Entradas

Celebrando el Festival de Aves Endémicas del Caribe en La Española

Andrea Thomen

El Festival de Aves Endémicas del Caribe (CEBF, por sus siglas en inglés) comienza el Día de la Tierra, el 22 de abril. Esta celebración regional destaca la importancia de las aves endémicas -aquellas que viven solo en una localidad del Caribe. Una gran variedad de eventos se llevarán a cabo en toda la región hasta el 22 de mayo,  Día Internacional de la Diversidad Biológica. Esta celebración anual es organizada por la organización ambiental sombrilla BirdsCaribbean y los eventos son organizados por grupos locales en cada isla.

La hermosa cotorra de La Española, Amazona ventralis.

Más de 15 países del Caribe han iniciado las actividades de celebración del CEBF. La iniciativa está apoyada por una variedad de organizaciones, incluyendo escuelas, iglesias, organizaciones privadas y sin fines de lucro, y departamentos gubernamentales. Estos grupos promoverán las aves endémicas a través de caminatas interpretativas, talleres escolares, jornadas de siembra de plantas nativas, y hasta exposiciones de arte.

En la República Dominicana, al menos cinco grupos locales celebran el CEBF de manera regular. Entre estos, el Grupo Jaragua, una organización sin fines de lucro afiliada a BirdLife International y dedicada a contribuir a la conservación de la biodiversidad de La Española, realizará actividades de concienciación en torno a la conservación de una de las especies endémicas más vulnerable a la extinción, la cotorra de La Española (Amazona ventralis).

Amores que matan

La campaña “Amores que matan” tiene el objetivo de reducir el comercio ilegal de la cotorra a nivel nacional, y se enmarca dentro del proyecto “Participación pública en la aplicación de las leyes de vida silvestre en Centroamérica y la República Dominicana“ liderado por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés). Esta campaña por la protección de aves psitácidas (pericos, loros y guacamayas) trabaja en sinergia con organizaciones dentro de otros dos países parte del DR-CAFTA (Guatemala y Nicaragua).

Desde la década de los años 90 se ha reconocido que los loros se encuentran entre las especies más amenazadas del planeta. Esto se debe, en gran parte, a la tendencia de estas aves a depender de grandes áreas de bosque. La degradación y destrucción de los bosques ha resultado en la reducción de las poblaciones de aves frugívoras grandes como los loros. A la vez, los loros son altamente vulnerables ante el cambio climático.

Pichones de cotorra de La Española confiscados a un pichonero.
Fotógrafo: Esteban Garrido

 

 

Históricamente, muchas especies de aves psitácidas han sido usadas como mascotas debido a su belleza e inteligencia. En el caso de nuestra cotorra, esta ave es buscada como mascota por su hermoso plumaje verde adornado de azul, blanco y rojo, y por su habilidad de vocalizar e imitar muchos sonidos, incluyendo el habla humana.

¡No al pichoneo!

Aunque la tradición de tener una cotorra como mascota data del tiempo de los taínos en La Española, esta se considera un “amor que mata.” Los pichones de cotorra son robados de sus nidos cada año, para ser comercializados. Muchos de sus lugares de anidamiento se encuentran en áreas protegidas como los parques nacionales Sierra de Bahoruco, Jaragua y Valle Nuevo. Las cotorras en cautiverio están condenadas a nunca reproducirse, lo que evita que las poblaciones en estado salvaje puedan  mantenerse. El “pichoneo”, resulta en la muerte de muchos pichones, ya que estos son sacados a destiempo del nido.

 

 

La campaña “Amores que matan” busca reducir las amenazas que afectan a nuestra cotorra para evitar su extinción. Para apoyar esta causa, el Grupo Jaragua recomienda las siguientes acciones de parte de los ciudadanos:

Nido de cotorra saqueado y destruido por pichoneros en el Parque Nacional Jaragua. Fotógrafa: Yolanda León.

  1. Rechazar el comercio y tráfico de cotorras en nuestra isla.
  2. No liberar cotorras en cautiverio debido a que estas tienen pocas probabilidades de sobrevivir.
  3. Socializar la importancia de nuestra cotorra como una especie reforestadora con nuestros familiares y amigos.
  4. Apoyar los esfuerzos de restauración con especies de árboles nativos y endémicos.
  5. Apoyar el cuidado de las áreas protegidas.

