Aulas superpobladas en escuelas de RD

María Tejada Lorenzo
Santiago, RD

Sobrepoblación estudiantil, falta de terminación de escuelas, escasez de docentes y baja calidad en el almuerzo escolar es parte de lo que se vive en el Distrito Educativo 08-10 del municipio de Villa González, en la provincia de Santiago.

Tal es el caso del centro educativo Celestina Patria Grullón Franco que, siendo un recinto con poco espacio, posee alrededor de 320 estudiantes desde el nivel inicial hasta sexto de primaria, donde solo primero de básica tiene una sobrepoblación estudiantil de 62 estudiantes, que se divide en dos para poder impartir la docencia.

“En la mañana de este lunes tuvieron que moverlos para una iglesia católica cercana porque es que ya no caben aquí. Es muy tedioso tener que moverse de aquí para allá y viceversa”, explicó a este medio Albarosa Almonte, maestra de nivel inicial en este lugar.

Esa misma situación la vive Almonte, quien tiene 40 estudiantes y ha tenido que dividirlos en grupo A y B, ya que considera que todos los niños juntos “no tendrían un aprendizaje significativo”, además de la falta de espacio que hay.

“Tengo que hacerlo por turno, una parte viene lunes, miércoles y viernes y los demás martes y jueves. Luego la otra semana intercambian y así sucesivamente”, expuso la profesora.

De igual forma, comentó que dividir los grupos no le parece una solución correcta ya que algunos padres no tienen quién le cuide a sus hijos y prefieren enviarlos diario en horario de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, lo que les brinda “mayor tranquilidad” porque reciben educación y alimentación por parte del centro.

Además, destacó que el Ministerio de Educación (Minerd) lo que debe es centrarse en la terminación de la escuela y no dejar que se inscriban tantos niños bajo el “pretexto” de que no quede ninguno fuera.

Primaria

Tantos niños.

“Ellos solo quieren enviar ayudante. Necesitamos espacio no ayudante. Mientras haya sobrepoblación no podemos hacer nada. Nuestra salud se va a ´pique´ con tantos niños, salimos mudas”, enfatizó Almonte.

Alumnos.

La maestra Almonte confesó que gran parte de las aulas tienen más de 35 estudiantes, en el caso de tercer grado de la primaria hay 55.

Darán transporte gratis a 2 millones de escolares

Figueroa aseguró que el Gobierno ha trabajado para solucionar los problemas del país y que esta ordenanza, que será gratuita e implementada a nivel nacional, cae bajo este renglón.

El presidente Luis Abinader emitió un decreto que declara de “alto interés nacional” la creación del primer Sistema Nacional de Movilidad Escolar.

En esta orden presidencial, Abinader instruyó al Ministerio de Educación (Minerd) organizar y ejecutar todas las acciones necesarias para implementar un moderno sistema de movilidad escolar, con el objetivo de transportar a los niños y niñas de forma cómoda y segura.

Asimismo, el vocero de la Presidencia, Homero Figueroa, indicó que esta medida está sustentada por “la preocupación con la que viven, de forma permanente, todos los padres y madres para que sus hijos transiten seguros a la escuela y de vuelta a casa”.

Igualmente, Figueroa aseguró que el Gobierno ha trabajado para solucionar los problemas del país y que esta ordenanza, que será gratuita e implementada a nivel nacional, cae bajo este renglón.

“Hemos trabajado para solucionar los principales problemas del país. Hoy comenzamos a trabajar para que tus hijos lleguen a la escuela y regresen a casa sanos y salvos, de forma completamente gratuita y a nivel nacional”, dijo el funcionario.

Normativas

Días antes de que el Gobierno anunciara el mencionado decreto, el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) emitió la “Resolución 003-2022 sobre el Transporte Escolar”.

Este documento estableció una serie de normativas técnicas a cumplir por los choferes que se dedican al transporte escolar, además de dar inicio a operativos para recoger vehículos sin condiciones para circular por las vías públicas. Bajo la firma de Hugo Beras, director de Intrant, la resolución enumeró las exigencias a las que deberá responder toda persona que busque obtener la licencia de transporte escolar.

