Entradas

Qué valorar al elegir colegio para tus hijos

Muchos somos los padres que cada año nos vemos inmersos en el tour por colegios de nuestra zona esperando encontrar el colegio que mejor nos encaje para nuestro hijo.

Hay padres que lo tienen claro y buscan colegios por criterios determinados, como que sean bilingües que está muy de moda, que tengan extraescolares, que sean religiosos… Cada familia elige lo mejor para sus hijos.

Pero a veces no tienes un criterio tan claro que te ayuda a descartar centros escolares, y visitas varios esperando que algunos de ellos destaquen en algo que te guste para tus hijos. Y te encuentras viendo varios centros sin saber que buscas, o sabiendo lo que buscas sin encontrarlo, quien sabe.

Por eso, como estoy inmersa en esta etapa, os voy a decir cuáles son las cosas que creo que hay que saber sobre un colegio, y después os daré mi opinión sobre cuáles son las que yo más valoro a la hora de elegir.

Empezamos por las cosas que debes saber sobre el centro escolar, si existen jornadas de puertas abiertas podrás ir, preguntar, observar in situ, sino te tocará aprenderte su web de arriba a abajo y preguntar a otros padres de la zona.

  1. Metodología

Ahora está muy de moda oír que se aprende por Proyectos. ¿Qué es esto? Pues un tipo de educación interdisciplinar, en el que se elige un tema y en base a él se aprende lengua, conocimiento del medio (o sociales y ciencias cómo se llama ahora en primaria), matemáticas… Suelen elegir temas que capten la atención de los niños, o incluso temas que ellos elijan, o temas de actualidad. Por ejemplo, el sistema solar, los trenes, los dinosaurios, el Quijote… Este tipo de educación hace que los niños sean más activos en el proceso de aprendizaje y estén más motivados porque hacen trabajos en equipo, investigación…

Luego está la educación tradicional. Libro de texto, tema 1, ejercicio 2. Todos sentados y quien no lo haya entendido que lo lea de nuevo. Creo que algo habremos avanzado y no será tan soso el planteamiento. Pero no da pie a la creatividad siguiendo un libro de texto curso tras curso.

Educación Montessori, Waldorf… Educación en la que el niño es el protagonista, se sigue su ritmo, sus intereses, se aprende en el propio entorno… Hay pocas escuelas así, pero las hay. Y ojalá tuviera una cerca de casa.

  1. Profesorado y formación

Al final todo depende del maestro que te toque. Esta frase la leía en un artículo de César Bona, y también lo creo así. Si te toca un maestro con ganas de aprender él también año a año, probar cosas nuevas, mejorar su relación con los alumnos… Me daría igual la metodología, porque al final harían lo que el ritmo de los niños marcase desde dinámicas adaptadas a ellos. Pero claro, ir al colegio, hablar 5 minutos con la que será su maestra (lo digo en femenino porque de momento solo hemos hablado con mujeres), que te quiere decir todo lo bueno del centro, de su aula… Tampoco te da tiempo a indagar en el tema, pero puedes hacerte una idea.

Está genial saber que los profesores se van reciclando, que el propio centro les ofrece cursos, charlas, para ir mejorando y adaptándose a nuevas necesidades, a nuevos recursos de aula… Qué sé yo, pero que tengan ganas de estar “al día” me parece lo mínimo.

  1. Material, libros de texto

Comentaba antes sobre la educación tradicional con libros de texto. Hay escuelas que ya no tienen libros, los profesores aportan fotocopias, ellos crean sus apuntes en base a lo que aprenden e investigan en clase, tienen otros apuntes en soportes digitales… Es un factor a tener en cuenta porque el gasto de libros de texto supone un pico en laeconomía familiar… El material de diario también hay que saber si lo compra cada niño, si lo compra el maestro haciendo un “bote” con el dinero de los alumnos, si lo aporta el colegio…

  1. Instalaciones

Ande o no ande caballo grande. Y con las instalaciones de un colegio ¿igual? Hay que conocer todos los recursos que están al alcance de los niños en cuanto a infraestructuras, que haya seguridad, señalización, en infantil baño en las aulas, biblioteca, sala de informática, sala polivalente, buen comedor o cocina…

  1. Comedor

Muchos centros no tienen ya cocina, y os hablo de centros nuevos. Solo tienen unos super hornos que calientan la comida que les traen una vez por semana, no a diario. Otros sí tienen su comida, hacen la compra los cocineros, incluso tienen huerto o productos ecológicos… Si tus hijos han de comer 5 días a la semana ahí, de verdad creo que es importante saber qué tipo de alimento les ofrecen. Muy importante. Además hay programas de alimentación saludable en los que les dan fruta para almorzar a los niños 1 o 2 días por semana. Preguntad, preguntad también sobre esto.

