Entradas

Juegos para enseñar los derechos y deberes de los niños

Es importante que se conozcan hasta dónde llegan los derechos y deberes de los niños, sus responsabilidades a fin de que sepan cuándo, cómo y dónde expresar un desacuerdo, reconocer una injusticia, impartir sus obligaciones y hacer uso de sus derechos.

Enseñar los derechos y deberes de los niños a través del juego es una manera de aprender jugando.

Porque todos los niños y niñas tienen el derecho a ser niños, a crecer y crearse a sí mismos, aprender a ser y a volar libres de miedos.

Te dejamos algunos juegos o actividades para el aula en las que podemos enseñar los deberes y derechos en la infancia y adolescencia.

¿Estoy de acuerdo o estoy en desacuerdo?

Este juego consiste en enunciar las siguientes afirmaciones a las que los niños deberán responder (sea por escrito o de forma oral) si están de acuerdo o no (y porqué) con dicha frase.

  • Creo que es mejor que los niños con dificultades en el aprendizaje asistan a una clase separada de aquellos que no tienen estas dificultades
  • Prefiero callar lo que pienso para no hacer “el ridículo” en público
  • Todos los niños deben jugar al fútbol mientras las niñas juegan a las muñecas
  • Los ricos merecen un trato privilegiado porque tienen más dinero que los pobres
  • Los pobres no merecen educación igualitaria
  • La maestra manda a sus alumnos y mi papá manda a mi mamá

Sin lugar a dudas, estas preguntas (y algunas que se pueden agregar según cada caso) traerán un gran debate entre los niños quienes, por cierto, aprenderán acerca de lo que “es correcto” y lo que “no lo es” en sociedad.

Recordando

Cada niño debe dibujar un recuerdo (puede ser agradable o desagradable). A continuación, entre todos los niños, deben debatir para reconocer qué derechos se han respetado en ese dibujo y cuales no.

Reconozcamos los derechos y su revés

La docente debe exponer cada uno de los derechos con un ejemplo y, a continuación, preguntarle a los niños o adolescentes ¿Dónde se encuentra la antítesis, es decir, el revés de este derecho (la falta del derecho)?

Hablando con imágenes

Se exponen sobre una pizarra varias imágenes (desnutrición infantil, maltrato, abuso, robo, etc). Luego se les pide a los niños que “escojan una imagen y mencionen qué les motivó para escoger esa imagen y qué es lo que en esa imagen no se está respetando (qué derecho específicamente).

La historia en torno a un derecho

Entre todos los niños escogen un derecho específico. Los niños se deben sentar formando un círculo. Luego uno de ellos, empieza escribiendo el principio del cuento en un papel. Éste no debe escribir más de un renglón. A continuación, cede la hoja a su compañero del lado derecho quien deberá continuar con la historia siempre teniendo en cuenta el derecho que se la elegido como consigna.

Cada niño debe relatar una parte de la historia hasta que, el último niño finalice el cuento y lea la historia escrita por todos.

Jugando a ser “como es otra persona”

Este juego consisten en que los niños se vistan, caminen y hablen por un rato (lo que dure el juego) como si fuesen otros. Así, los niños que usan gafas deben prestarlas a aquellos que no las necesitan, los niños delgados deberán usar camperas o algún abrigo de los niños obesos, etc. Si hubiera algún niño  ciego, se puede vendar los ojos a otros para simular la ceguera.  Luego de un rato, (y ya fuera del personaje) cada niño debe indicar las dificultades y ventajas que ha tenido siendo otra persona.

Derechos del niño actividades didácticas

Podemos aprender y enseñar los derechos fundamentales de los niños jugando con ellos, ya que es muy conocido, que la mejor forma de enseñar a los niños es a través del juego y esto ayudará a promover la convivencia ciudadana desde la infancia.

A continuación, te dejamos 4 juegos que hemos seleccionado para trabajar los 4 puntos de los derechos fundamentales de la infancia.

Juego de ROL

Trabajamos el primer punto de los derechos fundamentales de la infancia.

  • Todos los niños y niñas tienen los mismos derechos.
  • Eduquemos a los niños a no distinguir ente etnias, ni religiones, ni género.

Objetivo: El objetivo se basa en enseñarles que es la discriminación y cómo se sienten las personas que son tratadas de esta manera.

