Entradas

La juventud: salvadora del planeta

Los jóvenes de hoy están cada vez más conscientes de la huella de carbono que la humanidad está dejando en nuestro planeta. En vista de esto y de la persistente pobreza que existe en todo el mundo, algunos jóvenes activistas han tomado el asunto en sus propias manos y sin darse cuenta se han convertido en un modelo para sus compañeros.

Dos de estos jóvenes pioneros son Adeline Tiffanie Suwana de Indonesia y Greg Woodburn de los Estados Unidos.

Adeline Tiffanie Suwana, profesora de medioambiente

A los 12 años, a la estudiante indonesia Adeline Tiffanie Suwana le preocupaba el cuidado del medio ambiente después de ver los efectos que los desastres naturales y las inundaciones producían en su país.

Foto tomada de Muestra de Cine Medioambiental Dominicana

Aprendió acerca de la importancia de los manglares en la prevención de daños en caso de desastres naturales y decidió hacer alguna cosa para mejorar las condiciones de los manglares.

Comenzó por formar una comunidad de jóvenes llamada Sahabat Alam, que significa “Amigos de la Naturaleza”. En la actualidad la comunidad está formada por 1.700 miembros en toda Indonesia.

Adeline organiza a los estudiantes para plantar arrecifes de coral, ayudar con la cría de peces y la protección de las tortugas, plantar mangles y participar en actividades educativas y de limpieza medioambiental.

Fuente: Muestra de Cine Medioambiental Dominicana

08-16-16-LD-C-6

La casa ausente

Un documental que muestra el testimonio poderoso que nos dice que es posible diseñar y crear arquitectura verde y hermosa que esté en armonía con la salud del planeta. “Lo hermoso de la sostenibilidad es que por definición tiene que ser local y autóctona”.

Santo Domingo

El puertorriqueño Rubén Abruña ha trabajado en las industrias del cine, televisión y radio por más de veinticinco años. Su película La Casa Ausente se proyectará este año en la sexta edición de la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana (www.dreff.org) y, por este motivo, visitará la República Dominicana entre el 18 y el 13 de septiembre. La casa ausente es un documental que narra la historia de la primera casa sostenible en Puerto Rico y el Caribe, que fue diseñada por su hermano, Fernando Abruña, quien es conocido como el padre del movimiento de edificios verdes en Puerto Rico.

1. ¿Qué te motivó a emprender este proyecto en particular?

En 2008 realicé un corto documental sobre la casa, obra del arquitecto Fernando Abruña Charneco, de casi seis minutos de duración, que tuvo buena acogida en los círculos ecológicos y arquitectónicos. Meses después, el arquitecto me invitó a una conferencia sobre su obra y la arquitectura sostenible, ahí presentó la que me estremeció profundamente fue la Escuela Ecológica Niños Uniendo al Mundo, en Caguas, Puerto Rico. El arquitecto consultó a las directoras de la escuela y también a los alumnos. Las niñas y niños escribieron cartas al arquitecto ofreciendo sugerencias de cómo debía ser la nueva escuela. Esas cartas, escritas por los estudiantes a puño y letra, me motivaron a realizar un documental más amplio.

2.¿Qué es lo más sorprendente que has aprendido sobre la arquitectura sostenible en este proyecto?

Es fundamental que los elementos a usarse deben ser sostenibles en el contexto en que se elaboran. Si yo voy a construir una casa en un país tropical como Puerto Rico, para que sea sostenible tengo que usar técnicas que se adapten a las necesidades locales, y materiales que estén disponibles en la isla.

3. ¿Cómo cree que La casa ausente inspirará a las generaciones futuras?

La diseminación mundial de la obra sostenible del arquitecto Abruña Charneco a través del documental ha permitido que muchas personas se beneficien de su mensaje esperanzador de que podemos vivir de manera sostenible y preservar el planeta para las generaciones futuras.

4. ¿Cuánto contribuye la industria de la construcción en las emisiones de gases de efecto invernadero?

El 40 % de las emisiones de CO2 provienen de los edificios. La industria de la construcción, los ingenieros y arquitectos enfrentan un enorme reto que conlleva una gran responsabilidad en frenar la generación de gases que aceleren el cambio climático.

