Entradas

El cerebro usa las matemáticas para interpretar el mundo

Aplica el cálculo de probabilidades para determinar las causas de lo que ocurre a nuestro alrededor

El teorema de Bayes guía nuestro comportamiento en el día a día

“Las mates no son mi fuerte” es una frase socialmente aceptada que incluso despierta simpatía. Y para muchos escolares esta asignatura es una fuente de estrés en el colegio. Es más, para para algunas personas la guerra con los números ha sobrepasado los tiempos escolares y se ha convertido en una auténtica fobia a la que los psicólogos han puesto nombre: “aritmofobia”. En estos casos extremos, los números provocan palpitaciones e incluso sudoración.

Pese a la mala fama de las matemáticas, curiosamente, nuestro cerebro es un experto a la hora de utilizarlas, aunque la mayoría ni nos enteremos. De hecho, lo hace constantemente. No se trata de comprobar únicamente si nos han dado bien el cambio cuando compramos algo. Su habilidad va mucho más allá. Por torpes que creamos ser, nuestro cerebro es especialmente bueno en el cálculo de probabilidades, según ha descubierto una investigación realizada en la Universidad de Princeton y publicada en ” Journal of Neuroscience”. Esos cálculos guían nuestro comportamiento en el día a día, y los utilizamos, sin saberlo, a la hora de cruzar una calle como a la hora de tomar decisiones. Podría decirse que más que una asignatura son una cuestión de vida o muerte. Al menos para nuestros antepasados

Según comprobaron los investigadores, nuestro cerebro puede rastrear con precisión la probabilidad de varias explicaciones diferentes de lo que vemos a nuestro alrededor. Y esta habilidad se localiza en una zona del cerebro situada detrás de los ojos, denominada corteza orbitofrontal. Aunque esta zona ha sido objeto de muchas investigaciones, sus funciones concretas no están del todo claras. Al parecer, esta zona del cerebro se ocupa del procesamiento y regulación de los estados afectivos y de la conducta y es especialmente sensible a la recompensa y el castigo. Está involucrada, como ya se sabía antes de esta investigación, en la detección de cambios en el ambiente. tanto positivos como negativos, que puedan suponer un beneficio o un riesgo, lo que permite ajustar el comportamiento de forma rápida. Y parece ser crítica en la toma de decisiones en situaciones inciertas.

Y es que, como explican los investigadores, “nuestro mundo está gobernado por causas ocultas (o latentes) que no podemos observar, pero que generan lo que vemos a nuestro alrededor”. Una gama de los procesos cognitivos de alto nivel que nuestro cerebro lleva a cabo requiere basarse en una distribución de probabilidad sobre las posibles causas que podrían estar generando lo que ocurre en el mundo que percibimos. Y utilizando resonancia magnética funcional, los investigadores han demostrado que esas inferencias probabilísticas, o distribución de creencias sobre las causas latentes, tiene lugar en la corteza orbitofrontal.

El cálculo de probabilidad sobre causas latentes requiere el uso, por parte del cerebro, del teorema de BayesDa igual que no recordemos que este teorema nos permite averiguar, una vez que ha ocurrido un suceso, la probabilidad de que haya sido causado por otro. Nuestro cerebro lo utiliza constantemente. Y lo hacía incluso antes de que el matemático y ministro presbiteriano Thomas Bayes enunciara en 1763 este famoso teorema que lleva su nombre.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de Princeton encargaron a los participantes que dedujeran las probabilidades de cuatro posibles causas latentes para explicar un suceso, sobre la base de sus observaciones. Stephanie Chan, que encabeza el trabajo, planteó la hipótesis de que “el cerebro realiza un seguimiento de estas posibilidades en una forma que es más simple que una descripción completa de la situación, pero más complejo que una sola explicación”. Y propone que nuestro cerebro calcula una distribución de probabilidades para cada una de muchas posibilidades distintas que podrían explicar lo que vemos.

De forma intuitiva

Para averiguar dónde y cómo el cerebro llevaba a cabo el cálculo de estas probabilidades, el equipo tuvo que convencer a los participantes en el estudio para hicieran sus deducciones sin pensar en números. Kenneth Norman, otro de los investigadores, estaba convencido de que si los participantes se enredaban en cálculos, fallarían. Pero señala que nuestro cerebro es mucho más eficaz en “los cálculos implícitos que en los cálculos explícitos”.

