Entradas

Plan LEA culminó el primer ciclo de actividades de SDG 2019

Con la conferencia “Los Residuos Sólidos: Impacto en el Cambio Climático”, Plan LEA culminó el primer ciclo de actividades de Semana de la Geografía 2019.

La disertación se llevó a cabo el pasado miércoles 30 de enero, dirigida a docentes de las regionales 02 (San Juan de la Maguana), 03 (Azua y Baní) y 10 (Santo Domingo), dictada por Emely Rodríguez, técnica especialista en Mitigación y Proyectos.

Alrededor de 80 docentes se dieron cita en las instalaciones de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), quienes recibieron conocimientos sobre los distintos tipos de residuos sólidos y los efectos que estos causan en el cambio climático.

Las palabras de bienvenidas estuvieron a cargo de Catherine Florentino, representante de Funglode. La presentación del proyecto educativo estuvo expuesta por Rosario Vásquez, Encargada de Plan LEA.

La expositora compartió con los docentes la definición de “Cambio Climático” por las Naciones Unidas: “Es un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos comparables”. (1992)

Cambio climático

Efectos del cambio climático:

  • Cambios en la temperatura global
  • Cambios en la precipitación global
  • Eventos extremos
  • Derretimientos de glaciares
  • Cambios en los océanos

Impactos del cambio climático en diferentes sistemas:

  • Océanos
  • Sistemas costeros y de baja altitud
  • Áreas urbanas y rurales
  • Salud
  • Recursos hídricos
  • Ecosistemas terrestres y de agua dulce
  • Sistemas de producción de alimentos
  • Movilizaciones humanas
  • Energía
  • Seguridad
Residuos sólidos

Los Residuos Sólidos son los restos de actividades humanas, considerados por sus generadores como inútiles o desechables, pero que pueden tener utilidad para otras personas. En sí, es la basura que generamos.

¿Quién genera los Residuos Sólidos?
  • Escuela
  • Casa o vivienda
  • Oficinas
  • Industrias
  • Agricultura
  • Floristería
  • Centro comercial
  • Almacenes
  • Ganadería
  • Minería
Clasificación de los Residuos Sólidos 

Dentro del marco de la conferencia, Rodríguez explicó a los participantes los tres tipos de residuos sólidos:

  • Residuos orgánicos: Tienen fácil descomposición en el ambiente.
  • Residuos peligrosos: Tienen propiedades que presentan riesgos en la salud y el medio ambiente.
  • Residuos inorgánicos: No se descomponen fácilmente y requieren de muchos años para su descomposición natural.
Posible solución a los diversos problemas: las 5Rs

Rechazar y Reducir: Simplificar el consumo de los productos directos, o sea, todo aquello que se compra y se consume, ya que esto tiene una relación directa con los desperdicios, y a la vez con nuestro bolsillo.

Reutilizar y Reparar: Se basa en reutilizar un objeto para darle una segunda vida útil, y en la reparación de un objeto con potencial de seguir funcionando.

Reciclar: Consiste en someter los materiales a procesos químicos desde los cuales su material puede volverse a utilizarse, reduciendo de forma verdaderamente significativa la utilización de materias primas nuevas.

 

El cambio climático para niños y niñas: actividades de concienciación

¿Sabías que si toda una sociedad contribuye a luchar contra el cambio climático, los resultados pueden ser más que positivos? Normalmente somos las personas adultas las que más nos preocupamos por este tema, pero sin duda el colectivo infantil también tiene un papel esencial, ya que serán los que se encarguen de cuidar el planeta en un futuro.

Por eso, trabajar con ellos y ellas temas de concienciación y ecologismo es una apuesta por el futuro de nuestro planeta. En este post te damos algunas ideas para que puedas profundizar en el fascinante y complejo universo del cambio climático para niños y niñas… ¡desde hoy mismo!

