Entradas

5 actividades que enseñarán a los niños a cuidar el Medio Ambiente

Transmitir el valor de la naturaleza y lo importante que es cuidarla es tan bueno como necesario: debemos aprender a cuidar el lugar en el que vivimos, si queremos que las futuras generaciones puedan disfrutar de la naturaleza tanto o más de lo que lo hacemos nosotros.

Por ello, te presentamos 5 actividades familiares:

1. Plantad una flor

¿Qué mejor manera de apreciar la naturaleza que viéndola crecer en casa? Puedes ir a una tienda y comprar semillas y tierra, o simplemente plantar una lenteja en un vaso, regarla con cariño y disfrutar del milagro de ver crecer un ser vivo.

2. Excursión limpia al campo

Un día en el campo y en la naturaleza, pero con el toque de limpiar nuestro alrededor.

3. Mide tu huella

Otra idea para transmitir a tus hijos la importancia de cuidar el medio ambiente es medir vuestra huella ecológica. Esta plataforma te permite calcular cuánto “daño” estás haciendo a nuestro mundo, y te ofrece ideas claras para mejorar.

4. Ve a un jardín botánico

Disfrutar de la naturaleza y su belleza nos convence de que debemos cuidarla para que no desaparezca. Puedes ir a un jardín botánico y descubrir plantas nuevas.

5. Conoce los animales en peligro de extinción

Linces, tortugas, osos… por desgracia, hay muchísimos animales en peligro de extinción. La web de la WWF, por ejemplo, ofrece mucha información sobre las especies más amenazadas.

6. Manualidades recicladas

Los bricks de leche, los botes de cristal de conservas, cajas de zapatos sin usar… nos permiten hacer prácticamente de todo, sobre todo de decoración, pero también de juguetes, por ejemplo. Colorear dibujos con motivos medioambientales es también una opción estupenda.

Fuente: hacerfamilia.com

10 acciones para cuidar nuestro planeta

En los últimos cien años, las actividades de la humanidad han causado un aumento del 0.85º centígrados en la temperatura del planeta. Esto parece poco, pero para la naturaleza ha sido demasiado.

El aumento en la temperatura ha causado sequias e inundaciones en zonas donde antes el clima era placido, además de que aceleró el derretimiento del Ártico. Nuestro país no se encuentra alejado de este problema, ya que en el mismo tiempo la mitad del territorio se ha degradado.

Con el lema “Es el momento de asumir el liderazgo” la Organización de las Naciones Unidas nos recuerda el día de hoy que aún estamos a tiempo de detener el desastre ecológico y con ello rescatar nuestro único hogar: El planeta tierra.

Todos podemos hacer algo para cuidar a la Madre Tierra. A continuación encontrarás 10 pequeñas acciones que dan grandes resultados.

1. Ahorra agua

Mantén cerrado el grifo mientras no necesites el agua y siempre que puedas reutilízala. Si vas a regar tus plantas hazlo muy de mañana o por las tardes para que no se evapore tan rápido el agua.

2. Usa menos el automóvil

Usa el transporte público, bicicleta, camina o comparte tu coche con los vecinos cuando engas que usarlo.

3. Ahorra energía eléctrica

En casa puedes tomar las siguientes acciones:

  • Cambiar tu calentador de gas por uno solar.
  • Apaga las luces que no utilices y desconecta los aparatos eléctricos.
  • Cambia los focos de bombilla por focos ahorradores.
  • El refrigerador es el aparato que más energía consume en tu casa, para mantener su consumo al mínimo proracura mantenerlo en entre 3 y 5 grados, el congelador en entre -17 y -15 grados, abrirlo lo menos posible y mantenerlo lejos de las fuentes de calor (como la estufa).
4. Disminuye tus desperdicios

De preferencia no uses artículos desechables, ni recipientes de aluminio y de plástico. Consume sólo lo que necesitas y agota la vida útil de las cosas. Recuerda que productos como las botellas de plástico pueden tardar entre 100 y 500 años en degradarse completamente.

5. Recicla

Reducir, reutilizar y reciclar, es la clave de un mejor medio ambiente.

Separa tu basura, recicla el papel y compra productos reciclados. Si la basura no recibe un manejo adecuado es fuente de contaminación de suelos, agua y aire.

6. Compra sabiamente

Elige productos elaborados localmente, pues así se reduce el consumo de combustibles empleados para su transporte. También procura comparar en mercados, allí se venden frutas y verduras orgánicas.

