Entradas

Estrategias didácticas innovadoras para aplicar en tus clases

Te mostramos 5 estrategias didácticas innovadoras que puedes poner en funcionamiento con tus alumnos. Son nuevas formas de aprendizaje que tienen muchos beneficios didácticos como el razonamiento, la creatividad o la autoestima.

La manera de enseñar está en constante evolución y van surgiendo estrategias didácticas innovadoras que puedes aplicar en tus clases para favorecer el desarrollo de tus alumnos.

Las habituales clases teóricas aportan poca retroalimentación, ya que la participación de los estudiantes es mínima y, además, no se centran en los problemas individuales de cada alumno, lo que a la larga genera problemas de aprendizaje en muchos niños.

Cada niño aprende a un ritmo, desarrolla unas habilidades más que otras y adquiere los conocimientos de una manera distinta a la de sus compañeros, es lo que se denomina las inteligencias múltiples.

Además de aprender a leer y escribir tus alumnos deben de saber controlar y gestionar sus sentimientos y emociones, de ahí que cada vez adquiera más importancia la educación emocional en las aulas.

Teniendo en cuenta estos aspectos son muchos los docentes que optan por innovar en sus clases introduciendo estrategias didácticas innovadoras, como las que te mostramos:

  • El aprendizaje basado en problemas (ABP):

En la guía “Aprendizaje basado en problema” de la Universidad Politécnica de Madrid definen el ABP como “una metodología centrada en el aprendizaje, en la investigación y reflexión que siguen los alumnos para llegar a una solución ante un problema planteado por el profesor”.

El maestro actúa como guía de los alumnos a quienes les ha planteado una pregunta o problema, y estos de manera individual o en grupo deben encontrar la solución.

En el portal Universia explican que “los alumnos deben buscar la solución entendiendo los conceptos y aplicándolos al mismo”. Señalan que la solución de problemas se hace mediante la aplicación de conocimientos que son utilizados de manera crítica y no memorística.

Cuando el alumno aplica a diferentes contextos la información que le ha sido proporcionada, a través de un proceso de reflexión y análisis estará desarrollando el razonamiento y la creatividad.

  • El aprendizaje colaborativo (AC):

En la revista Educación 2.0 lo define como “un método fundamental que se basa en realizar actividades de aprendizaje en conjunto donde los alumnos pueden y deben trabajar en equipo, tanto dentro como fuera del aula, para poder interactuar entre ellos con la meta de conseguir un mismo objetivo común”.

En el aula los alumnos se dividen en pequeños grupos que trabajan una temática que se les ha asignado y sobre la que aprenden, mediante la colaboración de todos los alumnos que integran el equipo.

Este aprendizaje potencia las capacidades de cada estudiante a través del intercambio de conocimientos. Según Universia con el Aprendizaje Colaborativo se desarrolla el sentido de la responsabilidad, desarrolla habilidades de liderazgo, facilita el trabajo en equipo, mejora la autoestima de los alumnos y fomenta la competencia.

  • El aprendizaje basado en proyectos (ABP):

El portal Edufórics lo define como “una metodología de aprendizaje en la que los estudiantes adquieren un rol activo y se favorece la motivación académica”. En aulaPlaneta destacan que los alumnos se convierten en protagonistas de su aprendizaje y son los encargados de estructurar el trabajo para resolver la cuestión que se ha planteado.

Además, desde este portal educativo señalan 10 pasos para aplicar esta metodología educativa: la selección del tema, la formación de equipos, la definición del reto final, la planificación, la investigación, el análisis, la elaboración del producto, la presentación, la respuesta colectiva y, por último, la evaluación.

  • La autogestión o autoaprendizaje:

Este modelo de enseñanza pone el foco en el alumno, es decir, es más individualizado. La autogestión lo que pretende es que el estudiante adquiera una mayor iniciativa y sea más independiente. De esta forma, participa más activamente en el proceso de aprendizaje adquiriendo continuamente nuevas capacidades y habilidades a través de su desempeño personal y profesional.

La principal cuestión que implica esta metodología es que el alumno debe estar preparado para asumir dicha responsabilidad. Es decir, tiene que haber una determinación, esfuerzo y motivación por parte del niño. En el autoaprendizaje el docente ejerce un papel de mediador o tutor que tiene que guiar al alumno facilitándole las herramientas o técnicas necesarias, pero sin entrar en el proceso de enseñanza.

  • La enseñanza por descubrimiento:

Los alumnos aprenden los conocimientos por sí mismos de manera progresiva. El profesor debe de motivar a los alumnos a aprender a través de un material adecuado. La Universidad Internacional de Valencia señala como beneficios del aprendizaje por descubrimiento que estimula a los alumnos a pensar, se potencia la solución creativa de problemas, estimula la autoestima y la seguridad, además, es muy útil para aprender idiomas extranjeros.

En Miniland somos conscientes de la evolución de los métodos de enseñanza y creamos juguetes educativos que sirven de herramienta para enseñar en clase.

Cada vez hay más colegios que introducen el Mindfulness en el aula y para ponerlo en práctica en Miniland hemos creado Mindful Kids. Este juego ofrece todos los beneficios del Mindfulness entre los que destacamos que promueve la enseñanza de las inteligencias múltiples, facilita la gestión y la comunicación de las emociones, aumenta la confianza en uno mismo y el respeto hacia los demás. ¡Descubre el mundo Miniland!

Fuente: https://spain.minilandeducational.com/school/estrategias-didacticas-innovadoras-para-tus-clases/

Habilidades Docentes: Las que no pueden faltar en el aula

Ser maestro no es una profesión como cualquier otra, requiere de mucha vocación y pasión por conocer y enseñar a nuestros alumnos. En ocasiones los profesores se convierten en la figura que los estudiantes admiran e incluso en quien se refugian los pequeños o jóvenes que viven situaciones difíciles, por lo que ser docente no se trata solamente de saber explicar un tema, sino de acompañar a los pupilos, conocerlos, conectar con ellos e impulsar el talento de quienes pasan por nuestro salón de clases.

 

Por todo eso, los docentes poseen ciertas características y habilidades que se combinan para fortalecer el trabajo en el salón de clases.

Nosotros hicimos una lista de algunas de ellas. ¿Cuáles agregarías tú?

 

  • Buen comunicador

Lograr que los niños o jóvenes se interesen y mantenerlos atentos sobre todo en esos temas que son aburridos para todos. No se trata sólo de explicar, sino de saber compartirlo, de llamar su atención y de mostrarles la importancia que tendrá en su día a día. Aunque también es importante saber comunicarse con los padres de familia y con otros maestros.

 

  • Empatía

Conectar con los alumnos es muy importante, es aprender a conocer su reacción de acuerdo a su edad y su entorno familiar y social. Para un buen maestro la empatía es un principio básico al momento de dar clases, solo así se conectará con los alumnos y se logrará una relación docente-alumno exitosa.

 

  • Paciencia

La paciencia es algo que se debe de tener presente todos los días y que además se tiene que trabajar mucho, no solamente para tratar a los niños sino también con todos los integrantes del plantel, desde director, compañeros maestros, administrativos y… ¡los padres!

