Entradas

La homosexualidad no está dictada por los genes

El mayor estudio realizado hasta la fecha para averiguar el peso de los genes en la conducta sexual hacia personas del mismo sexo confirma que no existe un gen de la homosexualidad. Las variaciones genéticas halladas en una muestra de casi medio millón de participantes explican solo una pequeña parte de este comportamiento sexual, poniendo de manifiesto la complejidad de la sexualidad humana.

Aunque hubo investigaciones posteriores que refutaron estos resultados, el adolescente Fah Sathirapongsasuti buscó en internet respuestas sobre su sexualidad y dio con ese estudio. “Le eché la culpa a mi madre por haberme dado el cromosoma X”, bromea. El joven actualmente es experto en biología computacional en la compañía 23andMe,Inc. y es uno de los autores de una macroinvestigación internacional, publicada en la revista Science, que confirma, con una muestra de casi medio millón de personas, que no existe un gen de la homosexualidad.

La investigación internacional realizada sobre una muestra de casi 500.000 personas demuestra que no existe un gen de la homosexualidad

El estudio, el más amplio realizado hasta el momento en este campo y para el que han creado una web con la que difundir los resultados, concluye que las variaciones genéticas explican solo una pequeña parte del comportamiento sexual entre personas del mismo sexo, poniendo de relieve la complejidad de la sexualidad humana. Por tanto, no sería posible predecir o identificar la conducta sexual atendiendo solo a estas variaciones en los genes.

“Nuestro trabajo muestra que las herramientas utilizadas en las investigaciones que existen sobre este tema no tienen en cuenta la gran heterogeneidad y complejidad en el comportamiento sexual”, señala a Sinc Andrea Ganna, autor principal del estudio, responsable del grupo del Laboratorio de Biología Molecular Europea en el Instituto de Medicina Molecular en Finlandia y profesor en el Hospital General de Massachusetts y en la Escuela de Medicina de Harvard (EEUU).

Casi medio millón de datos

Los investigadores analizaron la información que 477.522 personas proporcionaron sobre su comportamiento sexual y la compararon con millones de marcadores de ADN de sus respectivos genomas, recogidos por el UK Biobank –biobanco del Reino Unido– y la compañía 23andMe,Inc.

Los científicos analizaron la información de 477.522 personas sobre su comportamiento sexual y la compararon con millones de marcadores de ADN

En el caso de los participantes de Reino Unido, la pregunta que se les hizo fue: “¿alguna vez ha tenido relaciones sexuales con alguien del mismo sexo?” En cuanto a los participantes de EE UU, completaron una encuesta que incluía preguntas sobre identidad sexual, atracción, experiencia sexual y fantasías. En total, 26.827 personas indicaron haber tenido relaciones sexuales con gente del mismo sexo (más de un 5 % de la muestra). Los autores replicaron los análisis con información de tres bases de datos más pequeñas.

Los científicos descubrieron miles de marcadores genéticos –fragmentos de ADN que varían de persona a persona– relacionados con este comportamiento, aunque solo cinco lo estaban más significativamente. Sin embargo, comprobaron que cada marcador tenía un efecto muy pequeño por sí solo, es decir, que cada uno contribuyó muy poco a la conducta sexual (menos del 1%, sumando los cinco marcadores).

“Es importante recordar que estas variantes genéticas por sí solas no definen el comportamiento sexual de alguien”, recalcan los autores. Como ocurre con otros rasgos humanos, como podría ser la altura, la conducta sexual se explica como una compleja suma de varios factores: cientos o miles de variantes genéticas (cada una con un efecto muy pequeño), el entorno y las experiencias vividas por una persona.

Como ocurre con otros rasgos como la altura, la conducta sexual se explica como una compleja suma de varios factores: variantes genéticas con un efecto muy pequeño, el entorno y las experiencias vividas por una persona.

Podemos decir con seguridad que no hay ni un solo determinante genético, ni un solo gen para el comportamiento o la orientación sexual hacia el mismo sexo”, zanjan los científicos. Al analizar todos los marcadores genéticos comunes a lo largo de todo el genoma, encontraron que explicaban entre el 8% y el 25% de las diferencias individuales en la conducta sexual entre personas del mismo sexo.