Reglas del juego: Para realizar este juego no se necesita un número mínimo de participantes, pero si es un grupo tiene al menos 5 niños será más divertido.

Cada uno de los niños llevará una pegatina en la espalda, que le asignará un rol que hará que los demás lo traten en consecuencia.

Él niño no podrá saber esa cualidad que lo define y nadie puede decírselo.

La finalidad del juego, consiste en mostrarnos cómo tratamos a las personas dependiendo de su raza, género, nivel adquisitivo o religión.

Al final del juego debemos “preguntarles” cómo se han sentido y que creen que hay que cambiar.

El Juego del lazarillo

Trabajamos el segundo punto de los derechos infantiles

  • El interés del niño será siempre a su favor ante cualquier ley o política.

Objetivo: Despertar su empatía y confianza.

Reglas del juego: Este juego solo necesita de 2 niños y si son más debe ser en pares.

Un niño tendrá los ojos tapados con un pañuelo, mientras el otro será su guía.

Con este juego se pretende, que los niños sean conscientes de la vulnerabilidad y lo importante que es contar con el apoyo de alguien.

El rol que desempeña cada niño se intercambiará, para que los dos puedan experimentar ambos escenarios.

Al final del juego, les preguntaremos cómo se han sentido en cada uno de los papeles.

Cambio de roles

Trabajamos el tercer derecho de los niños

  • Derecho a la vida, a la supervivencia y a un desarrollo adecuado.

Objetivo: Crear empatía, tolerancia y comprobar cómo se está desarrollando la conciencia del niño.

Reglas del juego: Hay que elegir una persona del grupo y comportarnos como ella.

Deben actuar lo mejor posible como la persona elegida. Lo ideal es que intercambiemos roles entre nosotros para descubrir cómo nos ve la otra persona y ser tolerante con la imitación.

Opinar, aprender y respetar

Finalmente trabajamos con esta actividad el cuarto de los derechos y deberes de los niños

  • Opinar y ser respetado en sus opiniones.

Objetivo: Aprender a opinar de forma desinhibida, asertiva y aprender a escuchar a los demás.

Reglas del juego: No hay un número mínimo para jugar, pero como se trata de opinar, si hay un mínimo 4 niños el juego más divertido.

Lo más difícil y más importante de esta actividad didáctica, es elegir las preguntas que sentarán la polémica.

Por ejemplo: Si pudieras ser otra persona ¿Quién serías?

Si fueras rico, ¿Cómo gastarías el dinero?


Los derechos de los niños en imágenes

A continuación os dejamos alguna láminas encontradas en la red con las que podemos decorar el aula y enseñar a los niños todos los derechos reconocidos.

derechos de los niños, deberes de los niños

Derechos de los niños en imágenes

También pueden descargar los derechos de los niños en imágenes para poder colorearlos y aprenderlos

Recuerda:

El día 20 de Noviembre se celebra el día Internacional de los derechos del niño.

La niñez es una etapa muy especial en la vida de las personas, es un camino de crecimiento, desarrollo y evolución que conlleva múltiples experiencias de aprendizaje de diverso índole y que constituye las bases del futuro personal.

Prestar atención a esta etapa de la vida es fundamental, ya que las experiencias vividas  y los aprendizajes creados en este periodo van a determinar el tipo de persona en que se convertirán los niños y niñas, marcando la personalidad, las emociones, las capacidades y habilidades para enfrentarse a los retos de la vida.

Es una labor de toda la sociedad garantizar los derechos de los niños y niñas, preocuparnos por dotar a los más pequeños de una infancia sana y feliz que sea la base de su bienestar personal y del consiguiente bienestar social.


Derechos fundamentales de los niños

Los cuatro derechos fundamentales de los niños sobre los que se rigen los derechos de los niños y niñas son

  1. Los niños y niñas no deben sufrir discriminación.
  2. El interés del niño debe ser lo más importante cuando se tomen decisiones que le afecten.
  3. Todos los niños y niñas tienen derecho a la supervivencia y el desarrollo; esto incluye el derecho al bienestar mental y físico.
  4. Los niños y niñas tienen que expresar sus puntos de vista y siempre tienen que tomarse en consideración sus opiniones en los temas que les afectan.

¿Cuáles son los derechos de los niños y niñas?