"el-cambio-climatico-para-niños"

Cambio climático para niños y niñas: cómo educar y concienciar

Si desde muy pequeños un niño o una niña son conscientes de la importancia de reciclar, reutilizar y reducir su consumo y emisiones contaminantes, sin duda de mayores serán capaces de hacer de este planeta un mundo mejor, por eso hoy queremos darte algunos consejos para enseñar en qué consiste el cambio climático a los más peques y educarles para evitar sus consecuencias.

Cuentos

A nuestros hijos e hijas les es más sencillo comprender una información que cuenta una historia, por eso puedes intentar crear un cuento para contarles antes de ir a dormir. El protagonista puede ser el planeta Tierra, que se encuentra enfermo por causa de unos gases malignos. También puedes descargarte gratuitamente este libro con multitud de cuentos infantiles con valores. ¡Imaginación al poder!

Representaciones

Una vez que entiendan de forma general el cambio climático, se puede afianzar el concepto con representaciones teatrales o en papel. Los propios niños y niñas pueden dibujar o redactar un pequeño cuento sobre la misma temática pero utilizando sus propios recursos.

Reciclaje con premio

Enseñar a reciclar puede ser sencillo siempre que se cuente con un estímulo. Por ejemplo, puedes idear un sistema de premios cuando se cumplan las tareas o animarles con el reto de reconvertir los residuos reciclables en juguetes.

Reutilización de residuos

Un día al mes puedes crear una actividad que consista en construir juguetes con productos o embalajes que ya no se usen, como casas con cajas de cartón o jarrones con botellas. En la guía gratuita Manualidades para niños y niñas encontrarás multitud de opciones de manualidades para hacer con objetos reciclados. Además, es una buena forma de pasar un rato divertido en familia.¡Ponte manos a la obra!

Colecta de residuos

En relación con la actividad anterior, puedes incentivarles a recoger residuos de casa para utilizarlos en esa actividad, y los que no se usen pueden ser depositados, en el momento, en los contenedores de reciclaje específicos.​

Descarga gratis la guía “Cambio climático

Estas son solo algunas ideas de actividades para transmitir qué es el cambio climático a los niños y niñas, y cómo pueden evitarlo con sencillas acciones. ¡Seguro que a ti se te ocurren muchas más propuestas!

Con el paso del tiempo les saldrán solas, y más adelante serán capaces de establecer una rutina que les ayude a entender la importancia de reducir, reutilizar y reciclar, para minimizar el impacto que producimos en nuestro día a día sobre el planeta. ¡Hoy puede ser un buen día para empezar!

"que-es-el-cambio-climatico-para-niños"

Navega y haz tus descubrimientos en la red sobre el cambio climático para niños y niñas

Además, queremos proponerte que no te olvides de la utilización de material audiovisual que les narre las consecuencias del cambio climático a los niños y niñas, de forma directa.

En la red existen vídeos, imágenes o fichas para colorear sobre esta temática, a los que puedes acceder libremente para organizar también actividades de concienciación entre los hijos e hijas de tu grupo familiar y amistades. ¡Búscalos y compártelos!

Nosotros te ofrecemos algunas ideas:

  • Una imagen vale más que mil palabras

    Fotografías o ilustraciones que reflejan cómo se ha ido transformando nuestro planeta, pueden ser una solución muy sencilla para mostrar a los más peques que el mundo que habitamos también se enferma, y debemos cuidar de él y de sus animales y plantas.

    "explicar-cambio-climatico-a-niños-y-niñas"

  • Relatos que abren los ojos

    Si tus hijos e hijas no son tan peques, puedes enseñarles historias reales de otros niños y niñas del mundo. Por ejemplo, la ONG UNICEF te cuenta cómo afecta este fenómeno climático a Aïta Abakar, una niña de 8 años de Chad.

  • Jugando a ver quién sabe más

    Reúne a toda la familia en torno a la mesa y divertiros con El juego de la energía. Un reto que os permitirá descubrir quién es el sabelotodo con respecto al consumo de energía de los aparatos del hogar.

