Entradas

10 curiosidades sobre República Dominicana

República Dominicana es un país americano que tiene alrededor de 10 millones de habitantes. Con capital en Santo Domingo es una isla situada en el mar Caribe de importancia turística; alcanzó su independencia en el siglo XX y tiene una extensión de unos 50.000 kilómetros cuadrados. Veamos 10 curiosidades sobre República Dominicana.

1- República Dominicana tiene la mayor economía de América Central y el Caribe.

2- Su capital Santo Domingo fue fundada en el siglo XV y fue un modelo en el que se fijaron el resto de ciudades de América para construirse.

3- El béisbol es su deporte nacional habiendo dado a algunos de los mejores jugadores de la historia.

4- Las playas de Punta Cana se consideran entre las mejores del mundo recibiendo millones de turistas cada año.

5- La primera universidad de América fue creada el año 1538 en Santo Domingo.

6- Son los creadores de los géneros musicales del merengue o la bachata.

7- El nombre del país se debe al Santo Domingo de Guzmán, creador de la orden de los dominicos.

8- Es la décima isla más poblada del mundo.

9- Fue uno de los primeros lugares descubiertos por Cristóbal Colón en su primer viaje a América.

10- Es el destino más visitado de todo el Caribe.

Fuente: criticalandia.com

 

 

 

 

 

 

Booktubers, fomentando la lectura entre los más jóvenes

Todos conocemos —o hemos oído hablar— del fenómeno de los YouTubers, gente capaz de ofrecer contenido en vídeo que es seguido por millones de personas en todo el mundo. Hay cientos de profesores ‘youtubers’, y en los últimos tiempos se está abriendo un nuevo género de estos curiosos creadores de contenido: los booktubers, usuarios que crean sus propios vídeos hablando de literatura, recomendaciones y reseñas sobre lo último que han leído. Y se están convirtiendo en piezas esenciales a la hora de fomentar la lectura entre los más jóvenes.

De los primeros ‘youtubers’ a la actualidad

Era febrero de 2005 cuando tres jóvenes crearon YouTube, una plataforma en la que cualquiera podía subir un vídeo y compartirlo con sus contactos que con el paso de los años se ha convertido en un elemento imprescindible de la Internet moderna. Tan fundamental que algunos son capaces de generar grandes cantidades económicas al año, moviendo millones de de seguidores por todo el mundo.

Mientras los temas que suelen tratar se refieren, generalmente, al ocio y el entretenimiento (videojuegos, curiosidades, etc.), en los últimos años han empezado a surgir otro tipo de youtubers que tienen mucho que ver con el mundo de la educación. Sirva como ejemplo el caso de David Calle con UNICOOS, uno de los 10 finalistas del Global Teacher Prize 2017 y cuyo eje fundamental de trabajo es el mundo de vídeo a través de Internet; sin embargo, no es el único ejemplo de ‘youtuber temático’.

Lo fácil que es grabar nuestros propios vídeos ha permitido que cualquiera pueda exponer sus inquietudes y aficiones en la red, y esto ha hecho que aparezcan multitud de usuarios que tratan temáticas más específicas. En concreto, los booktubers son aficionados amantes de la lectura y la literatura, cuyo cometido es enseñar a su público qué leen, sus opiniones y recomendaciones.

Tocando nuevos temas: así son los booktubers

Mientras un aficionado a los videojuegos muestra sus partidas, analiza jugadas y estrategias o desmenuza los detalles de las últimas novedades, un booktuber indaga en los argumentos de un nuevo libro y en sus personajes. Tanto grandes clásicos como títulos más modernos, todo según la óptica del propio booktuber y su estilo.

Al igual que ocurre con otros youtubers, los booktubers tratan el mundo de los libros de una forma muy diferente a la visión más tradicional. El contenido que crean es mucho más dinámico y cercano al espectador, lo cual les permite llegar a una mayor masa de jóvenes. Los tiempos han cambiado y hemos de reconocer que para los jóvenes escolares del siglo XXI, Internet es el lugar donde recibir información. Los periódicos, revistas especializadas u otros medios han quedado obsoletos.