De manera similar, instituyó los requisitos para los vehículos empleados, que de ser violentados, serían objeto de requisa bajo la imposición de indicadores de calidad y desempeño.

Como ejemplo de lo anterior, el artículo cinco de la normativa indica que los vehículos utilizados para este servicio deberán satisfacer ocho requerimientos: aspecto interior, equipamiento, medidas de seguridad activa, medidas de seguridad pasivas, documentación, medidas de accesibilidad de personas con movilidad reducida, características y especificaciones de uso.

Dentro de las directrices, el Intrant subrayó que los transportes escolares deben estar pintados de un único color amarillo reflectante o iluminado, con ribetes e inscripciones distintivos de cada empresa, además de poseer dispositivo de geolocalización (GPS) y puertas con barras para facilitar las operaciones de subida y bajada.

Vigilancia

Cámaras.

También requerirán de cámaras de videovigilancia en el interior del vehículo, cámaras de grabación de la circulación durante la conducción y detectores de humo.

Educación, presupuesto y bienestar social

Muy a pesar de lo poco que el sistema educativo les ha dado a estas generaciones de jóvenes en las últimas décadas, ellas continúan depositando en la escuela sus mayores esperanzas.

Por JULIO LEONARDO VALEIRÓN UREÑA

Mi amigo y casi hermano, me dio el pie y el camino para iniciar mi entrega de esta semana (la cual motivó una reflexión interesantísima en el grupo que compartimos en el WhatsApp entre varios de sus miembros), y que a mí me llevó por otros rumbos que incluso ya estuvo motivado por las declaraciones recientes del ministro de educación, a propósito del manejo del presupuesto de educación y aquello de sentirse dueño y señor de lo que incluso no es suyo.

El pie reza así:

“Pienso que es necesario educar a las nuevas generaciones en el valor de la derrota. En manejarse en ella. En la humanidad que de ella emerge. En construir una identidad capaz de advertir una comunidad de destino, en la que se pueda fracasar y volver a empezar sin que el valor y la dignidad se vean afectados. En no ser un trepador social, en no pasar sobre el cuerpo de los otros para llegar el primero. Ante este mundo de ganadores vulgares y deshonestos, de prevaricadores falsos y oportunistas, de gente importante, que ocupa el poder, que escamotea el presente, ni qué decir el futuro, que todos los neuróticos del éxito, del figurar, del llegar a ser. Ante esta antropología del ganador de lejos prefiero al que pierde. Es un ejercicio que me parece bueno y que me reconcilia conmigo mismo. Soy un hombre que prefiere perder más que ganar con maneras injustas y crueles. Grave culpa mía, lo sé. Lo mejor es que tengo la insolencia de defender esta culpa, y considerarla casi una virtud.” Pier Paolo Pasolini.

Se me ha endilgado el epíteto “de soñador” en varias ocasiones, como también de “quien ara en el desierto”. Como diría otro amigo, “¿y eso es malo?”. Al aproximarme a mis 72 años de vida y habiendo dedicado algo más de 40 de ella al servicio público, las palabras dichas por Pier Paolo Pasolini, me condujo por los caminos reflexivos de la educación y su ya tan conocida y explicada situación, que parecería que no hay nada más que decir. Pero, como soy un hombre que prefiere perder más que ganar con esas maneras no tan “claras y a veces quizás turbias” de manejar los fondos públicos en educación, no puedo sino, expiar las consecuencias de posibles sentimientos de culpas no admitidos por otros.

Una de las razones fundamentales del diseño y la puesta en ejecución de las políticas públicas es el bienestar de todas y todos los ciudadanos. Fue lo que motivó, eso espero, al diseñador, luego al legislador y posteriormente al ejecutivo de la nación de hacer realidad la aplicación del 4% del Producto Bruto Interno a la educación básica (primaria y secundaria) de nuestro país. Y solo decir que desde el año del inicio de su aplicación al que vivimos hoy, la cifra total es casi abrumadora: un billón y algo más de seiscientos mil millones de pesos. Mis destrezas en el conteo sufrirían serios problemas si me diera a la tarea de contar peso a peso esa considerable suma.