De ser posible, compra ropa hecha de algodón orgánico y no de materiales derivados del petróleo, que son más contaminantes. Lleva contigo una bolsa de tela para que no utilices bolsas de plástico cuando hagas compras.

7. Aprovecha la energía solar

El sol es inigualable como fuente de luz natural, pero también puedes usar su energía para dar electricidad a los aparatos de tu casa o gadgets como tu smartphone o Tablet. Hay muchos más aparatos eléctricos que se pueden cargar con energía solar de los que crees.

8. Usa menos detergentes industriales

Hay productos naturales que pueden dar los mismos resultados cuando de limpiar se refiere. Por ejemplo:

  • El vinagre es un desinfectante suave que corta la grasa, limpia el vidrio, desodoriza y remueve los depósitos de calcio, manchas y acumulación de cera.
  • El carbonato de sodio también corta la grasa, quita manchas, desinfecta y suaviza el agua. (No lo uses en aluminio)
  • También puedes limpiar con jabón puro que se biodegrada de manera segura y no es tóxico.
9. Cuida los pulmones de la Tierra

Cuida los bosques no provocando incendios, tirando basura o maltratando a los árboles. Recuerda que ellos nos proporcionan el oxígeno que necesitamos para vivir. Apoya las campañas de manejo forestal sustentable.

10. Cuidado con lo que tiras al drenaje y en las calles

No tires basura en las calles, no sólo contamina también tapa las coladeras y provoca inundaciones, tampoco tires el aceite que no sirva por las cañerías ni baterías, ya que general materiales tóxicos que son dañinos para la salud y contaminan el agua, haciéndola imposible de tratar.

Fuente: capital21.cdmx.gob.mx

Cuidar el planeta tierra: un llamado a la acción

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Jorge Brea, profesor del Departamento de Geografía de la Universidad Central de Michigan, impartió un total de tres conferencias correspondientes a las actividades de Semana de la Geografía 2018.

Las conferencias fueron dirigidas a técnicos y docentes de las áreas de Ciencias Sociales y Naturales. La primera se llevó a cabo en la ciudad de La Vega y las demás en la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), Santo Domingo.

Brea planteó a modo de introducción que los avances en los campos de la comunicación, la medicina, la agricultura y los métodos de producción y distribución en general, han tenido un impacto positivo en el nivel de vida de millones de personas. Sin embargo, el progreso en el desarrollo humano ha sido desigual.

“La brecha de la desigualdad ha aumentado. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura, 2017, se estima que en 2016 el número de personas aquejadas de subalimentación crónica en el mundo alcanzó a 815 millones”, manifestó.

La reducción de la pobreza y la desigualdad

La reducción de la pobreza y la desigualdad es un tema que compete al cuidado del planeta tierra en cuanto a su globalización, geografía, solidaridad y derechos humanos.

Brea explicó que: “Algunos países en desarrollo, particularmente en Asia, han logrado reducir la brecha con respecto a países desarrollados en cuanto a la calidad de vida de sus habitantes. Otros países, principalmente en África, han retrocedido”.
“En muchos países la desigualdad de ingresos se ha incrementado desde 1980. En países en desarrollo son comunes las desigualdades en el acceso a la tierra, a alimentos nutritivos, al agua potable y a servicios sanitarios”, agregó.

Otro aspecto que mencionó de la desigualdad, es que se refleja en el acceso diferencial a las redes de información y comunicación dentro de los diferentes países. La falta de acceso o el acceso limitado a fuentes de información y conocimiento dificulta el avance hacia un desarrollo incluyente.

“En los países de América Latina y el Caribe, los índices de desigualdad de la distribución de ingresos han sido entre los más altos del mundo. La desigualdad de ingresos se ha reducido desde el año 2000”, puntualizó.

Jorge Brea, profesor de la Universidad Central de Michigan.

Los cambios demográficos

Sobre los cambios demográficos el profesor señaló que de 1990 al 2000, la población mundial aumentó en 4,000 millones de personas. “Actualmente, en un año se agregan alrededor de 80 millones de personas más. Un 80% de la población mundial vive en países menos desarrollados. Para el año 2050, según las Naciones Unidas se estima que la población mundial llegará a 9,800 millones. Gran parte del crecimiento poblacional se producirá en países en vía de desarrollo”, dijo.