  • Aprendiendo y experimentando

    El Ayuntamiento de Madrid  pone a tu disposición materiales en forma de amenas viñetas o curiosos experimentos para facilitar tu tarea a la hora de explicar a tus hijos e hijas la estrecha correlación entre gasto energético y cambio climático.

  • Colores que redescubren la naturaleza

    ¿Te has parado a pensar en la enorme biodiversidad de nuestros entornos naturales? ¿Conoces las aves, árboles o animales que los pueblan? El Gobierno de Aragón te ofrece unas interesantes láminas para colorear y sorprenderte con sus ríosbosques montañas.

  • Un vídeo para concienciar sobre la importancia de preservar los recursos naturales

    ¡Échale un vistazo y compártelo!

Mostrar qué es el cambio climático a los niños y niñas, inculcar valores y fomentar la imaginación. ¿Es posible?

Explicar el cambio climático a los niños y niñas puede no ser tarea fácil, pero si se realiza a través de actividades que les resulten entretenidas, serán capaces de asociar sus acciones diarias y su forma de consumir con los efectos que tienen sobre el medio ambienteSería algo así como aprender divirtiéndose al mismo tiempo.

Paralelamente, estas actividades son una buena forma de cultivar en familia valores de trabajo en equipo, responsabilidad en casa y desarrollar su imaginación y creatividad. ¡Todo en uno!

Para ello es fundamental que conozcas el término y todos sus detalles, y por eso te animamos a descargarte la guía gratuita sobre el cambio climático, en la que podrás saber cómo nos afecta, qué medidas se están tomando desde los gobiernos y, sobre todo, qué puedes hacer tú desde casa para evitarlo.

El poder del cambio está en tus manos, ¿qué vas a hacer con él?

Fuente: blog.oxfamintermon.org

Una experiencia escolar para mitigar el cambio climático

Solange De la Cruz Matos

A propósito de que este 24 de octubre se conmemora el Día Internacional contra el Cambio Climático, compartimos la experiencia que se está realizando en centros escolares de la provincia San Cristóbal con el objetivo de implementar acciones locales para enfrentar este fenómeno.

Veinte escuelas y liceos de la provincia San Cristóbal están participando de una iniciativa piloto de compostaje escolar, en la que la comunidad educativa de cada centro aprenderá a preparar abono con residuos orgánicos, con la finalidad de evitar la generación del gas metano que desprende la materia orgánica en vertederos cuando es mezclada con residuos inorgánicos y no es compostada de forma correcta.

De esa manera estarán contribuyendo a mitigar el exceso de emisiones de gases de efecto invernadero, que son las que están provocando el cambio climático, al tiempo que se promueve el aprovechamiento de residuos orgánicos, al reintroducir materia orgánica al ciclo de la naturaleza. La separación de residuos orgánicos de los inorgánicos en la fuente es un primer paso para el reciclaje y reutilización de materiales en el ámbito de una economía circular.

En los centros docentes seleccionados se está en el proceso de instalar composteras en las que se depositará el material orgánico. El producto de su descomposición es un material rico en nutrientes que acondiciona el suelo, por lo que el compostaje se presenta como una solución ambiental y climáticamente sostenible, que al involucrar a la población estudiantil genera en ella conocimiento, conciencia y compromiso sobre la protección del clima para las presentes y las futuras generaciones.

En el marco de la iniciativa, al tiempo que se están construyendo las composteras, se capacita a docentes y estudiantes en temas de aprovechamiento y valorización de residuos y en compostaje. El abono producido se utilizará en huertos escolares.

También se está involucrando a técnicos de Medio Ambiente de los ayuntamientos de la provincia San Cristóbal con el propósito de que se logre una práctica de compostaje a nivel municipal, en la que las alcaldías instalen composteras próximo a los vertederos para aprovechar los residuos orgánicos municipales, incluyendo podas, y que se involucre al liderazgo de las juntas vecinales y a la comunidad.
De esa manera se logrará que a los vertederos llegue una menor cantidad de desperdicios y que éstos generen menos emisiones de metano, un gas de efecto invernadero que provoca un calentamiento de la atmósfera 25 veces mayor que el dióxido de carbono (CO2).

