Entradas

¿Qué pasaría si el agua del mundo se acabara?

La Tierra es un planeta que está compuesto en su mayoría por agua, y es la manera en que los seres vivos podemos sobrevivir. Es un elemento fundamental para la vida, pero a pesar de esto, es posible que algún día nos quedemos sin ella. Solo piensa un poco en todas las veces en que usas agua al día y te darás cuenta de lo importante que es. Quedarnos sin agua es un peligro que corremos, pero sobre el cual solo podemos especular.

Sin embargo, todos los días hacemos cosas innecesarias que malgastan el agua del planeta. A pesar de que todos coincidamos en que un inodoro es una necesidad, ¿es realmente necesario utilizarlo inconscientemente al tirar de la cadena? También dejamos las canillas abiertas perdiendo preciosa agua, pero no nos detenemos a pensarlo cuando lo hacemos.

La crisis del agua

La falta de agua ya está comenzando a notarse en sitios en donde antes abundaba, y ya no nos referimos a los desiertos o zonas secas. Una de cada seis personas en el mundo no tiene acceso a agua limpia y sana para tomar. A todo esto hay que agregar que la población sigue creciendo, pero no lo hacen las reservas de agua.

El cambio climático también es un factor importante en este proceso, pero sobre todo lo es el avance económico. Esto implica más fábricas e industrias utilizando agua para mantenerse trabajando, y a medida que la economía crece, la población requiere mejores condiciones en sus hogares. China e India por ejemplo están creciendo a ritmo acelerado, pero al mismo tiempo tienen una población mundial que supera a la de los demás países.

¿Qué pasaría si el agua del mundo se acabara?

Guerras

Para los ciudadanos del mundo los efectos del agotamiento del agua en todo el mundo serán catastróficos. En 1995, el vicepresidente del Banco Mundial, Ismail Serageldin, vaticinó que en el próximo siglo las guerras serán por el agua, y su predicción no es descabellada.

En caso de que el mundo se quede sin H20 la lucha para asegurar el acceso al agua potable fresca, limpia será implacable, incluso el conflicto ya está empezando a surgir en los EEUU., donde 35 estados están luchando por el suministro de agua.

Terremotos

Sin duda alguna quedarnos sin agua representa algunas consecuencias graves. Los científicos ambientales sostienen que, el hundimiento del terreno durante la extracción de las aguas subterráneas podría conducir a un mayor riesgo de terremotos, debido al hecho de que la corteza de la Tierra se está volviendo más ligera.

La desalinización

El proceso de desalinización es otra de las situaciones qué pasaría si se acaba el agua. Y es que cuando las naciones no tengan más agua dulce para beber, se verán en la obligación de quitarle la sal al agua del océano para poder consumirla.
El inconveniente con este tipo de métodos, son los costos. Llevar a cabo este proceso supone un gasto muy elevado, sin embargo, se cree que en un futuro disminuyan de manera considerable.

Extinción del mundo animal

Los animales acuáticos también se verían afectados por este problema y se extinguirían, puesto a que se irían quedando sin un lugar en donde vivir con el transcurso del tiempo y llegaría el momento en el que el agua dulce se termine por completo.

Las plantas se secarían

Es lamentable, pero esta sería otra de las cosas qué pasaría si se acaba el agua en el planeta Tierra, por ejemplo; un cactus puede sobrevivir sin agua durante mucho tiempo, debido a que disponen de un gran reserva de agua, pero ésta no es eterna, por lo que igualmente terminarán muriendo.

Pero, en el caso de otras plantas, no poseen ninguna reserva de agua y se secarían en 15 días aproximadamente.

Algunas soluciones

En algunos países ya se están realizando tratados con otras naciones para el suministro del agua, y es algo fundamental porque las fuentes de agua no tienen fronteras. Otra manera de cuidar el agua a futuro es controlar la irrigación en las plantaciones. La agricultura utiliza un 70% de los suministros de agua, pero 42% se pierde debido al mal uso.

El proceso de desalinización es también una realidad. Cuando los países ya no tengan agua dulce para tomar, deberán quitar la sal al agua de mar para poder beberla. El problema con este tipo de plantas son los costos, que en este momento son muy altos, pero se espera que en un futuro se reduzcan considerablemente.

Los alimentos genéticamente modificados también están en los planes, aunque no con agrado de todo el mundo. Las compañías están trabajando en productos que requieran menos agua para su crecimiento, y aunque todavía no se confía demasiado en los transgénicos, parece ser algo seguro que los consumiremos en un futuro.

Fuente: agua.org.mx

¿Qué pasaría si desaparecieran las abejas?