 

  • Creativo

Los maestros creativos y curiosos son generalmente quienes mejor transmiten su vitalidad y curiosidad a los niños o jóvenes. Los alumnos se contagian al ver y sentir a sus maestros creativos, con ideas siempre nuevas para motivar el interés en el salón de clases.

 

Ser creativo también es esencial para apoyar a los estudiantes con más retos, pues necesitan profes con visión, que busquen otros métodos y los ayuden a ver más allá.

 

  • Nunca dejar de aprender

Los maestros necesitan un gran sentido de adaptación a los constantes cambios dentro y fuera del ámbito educativo. Por ello, la capacitación constante es importante ya que dan nuevas ideas, nos muestran nuevas formas de enseñanza y el aprendizaje enriquece. Un profe sabe que todo cambia y el ambiente en el que se desarrollan nuestros alumnos no es la excepción, por lo que la experiencia no es el único elemento que nos ayuda a ser excelentes profes.

 

Estas son solamente algunas de las habilidades que se necesitan día a día en el salón de clases.

 

 

Fuente:

https://soysnte.mx/articulos/habilidades-docentes-las-que-no-pueden-faltar-en-el-aula

Las bases neurológicas de la lectura: características y descubrimientos

Resumen de las bases neurológicas de la lectura: las partes del cerebro tras la habilidad de leer.

Las bases neurológicas de la lectura han sido de gran interés para la comunidad científica, en especial en lo que concierne a los trastornos de la lectoescritura.

Desde que se realizaron los primeros estudios neuroanatómicos sobre las zonas implicadas en esta capacidad tan destacable de la especie humana, se ha planteado que hay muchas áreas y vías implicadas en la identificación, codificación y pronunciación de las letras y las palabras.

A continuación hacemos un breve repaso sobre las bases neurológicas de la lectura, qué datos se han recopilado a lo largo de los años y qué afectaciones habrían a nivel cerebral en las personas que presentan dislexias.

¿Cuáles son las bases neurológicas de la lectura?

La lectura y escritura son habilidades que nos distinguen mucho del resto de las especies animales. Estos dos son componentes muy interesantes del lenguaje, habilidad que siempre ha sido objeto de estudio dentro de la comunidad científica al tratar de ver si en otras especies se podría replicar una capacidad que en nuestra especie está tan normalizada.

Como cabría esperar, los científicos han puesto el foco de atención en el cerebro, tratando de ver qué áreas están implicadas en el lenguaje y en específico en la lectoescritura.

Hipótesis neurológicas de la lectura

Uno de los primeros investigadores en hacer descripciones de los procesos neurológicos detrás de la escritura y la lectura fue Joseph Jules Dejerine, quien obtuvo valiosos datos a través del estudio de casos clínicos de personas con trastornos de lectoescritura. Estos estudios se realizaron a finales del siglo XIX y se le atribuye a Dejerine el haber identificado los síndrome de alexia con y sin agrafia en 1892, estudiando a pacientes que presentaban lesiones vasculares debidas a infartos en las áreas parietal y occipital izquierda.

Gracias al trabajo de Dejerine se pudo realizar las primeras sistematizaciones de las áreas cerebrales y, siguiendo un modelo conexionista, con el tiempo se iría sugiriendo la implicación de varias zonas.

Entre estas se encontraría la participación de la corteza occipital izquierda, implicada en el procesamiento visual; el área temporo-parieto-occipital izquierda, la cual se encargaría de la integración visuo-verbal; el giro angular, con la habilidad de la codificación lingüística; la corteza temporal posterior, encargada del acceso semántico; y la corteza frontal inferior izquierda, encargada del habla motora.

Pero no todo el mérito es de Dejerine. Otros muchos investigadores a lo largo de los dos últimos siglos han contribuido a esclarecer las bases neurológicas de la lectura. Entre ellos tenemos a Norman Geschwind, quien estudió la convergencia de la aferencia visual bihemisférica en la corteza occipital izquierda desde la cual se proyectaría la información al giro angular ipsilateral, región que se considera el centro de las imágenes visuales de las palabras. Luego, esta información pasaría a la corteza temporal posterior y, de ahí, al área de Broca a través del fascículo arqueado.

 

La corteza occipital izquierda realizaría el análisis visual. En esta área se reconocerían las características ortograficas de las letras y las palabras, esto es, es aquí donde se encontraría el componente léxico-ortográfica o visual del lenguaje.

Gracias a este análisis se accede a la semántica, esto es, el significado de las palabras, y también se activaría la fonología correspondiente. En otras palabras, todo este proceso permite expresar lo leído mediante el habla, entendiendo lo que se lee.

Pero además de esta ruta para la lectura, denominada como clásica, léxica, transléxica o semántica, se han planteado otros caminos alternativos que se activarían en función de diferentes circunstancias. Una de estas situaciones sería leer sin acceder al significado de las palabras, en donde se implicaría la ruta léxico-fonológica o directa, activándose directamente el componente léxico-fonológico desde el visual. También tendríamos la ruta fonológica o subléxica, activada cuando se leen pseudopalabras o palabras desconocidas.

Es normal que, cada día, al leer cualquier texto, usemos una u otra vía en función de las necesidades que tengamos en ese momento. Si tenemos que leer un texto en profundidad entendiendo lo que leemos y estudiándolo, usaríamos la vía clásica, en la que se aplicarían todas las regiones anteriormente mencionadas. Ahora bien, estas rutas pueden varían en función de si estamos ante una palabra conocida o desconocida, si tenemos que leer rápido o con precisión, si la palabra forma parte de nuestra lengua materna o si es extranjera…

Patologías asociadas a las alteraciones en la lectura

Como comentábamos, el estudio de las bases neurológicas de la lectura debe mucho del estudio de personas que han padecido algún tipo de alteración en su capacidad para leer y escribir. En las personas que sabían leer y escribir antes de manifestar el problema suele suceder que el trastorno surge por algún tipo de lesión a nivel cerebral, mientras que en los casos en los que parece haber problemas ya desde que se empezó a escribir el origen del problema estaría en alguna alteración heredada.

Los trastornos de la lectura y la escritura se conocen como disgrafías y dislexias, términos preferidos antes que los de agrafia y alexia, usados más en textos clásicos. Estos trastornos se pueden clasificar en función de si el problema se encuentra en una alteración puramente lingüística, como sería el caso de las dislexias y digrafías centrales, o bien se halla en los subsistemas aferentes o eferentes implicados en el proceso de la lecto-escritura, hablando en este caso de dislexias y disgrafías periféricas.

A continuación vamos a hablar en profundidad de las dislexias periféricas y las centrales, qué áreas están implicadas y algunas variedades dentro de estos dos grandes grupos.

Dislexias periféricas

Las dislexias periféricas son las alteraciones de la lectura que se dan por algún daño en las áreas implicadas en el proceso que va desde el análisis de la información lingüística al proceso léxico-visual. Un ejemplo clásico de este tipo de alteraciones lo tenemos en la alexia pura o sin agrafia, descrita originalmente en casos de lesión occipital izquierda o bien de la aferencia desde la corteza occipital contralateral, a nivel del esplenio del cuerpo calloso.