(+) LA CASA AUSENTE

Tanto La Casa Ausente, la estructura en Vega Alta, Puerto Rico, como el documental La Casa Ausente han inspirado y seguirán inspirando a muchas personas. Gracias a la Casa Ausente, la obra sostenible del arquitecto Abruña Charneco, y su labor como escritor y educador, la nueva generación de arquitectos y arquitectas de Puerto Rico y el Caribe ha cobrado conciencia de que la arquitectura sostenible es la verdadera y única opción responsable para el planeta en crisis que habitamos. Esta casa contiene tecnología sostenible de cosecha de aguas de lluvias, de captura de energía solar almacenada en baterías y una orientación que aprovecha las brisas naturales.

Un líder mundial en la educación

Santo Domingo

Marc Prensky es un líder mudial en el campo de la educación. Orador internacional, escritor, consultor y creador del concepto de Nativos Digitales.

Considerado uno de los principales expertos del mundo sobre el futuro de la educación y la conexión entre la educación y la tecnología. El enfoque profesional de Marc está en el diseño de una mejor pedagogía y currículo para la generación digital, y en ayudar a la gente a entender cómo prosperar en la era digital.

Las ideas de Marc, que tienen un enfoque visionario y práctico, lo han llevado a dar charlas en más de 35 países; presentándose regularmente a lo largo del globo.

Marc es el fundador y director ejecutivo de la Fundación el Futuro de la Educación Global, que es una organización sin fines de lucro dedicada al avance de la educación para mejorar el mundo.

El esfuerzo de Prensky por comprender la perspectiva de los estudiantes de hoy en día, ofrece soluciones para mejorar la forma de enseñar, motivar y revitalizar a los maestros.  A través de sus escritos y charlas, Marc ayuda a los educadores a re-aprender adaptar sus ofertas de forma que sean mucho más eficaces para el uso actual y futuro; lo cual incluye una nueva forma de “asociación” entre profesores y estudiantes, y un nuevo programa de estudios basado en el pensamiento, cumplimiento y acción efectiva, y relaciones eficaces.

Prensky se centra en cómo mejorar el racionamiento humano, las herramientas digitales y la sabiduría  en la escuela y en la vida real. En sus conversaciones con los grupos empresariales, Marc muestra al público cómo trabajar con los jóvenes con éxito, en este turbulento siglo XXI.

Marc es autor de seis libros, dentro de los cuales están:  ®Enseñar a Nativos Digitales®, ®No me moleste, mamá, estoy aprendiendo®, ®Brain Gain: Tecnología y la búsqueda de la sabiduría digital® , ®El mundo necesita un nuevo plan de estudios®.  Además es autor del artículo Nativos digitales, inmigrantes digitales, siendo todos sus escritos -Libros y artículos traducidos a más de 10 idiomas.

Como parte de sus conversatorios en todo el mundo, Marc inicia sus diálogos sobre la enseñanza, la formación y los procesos de aprendizaje (educador-alumno). Él es un fuerte defensor de la “pasión aplicada”;  es decir, entender las pasiones individuales de los profesores y saber utilizar los estudiantes para proyectos del mundo real, combinada con la participación de los mismos en el diseño de su propia educación.

El Dr. Prensky guía a los educadores en el aprendizaje de las habilidades orientadas al futuro -incluyendo la resolución de problemas y la asociación y colaborando en las comunidades en línea.  La innovadora combinación de Marc,  o “Plan B”, de la pedagogía y la tecnología es cada vez más aceptado y utilizado en todo el mundo como la ola del futuro.

Marc es el pionero y líder del “aprendizaje basado en juegos”.  Es fundador de Games2train, institución que implementan el aprendizaje corporativo a través del juego; con clientes como: IBM, Bank of America, Pfizer, el Departamento de Defensa de Estados Unidos y las escuelas virtuales lA y Florida.

Marc tiene un MBA de Harvard, una maestría de Middlebury y una de Yale en Enseñanza.  Trabajó en Wall Street, y pasó seis años como estratega corporativo y director de desarrollo de producto con el Boston Consulting Group.

Regresar a la escuela de manera inteligente

Asela María Peguero M.