  1. Cercanía

Cuando son muy pequeños hay que llevarlos, recogerlos… está bien conocer las opciones para llegar al colegio, a pie, medios de transporte. Quizá tengas uno lejos pero bien comunicado en metro y otro cerca pero que andando tardes más tiempo en llegar. Cada uno que haga su hoja de rutas.

  1. Precios

De entrada sabes que en un colegio público no pagas. Pero espera, que si dejas a tu hijo en madrugadores suma, en el comedor, en la extraescolar de la hora de comer, el material escolar o libros de texto, el transporte a diario… Fíjate en todo, que no te pille por sorpresa nada cuando empecéis en septiembre.

  1. Ideología

Por norma general los colegios concertados son colegios religiosos. Si por lo que sea te decides por uno de estas características, pregunta cómo se afronta el tema de la religión, si hay alternativa (en caso de quererla), si en el día a día rezan, como enseñan los valores (si sólo los relacionan con el tema religioso o como un tema cívico).

  1. Otros aspectos

Voy a dejar de enrollarme tanto con este tema que os vais a cansar de mí. Así que voy a contaros otros aspectos que para mí no son determinantes, pero quizá son los que diferencien un centro de otro y está bien que prestemos atención en ellos y preguntemos en las puertas abiertas.

  • Horario. En muchas comunidades autónomas ya está implantada la jornada continua, en otras depende del centro.
  • Enseñanza de idiomas o bilingüismo.Sí, está de moda, pero creo que aún no está bien implantado (hablo de lo que conozco en mi comunidad autónoma, Aragón)
  • Nuevas tecnologías.Trabajar con ordenadores, tablets, aprender a usarlos con responsabilidad…
  • Autonomía. Los niños autónomos, que consiguen hacer cosas por sí mismos, suelen sentirse bien consigo mismos, por lo que es bueno que aprendan rutinas como recoger sus materiales, ponerse y quitarse el abrigo, ir al baño, comer… En casa podremos hacer los padres parte de ese trabajo, pero es bueno que lo refuercen en el cole.
  • Control de esfínteres.Hay centros que en las aulas de 3 años no permiten pañal. En otros ayudan a los niños que aún no saben controlarlo bien. Cada uno tiene una normativa al respecto.
  • Contacto con la naturaleza.Quizá tengan huerto, relación con lugares donde hacer convivencias…
  • Salidas, excursiones, visitas culturales… Que tengan opción desde el colegio a conocer lugares de interés, o al revés, que tengan visitas en el colegio, charlas… cosas que desde casa no podríamos aportarles. Ejemplo, visita de los bomberos al colegio. No puedo traerme un bombero a casa.
  • Extraescolares. Aunque estén muchas horas en el colegio, quizá tus hijos tengan interés por otras cosas que no se desarrollan en las aulas, manualidades, música, deporte… y si el colegio ofrece algo que te encaje sería genial.
  • Contacto con las familias. Como se comunican con los padres, reuniones, tutorías…
  • Equipos de apoyo(psicología, logopeda, orientación…).

Y tras esta retahíla de cosas os diré, que para mis hijos me estoy volviendo medio loca, lo que pensaba que era importante, ahora no lo considero tanto tras visitar los colegios. La maternidad me ha revuelto y me ha hecho cuestionarme tantas cosas, que ahora considero más importante la metodología, el comedor, los materiales, que la cercanía, la ideología y el precio.

 

Fuente:

mujeresymadresmagazine.com

 

El colegio de la princesa Leonor en Gales: educación libre y cosmopolita entre los muros de un castillo medieval

El Reino Unido es territorio de experimentación de las teorías educativas más avanzadas. Si Alexander S. Neill intentó inculcar democracia y libertad día a día a los niños que ingresaban en Summerhill School, el alemán Kurt Hahn quiso promover el espíritu de aventura, la responsabilidad personal y el respeto a la diversidad en el Atlantic College, el primero (1962) de una red de instituciones educativas por todo el mundo que forman la United World Colleges (UWC). La princesa Leonor cursará sus dos años de bachillerato internacional en el castillo medieval de St. Donat, en el valle galés de Glamorgan, a unos 26 kilómetros de la ciudad de Cardiff. La construcción data del siglo XII, y fue ampliamente remodelada y ampliada después de que la comprara en 1925 el magnate estadounidense de los medios, William Randolph Hearst. “El sitio que Dios habría construido si hubiera tenido dinero”, describió el lugar el dramaturgo George Bernard Shaw.