Se produce la pérdida en la conexión entre el procesamiento visual de la imagen y el componente léxico-ortográfico, de tal forma que el proceso de la lectura no dispone de reconocimiento lexicológico. Esto da como resultado que el proceso se haga letra por letra, haciendo del proceso de la lectura algo más lento y poco funcional. El afectado puede leer, pero lo hace usando solamente la vía subléxica, por lo cual accede a la semántica una vez a alcanzado el estadio fonológico. Es decir, primero lee los sonidos de las letras, y luego capta su significado.

Hay otros casos en los que sucede que el análisis visual de las palabras y las letras está dañado, de manera que se producen fenómenos extraños como, por ejemplo, omitir las letras al comienzo de las palabras, como sucede en la dislexia por negligencia. Otros casos son el de la dislexia atencional, en el que se cambian letras entre las palabras vecinas, y luego tenemos también la conocida como dislexia visual, en la que se sustituyen palabras por otras al tener un aspecto parecido.

Dislexias centrales

En las dislexias centrales la alteración en la lectura se debe, generalmente, a un fallo en los estadios de reconocimiento lexicológico, al acceso semántico y el procesamiento fonológico previo a la producción del habla. Son síndromes cuya causa puede afectar a alguna de las diferentes vías para la lectura una vez se ha superado el análisis visual del texto que se está leyendo.

En caso de encontrarse el daño en la vía fonológica, normalmente ocasionado por una lesión en la corteza perisilviana izquierda, se da la dislexia fonológica. Esta modalidad de dislexia central se caracteriza por una dificultad para la lectura de palabras desconocidas o pseudopalabras y, también en cierta medida, hay dificultad para leer las palabras funcionales (artículos, determinantes, pronombres, preposiciones, conjunciones o nexos). Al afectado por esta condición le resulta difícil convertir lo grafológico (lo escrito) en fonológico (pronunciado).

La dislexia superficial es aquella que podemos observar en personas que presentan problemas para la lectura de palabras irregulares. En esta condición se le añade una cierta tendencia a regularizar los grafemas de fonología ambigua (error de regularización) y generando palabras que no existen. Esto da lugar a muchos errores de omisión, adición, sustitución o translocación. Algunos investigadores sitúan el problema en la incapacidad para acceder al léxico por medio de una estrategia de reconocimiento de palabras completas.

Por último, podemos comentar el caso de la dislexia profunda. En esta alteración de la lectura se puede observar dependencia de la categoría gramatical y semántica, viéndose afectada sobre todo la lectura de palabras como verbos, adjetivos y partículas funcionales en comparación con la lectura de sustantivos. También se dan problemas para leer palabras abstractas frente a las concretas. La dislexia profunda se ha relacionado con múltiples lesiones a diferentes niveles en las vías implicadas en la lectura en el hemisferio izquierdo.

 

Fuente:

https://psicologiaymente.com

 

Artes y matemáticas, una relación que potencia el aprendizaje

Por Ariana Primavera

La geometría ha influenciado diversos estilos artísticos a lo largo de la historia. En el caso del Art Déco, Dan Klein, en su capítulo Art Déco y Funcionalismo de la Antología: Las Artes decorativas en Europa del Neoclasicismo al Art Déco, expone que, “La geometría siempre ha sido el análisis de la composición de las artes visuales. Instintivamente al estudiar lo que el ojo puede ver se tiene la tendencia a descomponer una imagen en sus partes geométricas constitutivas, cuadradas, triangulares o circulares a fin de encontrarles un sentido”.

A esto agregamos el célebre dibujo Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci en el 1490 y en pleno Renacimiento que se ha convertido en la mayor referencia de la representación geométrica en el arte.

Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci, (Foto, Guioteca.com)

Así como Da Vinci, son muchos los artistas que han utilizado la geometría en sus obras a lo largo de la historia del arte. Kandinsky era uno de ellos, para quien la abstracción, la espiritualidad en el arte y la teoría de los colores se convirtieron en características claves de sus obras. Muchas de sus enseñanzas fueron transmitidas a los alumnos de la escuela Bauhaus de Alemania en las primeras décadas del siglo XX.

Los elementos de la geometría reciben gran importancia, tanto en su enseñanza como en su obra, principalmente el círculo, medio círculo, el ángulo, las líneas rectas y curvas. En sus clases de pintura Kandinsky aumentó su teoría de color con nuevos elementos de la psicología de la forma, llevándolo a desarrollar diversos estudios, especialmente en los puntos y tipos de línea, expuesto en su libro, Punto y Línea sobre el plano en 1926

La inclinación de Kandinsky hacia la geometría se da por la alta relación de las ciencias y el arte, tanto es así, que en la actualidad sus obras son utilizadas para la enseñanza de las matemáticas y la comprensión del arte.

En base a esto, Mequè Edo, Directora del Departamento de Matemáticas y de las Ciencias Elementales de la Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), sostiene, “En infantil la observación, el análisis y la interpretación de obras de arte, y la producción de creaciones plásticas inspiradas en ellas, crean un contexto interdisciplinar en el que los alumnos aprenden de forma simultánea matemáticas, educación visual y plástica”.

Esta visión nos sugiere que podemos trabajar conjuntamente matemáticas y educación plástica en todas las etapas. Edo ha realizado diversos estudios, escritos y talleres acerca de la relación Arte y Geometría, obteniendo grandes resultados con la implementación de su método.

Métodos utilizados en la enseñanza de Matemáticas y Arte

En el área de la Educación, muchos maestros han utilizado el arte como método de enseñanza de las matemáticas. Malena Martín, en su Blog Aprendiendo Matemáticas, presenta una demostración del proceso de enseñanza con niños y obra de círculos concéntricos de Kandinsky. Explica: “Primero los niños observaron la lámina y expresaron verbalmente lo que veían en el cuadro. Así surgieron: manchas de colores, colores, cuadrados, círculos grandes, círculos pequeños, bolas, cuadrados, bolas aplastadas, ombligos de colores, roscos, pasteles de plastilina, muchos ojos, círculos pequeños dentro de círculos grandes, ruedas de colores”.

Círculos Concéntricos, Kandinsky (Foto, aprendiendomatematicas.com)

Después de seguir trabajando la observación de Círculos concéntricos en diferentes formatos y situaciones, se les propuso que hicieran su propia obra basada en la de Kandinsky.

Niños trabajando con obra de Kandinsky (Foto, aprendiendomatematicas.com)

Como se puede percibir en la imagen, los niños se muestran interesados y participativos. Este tipo de actividades logra grandes resultados, puesto que además de aprender de la geometría, los niños, tienen la capacidad de crear un mundo único y personal por sí mismos; ayudando a su desarrollo cognitivo.