El regreso a clases en algunas ocasiones puede incluir cierta pereza y desánimo, tanto en los estudiantes como en los demás miembros de la comunidad educativa. Uno de los motivos por los que se da este fenómeno es por lo que denomino el ¨síndrome del ya me lo sé¨ ya sé quién es mi profesor, ya sé como es la disciplina, ya sé los libros que me tocan, ya sé quienes serán mis compañeros, ya sé los conflictos de los padres, ya sé que mis compañeros no me aceptan, en fin, la lista podría ser interminable, pero lo cierto es que la escuela puede ser un lugar fascinante donde suceden cosas que no se repiten en ningún otro escenario de la vida y si cambio la ¨mirada y la actitud¨, puede que descubra que hay muchas cosas que ¨no sé¨ y otras que no las hice ¨tan bien¨; estas son las claves para alcanzar de forma eficiente y exitosa, todas tus competencias y ser feliz en la escuela.

A sabiendas que frecuentemente no tenemos muchas respuestas, sino muchas preguntas, es importante al iniciar un nuevo año escolar interrogarnos acerca de lo siguiente: ¿Cómo fue mi desempeño el año pasado?, ¿en qué puedo mejorar? Y ¿Cómo lo podría mejorar?

Respondiendo la primera pregunta acerca de tu propio desempeño en la escuela y sin importar la posición que ocupes en ella, es urgente revisar las situaciones que tuviste que resolver en ese tiempo y como te influyeron para alcanzar o no tus logros, así como los métodos que usaste para afrontarlas, estudiar, preparar reuniones, clases y demás actos pedagógicos, también es importante ver qué relaciones privilegiaste, con cuales compañeros estuviste, si aportaron lo suficiente a tu vida como para continuar esas alianzas.

Cuando consideramos que algo de lo que hacemos es realmente importante, le damos un tiempo especial, nos dedicamos con mayor interés, para sentir después el gusto de haber hecho bien nuestro trabajo.

Si el desempeño alcanzado el año escolar anterior no reflejo tu esfuerzo, cabe revisar los métodos que utilizaste, los lugares que elegiste para desarrollar tu labor, si aprovechaste el máximo potencial de los recursos que tenías a tu alcance; de no ser así, te sugiero replantear esos aspectos y buscar las formas más adecuadas para hacer que todo funcione a tu favor. Albert Einstein decía: ¨Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo¨. La dinámica de la vida es el cambio constante, si quieres superarte, hay que revisar el hacer, que es donde se juegan los resultados.

De ahí la importancia de responder con sinceridad la segunda pregunta acerca de tu plan de mejora, para lo que te recomiendo prestar mayor atención a los siguientes aspectos: uso del tiempo, en relación ¨al tiempo¨ que estas dedicando especialmente a esos aspectos de la clase o del trabajo en la escuela, que te cuestan mayor esfuerzo;   pregúntate: ¿qué fue lo que no te funciono? piensa y escribe los cambios que podrías hacer.

Otro aspecto muy importante es la ¨motivación¨, es decir, buscar la finalidad que haría de tu regreso a clases, una oportunidad alegre y divertida que puedes disfrutar más y mejor, revisando cuales son las metas y sueños que el proceso escolar te ayuda a cumplir poco a poco en tu vida.

Una herramienta poderosa que sin duda traerá mayor aprovechamiento de tu presencia en la escuela es ¨tener un plan¨, tener un propósito de trabajo, programarte con un horario donde tengas tiempo para otras actividades, sin experimentar el estrés que produce el no cumplimento de las responsabilidades que trae buscar el éxito académico y pedagógico.

Otro recurso es visualizar de forma positiva cómo vas a mejorar la comunicación, la participación y las relaciones interpersonales con todos los miembros de la comunidad educativa, las habilidades que tienes para afrontar los conflictos con inteligencia emocional, es decir la capacidad para autocontrolarte y elegir la respuesta que te ayude a avanzar en tus metas, no aquella que te robe oportunidades; ocúpate de las que necesitas desarrollar más.

Este regreso a clases puede reflejar tu cambio de actitud, tu deseo de éxito y superación, tu sed de aprender y tus ganas de aportar valor a la sociedad de la que haces parte.

Es nuestra responsabilidad, como dice Pablo Freire, ¨además con inteligencia, construir horizontes nuevos, dignos y adecuados¨ Revisar tu práctica, para mejorarla y llenar el corazón de entusiasmo por los nuevos conocimientos que vas adquirir, por los nuevos amigos que proyectas tener, es el reto de este nuevo año escolar. Regresa a la escuela mejorado, organizado y dispuesto, sorprende a todos dando lo mejor de ti, convencido de que todo lo que quieres, lo puedes alcanzar si te dedicas a ello, recordando que ¨lo ideal no existe, existe lo posible¨ y tú puedes.