Para estudiar estos cálculos implícitos, el equipo siguió la actividad cerebral de los participantes a medida que exploraban un “safari park” dividido en cuatro zonas virtuales: azul, verde, rosa y amarilla. Cada zona contenía diferentes animales: elefantes, jirafas, hipopótamos, leones y cebras. La tarea consistía en obligar al cerebro a utilizar las observaciones anteriores para decidir en cuál de las cuatro zonas coloreadas sería más fácil encontrar una combinación de esos animales. Por ejemplo, a un participante le mostraban dos leones y una cebra, y le preguntaban si era más probable encontrar esa combinación en la zona verde o en la azul. Al obligar a los participantes a elegir entre dos zonas que no eran los más propicias para encontrar a cada uno de los animales, los investigadores pudieron medir cómo rastrea el cerebro las probabilidades relativas de las cuatro zonas.

Debido a que cada animal aparecía de vez en cuando en todas las zonas, los participantes no podían señalar inequívocamente una sola zona, ni eliminar otra. Un grupo de dos cebras y un león podrían sugerir la zona verde, donde ambos animales son los más comunes, pero esos tres animales podían aparecer en cualquier zona y la adición de un hipopótamo al grupo podían hacer que la zona verde fuera la localización más probable.

Si a estas alturas se ha perdido…. No desespere. La buena noticia es que el cerebro de forma intuitiva puede dar con la solución. Al menos, eso es lo que ocurrió en la prueba a la que fueron sometidos los participantes, que fueron capaces de elegir correctamente de forma consistente la zona en la que con más probabilidad podría encontrarse un grupo concreto de animales. Es más, aseguran los investigadores que “la precisión de los participantes no disminuyó a la hora de elegir entre dos zonas que no eran los más probables, lo que indica que podían realizar un seguimiento de la probabilidad relativa de las cuatro zonas”.

Para localizar dónde el cerebro lleva a cabo “esta hazaña”, los investigadores hicieron que los participantes realizan la tarea mientras se sometían a una resonancia magnética funcional, que revela las regiones del cerebro más activas en un momento dado. Y encontraron que era precisamente la corteza orbitofrontal la que aparecían más activa, una región del cerebro implicada en la realización de planes complejos, advertir si un entorno o situación ha cambiado desde la última vez, y la elaboración del pensamiento de orden superior. Los hallazgos apoyan las hipótesis anteriores de que esta región del cerebro está implicada en flexibilidad intelectual.

“Tener un cerebro capaz de entender que el mundo funciona de forma diferente en diferentes situaciones, debió suponer una ventaja adaptativa para nuestros antepasados. Y eso es lo que la corteza orbitofrontal parece hacer”, señalan. Por lo visto, nuestro cerebro lee a la perfección el lenguaje matemático en el que, en palabras de Galileo, está escrita la naturaleza.

Fuente: www.abc.es

La importancia de la letra cursiva en los niños

Los científicos están descubriendo que el aprendizaje de la letra cursiva es una herramienta crucial para el desarrollo cognitivo, particularmente para entrenar el cerebro desde el punto de vista de la “especialización por áreas del cerebro”, es decir, del rendimiento óptimo. Mediante el aprendizaje de la escritura en cursiva, el cerebro desarrolla una especialización por áreas que integra la sensación, el control del movimiento y el razonamiento. A diferencia de la escritura en el teclado y la práctica visual, según estudios de tomografías del cerebro, diversas áreas del cerebro se co-activan durante el aprendizaje de la escritura en cursiva.

Existe un beneficio externo para la habilidad de razonamiento que se emplea en la lectura y escritura. Para escribir con una letra cursiva legible se necesita un cierto nivel de control de motricidad fina sobre los dedos. Los alumnos deben prestar atención y pensar qué están haciendo y cómo lo están haciendo. Tienen que practicar. Estudios con tomografías cerebrales revelan que la cursiva activa áreas del cerebro que no están involucradas cuando se escribe en el teclado.

En general, muchos de los beneficios de escribir a mano derivan simplemente de la mecánica de trazar letras. Durante un estudio realizado en la Universidad de Indiana y que se publicará este año[3], investigadores analizaron, mediante imágenes de resonancia magnética, a niños pre-alfabetizados de 5 años de edad antes y después de que fueran instruidos en el aprendizaje de la cursiva. En aquellos niños que habían practicado a mano la escritura, la actividad neuronal fue mucho más destacada y similar a la de los adultos que en aquellos niños que simplemente observaron las letras. El “circuito de lectura” en el cerebro, el circuito de áreas asociadas que se activan durante la lectura, se activó al trazar la escritura manuscrita, no así al escribir sobre el teclado. De la misma manera, esta investigación demostró que escribir letras en un contexto significativo, contrapuesto al de sólo dibujarlas, activa de forma más sólida diversas áreas en los dos hemisferios.

