Entradas

¿Qué tanto afectan al bebé las peleas durante el embarazo?

¿Sabías que los momentos de rabia sí pueden llegar a afectar a tu bebé? Durante años, por creencia popular se recomienda a las mujeres embarazadas no exaltarse, pero ahora se ha descubierto que una pequeña discusión y minutos de ira pueden causar efectos negativos en el bebé. De hecho

Un estudio realizado por la Universidad de California mostró que todas las emociones que siente la mujer durante el embarazo afectan al bebé de forma positiva o negativa.

Cuando la madre está enojada o triste libera químicos en el organismo y estos llegan a él directamente. Cuando la madre está enojada o triste libera químicos en el organismo y estos llegan a él directamente. De hecho, los especialistas afirman que el estrés que se genera durante una pelea o discusión pueden influir en los siguientes factores:

  1. Bajo peso al nacer: Las peleas pueden llevar a provocar que el crecimiento sea más lento y que tenga un bajo peso al nacer.
  2. Parto antes de tiempo: Las discusiones y el estrés generado causan presión arterial, problemas en el desarrollo del feto y en los nervios, esto puede inducir a un parto prematuro y dificultades con la placenta.
  3. Afectación al desarrollo cerebral del bebé: Si los episodios de estrés se repiten constantemente, los químicos liberado son absorbidos por el bebé y esto podría afectar su desarrollo.
  4. Incidencia en el comportamiento a futuro: algunas investigaciones han revelado que los problemas de conducta de los niños tienen una relación directa con el estado mental de la madre durante el embarazo. Si una madre sufre de muchos cambios emocionales durante el proceso de gestación, es muy probable que su hijo tenga problemas de conducta al cabo de unos años de nacido.
  5. Desarrollo más lento del bebé: las peleas constantes, los disgustos, el estrés que ocasionan problemas económicos y familiares, puede generar un cuadro de depresión en la embarazada. La depresión prenatal puede llegar a afectar el desarrollo del bebé y hacerlo más lento.

Fuente: abcdelbebe.com

Rol de la pareja durante la lactancia

Durante la lactancia el rol de la pareja es muy importante, ya que forma parte de la seguridad y confianza que la mujer necesita para reconocer que tiene la capacidad de hacerlo. A continuación enlistamos algunas actividades que te ayudarán a que el trabajo en equipo sea un éxito y logren acoplarse a los cambios con mayor facilidad:

  • Infórmate o asiste a un curso prenatal. El conocimiento es básico al momento de ser padres y en la práctica, aún más.
  • Escúchala. Deja que te comparta la tristeza, el amor o miedo que puede provocarle esta etapa y recíbelo con afecto y comprensión. Con esto lograrás que ella alcance un estado de tranquilidad, lo cual es ideal para el desarrollo de la lactancia.
  • Apóyala con los quehaceres. Si no sabes cómo, pide ayuda; deja que se concentre en el bebé y que esté relajada.
  • Ten a la mano los contactos de algunas consultoras de lactancia. Pregunta si el hospital cuenta con una que los pueda asesorar o busca en el directorio de La Liga de La Leche.
  • Carga o vigila a tu bebé mientras ella se baña o come. Aprovecha el tiempo que estés junto a él.
  • Limita las visitas. Lo más probable es que todos quieran conocer al nuevo integrante, sin embargo, durante los primeros días los tres necesitan tranquilidad y descanso. Si son amigos o familiares que pueden esperar, intenta posponer sus citas.
  • Mientras estés en el trabajo, llámale para saber si necesita algo. Esos detalles la harán sentir apoyada y sabrá que cuenta contigo para todo.
  • Juega con tu hijo mayor. Él también necesita atención y tiempo, explícale cómo serán las cosas ahora que tiene un hermano y en qué puede contribuir para que todo salga bien.
  • ¡Sonríe, están ahorrando! El alimento materno es gratis, así que mientras tengan eso a su favor, manifiéstalo en algo positivo como un viaje corto en familia.

Sin duda, tu nivel de responsabilidad va en aumento, pero recuerda que todos los días verás los resultados reflejados en el bienestar de tu hijo y su desarrollo.

Fuente: bbmundo.com

5 tips para potenciar la inteligencia de tu bebé

Para potenciar la inteligencia de tu peque no es necesario que lo inscribas a un curso para crear niños superdotados, basta con que lo atiendas con todo el cariño del mundo y juegues mucho con él. Así, su buena relación favorecerá la conexión de sus neuronas, lo que le ayudará a desarrollar su potencial intelectual.

Te proponemos algunas ideas para favorecer su evolución psicomotriz y, con ella, su inteligencia.

  1. Observa el juguete. Antes de sacarlo de la cuna, enséñale un juguete y muévelo a un lado y a otro, para que lo siga con la vista, o acerca tu cara a la suya y sácale la lengua varias veces, para que te imite. Así activarás su capacidad de atención, lo que le hará estar más receptivo a los estímulos del nuevo día.
  1. ¡Música, maestro! También es muy recomendable que le pongas música. Los expertos aseguran que las composiciones de Mozart proporcionan a los pequeños una sensación de paz tan intensa que potencian su desarrollo creativo. En cualquier caso, escuchar música, sea del tipo que sea, es una actividad que favorece las conexiones cerebrales y facilita la adquisición de conceptos abstractos y matemáticos.
  1. ¡Vamos a bailar! Las canciones infantiles, al ser tan repetitivas y pegadizas lo animarán a moverse. Diversos especialistas asegura que a la inteligencia llega a través del movimiento.
  1. De paseo. Dar una vuelta por la casa es otra actividad con la que tu peque disfrutará y aprenderá mucho, porque además de estimular su vista y su interés por todo su entorno,  le ayudará a situarse en el espacio. Si además le vas balanceando suavemente, entrenarás su sentido del equilibrio.
  1. ¡Arriba las piernas! Aprovecha cuando le cambias el pañal para ejercitar sus brazos y piernas. De este modo le ayudas a descubrir  estas partes también son suyas y se va formando una idea más acertada de cómo es y de cuáles son los límites de su cuerpo.