5 marcadores genéticos

Sobre los cinco marcadores genéticos identificados, uno de ellos está relacionado con la calvicie, lo que, según los autores, sugiere que la regulación de las hormonas sexuales (que tienen que ver con la pérdida del cabello) podría estar involucrada con este tipo de comportamiento sexual. Otro de los marcadores está vinculado con el olfato, importante para la atracción pero cuyo papel en la conducta sexual aún se desconoce. Ninguna de estas variantes genéticas está relacionada con el cromosoma X, refutando de nuevo la controvertida investigación de 1993.

Los autores también encontraron similitudes y diferencias entre hombres y mujeres. El 40% de las influencias genéticas en la conducta sexual entre personas del mismo sexo fueron compartidas por hombres y mujeres, mientras que cerca del 60% fueron únicas para cada sexo.

Colaboración con la comunidad LGTBQ

Michael Bailey, investigador del departamento de Psicología de la Universidad Northwestern (EEUU) y experto en la materia, que no ha participado en el estudio, lo califica como “bastante importante”. “Es el primero en proporcionar una evidencia completamente convincente de que los genes influyen pero no determinan la orientación sexual”, indica a Sinc y resalta el gran tamaño de la muestra y su enfoque empírico.

Es el primer estudio que proporciona una evidencia completamente convincente de que los genes influyen pero no determinan la orientación sexual

Los científicos confían en que, a partir de ahora, se pongan en marcha estudios con muestras de población más grandes que permitan comprender mejor la interacción entre el entorno y los genes, para obtener más información sobre la complejidad de la genética de la conducta sexual.

Esperamos que nuestros resultados ayuden a reformular la manera en que se mide el comportamiento sexual y que se haga en colaboración con la comunidad LGTBQ y los grupos de interés”, concluye Ganna.

Fuente: www.nationalgeographic.com.es

Alexander Fleming, el padre de la penicilina

El 6 de agosto de 1881 nació Alexander Fleming, un científico que dedicó su vida a la investigación y que, como consecuencia de un olvido, hizo uno de los descubrimientos más importantes de la medicina: la penicilina. Este antibiótico que ha salvado millones de vidas también le permitió conseguir el premio Nobel de Medicina en 1945.

El descubrimiento de la penicilina en 1928 por el escocés Alexander Fleming es el caso de serendipia o descubrimiento accidental más importante de la historia.Todo ocurrió cuando el científico escocés se fue de vacaciones y olvidó una placa de cultivo bacteriano donde por casualidad creció un hongo. A su regreso ¡eureka!, se topó con el hallazgo científico del siglo sin el que Fleming, a pesar de ser un brillante investigador, no habría sido más que una nota a pie de página en la historia de la microbiología médica.

 

Alexander Fleming se alistó en el Regimiento de Voluntarios de la Fuerza de Voluntarios de Londres en 1900 con la intención de participar en la guerra de los Boers, pero ésta terminó antes de que su unidad llegara a embarcarse. También fue miembro del club de fusileros de la Escuela de Medicina. Su capitán le sugirió que se uniera al departamento de investigación en el St Mary’s, donde se convirtió en bacteriólogo asistente de sir Almroth Wright, pionero en vacunas e inmunología. Fleming fue un alumno extraordinario y en 1908 logró la medalla de oro de la Universidad de Londres y comenzó a dar clases en el St. Mary’s hasta 1914. En 1915 se casó con Sarah Marion McElroy, una enfermera con la que tuvo un hijo, Robert Fleming.

En 1908, Alexander Fleming logró la medalla de oro de Universidad de Londres y empezó a dar clases en el St. Mary’s Hospital de Londres

Durante la Primera Guerra Mundial, Fleming sirvió en el Cuerpo Médico del Ejercito Real en el frente occidental, en Francia, y a su regreso obtuvo el puesto de profesor de Bacteriología en la Universidad de Londres, y en 1951 fue nombrado rector de la Universidad de Edimburgo.

