Entradas

30 cosas que toda niña necesita escuchar mientras crece

Las palabras importan y, cuando eres madre, tienen muchísimo más valor. Es importante pensar el impacto que tiene el lenguaje en la vida de nuestras hijas. Estas frases para empoderar a las niñas son un gran herramienta para combatir la falta de autoestima, el machismo y la decepción. El poder femenino está en alza, ¡sé parte del cambio!

#1 Orgullo

<<Sé tú misma y siéntete orgullosa de quién eres>>.

#2 Aceptación

<<Quien te acepte, te aceptará como eres. ¡No cambies!>>.

#3 Equivocación

<<Es importante aprender a decir ‘tienes razón’ cuando uno está equivocado>>.

#4 Vibras positivas

<<Ser positiva es clave para cambiar tu realidad>>.

#5 Descubrirse

<<Conoce tus límites>>.

#6 Conformidad

<<No te conformes, pero disfruta de los logros que consigues>>.

#7 Objetivos

<<Para avanzar, hay que tener objetivos (no importa lo pequeño que sean)>>.

#8 Sin miedo

<<No tengas miedo de expresarte>>.

#9 Negación

<<Recuerda: está bien decir ‘NO’>>.

#10 Maternidad

<<Ser madre no es una obligación. Es una elección>>.

#11 Volar

<<¡Qué nadie te corte las alas! (Ni siquiera yo, tu madre)>>.

#12 Risa

<<Después de un mal día, refúgiate en el humor>>.

#13 Egocentrismo selectivo

<<A veces hay que ser un poco egoísta, ¡y eso no es malo!>>.

#14 Independencia

<<Busca ser independiente: es lo más cercano a la libertad>>.

#15 Caída

<<Permítete un día (o una semana) de sofá, películas y helado>>.

#16 Tristeza

<<Está bien sentirse mal>>.

#17 Abajo el machismo

<<’Eso es de hombres’ es una frase que NO tiene validez>>.

#18 Perfecta en tu imperfección

<<Eres perfecta por ser fiel a ti misma>>.

#19 Errores

<<Los errores son aceptables, siempre y cuando aprendas de ellos>>.

#20 Sin excusas

<<Que tu paciencia sea una virtud, no una excusa para no actuar>>.

#21 Luchar

<<Es MUY difícil saber lo que quieres. Lo importante es seguir luchando para descubrirlo>>.

#22 Llegar más allá

<<La clave para llegar lejos: el trabajo duro y las herramientas que da el conocimiento>>.

#23 Soñar

<<La imaginación y los sueños no tienen edad>>.

24 Traición

<<No te traiciones nunca, por nada ni por nadie>>.

#25 Elige tu destino

<<Nadie puede imponerte que la casa y los hijos sean tu mayor responsabilidad>>.

#26 No al patriarcado

<<Lucha contra la opresión machista>>.

#27 Enojo

<<No tomes decisiones mientras estás enfadada>>.

#28 Para pagar tus sueños

<<Ahorra, aunque sea un poquito cada mes>>.

#29 ¡Tú puedes!

<<Nadie podrá convencerte de que no eres capaz de hacer algo, si tú crees que sí>>.

#30 Sin ataduras

<<No le debes NADA a NADIE>>.

Fuente: vix.com

6 importantes consejos de Ranjitsinh Disale, el mejor profesor del mundo 

Ranjitsinh Disale fue el ganador del Global Teacher Prize 2020, quien ha transformado a toda una comunidad gracias a su gran trabajo como docente. Aquí cuenta algunas lecciones para lograrlo. 

Ranjitsinh Disale tiene una declaración de principios, que ha repetido en cada entrevista que ha dado desde que se convirtió –en diciembre de 2020– en el ganador del Global Teacher Prize: “Como maestros, nos tenemos que enfocar más en los estudiantes y en sus experiencias de aprendizaje; escucharlos e ir mejorando nuestros métodos de enseñanza”.

Bajo esa premisa y con la idea de que los estudiantes son los principales –y más importantes– editores de una clase, Ranjitsinh fue parte de un encuentro virtual, que se realizó el 9 de junio y que sirvió para que compartiera con miles de docentes chilenos, sus principales lecciones o recomendaciones para enfrentar los procesos de enseñanza, a pesar de las dificultades.

El encuentro con Ranjitsinh también sirvió para iniciar la campaña de una nueva edición del Global Teacher Prize Chile. Por sexto año consecutivo, la invitación es a nominar a esos docentes que han estado más presentes que nunca o postular, si eres docente y quieres que tu trabajo sea reconocido por millones de personas.

De ese gran encuentro virtual, sacamos estos 6 consejos que pueden ser útiles para cualquier docente del mundo: 

  1. Entender el contexto de cada estudiante

Ranjitsinh llegó en 2009 a la escuela primaria Zilla Parishad, ubicada en Paritewadi, una pequeña aldea de India, donde no es costumbre que las niñas vayan al colegio, porque son obligadas a casarse desde muy jóvenes. El profesor cuenta que cuando llegó, no asistía ni una alumna y le tocó ir puerta a puerta, para conocer cada realidad.

“Después de 6 meses, en que estuve pasando todos los días para insistir que los niñas tenían que ir al colegio y para entender los distintos contextos, los padres empezaron a llevarlas a la escuela. Pero tuve problemas de comunicación, porque todos hablaban dialectos distintos al mío”, recuerda el profesor.

En el proceso de ir adaptando sus estrategias en función de las necesidades, vio los grandes beneficios que le daba cambiar sus contenidos en función de las necesidades de la escuela y sus estudiantes.

  1. ¡La tecnología es una GRAN aliada!

La mayoría de las estudiantes de Ranjitsinh venían de comunidades tribales y el plan de estudios no estaba adaptado al idioma principal de sus estudiantes, el kannada. Entonces, después de un largo periodo de aprendizaje –en que el profesor aprendió la lengua tribal– adaptó todo los libros y agregó códigos QR a cada página, que incorporan audios con historias y muchas otras actividades, para complementar y lograr que el contenido sea más dinámico.

“La pandemia nos ha enseñado lo importante que es la tecnología, para que los niños puedan seguir aprendiendo. Además, con la tecnología ayudo a mis estudiantes a aprender por su cuenta; esa es la gran herramienta que brinda la tecnología”, asegura el mejor profesor del mundo.

Ranjitsinh hace especial hincapié en que la tecnología hay que adaptarla según el contexto de cada escuela  y en base a eso, trabajar. Por eso, él optó por los códigos QR, para poder realizar lecciones dinámicas a través de los libros creados por él y que de esta forma, sus estudiantes sigan aprendiendo a pesar de los problemas de conectividad que puedan tener.