Un pueblo educado es la mejor garantía para alcanzar los niveles de desarrollo y bienestar al que todos aspiramos y, quizás por carambola, la construcción de una cultura de respeto, amabilidad, decoro, compasión y solidaridad, es decir, una cultura de paz. Una escuela segura, bella, con docentes formados, motivados y comprometidos con la enseñanza efectiva, con espacios llenos de todo lo necesario para una enseñanza que permita el aprendizaje y desarrollo de las inteligencias múltiples, por supuesto, sería la mejor apuesta para alcanzar la construcción de un país donde la justicia, la inclusión y el desarrollo social pleno, fuera nuestra mayor aspiración.

Las políticas públicas son esas herramientas que los estados diseñan y ponen en ejecución para alcanzar los fines, propósitos y metas anheladas como sociedad. Solo que, cuando los fondos públicos destinados para la ejecución de dichas políticas se destinan a propósitos ajenos a las mismas, o a su ejecución “inadecuada”, no podríamos entonces esperar alcanzar las razones para las cuales fueron formuladas. En nuestro país, la no continuidad de las políticas consensuadas, su escaso seguimiento como su irrespeto, incluso, es lo que mejor explica lo dicho por el propio ministro de que el presupuesto de educación lo hemos echado al zafacón, pues, mientras un alto porcentaje de los y las estudiantes que ingresa al primero de primaria son excluidos, abandonan dirían las estadísticas, aquellos que concluyen lo hacen con niveles de logros de aprendizajes muy bajos, es decir, sin haber aprendido ni desarrollado las competencias necesarias para enfrentar la vida. La escuela dominicana ha estado presa por el manejo inadecuado y por el uso indebido de sus recursos presupuestarios, derivados hacia actividades totalmente ajenas a la razón de ser de la escuela, que ha traído como consecuencia la triste e irritable realidad de la gran mayoría de nuestras jóvenes generaciones, que se enfrentan a un mundo complejísimo sin las herramientas cognitivo y emocionales necesarias. Diría otro amigo: “es que los muchachitos pobres a nadie les importan”.

No es la primera vez que un ministro lo haya dicho, aunque si es la primera vez que lo haya reiterado tantas veces, la injerencia de la política partidaria en la estructura y los estamentos de todo el ministerio de educación haciendo uso del presupuesto en sus propias actividades, es un factor de un gran peso en la situación y el estado de ineficiencia e inefectividad del sistema educativo, y con ello, la construcción del país soñado.

¿Cómo entender esta dura realidad? ¿No podría, incluso, ser considerado como un atentando contra el bienestar social y, con ello, el desarrollo de un país donde impere una cultura de paz caracterizada por la educación ciudadana y la valorización a toda forma de vida? ¿Cuántos platos rotos sin que nadie pueda ser señalado como su responsable? Bueno, no son ya platos, sino vajillas enteras rotas, sin que nadie se sonroja y mucho menos, asuma la responsabilidad de sus consecuencias.

Lo curioso de todo esto es que muy a pesar de lo poco que el sistema educativo les ha dado a estas generaciones de jóvenes en las últimas décadas, ellas continúan depositando en la escuela sus mayores esperanzas, como lo ponen de manifiesto los jóvenes de 8º del nivel primario en los dos estudios internacionales de educación cívica y ciudadanía, en el que el país ha participado. Quizás es su resiliencia que obstinadamente le mantiene en la actitud de que las cosas puedan aun llegar a ser mejores.

Fuente: acento.com.do

Estrategias para activar y usar los conocimientos previos, y para generar expectativas apropiadas en los estudiantes

Simple y sencillamente la actividad constructiva no sería posible sin conocimientos previos que permitan entender, asimilar e interpretar la información nueva para luego, por medio de ella, reestructurarse y transformarse hacia nuevos posible

Las estrategias que preferentemente deberán emplearse al inicio de cualquier secuencia didáctica, o bien antes de que los aprendices inicien cualquier tipo de actividad de indagación, discusión o integración sobre el material de aprendizaje propiamente dicho, sea por vía individual o colaborativa. Para hacer un buen uso de ellas se debe tomar en cuenta (Cooper, 1990):
• Identificar previamente los conceptos centrales que van a aprender los alumnos.
• Tener presente qué es lo que se espera que aprendan.
• Explorar los conocimientos previos pertinentes de los alumnos para decidirse por activarlos (cuando existan evidencias) o por generarlos (cuando los alumnos poseen escasos conocimientos previos o que no los tienen).