En resumen, se mostró a los técnicos estadísticas que revelan que a nivel mundial, las tasas de natalidad, mortalidad y crecimiento vegetativo han disminuido. Como resultado, la población envejece y trae por consecuencia otros desafíos, como ser la provisión de servicios sociales y médicos a personas de tercera edad , la planificación urbana y el diseño de edificios.

Dentro de su conversatorio, Brea desarrolló tres temas importantes:

1- Urbanización: En 2018, la población mundial es apróximadamente 54% urbana. Para el año 2050, se estima que el 70% vivirá en áreas urbanas. El crecimiento de la población urbana se producirá casi exclusivamente en países menos desarrollados. En las próximas décadas, los países africanos van a tener las más altas tasas de urbanización. La concentración de personas en áreas urbanas facilita el comercio, la industria, el intercambio de ideas y la innovación. En general, la urbanización ha servido para mejorar la calidad de vida de la población.

2- El impacto ambiental: El crecimiento de la población en el uso de recursos, de la cantidad de basura que se genera y de la contaminación, tiene un costo ambiental alto. Casi la mitad de los bosques ya no existen, los acuíferos se reducen, la degradación de la tierra y la acidificación de los océanos aumentan. Las emisiones de dióxido de carbono han aumentado en un 40% entre 1990 y 2008. La biodiversidad ha sido adversamente afectada.

3- La inseguridad: Por lo menos un quinto de la población mundial vive en condiciones de violencia, conflictos políticos e inseguridad. Estas condiciones son un gran obstáculo para alcanzar el desarrollo económico y el bienestar social. Los países afectados por conflictos violentos tienen niveles más altos de desnutrición y tasas más elevadas de mortalidad, particularmente infantil.

La geografía: sentido de pertenencia, derechos y deberes ambientales

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Entender y conocer el lugar donde vivimos, en ocasiones, suele ser complicado. La razón es que no se dedica el tiempo o el interés suficiente para indagar sobre la pertenencia y ubicación del entorno que nos rodea, para interiorizar y reflexionar sobre la dependencia que tienen los seres humanos de la naturaleza. Tener conciencia sobre ello, contribuye a valorar lo existente y a respetar los derechos y deberes por cumplir.

Yvonne Arias, Directora Ejecutiva de Grupo Jaragua, expone que la medida a tomar para entender el valor de lo que se tiene, es la investigación. De esta forma, se podría hacer más “vivible” la isla a la que pertenecemos; conservando y utilizando adecuadamente las áreas verdes y el medio ambiente en general.

Influencia para cambiar el medio ambiente

Son los seres humanos quienes tienen el dominio de poder cambiar el medio ambiente. Antes, se deber hacer conciencia si estos cambios son para satisfacer necesidades particulares o de colectividad. También se debe tomar en cuenta que los cambios sean para ayudar al medio ambiente y no para perjudicarlo.
“No siempre podemos transformar los lugares. La geografía soportada es aquella a la que el ser humano, para satisfacer sus necesidades, no ha podido hacer una transformación eficaz del medio geográfico. Existen ejemplos de lugares difíciles, inhóspitos para el ser humano establecerse, entre estos se encuentran La Antártida y el Lago Fuego en Etiopía”, puntualiza Arias.

Asimismo, explica que: “Aunque esta determinación ha traído como consecuencia la destrucción debido a un cambio de uso de los hábitats y ecosistemas naturales. El uso urbano, agrícola, ganadero, minero, turístico, entre otros, ha conllevado a esos cambios, que en muchos casos ponen en riesgo los servicios ambientales que dan sitios únicos, peculiares e insustituibles en el planeta”. 

Medio ambiente, derechos colectivos y deberes constitucionales

Mediante los artículos 14, 15, 16, 17 y 67 de la Constitución Dominicana, se evidencia los derechos que pueden ser exigidos como ciudadanos y la orientación para el cumplimiento de deberes para lograr la conservación del ambiente a través de un uso racional.

• Artículo 14: establece que son patrimonios de la Nación los recursos naturales no renovables que se encuentren en el territorio y en los espacios marítimos bajo jurisdicción nacional, los recursos genéticos, la biodiversidad y el espectro radioelétrico.

•Artículo 15: establece que el agua constituye patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida y que su consumo humano tiene prioridad sobre cualquier otro uso. Que el Estado promoverá la elaboración e implementación de políticas efectivas para la protección de los recursos hídricos de la Nación.

• Artículo 16: establece que la vida silvestre, las unidades de conservación que conforman el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y los ecosistemas y especies que contiene, constituyen bienes patrimoniales de la Nación y son inalienables, inembargables e imprescriptibles.