Estadios olímpicos abandonados y ‘reciclados’ de todo el mundo

Becky Little

En 1896, solo 14 países y 241 atletas participaron en las primeras Olimpiadas modernas. Actualmente, más de 200 naciones y más de 11,000 atletas compiten en los Juegos Olímpicos.

La necesidad de estadios olímpicos más grandes plantea nuevos problemas a las ciudades modernas: ¿Qué hacer con las instalaciones olímpicas cuando terminan los juegos?

Después de gastar millones de dólares en costosas estructuras, algunas ciudades terminan desmantelándolas o dejándolas ociosas. Pero otras, como Londres, reutilizan sus estadios olímpicos.

Tras desembolsar 700 millones de dólares en la construcción de un estadio para los Juegos Olímpicos de 2012, Londres gastó otros 400 millones de dólares más para transformarlo en un estadio de fútbol para West Ham United, informa Andrew Zimbalist, profesor de economía en Smith College.

“Fue readaptado para otros usos –explica-, pero a un costo enorme”.

Zimbalist agrega que resulta más fácil y barato ser anfitrión olímpico si la ciudad ya cuenta con infraestructura. Por ejemplo, cuando Barcelona recibió los Juegos Olímpicos de 1992 “no tuvo que construir gran cosa; tenía casi 70 por ciento de lo que hacía falta”, señala.

Del mismo modo, una de las razones por las que Los Ángeles se ha postulado como anfitrión de una tercera Olimpiada, en 2024, es porque “solo necesita construir un centro acuático [y un centro para medios de comunicación] –comenta-. Tiene, básicamente, todo lo demás”.

Dado que el costo de albergar los Juegos Olímpicos sigue aumentando, las ciudades que aún no cuentan con instalaciones adecuadas empiezan a retirar sus propuestas como anfitriones olímpicos. Por ejemplo, Boston y Hamburgo han abandonado la contienda por las Olimpiadas de 2024.

De hecho, Zimbalist considera que el tema de las instalaciones olímpicas se ha vuelto tan difícil que deberíamos dejar de mudar las sedes y elegir una localidad permanente para celebrar los Juegos Olímpicos.

Parece una solución bastante práctica, pero lo complicado sería lograr que la comunidad internacional llegue a un acuerdo en cuanto a la nación que se convertirá en anfitriona indefinida de los Juegos Olímpicos.

Mira esta galería con los estadios olímpicos que han sido abandonados y reciclados alrededor del mundo:

Fuente: National Geographic en Español

Deportes olímpicos de la antigüedad que ya no se practican

Nick Romeo

Los aficionados a los Juegos Olímpicos modernos podrían reconocer muchos aspectos de las Olimpiadas de la antigüedad: competencias internacionales de élite, decenas de miles de espectadores vitoreando, eventos como carrera, lucha, lanzamiento de disco y jabalina. Hoy como antaño, los contendientes olímpicos pasan años practicando con entrenadores expertos, y los vencedores son cubiertos de gloria y riqueza.

Sin embargo, hay otros elementos de los juegos olímpicos antiguos que resultarían extraños a los espectadores modernos. Por ejemplo, es difícil imaginar a los olímpicos modernos sacrificando 100 bueyes; al público azotando a los atletas tramposos; o una carrera con armadura completa. Los atletas del pasado competían al natural, examinaban las entrañas de los animales sacrificados para ver si profetizaban su victoria, y eran recompensados solo si ganaban un evento (no había premios para el segundo o tercer lugar).

Pese a la clara conexión entre los juegos olímpicos antiguos y modernos, la profunda influencia de la guerra y la religión en las Olimpiadas originales daba pie a un espectáculo que, en muchos sentidos, sería irreconocible para las audiencias modernas.

Destreza en batalla y en los deportes

Las primeras Olimpiadas de que se tiene conocimiento, se llevaron a cabo en 776 a.C., en el sitio de Olimpia, en el Peloponeso occidental. Es probable que surgieran de la práctica de celebrar juegos funerarios para honrar a los guerreros caídos y los héroes locales, aunque algunos mitos señalan que el fundador fue el semidiós griego, Heracles. Los juegos se observaban cada cuatro años y la costumbre se mantuvo sin interrupciones durante casi 1,200 años, pero fue abolida en 393 d.C. por el emperador cristiano Teodosio, quien consideraba que venerar a Zeus durante la celebración era una abominación pagana.