Al aprender la escritura manuscrita, incluso si se trata de la escritura en mayúsculas, el cerebro de un niño deberá:

  • Distinguir cada trazo respecto a otros.

  • Aprender y memorizar el tamaño adecuado, oblicuidad de la forma global y la característica detallada de los rasgos de cada letra.

  • Desarrollar habilidades de categorización.

La escritura en letra cursiva trae consigo aún más beneficios que la escritura en mayúsculas, ya que los movimientos son más difíciles, las letras menos estereotipadas y la necesidad del reconocimiento visual crea una mayor variedad de formas de representar las letras. Además, la letra cursiva es más rápida y más atractiva para los estudiantes ya que les da un mayor sentido de estilo personal y pertenencia.

La letra cursiva:

– Favorece que se perciba visualmente cada palabra como un todo.  Esta percepción de las palabras como unidades separadas dentro de oraciones o párrafos evita la tendencia a efectuar una escritura “en carro”, es decir a escribir sin los espacios correspondientes entre palabra y palabra.

– Favorece la velocidad de la escritura. Las evidencias experimentales revelan que la escritura cursiva o ligada es más rápida que la escritura imprenta o “script”, por el hecho que el ligado favorece la fluidez y el dinamismo de los trazos.

– Se retiene mejor en la memoria, dado que constituye una respuesta motora continua, mientras que la escritura imprenta o “script” constituye una respuesta motora discontinuo.

– Otorga a la escritura una calidad personalizado que refleja las diferencias individuales en forma matizada y fina.  La escritura manuscrita cursiva, caracteriza a una persona tal como el tono y timbre de su voz o su modo de caminar.  Cada uno es capaz de reconocer su letra y la de sus conocidos.  La letra imprenta o la escritura a máquina no satisfacen esta necesidad de expresión personalizada.

La escritura ligada o cursiva que es la que utiliza la mayoría de las personas.  Permite una mayor velocidad escribana en los cursos superiores, pero ordinariamente es menos legible. Presenta las siguientes ventajas:

– Mayor rapidez pues no se levanta el lapicero con tanta frecuencia como en los otros códigos de escritura.

– Mayor unidad de significación:  al escribirse las letras unidas, la captación del sentido es más sencilla que si fuera escritura no ligada.

– Permite un sistema de escritura más individualizado:  los niños adquieren más rápido un sistema de escritura más personalizado.

Fuente: greenschool.com.mx

Por qué deberíamos llevar a la biblioteca a los niños más a menudo

El hábito de lectura es fundamental en el desarrollo y la educación de los niños, además de ser muy enriquecedor a nivel cultural. Estimula la creatividad, la imaginación, la capacidad de concentración y atención, aporta conocimiento, enriquece el vocabulario, alimenta su curiosidad y con ello, la flexibilidad de pensamiento.

Son múltiples los beneficios que pueden proporcionar los libros y los cuentos si están presentes en el día a día de los pequeños. Por eso, deberíamos llevar a la biblioteca a los niños más a menudo. Estos centros culturales son un espacio muy estimulante en el que los más pequeños podrán mejorar sus capacidades.

Razones para llevar a la biblioteca a los niños

Cuando hablamos de planes con niños, se nos presentan múltiples propuestas de ocio. Entre todas ellas, una de las mejores opciones es la de visitar la biblioteca. Allí, los niños lo pasarán bien mientras aprenden y, además, en la mayoría de las ocasiones es gratis.

Podrán elegir los libros y los cuentos que quieran. Además, muchas de las bibliotecas cuentan con otras alternativas como ordenadores, vídeos o música.

La visita a la biblioteca implica diversos aprendizajes beneficiosos en el desarrollo y educación de los niños además de fomentar el hábito de la lectura. Entre ellos:

1. Respetar normas sociales de convivencia
Es importante que desde temprana edad entiendan que cuando existen unas normas será necesario respetarlas. De este modo alcanzarán el objetivo del siguiente punto. Acatar las normas facilita el aprendizaje de valores.

2. Aprenden valores
Lo hacen cuando entienden que no deben molestar a las demás personas que están en el centro utilizando sus instalaciones. O cuidando los ejemplares y materiales que deciden usar y toman prestado. Además de ser más responsables a la hora de cuidar el material prestado.

3. Menos “materialistas”
Los pequeños disfrutan de un material que no es de ellos, sino de todos. Aprenden a disfrutarlo cuando tienen los libros en sus manos, pero saben que cuando acaben no se los quedarán, sino que otros podrán entretenerse con ellos.

4. Estrechar lazos familiares
Es una actividad que comparten padres e hijos y esto hace que se pase tiempo juntos mientras se estrechan lazos de unión familiar.