El lanzamiento de la iniciativa de Compostaje Escolar en San Cristóbal se realizó en mayo de este año. En ese acto se presentaron los avances logrados con un piloto en fase de implementación en una escuela del barrio 5 de Abril del municipio cabecera. También se hizo la firma de una Carta de Interés para la implementación del compostaje en otras escuelas, proceso que permitió la selección de los 20 centros escolares que ya forman parte de la iniciativa, localizados en Cambita, Los Montones, Los Corozos, San Cristóbal, Yaguate, Najayo al Medio, Hatillo y Palenque, entre otras localidades.

¿Por qué  compostar?

Ayuda a fertilizar la tierra, crea un sistema de reciclaje de residuos orgánicos en el centro educativo, reduce la cantidad de residuos que generamos en la escuela y el hogar.

(+) En busca de la sostenibilidad

El pasado 17 de octubre se firmó un macro-acuerdo para que las alcaldías y distritos municipales de San Cristóbal garanticen la permanencia de la iniciativa de compostaje, cuando concluya el Proyecto ZACK, del que ésta es uno de sus componentes.

El Proyecto ZACK, que apoya la implementación del Plan de Desarrollo Económico Compatible con el Cambio Climático en los Sectores Cemento y Residuos, es desarrollado por el Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL) y la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), con apoyo financiero del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de la República Federal de Alemania (BMU).

El macroacuerdo fue firmado por los alcaldes de los municipios San Cristóbal, Bajos de Haina, Cambita, El Pueblecito, Sabana Grande de Palenque, la alcaldesa de Yaguate y los directores de los distritos municipales Doña Ana, Hato Damas y Hatillo.

El acuerdo comprometió al CNCCMDL y a la GIZ con la instalación de las composteras, a impartir talleres de capacitación a profesores responsables de las composteras escolares, así como a facilitar apoyo técnico para la concienciación de ciudadanos y ciudadanas de los municipios a través de los centros comunitarios, y a cooperar en las actividades de seguimiento, en escuelas y comunidades, a requerimiento de los municipios y distritos municipales, hasta el cierre del Proyecto ZACK. El Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF) es responsable de coordinar la iniciativa de Compostaje Escolar en San Cristóbal.

Peligros del cambio climático sobre el sueño

¿Todavía seguimos pensando en el medio y el hombre como cosas separadas? Es un error muy común pensar que el cambio climático es sinónimo únicamente a desastres naturales como: inundaciones, sequías, derretimiento de glaciares, o animales en peligro de extinción. Porque todos esos fenómenos, que a primera vista parecen tan externos a nosotros, más aún si no han sucedido todavía en nuestro país, tienen una gran influencia sobre nuestros cuerpos, inciden en nuestra salud y en nuestro bienestar.

Los científicos sociales han venido trabajando en esta línea tratando de desentrañar qué podría ocurrirnos con todos estos cambios. Un reciente estudio publicado en la revista Science explica que el calentamiento global también podría causarnos insomnio.

Nick Obradovich, Robyn Migliorini, Sara C. Mednick, y otros colegas autores del estudio señalan que en un mundo donde las temperaturas cada vez son más elevadas, nos quitarán el sueño. Los más perjudicados serán los ancianos y también las personas de más bajos recursos.

De acuerdo a esto, los científicos prevén que para el 2050 tendremos 6 noches más de insomnio al mes por cada 100 personas. Y además, para el 2099, esta cifra aumentará a más del doble: 14 noches mensuales.

¿Por qué? Por algo muy sencillo: tanto el frío como el calor excesivo pueden alterar el sueño de todas las personas. Y esto, en su bienestar, es un efecto dominó, ya que no descansar lo suficiente incide en el estado de salud y bienestar general.

La melatonina, hormona encargada de “darnos sueño”, disminuye a medida que aumenta la temperatura corporal, generándonos problemas para conciliar el sueño.