• Artículo 17: establece el aprovechamiento de los recursos naturales. Los yacimientos mineros y de hidrocarburos y, en general, los recursos naturales no renovables, sólo pueden ser explorados y explotados por particulares, bajo criterios ambientales sostenibles, en virtud de las concesiones, contratos, licencias, permisos o cuotas, en las condiciones que determine la ley.

•Artículo 27: establece que constituyen deberes del Estado prevenir la contaminación, proteger y mantener el medio ambiente en provecho de las presentes y futuras generaciones.

Cuando el Estado y los ciudadanos cumplan con los derechos y deberes, Arias asegura que seremos una nación civilizada, con una ciudadanía “alfabetizada ambientalmente”.

 

 

 

Importancia de la Naturaleza

Nuestra relación con la naturaleza.- Desde pequeños estamos acostumbrados a admirar a diario las maravillas de las plantas y flores, nos gusta interactuar con los animales domésticos y saber cómo cuidarlos, alimentarlos y protegerlos. En muchos casos, nos encariñamos con ellos como si fueran parte de nuestra familia. También desde nuestra infancia nos maravillamos con aquellos animales que son salvajes y que se desplazan elegantemente por nuestro entorno o en lugares lejanos buscando su alimento. A ellos los podemos observar en lugares especialmente acondicionados para eso como los zoológicos o los parques botánicos y es menester de los humanos saber mantener, conservar y cuidar esos lugares y sus habitantes como corresponde.

La naturaleza también está presente cuando miramos el paisaje y nos asombramos por su belleza, cuando llueve y miramos las gotas caer en nuestra ventana. A veces nos asustamos con los truenos y nos dan miedo fenómenos climáticos muy violentos y peligrosos como los tornados, los maremotos o los terremotos. Las sensaciones que nos genera la naturaleza son infinitas. Todo esto nos prueba que nuestra vida está en directa relación con la naturaleza y aunque a veces creamos que ya no la necesitamos, ella está en todo y debemos cuidarla.

La naturaleza como base del estudio científico

Además de ser parte de nuestra vida cotidiana, la naturaleza fija también el soporte y la base del campo de estudio de las Ciencias Biológicas, teniendo injerencia por ello en todo lo relativo a los seres vivos y a todo lo que haya sido creado sin la intervención de la mano del hombre, inclusive la materia inerte.

Todos estos elementos que desde tiempos inmemoriales son analizados e investigados por las distintas sociedades humanas son los que han permitido la creación y perfección del estudio científico: la generación de hipótesis, la recolección de datos e informaciones, la comprobación y la afirmación o negación de esa hipótesis. El método científico se encuentra en plena vigencia para las ciencias naturales y biológicas.

Pero las ciencias no buscan sólo comprender los elementos naturales por sí solos, aislados, sino que se interesa por las especies vegetales y animales, cómo éstas interactúan y realizan sus actividades modificándose unas a otras, dando lugar a un equilibrio que es llamado ecosistema y que es relativo al entorno donde se desenvuelven y a la característica que tenga este.

El cuidado de la naturaleza como necesidad ética

A partir de todo lo establecido, queda claro que nuestra relación con la naturaleza es intrínseca. No podríamos existir sin ella, sin todos sus recursos y elementos, sin todo lo que la hace tan perfecta, bella y peligrosa. Como seres racionales, depende de nosotros hacer el esfuerzo necesario para que todo lo que ella nos brinda siga existiendo en las condiciones más originales posibles, para que siga siendo fuente de recursos y de belleza, para que otros seres vivos puedan pervivir al lado nuestro en el complejo planeta en que vivimos.

Es importante comprender entonces que el cuidado del Medio Ambiente no sólo nos permitirá deleitarnos con los paisajes naturales y todo lo que la naturaleza ha creado en millones de años de evolución, sino que será además una forma de poder cuidarnos a nosotros mismos, como miembros de dicho ecosistema, como quienes necesitan de él y deben protegerlo por su propio bienestar, evitando los desequilibrios que puedan terminar con nuestra supervivencia, que destruyan la belleza y la armonía de la naturaleza, que dejen marcas imborrables en ella y pongan en peligro la vida. Nuestra responsabilidad es total frente a estos problemas y por lo tanto debemos actuar en consecuencia para asegurarnos la vida que nos pertenece y la de los demás seres vivos que sufren estos cambios sin poder hacer nada al respecto.

Fuente: importancia.org