Acoge el colegio unos 350 alumnos de 90 nacionalidades, y según asegura la institución, tres cuartas partes de ellos reciben becas y ayudas de benefactores privados. El ingreso prima los méritos y capacidades de los aspirantes de todo el mundo. El precio por adolescente es de unos 76.000 euros por los dos años que cursan. “El Hogwarts para jipis”, definió hace poco más de tres años el colegio el diario The Times, en referencia al edificio medieval donde el personaje Harry Potter aprendía su magia. Su estatuto fundacional proclama el objetivo de “hacer de la educación una fuerza capaz de unir a los pueblos, las naciones y las culturas en beneficio de la paz y de un futuro sostenible”.

Es el centro predilecto de algunas realezas, millonarios californianos e intelectuales bohemios, por su empeño en fomentar la responsabilidad individual de los alumnos, su capacidad de descubrir, experimentar, colaborar y servir a los demás. Cada adolescente comparte habitación con otros tres, normalmente de países distintos. Bajo la vigilancia discreta de tutores, el internado no tiene nada que ver con la leyenda de duchas frías y disciplina estricta de los tradicionales “boarding schools” (internados) británicos. Un 5% de los alumnos de UWC son refugiados procedentes de zonas conflictivas como Palestina, Yemen, Irak o Afganistán. La actual presidenta de la institución es la reina Noor de Jordania, quien sustituyó en el puesto a Nelson Mandela.

“Ayudamos a nuestros alumnos a descubrir la posibilidad real de cambiar las cosas (…) a través de una actitud valiente, ejemplo personal y liderazgo altruista. Respaldamos a los adolescentes para que alcancen su pleno potencial intelectual, moral, estético, emocional, social, espiritual y físico”, proclaman los modelos y principios de la red escolar.

Además de estudiar diversas materias que engloban ciencias, arte y humanidades, la princesa Leonor deberá completar tres tareas concretas para obtener su diploma de bachillerato internacional: redactar un ensayo de no más de 4.000 palabras sobre algún asunto de especial interés al que dedicará dos años de investigación; completar un curso de Teoría del Conocimiento, que enseña a los alumnos a entender “cómo saben lo que aseguran saber”; y un taller de “creatividad, actividad y servicio” que le permita adquirir habilidades sociales y de servicio a la comunidad y un mayor contacto con la naturaleza.

Fuente: Elpais.com

Colegio Parroquial Nuestra Señora de Lourdes rinde honor a la Patria

El Colegio Parroquial Nuestra de Lourdes con motivo de la fiesta patria del 27 de febrero y los 25 años de existencia del mismo, realizó el Magno Desfile dentro de las instalaciones de la Institución. Se dio inicio con la entrada de todos los alumnos acompañados por la Banda de Música de la Armada de la República Dominicana, e inmediatamente los guardiabanderas de 6to. Año de Secundaria ingresaron portando las banderas Oficiales Dominicana y del Colegio y puestos de pies se escucharon las gloriosas notas del Himno Nacional.

Las palabras de bienvenida las realizó el Director del Colegio: Rev. P. Gustavo Carles, inmediatamente se dio la presencia de 40 alumnos abanderados.

El discurso central fue a cargo de uno de nuestros alumnos egresados el Lic. Fiscal Diógenes Quezada. Los alumnos inmediatamente después hicieron el juramento como estudiantes del colegio presididos por el estudiante: Helso Anatoly Méndez Hinojosa de 5to. de Primaria.

El momento más importante del acto fue realizado por los alumnos de 6to. de Secundaria de la actual 18va. Promoción, entregando el mando a los estudiantes de 5to. de Secundaria.

Con motivo de los 25 años se hizo un reconocimiento de gratitud a personalidades amigos del colegio que durante todos estos años han sido cooperadores del mismo: Augusto A. Lizardo González, Sr. Conchita Varona y Aquilino García, Lic. Miguel Escaño y Lic. Luis Almeida.