Para realizar este estudio, el experto en ciencias políticas que investiga el cambio climático, Obradovich, examinó datos de 765.000 encuestados de EE.UU. de 2002 a 2011 que, mediante un cuestionario señalaron sus patrones de sueño mensuales . A partir de allí descubrió una conexión entre las fechas de temperaturas más altas registradas, y las respuestas de los participantes. Y luego, combinaron las estimaciones históricas con proyecciones de modelos climáticos y detallaros los impactos potenciales del sueño de los cambios climáticos futuros.

Aun así, estas estimaciones pueden ser criticadas, ya que se precisarían hacer estudios más profundos para observar realmente qué sucede durante el sueño con los cambios de temperatura; y, por el hecho de que las previsiones a futuro siempre son aproximadas.

Para los autores del estudio, su investigación proporciona la primera evidencia de que el cambio climático puede perturbar el sueño humano. ¿Tú qué crees?

FUENTE: labioguia.com

América Latina: una región rica en biodiversidad

Jorge A. Brea

América Latina, incluyendo al Caribe, es una de las regiones más ricas del mundo en biodiversidad. De acuerdo a un informe publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA, 2010), la región tiene casi la mitad de todos los bosques tropicales del mundo, más del 30 por ciento de toda el agua dulce disponible, un tercio de los mamíferos, 35 % de las especies de reptiles, el 41 % de las aves y el 50 % de los anfibios.

Los arrecifes coralinos mesoamericanos son los más extensos del hemisferio occidental. El 50 % de la flora del Caribe no existe en ninguna otra región del mundo.

Esta biodiversidad representa una enorme fuente de recursos que es imprescindible conservar con el fin de promover las economías nacionales y regionales, mejorar la calidad de vida de la población y garantizar un desarrollo económico y social sostenible.

El modelo de desarrollo adoptado por muchos países latinoamericanos no conduce a la sostenibilidad ambiental. La explotación descontrolada  de recursos naturales genera ganancias a los sectores privados o públicos involucrados en dicha explotación. Estas ganancias son a veces a corto plazo. Pero el costo provocado por el deterioro del medio ambiente es a largo plazo y cae sobre la mayor parte de la población. Ese costo a largo plazo muchas veces se ignora cuando se toman decisiones acerca del uso de los recursos naturales.

Malas prácticas

El informe de PNUMA (2010) enumera varios tipos de impactos negativos generados por el uso destructivo del medio ambiente. Entre los años 1981 y 2005 se perdieron aproximadamente 142 millones de hectáreas de bosques en América Latina.

  • La expansión de la agricultura comercial y de la ganadería es la principal causa de la pérdida de bosques.
  • La deforestación genera erosión del suelo y empeora la calidad del agua.
Buenas nuevas

Los bosques y el agua están vinculados, ya que la vegetación filtra el agua e incrementa el nivel de humedad en la atmósfera. La buena novedad es que de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la tasa de deforestación en América Latina ha disminuido.

Mientras que entre 1990 y 2000 se perdían 4,45 millones de hectáreas de bosques al año, entre 2010 y 2015 esa cifra se redujo a 2,18 millones. La disminución se ha observado principalmente en Brasil, Mesoamérica y el Cono Sur. Un aumento en las áreas de bosques se logró en Chile, Uruguay, Costa Rica y en varios países del Caribe incluyendo a Cuba, República Dominicana y Puerto Rico (FAO, 2016).

Sin embargo, la tasa de deforestación en América Latina todavía es mayor que la tasa global.

La deforestación aumenta la erosión del suelo que, a su vez, reduce su fertilidad y la productividad agrícola. El informe de PNUMA (2010) indica que en Ecuador un 37,6% de la tierra agrícola tiene un alto riesgo de degradación. La pérdida de fertilidad del suelo se recompensa con el uso de fertilizantes químicos  que contaminan el medio ambiente y perjudican la salud de la población. Este proceso regresivo es acelerado por la rápida expansión de la agricultura comercial y la ganadería.