Celebrando las aves migratorias  de La Española

Cada año más de 100 especies de aves migratorias visitan la isla de La Española en búsqueda de alimento y refugio. Estas especies se suman a las comunidades de aves residentes y endémicas que habitan en la isla durante todo el año.

La mayoría de las aves migratorias visitan entre los meses de septiembre y abril, escapando así de los meses fríos de otoño e invierno de sus lugares de reproducción en los Estados Unidos y Canadá. Mientras que algunas de estas especies utilizan las áreas de la  isla como una parada de descanso y reabastecimiento de energía para continuar con su migración hacia Suramérica, otras son capaces de volar hasta 3,000 kilómetros con el fiel propósito de retornar y permanecer en los bosques o humedales nacionales durante el invierno.

Megaceryle alcyon. Martín pescador, un ave migratoria observada en nuestros humedales. Fotógrafo: Rafael Arvelo

Entre las especies migratorias de bosque se destacan por su belleza e importancia ecológica las de la familia de los parúlidos, conocidos en Latinoamérica como cigüitas del frío, reinitas o chipes. La mayoría de estas pequeñas aves coloridas se alimentan de insectos, y aportan de esta manera al control de plagas en los cafetales y cacaotales dominicanos.

Más interesante aún es la visita del raro zorzal migratorio o zorzal de Bicknell (Catharus bicknelli), de la familia de los túrdidos. Esta especie está clasificada como vulnerable en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) debido a la pérdida de hábitat, y se estima que el noventa por ciento de su población pasa el invierno en los bosques húmedos de La Española, como en Sierra de Bahoruco y Loma Quita Espuela.

Desde la década de los noventa la comunidad científica ha documentado una reducción dramática en las poblaciones de muchas aves migratorias. Un estudio publicado por Lambert y otros en el 2008, indicó que las poblaciones del zorzal de Bicknell en New Hamsphire, Estados Unidos habían declinado con una tasa de decrecimiento de siete por ciento anual entre el 1993 y el 2003. Las principales causas asociadas a este descenso poblacional incluyen los efectos del cambio climático, la degradación de las zonas montañosas en Norteamérica y la pérdida de su hábitat en La Española.

Catharus bicknelli. Zorzal migratorio o zorzal de Bicknell. Fotógrafo: Jeff Nadler

 

Vuelo de regreso a casa

Para promover la conservación de las aves migratorias y sus hábitats, cada año, cientos de organizaciones ambientales celebran el Día Internacional de las Aves Migratorias (DIAM) durante el segundo sábado del mes de mayo en Norteamérica, y durante el mes de octubre en Suramérica, Centroamérica y el Caribe. Esta próxima celebración, del trece de mayo de 2017, coincide con el retorno de la mayoría de las especies migratorias hacia sus lugares de anidamiento en Norteamérica tras su despedida temporal del Caribe. El tema de enfoque del DIAM de este año es “Ayudando a las aves durante su travesía”.

Gracias a los aportes de la organización Birds Caribbean y Ambiente para las Américas (Environment for the Americas), el Grupo Jaragua, una organización sin fines de lucro dedicada a la conservación de la biodiversidad en La Española, distribuirá materiales didácticos sobre las aves migratorias a cientos de estudiantes y docentes. Combinado con la celebración del Festival de las Aves Endémicas del Caribe, y la campaña de Conservación de la Cotorra de la Española, el Grupo Jaragua espera educar a cientos de comunitarios en las zonas adyacentes al Parque Nacional Jaragua, al Parque Nacional Sierra de Bahoruco, al Refugio de Vida Silvestre Laguna Cabral y al Parque Nacional Valle Nuevo, a través de talleres de capacitación, charlas escolares y jornadas de restauración enfocados en la conservación de las aves.

El DIAM es propicio para reflexionar sobre la importancia de gestionar adecuadamente nuestros espacios naturales, que son el refugio de la vida silvestre, aprovechando para honrar el Día del Árbol, celebrado el pasado día 5.

Celebremos el Día Internacional de las Aves Migratorias. Cuidemos nuestras áreas protegidas. Tu acción cuenta.