El decremento de la población mundial de abejas ha puesto en alerta a varias naciones. El problema no es que nos quedemos sin miel. El problema es perder todo lo demás.

Es común que, cuando pensamos en abejas, lo primero que nos viene a la cabeza es una cucharada de deliciosa, cristalina y dulce miel. Sin embargo, en años recientes, esta percepción ha cambiado. ¿Sabías que en países como España la búsqueda en Google de la pregunta “¿Qué pasaría si no hubiera abejas?” está entre las diez más buscadas del 2015?

Y no es para menos: en los últimos treinta años, la ciencia y los grupos en favor del ambiente han externado su preocupación por el vertiginoso descenso en la población de abejas en el mundo. ¿Por qué? Simple: de su eficiencia en la transferencia de polen depende 70% de la producción de las frutas, vegetales y semillas que consumimos a diario. Te puedes imaginar el caos que provocaría su extinción.

Es probable que pienses en algo como “bueno, a la ciencia se le ocurrirá otra cosa”, pero no. El problema de la producción de alimentos es sólo la punta del iceberg. Mira por qué:

 Cadena económica

De manera directa, la producción de miel y la apicultura en México dan miles de empleos directos y millones de indirectos. Además, la fabricación de productos que utilizan derivados como el polen también forma parte de las áreas económicas y sociales que se impactarían si no hubiera más abejas.

 Gastronomía

Parece poco importante pero, ¿has pensado cuántos platillos se preparan o endulzan con miel? (haz una búsqueda en Internet, a nosotros nos aparecieron alrededor de 495,000 resultados). Ningún otro endulzante tiene sus características. Existen personas que no utilizan otro endulcorante, debido a que el control orgánico-natural, es más fácil de controlar.

Salud

Hablamos ya de las características de la miel pero, sería injusto dejar detrás el trabajo que las abejas hacen con sus derivados. La miel es: antitusivo, anticoagulante, antiséptico, antibacterial y micótico. Además, es fuente natural de energía, ayuda a metabolizar el alcohol y previene la disminución de leucocitos en la sangre.

Biodiversidad

En el mundo existen, no es broma, entre 25 mil y 30 mil especies diferentes de abejas. De acuerdo con el Centro de Investigación Científica de Yucatán, en nuestro país hay poco más de dos mil especies de abejas. Pensemos en un momento en todas los herbívoros, frutívoros, nectívoros, fitófagos, foliófagos, micetófagos, rizófagos, xilófagos y granívoros que quedarían sin alimento. La proporción de pérdida de Biodiversidad anual sería, por decir lo menos, insostenible.

Fuente: muyinteresante.com.mx

La adicción al celular de los padres causa daños en los niños

La tecnología llegó y nos rebasó y esto trae consecuencias nada gratas en nuestro papel como padres. Te decimos por qué.

En un artículo de la pediatra Jenny Radesky del Boston Medical Group, señala que el uso desmedido de teléfonos celulares por los padres está afectando la relación con sus hijos. Radesky indica que tras décadas de investigación, se ha concluido que las interacciones cara a cara de padres con los hijos, desde sus primeros días de vida, son muy importantes para el aprendizaje, comportamiento y desarrollo emocional. A través de esa  interacción directa, los niños pequeños desarrollan no solo el lenguaje, también aprenden sobre sus propias emociones y cómo regularlas. Al observarlos, aprenden a cómo tener una conversación y a cómo leer las expresiones faciales de los demás y, eventualmente, a ser mejores comunicadores.

También encontró que los niños de los padres que estaban más absortos en sus celulares eran más propensos a portarse mal para llamar su atención y también los padres estaban más irritables.

La psicóloga Catherine Steiner-Adair, autora del libro ‘The Big Disconnect’, advierte quecuando los padres dan más prioridad a sus dispositivos móviles que a sus hijos, pueden haber consecuencias emocionales profundas para el niño, ya que lo interpretan como que no son lo suficientemente importantes o interesantes para sus papás, se sienten rechazados y esto afecta la relación con los padres, la autoestima y su desempeño social.

Según explica el Dr. Jack Shonkoff de Harvard cuando un bebé escucha a la gente a su alrededor hablándole por unos meses, al poco tiempo comienza a responder con sonidos, balbuceos, o chillidos.  Shonkoff destaca que la importancia de hablar y escuchar a los niños no debe disminuir en la medida que crecen, sino al contrario, debemos seguir interactuando de forma más afectiva y poner reglas en casa para limitar el tiempo que los niños dedican a ver la tele, jugar videojuegos o con la computadora, ya que estas actividades no estimulan el área del lenguaje del cerebro de la misma manera que una conversación cara a cara.