Impacto sobre el clima
  • La destrucción de los bosques tiene un gran impacto sobre el clima. La cubierta forestal bloquea los rayos solares durante el día, regula la evaporación manteniendo así la humedad del suelo.
  • Sin la capa vegetal, la temperatura y la evaporación aumentan, el suelo se seca y el clima se vuelve más árido.
  • La vegetación filtra el agua y devuelve el vapor de agua a la atmósfera manteniendo de esta manera el ciclo hidrológico.
  • Los bosques también regulan el ciclo de carbono mediante la absorción y almacenamiento de una gran cantidad de dióxido de carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero, reduciendo así el calentamiento global.
  • La cubierta vegetal mitiga el impacto de desastres naturales, protege las costas y reduce la frecuencia e intensidad de las inundaciones y deslizamientos de tierra (PNUMA, 2010).
  • La pérdida de biodiversidad conjuntamente con el cambio climático empeora el nivel nutricional y la salud de la población, particularmente la de menos recursos.
  • La deforestación contribuye a la propagación de ciertas enfermedades como la malaria y el dengue.
  • La biodiversidad provee una mayor cantidad y variedad de alimentos y detiene la difusión de enfermedades.
  • La pérdida de biodiversidad, el cambio climático y el aumento de la frecuencia e intensidad de los desastres naturales también producen grandes desplazamientos humanos con graves consecuencias para las personas que deben desplazarse y para sus familias.
Promoviendo vida

En el estado de Amazonas, Brasil, una iniciativa llamada Zona Franca Verde se estableció en 2003 con el fin de reducir la deforestación y promover un desarrollo sostenible a largo plazo. El Estado invierte en ciencia, tecnología e innovaciones. Una de las innovaciones de la Zona Franca Verde fue la creación del Programa Bolsa Floresta en el año 2007.

El Programa, implementado y manejado por la ONG privada Fundación Amazonas Sostenible, es una iniciativa pública-privada subvencionada por el Estado de Amazonas y empresas privadas. El autor pertenece al Departamento de Geografía de la Central Michigan University, Mount Pleasant, Michigan.

¡Aprende! El clima está cambiando

Hainan Reynoso Uribe

Santo Domingo.- Por temporadas, la sequía causa estrés en los campos y afecta al ganado y la cosecha. El agua es escasa en las ciudades; sin embargo, en otras temporadas, las riadas derriban puentes y se anegan campos y ciudades. Esto evidencia la materialización del mayor temor de los medioambientalistas: el cambio climático.

Según expone Laura Rathe, consultora del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL),  es necesario comprender la diferencia entre los conceptos de tiempo y clima, para poder entender el fenómeno que afecta al planeta.

Mientras el tiempo es el estado que presenta la atmósfera en un momento determinado, y que  refiere las condiciones de temperatura, humedad y presión, entre otras, el clima es el conjunto de las condiciones atmosféricas en una determinada región, correspondientes a un periodo suficientemente largo para que sea representativo.

Es decir, el tiempo cambia de un día para otro. La variabilidad que presenta en determinada cantidad de  años se le conoce como variabilidad climática.

El clima designa el promedio a lo largo de 30 años o más de la temperatura, humedad, presión atmosférica y precipitación.

Un producto de la variabilidad climática son los episodios de El Niño y La Niña, cuyos efectos cálidos y fríos se suceden de cada dos a siete años.

El fenómeno de El Niño se caracteriza por las temperaturas inusualmente cálidas de los océanos en el Pacífico ecuatorial. En oposición, La Niña se caracteriza por las temperaturas inusualmente frías de los océanos en el Pacífico ecuatorial.

Rathe explica que el cambio climático es el resultado de un desequilibrio energético en el planeta. Esto se debe al aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera. El sistema climático –sostiene Rathe– realiza ajustes para restablecer ese equilibrio.

Factores que inciden en los cambios

Externos: los cambios naturales en la órbita de la Tierra, las variaciones en la irradiación solar, ciclos solares,  el polvo interestelar, y con menor frecuencia los impactos de meteoritos.