¿Cuándo empezar a ir a una biblioteca?

Cuando un niño se aficiona a la lectura desde pequeño desarrolla con mayor facilidad ciertas habilidades cognitivas que le ayudarán a desenvolverse por el mundo. Si el pequeño se “aficiona” más tarde experimentará mayores dificultades. Es por ello que se puede hablar del “efecto Mateo” (el rico se hace más rico, y el pobre se hace más pobre) desde la perspectiva educativa, donde el aprendizaje prematuro acompañado de éxito da lugar a posteriores logros, mientras que el fracaso temprano en la lectura puede dar lugar a problemas en el aprendizaje de habilidades lectoras.

Por tanto, será fundamental que se fomente el interés por la lectura y se cree un hábito enriquecedor y saludable desde temprana edad.

Fuente: guiainfantil.com

Los beneficios de abrazar a los hijos

Cuando te sientes triste, ¿cómo te sienta un abrazo sincero de alguien a quien quieres? Sanador, ¿verdad? Pues a un hijo multiplica ese efecto sanador por mil veces más, porque ese es el efecto que siente.

Si eres un adulto que en su infancia fue educado en un ambiente frío y rígido, quizá y sin quererlo o sin darte cuenta puedas repetir este rol con tus hijos porque es lo que has aprendido. Pero si te das cuenta y quieres cambiar para ser más cálido, podrás hacerlo.

Los adultos tenemos la capacidad de crecer como persona y mejorar aquellos aspectos que no nos parecen adecuados de nuestra personalidad, siempre con paciencia y tesón. Los abrazos tienen muchos beneficios saludables para los niños y es adecuado que lo sepas para empezar a abrazar aún más a tus pequeños de casa.

Beneficios de abrazar a los hijos

Seguridad

Tu hijo sentirá seguridad gracias a estar rodeado por los brazos de sus progenitores. Además de la gran seguridad que transmitirás a tu hijo, también se sentirá acompañado por las personas que más quiere, por sus padres.

Un abrazo es un gesto muy sencillo, pero está cargado con una gran energía emocional que hace que las personas que lo dan y que lo reciban se renueven energéticamente. La comunicación no verbal es mucho más poderosa que la comunicación verbal en una relación de afecto.

Emocionalmente perfecto

La salud emocional debe cuidarse para que la salud general de la persona se vea fortalecida, porque ambas están unidas. Los abrazos son la mejor expresión de amor para padres e hijos ya que de esta manera se puede comunicar su cercanía, su vínculo, su confianza y libertad.

Además, la autoestima de tu hijo se verá incrementada ya que ésta se forja con el día a día. Para que tu hijo tenga un buen amor por sí mismo, en su infancia deberá empezar por el amor recibido por sus progenitores y el entorno más cercano. ¿Por qué? Porque tu hijo empezará a formar su imagen personal dependiendo de la información de él que recibirá de su entorno próximo.

Felicidad en familia

La felicidad en familia se debe cultivar cada día, la alegría de los abrazos deben ser diarios, constantes y sobre todo, sincero. El amor de un abrazo no debe ser negado, jamás.

Seguro que después de leer estas líneas te están entrando ganas de abrazar a tus hijos un poco más cada día… ¡pues de eso se trata! De que esas ganas de dar y recibir abrazos las tengas cada día y lo demuestres practicando los abrazos de amor en casa.

Fuente. vix.com

6 motivos para dejar que tus hijos disfruten el futbol

La importancia del ejercicio en los niños es clave para el desarrollo de las habilidades físicas, lo importante es saber elegir un deporte que además de que les guste, explote la agilidad, el equilibrio, la coordinación y la velocidad. Estas capacidades, mejor conocidas como el ABC de movimiento las reúne el futbol, por lo que te dejamos 6 razones para que tus hijos lo practiquen.

1. El ABC

Durante la primera infancia, la agilidad, el equilibrio, la coordinación y la velocidad, están relacionados con el sistema nervioso central. Es por esto que el fútbol, con los cambios rápidos de dirección y diversidad ofrecen estímulos perfectos para desarrollar estas capacidades.

2. Correr

La velocidad que implica un juego de fútbol proporciona a los niños el tipo de carrera que necesitan: carreras de corta distancia seguidas de cortos intervalos de tiempo de recuperación.

3. Saltar

Durante el juego, los niños deben esforzarse por superar algunos obstáculos, lo que  implica realizar diversos tipos de saltos en diferentes velocidades, ajustan su paso para evitar jugadores y moverse en otras direcciones.