  1. Estudiantes, padres y docentes, son los pilares de la educación

“En mi escuela, fue clave el apoyo de los padres para el aprendizaje de mis estudiantes, especialmente en un contexto como el que he contado. Si los familiares no se comprometen con la educación de sus hijos, no importan mis esfuerzos”, asegura Ranjitsinh.

Por eso, para Ranjitsinh ha sido clave trabajar siempre a la par con las familias y hacerlos parte de los procesos del aprendizaje. El profesor menciona que algunas veces, la escuela también se ha convertido en un espacio de aprendizaje para ellos y –especialmente– para él, como docente. Esa comunicación ha sido clave para enfrentar de mejor manera cada una de sus lecciones.

  1. Enseñar a los estudiantes cómo aprender

“No era un buen estudiante, no me gustaba quedarme dentro de la clase leyendo un libro o sentado, me gustaba estar afuera, haciendo cosas y a los profesores no les gustaba que yo preguntara mucho. Siempre estuve interesado en aprender nuevas habilidades y cuando decidí ser profesor, quería cambiar lo que yo había experimentado en los colegios”, cuenta Ranjitsinh.

Por esa experiencia personal, este profesor siempre ha tenido como meta que sus estudiantes no lo consideren a él como el único recurso de conocimiento que existe en la escuela. Bajo esa filosofía, Ranjitsinh considera que es más valioso entregar todas las herramientas necesarias para aprender por cuenta propia, que seguir las instrucciones estructuradas de una clase. Además, eso le entrega libertad de aprendizaje a cada alumno/a, según el ritmo de cada uno/a

“Yo no me enfoco en enseñarles algo, sino en cómo aprender cosas”, puntualiza Ranjitsinh.

  1. ¡Es clave crear experiencias de aprendizaje y así incentivar la creatividad!

“Motivar a la creatividad siempre es necesario para que los estudiantes quieran seguir asistiendo a la escuela”, asegura el docente. Según su experiencia, eso es algo que se logra si cada contenido se convierte en una experiencia, no en un material que hay que revisar frente a una pizarra, viendo una película o revisando un texto, la idea siempre es ir un poco más allá.

Unas de las experiencias que mostró Ranjitsinh, fue la creación de un pasaporte donde cada estudiante puede registrar fechas, preguntas, aprendizajes y más, sobre algún lugar sobre el que quisieron investigar. Además, este pequeño cuaderno, sirve para que cada estudiante lleve registro de lo que ha aprendido, de una forma distinta.

Para poder crear estas experiencias, el profesor también señala que como él no es experto en todos los contenidos, apoyarse en otras personas o profesores, ha sido clave para diseñadores mejores instancia de aprendizaje, en donde se logren desarrollar aprendizajes que tengan que ver con múltiples materias. 

  1. Las preguntas y los errores: ¡se deben celebrar!

“Me gusta que mis estudiantes hagan las preguntas y decidan qué es lo que quieren aprender, según sus necesidades, lo que les da curiosidad, siempre desde sus experiencias y me gusta incentivar a hacer muchas preguntas (…). Lo mismo pasa con los errores, siempre se los celebro, porque les digo que ese error es una nueva oportunidad para aprender”, cuenta Ranjitsinh.

Gracias a estas experiencias de aprendizaje que ha creado gracias a estos consejos que explicó, en la aldea ya no existe matrimonios adolescentes, 100% de las niñas asisten a la escuela y varias estudiantes han cursado carreras universitarias. ¡Una gran muestra sobre lo importante que es escuchar y entender las necesidades de los estudiantes!

Fuente: eligeeducar.cl

 

¿Quién dijo que hace falta consumir para pasarla bien?

Hace poco alguien comentaba en la página de Facebook que se hace cada vez más difícil divertirse sin gastar dinero. Dichas esas palabras me puse a reflexionar, y charlando con mi pareja nos propusimos escribir un listado de actividades que se pueden hacer con los hijos sin necesidad de consumir para pasarlo bien. Claro que la lista no está cerrada y esperamos que aporten con sus propias experiencias. Por lo pronto aquí van algunas propuestas que hacemos nosotros y que, debo aclarar, nos basamos en no consumir fuera de casa con la idea de transmitirle a nuestra hija que podemos pasarlo bien sin necesidad de comprar o consumir nada. Estoy segura que en cada casa tenemos mucho más de lo que podemos necesitar para hacer algo divertido, sin mencionar lo que nuestra imaginación puede crear. No hay más secreto que dejar volar la imaginación y para eso, nuestros hijos serán siempre nuestros grandes maestros.

1) Picnic al aire libre. En vez de comer en casa, preparar unos tupper con la comida y una manta e ir a un parque a comer, charlar y disfrutar.

2) Merienda en el parque. Esta propuesta se asemeja a la anterior pero podemos llevar fruta fresca, frutos secos, zumos, galletas, pan…lo que quieran, y hacer una merienda rica y sana en un lugar distinto. Lo mismo que haríamos en casa frente al televisor, que muchas veces pasa. También podemos llevar el “juego de té” con el que juegan nuestros hijos (en caso de que lo tengan) y jugar a tomar el té en el parque y de paso, merendamos.

3) Paseos. Muchas veces todo lo que hacemos es salir a pasear y no nos sentimos tentados de consumir porque llevamos de casa lo que podríamos necesitar: agua, fruta, galletas, etc. Hacer una pausa en la caminata para comer, charlar y recuperar fuerza es de lo más divertido para los peques.

4) Visitas a  la biblioteca. Tardes de frío o de mucho calor son ideales para esto. Nos acercamos a la biblioteca del barrio o a veces vamos a tiendas especializadas en libros infantiles donde te dejan coger los libros y leerlos tranquilamente. A mi peque le encanta y se divierte sin apego por los libros y sin necesidad de querer llevárselos a casa.

5) Cocinar juntos. Dentro de casa podemos hacer muchas actividades que a los peques les diviertan. Si están aburridos, lo mejor es proponerles ideas para que ellos escojan. La cocina ha sido algo muy divertido -y sigue siéndolo- para mi hija. Mi peque me ayuda  a hacer pan, y a veces se entretiene con alguna textura o algún ingrediente que le gusta mucho y es hermoso observarla meter sus pequeños deditos en la harina, o verla jugar con el agua y distintos recipientes, mintras yo cocino a su lado.

6) Sacar los juegos de casa al parque. Llevar la bicicleta o los patines o el triciclo. También la pelota. Esto para las familias que no tienen jardín es ideal. También podemos sacar a pasear al bebé de juguete o algún coche de carreras.