Muchos eventos olímpicos se inspiraban en las prácticas bélicas del mundo antiguo. Por ejemplo, una multitud de soldados corriendo con armadura era un medio eficaz para sorprender y aterrorizar a los ejércitos enemigos (el historiador Herodoto describe al ejército griego corriendo hacia los persas en la batalla de Maratón, una táctica que, al parecer, los invasores orientales jamás habían visto).

Para la hoplitodromia, o carrera en armadura, 25 atletas corrían dos trechos de 192 metros de largo en el estadio de Olimpia, usando grebas y cascos de bronce, y cargando escudos que debieron pesar unos 14 kilogramos. En el lanzamiento de jabalina, los competidores debían arrojar sus lanzas hacia un escudo fijo en un poste mientras cabalgaban a galope, una práctica militar convencional que documentó el historiador Jenofonte.

La carrera de carrozas era un evento olímpico popular, y tan peligroso que habitualmente cobraba vidas. Foto: Deagostini/Getty Images

Las carreras de carros, con tiros de dos y cuatro caballos, eran eventos increíblemente peligrosos y populares. En Grecia se usaron carros de guerra al menos desde la época de la civilización micénica, más o menos de 1600 a 1100 a.C., y la carrera de cuadrigas (carro de cuatro caballos) era uno de los eventos más antiguos de los juegos, introducido inicialmente en Olimpia en 680 a.C. Solo los ricos podían permitirse mantener los caballos y un carro. Y si bien los dueños de los carros se llevaban la gloria de cualquier victoria, generalmente contrataban aurigas (conductores) para que ellos corrieran los riesgos de la competencia. Los accidentes eran comunes, espectaculares, y a menudo mortales, y el momento más peligroso casi siempre llegaba en las vueltas cerradas a cada extremo del estadio.

El emperador romano Nerón fue un auriga famoso, y en 67 d.C. compitió en una carrera de carros en Olimpia. Por supuesto, no fue una competencia limpia. Nerón participó en una carrera de cuadrigas con un equipo de 10 caballos. Salió despedido del carro y no pudo terminar la carrera, pero de cualquier manera fue proclamado vencedor con el argumento de que habría ganado si hubiera terminado la carrera.

Los griegos tenían eventos que llamaban pesados y que estaban muy estrechamente relacionados con el combate: boxeo, lucha, y una combinación llamada pankration (pancracio), los cuales reconocían la fuerza y la astucia táctica. Los boxeadores usaban guantes delgados hechos con correas de cuero y peleaban en campo abierto, lo que hacía imposible arrinconar al contrincante y prolongaba los combates. Si un encuentro se extendía varias horas, los boxeadores podían llegar a un acuerdo de intercambiar golpes sin protección, una especie de muerte súbita pugilística.

Y por lo menos en un caso, muerte súbita es justo lo que resultó. El geógrafo Pausanias cuenta la historia del combate entre Damoxenos y Creugas, el cual terminó cuando el primero golpeó al segundo con los dedos extendidos, perforándole el costado y arrancándole los intestinos.

Dos atletas se enfrentan en pankration, una competencia de golpes y lucha libre que permitía de todo, excepto mordidas y picarse los ojos. Foto: World History Archive, Alamy

La lucha y el pancracio a veces eran brutales. Para ganar, los luchadores debían derribar tres veces a sus oponentes, y como no había clases por peso, los más grandes tenían una ventaja clara. Todo estaba permitido en el pancracio, menos morder y picar los ojos. Un luchador, apodado “Señor Dedos”, se hizo famoso porque, al inicio del combate, fracturaba los dedos del contrincante para obligarlo a someterse. Otro dislocaba los tobillos del oponente.

Pese a sus visos marciales, los juegos olímpicos de la antigüedad promovían temporalmente la paz entre las ciudades-estado griegas, a menudo beligerantes. Una tablilla de bronce, conocida como Tregua Sagrada, contiene una inscripción que garantizaba el paso seguro a los atletas que asistían a los juegos y prohibía que los estados participantes emprendieran hostilidades durante el periodo olímpico. Como algunos atletas del siglo V y posteriores viajaban desde África del Norte, Asia Menor, Hispania occidental, y el Mar Negro, esa tregua terminó por ampliarse a un periodo de tres meses, y los infractores debían pagar una multa en plata al Templo de Zeus en Olimpia.