4. Lanzar y atrapar

Las manos de los jugadores tienen contacto con la pelota cuando el objeto sale de la cancha y cuando los porteros regresan el balón al juego, esto los mantiene en un estado de alerta que los obliga a tener sus sentidos al 100 para cachar la pelota.

5. Objetos al aire

Cuando el balón está en el aire, el jugador es desafiado a calcular la velocidad, la distancia y la trayectoria de la pelota.

6. Toma de decisiones

El estado de alerta que exige este deporte va acompañado de respuestas rápidas y decisiones apropiadas. El niño debe, en cuestión de micro segundos, decidir a qué jugador le pasará el balón para lograr la jugada que les asegure un gol. Para esto, el jugador debe recopilar información de su entorno físico, analizar los datos y luego ejecutar una respuesta física apropiada.


Artículo original: activeforlife.com

Beneficios de la terapia de lectura con perros para los niños según sus necesidades

Leer a los animales tiene innumerables beneficios para los niños. Más aún si estos niños tienen algún tipo de problema o trastorno, como puede ser en el caso de niños con autismo, con hiperactividad o con dislexia.

En cada uno de los casos, la terapia de lectura con animales se encamina hacia un objetivo concreto. El Proyecto Perros y Letras, que funciona en muchísimos colegios de todo el mundo, intenta sobre todo aumentar la autoestima de los niños e incentivarles hacia la lectura, pero además, tiene grandes beneficios más concretos.

Los beneficios de la terapia de lectura con perros para los niños según sus necesidades:

Niños con autismo: La terapia de lectura con perros aporta grandes beneficios a los niños con autismo. Por ejemplo, les ayuda al autocontrol, que es fundamental, y a la apertura a un mundo que no es solo el suyo. Para ello, se trabaja mucho el contacto, tanto el contacto visual como el contacto táctil.

Niños con dislexia: Principalmente con ellos, lo que se consigue es que pierdan el miedo a leer. La dislexia no es en realidad un trastorno. Es una forma diferente de ver la realidad. Pocas cosas pueden mejorar la dislexia, pero sí se puede conseguir que ganen en autoestima, ya que los niños con dislexia tiene mucho miedo a leer en público, por miedo a equivocarse y a que el resto se pueda reír de ellos. Por eso, no suelen estar nada motivados a leer. Con ellos se trabaja la motivación hacia la lectura. Los perros no van a reírse, no juzgan nada, no van a extrañarse si se equivocan. Para ellos es un reto leer, y con esta terapia consiguen darse cuenta de que no pase nada por equivocarse.

Niños con hiperactividad: Lo que se busca con estos niños es que se relajen, que lean de una forma más pausada, más tranquila. Por eso, en el momento en el que el niño lea demasiado rápido, le pondrá la pata encima para indicarle que va muy rápido y no se está enterando de nada. Cuando el niño con hiperactividad lee más despacio, el perro se va durmiendo, y el niño lo ve como una señal de que lo está haciendo bien.

Niños con tartamudez: Lo que se intenta con los niños tartamudoses que pierdan el miedo a la lectura, el miedo a equivocarse y a que le juzguen. Si hay un problema físico, eso no se puede tratar, pero sí se puede conseguir una mejora de la autoestima, al igual que con los niños con dislexia. Si el niño no quiere leer porque la lectura le produce estrés, intranquilidad, así sí se puede ayudar con la terapia con perros. Los niños se relajan y se consigue un menor nivel de ansiedad, con lo que el aprendizaje se consigue con más facilidad.

Fuente: guiainfantil.com

Beneficios de la naturaleza para la salud

Son muchos los beneficios de la naturaleza para la salud. ¿Has sentido alguna vez una sensación de bienestar estando en contacto con la naturaleza o simplemente mirando un vídeo o una foto de elementos naturales? Los científicos han encontrado algunas ventajas de la naturaleza para nuestra salud.

Beneficios de la naturaleza para la salud

¿Tienes acceso a algún espacio verde cerca de casa? En el caso de que tu respuesta sea “sí”, estás de suerte: la gente con acceso a un espacio natural cerca está más sana y muestra más satisfacción con su casa, su trabajo y la vida en general.

Los beneficios de la naturaleza pueden ser de cinco tipos: cognitivos, psicológicos, fisiológicos, sociales y espirituales.

Beneficios cognitivos

Considerando que la exposición al mundo natural no requiere un nivel alto de atención directa, mejora la atención directa porquereduce la fatiga mental producida por la ciudad y las tareas cognitivas exigentes. Por lo tanto, aumenta la concentración y la habilidad para desarrollar tareas. 