7) Actividades culturales gratuitas. En cada ciudad y en cada país, la municipalidad ofrece una serie de actividades gratuitas para las familias. Estaría bien estar informados y suscribirse para recibir los boletines por correo electrónico. De esta manera, antes de que llegue el fin de semana podremos escoger entre diferentes opciones: teatro, música, cuentacuentos, ferias, museos, talleres y más.

8) Juntadas con amigos en casa. Invitar a amigos o familia a merendar a casa y preparar algún juego especial. Podemos incluso buscar materiales que tengamos como por ejemplo telas, o sábanas, y armar una tienda de campaña o un castillo de cartones, etc. Lo importante es estar abiertos a dar vuelta la casa y soltarnos a divertirse.

9) Visitar un barrio desconocido. Nosotros no tenemos coche, pero aún así de vez en cuando, tomamos un autobús y aparecemos en un barrio que no conocíamos de nuestra ciudad. A los niños y a los grandes nos gusta descubrir algo nuevo y hacer relaciones mentales con lo ya conocido. Claro que esta opción es para aquellos que viven en ciudades grandes y tiene la opción de aventurarse por ella.

Lo importante es que no hace falta tampoco usar el coche para pasarlo bien. Estoy segura que la lista sigue y que ustedes harán actividades parecidas y muchas más. Por eso creo que no, no es necesario consumir para pasarlo bien. Como tampoco creo que es necesario entretener a los niños con la tele cuando lo que necesitan es nuestra atención y nuestro tiempo. Todo depende de nuestra disponibilidad y en esto soy firme: “el que quiere, puede”.

Tomada del Blog Putum putum

10 consejos para dinamizar las clases online

Ideales para docentes que siempre habían dado clases presenciales, estos consejos ofrecidos por Ignacio Olavarría, profesor de Secundaria en Madrid, serán de gran ayuda para atraer la atención y aumentar la motivación de los estudiantes.

Si eres de esos profesores que nunca antes había dado una clase online, y todo esto del eLearning te parece una pesadilla, quizá estas dinámicas te resulten sencillas para ponerlas en práctica en tu próxima clase online.

Comunicación estudiante-docente

Antes de empezar, es importante asegurarse de que la herramienta de videollamada que se utilice, sea la que sea, tenga un chat y la posibilidad de que los estudiantes hablen.

Busca aliados

Un alumno puede llegar a ser un gran profesor ayudante. Otorgar una responsabilidad a un alumno, a menudo resulta ser muy beneficioso, porque se esforzará al máximo para corresponder esa confianza. Este ‘coprofesor’ llenará esos silencios incómodos de una clase online, mientras que compruebas o buscas algo; avisará si algún comentario o pregunta se ha quedado en el chat sin contestar; escogerá a los ‘voluntarios’ para responder preguntas o corregir,  y sobre todo, hará que la monotonía de escuchar durante tanto tiempo la misma voz se rompa con sus intervenciones. Por último, es importante cambiar de ‘coprofesor’ de una en cada ocasión, porque hará cada clase distinta.

dinamizar las clases online

El chat sirve para algo más que para chatear

Es una herramienta básica pero fundamental. Para evitar una orquesta de ruidos, lo mejor es que todos los alumnos tengan cerrado el micrófono y que sea el profesor el que les de paso. Pero… ¿cómo comprobar rápidamente si alguien no está siguiendo la explicación? El chat es dinámico para preguntas de respuesta rápida. Por ejemplo, se puede preguntar si se ha entendido un apartado y pedir a los alumnos, que contesten con un ‘sí’ o un ‘no’ en el chat.  En el momento que alguien diga ‘no’ hay tres opciones: dar paso a ese alumno que no ha entendido un apartado para que pregunte; repetir la explicación desde otro enfoque o, invitar a los que tengan preguntas a que se queden cinco minutos al final de la videoconferencia para resolver dudas.

Un clásico: los vídeos

¿Si se usan en clases presenciales por qué en una online, no? Por un lado, son una herramienta didáctica muy valiosa y por otro, sirven para evitar que los alumnos se aburran de escuchar siempre la misma voz. Ahora bien, como siempre es fundamental que ese visionado tenga un propósito y vaya asociado a una actividad planificada.

Combinar la videollamada con aplicaciones colaborativas

Las metodologías que promueven un aprendizaje más participativo también tienen cabida en una clase online. Para poder implicar a los alumnos en su aprendizaje y que este sea más activo, es posible recurrir a múltiples herramientas colaborativas como Jamboard. Esta aplicación del entorno de G-Suite fue diseñada para empresas, pero tiene funciones muy valiosas para el mundo educativo online. Permite que los usuarios actúen, tanto in situ como en remoto, sobre la misma dispositiva. Se puede dibujar, escribir a mano, incorporar notas de colores o reproducir vídeos desde un portátil, móvil y pizarra digital.

¿Cómo utilizar esta aplicación en una clase online? Dependerá de la imaginación del docente. Manteniendo la conferencia abierta se puede hacer un brainstorming. Se plantea una pregunta  y los alumnos, añaden sus ideas a una misma diapositiva en forma de post de distintos colores. A continuación, el profesor puede analizar el resultado con toda la clase en silencio y dar paso de forma ordenada a los alumnos. Otra posibilidad es la de establecer debates, en los que los  alumnos aportan sus ideas mediante imágenes que luego tienen que explicar.

Compartir documentos con los alumnos

Las grandes plataformas de eLearning permiten al profesor dividir su clase en pequeños grupos cerrados, en los que los alumnos interactúan de manera independiente a la del resto de la clase. Sin embargo, no es una posibilidad tan extendida entre los programas de videollamada más utilizados y gratuitos. Ese trabajo en grupos pequeños se puede llevar a cabo durante una clase online, creando y compartiendo documentos con nuestros alumnos. Se divide la clase en grupos, se  comparte con cada uno de de estos grupos un documento distinto y de esta forma, cada grupo puede trabajar simultáneamente de forma online. A continuación, cada grupo colabora en ese documento de manera independiente y durante su elaboración, el profesor puede ir comprobando cómo trabajan mientras que comparte pantalla con toda la clase. Una vez que todos hayan acabado, se puede enseñar el trabajo de cada grupo al resto de la clase compartiendo pantalla.