Se realizó la exhibición de fusileros a cargo de los 28 alumnos especiales de nuestra Institución.

Y para recordar nuestras raíces un grupo de alumnos nos deleitaron con un baile de mangulina y carabiné lo que acentúa nuestra identidad.

Se tuvo una exhibición del Manual de Armas en Silencio de la Armada de la República Dominicana a cargo del Comandante Caballero Guardiamarina de 4to. Año Paulino Álvarez A.R.D.

Se agradeció a los militares: 2do Tte. Teniente Paredes Contreras y de manera muy especial el 1er. Tte. Hamself Manuel Rodríguez Encarnación que con esmero y dedicación se han encargado durante estos últimos años en preparar a nuestros jóvenes en el acto cívico.

Y para terminar fueron lanzados al viento globos con los colores de la bandera dominicana a ritmo de la canción: “Dominicano Soy”.

Finalmente los guardiabandera de 5to. Año de Secundaria desfilaron por todo el campus portando las banderas oficiales dominicana y del colegio recibiendo los saludos de los mismos

Episcopal San Andrés rinde homenaje a las hermanas Mirabal

Carolina Jiménez
Santo Domingo

El pasado viernes, 1ro de marzo, Plan LEA visitó el Colegio Episcopal San Andrés, donde se presenció el talento, la alegría y la dominicanidad de infantes de 1 a 5 años. Sobre todo la pasión y la motivación con la que los docentes y directora del centro guiaban a sus estudiantes en la actividad, realizada en honor a las hermanas Mirabal.

Desde la entrada hasta la salida del centro educativo, se respiró el amor y el respeto patriótico. Y es que en cada rincón podíamos encontrar murales con dibujos, manualidades y creaciones representativas a la Patria.

Miguelina Jorge, directora académica, nos contó que esta actividad se organizó con la intención de hacer un homenaje a las hermanas Mirabal; mujeres heroínas y patrióticas. Además para hacer honor en este mes de marzo a las mujeres dominicanas e incentivarlas a luchar por sus ideales como nación, como mujer y como familia. “En nosotras también hay esperanzas para el país”, expresó Jorge.

Al preguntarle sobre las actividades que realiza el colegio para cada efeméride, la directora dijo que: “El Episcopal San Andrés cumple con todas las actividades del calendario programado por el Ministerio de Educación, aquí se resaltan los valores cívicos, patriotas, humanos y espirituales. Es un centro que forma por competencias y desarrolla las habilidades y talentos de cada estudiante. Somos una realidad en el Sistema Educativo Nacional, como lo está en la propuesta curricular del Ministerio”.

Un aspecto importante del que fuimos testigos, es que el apoyo de la familia se hace presente en las actividades del Episcopal y que la integración es significativa.

Gemelos: ¿juntos o separados en el colegio?

Ana y Clara así como Álvaro y Jorge son hermanos gemelos, compañeros de mi hijo en el colegio, pero, aún cursando el mismo curso, estudian en clases diferentes.

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué los separan? Lo que parece raro, tiene su explicación. Lo que se busca con ello es que cada uno pueda desarrollarse individualmente como persona y como alumno.

Los hermanos gemelos en el colegio

Pienso que el gran reto de los padres en la educación de hijos gemelos es conseguir precisamente eso, que cada uno de sus hijos sea un individuo pleno y completo en sus capacidades o cualidades, sin comparativas o complementariedad alguna.

Actualmente, en los colegios se separa a los gemelos en distintas clases para que cada uno por separado tenga su propio grupo de amigos, y puedan desarrollar su personalidad y sus habilidades sociales sin comparativas, porque en ocasiones puede suceder que uno de ellos actúe como líder y el otro como seguidor, o muestren rivalidad en el ámbito escolar, al igual que puede suceder entre hermanos de distintas edades.

Lo mismo ocurre en los hogares de niños gemelos. Los que tenéis gemelos seguro que habéis desarrollado ciertas estrategias para conseguir que cada uno de vuestros hijos tenga una relación única y diferente con vosotros, con los amigos, compañeros del cole, y con otros hermanos.

Según he hablado con mi amiga Tatiana (dos de sus hijos son gemelos), el secreto está en tratarles como al resto de sus hijos que comparten familia, habitación, gustos, pero que son diferentes en edad, físico y personalidad, para ello es importante evitar que vistan siempre de la misma manera, tengan los mismos juguetes o un idéntico trato, que aprendan a compartir y a desarrollar su propia personalidad.