El rey de los dioses griegos, Zeus, también era honrado con abundantes sacrificios de bueyes y estatuas dedicatorias. Para II d.C., la pila de cenizas acumuladas tras los siglos de sacrificios alcanzaba una altura de siete metros.

El día que se inauguraban los juegos olímpicos, los atletas hacían un juramento a Zeus, “Guardián de los juramentos”. Hermanos varones, padres y entrenadores también rendían juramento con los atletas, quienes prometían respetar todas las reglas y aseguraban haber estado entrenando por lo menos 10 meses.

Por supuesto, hacer trampa era una tentación irresistible para algunos. Los luchadores deshonestos se frotaban el cuerpo con aceite para resbalar de las manos de sus contrincantes. Entre otros métodos de fraude, quedó documentado el soborno de jueces e incluso de compañeros competidores. Si los descubrían, eran multados y azotados públicamente, y su vergüenza quedaba inmortalizada en estatuas inscritas que flanqueaban la ruta que recorrían los atletas para ingresar en el estadio.

Como muchos aspectos de los juegos olímpicos antiguos, esta costumbre no corre el riesgo de ser resucitada por el Comité Olímpico Internacional.

 Fuente: National Geographic en Español

Un hito en la historia de una escuela dedicada a la Educación Especial

INAUGURAN

La inauguración del primer módulo de aulas y las obras complementarias del Centro Educación Especial Catalina de San Agustín, ubicado en la calle Dr. Delgado No.32, del sector El Palmar de Herrera en Santo Domingo Oeste, representa un hito en la historia de esta escuela dedicada a la Educación Especial desde el 1999. Este centro ha venido laborando con precariedades desde la fecha de su fundación en un espacio de 60 metros cuadrados, por lo que la enseñanza es impartida en dos tandas y una parte de los niños son atendidos en la casa de las Hnas. Misioneras.

Logros alcanzados:

– Aumento de la matrícula escolar de 26 a 137 niños – Inserción a la escolaridad de 82 niños.

– Capacitación continua de maestros y psicólogos.

– Institucionalización del centro, con la creación de la fundación y asimilación al Departamento de Educación Especial del MINERD.

-Nombramiento de profesores por parte del MINERD -Programas de salud y de terapias.

– Integración de las familias a las actividades que realiza el centro.

– Asistencia a casos extremos de problemas familiares.

– Adquisición de terreno y construcción del primer módulo de aulas, dentro del Plan, para el desarrollo de una planta física que integre las diversas necesidades de la Educación Especial. Desarrollo de un plan de apadrinamiento desde la fundación y la parroquia Divino Niño Jesús. Meta a seguir: Proyectar la atención a 300 niños provenientes de familias de escasos recursos, con trastornos del espectro de Síndrome de Down, Síndrome de Asperger, Parálisis cerebral, Autismo, dificultades en el aprendizaje y la conducta, más otros, para ofrecerles herramientas que le permitan el desarrollo integral, conjuntamente con sus familias, para ser útiles a la sociedad y a ellos mismos.

Carteles retro muestran la visión de la NASA sobre nuestro futuro en Marte

Michael Greshko

La NASA ha adoptado un enfoque nostálgico para promover su iniciativa Viaje a Marte: Carteles turísticos impresionantes que resaltan todo el esplendor de Marte y sus lunas.

Más evocadores de Flash Gordon que del astronauta Mark Watney, la producción de los carteles de estilo retro –recién lanzados en línea- demoró más de siete años: fueron creados para la agencia espacial por la firma de diseño BRC Imagination Arts, y habían sido parte de la exhibición “Se buscan exploradores” del Complejo de Visitantes del Centro Espacial Kennedy de NASA desde 2009.

Foto de National Geographic en Español.

“Queríamos diseñar una exhibición que hablara del futuro de la exploración espacial, e inspirara a los jóvenes a interesarse y quizás convertirse en nuestra futura fuerza de trabajo [de] científicos, ingenieros y astronautas”, explica Andrea Farmer, gerente de relaciones públicas del complejo.

