Entradas

Esto es lo que puede pasar si un niño se queda encerrado dentro del coche

Los niños no deben quedarse solos dentro de un coche, y mucho menos cuando no tienen ninguna posibilidad de salir por sus propios medios, y menos aún cuando estamos en verano y el vehículo se encuentra aparcado al aire libre mientras se está calentando por el sol.

En ninguna circunstancia, sin embargo, por mucho que se explique lo que ocurre cuando la temperatura en el interior del coche se eleva (puede subir de 10 a 15 grados en 15 minutos), puede que nos cueste imaginar lo que ocurriría, por eso creo que todos deberíamos ver este vídeo que hemos encontrado en Bebés y Más.

Sólo dura siete minutos, a lo largo de los cuales seguimos los hechos que suceden al ‘abandono’ de un bebé dentro del coche, mientras la madre entra a comprar con las consiguientes distracciones (pedir consejo a los empleados, encontrarse a una conocida, atender los mensajes del teléfono, esperar la cola en la caja,..).

Porque (no nos engañemos) es casi imposible controlar al cien por cien el tiempo que pensamos dedicar a comprar, y esto es razón suficiente para no dejar a nuestro hijo encerrado en el coche

Y si – además – somos conscientes de que la temperatura corporal de los pequeños, sube de tres a cinco veces más rápido que en un adulto, y que la hipertermia puede ocurrir en sólo 20 minutos (a todas luces, esto es menos de lo que tardaríamos, aunque el volumen de la compra sea pequeño), no necesitamos ninguna explicación más. A los niños, no se les deja solos en el coche, porque el tiempo que pretendemos ahorrar se puede volver en nuestra contra.

‘One desition’ está producido por Red Castle, y en él (además de seguir los movimientos de la madre mientras compra), observamos cómo el niño empieza a sudar, a inquietarse, después a llorar pidiendo ayuda, y finalmente queda inconsciente.

Un niño muerto cada diez días en estas circunstancias en Estados Unidos, es una cifra que alarma. Y si debemos ser responsables como padres, en caso de convertirnos en espectadores por presenciar a un pequeño dentro del coche sólo, no debemos demorar nuestra actuación (llamar a la policía y si es necesario forzar la puerta – o romper el cristal como hace uno de los protagonistas -), porque lo que está en juego es una vida.

La mayoría de las víctimas por hipertermia tienen entre 0 y cuatro años, aunque dentro del coche, un niño puede sufrir otros accidentes como quedar atrapados por una ventana, o poner en marcha accidentalmente el vehículo.

Espero que la difusión de este vídeo ayude a mejorar la consciencia social hacia este tema tan delicado.

Fuente: bebesymas.com