Actividad focal introductoria
Por actividad focal introductoria entendemos aquellas estrategias que buscan atraer la atención de los alumnos, activar los conocimientos previos o incluso crear una apropiada situación motivacional de inicio. Los tipos de actividad focal introductoria más efectivos que pueden utilizarse son aquellos que presentan situaciones sorprendentes, incongruentes o discrepantes con los conocimientos previos de los alumnos. Un ejemplo de actividad focal introductoria que puede plantearse antes de tratar el tema de materiales conductores o aislantes.
Las funciones centrales de esta estrategia serían las siguientes:
• Plantear situaciones que activan los conocimientos previos de los alumnos, la estrategia se acompaña de participaciones de los alumnos para exponer razones, hipótesis, opiniones, explicaciones, etc.
• Servir como focos de atención o como referentes para discusiones posteriores en la secuencia didáctica.
• Influir de manera poderosa en la atención y motivación de los alumnos.

Discusiones guiadas.
En este caso se trata de una estrategia que requiere de una cierta planificación previa cuidadosa, aunque no lo parezca.
Cooper (1990) define la “discusión” como “un procedimiento interactivo a partir del cual profesor y alumnos hablan de un tema determinado.
Los puntos centrales que deben considerarse en la planeación y aplicación de una discusión son los siguientes (Wray y Lewis,2000):
• Tener claros los objetivos de la discusión y hacia dónde se quiere conducir el aprendizaje de los nuevos contenidos que se abordarán posteriormente.
• Introducir la temática central del nuevo contenido de aprendizaje y solicitar a los alumnos que expongan lo que saben de ésta.
• Para la discusión, se recomienda elaborar preguntas abiertas que requieran más de una respuesta afirmativa o negativa.
• No sólo se debe conducir a la discusión sino también participar en ella-
• Manejar la discusión como un diálogo informal en un clima de respeto y apertura.
• No dejar que la discusiones demore demasiado ni que se disperse; ésta debe ser breve, bien dirigida y participativa.
• Los conocimientos previos pertinentes, pueden anotarse en el pizarrón, en un acetato o en una diapositiva.
• Cerrar la discusión y elaborar un resumen donde se consigne lo más importante y que hagan comentarios finales.

Actividad generadora de información previa.
Es una estrategia que permite a los alumnos activar, reflexionar y compartir los conocimientos previos sobre un tema determinado a través de una lluvia de ideas o tormenta de ideas.
(Wray y Lewis, 2000). Cooper (1990) propone las siguientes actividades:
Introduzca la temática central de interés.
Solicite a los alumnos que anoten todas o un número determinado de ideas que conozcan sobre dicha temática. Si los alumnos ya saben elaborar mapas conceptuales o algún tipo de representación gráfica conocida, puede solicitarse que elaboren uno con las ideas de la lista. Marque un tiempo limitado para la realización de la tarea.
Pida a cada alumno o al grupo, que lean o presenten sus listas.
Discuta la información recabada, señale la información errónea; hay que poner atención en las llamadas concepciones alternativas que los alumnos poseen (Pozo, 1994).
Recupere las ideas y origine una discusión breve relacionada con la información nueva que se va a aprender. Puede concluir la actividad marcando el objetivo del episodio instruccional a seguir o hacer que los alumnos lo descubran con su ayuda.
Tanto la discusión guiada como la actividad generadora de información previa deben ser breves.