Los niños y niñas tienen el derecho a ser niños, para poder crecer en armonía y ser personas felices y sanas. Recopilamos los derechos más importantes que les permiten vivir una infancia alegre y feliz

  1. Derecho a la vida y a la salud.
  2. Derecho al juego y la diversión.
  3. Derecho a opinar.
  4. Derecho a tener una familia.
  5. Derecho a la protección contra el  trabajo y el maltrato infantil.
  6. Derecho a un nombre y una nacionalidad
  7. Derecho a disfrutar y conocer la cultura.
  8. Derecho a la alimentación  y la nutrición
  9. Derecho a vivir en armonía.
  10. Derecho a la educación

Los deberes de los niños

Acabamos de repasar los derechos de los niños y niñas, pero también es importante que ellos conozcan las obligaciones o deberes de los niños y niñas nivel social.

Estos son los 9 deberes de los niños principales:

  1. Tener respeto por sus semejantes. Respetar a los demás sin importar su sexo, raza o país de procedencia, la condición económica o alguna discapacidad o impedimento físico o mental.
  2. Tener respeto por los mayores. Ya sean familiares, docentes o incluso desconocidos.
  3. Proteger y promover los cuidados del medio ambiente y respetar la naturaleza.
  4. Respetar las opiniones y costumbres de otros ya sean niños o adultos.
  5. Los niños también deben respetar las conversaciones de los adultos.
  6. Cuidar su cuerpo, pensamientos y sentimientos.
  7. Deben decir siempre la verdad y actuar con justicia.
  8. Tener una conducta adecuada tanto en el hogar como en la escuela.
  9. Ayudar en los quehaceres del hogar.

Fuente: https://educayaprende.com/

Cómo hacer que los deberes no te den tanto trabajo

Los deberes son el modo que los profesores tienen de evaluar cuánto comprendes de lo que se está viendo en clase. Pero, por momentos, pueden resultar abrumadores. Afortunadamente, puedes hacer algunas cosas para que los deberes no te den tanto trabajo.

Haz un plan para los deberes

Comprende la tarea. Escríbela en un anotador o planificador, y no tengas miedo de hacer preguntas sobre lo que se espera. Es mucho más fácil tomarte un minuto para preguntarle al profesor durante la clase o después de ella que esforzarte por recordarlo esa noche.

Si tienes muchos deberes o actividades, pregunta cuánto tiempo debería llevarte hacer un trabajo en particular. De esta forma, puedes administrar tu tiempo.

Comienza inmediatamente. Los deberes no siempre tienen que hacerse en el hogar. Aprovecha las horas de estudio o cualquier otro momento que tengas durante el día escolar. Cuanto más hagas en la escuela, menos tendrás que hacer por la noche.

Administra tu tiempo. Si no terminas los deberes en la escuela, piensa cuánto te falta completar y qué otras cosas tienes que hacer ese día. La mayoría de los estudiantes de secundaria tienen entre 1 y 3 horas de deberes por noche. Si es un día en el que tienes muchos deberes, tendrás que dedicarles más tiempo. Armar un horario para los deberes es una gran idea, especialmente si practicas deportes, tienes otras actividades o tienes un trabajo después de la escuela.

Fíjate dónde trabajas

Cuando te sientas a hacer los deberes o estudiar, ¿dónde lo haces? ¿Frente al televisor? ¿En la cocina, con el ruido de los platos y las peleas de tus hermanos?

Busca un lugar tranquilo para concentrarte. La mesa de la cocina tal vez era un buen lugar cuando eras más pequeño y tus deberes no requerían mucha concentración. Pero ahora será mejor si puedes encontrar un lugar para alejarte del ruido y las distracciones, como una habitación o estudio.

Evita estudiar en la cama. Siéntate en un escritorio o una mesa donde puedas colocar tu computadora y trabajar cómodamente. Deja los dispositivos mientras estudias. Si tienes el teléfono en un lugar donde puedes verlo, puede distraerte. Y entonces, los deberes te llevarán más tiempo.

Ponte a trabajar

Haz primero los trabajos más complicados. Es tentador comenzar con lo más fácil para sacártelo de encima. Pero cuando comienzas a trabajar tienes más energía y concentración. Usa ese poder mental para las asignaturas que te resultan más complicadas. Más tarde, cuando estés más cansado, puedes concentrarte en cosas más sencillas.