Beneficios de las actividades artísticas en los niños

Algunos de los beneficios que las actividades artísticas pueden proporcionar a los niños y adolescentes es la creatividad, la paciencia, atención y concentración, la memorización, la psicomotricidad y la autoestima. Es oportuno destacar tres puntos importantes que también aplican para los adultos:

  • La creatividad les permite expresarse y mostrar el mundo real tal y como ellos lo ven, pero teniendo la oportunidad de combinar lo real con lo fantástico.
  • La psicomotricidad en general y en particular el área motora fina. La soltura en el manejo de los dedos y manos como herramientas fortalecen los músculos que los componen.
  • Aumenta la autoestima porque el niño se ve capaz de afrontar un reto y lograr su objetivo. Por ello es importante hacerles ver que la manualidad u obra de arte que han hecho no es desechable. Debemos valorar su esfuerzo y trabajo.

Un dato de gran importancia que podemos rescatar es la función del arte a nivel neurológico en el ser humano. Diversos estudios confirman que el arte trabaja en el hemisferio derecho del cerebro, es decir, el lado creativo de nuestra mente. De esta manera, los trabajos artísticos, manuales, visuales y sonoros, desarrollan la paciencia y la perseverancia.

En cambio, sabemos que el hemisferio izquierdo es el que trabaja la lógica, el pensamiento analítico, el orden y secuencia entre otras cuestiones del razonamiento humano. En cuestión de enseñanza y aprendizaje, se tiende a dividir ambos hemisferios y usarlo de manera separada, dejando a un lado el aporte que se puede dar usando ambos hemisferios al mismo tiempo.

Y sé que te preguntarás, como se puede logra esto, es muy simple, en el nivel inicial, a los niños se les enseña con actividades de aprendizaje, cantando, pintando y jugando, es decir, es mucho más fácil, aprender los días de las semanas cantando, o los números pintando y todo esto mientras jugamos y nos divertimos, pero el ejercicio en la memoria es vital y queda grabado de por vida.

En definitiva, el aporte del hemisferio derecho del cerebro al gris hemisferio izquierdo, ayuda a potenciar el aprendizaje de una manera más ligera y eficaz.

Entender la importancia del arte en la vida del ser humano y su interacción con nuestro entorno nos puede llevar a lograr un mejor desarrollo en nuestro día a día, a nivel personal y profesional, además de reconsiderar la valoración del artista en nuestra sociedad.

 

Población y efectividad en el aula, ¿cuántos alumnos son demasiados?

La sobrepoblación en los salones y su efecto en la calidad de la experiencia educativa es un debate que ha dividido a la comunidad docente por décadas.

Una encuesta realizada recientemente por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), trajo de nuevo a la conversación uno de los temas más debatidos en las últimas décadas, el tamaño de los grupos escolares.

Una de las preguntas de la Encuesta Internacional sobre Docencia y Aprendizaje (TALIS), cuestionaba a los participantes sobre lo que harían si tuvieran un superávit del 5 % en el presupuesto para educación. El 85% de los profesores y directores encuestados en España durante los últimos cinco años declaró que usaría ese excedente para reducir el tamaño de los grupos escolares. En el resto del mundo, el número de docentes y administrativos que dieron la misma respuesta ascendió a 65 %, aún por encima del interés de mejorar sus sueldos.

Podemos decir con seguridad que más de la mitad de los maestros y el personal administrativo en las escuelas primaria y secundaria tiene un problema con el tamaño de las clases. Pero, ¿qué tan grave es este problema? ¿Qué factores de la educación y el aprendizaje puede afectar la cantidad de alumnos?

Cuestión de tiempo

La cantidad de alumnos que hay en un grupo ha sido una preocupación patente para maestros y maestras durante mucho tiempo. Es, sin duda, un asunto que divide a la comunidad docente, en el que existen posturas que argumentan una baja de calidad en la experiencia educativa cuando se trata de grupos numerosos y otras que arguyen que no hay diferencia, y si la hubiera, no sería suficiente como para anular la necesidad de hacer clases grandes, debido al ahorro económico que generan a nivel administrativo.

Las clases más pequeñas implican más grupos, estos a su vez generan la necesidad de más docentes y de un presupuesto mayor que se apoyaría en fondos necesarios mantener otros aspectos de la oferta educativa. Sin embargo, sería una inversión importante de considerar si realmente los grupos sobrepoblados afectan la calidad del aprendizaje.

Una de las principales razones por las que tantos docentes abogan por la reducción de grupos es porque comúnmente reduce el tiempo efectivo de aprendizaje. Según la tercera edición de este estudio, los maestros utilizan el 22 % de cada clase para mantener el orden, realizar tareas administrativas y llevar a los alumnos a un estado mental en el que sean receptivos al material didáctico.

Esto es aproximadamente 13 minutos por cada hora en la escuela. Al terminar la semana se habrían invertido 6.5 horas tan solo en la tarea de mantener el orden en el aula, un día completo de jornada escolar. Cuando un alumno termina el sexto año de primaria habría pasado unas 222 a 240 horas siendo preparado para aprender, más tiempo del que debería usar en estar aprendiendo efectivamente. Por si fuera poco, estos tiempos se multiplican cuando la clase está sobrepoblada.

No obstante, no se le puede atribuir todo el problema a la cantidad de alumnos, hay otras variables que están en juego. La preparación del maestro, la disciplina de los alumnos y la presencia o falta de personal de apoyo para las actividades paralelas a la clase, también tienen un rol importante en reducir o aumentar los efectos de tener cantidades grandes de alumnos en un solo salón.

Bajo estas circunstancias es posible tomar medidas. Por ejemplo, asignar personal de apoyo a las clases, que ayude a mantener las condiciones aptas para el aprendizaje y que de esta forma el docente solo se preocupe por enseñar; hacer un compromiso serio para capacitar tanto a docentes como alumnos para desempeñarse en la enseñanza y el aprendizaje para volúmenes grandes de personas. Estas soluciones podrían funcionar a corto plazo, sin embargo, quizás sean el curso de acción más conveniente para la educación que está perfilándose para el siglo XXI.

Las power skills no se aprenden masa

Muchos de los defensores de los grupos grandes pueden argumentar que un maestro bien preparado es capaz de cubrir los materiales de un periodo escolar sin importar la cantidad de alumnos en el salón, esto es cierto si hablamos solo de la transmisión de conocimiento, sin embargo, uno de los problemas más grandes de la educación hoy en día es la falta de discernimiento entre la transmisión de conocimiento y el aprendizaje.

Dicho en términos simples, no es lo mismo que un alumno en clase de historia conozca la fecha de la Revolución Mexicana a que realice un ensayo acerca de las causas que llevaron al conflicto y que sepa identificar los problema sociales y económicos que dispararon este evento histórico y cuáles siguen vigentes en la sociedad actual. El primer caso refleja la obtención de conocimiento, el segundo la obtención de habilidades.

La transmisión de conocimiento es un proceso unilateral, basta que el maestro lo comunique y el alumno lo escuche; el desarrollo de habilidades es plurilateral, depende la interacción del docente con el alumno y del alumno con sus compañeros, supervisados por el docente. Esta es la actividad que es impactada en los grupos grandes, dado que entre más numeroso es el grupo, más tenderá a apoyarse en los procesos educativos unilaterales.