Nuestra actuación debería responder a la educación de dos hermanos cualesquiera que comparten el mismo día para celebrar su cumpleaños.

Fuente: guiainfantil.com

Los miedos de los niños en el colegio que más se repiten

El miedo es una emoción básica que se da en todas las edades y etapas de desarrollo. Es adaptativo y va evolucionando con la edad, la madurez y las experiencias personales. Entre los terrores infantiles más comunes encontramos el miedo a la oscuridad, a los monstruos, a los ruidos, a los animales…

Pero, ¿qué ocurre con los miedos de los niños en el colegio? Se trata de una experiencia con la que van a tener que enfrentarse casi a diario. El papel de los adultos es importante a la hora de que los niños superen y manejen sus miedos.

Estos son los miedos de los niños en el colegio más comunes

Los niños pueden manifestar miedo ante diversas situaciones, aunque estas sean familiares y habituales como, por ejemplo, el colegio. Hay que estar atento a las reacciones y verbalizaciones de los niños a la hora de identificar si hay algo que altera el mundo emocional del niño, ya que cuando no se superan positivamente los terrores, y se intensifican, puedan derivar en ansiedad y fobias.

En el ámbito escolar los niños pueden manifestar miedo por diversas y variadas razones.

1. Miedo al fracaso escolar (a repetir curso, a suspender, a hacer mal tareas, a no saber contestar a las preguntas del profesor…)

2. Miedo social (a que se rían de ellos, a no tener amigos, a ser rechazado…)

3. Al malestar físico

4. A los cambios escolares (de etapa, de centro…)

El miedo escolar es uno de los miedos que más puede condicionar el progreso académico y social de los niños.

Es normal que cuando inician la escolarización, o al inicio del curso escolar sobre todo cuando hay cambios de etapa o de centro, los niños tengan cierto temor. Sin embargo, si este miedo perdura y se intensifica, puede convertirse en una fobia o un miedo excesivo, que llega a limitar la vida escolar de los niños.

La importancia de encontrar la causa de los terrores

Hay miedos evidentes, como el miedo a los animales, a la oscuridad, etc… pero hay otros que no lo son tanto, y por eso hay que estar atentos a las señales de alerta que nos pueden indicar que algo no va bien. Entre estos signos, encontramos las regresiones, es decir, comportamientos y conductas que no corresponden con la etapa de desarrollo en la que se encuentra el niño; problemas de sueño, como pesadillas, despertares y miedos nocturnos; desmotivación y apatía; o impulsividad.

A la hora de afrontar el miedo escolar en los niños es importante intentar identificar la causa. Son varias las posibilidades.

– Niños con dificultades de aprendizaje, por ejemplo, tienen miedo en el aula a responder a  las preguntas del profesor, a hablar en clase, salir a la pizarra, o leer en voz alta.

– La propia inseguridad del niño también es una fuente de miedo en la escuela.

– Puede también que se haya dado algún episodio desagradable en el colegio, que aunque no sea importante para los adultos, es vital para el niño.

– Miedo a la separación de los adultos de referencia, etc.

Por lo tanto hay que investigar y analizar qué puede estar generando este miedo para poder intervenir sobre él. Dependiendo de la causa del miedo, la intervención será diferente.

Cómo ayudar a los niños a superar sus miedos en el colegio

A la hora de trabajar los miedos, es conveniente que los adultos analicemos cuáles son nuestras respuestas hacia esos temores.

En ocasiones los padres tendemos a quitar importancia a esas situaciones, creyendo que así ayudamos a los niños, o por el contrario nos angustiamos y preocupamos en exceso. Los adultos tenemos que dar seguridad a los niños, por lo que debemos actuar con calma y tranquilidad, pero ofreciendo confianza.

No debemos regañar al niño cuando manifieste su miedo. Podemos ayudarle animándole a que nos verbalice cómo se siente, y dándole posibles soluciones a la situación, es decir, un modelo que le ayude a superar esas situaciones que le dan miedo.

Podemos ayudarles también con técnicas de relajación, que le ayuden a rebajar la ansiedad en momentos clave.

En cualquier caso si estos miedos persisten y no se superan con el tiempo, será conveniente acudir a un profesional que ayude al niño, que nos oriente a los padres sobre cómo intervenir y que nos asesore sobre cómo trabajar con la escuela.