Primeros descubrimientos

En 1922, Fleming descubrió la lisozima, una enzima bactericida que impide las infecciones y que se halla presente en numerosas sustancias segregadas por los seres vivos, como las lágrimas, la saliva o las secreciónes nasales y que actúa como una barrera contra las infecciones. El hallazgo fue muy importante ya que demostraba la posibilidad de que existieran sustancias que, siendo inofensivas para las células del organismo, resultaban letales para las bacterias.

En 1922, Fleming descubrió la lisozima, una enzima que impide las infecciones bacterianas y se halla presente en sustancias como las lágrimas, la saliva o las secreciones nasales

Sobre su famoso descubrimiento, Fleming dijo una vez: “A veces uno encuentra lo que no está buscando. Cuando me desperté justo después del amanecer del 28 de septiembre de 1928, desde luego no planeaba revolucionar todos los medicamentos al descubrir el primer antibiótico del mundo, o el asesino de bacterias. Pero supongo que eso fue exactamente lo que hice”.

Microbios, una nueva era de exploración

La maravillosa penicilina

Así, cuando regresó de sus vacaciones en 1928, Fleming estudió las mutaciones en los cultivos de estafilococos que había dejado apilados en un rincón de su laboratorio. Observó que habían sido accidentalmente contaminados por un hongo. Las colonias de estafilococos que rodeaban al hongo habían sido destruidas, mientras que otras colonias de estafilococos más lejanas estaban intactas. Fleming hizo crecer el moho en un cultivo puro y descubrió que producía una sustancia que mataba a varias bacterias causantes de enfermedades. Identificó el moho como perteneciente al género Penicillium y, después de algunos meses de llamarlo “jugo de moho”, el 7 de marzo de 1929 llamó a la sustancia penicilina.

En 1928 observó que sus cultivos de estafilococos habían sido contaminados por un hongo y las colonias que lo rodeaban habían sido destruidas

Fleming realizó varios experimentos destinados a establecer el grado de susceptibilidad, sensibilidad o resistencia de una bacteria al caldo de cultivo de una amplia gama de bacterias patógenas y observó que muchas de ellas eran rápidamente destruidas. Ocho meses después de sus primeras observaciones, Fleming publicó los resultados en una memoria que aún hoy se considera un clásico en la materia, pero a la que por entonces no se prestó demasiada atención. Pese a que Fleming comprendió desde un principio la importancia del fenómeno de la antibiosis (una interacción biológica que consiste en la imposibilidad de que unos organismos vivan en las inmediaciones de otros, debido a que unos segregan una sustancia, llamada antibiótico, que provoca la muerte de los otros) que había descubierto, la penicilina todavía tardó quince años en convertirse en un medicamento de uso universal. En 1944, Alexander Fleming fue nombrado sir y en 1945 recibió el Premio Nobel de Medicina, que compartió con Howard Florey y Ernst Boris Chain, que también realizaron sus trabajos en este campo.

En 1945, Alexander recibió el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de la penicilina, premio que compartió con Howard Florey y Ernst Boris Chain

Tras toda una vida dedicada a la investigación, Alexander Fleming, el padre de la penicilina, murió el 11 de marzo de 1955 a los 74 años de edad en su casa de Londres tras sufrir un ataque al corazón. Su cuerpo fue enterrado como un héroe nacional en la cripta de la catedral de San Pablo, en la misma ciudad donde desarrolló su carrera y que lo vio morir.

Fuente: nationalgeographic.com

Encuentran algunas de las estrellas más antiguas del universo en la Vía Láctea

Las galaxias se forman y evolucionan jerárquicamente: galaxias más pequeñas se fusionan para formar otras más grandes. Otras veces son las de mayor tamaño las que literalmente engullen a las más humildes. Esto es precisamente lo que le ocurrió a nuestra Vía Láctea hace unos 10.000 millones de años.