Gamificación online

La gamificación se han convertido en una técnica didáctica cada vez más presente en las aulas. Los juegos son  especialmente válidos para el aprendizaje de conceptos cerrados como los elementos de la tabla periódica, fechas históricas, nombres de obras literarias, participios pasados de verbos ingleses etc. Estos conceptos cerrados son fundamentales para articular las asignaturas, pero a menudo su aprendizaje supone un quebradero de cabeza. Los juegos pueden servir en las clases online para el aprendizaje de estos conceptos cerrados y también; para asegurar la motivación y atención constante del alumnado. Existen muchas fórmulas para aplicar la gamificación en una clase online, pero una muy sencilla es usando el chat. El profesor lanza preguntas durante la clase sobre aspectos que ya se han visto, y el primer alumno que conteste en el chat gana un punto.

dinamizar las clases online

Usar adecuadamente las presentaciones para dinamizar las clases online

A estas alturas todo el profesorado sabe que una presentación atractiva es fundamental, pero en ocasiones, se usan las mismas presentaciones que para las clases presenciales. Esto es un error. En una clase online las distracciones para el alumnado están, si cabe, mucho más presentes que una clase presencial.Por este motivo se deben hacer la presentaciones más atractivas; invitar a los alumnos a que lean una diapositiva; hacer que se conviertan en profesores explicando una diapositiva con título pero en blanco y; ‘esconder’ pistas en algunas diapositivas. Sí, es muy útil esconder pistas en algunas diapositivas  para mantener la atención del alumnado y repasar. Lo ideal es incluir aspectos que se tengan que estudiar, como imágenes muy pequeñas de obras en una clase de Historia del Arte; operaciones de cálculo en una clase de Matemáticas; vocabulario en una clase inglés, etc. Como último recurso siempre se pueden incluir emojis para mantener la atención…

Música y sonidos

En muchas ocasiones mientras que todos los alumnos de una clase se incorporan a una videoconferencia, pueden pasar unos valiosísimos minutos. Es un tiempo que se puede emplear para dinamizar las clases online poniendo canciones, que aporten algo a la cultura musical de los alumnos. Hay muchos criterios para configurar esta playlist, pero uno muy recurrente, es el de celebrar efemérides de grandes músicos. Además, no se debe menospreciar el uso de diferentes sonidos para hacer las clases más entretenidas y dinámicas. Los sonidos de una bocina, de una cuenta atrás o de un reloj,  aportan un toque distinto a las clases.

¿Qué tal una masterclass? 

Colaborar con profesionales de fuera del centro educativo, siempre es problemático por los desplazamientos y la dificultad de compaginar horarios Sin embargo, gracias a las videollamada y las clases online,  existe la posibilidad de invitar a especialistas que quieran colaborar en las clases pero no puedan acudir de manera presencial. No es necesario que sean figuras muy relevantes, ya que dentro de la propia red del centro, siempre hay algún miembro de interés para las clases por sus experiencias personales o por su desempeño profesional.

Una locución entusiasta

Sean o no conscientes de ello, las personas comunican gran parte de sus mensajes por medio de la comunicación no verbal. De alguna manera los profesores son actores que, en su desempeño en el aula, atraen la atención de unos espectadores muy especiales, sus alumnos. Aunque se pueda contar con una  videollamada, las barreras a la comunicación no verbal son evidentes. ¿Si en una clase presencial el símil se establece con el mundo de los actores, en una clase online el símil será con? Efectivamente. Los profesores en una clase online se asemejan a los locutores de radio. Por lo tanto, es el momento de derrochar entusiasmo con la voz, para que los estudiantes sientan pese a la distancia que estamos más cerca que nunca.

Fuente: educacion3.0

Consejos para una vuelta a clases segura en la ‘nueva normalidad’

La redefinición de espacios y horarios o unas medidas de higiene estrictas para garantizar un regreso seguro a las aulas son algunas de las medidas que se plantearon en RE.SCHOOL Forum, un debate virtual celebrado en junio y en el que intervinieron distintos expertos relacionados con el ámbito educativo.

La vuelta a clases se acerca y, aunque cada comienzo de curso trae novedades, este año será muy diferente al resto. La crisis sanitaria ha provocado que el regreso de los estudiantes a las aulas en septiembre se estudie al detalle, planteando distintos escenarios de actuación dependiendo de la evolución de la pandemia.

Cómo garantizar la salud y seguridad del alumnado

Una redefinición de los espacios y de los horarios de entrada y salida del alumnado, automatizar una serie de hábitos de higiene para frenar el contagio o una conectividad más eficaz son algunas de las conclusiones del informe ‘RE.SCHOOL: retrato robot de los colegios del futuro’, que proceden de RE.SCHOOL Forum, una cita virtual a modo de debate que se celebró el pasado junio y que tuvo como principal objetivo encontrar las respuestas a los nuevos retos educativos impuestos por la situación actual.

Espacios y flujos

Hay que definir de los horarios de entrada y salida del centro (escalonados, con diferentes accesos…) y los flujos y movimientos dentro del edificio tanto para los estudiantes como para los docentes, ya sea entre clases, acceso al recreo, comedor, cuartos de baño…

La nueva normalidad exige más necesidad de apertura garantizando la distancia social y la ventilación. Para ello, se pueden cambiar algunas estructuras y convertirse en espacios más grandes, que sean flexibles y permitan usos diversos. Se pueden organizar en aulas de corte clásico, espacios de multitarea en grupos reducidos, espacios de trabajo individual o tutorizado, aulas magnas… Sin olvidar los otros espacios comunes como el patio, la biblioteca, el gimnasio o el comedor, que pueden convertirse en espacios polivalentes de uso continuado ayudando a mantener baja la densidad de alumnado dentro de los espacios cerrados.

Adicionalmente, se pueden incluir cámaras dentro del aula para grabar o retransmitir la clase y permitir que los estudiantes desde sus casas puedan seguir la lección a distancia.

Horarios

horarios vuelta al cole

Teniendo en cuenta las dimensiones y posibilidades del centro, los horarios de entrada y salida pueden dilatarse para evitar las aglomeraciones. Por otro lado, la ampliación de los espacios (mencionado anteriormente) también debe ir acompañada de una modificación de los horarios para favorecer la rotación entre los diferentes escenarios. Esto permitirá que estudiantes de un mismo grupo-aula puedan dividirse en grupos más pequeños que puedan funcionar como ‘grupos estancos’ o ‘grupos tortuga o burbuja’ en algunos casos. Estos últimos son grupos de 10 a 15 alumnos que funcionan de manera estanca o ‘casi’ estanca. Ante la posibilidad de un rebrote en uno de estos grupos o su entorno, esta estanqueidad minimizará el riesgo de contagio comunitario y su propagación.

Higiene

En este punto existen dos grandes áreas de trabajo: los hábitos de la comunidad educativa y el uso del material. Por un lado, se deben establecer muy claramente las normas de limpieza de manos, uso de mascarillas, limpieza de pupitres y restos de comida. Es fundamental seguir normas y tenerlas claramente señalizadas en todo el centro. También hay que plantear visiblemente las distancias de seguridad con mobiliario y elementos disuasorios (cintas en el suelo, pantallas de metacrilato…) y como centro, hay que asegurar la desinfección durante y después de las horas lectivas.