Continúa trabajando. Si te trabas con algo, intenta resolver los problemas de la mejor manera posible, pero no les dediques demasiado tiempo porque esto puede retrasar el horario de tus deberes para el resto de la noche. Si necesitas ayuda, pídesela a un adulto o a un hermano. O comunícate con un compañero de clase. Pero no escojas a alguien con quien te quedarás chateando toda la noche. De lo contrario, nunca terminarás los deberes.

Descansa. La mayoría de las personas tienen períodos de atención cortos. Si te sientas durante mucho tiempo sin estirarte ni relajarte serás menos productivo que si te detienes cada tanto. Tomarse un descanso de 15 minutos por hora es una buena idea para la mayoría de las personas. (Si estás realmente concentrado, espera hasta que sea un buen momento para detenerte).

Todo listo para la entrega

Una vez que termines de hacer los deberes, colócalos en tu mochila. No hay nada peor que haber terminado un trabajo y no encontrarlo a la mañana siguiente. Ahora tienes tiempo para hacer lo que desees, sin la culpa de tener trabajos pendientes.

Pide ayuda cuando la necesites

Aunque prestes atención en clase, estudies para las evaluaciones y hagas los deberes, algunas asignaturas tal vez te resulten muy difíciles. Seguramente esperes que todo se vuelva más sencillo, pero en la mayoría de los casos, esto no ocurre.

Lo que sí les ocurre a muchas personas es que trabajan cada vez más arduamente y se retrasan más y más. No hay nada de malo en pedir ayuda. No todos entienden todo.

Comienza con tu profesor o tutor. Algunos profesores trabajan con los estudiantes antes o después del horario escolar para explicarles las cosas más claramente. Pero, ¿qué puedes hacer si no te sientes cómodo con tu profesor? Si la escuela es grande, tal vez haya otros profesores que sepan la misma asignatura. A veces, que una persona te explique algo de otra manera es suficiente.

Pídele ayuda a un compañero. Si conoces a alguien que sea realmente bueno en una asignatura, pregúntale si pueden estudiar juntos. Esto te puede ayudar, pero recuerda que las personas que entienden una asignatura no siempre la explican bien.

Busca un tutor. Necesitarás hablar con un adulto sobre el tema porque contratar un tutor cuesta dinero. Los tutores van a tu casa o se reúnen contigo en otro lugar, como una biblioteca o un centro de tutoría. Trabajan con los estudiantes para revisar y explicarles las cosas que les enseñaron en clase. Esto te da la oportunidad de hacer preguntas y trabajar a tu propio ritmo. Si estás interesado, tu profesor o tu consejero te pueden ayudar a encontrar un tutor.

Fuente: KidsHealth

Revisado por: D’Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: octubre de 2017

Por qué fregar, tirar la basura o poner la mesa hará que tu hijo tenga más éxito en la vida

Justo en el momento en el que estamos a punto de despedir del año y aún con la pandemia del Covid-19 entre nosotros, no está de más recordar una de las conclusiones a las que llegó la gran investigación científica del Harvard Grant Study, uno de los estudios longitudinales más completos de la historia, y sobre el que se basa el libro «Cómo criar un adulto», de Julie Lythcott-Haims, de la Universidad de Stanford.

Una de las conclusiones a la que llegaron los investigadores, que se centraron en analizar desde 1938 las claves para llevar una vida saludable y feliz, tiene que ver con la infancia. Y en un momento de crisis económica y social como el actual, en el que los padres están muy preocupados por el futuro de sus hijos y que ni siquiera saben si podrán acceder a un puesto de trabajo, recordamos esta charla TED que la experta ofreció en 2016 y que vuelve a tomar impulso.

Lythcott-Haims, licenciada en Derecho por Harvard, en su charla «Cómo criar hijos exitosos» recuerda que es un error criar a los hijos pensando solo en sus notas y resultados que obtengan de aquello que tenga que ver con su vida académica. Así, aconseja a los padres inculcar un mayor interés en sus pequeños en otras cosas «como el amor y las tareas domésticas» para poder construir «una base para su éxito».

«En el estudio de Harvard, se encontró que el éxito profesional en la vida, que es lo que queremos para nuestros hijos, viene de hacer tareas domésticas en la niñez, y entre más temprano se inicie, mejor», recuerda la experta. Es decir, el «arremángate y ayuda» –recuerda Lythcott-Haims– es un pensamiento clave que adopta el ser humano y que se traduce en que los trabajos o tareas desagradables hay que hacerlas. Se trata de una mentalidad basada en la cultura del esfuerzo individual para la mejora común, «que es lo que te hace sobresalir en el lugar de trabajo», recuerda la experta.