¿Los cuervos celebran funerales para sus muertos?

Liz Langley

Quienes han escuchado el melancólico reclamo de la paloma huilota tal vez se pregunten: ¿Las aves sufren por la pérdida de sus seres queridos?

Emilie Bouef nos envió el siguiente comentario por Facebook: “Me han contado que los cuervos hacen una especie de funeral cuando uno de ellos muere. Me encantaría saber más al respecto”.

Llamarse, reunirse y prestar atención especial a un camarada caído son conductas comunes de los córvidos, grupo de aves altamente inteligentes que incluye a las cornejas, los arrendajos, las urracas y los cuervos, informa Kaeli Swift, estudiante doctoral en ciencias ambientales de la Universidad de Washington.

Pero eso no significa, necesariamente, que las aves estén de luto por su compañero perdido. Por el contrario, es posible que traten de averiguar si hay una amenaza en el sitio donde ocurrió la muerte, para evitarlo en el futuro.

En un estudio publicado recientemente en la revista Animal Behaviour, Swift descubrió que los cuervos estadounidenses asocian el peligro con las personas que manipulan cadáveres de cuervos, y pueden mostrarse recelosas de comer cerca de esos individuos.

El hombre de la máscara

Al iniciar su experimento de dos años, Swift puso comida en más de cien sitios del estado de Washington que atraían a los cuervos en etapa de cría y nidificación.

Luego, Swift pidió a 25 voluntarios humanos que usaran máscaras y se pararan cerca de la comida durante 30 minutos, a la vista de las aves. Las máscaras ocultaban las expresiones faciales de las personas, y también permitían rotar a los voluntarios que participaban en el experimento.

Cada voluntario llevaba en las manos un cuervo muerto y se paraba cerca del cadáver de un halcón de cola roja –depredador de los córvidos- o cerca de un halcón de cola roja muerto que sujetaba un cadáver de cuervo (todas las aves usadas en el experimento estaban disecadas). La variable de control del experimento –el elemento que no cambia- podía ser la ausencia del voluntario o un voluntario con las manos vacías.

De manera casi universal, cuando vieron a las personas y las aves muertas, los cuervos respondieron con “regaños” o emitiendo una alarma para otros cuervos. De las cuatro situaciones, la combinación “halcón y cuervo muerto” provocó la respuesta más intensa; sin embargo, los pájaros no respondieron al voluntario de “control” con las manos vacías.

Una voluntaria demuestra cómo presentaron los cadáveres de cuervos a los cuervos vivos durante los experimentos de Swift y sus colegas. Kaeli Swift

Una voluntaria demuestra cómo presentaron los cadáveres de cuervos a los cuervos vivos durante los experimentos de Swift y sus colegas. Kaeli Swift

Los voluntarios que provocaron reacciones regresaron al mismo sitio, periódicamente, durante seis semanas, pero volvieron con las manos vacías. Con todo, los cuervos siguieron protestando por su presencia durante todo el experimento y se mostraron más recelosos del área durante varios días, lo que sugiere que consideran peligrosas a las personas que manipulan a sus congéneres muertos.

En un segundo experimento Swift descubrió también que los cuervos respondían con menos intensidad a una persona enmascarada que sostenía una paloma disecada, lo que indica que “los cuervos son más sensibles a los cuervos muertos que a otros tipos de aves”, informa Swift.

En términos generales, la investigación demostró que la simple inferencia del peligro bastó para que los cuervos se volvieran escépticos de los humanos.

No te olvido

Otros experimentos han revelado que los cuervos estadounidenses nunca olvidan un rostro (humano), aun después de nueve años y medio (y contando), asegura John Marzluff, biólogo de la Universidad de Washington y coautor del nuevo estudio.

Semejante habilidad es beneficiosa para estas aves sociales y longevas, porque tienen que vérselas con personas imprevisibles.

Si eres un cuervo, “algunos te matarán y otros te darán de comer”, y eso puede cambiar si, por ejemplo, un amante de las aves se muda de una casa y otra persona menos amistosa llega a vivir allí, señala Marzluff.