Objetivos o intenciones como estrategias de enseñanza
Los objetivos o intenciones educativas son enunciado que describen con claridad las actividades que se orienten conseguir en el aprendizaje de los alumnos al finalizar una experiencia, sesión, episodio o ciclo escolar de manera acertada Coll y Bolea (1990) señalan que cualquier situación educativa se caracteriza por tener cierta intencionalidad.
Desde la perspectiva del docente, los objetivos tienen un papel central en las actividades de planificación, organización y evaluación, pero en esa ocasión vamos a situarnos en cómo los objetivos pueden actuar como auténticas estrategias de enseñanza.
Es necesario formular los objetivos si queremos usarlos como estrategias de enseñanza, de modo tal que estén orientados hacia los alumnos y que sean comprensibles para ellos, es pertinente puntualizar que deben ser elaborados en forma directa y clara utilizando una adecuada redacción y vocabulario apropiados al alumno, es necesario dejar claro en su enunciación las actividades, los contenidos y/o resultados esperados.
Las actividades que se expresen en los objetivos deberán ser aquellas que persigan el logro de aprendizajes significativos.
Actividades como explicar, justificar, aplicar, extrapolar, discutir, analizar, valorar críticamente, etc., un tema cualquiera, permiten poner en evidencia aprendizajes con comprensión.
Las funciones de los objetivos como estrategias de enseñanza son los siguientes:
Usarlos como marcos o como elementos orientadores del proceso de aprendizaje, además hay una contextualización conjunta entre profesor y alumnos.
A partir de ellos, generar expectativas apropiadas en los alumnos y hacer que lo se va a aprender y evaluar adquiera sentido.
Permitir que los alumnos formen criterios sobre lo que se espera de ellos durante y al térmZino de una clase, secuencia didáctica o curso.
Mejorar considerablemente el aprendizaje intencional. El aprendizaje es más exitoso si el aprendiz es consciente de la finalidad de las actividades pedagógicas.

Proponemos las siguientes recomendaciones para el uso de los objetivos como estrategias de enseñanza:
• Cerciórese de que son formulados con claridad, señalando la actividad, los contenidos y/o los criterios de evaluación.
• Comente con los alumnos los objetivos antes de iniciar cualquier actividad de enseñanza-aprendizaje.
• Exprese el sentido del planteamiento (por qué y para qué) de los objetivos.
Cuando se trata de una clase, el objetivo puede ser un enunciado verbalmente o de forma escrita. No enuncie demasiados objetivos, porque los alumnos pueden perderse o desear evitarlos antes de aproximarse a ellos. Es mejor mencionar uno o dos objetivos bien formulados y globalizadores sobre los aspectos cruciales de la situación de enseñanza.

Fuente: rosberzunza.blogspot.com.co

 

Gauris Cornelio: “El educador debe reconocer el poder de su labor”

Gauris Cornelio es Licenciada en Educación Básica egresada de @isfodosurdo con un Máster en Diseño y Análisis Estadístico de Investigación por la UASD, Especialista en Supervisión y Gestión de la Calidad de Organizaciones Educativas también por ISFODOSU y Máster en Ciencias de la Educación Mención Gestión de Centros Educativos.

Es directora del Nivel Secundario en el Liceo El Millón, coordinadora de proyectos en @zancadasrd y Asesor Curricular en Dominicana Beauty Academy, DBA.

Es asesora curricular y pedagógica para distintos centros educativos privados del país. Fue directora del Nivel Primario del Centro Educativo Amor de Dios del que también es cofundadora convirtiéndose en la primera directora nombrada, recibió 73 alumnos y logró matricular 370 en su primer año.

Ha sido reconocida por su trabajo como directora académica por el distrito educativo 15-03

Para Gauris su mayor logro es poder ver convertidos en hombres y mujeres de bien a aquellos niños y adolescentes que vivían situación de vulnerabilidad y lo ha demostrado a través de su carrera ayudando a los niños a ver su potencial y a convertirse en alumnos meritorios luego de ser rechazados por su conducta producto de una realidad social.

Su mayor recompensa es poder inspirar a los docentes que trabajan con ella a impactar vidas y transformar conciencias. Su mensaje es que los docentes amen su trabajo porque solo el amor los hará únicos.