Higiene

Por otro lado, la segunda área es relativa al material a utilizar: hay que evitar compartir (en este punto entra el material fungible y también los libros, dispositivos electrónicos…). Aquí es importante tomar en consideración la inversión del centro, la de las familias y las posibilidades que ofrecen las plataformas multidispositivo.

Conectividad

conectividad

Es esencial para superar la brecha digital y, como centro, hay que asegurar que los estudiantes pueden acceder a los contenidos también desde casa, si es necesario. Las plataformas de aprendizaje online son cada vez más inclusivas y mejoran sus diseños y necesidades de conectividad para hacer frente a las limitaciones reales de cada país. Por otro lado, “si el entorno no puede asegurar la conectividad del alumno, el centro deberá permitir que se trabaje en las instalaciones de manera individual tal y como harían en sus domicilios para evitar la brecha digital”.

 

 

Fuente: educaciontrespuntocero.com

Visitar a familiares y amigos en la fase 1: lo que debes hacer antes y después de verles

Más de la mitad de los dominicanos ya pueden volver a ver a sus seres queridos después de estas duras semanas de confinamiento. Aquí van una serie de recomendaciones

Tras la entrada de más de la mitad de los españoles en la fase 1 de desescalada muchos han podido volver a visitar a familiares y amigos y poder compartir con ellos en persona (y eso sí, guardando las distancias por si acaso) las emociones tan diversas que han venido experimentando durante la cuarentena. Una espera que se ha hecho larga y en la que ha prevalecido el sacrificio de todos para reducir el número de contagiados y aplanar la famosa curva.

Ahora, ha llegado la tan ansiada hora de volver a verse las caras después de dos meses encerrados. Sin embargo, no convendría dejarnos llevar por la euforia y creer que ya todo ha pasado. Desgraciadamente, el virus sigue entre nosotros, por lo que es imprescindible seguir manteniendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, entre las que destacan mantener dos metros de distancia interpersonal, usar mascarilla obligatoriamente en los lugares públicos y, sobre todo, lavarse las manos de forma frecuente.

Deberías ponerte el termómetro antes y después de salir de casa ante el más mínimo síntoma

Habrá familias que a pesar de que su territorio haya pasado a la siguiente fase sigan recelosas a salir y mezclarse con gente. Otras, sin embargo, ya se habrán juntado para comer o cenar. Sea como sea, conviene hacer caso a las autoridades sanitarias para no llevarnos un disgusto en las próximas semanas o ver cómo todo el esfuerzo colectivo se va al garete.

Hay una serie de consejos que ha recopilado la revista ‘Best Life’ para realizar antes o después de las visitas. Seguro que, de hacerles caso, te quedas más tranquilo y podrás afrontar con mayor serenidad este avance hacia esa “nueva normalidad” de la que ya todo el mundo está hablando.

Lava la ropa

Al igual que debemos pasar por el grifo para enjaguarnos las manos con jabón y desinfectarlas, también debemos hacer lo mismo con nuestra ropa. Nancy Swanger, fundadora del Granger Cobb Institute for Senior Living, asegura que la gente debería “hacer práctica de una gran higiene personal a la par que lavar las prendas que usemos en las visitas”. Además, tampoco es buena idea usar la misma camisa que llevaste puesta al ir al supermercado o de paseo. Aunque la mayoría de expertos no creen que el coronavirus pueda sobrevivir mucho tiempo en la ropa, es mejor estar prevenido que lamentar un disgusto después.

Tómate la temperatura

Ya sea para salir a dar un paseo de forma individual o bien para visitar a algún familiar, es imprescindible que te asegures de que no sufres ninguno de los síntomas asociados al coronavirus. Y el que más se identifica con esta nueva enfermedad de todos ellos es la fiebre, por lo que deberías ponerte el termómetro antes y después de salir de casa en caso de encontrarte mal o notarte un poco caliente. Aunque tampoco es bueno caer en la obsesión, es muy importante de que al más mínimo síntoma que percibas acudas al médico o no salgas de casa para evitar un nuevo repunte de la enfermedad.

Consulta a quienes vas a visitar

Solicita información sobre el estado de salud de aquellos a cuya casa vayas a desplazarte. Es tan importante tu salud personal como la de los que te relacionas para que estemos todos protegidos. Pregunta si alguno de los anfitriones a los que vas a visitar o de los invitados a los que vas a recibir tienen alguno de los síntomas, y cerciórate de que te sean sinceros.

Lleva desinfectante contigo

Será lo mejor para evitar tocar superficies contaminadas del exterior o si no puedes garantizar un lavado de manos apropiado y regular. “Sabemos que el virus puede permanecer en superficies durante un periodo de tiempo determinado”, asegura Tracey Evans, escritor e investigador médico. “Con esto en mente, la gente debería lavarse las manos todo lo posible”. Otra recomendación es la de evitar tocarte la cara cuando salgas de casa.

Evita el transporte público

Ya que evidentemente estarás minimizando las posibilidades de ser contagiado. Si optas por un vehículo que solo usas tú, estas se reducen al mínimo. Además, el transporte puede ser usado por otras personas que no sabes si están contagiadas y con las que tendrás que compartir espacio obligatoriamente. “Evita también taxis y coches de alquiler que han podido usar otros”, aconseja Simone Collins.

Fuente: elconfidencial.com

Diez consejos infalibles para mantener la motivación si corres

Cuando se empieza a correr puede ser difícil mantener el ritmo. Estos consejos pueden ayudar a mantener el buen camino y no rendirse

Constancia, motivación y disciplina son los elementos necesarios para mantener una rutina diaria de deporte, pero en el caso del running es difícil mantener la perseverancia alta. Muchos estudios científicos han confirmado que el hábito de correr puede mejorar el estado de ánimo además de los beneficios físicos que se consiguen como retrasar la degeneración cognitiva o el envejecimiento.

«Salir a correr para reflexionar es la mejor forma de dejar salir las cosas y el estrés. Uno se relaja mejor mientras desconecta de un día ajetreado. La creatividad se intensifica por el oxígeno adicional en el cuerpo. Además, es excelente para tener ideas nuevas o encontrar soluciones a los problemas», explica el experto de Freeletics, Thomas Falda-Buscaiot. Por eso, desde esta enseña aconsejan que cada persona descubra su mejor momento del día para hacer deporte. Insisten que lo realmente importante es tener fuerza de voluntad y ser constantes para mantenerse activos y estar saludables.

Sigue estos estos consejos de motivación para disfrutar del deporte y, sobre todo, de correr.