No obstante, pese a lo inspirador que podría resultar un viaje a Marte, difícilmente sería el viaje placentero y romántico que sugieren los carteles.

“Es una opción, no un imperativo”, dijo John Logsdon, profesor emérito del Instituto de Política Espacial en la Universidad George Washington, en una entrevista previa. “Marte está muy lejos, es difícil llegar allá, y cuesta mucho dinero”.

Explorar Marte conllevaría viajar nueve meses, nada más de ida, para visitar un paisaje incluso más inhóspito que el Antártico.

La atmósfera árida del planeta –más de 50 veces más ligera que el aire en la cumbre del Everest- es irrespirable. Las temperaturas oscilan de -153 a 20 grados centígrados, y suaves vientos soplan sobre un suelo repleto de percloratos tóxicos.

Y después, en el supuesto de que alguien sobreviviera a estos embates, ¿cómo, exactamente, saldrían los astronautas del Planeta Rojo para regresar a la Tierra?

Luego, está el asunto de la política. Estudios recientes de misiones marcianas apenas mínimas han logrado restringir los costos al presupuesto de exploración actual de la NASA –alrededor de ocho mil millones de dólares en 2016-, pero solo si el Congreso se compromete a realizar incrementos anuales para ajustarlo a la inflación. Sin embargo, incluso los planes más agresivos propuestos hasta ahora colocan a los seres humanos en la superficie de Marte hacia la década de 2030, lo cual requeriría de un compromiso financiero a largo plazo y décadas de voluntad política.

Y hasta estos carteles se han visto atrapados en los cambiantes vientos políticos. En principio, se pretendía que resaltaran el programa Constellation de NASA, un proyecto de la administración Bush para regresar a la luna, visitar un asteroide cercano a la Tierra y finalmente, pisar el suelo marciano.

Mas en 2009, un comité especial de alto nivel manifestó inquietudes sobre dicho programa, lo que terminó por hundir Constellation y forzó al Centro Espacial Kennedy a rediseñar su exhibición, la cual ahora está alineada con los proyectos de NASA para la iniciativa Viaje a Marte.

A pesar de los peligros y desafíos, personas de todo el mundo –y de toda NASA- siguen soñando en grande, trabajando por el día en que las fantasías de los carteles puedan convertirse en realidades.

Después de todo, dijo Logsdon, “eso hace la gente del espacio”.

Fuente: National Geographic en Español.

Calentamiento global: La importancia de medio grado centígrado

Craig Welch

Una nueva investigación sugiere que limitar el calentamiento a 1.5 en vez de 2 grados centígrados puede reducir drásticamente los impactos del cambio climático en todo el mundo.

Limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados reduciría drásticamente la escasez de agua en la región del Mediterráneo, ayudaría a salvar los arrecifes tropicales, permitiría cultivar más trigo en África Occidental, y acortaría de manera significativa las ondas de calor, afirma un nuevo estudio de investigadores europeos.

Mientras los líderes mundiales debatían sobre la mejor manera de evitar que el planeta se caliente más de 2 grados centígrados, los líderes de las naciones vulnerables de las islas del Pacífico y África Occidental argüían que dicho objetivo era demasiado tolerante. Así que, en diciembre pasado, los negociadores climáticos reunidos en París acordaron que el mundo debía esforzarse en limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados, aun cuando dicha meta fuera difícil de alcanzar y los beneficios, difíciles de cuantificar. El pasado 22 de abril, los jefes de estado de unos 160 países firmaron el acuerdo climático.

La nueva investigación ofrece lo que podría ser la visión más detallada, hasta ahora, sobre la diferencia que marcaría medio grado centígrado.

A partir de varios modelos climáticos, los científicos estudiaron cerca de una docena de indicadores climáticos –incluidos crecida del nivel del mar, producción de arroz y soja, e incidentes de clima extremo- para analizar los efectos de los dos escenarios de temperatura en 25 regiones mundiales. Si bien dichos modelos no concuerdan en qué ocurrirá, precisamente, los investigadores observaron tendencias consistentes, las cuales sugieren que si se limita el calentamiento al rango inferior, el cambio climático se reduciría sustancialmente en muchos lugares.