Habilidades como la inteligencia emocional, la creatividad, la percepción, la comunicación, el trabajo en equipo y la negociación están entre las power skills más cotizadas por los empleadores actualmente. El conocimiento sigue siendo importante, no obstante, ser experto en un tema no garantiza ser capaz de desempeñarse en su rubro de trabajo correspondiente si se carece de las habilidades que respalden el ejercicio de este conocimiento.

Si queremos abordar la discusión de la cantidad de estudiantes en el aula y si es viable garantizar una experiencia educativa en estas condiciones, es necesario preguntarnos qué experiencia educativa estamos buscando y para qué: ¿en qué momento dejamos de transmitirles conocimiento para enseñarles habilidades? y ¿Cómo llenamos esa necesidad de interacción en las que estas habilidades se desarrollan en una forma que trascienda la cantidad de alumnos en clase? Este uno de los retos más importantes a superar en la educación en el futuro próximo.

Fuente: https://observatorio.tec.mx/

11 plataformas de educación online gratuitas y en español de los países nórdicos

Con el nombre de “Education Nation”, los países nórdicos han liberado 11 plataformas educativas, integradas por alrededor de 40 portales web que sirven de apoyo al proceso de enseñanza y aprendizaje.

Los números son alarmantes: en el mundo ya hay más de 1.500 millones de estudiantes sin poder asistir a clases por la pandemia de covid-19, según la Unesco. Eso equivale al 91% del total de estudiantes inscritos en un total de 188 países.

Ante ello, los centros educativos de forma particular o los países de forma general intentan ofrecer alternativas online para seguir educando de forma remota.

Y si hay un país con un excelente sistema educativo y experiencia digital es Estonia.

En 2014 esta pequeña nación comenzó una transformación tecnológica de su sistema educativo que la convirtió en el número uno de Europa en las pruebas PISA, siendo superado a nivel global solo por China, Singapur y Macao.

“Tenemos una serie de soluciones que dan un apoyo completo al aprendizaje a distancia. Estamos listos para compartir las mejores prácticas y soluciones de Estonia con los países que lo necesitan”, dijo Mart Laidmets, secretario general del Ministerio de Educación e Investigación del país, a mediados de marzo.

Tras el ejemplo de Estonia, que liberó gratis sus herramientas online, otros siete países nórdicos se sumaron a la iniciativa en los siguientes días.

Así Dinamarca, Finlandia, Islandia, Letonia, Lituania, Noruega y Suecia, que también suelen liderar los rankings educativos, pusieron a disposición de la comunidad internacional sus plataformas de enseñanza digital.

El elogiado modelo educativo nórdico, además de contar con una fuerte financiación estatal, se basa en el concepto de “bildung”.

Como explican los académicos Lene Rachel Andersen y Tomas Björkman en su libro “El secreto nórdico” (2017), “bildung es la forma en que el individuo madura y asume una responsabilidad personal cada vez mayor hacia la familia, amigos, conciudadanos, sociedad, humanidad, nuestro mundo y el patrimonio mundial de nuestra especie, mientras disfruta de libertades personales, morales y existenciales cada vez mayores”.

La lista de herramientas online de los países nórdicos, publicada bajo el título “Education Nation” (nación educativa) y recomendada por Unesco, contiene más de 40 opciones y continúa ampliándose.

BBC Mundo hizo una selección de 11 plataformas educativas que están disponibles en español o no tienen idioma alguno.

Nivel Inicial

Fun Learning Resources

Colección de materiales educativos innovadores que incluye videos, actividades para imprimir, aplicaciones y más.

Nivel Primario

99math

Videojuego social con el que los niños pueden aprender matemáticas a la distancia, mientras los docentes reciben datos de su desempeño.

Eduten

Plataforma para que los docentes puedan enseñar matemáticas, asignando ejercicios a los estudiantes y analizando sus fortalezas y debilidades individuales.

Nivel Secundario

Lingvist

Plataforma de aprendizaje de idiomas que adapta los cursos a las necesidades del alumno. Los docentes también pueden crear sus propias aulas virtuales.

SammTalk

Programa de intercambio digital para docentes que enseñan inglés o español y desean que sus alumnos practiquen con nativos de la lengua.

Educación General

CodeMonkey

Cursos para aprender a programar en lenguajes reales de código con una estética de videojuego.

Bit by Bit

Videojuego de lógica o puzzle para aprender los conceptos básicos de programación de forma orgánica.

EdVisto

Plataforma para que los niños creen videos en equipo y a la distancia con objetivos específicos establecidos por los docentes.

Seppo

Herramienta que permite a los docentes diseñar videojuegos con tareas y retos que los estudiantes deben resolver para ganar puntos.

Speakly

Plataforma de aprendizaje de idiomas que enseña palabras y oraciones basadas en su relevancia estadística.

Educaciòn Superior

BitDegree

Plataforma para tomar cursos basados en juegos o para que los docentes enseñen con sus propios videojuegos, incluyendo hasta evaluaciones.

Fuente:
BBC Mundo

Aprender matemática haciendo pan: así enseña los decimales este profesor

“El objetivo de la clase de hoy es relacionar los números decimales con la vida diaria, trabajando en equipo”, dice el profesor y director Ruperto Pizarro Leyton antes de iniciar la clase con un grupo de quinto básico. Son las 10:30 a. m., y en el comedor de la Escuela Edmundo Vidal Cárdenas -un establecimiento ubicado en Valle del Elqui, al norte de Chile- más de 20 niños vestidos de chef, algunos con gorros de papel hechos por ellos mismos, escriben el objetivo antes de meter las manos a la masa.

Hay varias mesas con grupos de tres o cuatro personas; empiezan a mezclar agua, harina de trigo, sal y margarina. Uno se dedica a ver la medida exacta de agua, otro a calcular cuánto necesitan de margarina o sal y otro a ir echando la cantidad exacta de harina, mientras algunos amasan. Y aunque esto parece una clase de cocina, no lo es, es una clase de matemática. Mejor dicho, de etnomatemática.

“Una forma sencilla de explicar la etnomatemática, es decir que se trata de un proceso en el que se toma la cultura local y se trata de buscar dónde está inserta la matemática. Es una forma de acercar la matemática y de aprender haciendo. La etnomatemática viene a entregarnos la oportunidad de aprender esta ciencia exacta con la cultura que hemos vivido, con lo que estamos viviendo o con lo que viviremos”, explica Ruperto.

Por eso, en esta clase los estudiantes están haciendo churrascas, un pan chileno que es muy fácil de preparar y no necesita horno.

Dos estudiantes amasan la masa con la que harán un pan chileno llamado churrasca

Este pan le ha servido al profesor para explicar los número decimales y para todos los estudiantes, es un alimento cercano y diario. “Al trabajar en un contexto en el que existe 90% de vulnerabilidad, pasa que muchos de ellos tienen como comida principal el pan y uno de los más baratos y sencillos, es la churrasca. Y si ellos no han hecho churrascas, seguro han visto a su madres o abuelas hacerlas”, asegura el profesor.