Según el artículo titulado Uncovering the birth of the Milky Way through accurate stellar ages with Gaia y publicado recientemente en la revista Nature Astronomy, la que fuera una primitiva Vía Láctea canibalizó una galaxia con la cuarta parte de su masa.

11 cosas que no sabías sobre la Vía Láctea
Fotografías

La investigación, dirigida por Carme Gallart del Instituto de Astrofísica de Canarias -IAC- proporciona además una datación precisa de algunas de las estrellas de la Vía Láctea que con una edad estimada de entre 10.000 y 13.000 millones de años, son algunas de las estrellas más viejas que se conocen en el universo. Se trata de la primera vez que se han fijado edades tan precisas para estrellas tan antiguas.

Se trata de la primera vez que se han fijado edades tan precisas para estrellas tan antiguas

De este modo, gracias a los datos recopilados por el satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea –desde su posición en el espacio, Gaia estudia miles de millones de estrellas cercanas y brillantes, registrando información altamente detallada sobre sus movimientos y ubicaciones– Gallart y sus colegas construyeron una imagen precisa de la distribución por edades de las estrellas, tanto en el disco actual, como en el halo interno de la Vía Láctea, encontrando que la mayoría de las estrellas en la parte del halo más cercana al Sol, cuentan con edades que superan los 10.000 millones de años.

Cabe recordar que la edad de nuestro sol, una estrella de tipo G, y que se encuentra aproximadamente en la mitad de su vida, se formo hace unos 4.600 millones de años, por lo que estas estrellas tendrían más de doble de la edad de nuestra estrella anfitriona.

Con la ayuda de simulaciones cosmológicas, los autores identificaron este límite de edad, el de 10.000 años, como el punto más probable en que el progenitor de la Vía Láctea se fusionó con otra galaxia más pequeña denominada Gaia-Encelado.

La galaxia de Andrómeda se formó tras una gran fusión entre 2 galaxias

¿CÓMO SE FORMÓ LA GALAXIA DE ANDRÓMEDA?

Estrellas de alta metalicidad

Saber la edad exacta de estos astros también ha permitido a los autores identificar las estrellas que estaban presentes antes de la fusión y las que se originaron de la galaxia resultante. De entre todas ellas, las estrellas que aparecen más rojas, debido a su mayor contenido metálico corresponderían a las estrellas originales formadas en la fusión previa.

Los investigadores apuntan a que esta fusión no solo calentó algunas de las estrellas formadas en el disco galáctico para formar parte de su halo, sino quetambién proporcionó el material a la Vía Láctea necesario para generar nuevas estrellas y darle su aspecto actual. El estudio, y los datos que de él se desprenden, actúan como una especie de conjunto de pistas arqueológicas de gran valor que proporcionan una poderosa herramienta a los astrónomos de todo el mundo para seguir reconstruyendo la historia de nuestra galaxia.

Fuente: nationalgeographic.com

10 mitos populares que la ciencia ha desmentido

Existen muchas creencias populares que son falsas. Están extendidas entre la sociedad como verdades que conocemos desde niños, pero la ciencia ha terminado por desmentirlas.

1. El jabón de manos no mata a los gérmenes

Lo que en realidad se consigue con el proceso de lavado de manos es crear una masa en la que se quedan atrapadas escamas de piel y grasa que contienen bacterias y que se adhieren a la pastilla de jabón. ¡Por eso es muy importante enjuagar el jabón después de haberse lavado las manos, para que quede limpio!

2. Tras afeitarse, el pelo no vuelve a crecer más grueso

Lo que ocurre en realidad es que el vello es más ancho en su base y crece estrechándose. Al cortar el pelo se elimina la parte más delgada, por lo que se queda sobre la piel la base del vello. Por eso parece que el “nuevo pelo” que ha salido es más grueso.

3. Las papilas gustativas no están distribuidas en distintas zonas de la lengua

Cada área de este órgano es capaz de distinguir todos los gustos y sabores. Este mito surgió de la traducción incorrecta de un artículo y está muy extendido en la cultura popular.