La naturaleza, además, puede ser de ayuda para mejorar las notas escolares. Un estudio con universitarios demostró que, aquellos que tenían vistas a la naturaleza durante un examen, sacaban mejores notas. Así pues, ¡en un examen siéntate cerca de una ventana!

Beneficios psicológicos

¿Has tenido un mal día? ¿Te sientes enfadado, deprimido, asustado, frustrado, cansado, ansioso o triste? La naturaleza ayuda a reducir los sentimientos negativos. Por lo tanto, ¡despeja tu cabeza con un paseo en un entorno natural o un parque urbano! Además, te será más fácil conciliar el sueño.

Los espacios naturales también tienen un efecto en el comportamiento: promueven la autodisciplina, la autoestima, el sentimiento de ser independiente, la percepción de uno mismo y reducen los comportamientos agresivos.

Beneficios fisiológicos

Tu cuerpo va a sentirse mejor debido al contacto con la naturaleza. Hacer ejercicio es genial para tu salud física y mental, pero algunos estudios han revelado que es más beneficioso aún si lo haces en la naturaleza.

La naturaleza, de alguna manera, puede reducir la obesidad, las enfermedades del corazón y respiratorias, como también las enfermedades crónicas como el Parkinson, la diabetes o el Alzheimer.

Beneficios sociales

La urbanización implica algún tipo de aislamiento y la falta de soporte y cohesión social. Algunos estudios sugieren beneficios en este sentido.

Impresionantemente, en edificios rodeados por una densidad alta de vegetación, las tasas de crímenes y la frecuencia de la violencia o agresión son menores. ¿Podría ésto explicar el motivo por el cual las casas en vecindarios con parques y vegetación son más caros?

Beneficios espirituales

¿Te has preguntado alguna vez cómo sentirte inspirado cuando has perdido la motivación? Entre otros consejos, uno es tener contacto con la naturaleza. Además, esto crea conciencia social para la protección del medio ambiente.

Fuente: allyouneedisbiology.wordpress.com

Este es el mejor ejercicio para tu salud mental. ¿Te animas a probarlo?

Si nos preocupamos por cuidar nuestro cuerpo, alimentándonos de manera más saludable y practicando ejercicio físico, ¿por qué no le dedicamos los mismos cuidados a nuestra salud psicológica? La salud mental, al igual que la física, se puede fortalecer para que seamos capaces de lidiar mejor con el estrés cotidiano y estemos más preparados para afrontar la adversidad cuando llame a nuestra puerta. Existe un ejercicio muy sencillo que nos reporta beneficios tan extraordinarios que incluso algunas escuelas primarias lo están incorporando en sus currículos: la meditación.

La meditación provoca cambios cerebrales que nos ayudan a lidiar mejor con nuestras emociones

Uno de los principales beneficios de la meditación a nivel psicológico es que nos permite gestionar mejor nuestras emociones, potenciando los estados emocionales más positivos e impidiendo que nos quedemos atrapados en los estados emocionales negativos, de manera que estos nos afectarán menos.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte descubrieron que la meditación metta, como se denomina en pali, genera un estado emocional muy positivo y aumenta nuestro nivel de satisfacción con la vida. Este tipo de meditación en particular también incluye técnicas de visualización y se centra endesarrollar una actitud compasiva y amorosa hacia los demás y hacia nosotros mismos, sin esperar nada a cambio.

Otro estudio muy interesante llevado a cabo en el Tom Baker Cancer Centre de Canadá realizado con personas que sufrían cáncer desveló que tan solo 1,5 horas de meditación semanales, durante dos meses, podría disminuir en un 65% los estados emocionales negativos como la depresión, la irritabilidad y los pensamientos automáticos negativos, mientras que reduciría en un 31% los síntomas del estrés.

Investigadores de la Universidad de San Diego comprobaron que tan solo 8 semanas de meditación mindfulness es suficiente para disminuir la ansiedad y la depresión, así como para eliminar los pensamientos rumiativos y las actitudes disfuncionales que a menudo alimentan los trastornos psicológicos.

La meditación mindfulness, que se enfoca en entrenar la atención y la conciencia, es particularmente beneficiosa para mejorar el autocontrol, una habilidad esencial para la vida. Investigadores de la Universidad de Basel comprobaron que incluso en aquellas situaciones en las que estamos a punto de perder el control podemos recuperarlo rápidamente con un pequeño ejercicio de meditación mindfulness.

De hecho, sabemos que la corteza dorsolateral prefrontal es una de las zonas esenciales para ejercer el autocontrol, planificar nuestro comportamiento con flexibilidad e inhibir los impulsos. Precisamente esa zona es una de las que se activan durante la meditación. En la práctica, ese tipo de meditación nos ayudaría a evitar los estímulos que nos alejan de nuestro objetivo y nos permitiría mantenernos concentrados en lo que realmente nos importa.