En una clase anterior, Ruperto le explicó a sus estudiantes la parte teórica de los números decimales.
Y ahora, en esta clase, se enfrentan a medidas como 1,5 cucharaditas de sal o hacer cálculos de cuánta harina necesitan para hacer 10 panes, si con 500 gramos se pueden hacer aproximadamente seis panes. Calculan, mezclan, amasan, prueba y aprenden mientras hacen.

Afuera está una parrilla encendida y lista para cocinar los panes; luego se sientan, le echan palta (aguacate) al pan y comparten. Así está por terminar una clase donde cada uno analiza sus resultados. El porqué salieron 8 panes en vez de 10, el porqué la masa salió con tantos grumos y algunos hasta están ansiosos por llegar a casa, para mostrarle a sus familiares que ya saben hacer churrascas.

Esta es una práctica que Ruperto ha aplicado desde 2008, año en el que se enteró del concepto de la etnomatemática.

El profesor Ruperto ayuda a sus estudiantes a realizar el pan

Todo empezó cuando fue invitado por la Red de Maestros del Ministerio de Educación de Chile a hacer un trabajo de arte con la Cineteca del Centro Cultural Palacio de La Moneda. Al empezar a investigar, preguntó sobre la posibilidad de combinar matemática con el arte y entonces, vivió su primera experiencia etnomatemática sin darse cuenta.

“Ahí empezó mi curiosidad, empecé a investigar y me encontré con algunos grupos en Chile que tienen tiempo trabajando con la etnomatemática, muy enfocados en la geometría. Desde entonces la empecé a aplicar y busqué estrategias para aplicarla en varias áreas de la matemática. Y en mis estudios de la Universidad de Granada en España, conocí varios maestros que trabajaban la etnomatemática a nivel mundial y ahí descubrí que existe una asociación de profesores de matemática que realizan este tipo de acciones”, cuenta. Desde entonces, la premisa de Ruperto es enseñar haciendo y demostrarle a sus estudiantes que la matemática está en todo.

“Para hacer clases de etnomatemática, lo primero que necesita un profesor es apropiación curricular. Al hacerlo pueden ir, volver y transformar”.

Con esto, Ruperto quiere decir que es importante saber perfectamente cuáles son los objetivos del aprendizaje de cada nivel y que al hacerlo, es más sencillo tratar de buscar actividades en las que los estudiantes puedan hacer matemática con su contexto. Para Ruperto es importante tomar en cuenta todas las variables, desde la existencia de pueblos originarios en el sector, hasta tipo de alimentación y culturas familiares.

“Otro ejemplo que puedo entregar es que si yo estuviera dando clases en la ciudad chilena de Chimbarongo, famosa por sus artesanía en mimbre, tomaría los cestos e invitaría a familiares que han dedicado su vida a tejer cestos y con eso podríamos trabajar geometrías, ver los lados de la figura geométrica y revisar todas las formas que se van formando al hacer estos cestos. La idea es siempre tratar de relacionar la matemática con los episodios que estamos viviendo o viendo a diario”, asegura.

Una de las experiencias más conocidas de las clases de Ruperto en el colegio, es el trabajo de la unidad de fracciones con pizzas o con frutas. Y el año pasado, por ejemplo, trabajó los cuerpos geométricos replicando una experiencia que vio en Internet de un colegio mexicano, en el que los estudiantes hicieron unos autos al estilo de Transformers, hechos con cartones y material reciclado. La idea fue replicar cuerpos 3D, trabajar áreas, perímetros y diversas figuras geométricas.

Para mi es importante que se vea cada momento de la vida como una oportunidad de aprendizaje. Ir al supermercado es una oportunidad de aprendizaje, la tecnología es una oportunidad de aprendizaje, y el celular con toda la información que éste tiene. Y como profesores tenemos que estar atentos a todo lo que pasa alrededor de la vida de nuestros estudiantes. También es importante que los profesores salgamos a conocer la zona donde está el colegio y estemos siempre dispuestos a hacer del aprendizaje algo divertido”, aconseja Ruperto.

Fuente:

Aprendizaje cooperativo: dejar de competir en las escuelas para mejorar la sociedad

David Johnson y su hermano Roger fundaron, en los años setenta, el Centro de Aprendizaje Cooperativo de la Universidad de Minnesota, desde el que se han publicado más de 100 investigaciones y se ha formado a más de un millón de profesores de diferentes partes del mundo. Muchos han sido los premios otorgados a estos investigadores, aunque cabe destacar el Brock International Prize for Education en 2007, concedido por la Universidad de Oklahoma.Sus estudios iban encaminados a derrocar el aprendizaje competitivo e individualistaque inundaba los sistemas de enseñanza primaria, secundaria y universitaria de Estados Unidos y otros muchos países del mundo.

El aprendizaje cooperativo requiere un mayor esfuerzo para el logro, una mejora de las relaciones interpersonales y, también, de la salud psicológica. Este sistema es mucho más exigente que el individualista porque el alumno tiene que conectar al mismo tiempo con la tarea que debe realizar y con el grupo.

La interdependencia positiva

Los hermanos Johnson defienden que sentar a los chicos en círculo y decirles que son un grupo no significa que se esté creando un trabajo cooperativo. De hecho, se tienen que dar los cinco pilares de su metodología, en especial la interdependencia positiva. Esto significa que los participantes del grupo deben entender que el éxito individual no se dará si no triunfan todos (muy parecido a la filosofía ubuntu). Si alguien falla, todos pierden o, lo que es lo mismo, cada esfuerzo individual no será para beneficio propio, sino del grupo.

Este tipo de metodología (el aprendizaje cooperativo) se basa en que las personas se preocupan por el bienestar de los demás y, por tanto, también del propio. Esto es lo contrario de lo que alimenta nuestra sociedad, donde crece la cultura de ser el número uno aunque eso implique obstruir los esfuerzos de los otros.

Muchos profesionales de la educación se suman a esta idea, ya que los sistema de enseñanza de la mayoría de países dejan en un segundo plano la interacción entre los estudiantes. Sin embargo, esta interacción colaborativa es esencial y será la base de cómo aprenderán a trabajar en equipo, pero también de cuánta autoestima serán capaces de adquirir.

Atrás quedó una época en la que los estudiantes competían entre ellos para ver quién sacaba mejores notas y se sitúa por encima de los demás. Muchos profesionales de la enseñanza lo consideran un modelo caduco que hasta las empresas tecnológicas, como IBM, han desacreditado admitiendo oficialmente que solo contratan a profesionales que saben trabajar en grupo.

¿Qué opinas? ¿Mejor competir o colaborar?

Fuente: muhimu.com

Los mejores recursos para profesores disponibles en Internet

Internet es esa fuente de conocimiento donde se puede encontrar prácticamente todo. En lo relativo a educación, los recursos para educación en Internet se están volviendo imprescindibles al permitirnos el acceso a un mundo de posibilidades en unos pocos segundos, y de forma muy sencilla.