Fuente> guiainfantil.com

Escolarización del niño con síndrome de Down

Llegado el momento en que el bebé con síndrome de Down puede ir a la guardería es normal que a los padres os surjan dudas y miedos de si llevarlo o no, o de cómo va a ser su integración en estos centros si su desarrollo es inferior al del resto de los niños. Lo cierto es que no hay una edad ideal para que los bebés con síndrome de Down comiencen a ir a la escuela infantil, ni unos requisitos básicos para elegir una u otra; eso dependerá de las circunstancias de cada familia y de la decisión personal de los padres. Pero es muy positivo que tu hijo se escolarice como el resto de los niños.

Así lo indica el psicólogo Isidoro Candel, experto en atención temprana de la Federación Española de Síndrome de Down (Down España): “antes de los 3 años, los niños con este síndrome se escolarizan en escuelas infantiles (guarderías) con los demás compañeros, experiencia que está resultando muy satisfactoria para ellos y para los propios padres”. Lo que también refrenda la psicóloga y experta en educación de Down España, Ana Belén Rodríguez: “que los niños acudan a la guardería con la misma edad que el resto de los niños favorece la socialización, potencia la tolerancia y la convivencia, y facilita la imitación de conductas”. Además, es un buen paso que allana el camino y favorece la posterior escolarización en un centro educativo.

En qué tipo de centro educativo puedes escolarizar a un niño con síndrome de Down

Pero la disyuntiva está en si luego deben asistir a un centro más específico o no. Según datos de Down España, el 90% de las personas con trisomía 21 accede a la escuela ordinaria, existiendo una gran integración, sobre todo, en el primer ciclo. “En nuestro país, la modalidad de escolarización para los alumnos con necesidades educativas especiales es, en un principio, el centro ordinario, es decir, un colegio normal y corriente, con los apoyos que ellos precisen: pedagogía terapéutica, lenguaje, fisioterapia, auxiliar técnico educativo… Prácticamente todos los niños con síndrome de Down se escolarizan a los 3-4 años en estos centros, pero cada caso es diferente, y la modalidad de escolarización siempre deberá estar en función de las características de cada alumno”, señala Isidoro Candel.

Ana Belén Rodríguez también opina que debería ser así: “la escolarización del alumnado con necesidades educativas especiales y su atención educativa ha de fundamentarse siempre en los principios de normalización e inclusión escolar. Los alumnos con síndrome de Down tienen derecho a estar escolarizados en centros ordinarios, con las ayudas específicas que requieran”. Esta experta explica cómo funciona el proceso actualmente y las opciones que tienen los padres: “cuando vuestro hijo inicie el segundo ciclo de Educación Infantil (3 – 6 años), una vez marcada la casilla de necesidades educativas especiales en la solicitud de escolarización y efectuada la presentación de la misma en el centro elegido, será el Equipo de Orientación Educativa (EOE) quien se ponga en contacto con vosotros para realizar la evaluación correspondiente y emitir una orientación del tipo o modalidad de escolarización más adecuada para vuestro hijo con síndrome de Down.

El sistema educativo español recoge, según la legislación vigente, distintas modalidades que van desde el extremo de mayor integración hasta el de mayor exclusión: centro ordinario, centro ordinario con apoyos, centro ordinario con escolarización preferente para una determinada discapacidad, aula específica en centro ordinario, escolarización combinada entre un centro ordinario y un centro específico, y centro específico o de educación especial”.

Aunque la mayoría de los niños con síndrome de Down son fáciles de manejar, muchos preescolares son más complicados, en parte porque no son capaces aún de comunicarse de un modo eficiente. Los estudios demuestran que los niños con trisomía 21 que tienen conductas más difíciles a los tres años progresan más lentamente en su etapa escolar. Esto se debería en gran medida a que no son capaces de permanecer quietos, escuchar, y beneficiarse de las oportunidades de aprendizaje. Además, estos pequeños se caracterizan por tener un nivel de perseverancia bajo y por tender a desligarse de las tareas.

Así, “dependiendo de su evolución y de otras variables que suelen escapar a nuestro control, se irán proponiendo progresivamente otras alternativas de escolarización, en el caso de que no funcione la indicada inicialmente”, señala Isidoro Candel.