Fuente: www.padresehijos.com.mx/

Colecho: 8 tips para dormir con el bebé

En torno al colecho, dormir con los bebés, se han realizado diversos estudios con rigor científico y en todos hay datos a favor y en contra. Cuando es una decisión libre de los padres, tiene pocas consecuencias en el apego y la seguridad del niño. Pero si es una respuesta de unos papis que no pueden más porque su hijo tiene problemas para conciliar el sueño o se despierta mucho, entonces sí puede tener consecuencias negativas en el desarrollo del pequeño.

En cualquier caso, si se duerme con un bebé en la cama, hay que adoptar algunas medidas de seguridad:

  1. Los padres nunca deben tomar bebidas o fármacos que favorezcan un sueño profundo.
  2. No deben dormir con el pequeño si uno de los dos padece sonambulismo, epilepsia o trastornos similares.
  3. Tampoco conviene que fumen, pues el tabaquismo en los padres aumenta el riesgo de muerte súbita en los bebés.
  4. La cama debe ser amplia para poder albergar a tres personas y hay que evitar tapar al niño en exceso con edredones o prendas que den mucho calor.
  5. Se recomienda que el bebé duerma a un lado, junto a su madre (y no entre ambos padres, pues los colchones con el tiempo suelen curvarse por el centro). Y aún, así debe usarse un colchón duro.
  6. Para prevenir caídas, es bueno colocar una barrera en el lado donde duerme el niño. Cuando empiece a gatear, incluso conviene proteger el otro lado (podría rodar por encima del padre dormido) y proteger el suelo con cojines.
  7. Hay que vigilar que no quedan huecos entre el colchón y la pared donde el chiquitín pudiera quedar atrapado.
  8. Nunca se debe dejar a un bebé solo en una cama de adulto, aunque esté profundamente dormido, porque se podría despertar y al ver que no están sus padres intentar bajarse y caerse.

Baby Led Weaning, ¿por qué deben comer con las manos?

Conoce los beneficios de Baby Led Weaning, un método que permite a los pequeños explorar el mundo de la comida con sus propias manitas.

Tu bebé comienza a tomar la comida con las manos y cuántas veces no pones el grito en el cielo por cómo se ensucia o porque no es correcto… Típico ¿no? Sin embargo, como mamás pocas veces nos detenemos a pensar que en realidad es una forma en que los pequeños descubren el mundo y que tiene algunos otros beneficios.

Contrario a lo que pensamos, comer de esa manera les ayuda a descubrir nuevas texturas, aromas y sabores a través de la comida.

Se trata del método Baby Led Weaning, el cual permite introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé, pero sin cucharas y dejando de lado las papillas.

Al pequeño se le ofrece la comida en trozos para que sea él quien se los lleve a la boca y decida cuánto quiere comer. Que tu pequeño coma con las manos no es malo ni sucio, obvio deberá tenerlas limpias y al final lo que ensucie no pasa de acabar en la lavadora.

El Baby Led Weaning estimula los sentidos de tu bebé y le ayuda a descubrir un mundo de texturas, sabores y olores.

Una investigación de la Universidad de Nottingham, en el Reino Unido, indica que esta forma de alimentarse ayuda a los pequeños a seleccionar qué comer, en vez de ingerir una mayor cantidad de comida sólo por apetito. Por ello, el Baby Led Weaning les proporciona los siguientes beneficios:

Les ayuda a adquirir mejor el lenguaje y afina su capacidad de hablar.

  • Impulsa su independencia y confianza, pues desarrollan un mejor el control con las manos y los dedos.
  • La coordinación mano-ojo aumenta considerablemente, pues es el bebe quien se lleva la comida a la boca.
  • Desarrollan más habilidades motoras finas.
  • Promueve la masticación, vital en la transición gradual a los alimentos sólidos para cuando tenga dientes.
  • El pequeño se integra a la familia compartiendo la mesa y los alimentos con los demás. A la vez, anima a los adultos a comer más sano.

¿Cómo saber si tu bebé está listo para el Baby Led Weaning?

De acuerdo con la nutrióloga infantil Carla Dorte, saber si tu bebé está listo para el Baby Led Weaning es muy sencillo, sólo debes observarlo y comprobar que cumple con lo siguiente:

  1. Tiene más de seis meses de edad
  2. Se mantiene sentado y erguido sin caerse
  3. Ha perdido el reflejo de extrusión (expulsar con la lengua lo que tiene en la boca)
  4. Presenta un marcado interés por la comida.

Ten en cuenta que aunque tu peque cumpla con lo anterior, no debes presionarlo ni tener prisa. Además, cuando comiences este método, considera que al principio lo ideal es que tu peque no esté cansado ni tenga hambre, ya que “si está contento y satisfecho se podrá concentrar mejor, pues la idea en este periodo es que la comida sea un juego y aprendizaje”, según la especialista.

Sin duda, comer con las manos es algo indispensable para el crecimiento de tu bebé, pero también es importante que al permitírselo tomes las debidas precauciones para evitar que se lleve grandes trozos de comida, que puedan provocarles asfixia o se ahoguen. Así que acompaña siempre a tu pequeño durante sus comidas y diviértete con él.

Fuente: padresehijos.com.mx