Por ello, los cuervos deben ser “ágiles” al interactuar con nosotros, y el estudio apoya la idea de que “estos cuervos prestan atención” a personas individuales.

En una investigación anterior, Marzluff y su equipo hicieron escaneos cerebrales de cuervos estadounidenses y demostraron que el hipocampo –región asociada con el aprendizaje y la memoria- se activa al ver a una persona sosteniendo el cadáver de un cuervo.

“Esas asociaciones pueden renovarse” si vuelven a ver la amenaza, afirma.

Por ejemplo, en 2008, Marzluff pidió a investigadores con máscaras de cavernícolas que capturaran cuervos mientras otro grupo, con máscaras de control –de Dick Cheney- las liberaba. Después, las aves ignoraron a los inofensivos Cheney, pero regañaron y persiguieron a los cavernícolas, y siguieron haciéndolo durante años.

¡Pobres pájaros! Quizás pensaron que podían confiar en un Cuer-vernario.

Fuente: National Geographic en Español

Las cajas para nidos: Ayudando a proteger el futuro de los azulejos

Los azulejos son aves que anidan en huecos y que, en lugar de construir sus propios nidos, aprovechan los rincones y grietas que ya existen en los árboles para anidar. Pero hoy en día, debido a que las cavidades naturales se han vuelto más escasas y menos frecuentes, los azulejos de Norteamérica dependen cada vez más de los nidos que les construyen los seres humanos.

“De acuerdo a la North American Bluebird Society(NABS), no existe una caja para nidos de azulejo que sea perfecta”. Sin embargo, una buena caja debe ser construida con madera no tratada, y debe poder abrirse para efectos de monitoreo y de limpieza. Utilice las directrices proporcionadas por la NABS para seleccionar una caja para nido que sea prefabricada y de bajo costo, use este diseño para construir su propia caja. Si coloca las cajas sobre postes, lo cual recomiendan los expertos, en lugar de colocarlas en los árboles para mayor protección contra los insectos, asegúrese de añadir un deflector de depredadores: a los mapaches y a los gatos también les encantan los azulejos. (Los azulejos prefieren anidar a orillas de los bosques y campos; tienen menos inclinación a anidar en cajas en medio de las ciudades.)

“El cambio climático aumenta la presión sobre muchas de estas especies”, dice el director científico de Audubon, Gary Langham. “Las cajas para nidos [son] más importantes que nunca para el futuro a largo plazo de estas especies vulnerables”.

6ª edición de la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana

Para obtener mayor información sobre los azulejos y la aspiración de un hombre por lograr su conservación en Norteamérica, asegúrese de asistir a una proyección de El hombre del azulejo durante la 6ª edición de la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana (www.dreff.org), que se llevará a cabo entre el 13 y el 18 de septiembre de 2016. Presione aquí para obtener más información sobre los horarios y lugares donde se proyectará la película:http://www.dreff.org/dreff2016/el-hombre-del-azulejo/?lang=en.

Acerca de El hombre del azulejo:

El hombre del azulejo es la historia de Al Larson, un hombre de 94 años, autodidacta y héroe en el tema de la conservación, quien ha dedicado los últimos 38 años de su vida a salvar a los azulejos de Norteamérica. Al creció en las remotas montañas Owyhee, en el suroeste de Idaho, durante la época de la Gran Depresión. Allí fue donde observó su primer azulejo y donde desarrolló su amor por la vida silvestre. Décadas después, se sintió motivado a unirse a un movimiento en expansión de aficionados a la ciencia, quienes durante las últimas tres décadas han contribuido a invertir la tendencia de la disminución de la especie a través de la colocación de cajas para nido diseñadas específicamente para proveer hábitats para la anidación de esta misteriosa ave. Paisajes impresionantes, conversaciones íntimas y un extraordinario material fílmico crean una poderosa película con el propósito de inspirar a nuestra próxima generación de aficionados a la ciencia.