Fuente: webconsultas.com

La creatividad del preescolar

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

La educación preescolar constituye un ciclo de formación de suma importancia para el desarrollo de los niños entre 0 y 6 años de edad. Es una etapa en la que se incrementan habilidades físicas y psicológicas, así como el fomento de creatividad y enseñanzas de autenticidad.

Michelle Díaz, maestra de preescolar, afirma que: “Durante la etapa preescolar es donde se trabajan los elementos más importantes del desarrollo socioemocional y cognitivo de los niños. Las exploraciones sensoriales y las competencias educativas son las que más aportan al proceso estudiantil, convirtiéndose en un ciclo de formación de suma importancia”.

La educación inicial contribuye al desarrollo cognitivo del ser humano, que inicia con una capacidad innata de adaptación al ambiente; consta de una serie de etapas que representan los patrones universales del desarrollo. En cada una de estas la mente del niño desarrolla una nueva forma de operar.

El desarrollo cognitivo está relacionado con el conocimiento: es el proceso por el cual vamos aprendiendo a utilizar la memoria, el lenguaje, la percepción, la resolución de problemas y la planificación.

La maestra explica que existen numerosos estudios que demuestran que el cerebro de los niños en edad preescolar tiene la capacidad de realizar diferentes conexiones cerebrales de manera acumulativa y por etapas. “El maestro de educación inicial tiene una labor muy importante, ya que debe estimular y promover dichas conexiones en su máximo nivel”, agrega.

Sostiene Díaz que, los maestros deben identificar las necesidades de cada uno de sus estudiantes y trabajarlas de manera personalizada para un mejor aprendizaje. “En ocasiones, hay actividades que requieren la participación de grupos grandes, pero también se debe contar con otras de grupos pequeños, donde se pueda trabajar cada necesidad de manera individual”.

Para fomentar el aprendizaje de habilidades y conocimientos que resultan esenciales en esta primera etapa escolar, es importante que en el aula se realicen actividades dinámicas y variadas.

Michelle Díaz, maestra de preescolar.

“El mayor objetivo de un preescolar es guiar a los niños en la construcción socioemocional de sus vidas de manera sana y real. Sin embargo, el curriculum preescolar es completo de acuerdo a las competencias que requiere el Ministerio de Educación. Estas se trabajan a través de investigaciones y exploraciones tanto sensoriales como cognitivas y varían según el nivel y las necesidades de cada estudiante. Se busca estar actualizados con las habilidades del siglo XXI (comunicación, pensamiento crítico, colaboración y creatividad)”, argumenta la maestra.

En cuanto a las actividades para los niños, plantea que insertar objetos en pequeños orificios o trazar líneas puede desarrollar la motora fina. Dentro de las actividades más frecuentes están las habilidades de preescritura, sin importar el nivel con el que se esté trabajando.

Para el profesorado es un reto mantener la atención de los niños, condición previa imprescindible para empezar cualquier actividad escolar.

“Un maestro preescolar debe siempre tener energía para mantener motivados a sus estudiantes durante el proceso de aprendizaje. Siempre realizo con mis estudiantes actividades que respondan a sus intereses y curiosidades, creando una investigación sobre ello, lo cual les permitirá un mayor aprendizaje”, puntualiza Díaz.

Para lograr que el aprendizaje sea continuo, los padres en sus hogares deben asumir la responsabilidad de poner en práctica las enseñanzas que los maestros les imparten a sus hijos. Díaz asegura que: “Siempre es bueno que los maestros tengan una relación abierta con los padres, donde puedan mantenerlos informados sobre los temas y necesidades específicas de sus hijos. Estos por su parte, leerles algún libro relacionado a los temas que se están trabajando en el colegio y sacar un momento del día para realizar actividades. Esta conexión con el hogar, permitirá que los niños puedan tener un aprendizaje significativo y enriquecedor”.

Amigos del colegio: buenas y malas influencias

No todos los niños tienen dotes de liderazgo, aunque a algunos les gusta más manejar el cotarro, otros prefieren no tomar la iniciativa y sumarse y compartir las propuestas ajenas. Muchas veces, los niños son sometidos a presiones por parte de loscompañeros, que intentan influir, más o menos descaradamente, en su forma de actuar. Esto es algo con lo que nuestros hijos tienen que lidiar ya desde pequeños.