4. Las verrugas no se contagian

No te preocupes si tocas un sapo o un perro con verrugas, estas no son contagiosas para nosotros. Las verrugas que nos pueden aparecer a los seres humanos están causadas por el virus del papiloma humano.

5. Por mucho que se fuerce la mirada desviando los ojos, no se sufre estrabismo

Aunque de pequeños quizás nos dijeron que no jugáramos con la vista cruzando la mirada o moviendo los iris a la fuerza porque podíamos quedarnos estrábicos, es falso. El estrabismo es la mala alineación de los ojos y es congénito.

6. No se pierde visión por forzar la vista en ambientes oscuros

Los efectos de leer a oscuras no son persistentes y, aunque puede causar dolor de cabeza, cansancio visual o visión borrosa, en ningún caso son dolencias permanentes. Aun así, siempre es mejor leer con buena iluminación.

7. Los dientes blancos no son necesariamente más sanos

En realidad, el color natural de los dientes es azulado translúcido, lo que permite que el color amarillento de la dentina se refleje a través del esmalte.

8. Se puede hacer ejercicio después de comer

Tenemos sangre suficiente como para levantar peso con nuestros brazos o mover las piernas después de comer, aunque sí es cierto que parte de la sangre se concentra en el trabajo digestivo. ¡No te vas a ahogar por falta de fuerza en los brazos!

9. El microondas no provoca cáncer

¡Y tampoco hace radioactivos a los alimentos! La cantidad de radiación que puede filtrar un microondas está muy por debajo de la cantidad que puede afectar a los humanos. Los ordenadores, el wifi o tu propio móvil emiten más radiación que el microondas.

10. Orinar sobre la picadura de una medusa no ayuda para nada

Este mito del que todos han oído hablar es completamente falso. Para empezar, las medusas no “pican” ni “muerden”. Ese picor que sentimos se produce porque los tentáculos de la medusa han entrado en contacto con nuestra piel, dejándonos de regalo un poco de su veneno que, de hecho, puede empeorar si le vertemos ácido úrico. ¡Lo mejor es limpiar la herida y aplicarle frío con hielo!

Queda demostrado que no debemos tomar por bueno todo lo que creemos saber de toda la vida. Allí donde tradicionalmente los rumores se han convertido en verdades, la ciencia ha acudido para arrojar luz y desmentir los mitos.

Fuente: muhimu.es

El Mar Negro se tornó turquesa

Autor: National Geographic Traveler

Hace unos días el Mar Negro, que rodea Estambul, se tiñó de color turquesa. Esto causó un gran asombro a todos los habitantes y turistas de la región. Algunos ciudadanos temían que esta alteración lo había ocasionado algún derrame que había contaminado sus aguas.

Foto: webtekno.com

Afortunadamente, los científicos encontraron la causa al cambio de la tonalidad. La razón era debido a un incremento de una especie de fitoplancton en el Mar Negro. Berat Haznedaroglu, ingeniero medioambiental, explicó que este año hubo muchas lluvias que trasladaron nutrientes del desierto de Sahara al Mar Negro. Esto creó el ambiente óptimo para esta floración de fitoplancton.

Un color de la tonalidad normal del Mar Negro. Foto: wikimapia.org

Es una excelente noticia que este microorganismo esté presente en el Mar Negro, que se encuentra entre Europa y Asia. Este fitoplancton, que se le conoce como Emiliana huxleyi, es fuente de alimento para peces, como anchoas, y otros animales marinos.

Foto: NASA

Este cambio se pudo observar desde el espacio. La NASA mostró una imagen de cómo se ve el color turquesa. Este microorganismo puede permanecer en al agua por semanas. Un habitante de la ciudad de Turquía comento: “Me quedé anonadado cuando pasé el puente del Bósforo. ¡Un mar turquesa como en las Maldivas! Es la primera vez que veo este color en Estambul”.

Científicos han capturado cómo se replica el ADN por primera vez

Por primera vez en la vida, científicos han capturado en video a una molécula simple de ADN replicarse  – y está cambiando la forma en que pensábamos que era el proceso completo. Uno de los hallazgos más sorprendentes es lo aleatorio que resulta el proceso.