Editorial DM

Esta editorial online mexicana ofrece recursos educativos (tanto gratuitos como de pago) a docentes que imparten clase desde Preescolar a Bachillerato. Su catálogo incluye materiales didácticos para imprimir y herramientas de Evaluación Diagnóstica, Intermedia y Final. Asimismo, disponen de planeaciones didácticas para que el profesorado organice y planifique de manera más eficaz el desarrollo del currículo en el aula. Editorial DM ha desarrollado también la app gratuita Edukamigos para dispositivos móviles Android e iOS; con ella, los estudiantes aprenden y repasan de manera entretenida Matemáticas, Geografía, Historia, Ciencias Naturales, Arte…

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 12

Coursera

Una plataforma educativa asociada a las universidades y organizaciones con más de 700 cursos. Permite el acceso a cursos de calidad realizados por profesores de las universidades más prestigiosas. Los cursos están en inglés y las clases se imparten mediante vídeos que incluyen subtítulos para facilitar el seguimiento del curso en cualquier idioma.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 13

Miríada X

Esta web de Cursos Online Masivos en Abierto (MOOC) cuenta con recursos de las 1232 universidades iberoamericanas que forman la Red Universia. Procedentes de más de 23 países de Iberoamérica, ofrece cursos de la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad Politécnica de Valencia o la Universidad Politécnica de Cartagena.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 14

SkilledUp

Un buscador con cerca de 100.000 cursos gratuitos y de pago de más de 300 proveedores. Aunque su web esté en inglés, en su catálogo cuenta con cursos en varios idiomas, incluido el español, cuyos precios oscilan entre los 0 y los 50 dólares.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 15

Teachers.io

Este servicio online gratuito para profesores permite organizar el calendario escolar y compartirlo con sus alumnos a través de la herramienta myHomework Student Planner. Sus avanzadas herramientas hacen que sea más fácil supervisar y enseñar habilidades de organización en un mundo digital.

Las mejores plataformas educativas para aprender jugando. ¿Cuál eliges? 9

Socrative

Una de las plataformas online educativas más reconocidas se llama Socrative: juegos y aplicaciones para que estudiantes de todo el mundo puedan “aprender jugando”, un modelo que cada vez tiene más adeptos. Además, cuenta con cuentas para profesores específicas para que puedan monitorizar el avance de sus alumnos.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 8

LearningApps

Aunque con una interfaz que podríamos considerar obsoleta, la magia de LearningApps está en su interior. Una plataforma muy atractiva en cuanto a las posibilidades para crear aplicaciones didácticas, con fines educativos, y publicarlas en su web. Otra opción es utilizar las aplicaciones que otros han creado, con el ánimo de aprender de los contenidos que tratan.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 9

Better Lesson

Better Lesson no es una plataforma orientada al alumnado, sino al profesorado: recursos y aprendizaje para profesores, para todo tipo de materias: matemáticas, ciencias, lengua y literatura o mucho más. La plataforma te conectará con un experto en cada materia, el cual te echará una mano a medida que aprendes cada lección. La filosofía de la plataforma: si muchos sectores profesionales tienen entrenadores, ¿por qué los profesores iban a ser menos?

Las mejores alternativas a Youtube para subir tus vídeos educativos 3
TeacherTube

Estamos acostumbrados a utilizar Youtube como herramienta de educación, gracias a sus innumerables contenidos. ¿Y si existiese un Youtube específico para profesores? TeacherTube cumple precisamente con este objetivo: vídeos educativos pensados para que los profesores puedan utilizarlos en sus aulas. Dispone de múltiples categorías de vídeos sobre todo tipo de temas, así como también otros muchos recursos para usar en clase.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 10

PlanBoardApp

La planificación y programación de una clase es, en ocasiones, tremendamente compleja. PlanBoard quiere ponerlo mucho más fácil, ayudándote a la organización de cada clase y permitiendo también la colaboración de todo el equipo docente de, por ejemplo, un centro al completo.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 4

Wikispaces

Los wikis son herramientas excelentes para usar en clase y buscar la colaboración entre los alumnos: permiten no sólo acceder a una página web para comprobar su contenido, sino también modificarlo y editarlo como se considere necesario, en cada momento. Wikispaceses una plataforma para crear este tipo de wikis, que tiene un especial foco en el mundo de la educación a través de su iniciativa Wikispaces Classroom.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 3

Google Earth

Hace unos años comenzó a estar disponible como una iniciativa que parecía ciencia-ficción, y que ha terminado formando parte de nuestro día a día. Google Earth es excelente para todo lo relacionado con el posicionamiento de cualquier lugar en la tierra: permite hacer visitas virtuales por todo el mundo, ver imágenes, fotografías e información representativa de cada lugar, y todo sin movernos de la silla. Genial para la asignatura de geografía y con posibilidades que pueden extrapolarse a muchas otras materias.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 2

GoodReads

Siempre procuramos fomentar la lectura entre los jóvenes, y ¿por qué no hacerlo a través de una red social? GoodReads tiene este objetivo, y si bien es una red social universal (es decir, no está especializada en el sector educativo) sirve tanto para que los profesores recomienden libros, como para comprobar el avance de los alumnos y sus novelas favoritas. Pocas comunidades de lectura hay que sean tan grandes como GoodReads, que sin duda puede convertirse en un gran aliado para el profesor.

10 herramientas educativas para que los docentes ahorren tiempo 1

Cerebriti

El caso de Cerebriti ya lo hemos contemplado aquí y en algunas de nuestras recopilaciones, y es que de forma muy sencilla y visualmente atractiva para los alumnos —de múltiples niveles y edades— puede convertirse en una excelente plataforma de aprendizaje basado en juegos. Con decenas de temas y miles de juegos ya creados, la parte educativa —llamada Cerebriti EDU— pone el foco en su uso dentro del aula.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 1

TED-Ed Lessons

Miles y miles de vídeos creados específicamente para compartir conocimiento con el mundo, y que han sido guionizados específicamente para explicar determinados conceptos a los chavales (y a los que no son tan chavales). Aunque ya hablamos de las TED-Ed Lessons por aquí, reiteramos que son pequeñas píldoras de conocimiento en vídeos de corta duración, y que pueden encajar perfectamente en lecciones de múltiples asignaturas y materias.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 6

Diccionario de la Real Academia Española

Antes era imprescindible tener un buen diccionario en clase, ahora todas esas definiciones las tenemos en Internet. El Diccionario de la Real Academia Española es accesible desde cualquier dispositivo a través de esta dirección, rápido y directo. Conviene tenerlo a mano para explicar alguna definición específica, aunque esto no hace que no sea interesante tener un buen diccionario en papel en clase. ¿Por qué? Porque no todo va a ser Internet, ¿no?

20 herramientas de gamificación para clase que engancharán a tus alumnos 4

Edmodo

Es la red social por excelencia del mundo educativo, se llama Edmodo y en este artículo hablamos sobre las razones para aplicarla en clase. No sólo permite conectar con tus estudiantes, mandarles mensajes, tareas o información adicional; también permite la comunicación con las familias de una forma directa.