Neurocientíficos de la Universidad de California y de los Países Bajos comprobaron con técnicas de resonancia magnética funcional que todos esos cambios a nivel psicológico tienen una expresión a nivel cerebral. Quienes llevan tiempo meditando tienen volúmenes mayores de materia gris en algunas zonas del cerebro:

  • Corteza prefrontal, fundamental en la toma de decisiones y la regulación de los estados emocionales.
  • Hipocampo, una estructura que interviene en la memoria y el aprendizaje.
  • Amígdala, una estructura que funge como una especie de vigilante ante el peligro y desencadena las reacciones emocionales de miedo y estrés.
  • Ínsula, que desempeña un papel esencial en la representación corporal y nos permite concientizar nuestras emociones, sentimientos y deseos.
¿Cómo practicar la meditación para que sea realmente beneficiosa?

La meditación nos ayuda a encontrar el equilibrio, manteniendo la serenidad incluso en los momentos más difíciles, lo cual nos ayuda a tomar mejores decisiones. Sin embargo, existen diferentes tipos de meditación, cada quien debe encontrar aquella con la que se sienta más cómodo y le reporte mayores beneficios. No obstante, para aprovechar al máximo la meditación, es conveniente tener en cuenta dos detalles:

  1. No debes preocuparte por meditar “bien” ni pensar que estás cometiendo errores o haciendo algo mal, la meditación irá mejorando con la práctica. No existe una manera perfecta de meditar, tan solo debes sentirte a gusto.
  2. No te preocupes por limpiar tu mente, muchas personas piensan que meditar es sinónimo de detener los pensamientos o quedarse con la mente en blanco, pero ese no suele ser el objetivo principal de la meditación. De hecho, en algunos tipos de meditación se deja que la mente vague sin rumbo.

No obstante, cuando medites es importante que te centres en los cambios que ocurren en tu cuerpo, mente y estados emocionales, ya que así aumentarás tu autoconciencia. También debes evitar las críticas y es fundamental que no te apegues a ninguna de las sensaciones o pensamientos que aparecerán en tu mente, simplemente toma nota y déjalos ir.

Fuente: muhimu.es

Los beneficios de que los niños hablen solos mientras juegan

Hablar solo mejora la comunicación de los niños

Probablemente te has dado cuenta de que muchos niños hablan solos mientras están jugando. A veces incluso decimos que están hablando con su amigo invisible, pues parece que mantengan una conversación muy interesante con alguien que sólo ellos pueden ver.

Esto es algo muy beneficioso para su desarrollo intelectual, ya que en esta situación de juego estará practicando maneras de comunicarse de forma efectiva con los demás.

¿Quieres saber cuáles son los beneficios de que los niños hablen solos mientras juegan?

10 beneficios de que los niños hablen solos mientras juegan

No te preocupes si tu hijo habla solo mientras juega, ya que esto puede tener muchas ventajas para su maduración en el futuro.

1- Practica diferentes maneras de comunicarse. Especialmente cuando utiliza diferentes personajes que interactúan entre ellos.

2- Empatiza con estos diferentes personajes y se pone en otros puntos de vista para entender mejor cómo la misma situación afecta de diferentes maneras.

3- Usa diferente roles, entendiendo que tendrá que actuar con más o menos firmeza si representa, por ejemplo, ser un profesor o ser un alumno.

4- Se autocorrige, ya que no hay nadie que le diga si lo dice bien o mal. Además necesita hacerse entender para que los demás personajes con los que interacciona puedan participar también (de no ser así, no tendría ningún sentido continuar hablando en voz alta).

5- Organiza y estructura mejor las frases, ya que no hay prisa en dar una respuesta y se concede el tiempo que necesita para elaborar el discurso.

6- Utiliza el turno de palabra. La imposibilidad de que los personajes se interrumpan mientras hablan crea la necesidad de que el niño establezca unos tiempos marcados para que cada uno de los hablantes pueda expresarse y ser escuchado.

7- Es más flexible y encuentra fácilmente soluciones para que sus personajes favoritos se pongan de acuerdo.

8- Estimula su creatividad a través de la invención de diversos conflictos y soluciones, necesarios para que el juego tenga sentido y se alargue tanto como desee.

9- Se escucha a sí mismo, siendo más consciente de lo que está diciendo. Este punto es básico para comprendernos y deberíamos hacerlo todos, niños y adultos, así que cuanto más practique, más facilidades tendrá para defender sus ideas en un futuro.