Existen vídeos temáticos, conexiones entre diferentes booktubers que por ejemplo tratan el mismo libro pero desde dos opiniones diferentes, vídeos en directo a través de las plataformas que lo permiten (como Periscope, Facebook Live, etc.) o incluso concursos, quedadas y reuniones. Se ignora el lenguaje más técnico y profundo con el objetivo de llegar al público joven, siendo más coloquial tanto en la palabra como en el trato.

Uno de los ejemplos de booktuber que mayor éxito ha tenido es el de Javier Ruescas, licenciado en periodismo y nacido en 1987, que cuenta con más de 185 mil seguidores en su canal en YouTube. Aunque comenzó a escribir en 2002, desde 2010 compatibiliza la labor de booktuber con la redacción de sus propias obras de literatura juvenil como Play o Pulsaciones o las más recientes Electro, Aura, Némesis y Latidos, que han cosechado gran éxito tanto entre sus seguidores como entre la comunidad de jóvenes aficionados por la lectura.

Al igual que sucede con otras categorías de youtubers, la clave en los booktubers está en esa cercanía a su público y en los nuevos contenidos y formatos que han sabido capaces de crear y poner en marcha. No vale sólo con grabarse a si mismos hablando a cámara, recitando un texto previamente preparado; los booktubers improvisan bajo guiones muy poco específicos e incluyen coloquialismos. Y por supuesto no sólo estamos ante reseñas de libros: también llevan concursos, retos o curiosidades del mundo de la literatura directamente a las pantallas de los espectadores.

La influencia de los booktubers en la industria del libro

Al igual que sucedió con otros segmentos del mercado, los booktubers están siendo esenciales en la industria del libro. Y no es un fenómeno recién aterrizado en la sociedad: medios como El País se refirieron a los booktubers en 2014, y lo mismo ocurrió con ABC en 2016, con El Confidencial o, más recientemente, también La Vanguardia.

Estos artículos de los medios generalistas nos permiten intuir que el fenómeno booktuber ha llegado para quedarse, y que su repercusión para las editoriales es más que significativa. Según el artículo de La Vanguardia, la crítica positiva de un libro por parte de un booktuber puede llegar a aumentar el 20% las ventas de ese libro en la plataforma Amazon.

Más allá de la importancia que este dato pueda tener para las editoriales, plenamente conscientes de lo que los booktubers pueden aportar a su negocio, esto también significa que existe un gran movimiento e interés por parte de la sociedad en general, y de los jóvenes en particular. Los canales tradicionales (revistas especializadas, dominicales, etc.) están obsoletos y el público busca otros medios en los que informarse.

La sociedad continúa interesada en la lectura, pero ahora los medios han cambiado y parte de la culpa está en todos esos booktubers que están despertando el interés por leer. Y en España hay muchos jóvenes con miles de seguidores a sus espaldas: sirva como ejemplo esta lista de Julián Marquina que ofrece un ranking con los 10 booktubers españoles con mayor número de seguidores, esta amplísima selección de Mariana Eguaras o esta otra de Melani Coyoy. O incluso un vídeo de una booktuber, las Palabras de Fa, que recomienda booktubers:

9 datos curiosos sobre la Luna que quizás no conocías

Laura Vidal

¿A quién no le gusta ver la luna brillando en el cielo y sorprenderse cada día de su belleza? Si te gusta disfrutarla, y eres de esas personas que cada mes esperan ansiosos la luna llena, te encantará conocer estos 12 datos curiosos sobre ella.

  1. Ha llegado más gente a la luna que a las profundidades de los océanos

Posiblemente pienses que llegar a la luna es terriblemente complicado, y eso es cierto. Pero también lo es el hecho de que existen zonas de nuestro planeta que han sido más difíciles de explorar que el espacio exterior.