Geogebra, una práctica herramienta para aprender matemáticas 1

Geogebra

Si lo tuyo es el campo de las matemáticas o alguna de las materias que heredan de ella, Geogebra es una visita obligada de tanto en cuanto. Un sencillo programa online con el que explicar muchos conceptos de una forma visual muy atractiva y fácil de llevar a cabo. Por aquí explicamos los fundamentos de ésta herramienta, perfecta para aprender matemáticas, álgebra, geometría, cálculo o estadística, y con mucho material ya creado que podemos aprovechar.

Tu blog

Crear un blog para clase es algo extraordinario. Permite no sólo llevar un registro de las actividades que vamos realizando, también incluir a los alumnos para que ellos tomen el protagonismo en su formación, expliquen conceptos o amplíen sus conocimientos con pequeños trabajos. Además, les estaremos incluyendo en la creación de contenidos en Internet, dándoles un espacio y un nombre; añadir el editor de tu blog (sea cual sea, aquí te dimos las mejores plataformas para crear gratis un blog para educación) a tu barra de marcadores es siempre una buena idea.

15 herramientas para evaluar a los estudiantes 2

Kahoot!

Un poco de diversión de vez en cuando nunca está de más, y Kahoot!la ofrece. Última hora, lección ya terminada… ¿por qué no dar un repaso con un concurso con puntuaciones? Harás que tus chavales se esfuercen al máximo por conseguir una buena puntuación, mientras repasan conceptos sin ni siquiera darse cuenta. Existen miles de packs de preguntas ya creados, aunque es ideal que te crees tu propio concurso con las preguntas personalizadas al máximo, y adaptadas a lo que hayáis explicado y estudiado a lo largo de las clases. También te proponemos algunas otras plataformas más que te ayudarán a evaluar a tus estudiantes.

20 recursos de Internet imprescindibles para cualquier profesor 7

Wikipedia

Y dejamos en el último lugar a la enciclopedia que relevado a un segundo lugar a aquellos innumerables tomos en papel. Wikipedia, la enciclopedia libre, nos permitirá obtener rápidamente información sobre todo tipo de materias. Es cierto que hay que tener cuidado en algunos casos, pero para eso también podemos tener en mente otras opciones como las enciclopedias más tradicionales en formato tradicional, por ejemplo la Britannica. Y en cualquier caso recuerda las opciones multi-idioma disponibles en estas plataformas, y que nos permitirán aprender y ensayar en otros idiomas. Si quieres algo más viable, échale un vistazo al proyecto Scholarpedia.

Estaciones de trabajo: una dinámica para fomentar el trabajo colaborativo

¿Qué hacer para que el alumnado trabaje con la máxima autonomía durante las actividades? ¿Cómo atenderles de manera individualizada prestando atención así a la diversidad del aula? ¿Qué hacer para que se sienta protagonista de su aprendizaje?

Estas y otras preguntas nos llevaron a desarrollar el ‘trabajo por estaciones’, una iniciativa cuyo objetivo es desarrollar diferentes actividades de forma simultánea durante el horario lectivo por las que van rotando los estudiantes.

Las diferentes tareas responden a aspectos fundamentales de las asignaturas: comprensión y expresión oral y escrita, habilidades matemáticas básicas, estrategias para la resolución de problemas y su vinculación con la vida cotidiana, etc. Y somos los docentes los que  elaboramos, recopilamos y organizamos los materiales que vamos a trabajar; todos ellos vinculados a los objetivos didácticos del currículo.

Diferentes fases

En primer lugar, dedicamos una sesión a la presentación del Plan de Trabajo completo con los contenidos, materiales y los recursos que van a servir de consulta.  Después de ella, se establece un tiempo de desarrollo de las rotaciones, donde cada sesión corresponde a una estación diferente para cada equipo, hasta completarlas todas. Es el periodo de trabajo más autónomo. Cada grupo sabe lo que debe hacer y los materiales necesarios a utilizar, y el docente  ejerce de guía, supervisor y de apoyo a aquellos alumnos que lo necesitan justo en el momento en el que están realizando la tarea. Así, puede priorizar su ayuda en las tareas menos autónomas, explicar en pequeño grupo, comprobar el proceso de aprendizaje, en algunas tareas seleccionadas, de cada alumno…

Estaciones de trabajo

En tercer lugar, pasamos a la autoevaluación y coevaluación, un aspecto importantísimo en el desarrollo de las tareas. Desde el principio el alumnado tiene claro qué aspectos se evalúan y fomentamos la autocorrección y la reflexión sobre lo aprendido a través de materiales elaborados para ello (escalas de auto y coevaluación, dianas de evaluación y en el Aula Virtual…). Al terminar una ruta, se exponen y corrigen las propias tareas y las de los compañeros y se registra en la plantilla de autoevaluación correspondiente.

Tres ingredientes fundamentales

Las tres claves de este proyecto son el diseño de la actividad, su gamificación y el trabajo colaborativo.

Estaciones de trabajo

Actividad: La organización de las estaciones responde a la necesidad de preparar situaciones de aprendizaje que desarrollan habilidades básicas en el proceso de aprendizaje y en su aplicación a la vida diaria, desde una aproximación reflexiva.

Lúdica: Las dinámicas y técnicas de juego están muy presentes. En la realización de actividades los alumnos consiguen puntos, estrellas, insignias, cartas que les otorgan diferentes privilegios. Una herramienta utilizada es  ClassDojo, para la obtención de puntos o de insignias a través del Aula Virtual.

Cooperativa: Las estaciones están diseñadas para que se realicen con una mínima participación del profesorado y un aprovechamiento máximo del alumnado, permitiendo al docente gestionar momentos de evaluación en el mismo proceso de aprendizaje.

El sistema de rotaciones es similar entre las tres áreas, diferenciándose cada una en las diferentes estaciones que propone, según las propias características de cada una.

¿Qué beneficios tiene esta organización?

  • Combinar tareas de comprensión de contenidos con tareas de elaboración y creación (siguiendo la taxonomía de Bloom).
  • Integrar diferentes metodologías activas y fomentar la inclusión de todo el alumnado.
  • Entender la evaluación como un elemento intrínseco al trabajo diario y de aprendizaje: diferentes instrumentos, coevaluación y autoevaluación.
  • El docente pierde su protagonismo en el aula y forma parte de un recurso más para los estudiantes, permitiéndole realizar explicaciones, observaciones y apoyos más individualizados.
  • Plantear tareas en las que todos puedan tener éxito de una u otra forma, siendo corresponsables con el grupo en la consecución de las mismas, desarrollando la inteligencia inter e intrapersonal.
  • Incluir rutinas y dinámicas de pensamiento para valorar, dar feedback, comparar, tomar decisiones, etc.
  • Fomentar la reflexión sobre el aprendizaje (metacognición).
  • Incluir temas, actividades y tareas de proyectos transversales de centro, que se integran con mayor facilidad entre las diferentes áreas, permitiendo mayor profundización.
  • Optimizar los recursos digitales del centro, contando los alumnos siempre con una tarea digital en cada  fase.
  • Aumentar la motivación del alumnado y su autonomía.

Fuente:educaciontrespuntocero.com