“Es una nueva forma de replicación que genera nuevas preguntas,” Stephen Kowalczykowski, profesor de genética molecular de la Universidad de California, en un comunicado de prensa. “Es un verdadero cambio del paradigma y socava en gran parte lo que está escrito en los libros de texto.”

Los investigadores miraron ADN de la bacteria E. coli replicarse. El primer paso en el proceso siempre ve a la doble hélice ‘desenvolverse’ en dos hebras – una hebra principal y una hebra rezagada. Cada una de las cuales se convierte en una plantilla para una nueva hebra que está hecha para ser compatible, dejando dos moléculas de ADN completas cuando el proceso llega al final.

Los científicos querían medir que tan rápido trabajaba la maquinaria de la enzima que se mueve a lo largo de distintas hebras en direcciones opuestas.

La polimerasa en la hebra dirigente puede trabajar fácilmente con un ritmo continuo, pero la polimerasa en la hebra rezagada no. Hasta ahora, los científicos creían que las polimerasas en las dos hebras coordinaban su movimiento de alguna forma para asegurarse que una no se adelantara mucho más que la otra. No obstante, el video muestra que éste no es el caso.

En cambio, el progreso de la polimerasa de la hebra rezagada parece mucho al tráfico de pare y siga, deteniéndose de forma impredecible y comenzando otra vez a velocidades aleatorias que pueden variar mucho. Lo que parecía una coordinación es realmente sólo el resultado promedio con el paso del tiempo de este proceso aleatorio de velocidades variables y de arranque y detención. Es decir, no hay coordinación entre las hebras, sino que son completamente autónomas.

Los investigadores también descubrieron que la molécula de ADN hace uso de una especie de “interruptor de hombre muerto” que requiere debido a esta falta de coordinación. El interruptor se activa para evitar que la espiral se descomprima demasiado y permita que la polimerasa se ponga al corriente. Esto es importante porque minimiza las mutaciones, pero también plantea la pregunta: ¿cómo sabe el interruptor que debe encenderse si las dos hebras están trabajando independientemente?

La investigación, publicada en el diario Cell, resalta cómo la tendencia humana a imponer una visión del orden sobre lo que a menudo es más caótico en la realidad puede llevarnos a llegar a conclusiones equivocadas.

El video también proporciona algunas nuevas y emocionantes vías de investigación. Y mientras el plan de vida en nuestro planeta podría ser menos organizado de lo que pensábamos, todavía queda suficiente misterio en el rompecabezas del ADN para descubrir nuevas sorpresas.

Fuente: muyinteresante.com

Estudio afirma que las mujeres obsesionadas con la ortografía son odiosas

Si eres de las personas que no soporta ver un horror ortográfico, eres odiosa según la ciencia.

Si eres de las personas que está pendiente de la ortografía, es mejor que seas más flexible y es que la ciencia ha encontrado el adjetivo para definir a las mujeres así: odiosas.

Según un profesor experto en lenguaje, de la Universidad de Nueva York, afirmó que todo esto se relaciona con las personas que buscan la perfección en todo momento y la cantidad de seres que juzgan a alguien basado en su ortografía, aumenta considerablemente con el tiempo y en su mayoría son mujeres, del mismo modo, los conflictos sociales provocados por esto pueden seguir creciendo.

La investigación reunió los datos de personas que corrigieron textos y, con ello, se pudo demostrar que quienes eran más extrovertidos tendían a dejar de lado los errores y eran menos duros con las faltas ortográficas y las personas que las cometían. Los otros, en cambio, que solían ser más introvertidos, eran mucho más meticulosos y duros con quienes tenían mala ortografía.

PERFECCIÓN

Las personas que se paran fijando y corrigiendo a su paso la ortografía son perfeccionistas y se irritan con facilidad en cuanto ven una falta ortográfica y tienden a corregirla. Incluso las cartas de amor o cosas importantes. Nada se salva de su ojo agudo.

Así que quienes sean obsesivos con las fallas ortográficas, tengan cuidado: sus acciones podrían hablar más fuerte que sus palabras.