Mientras que a la luna se estima que han llegado más de 12 hombres*; al fondo del océano solo han accedido tres. Los primeros de ellos fueron Don Walsh y Jacques Piccard, en 1959, y nadie volvió a llegar a las profundidades hasta medio siglo después. “No tuvimos la misma suerte que los astronautas”, comentó Walsh en un reportaje hace pocos años, refiriéndose a que su hazaña, tanto o más difícil, nunca tuvo la misma fama mediática.

*Nota: existe una controversia sobre cuántos hombres han pisado la luna, porque algunas personas sostienen, con diferentes fundamentos científicos, que el promocionado primer viaje a nuestro satélite no ha sido real.

  1. La última persona que pisó la Luna lo hizo en 1972

La mayoría de las personas recuerda o sabe que el 20 de julio de 1969 se produjo la primera llegada del hombre a la Luna, y tal vez muchos piensan que fue la única, y otros, que desde ese momento los astronautas llegan a ella con frecuencia.

Ninguna de las dos es cierta: la realidad es que 12 astronautas más pisaron el satélite, pero todos en muy pocos años. El último lo hizo en 1972. Luego, los países con un mayor desarrollo en viajes al espacio, como Estados Unidos y Rusia, dejaron de enviar misiones tripuladas, principalmente por razones económicas.

  1. En la luna no hay viento ni sonido

La atmósfera de la luna es demasiado liviana, por eso, el viento no puede correr y el sonido tal como lo conocemos no tiene donde propagarse. Ésta es una de las razones por las cuales la llegada del hombre a la luna en 1969 es cuestionada: se cree que la bandera no podría flamear, sin viento, como se ve puede observar en los videos.

  1. La superficie de la luna es más pequeña que Asia

Sabemos que la luna es mucho más grande que como la vemos, pero eso tampoco debe llevarnos a pensar que es enorme: con 38 millones de kilómetros cuadrados de superficie, es más pequeña que el continente asiático.

  1. Selenofobia

Algunas personas tienen fobia a la luna, o un miedo irracional a verla o a percibir su luz. En los casos graves, puede llevar a que estas personas cierren por la noche todas las ventanas de su casa para que no ingrese la luz de la luna, y a no salir de su casa por las noches.

  1. La Luna se aleja de nosotros 3,8 centímetros al año

Cada día la luna está más lejos de nosotros que el anterior. El satélite se aleja a una media de 3,8 centímetros de la Tierra cada año.

  1. En la luna no se puede silbar

Las mismas características que hacen que en la luna no haya viento ni sonido harían, por razones obvias, que silbar en ella fuera imposible. De todos modos, ningún humano podría intentarlo porque, por las condiciones atmosféricas, nadie podría sobrevivir en ella sin traje, ya que inmediatamente la sangre de un humano en la luna comenzaría a hervir. Pero silbar dentro de un traje espacial tampoco es posible, porque no hay suficiente aire en el casco para que el sonido se escuche.

  1. La explosión más potente pudo verse sin telescopio

La mayor explosión registrada en la luna fue el 11 de septiembre de 2013, y estuvo provocada por el impacto de un meteorito sobre ella. Tuvo una fuerza equivalente a la que tendrían 15 toneladas de TNT en la Tierra, por eso los expertos aseguran que alguien que estuviera mirando la luna a simple vista en ese momento debería haber notado algo extraño.

  1. Los humanos ya dejamos basura en la Luna

Los seres humanos dejamos basura en cada lugar que pisamos, e incluso en los que no. La luna no es la excepción. En 2012 la NASA anunció que dos naves no tripuladas, de tamaño similar al de una lavadora, se estrellaron en la luna porque su combustible les impedía realizar nuevas misiones. Esta chatarra permanece en la superficie lunar, y es muy poco probable que algún día sea retirada de allí.

Fuentes: labioguia.com