Internos: la ceniza producto de las erupciones volcánicas, que permanece en la atmósfera hasta por años.  Según la experta, “refleja la luz solar de nuevo en el espacio provocando que la temperatura media global disminuya, y los cambios en la superficie terrestre de origen natural o artificial”.

 Cambio climático: causas humanas

La Convención Marco de las Naciones Unidas  sobre Cambio Climático (CMNUCC) le atribuye el cambio climático, “directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y se suma a la variabilidad natural del clima, observada durante períodos de tiempo comparables”, y de esta forma lo define.

Asimismo, Rathe explica que para saber acerca del clima de la Tierra en base a observaciones de millones de años atrás, se realizan estudios paleo-climáticos en los cuales se sacan bloques de hielo que contienen burbujas de aire y con ello se ha podido verificar que los gases de efecto invernadero (GEI) aumentaron significativamente durante el siglo pasado. Este aumento coincidió con la Revolución Industrial, el crecimiento demográfico, la deforestación, entre otras causas humanas.

Los cambios no tienen precedentes en milenios. La atmósfera y el océano se han calentado, es menor la cantidad de hielo y nieve, mientras el nivel del mar aumenta. La influencia del ser humano sobre el sistema climático es clara, y las emisiones recientes de gases de invernadero producidas por los humanos son las más altas de la historia.

Lago Enriquillo. Foto: Martín Rodríguez

Gestión de riesgos y adaptación

Se le denomina resiliencia climática a la capacidad de un sistema socio-ecológico (humano y/o natural) de enfrentar con éxito un evento peligroso o perturbador. Se trata de que responda o se reorganice “de forma que preserve su función, identidad y estructuras esenciales”, mientras  mantiene la capacidad de adaptación, aprendizaje y transformación.

La gestión de riesgo y adaptación al cambio climático están enfocadas en la reducción de la exposición y la vulnerabilidad y aumento de la resiliencia o resistencia. Desafortunadamente, “estos riesgos no pueden ser eliminados completamente”, asegura la consultora.

¡Cambio Climático! Adaptación, Resiliencia y Medidas de Prevención, de la autoría de Laura Rathe,  es el tema que aborda el tercer fascículo de la XXIV edición de la Semana de la Geografía, bajo el tema ¡Aprende! Nuestras Áreas Protegidas son Fuente de Vida Sostenible.

Efectos del Cambio Climático
  • Calentamiento de la atmósfera
  • Calentamiento del océano
  • Disminución de nieve y de hielo
  • Elevación del nivel del mar
  • Aumento de concentraciones GEI
  • Ocurrencia de eventos extremos
  • Los impactos se refieren a efectos en:
  • La vida
  • Los medios de subsistencia
  • La salud
  • Los ecosistemas
  • Las economías
  • Las sociedades
  • Las culturas
Los servicios y las infraestructuras

Rathe explica que la adaptación y mitigación pueden complementarse y reducir significativamente los riesgos del cambio climático. Diferentes opciones de adaptación ofrecen fórmulas para aumentar la resiliencia frente al cambio climático. Una de ellas es es la visión interconectada en la que las tierras de cultivo, los bosques, los cuerpos de agua y los asentamientos humanos no son elementos aislados, sino parte de un paisaje más amplio en el que se integran todos los usos del suelo. Algunas opciones de desarrollo con bajas emisiones de carbono podrían resultar menos costosas a largo plazo y ofrecer nuevas oportunidades económicas.

Resiliencia

Una herramienta importante de adaptación para hacer frente al cambio climático es el Observatorio del Cambio Climático y Resiliencia en el país. Se trata de una plataforma de conocimiento para contribuir al análisis, evaluación y adaptación frente al cambio climático y su interrelación con la economía, ambiente y sociedad. Su objetivo es generar y socializar información valiosa, para la planificación y toma de decisiones, como para la prevención de los impactos negativos del cambio climático.

Items de portfolio