«Sin embargo –continúa– absolvemos a nuestros hijos de hacer trabajo en casa y luego terminan como adultos en el lugar de trabajo a la espera de una lista que no existe. Y lo más importante: carecen del impulso, del instinto de arremangarse y ayudar. De mirar alrededor y preguntarse, ¿cómo puedo ser útil a mis colegas?». Los profesionales con éxito se preguntan: «¿Cómo puedo anticiparme a lo que podría necesitar mi jefe?», recuerda Lythcott-Haims.

El segundo hallazgo del estudio, y que también tiene mucho que ver con la crianza de los hijos, es que la felicidad en la vida viene del amor, no al trabajo, sino del amor de los seres humanos (pareja, familia, amigos…). «Así que en la infancia tenemos que enseñar a nuestros hijos a amar y no pueden amar a los demás si no se aman a sí mismos en primer lugar, y no van a amarse a sí mismos si no les podemos ofrecer amor incondicional», asegura.

Fuente: https://www.abc.es/

Deberes y funciones de los docentes

Al realizar su trabajo el docente debe cumplir con una serie de requisitos que no puede obviar para poder desarrollar su trabajo con eficiencia. 

Es conveniente recordar algunos de los deberes y funciones del personal docente como una forma de contribuir con el buen desenvolvimiento de las escuelas y liceos.

Estamos claros que los docentes son entes moderadores de las conductas de los estudiantes y con el ejemplo deben enseñarles los niveles de responsabilidad que deben mostrar en la sociedad.

Cumpliendo con estos derechos y funciones te proyectas en tu trabajo como una persona responsable, merecedora del lugar que ocupas en una sociedad de constantes cambios en todas las áreas.

A continuación te dejamos una serie de deberes y funciones que sin lugar a dudas te ayudarán a mantener niveles de responsabilidad adecuados a la labor que realizas en tu centro educativo.

A.        Deberes

  • Asiste a su lugar de trabajo
  • Se presenta puntualmente a su trabajo
  • Cumple con su jornada laboral
  • Muestra respeto por las personas que visitan el centro
  • Muestra respeto por los estudiantes
  • Muestra respeto por las personas que laboran en el centro
  • Muestra respeto por las instalaciones del centro
  • Promueve y cuida la imagen institucional del centro
  • Muestra respeto por los materiales y equipos del centro
  • Muestra dominio de los dispositivos legales relacionados con la labor técnico-
    pedagógica y administrativa
  • Cumple con las normas emanadas del Ministerio de Educación
  • Desarrolla su práctica, según diseño curricular
  • Aporta soluciones a situaciones problemáticas que se le presenta

B.        Funciones

  • Planifica el proceso de enseñanza-aprendizaje
  • Realiza la recuperación o activación de conocimientos previos
  • Asigna y corrige la tarea
  • Realiza la evaluación, según currículum y tiempo establecidos
  • Entrega resultados de evaluación, según lo establecido
  • Realiza retroalimentación a partir de los resultados de la evaluación
  • Elabora materiales didácticos
  • Diseña proyectos de investigación
  • Diseña proyectos de desarrollo estudiantil
  • Diseña proyectos de desarrollo comunitario
  • Diseña y aplica instrumentos de investigación
  • Apoya la elaboración de horarios docentes
  • Diseña y desarrolla tutorías
  • Diseña y desarrolla procesos de nivelación académica
  • Diseña y desarrolla procesos de reforzamientos
  • Diseña y desarrolla eventos relacionados con su campo de ejercicio
  • Diseña y desarrolla procesos de superación profesional
  • Diseña y desarrolla prácticas innovadoras
  • Apoya el acto a la bandera
  • Asiste y apoya las reuniones docentes
  • Remite estudiantes al Departamento de Orientación
  • Remite estudiantes a la Coordinación Docente
  • Otras que le sean asignadas por las instancias correspondientes

 

Fuente. educando.edu.do

Derechos y deberes fundamentales y ambientales

Los derechos humanos y fundamentales están plasmados en la Constitución, los tratados internacionales y las leyes. Son libertades y facultades inherentes al ser humano como consecuencia de su dignidad.