Fuente: diariocorreo.pe

Científicos identifican un nuevo órgano en el cuerpo humano

Los científicos siempre supieron de esta estructura que conecta el intestino grueso y delgado de una persona con la pared abdominal, anclándolos en su lugar, según la Clínica Mayo. Sin embargo y hasta la fecha, la mayoría de los científicos creían que se trataba de una serie de membranas distintas. Curiosamente, en una de sus primeras descripciones, el propio Leonardo da Vinci identificaba estas membranas como una estructura simple, según una revisión reciente.

Para el estudio, liderado por el Dr. Calvin Coffey, profesor de cirugía de la escuela de medicina de la Universidad de Limerick, Irlanda, se examinaron viejos informes y toda la literatura existente sobre el mesenterio. Coffey señaló que en el siglo XX los libros de anatomía describían el mesenterio como una serie de membranas fragmentadas. Dicho de otra manera, los diferentes mesenterios estaban asociados con diferentes partes de los intestinos.

Estudios más recientes del mesenterio en cadáveres y pacientes sometidos a una cirugía colorrectal llevaron al equipo de Coffey a concluir que la membrana es un órgano propio continuo. Dicha conclusión fue publicada en la revista The Lancet Gastroenterology and

La reclasificación del mesenterio como un órgano “es universalmente relevante y afecta a todos nosotros”, declaró Coffey en un comunicado. Al reconocer la anatomía y la estructura del mesenterio, los científicos ahora pueden concentrarse en aprender más sobre el funcionamiento del órgano, manifestó Coffey. Además, también pueden aprender sobre las enfermedades relacionadas con el mesenterio, agregó.

“Si se entiende su función también se puede identificar la función anormal y entonces llegamos a la enfermedad”, declaró Coffey. La naturaleza continua del mesenterio, por ejemplo, puede servir como un medio para que la enfermedad se propague de una parte del abdomen a otra, según el estudio.

Además de estudiar la enfermedad, los investigadores también pueden buscar en el mesenterio nuevos enfoques para la cirugía, comentaron los autores del estudio.

Los expertos también anotaron que muchas características del mesenterio todavía necesitan ser descritas.

Por ejemplo, ¿en qué sistema del cuerpo debe ser clasificado? “Si el mesenterio debe ser incluido como parte de los sistemas intestinal, vascular, endocrino o inmunológico todavía no está muy claro, ya que desempeña funciones muy importantes en todos ellos”, escribieron los responsables del estudio.

Conforme al estudio, aunque muchos órganos tienen funciones distintas en el cuerpo, la función distinta del mesenterio todavía se desconoce.

La energía solar podría convertirse en el tipo de electricidad más barata sobre la Tierra

La energía solar actualmente es más barata que el carbón en algunas partes del mundo. En menos de una década es probable que se convierta en la opción de menor costo ¡en casi todos los rincones!

Desde 2009, los precios de la energía solar han bajado un 62 por ciento debido a que cada eslabón de la cadena de suministros ha recordado costos. Eso ha ayudado a reducir las primas de riesgo de los préstamos bancarios y empujado la capacidad de fabricación a niveles récord. En el año 2025, la energía solar podría ser más barata que usar carbón, en promedio, a nivel global, según Bloomberg New Energy Finance.

Una mejor tecnología ha sido la clave para impulsar la industria, desde el uso de sierras de hilos de diamante que cortan las obleas más eficientemente para mejorar las celdas que generan más energía utilizando la misma cantidad de sol.

El costo de un sistema solar montado en tierra de una capacidad media de más de 1 megavatio tendrá un costo de 73 centavos de dólar por vatio en 2025, en comparación con $1,14 actualmente, lo que representa una reducción del 36 por ciento, dijo la jefe de análisis solar del New Energy Finance, Jenny Chase.

La Agencia Internacional de Energías Renovables prevé una caída adicional del 43 por ciento al 65 por ciento en los costos de la energía solar en 2025. Eso significaría una disminución acumulada del 84 por ciento desde 2009.