10- Aprende más vocabulario, ya que cuando prueba nuevas fórmulas de comunicación surgen maneras distintas de decir lo mismo pero desde diferentes perspectivas. Y en el momento en que no sepa cómo explicar algo, le aparecerá una duda que deberá resolver, con lo que estará muy atento, después del juego, a lo que se diga a su alrededor para encontrar la solución, memorizando más fácilmente las palabras nuevas que utilizará otro día cuando se encuentre jugando nuevamente con sus personajes favoritos.

Como ves, hay muchos beneficios en que los niños hablen en voz alta mientras juegan. Por eso, si le encuentras hablando a solas te recomiendo que evites interrumpirle en la medida de lo posible y que respetes su espacio para que se pueda expresar libremente.

Fuente: Guiainfantil.com

¿Por qué es bueno tener amigos en el trabajo?

Al contrario de la creencia generalizada que indica que la amistad en el trabajo perjudica el rendimiento de los empleados, se descubrió que estas relaciones lo favorecen. Aquí te explicamos por qué.

Algunos empleadores creen que si sus empleados hacen amigos en el trabajo su productividad disminuirá, aunque en realidad, su teoría está completamente errada: tener amigos en el trabajo es beneficioso tanto para el empleador y el empleado.

Numerosas investigaciones indican que  los trabajadores son más felices en sus puestos de trabajo cuando tienen amistades. La consultora Gallup descubrió que estas amistades aumentan la satisfacción del empleado en un 50% e incluso, que aquellas personas con un mejor amigo en el trabajo, son siete veces más propensas a dedicarse a sus tareas con más entusiasmo.

Las amistades en el ambiente laboral aumentan la satisfacción del empleado en un 50%

¿Cuáles son los beneficios de relacionarte amigablemente con tus compañeros? Principalmente, te sentís parte de una comunidad y además, experimentarás una conexión más fuerte con la empresa.  Por otro lado, el hecho de poder conformar una fuerte red de apoyo, a nivel personal y profesional.

Los miembros de las organizaciones deben trabajar juntos, por ende, los gerentes y los empleados son responsables de fomentar estos vínculos. En un entorno cada vez más global y virtual, cultivar estas relaciones personales supone un desafío y requiere esfuerzo proactivo. Algunas compañías – entre ellas Google, DaVita, Dropbox, y Southwest – han desempeñado políticas con el fin de fomentar el compañerismo en el trabajo. Las empresas deben promover y valorar estas relaciones como una ventaja competitiva, ya que colaborará con la contratación de los mejores empleados y su retención, además de una mejora en la su participación, creatividad y productividad. En resumen, la camaradería genera  lealtad  y compromiso en el grupo, además de disciplina, respeto mutuo y sentido de la identidad.

Muchos consideran la amistad entre colegas como una ventaja competitiva

A pesar de lo mencionado previamente, tienes que recordar que hay una diferencia entre los verdaderos amigos y los amigos de trabajo. En ocasiones, los más jóvenes tienen dificultades para realizar esta distinción porque están acostumbrados a iniciar  amistades en el colegio o universidad y pueden pensar que en la oficina sucede lo mismo. Sin embargo, el ambiente laboral es muy diferente al académico, es más estructurado y tiene más reglas.

Por supuesto, puede suceder en que alguien encuentre un verdadero amigo en el trabajo, aunque sin dudas no es habitual. Una forma sencilla de determinarlo, es respondiendo a las siguientes preguntas.

¿Te comunicas con él fuera del horario de la oficina o durante los fines de semana?

¿Conoces a sus amigos o a su pareja?

¿Estarías genuinamente feliz por él si obtuviera el acenso que tú deseabas?

¿Mantendrías el contacto si cambiara de trabajo o fuera trasladado?

Si las respuestas son afirmativas, significa que has encontrado un verdadero amigo en el trabajo.

Si bien las amistades en el trabajo pueden ser provechosas, tienen sus reglas

Ahora bien, las amistades en el trabajo son muy bonitas, pero tienen sus reglas. Procura no discutir sobre asuntos demasiado personales con sus amigos de trabajo ni chismear sobre otros compañeros, especialmente acerca de su jefe o supervisor. A pesar de que el chisme en lugar de trabajo debe ser inexistente, está destinado a suceder independientemente, por lo tanto, abstenerte de participar. No importa lo que suceda, siempre debes ser cortés, sutil y profesional. No ignores la posibilidad de afrontar una traición o un compañero demasiado celoso. Por último, recuerda que lo más importante es trabajar: por muy tentador que sea tomar un descanso en la cafetería o discutir sus planes de fin de semana, debes resistirte y ocuparte de tus labores.

Fuente: rinconpsicologia