En el marco de la celebración del Día Mundial del Docente, Plan LEA destaca la encomiable labor de esta gran educadora quien ha logrado escalar posicionándose con gran reconocimiento. Recientemente fue galardonada como una ‘Maestra que Inspira’ por la premiación Profe con clase.

¿Cuáles son sus metas a corto, mediano y largo plazo?

A corto plazo mis pretensiones son implementar estrategias innovadoras con mi equipo docente y administrativo que me permitan desarrollar capacidades que aporten herramientas claves para el logro de nuestro objetivo principal, que todos los estudiantes alcancen las competencias propias de su nivel académico.

A mediano plazo, desarrollar algunos proyectos para abordar y corregir algunas situaciones que han sido obstáculos para el logro de los objetivos institucionales y de manera personal como líder, siendo estos: mantenimiento del espacio físico y manejo de desechos sólidos producidos en el plantel, deserción escolar producto a matrimonios o necesidad de emplearse a destiempo y la falta de motivación y compromiso en jóvenes y docentes.

A largo plazo, el liceo que actualmente dirijo pertenece a la modalidad Académica, mi meta es que pase a la modalidad de Politécnico, acción que permitiría que nuestros jóvenes egresados adquieran competencias en áreas técnicas con las que podrán emplearse, pues muchos de ellos no tienen la oportunidad de entrar a la universidad, por muchos factores y esto reorientaría su fututo.

En ese mismo orden, me visualizo, dentro de algunos años, ocupando otro cargo gerencial que me permita un mayor alcance en los diferentes actores del proceso educativo, donde pueda crecer profesionalmente y aportar en otros ámbitos.

Un proyecto paralelo donde participo es la fundación Zancadas, junto a este equipo queremos ver creada en nuestro país la primera aula hospitalaria y que en las universidades de formación docente sea impartida como asignatura la Educacion Hospitalaria y Domiciliar.

Por último, pero no menos importante, quiero crear un centro psicopedagógico que brinde apoyo a los niños y jóvenes de zonas vulnerables, aquellos que manifiestan conductas inapropiadas por las que suelen ser rechazados en centros educativos y la sociedad en general.

¿Qué mensaje desea transmitir a los maestros dominicanos?

Que reconozcan el poder de su labor, de su influencia, que sus acciones impactan y transforman vidas. Que no limiten su trabajo a enseñar una asignatura especifica, deben cruzar la barrera que les permite llegar a la parte humana de sus alumnos, cuando estén ahí podrán lograr todo. Que amen su trabajo, que estén confiados en que en algún momento ellos le recordarán y pondrán en práctica lo que ustedes le han enseñado. Que inevitablemente dejarán una huella en la vida de sus estudiantes, hagan lo imposible para que sea positiva.

Claves para ser un maestro intachable

Más de mil estudiantes que han pasado por mis cursos me han enseñado cuáles deben ser las características del buen maestro.

Ser maestro es un gran privilegio. Porque si bien es cierto que en nuestro país éste noble oficio aún no se reconoce como se debería, los que hemos podido llevar a cabo esa labor a través de los años gozamos con el ejercicio de la misión más importante que existe: la instrucción y formación personal del futuro de nuestra nación.

Nada hay más satisfactorio que ver el progreso académico de los alumnos y su crecimiento como individuos. Ningún reconocimiento supera su agradecimiento. Y nada se compara con la alegría que producen los éxitos alcanzados por quienes tuvimos la oportunidad de educar. Sin embargo, muchas veces todo el esfuerzo que hace un maestro se ve echado a perder cuando por impulso asume una actitud que desmorona la imagen que ha construido frente a sus estudiantes.

Desarrollo la profesión docente con gran amor, pensando en que mis alumnos son mis hijos, a quienes aporto con esmero todo lo que sé y de quienes aprendo mucho. Más de mil estudiantes que han pasado por mis cursos me han enseñado cuáles deben ser las características del buen maestro. Lecciones que ahora comparto con mis colegas, con el ánimo de contribuir a su tarea pedagógica.