La cadena de suministro solar está experimentando “un efecto Wal-Mart” de mayores volúmenes y menores márgenes, según el fundador y director ejecutivo de la constructora Enviromena Power Systems, Sami Khoreibi, cuyo centro de operaciones está en Abu Dhabi.

Funcionarios de la industria del carbón señalan que las comparaciones de costos que involucran las energías renovables no toman en cuenta la necesidad de mantener suministros de reserva que puedan funcionar cuando el sol no brilla o el viento no sopla. Cuando esos otros gastos son incluidos, el carbón parecería ser más económico, incluso en 2035, dijo el director ejecutivo de la World Coal Association, Benjamin Sporton.

Aún así, la reducción en el precio de la energía solar está comenzando a hacer de la tecnología un competidor plausible.

En China, el mayor mercado solar, los costos caerán por debajo de los del carbón en 2030, según el New Energy Finance. China ha superado a Alemania como el país con la mayor capacidad solar instalada, ya que el gobierno busca aumentar su uso para reducir las emisiones de carbono y aumentar el consumo doméstico de energía limpia. Sin embargo, las restricciones continúan siendo un problema, sobre todo en las zonas más soleadas del país, debido a que las congestiones en la red obligan a apagar algunas centrales solares.

“Estamos frente a una nueva realidad donde la energía solar es la fuente de energía más barata, y no le veo final en términos de la disminución de los costos”, dijo Khoreibi de Enviromena.

Fuente: Bloomberg.com

¡Atrapado en la ciencia! un libro escrito por niños

 ¡Atrapado en la ciencia! es un libro lleno de experimentos, escrito por niños de 6º de Primaria del Colegio Público de San José de Gerindote, de Toledo, y por su profesor José Antonio Pérez Cano. Éste nos cuenta las divertidas explicaciones e ilustraciones que incluye, cuyo objetivo es mostrar el lado más divertido de las Ciencias. Además, se trata de un proyecto solidario que, en colaboración con la Fundación Carpio Pérez y gracias a la donación de 1.200 euros, ha conseguido levantar un colegio en Tanzania.

¿Se pueden explicar las leyes de la termodinámica haciendo un cocido en clase? ¿Y si digerimos las reacciones químicas de Maillard haciendo un desayuno de salchichas y bacon antes de la clase de Lengua? Éstas son algunas de las cuestiones que se desvelan en este proyecto escolar, desarrollado durante dos cursos.

‘¡Atrapado en la ciencia!’, editado por ENDE, tiene un objetivo claro: acercar la Ciencia a niños de 11 y 12 años de forma entretenida, práctica y participativa. Para ello pusimos en marcha un laboratorio e impulsamos un proyecto donde los niños colaboraban de forma directa creando y diseñando sus maletines científicos. Además, hicimos un carnet científico, donde cada exposición y demostración de experimentos sumaba puntos. Estas demostraciones se realizaban todos los jueves.

Limpieza de agua sucia

Este proyecto se trabaja en varias direcciones. Una a nivel manipulativo y experimental, donde los chicos preparaban experimentos de todo tipo, que previamente buscan en la red, anotan y registran las conclusiones. Mientras tanto el resto de la clase se beneficia ya que asisten en directo a estas demostraciones —50 de ellas están recogidas en el libro.

La otra dirección es la participación en proyectos. Uno de ellos fue la elaboración de puentes y estructuras sencillas, otro fue la limpieza de agua sucia, con la elaboración de filtros diferentes para purificarla, a través de la utilización de carbón, arenas y gravas entre otros materiales. Un gran aliciente fue que después tenían que bebérsela.

Una de las novedades que completan ‘¡Atrapado en la ciencia!’ son algunas de los temas para explicar algunas leyes de la física en clase. Y por último, por si fuera poco, en el capítulo ‘¿Y si hacemos un cocido?’ se muestra cómo descubrimos las leyes de la termodinámica, a través de la elaboración de un riquísimo cocido, en una olla rápida de 8 litros, y que terminaron comiéndose todos los alumnos.

Fuente: Educación 3.0

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.