Algo enojado, mi hijo de nueve años me contó que un amigo suyo le acusó de ser un ‘friki’, ya que decidió junto a otros compañeros de curso hacer un club de ciencias. Supongo, que este amigo viendo en riesgo su relación con mi hijo y la afición que ambos comparten por el fútbol, procuró darle este malintencionado juicio de valor para que no se apartara de él y de sus gustos comunes. Y es que también entre los amigos del colegio se ejercen buenas y malas influencias.

Cuándo los amigos del colegio ejercen buenas y malas influencias

Naturalmente, yo le expliqué el porqué su amigo le hizo aquel comentario y, por supuesto, le animé a diversificar su campo de juego, a no ser sumiso o dependiente de un único amigo, sino que le invitara también a participar de su nuevo proyecto.

Los compañeros de clase y amigos tienen también una influencia positiva en el niño. Yo recuerdo tener una amiga a la que le encantaba dibujar y lo hacía realmente bien, ella me enseñó a hacer caras divertidas y aprendí muchísimo imitándola.

De la misma manera, creo posible que cuando en una clase hay bastantes niños que sonbuenos estudiantes y destacan por ello, el resto de los niños, que quizás en otro ambiente, no trabajarían, se esfuerzan por estar a la altura de los más admirados. Unos niños pueden servir de estímulo positivo para otros.

La motivación es mayor y más efectiva, cuando viene del ejemplo de un igual. Por desgracia, la influencia de los iguales también puede ser negativa, cuando el líder o líderes del grupo no dan buen ejemplo o no se comportan bien. En estos casos, debemos preparar a nuestros hijos para que no cedan a la solicitud de acciones contrarias a su sentido común y a sus convicciones.

Cómo ayudar a los niños a alejarse de las malas influencias

Es fácil que los niños cedan ante la presión de otros por la curiosidad que se despierta en ellos o, simplemente, por necesidad de sentirse aceptados como parte del grupo, para caer bien, para que no se burlen de ellos, para no meterse en problemas si van contracorriente. Podemos ayudarles, dándoles algunos consejos para que puedan alejarse de las malas influencias:

– Potenciar su autoestima y buen criterio.

– Conocer a los amigos de nuestros hijos.

Enseñarles a elegir los amigos, según aficiones y comportamiento.

– Invitarles a que hablen con nosotros o cualquier persona responsable ante cualquier presión o abuso.

Aliarse con algún otro compañero o amigos para decir con poder decir más fácilmente “no”.

No limitar la amistad a un solo grupo o persona. Enseñar a los niños a que se lleven bien con todos los compañeros.

– Avisarle de los riesgos de ceder a las malas influencias y hacerse respetar.

Fuente: Patro Gabaldón. Guiainfantil.com

Colegio Brisa Oriental recibe certificación de Calidad del Modelo Pentacidad

El Centro Educativo Brisa Oriental recibió la certificación de Calidad del Modelo Pentacidad, NRMP 001, pasando a ser el quinto centro educativo del país en obtenerlo.

Durante un año escolar completo la institución implementó este sistema que realiza un cambio en el concepto de educar planteando como base formar a las personas en cinco ámbitos: identidad, social, mente, cuerpo y emoción.

Tras su implementación y auditorías externas de la certificadora internacional SGS, el colegio recibió de manos de Begoña Salas, Directora Ejecutiva de Pentacidad, la certificación oficial.

¨Pudimos trabajar los valores de cada estudiante a través de sus competencias en los cinco ámbitos de la persona, desde donde van a desarrollar su verdadero proyecto de vida¨, expresó Salas.

El principal objetivo de este método es hacer posible que cada niño y joven encuentre en sí mismo sus potencialidades. No se concentra únicamente en la transmisión de conocimientos, sino  más bien  en la formación y educación de la inteligencia emocional de las personas; lo cual repercute de manera positiva en la manera asertiva de sus relaciones humanas y comunitarias.

Este nuevo sistema de trabajo del centro Brisa Oriental es parte de la actualización y desarrollo de nuevas estrategias acordes a las demandas actuales de la sociedad.

El Centro Educativo Brisa Oriental cuenta con 18 años de trayectoria en los que ha graduado cientos de bachilleres, contando entre estos estudiantes que han resultado ganadores de olimpiadas de matemáticas, ortografía y física, realizadas por el Distrito.

La implementación del Sistema de Calidad Educativo estuvo a cargo del equipo del centro conformado por Margarita Sosa, Yahayra Ventura, Leonor Pimentel, Raysa Javier, Yamilka Alcántara y Laika Díaz.