  1. El maestro intachable es aquel que logra encender la llama de la curiosidad, el deseo de aprender, en sus alumnos. Más que conocimientos específicos, que al fin y al cabo se desvanecen, lo que el profesor debe dejar es una permanente motivación por el estudio.
  2. El maestro intachable domina los temas que enseña, siente gran pasión por los conocimientos que comparte, está actualizándose permanentemente y busca siempre métodos novedosos para que sus estudiantes asimilen mejor y con mayor entusiasmo los conceptos que desea grabar en sus mentes.
  3. El maestro intachable es muy exigente consigo mismo. Prepara con rigor cada una de sus lecciones. Busca los mejores ejemplos, los ejercicios más útiles, las definiciones más claras y precisas y las lecturas más estimulantes.
  4. El maestro intachable atiende de manera personalizada a sus alumnos. Trata de aprender todo lo que sea posible acerca de sus necesidades, dudas, problemas e intereses. Busca siempre la manera de que cada uno de sus estudiantes sienta que lo están tratando como individuo y no como grupo.
  5. El maestro intachable no sólo señala los errores sino también los aciertos. Hace notar las fallas en un tono constructivo y las analiza con cuidado para intentar captar dónde y porqué se produce la incomprensión de sus estudiantes. Es particularmente generoso a la hora de reconocer los logros de sus alumnos, celebra sus conquistas y la superación de los obstáculos.
  6. El maestro intachable no tolera la mediocridad y es exigente con sus alumnos. Busca dejar en ellos una huella imborrable. Busca con ingenio fórmulas que faciliten su superación intelectual. No se rinde ante los indiferentes, los perezosos o frente a quienes tienen dificultades para aprender.
  7. El maestro intachable trabaja en equipo con las familias de los estudiantes. En conversaciones con la gente más cercana a los alumnos descubre oportunidades para hacer mejor su oficio. Obtiene información valiosa que le facilita encontrar la “llave” que ha de abrir el intelecto de quienes atienden sus clases.
  8. El maestro intachable es un gran cuentero. Sus “cuentos” deben despertar la imaginación de sus alumnos, el deseo de continuar la gran aventura del saber. Cada una de sus lecciones debe ser un viaje interesante a lugares llenos de atractivas sorpresas.
  9. El maestro intachable debe dar ejemplo con su vida personal y profesional. Debe ser modelo de consagración al estudio, de disciplina, de seriedad, de compromiso con la calidad y de constante superación. Su conducta personal debe ser intachable, debe ser fuente de inspiración para sus alumnos.
  10. El maestro intachable va más allá de sus obligaciones contractuales como proveedor de conocimientos. Se preocupa por inculcarle valores y principios a sus estudiantes. Trabaja intensamente en la forja no sólo de buenos alumnos sino también de buenos ciudadanos.

Fuente: compartirpalabramaestra.org

Programa de alimentación escolar se implementa con éxito en las escuelas

Educación. Ayer varios centros educativos del Gran Santo Domingo recibieron las raciones alimenticias.

Lourdes Aponte
Santo Domingo, RD

Los centros educativos pertenecientes a diferentes puntos del Gran Santo Domingo comenzaron sus tandas completas, lo que implica la entrega del desayuno y el almuerzo escolar.

De las escuelas consultadas por  Listín Diario, explicaron que su almuerzo ha llegado en óptimas condiciones pero respecto al desayuno solo han tenido acceso a los líquidos, ya que los sólidos como pan, galletas y otros no han sido recibidos por los directivos para su posterior repartición al estudiantado.

El Instituto Tecnológico Unión Panamericana y su director Evangelista Batista, ha reportado recibir sus raciones alimenticias por parte de las empresas suplidoras que les corresponden, solo que en el desayuno recibió la leche y no la guarnición.

“Nosotros en el desayuno recibimos los líquidos, el almuerzo llega a las 12:20, le designamos esa hora porque llegaba más temprano y se enfriaba la comida”, comentó Batista.

El Unión Panamericana también cuenta con un sistema de agua con función de ósmosis inversa, este se encuentra establecido en el comedor correspondiente al área de técnico.