Fuente: padresehijos.com.mx

Colecho: 8 tips para dormir con el bebé

En torno al colecho, dormir con los bebés, se han realizado diversos estudios con rigor científico y en todos hay datos a favor y en contra. Cuando es una decisión libre de los padres, tiene pocas consecuencias en el apego y la seguridad del niño. Pero si es una respuesta de unos papis que no pueden más porque su hijo tiene problemas para conciliar el sueño o se despierta mucho, entonces sí puede tener consecuencias negativas en el desarrollo del pequeño.

En cualquier caso, si se duerme con un bebé en la cama, hay que adoptar algunas medidas de seguridad:

  1. Los padres nunca deben tomar bebidas o fármacos que favorezcan un sueño profundo.
  2. No deben dormir con el pequeño si uno de los dos padece sonambulismo, epilepsia o trastornos similares.
  3. Tampoco conviene que fumen, pues el tabaquismo en los padres aumenta el riesgo de muerte súbita en los bebés.
  4. La cama debe ser amplia para poder albergar a tres personas y hay que evitar tapar al niño en exceso con edredones o prendas que den mucho calor.
  5. Se recomienda que el bebé duerma a un lado, junto a su madre (y no entre ambos padres, pues los colchones con el tiempo suelen curvarse por el centro). Y aún, así debe usarse un colchón duro.
  6. Para prevenir caídas, es bueno colocar una barrera en el lado donde duerme el niño. Cuando empiece a gatear, incluso conviene proteger el otro lado (podría rodar por encima del padre dormido) y proteger el suelo con cojines.
  7. Hay que vigilar que no quedan huecos entre el colchón y la pared donde el chiquitín pudiera quedar atrapado.
  8. Nunca se debe dejar a un bebé solo en una cama de adulto, aunque esté profundamente dormido, porque se podría despertar y al ver que no están sus padres intentar bajarse y caerse.

Niño absentista: familia disfuncional

Hainan Reynoso Uribe

Este martes 10 de enero casi 2.2 millones de niños y adolescentes están convocados a reintegrarse a la docencia en los planteles públicos del país luego del asueto de Navidad, Año Nuevo y Día de los Magos.

Según datos suministrados por la Unicef, en 2009, la asistencia a la escuela media era de apenas un 27% de alumnos y un 39% de alumnas.

El entonces secretario de Educación ofrecía cifras alarmantes  en declaraciones a la prensa. “El absentismo sobrepasa el 50% entre escolares del nivel básico.” Afirmaba Melanio Paredes. A la sazón citaba entre las causas principales, “las condiciones de trabajo del maestro“.

Hoy, tras la aplicación del 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en el sector educativo, habría que preguntarse por qué es todavía necesario motivar la asistencia a clases.

En respuesta, en los últimos años el Estado ha implementado campañas publicitarias a los fines de sensibilizar a los padres y tutores sobre la importancia del reintegro oportuno y puntual de todos los alumnos a clases. Un aspecto del cual la familia debe ser precursora.

Mala nota

Durante el tiempo de ausencia en el aula se produce un desajuste en el proceso de aprendizaje, que en la mayoría de los casos ya existía,  y que resulta en un nuevo abandono escolar.  Los niños absentistas obtienen bajas calificaciones, se desmotivan de asistir a clases y hasta se convierten en desertores del sistema.

Es por esto que el maestro debe dirigir acciones que suplan  las expectativas del alumno en lo relacionado a su nivel y capacidad de aprendizaje, para adaptarlo a su realidad  y llevar su determinado ritmo de aprendizaje. De esta forma evitará el descontento en el niño y por ende la repetición del ciclo de abandono.

Un estudio de la UNICEF y la  Asociación civil Educación para todos en Argentina, establece que la repitencia y el abandono durante el año escolar, principalmente después de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo,  son los síntomas de una cadena de pequeños fracasos en la vida escolar de los alumnos, entre las que citan: la falta de comprensión de los temas en la clase, el absentismo,  sufrir  situaciones familiares adversas, falta de apoyo, a quien acudir para encontrar respuesta o explicaciones, entre otras.

Existen algunas pautas mediante las cuales los profesores pueden detectar posibles casos de absentismo escolar, dentro de las que se cuentan:

  1. Los hijos de padres o tutores desafiantes ante el sistema educativo, descuidados, irresponsables, sobreprotectores, entre otras cualidades.
  2. Familias disfuncionales con normas inadecuadas, con cierta incapacidad para la organización y asignar responsabilidades a los niños.
  3. Niños cuyos hermanos tienen historial de faltar a la escuela.
  4. Alumnos con un intelecto por debajo de la inteligencia promedio.
  5. Respuesta educativa inadecuada para alumnos con habilidades diferentes.
  6. Falta de emoción en la educación.
  7. Cualquier otra situación que pueda alertar sobre el riesgo de absentismo escolar.
Rol de padres y tutores

La familia debe jugar su rol de aula grande,  donde inicia el proceso de formación y educación del individuo, según explica Miguel Alejandro Fersobe, director de Participación Comunitaria del  Ministerio de Educación de la República Dominicana (Minerd).