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Dentro de los contenidos elaborados para el proyecto educativo Semana de la Geografía, se encuentra el tema: “Derechos y deberes fundamentales y ambientales: un llamado a la acción”, bajo la autoría del Defensor del Pueblo.

A modo de introducción, el Defensor señala que: “Los derechos humanos y fundamentales son aquellas libertades y facultades inherentes al ser humano como consecuencia de su dignidad y reconocidas progresivamente por los Estados. Estos derechos están plasmados en la Constitución, los tratados internacionales y las leyes”.

Este tema recopila los derechos fundamentales consagrados por la Constitución, derechos económicos y sociales, derechos culturales y deportivos, derechos colectivos y del medio ambiente.

Derechos fundamentales consagrados por la Constitución:

  • Artículo 37: Derecho a la vida. Este derecho es inviolable desde la concepción hasta la muerte.
  • Artículo 38: Dignidad humana. El estado se fundamenta en el respeto a la dignidad de la persona y se organiza para la protección real y efectiva de los derechos fundamentales que le son inherentes.
  • Artículo 39: Derecho a la igualdad. Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, reciben la misma protección y trato de las instituciones, autoridades y demás personas y gozan de los mismos derechos.
  • Artículo 40: Derecho a la libertad y seguridad personal. Toda persona tiene derecho a la libertad y seguridad personal.
  • Artículo 41: Prohibición de la esclavitud. Se prohíben en todas sus formas, la esclavitud, la servidumbre, la trata y el tráfico de personas.

Los derechos económicos y sociales:

  • Artículo 50: Derecho a la libertad de empresa. El estado reconoce y garantiza la libre empresa, comercio e industria. Todas las personas tienen derecho a dedicarse libremente a la actividad económica de su preferencia, sin más limitaciones que las prescritas en la Constitución y las que establezcan las leyes.
  • Artículo 52: Derecho a la propiedad intelectual. Se reconoce y protege el derecho a la propiedad exclusiva de las obras científicas, literarias, artísticas, invenciones e innovaciones, denominaciones, marcas, signos distintivos y demás producciones del intelecto humano por el tiempo, en la forma y con las limitaciones que establezca la ley.
  • Artículo 53: Derechos del consumidor. Toda persona tiene derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, a una información objetiva, veraz y oportuna sobre el contenido y las características de los productos y servicios que use o consuma, bajo las previsiones y normas establecidas por la ley.
  • Artículo 54: Seguridad alimentaria. El Estado promoverá la investigación y la transferencia de tecnología para la producción de alimentos y materias primas de origen agropecuarios, con el propósito de incrementar la productividad y garantizar la seguridad alimentaria.

Derechos culturales y deportivos:

• Artículo 64: Derecho a la cultura. Toda persona tiene derecho a participar y actuar con libertad y sin censura en la vida cultural de la Nación, al pleno acceso y disfrute de los bienes y servicios culturales, de los avances científicos y de la producción artística y literaria.
• Artículo 65: Derecho al deporte. Toda persona tiene derecho a la educación física, al deporte y la recreación.

En este renglón tenemos los reconocidos por la Constitución de la República en los artículos 66 y 67:

  • Conservación del equilibrio ecológico, de la fauna y la flora.
  • Protección del medio ambiente.
  • La preservación del patrimonio cultural, histórico, urbanístico, artístico, arquitectónico y arqueológico.
  • También en ese renglón están: los recursos naturales (Art.14), recursos hídricos (Art.15), áreas protegidas (Art.16), servicios públicos (Art.147), entre otros.
  • Defender y honrar la memoria de los Padres de la Patria (Artículo 75).
  • Respetar y honrar los Símbolos Patrios (Artículo 75).

Tres delitos ambientales plasmados en la Ley (64-00)

  • Cazar o capturar especies protegidas o en peligro de extinción, por ejemplo, tortuga carey, gavilán de la Española, jutía, cotorra, iguana, ballena jorobada, manatí, solenodonte, entre otros.
  • Usar instrumentos que dañen la flora o la fauna, por ejemplo, explosivos o el chinchorro de arrastre.
  • Verter sustancias líquidas, gaseosas o sólidas, tóxicas o peligrosas a la atmósfera, el suelo o ríos.

libroconst_2011_final