“Existe cierta incertidumbre en todos los niveles; no podemos decir que sucederá, exactamente, con 2 grados centígrados”, informa el coautor Jacob Schewe, del Instituto Potsdam para Investigación Climática, en Alemania. El estudio fue publicado en Earth Systems Dynamics, una revista de la Unión Europea de Geociencias. “Esto se hizo para probar si había o no una diferencia significativa entre los dos objetivos. Y la respuesta es: sí, emergen diferencias importantes”.

La nueva investigación inició antes de las negociaciones de París. Es uno de los primeros esfuerzos que intentan determinar cuán distinto luciría el mundo si los líderes mundiales alcanzan el objetivo más estricto.

“Dos grados suponen un gran impacto, pero había muy poca información sobre lo que sucedería con 1.5 grados –agrega el autor principal, Carl-Friedrich Schleussner, asesor científico de Climate Analytics, instituto de políticas berlinés-. El propósito era llenar ese vacío de información”.

Lo que hallaron los científicos fue que había “puntos calientes” globales, donde era posible minimizar graves problemas limitando el calentamiento a solo 1.5 grados centígrados.

Por ejemplo, en algunas partes de Australia, América Central, África del Norte y el sur de Europa, el suministro de agua dulce podría menguar sustancialmente si la temperatura media aumenta 2 grados por arriba de los niveles previos a la Revolución Industrial. Si ese incremento de la temperatura se reduce en medio grado, podría disminuir la pérdida de agua que alimenta los ríos y arroyos de todas esas regiones: casi a la mitad en la región del Mediterráneo, lugares que actualmente padecen problemas de escasez de agua.

“Si un país ya tiene dificultades con la gestión de agua, hasta la más mínima pérdida de agua puede representar un grave problema”, afirma Schewe.

Se prevé que la producción de soja en la región amazónica decline conforme las temperaturas aumenten a 1.5 grados centígrados, y la decadencia sería mucho peor con 2 grados. En cambio, la producción de trigo probablemente aumentaría con ambos escenarios en las latitudes altas; sin embargo, en las regiones ecuatoriales la producción se desplomaría con el incremento de 2 grados centígrados, exacerbando la escasez de alimentos.

Medio grado centígrado no parece gran cosa, pero hace un mundo de diferencia en términos del impacto climático.

Rob Jackson | científico terrestre, Universidad de Stanford

Algunos científicos no afiliados con la investigación coinciden en que el estudio reveló contrastes enormes.

“Medio grado centígrado no parece gran cosa, pero hace un mundo de diferencia en términos del impacto climático –dice Rob Jackson, científico terrestre de la Universidad de Stanford-. Las sequías, inundaciones, y ondas de calor serían menos frecuentes y menos graves. Así mismo, los sistemas árticos y los arrecifes coralinos serían más saludables”.

Debido a la creciente temperatura y la acidificación del mar, casi todos los arrecifes coralinos tropicales encaran la probabilidad de una grave degradación en la eventualidad de que la temperatura aumente 2 grados. Sin embargo, una minoría significativa de estos viveros de peces, que ayudan a sustentar un cuarto de las pesquerías mundiales y proporcionan alimento a millones de personas, tendrían más posibilidades de sobrevivir con un incremento de temperatura de 1.5 grados centígrados.

Entre tanto, una crecida importante del nivel marino –que muchos consideran casi inevitable, a la luz de una reciente investigación sobre la inestabilidad del manto de hielo del Antártico Occidental- podría, al menos, ralentizarse durante el presente siglo si el calentamiento global se reduce a 1.5 grados, dando a la sociedad más tiempo de prepararse para los cambios que están por venir.

“La pregunta relevante para mí es: ¿Vale la pena el esfuerzo de limitar el incremento de temperatura a 1.5 en vez de 2 grados? –dice Schewe-. En mi opinión, este estudio es un paso para responder esa pregunta”.

Por supuesto, encontrar la manera de cumplir el objetivo de 1.5 grados es una cuestión completamente distinta. Muchos científicos han sugerido que limitar el calentamiento a 2 grados exigiría un esfuerzo monumental, incluido eliminar CO2 de la atmósfera. Y una investigación de Jackson sugiere que el umbral para prevenir un incremento superior a 1.5 grados podría alcanzarse en el lapso de una década.

“La ventana de políticas para limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados está cerrándose –previene Jackson-. El acuerdo de París es un buen comienzo, pero hay mucho trabajo por hacer, y debe hacerse rápido”.

Fuente: National Geographic en Español