Batista explicó que no presentan problemas de mobiliario, pero que en la actualidad sí necesitan de dos maestros. Agregó que desde el Ministerio de Educación (Minerd) se realizan los esfuerzos de buscar personal para encargarse de las materias que aguardan por maestros.

“Aquí hacen falta dos docentes, una del área de administración y un profesor de francés en la parte académica, la solicitud se hizo y según tengo entendido ya se están trabajando con los expedientes de los postulantes para docentes”, habló Evangelista.

En la parte técnica de la institución educativa ya se ha implementado la utilización de pizarras inteligentes táctiles, las cuales ya están en funcionamiento en las aulas, estás son guiadas por los maestros de turno en el espacio educativo.

El plantel correspondiente al “académico” como es llamado la parte del Liceo Unión Panamericana, después de cuatro años aún espera la construcción de un comedor para su alumnado, los cuales han colocado varias sillas y mesas en uno de los pasillos que les sirve como un comedor improvisado. A pesar de la falta de espacio para comer, estos continúan recibiendo sus alimentos.

Liceo Juan Pablo Duarte

Con la energía característica de este plantel educativo, a la llegada de los medios del Listín Diario, estos son llamados por un profesor encargado para salir a realizar una hilera con sus instrumentos para comer a la mano y a la espera de que les llegué su turno, allí su director, Victorino Germosén, supervisa la actividad y vigila que el personal que se dedica a repartir las porciones lleve gorro en el pelo, guantes, bata y mascarilla.

Sepa más

Raciones completas.

El liceo Ramón Emilio Jiménez, ubicado en Santo Domingo Este, a diferencia de las escuelas mencionadas, tuvo sus raciones del desayuno completas. Sus estudiantes y docentes se encontraban recibiendo sus dotaciones alimenticias. Moro de gandules con pollo y ensalada era el almuerzo del que disfrutaban quienes se encontraban en las instalaciones.  “El almuerzo y el desayuno van muy bien gracias a Dios, tuvimos hoy pan como sólido del desayuno, llegaron ambos a tiempo”, dijo Alexandra Lucas, directora.

 

Cómo crear un buen ambiente en clase

Para la creación de un grupo sólido necesitamos de  un ambiente de aprecio y confianza. Y para ello es básico crear comunidad.

El sentimiento de pertenencia a un grupo y el de identidad son necesidades humanas básicas. Por el contrario, el rechazo sentido y la falta de integración van a ser una de las primeras fuentes de problemas. Para ello podemos realizar juegos que nos permitan conocernos e integrarnos en un ambiente de aprecio y confianza.

Otro punto importante es facilitar la comunicación, ya que ésta es un elemento esencial a la hora de la convivencia y en la resolución de conflictos de forma no-violenta, ya que el diálogo es una de sus principales herramientas. Desde las dinámicas de comunicación se pretende enseñar y aprender a desarrollar una comunicación efectiva que nos enseñe a dialogar y a escuchar.

La toma de decisiones por consenso será también muy importante, ya que implica que todo el mundo siente que se le ha escuchado y que su opinión se ha tomado en cuenta en la decisión final. La toma de decisiones por consenso también forma parte de un proceso. Hay que comenzar con temas, cosas y aspectos sencillos para, poco a poco, ir decidiendo sobre temas más importantes.

Trabajar la cooperación con determinadas técnicas y juegos nos permiten ver la diferencia como un valor y una fuente de enriquecimiento mutuo. Para ello hay que desarrollar actividades cooperativas, buscar formas de trabajo y aprendizaje cooperativo, encontrar alternativas a la típica dinámica de la clase.

Hacernos más accesibles como profesores: Si pretendemos que se produzca una comunicación fluida entre alumno y profesor, es necesario que ellos sientan que pueden hablar con nosotros sin barreras como la edad, la posición de poder que ocupamos, etc.

Sacar a los alumnos de la rutina y estimularlos con novedades será importante, ya que rompiendo los esquemas es más fácil que te presten atención, pues se mantienen a la expectativa de ver lo nuevo que se les ofrece.

Fuente: https://www.elauladepapeloxford.com/