1. Escribe tus objetivos

No importa si los objetivos son grandes o pequeños. Lo importante es que sean realistas, específicos y que se puedan conseguir. Lo primero, es plasmar en un papel los objetivos. Cuando se escriben es más sencillo recordarlos. Colócalos en algún lugar donde se puedan ver como en la puerta de la nevera para visualizarlos fácilmente a diario.

Planea cada día, cada semana y cada entrenamiento. Si la constancia no es tu fuerte, agenda reuniones de entrenamiento en el calendario. También puedes planificar entrenamientos con tus amigos. De esta forma, es menos probable que olvides el entrenamiento o dejes plantado a tu compañero. «Si decides establecer alarmas o recordatorios en el teléfono, intenta escribir mensajes de motivación que animará tu yo futuro a levantarse y salir a correr con un plus de ánimo», explican desde Freeletics.

3. Ve a dar un paseo

Si aún no tienes claro si quieres iniciarte en el running, empieza con algo sencillo: da un paseo. Ponte la ropa de correr y camina solo 15 minutos. En cuanto estés fuera, hay más posibilidades de que termines corriendo o caminando a ritmo más rápido.

4. Ponte la ropa de running

Ponerte la ropa de deporte te anima a salir. Si quieres ir a correr por la mañana, deja la ropa al lado de la cama y coloca las zapatillas de correr en frente de la puerta de la habitación. De esta forma, será la primera cosa que veas cuando te levantes y romperás ese pensamiento de renuncia. Si ves todo el equipo preparado, las posibilidades de que salgas a correr son mucho más altas que si tienes que prepararlo en ese instante. Si prefieres la tarde para correr, cámbiate en el momento que llegues a casa y deja las tareas para después.

5. Escucha música que te motive

La música es la fiel compañera del deportista. Hoy en día no se concibe ir al gimnasio o salir a correr sin escuchar música. Puedes empezar con una playlist corta para hacer workouts específicos. Poco a poco ve creando una lista más larga. Debe ser tu motivación para salir y siempre escuchar las canciones que más te animan.

6. Menos es más

Si te propones correr largas distancias al final acabarás agotado y sin ganas de seguir corriendo. Lo ideal es realizar carreras cortas y rápidas. Rutinas como las propuestas por Freeletics Running son perfectas para esto: corres durante un corto periodo de tiempo, pero quemas tantas, o normalmente más, calorías que en carreras de larga distancia. Al ver tu progreso y cómo vas aumentando, será la motivación ideal para que des el máximo en todo momento.

7. Recompénsate

Es más fácil motivarse cuando hay una recompensa u objetivo final. Por lo tanto, haz un listado de posibles premios como un día de relajación en casa, alguna película del cine que te llame la atención, un dulce sano o alguna escapada especial.

8. Recuerda dónde empezaste

Prepara un diario de progresos. Es importante documentar desde el primer día tus logros y avances. Toma nota de lo que no te hace feliz, lo que quieres cambiar, tu peso, tus medidas, tus sensaciones. Y, siempre que pienses que tu entrenamiento se está haciendo muy duro, o te preguntes por qué te estás esforzando tanto, lee lo que escribiste al principio y hacia dónde quieres llegar.

9. Disfruta de tus carreras

No permitas que tus carreras se hagan aburridas. En cuanto veas que tu entrenamiento es más una tarea que una diversión, estás probablemente a punto de abandonar. Intenta llevar a cabo nuestros consejos para que disfrutes más del running. Lo importante es mantener el entrenamiento fresco y la mente motivada.

10. Comprométete contigo mismo

Si piensas que realmente no te apetece salir a correr, comprométete contigo mismo y piensa que solo serán diez minutos, una carrera tranquila sin sobreesfuerzos. En la mayoría de los casos, acabarás corriendo más distancia en cuanto estés fuera. Y si realmente hoy no es el día, puedes volver a casa después de 10 minutos e intentarlo otro día. De cualquier modo, será mejor que no hacer nada.

Fuente: www.abc.es

¿Cómo mejorar la comprensión lectora? Cinco estrategias para lograrlo

La comprensión lectora es un tema central en las escuelas, no sólo a nivel local, sino mundial. Sabemos que la lectura es un eje transversal en todas las materias, y por lo tanto se le debe priorizar dentro de los programas educativos. En relación a esto, para los docentes es difícil en ocasiones poder motivar a los alumnos a leer, no es sencillo competir con los celulares o tablets, aunque también puede ser que otro obstáculo sea la falta de materiales.

¿Cómo puedo hacer de la lectura una actividad divertida? Aquí te mostramos un listado de actividades que pueden ayudar a que el momento de la lectura con tus alumnos sea más ameno y dinámico:

Enfocándonos en el tema de la comprensión lectora, que es un poco más complejo, es necesario señalar que se requiere de un proceso sistemático, ya que si lo tratamos de manera aislada, corremos el riesgo de lograr resultados que tal vez no sean los deseados. A continuación te compartimos una serie de cinco estrategias para mejorar la comprensión lectora en los alumnos, cada una de ellas está diseñada para aplicarse durante dos o tres semanas, claro está que esto depende también de las características del grupo y las problemáticas particulares, por lo que son flexibles. Aunque queremos reiterar que al implementarlas se debe ser constante, te sugerimos que las incluyas como actividades permanentes en tu planeación.

Estrategias para mejorar la comprensión lectora:

1. RELACIONAR  EL TEXTO CON EL CONOCIMIENTO PREVIO

Objetivos:

1. Relacionar el texto con uno mismo. Los estudiantes relacionan la información con sus propias vidas.

2. Relacionar una parte del texto con otra leída previamente.

3. Relacionar el texto con la información que se tiene sobre el mundo.

Actividades:

-Seleccionar un texto que contenga información que pueda relacionarse fácilmente con la propia vida. Leer el texto a los alumnos parando en los momentos críticos para comentar dicha relación. “Esto me recuerda….”.

– Los estudiantes leen en grupos pequeños para relacionar el texto con las experiencias discutidas en la clase anterior y escriben las relaciones establecidas.

-Los estudiantes discuten y comentan a los demás esas relaciones establecidas y cómo el establecimiento de esas relaciones les ayuda a entender el texto.

-Realizar las actividades anteriores con distintos textos.

2. HACERSE PREGUNTAS

Objetivos:

1. Comprobar la comprensión.

2. Ayudar a los alumnos a comprender literalmente el texto.

3. Retar a los alumnos a utilizar las estrategias del pensamiento crítico para sintetizar, analizar y evaluar el mensaje del autor.

Actividades:

– El profesor explica a los alumnos que les va a enseñar una estrategia para comprender mejor la lectura que se llama “Hacerse preguntas” y que es una estrategia importante porque ayuda a pensar mejor sobre los libros que leen. Y cuando uno piensa mejor, comprende también mejor.