 “Un segundo rol, de carácter político institucional -prosigue Fersobe- es la participación organizada de la familia en el sistema educativo dominicano, a través de los diversos mecanismos creados por las políticas públicas expresadas en las normativas institucionales que empoderan a la familia como ente participativo del sistema”.

El funcionario apela a que los padres desempeñen este rol de manera efectiva, por motu proprio, más que por compromiso, allende su afiliación a través de los mecanismos de participación.

¿Falta del  alumno o falla del sistema?

El sistema educativo está compuesto por diversos actores y protagonizado por los maestros, directores, orientadores, funcionarios, técnicos y la familia.  Culpar al alumno absentista es revictimizarlo, pues él es el producto de ese conjunto de estructuras y sujetos –el sistema educativo-  que todavía dista de ser inclusivo y de excelencia.

 

Las consecuencias de que un niño vea televisión

En los últimos años se han creado canales televisivos exclusivos para bebés y niños pero, ¿qué tan recomendable es que tu hijo vea televisión?

En términos generales, la Asociación Americana de Pediatría (AAP) invita a que los menores de dos años no vean televisión ya que en esta etapa “no ayuda al desarrollo motor y mental”. El organismo apunta a que “si se quiere mantener tranquilos a los niños es mejor que sus papás les lean, hablen o canten, pues estas actividades los ayudan a apreciar el componente social de la actividad e interactividad”.

Las consecuencias de que un niño vea televisión

Lo anterior se debe a que se encuentran en una etapa crucial de su desarrollo en la que adquieren habilidades físicas y mentales y a los niños a quienes se les otorga la libertad de explorar y conocer su entorno naturalmente, tendrán un mejor control sobre su cuerpo y beneficiarán a su mente.

Diferentes estudios realizados por instituciones reconocidas como la Universidad de Washington y la Universidad de Glasgow de Inglaterra, demuestran que ver televisión más del tiempo recomendado es un factor que puede dejar consecuencias en niños.

Complicaciones más comunes:
  1. Obesidad: Dada la relación directa entre pasividad y el consumo de alimentos chatarra.
  2. Falta de atención: Se ha detectado que quienes más pasan viendo tele entre uno y tres años, desarrollan más problemas de atención al cumplir siete años.
  3. Asma: Más de dos horas de exposición representan el doble de posibilidades de desarrollar este padecimiento respiratorio.

Por lo tanto, a partir de que tu hijo cumpla tres años, la Asociación Americana de Pediatría te recomienda permitirle entre una y dos horas diarias como máximo.

En nuestros días, es prácticamente imposible que tu bebé no vea televisión. Aun cuando en casa tengas reglas, él estará expuesto cuando vayan de visita con tu familia, al súper, al centro comercial etc. Por eso, lo mejor es aprender a usarla, para que motive su desarollo.

Pon atención a lo que tu hijo ve en televisión:

¿Qué pasaría si dejas a tu hijo frente al televisor sin tu supervisión? Según la Asociación Americana de Pediatría (APP) en 24 horas se transmiten:

  • 27 actos de violencia, uno de cada 4 incluye armas
  • 45 mensajes con contenido sexual
  • 3 violaciones, homicidios y asaltos
  • 5 comerciales sobre bebidas alcohólicas
  • 55 comerciales sobre juguetes, videojuegos y otras cosas
  • 27 comerciales de comida, la mayoría de alimentos “chatarra”
Tips de la APP
  1. Limita su uso. Sólo permítele verla una o dos horas diarias
  2. Evita ponerla en su cuarto. Así lo podrás vigilar con más facilidad
  3. Planea qué verá. No le estés cambiando constantemente
  4. Acompáñalo y elige programas de acuerdo a su edad
  5. Pon atención a los estereotipos y explícale cómo son las cosas en realidad
  6. Háblale de la diferencia entre las caricaturas y la gente, aunque sea pequeño empezará a distinguirlos
  7. Explícale el propósito de los comerciales: Hacer que la gente compre cosas que quizá no necesita
  8. Predica con el ejemplo. Como eres su modelo a seguir, limita también el tiempo que ves de tele y elige cuidadosamente tu programación
  9. Ofrécele realizar otras actividades. Leer, hacer ejercicio, tocar un instrumento, entre otros
  10. La televisión no es buena ni mala, todo depende del uso que se le dé.

Fuente: bbmundo.com