Tráiler:

Fuente: Muestra de Cine Medioambiental Dominicana

“Aves Endémicas Amenazadas: conocerlas y conservarlas”

La Española o Hispaniola es una isla muy especial, que alberga una extraordinaria biodiversidad que incluye 306 especies de aves. De estas 23 especies se encuentran globalmente amenazadas,  incluyendo 1 En Peligro Crítico (CR), 4 En Peligro (EN), 9 Vulnerables (VU) y 9 Casi Amenazadas (NT). Actualmente se conocen 31 especies endémicas y 15 se encuentran en peligro de extinción, debido a limitaciones de espacios, carencia de mecanismos apropiados para defenderse de depredadores, crecimiento humano; destrucción, fragmentación y perturbación de su hábitat; introducción de depredadores, cacería, colecta de huevos y captura para mascota; así como  contaminación química. Las amenazadas son: el gavilán de La Española, la cúa, el pico cruzado, el zorzal de la Selle, la cotorra, el perico, el chirrí de Bahoruco,  el chirrí de la Cordillera Central, el cuervo, la perdí coquito blanco, la ciguita aliblanca, el cao, el torico, el Papagayo y  el cuatro ojos cabeza gris.

Aves endémicas amenazadas de la República Dominicana y Haití

 

No. Nombre Científico Nombre Vulgar Categoría de amenaza
1 Buteo ridgwayi Gavilán de la Española En peligro crítico
2 Hyetornis rufigularis Cúa En peligro
3 Loxia leucoptera Pico Cruzado En peligro
4 Turdus swalesi Zorzal de la Selle En peligro
5 Amazona ventralis Cotorra Vulnerable
6 Aratinga chloroptera Perico Vulnerable
7 Calyptophilus frugivorus Chirrí de Bahoruco Vulnerable
8 Calyptophilus tertius Chirrí de la Cordillera Central Vulnerable
9 Corvus leucognaphalus Cuervo Vulnerable
10 Geotrygon leucometopia Perdí Coquito Blanco Vulnerable
11 Xenoligea montana Ciguita Aliblanca Vulnerable
12 Corvus palmarum Cao Casi amenazada
13 Siphonorhis brewsteri Torico Casi amenazada
14 Priotelus roseigaster Papagayo Casi amenazada
15 Phaenicophilus poliocephalus Cuatro Ojos Cabeza Gris Casi amenazada

Una manera de conservar las aves es conociéndolas, ya sea en el campo, en el patio de la escuela, en el parque o en cualquier lugar donde se encuentren. También se puede conocer sobre ellas a través de la lectura, de la observación de dibujos y fotos o al escuchar sus cantos.

Para lograr reducir los impactos generadas por la gente es necesario ordenar el territorio; planificar el crecimiento humano y el desarrollo de infraestructuras; evitar la canalización de humedales; reforestar con especies nativas y endémicas; detener la destrucción, fragmentación y perturbación de los hábitats y restaurar los ya degradados; proveer alternativas a la extracción de leña y carbón; erradicar depredadores animales; prohibir la cacería y la captura de especies en peligro, así como la colecta de huevos; controlar las poblaciones de aves introducidas y la contaminación por plaguicidas; aplicar leyes y los mecanismos que regulan los usos; incentivar la conservación; establecer programas de investigación, monitoreo, conservación, vigilancia y educación ambiental; incluir en el currículo escolar el tema de la conservación de los recursos de la biodiversidad; promover la observación de aves como actividad ecoturística con participación comunitaria.

“La Importancia de las Aves”.

Las aves se encuentran relacionadas con el ambiente donde viven, en cual prestan diversos Servicios Ambientales, tanto  a los ecosistemas, como a los demás seres vivos que comparten con este maravilloso regalo de la naturaleza. Estos servicios son  totalmente gratuitos. Muchos de ellos son directos y aportan a la economía local, como el ecoturismo, carne,  huevos y/o plumas que proveen, entre muchas otras cosas.  Otros no son estimados o calculados, aunque tienen un gran valor.

Las aves contribuyen a mantener el equilibrio ecológico de los ecosistemas; apoyan al ser humano en el control de animales indeseados, como los insectos y las ratas; facilitan la polinización de las plantas; y realizan una importante y ardua reforestación. Además son una extraordinaria fuente de inspiración para el diseño de aparatos, el arte (pintura,  poesía,  cantos, etc.). En general las aves contribuyen la felicidad de la raza humana de muchas, muchas maneras.

Fuente: Yvonne Arias. Grupo Jaragua.