– Invitar a los alumnos a leer un texto y antes de leerlo presentar a los alumnos un modelo realizándose dos preguntas (por ejemplo, quienes eran los personajes que aparecen en el título), pregunta a los alumnos que si alguien se había preguntado también quienes eran esos personajes, escribe las preguntas en un post-it y los pega en el lugar del texto que le condujo a realizarse esas preguntas.

– El profesor explica a los estudiantes que a medida que lean el texto deben escribir cualquier pregunta que tengan en los papeles adherentes y pegarlos también sobre el texto. Y reparte tres papeles a cada niño (podrán pedir más si las necesitan).

– El profesor comienza a leer el texto en voz alta. Hace una pausa al final de la página (o del párrafo) y pregunta si alguien tiene una pregunta. En caso afirmativo, el alumno la comparte con los demás. Si otros alumnos se estaban  preguntando lo mismo, les anima a escribir la pregunta en el post-it y a pegarla en el libro.

-El profesor continúa de esta forma deteniéndose para cuestionar a los estudiantes acerca de  las preguntas que han escrito. En este momento no se discuten las posibles respuestas, es tiempo de animar a los estudiantes a preguntarse qué están leyendo. Comprueba que todos los estudiantes entienden la actividad y escriben sus preguntas (admite que algunos estudiantes copien las preguntas que otros hacen pues eventualmente, generarán las suyas propias).

-Cuando se termina la lectura, el profesor abre un debate en el que pide a los alumnos expresar lo que piensan sobre la estrategia, es decir, afirmar por qué consideran que hacerse preguntas ayuda a comprender los textos. (Los estudiantes habrán comprobado que encontraron en el texto las respuestas a las preguntas que formularon).

En días posteriores, la enseñanza puede tener lugar en pequeños grupos en los que los estudiantes generan preguntas antes durante  y después de la lectura del texto. El profesor variará progresivamente el tipo de texto utilizado.

3. REALIZAR INFERENCIAS

Objetivos:

1. Extraer conclusiones del texto.

2. Realizar predicciones razonables a medida que leen, prueban y revisan esas predicciones cuando continúan leyendo.

3. Crear interpretaciones dinámicas del texto que se van adaptando a medida que continúan leyendo y después de leer.

Actividades:

– Realizar inferencias a partir de material manipulable. Ejemplo: Muestra la semilla de una manzana. Haz una inferencia. ¿Para qué se utiliza? Tras varias respuestas enseña una manzana.

– Realizar inferencias a partir de frases. Pedir que digan lo que imaginan que sucede o sucedió:

Susana sopló las velas y cogió sus regalos.

El barco se hundió en la mitad del lago.

Juan fue corriendo por la calle sin mirar.

María era la estrella del baloncesto pero se rompió un dedo.

Compramos las entradas y unas palomitas.

Ayer por la noche olvidé poner la alarma.

-Modelar la realización de una inferencia utilizando un texto corto o un libro famoso que permita formar con facilidad una imagen.  Piensa en voz alta las inferencias que haces mientras lees algo a los estudiantes. Usa una combinación de la información explícita y el conocimiento previo para inferir.

-Explicar a los alumnos que quieres que extraigan ideas de un libro y que añadan otras nuevas porque hacer esto ayuda a recordar y a comprender las ideas del texto. (Se pueden escribir las inferencias realizadas en papeles adherentes y pegarlas en la parte del texto correspondiente).

– Continuar realizando predicciones, propiciar el diálogo para promover la revisión de la pertinencia de las mismas.

-Escribir notas y pegarlas en la parte del texto en la que se realiza una inferencia.

4. DETERMINAR LAS IDEAS IMPORTANTES EN UN  TEXTO

Objetivo:

1 .Identificar las ideas principales de un texto

Actividades:

– Comenzar a leer y presentar un modelo del proceso que utilizas para determinar la importancia de una idea pensando en voz alta. El modelado debe realizarse utilizando textos cortos. Centrarse no sólo en las conclusiones sobre lo que es importante sino en cómo y por qué se ha llegado a esas conclusiones.

– Invitar a los estudiantes a leer un texto y a comunicar a sus compañeros lo que creen que es importante (en grupos pequeños). Los estudiantes deben proporcionar alguna evidencia o razonamiento para justificar sus juicios. Gradualmente diversificar el tipo de texto y permitir a los estudiantes interactuar más.

– Los estudiantes pueden reunirse en pequeños grupos o parejas para comparar ideas sobre qué es lo más importante de un texto y sobre cómo llegan a esa conclusión. Se pueden crear grupos para los alumnos que necesiten más modelado o instrucción explícita.

-Promover una discusión en el grupo en la que den puntos de vista sobre cómo llegaron a sus conclusiones y acerca de la relevancia que tiene el determinar cuáles son las ideas importantes en un texto para poder comprenderlo.

-Realizar las actividades anteriores con diversos textos

5. VISUALIZAR

Actividades sugeridas:

Visualizar con libros de imágenes (sin texto)

Puede parecer que los libros sin texto quitan a los niños la oportunidad de visualizar. Las imágenes que contienen dan al lector algunas pistas, pero hay muchas otras imágenes ausentes. El lector utiliza las ilustraciones del texto y crea las suyas propias para construir el significado de la historia. Hasta los niños muy pequeños pueden dibujar esas imágenes que han creado en sus mentes.

Visualizar a partir de la lectura en voz alta.

Una forma de animar a los niños a visualizar es mantenerlos frente a ti mientras les lees un texto. Se tiende a leer a los niños los libros situándolos frente a éstos de manera que puedan ver los dibujos. De esta manera se les impide visualizar antes de ver los dibujos. Enseña a los niños el siguiente formato: cuando el libro se encuentra frente a ti, te toca a ti hablar, es tu turno,  cuando el libro se encuentra frente a ellos,  el turno es suyo.

Visualizar a partir del fragmento vivo de un texto

Cuando los niños escuchan un texto bien escrito, pueden mezclar las palabras del autor con sus propias ideas para crear una imagen visual. Añaden su experiencia personal a la escena leída hasta crear un cuadro del suceso. Los niños pueden describir después esas imágenes visuales o realizar un dibujo para ilustrarlas.

Visualizar un texto descriptivo. Hacer comparaciones.

Los textos descriptivos a veces comparan el objeto nuevo que están estudiando con otro más familiar. Por ejemplo, un autor puede comparar el tamaño de una ballena con el del autobús del colegio. Esto ayuda a los alumnos a visualizar el tamaño del objeto de forma más ajustada. Estas comparaciones pueden escribirse o dibujarse.

Crear imágenes mentales que van más allá de la visualización.

Cuando hablamos de visualizar, nos referimos generalmente a los dibujos que vemos. Sin embargo, la visualización puede realizarse con todos los sentidos. Cuando un autor habla del otoño el lector puede visualizar un fuego resplandeciente y malvaviscos asándose. Junto a esta imagen visual, puede que el lector huela los troncos quemados y saboree la dulzura pegajosa de los malvaviscos. Utilizar todos los sentidos ayuda al lector a crear una imagen más completa del texto.

Recuerda que las estrategias deben ser implementadas de manera constante y sistemática. ¡Esperamos que te sean de utilidad!

Fuente: docentesaldia.com

Pasos para un buen cierre del año escolar

A poco de terminar el presente año escolar hay ciertos recursos que nos permiten cerrar este periodo con un balance constructivo y a la vez colocar semillas para que el niño empiece con buen pie el ciclo de aprendizaje siguiente en el cole.

Un recurso de gran valor es la cita con el maestro, especialmente si hasta ahora no has tenido ocasión de dialogar con detenimiento con el profesor de tu niño. El fin de curso es una estupenda oportunidad para que revises con él cuáles han sido los logros principales de tu hijo y qué aspectos de su aprendizaje posiblemente requieren refuerzo. El maestro es la fuente de información más amplia sobre el desempeño de tu hijo en la escuela y sus sugerencias pueden ser de mucha utilidad para el próximo año escolar.

Según cómo le haya ido al peque en la escuela, toma el tiempo para reflexionar sobre cuáles son las actividades más adecuadas para él durante las vacaciones. El niño, por supuesto, merece y necesita descansar y recargar energías; pero si hay aspectos de su aprendizaje que necesitan refuerzo quizás durante las vacaciones puedes incorporar momentos para el estudio o para la revisión de conceptos con los que tuvo dificultad. El maestro, otra vez, es quien puede darte orientación clara al respecto.

Busca información y dialoga con padres del grado escolar siguiente: trata de informarte sobre la nueva rutina que tendrá el niño en la escuela; nuevas materias; actividades extracurriculares en las que el niño puede participar (competencias, clubes de lectura) y servicios diversos que ofrece el colegio. Cada año escolar es distinto, de modo que los padres podemos ayudar a los hijos de forma más eficiente si es que estamos informados  sobre lo que el nuevo periodo de aprendizaje ofrece y plantea.

Si ya puedes ordenar el paquete de útiles escolares para el grado siguiente -yo acabo de hacerlo hace un par de semanas- considera utilizar este recurso. No dejes factores “logísticos” como éste para el final o cuando se acerca el inicio del colegio y los útiles se agotaron. El escenario ideal es que el niño empiece la escuela con todos los materiales que necesita.

Revisa con tu hijo cualquier aspecto pendiente: retornar libros a la biblioteca de modo que evites multas o tener que pagar el texto, las cuentas de la cafetería  y verifica que el personal del colegio cuenta con tus datos de contacto al día para comunicarse contigo cuando sea necesario.

Finalmente, si vas a registrar al niño en programas de verano, recuerda que debido a la importancia que estos programas tienen para todo padre y madre que trabaja, las vacantes suelen llenarse rápidamente. Recopila fechas de registro y plazos de pago, con plena anticipación. Ningún padre quiere verse en la situación de tener que trabajar y a la misma vez no saber qué hacer respecto del cuidado del niño cuando concluye el día en la escuela. Prevenir, como dice el dicho, es mucho mejor que lamentar.

Fuente: http://serpadres.com

Consejos para el cuidado de la salud del docente

Sabía que el 18% de los docentes reportaron haber padecido dolores en la zona lumbar. Los docentes de nivel inicial son los que más reportan haber adoptado posturas físicas incómodas durante su labor pedagógica.

Estimados maestros y maestras, diversos estudios en todo el mundo han señalado que los dolores en la parte baja de la espalda, o zona lumbar, constituyen una de las afecciones al sistema osteomuscular de mayor frecuencia entre docentes. Diversas actividades pedagógica pueden originar estos dolores en la zona lumbar (lumbalgia).

A continuación algunos consejos y recomendaciones para que puedas prevenir este tipo de afecciones a tu salud y desempeñes de manera óptima.

¿Qué es la zona lumbar y cuáles son sus afecciones?

La zona lumbar de la columna vertebral está conformada por cinco vertebras ubicadas en la parte baja de la espalda. Usualmente, cuando se presentan dolores en esta parte de la espalda nos referimos a la lumbalgia, que en ocasiones puede extenderse hacia las piernas, provocando la sensación de debilidad o entumecimiento en estas e incluso dificultad para caminar.

¿Qué puede causar dolores lumbares?

Los dolores de la zona inferior de la espalda o zona lumbar de la columna son producidos usualmente por las malas posturas que provocan tensión o por los movimientos repetitivos que producen fatiga muscular.  En la actividad docente existen diferentes acciones que pueden provocar estos dolores:

  • Escribir en la pizarra, papelógrafos o similares por debajo de la cintura, esto hace que se flexione constantemente la zona inferior de la espalda.
  • Mantener una misma postura sin moverse, especialmente cuando se está sentado.
  • La flexión repetitiva de la parte inferior de la espalda para atender a los estudiantes o revisar documentos que se encuentren en un mueble bajo, como el escritorio de los estudiantes.
  • Cargar objetos o elementos pesados que exceden la fuerza corporal del docente.
  • La falta del ejercicio físico y el sobrepeso incrementan la probabilidad de generar estas afecciones.

¿Mediante qué síntomas podemos detectar estas afecciones?

  • Dolores en la zona lumbar de la espalda.
  • Sensación de debilidad o entumecimiento de las piernas.
  • Dificultad para caminar.

Consejos

A continuación te brindamos algunas recomendaciones para atenuar estas afecciones:

  • En la pizarra, papelógrafo o similares, intenta escribir a la altura de tu cabeza.
  • Para agacharte, evita flexionar la parte inferior de la espalda. Hazlo flexionando las piernas.
  • Realiza desplazamientos cortos durante las clases para aligerar la tensión en los músculos.
  • Al dormir, descansa boca arriba o de costado y procura dormir entre 7 o 9 horas diarias.
  • Alterna frecuentemente la postura sentada con estar de pie.
  • Procura no cargar elementos pesados que excedan la fuerza corporal y puedan provocar alguna lesión.
  • Cuando mantengas la posición erguida, cambia el apoyo de los pies, alternando el peso del cuerpo sobre el lado derecho y luego sobre el izquierdo.
  • Realiza actividad física regularmente (practica un deporte, camina, corre, etc.), al menos durante minutos 3 veces a la semana para ayudar a reducir la tensión y el dolor muscular.

 

Fuente: webdelmaestro.cmf.com