Nutrición: niños en edad escolar

Información útil sobre la alimentación de su hijo en edad escolar

Los niños en edad escolar (de 6 a 12 años) necesitan comidas sanas y refrigerios nutritivos. Tienen un ritmo de crecimiento constante pero lento y suelen comer de 4 a 5 veces al día (con refrigerios). Durante esta época los niños definen muchos hábitos alimentarios, gustos y aversiones. La familia, los amigos, las redes sociales y otros medios de comunicación (principalmente a través de la televisión y las tabletas) afectan sus elecciones alimentarias y a sus hábitos de consumo. Los niños en edad escolar suelen estar dispuestos a comer una mayor variedad de alimentos que sus hermanos pequeños. También es importante comer refrigerios saludables después de la escuela, ya que estos refrigerios pueden aportar hasta 1/4 de la ingesta total de calorías del día. Los niños en edad escolar también pueden ayudar a preparar las comidas.

Consejos útiles a la hora de comer para los niños en edad escolar

Estos son algunos consejos útiles a la hora de comer para los niños en edad escolar:

  • Sirva siempre el desayuno, aunque tenga que ser “a las prisas”. Algunas ideas para un desayuno rápido y saludable incluyen las siguientes comidas: frutas, leche, rosquilla, tostadas, cereal, sándwich de mantequilla de maní, avena remojada, etc…
  • Aproveche el gran apetito de los niños después de la escuela sirviendo refrigerios saludables, como por ejemplo:

Frutas, verduras y aderezos para untar, yogur y granola, sándwich de pollo o pavo, queso y galletas saladas, leche y cereal.

Dé buenos ejemplos de hábitos alimentarios.

Permita que su hijo lo ayude a planificar las comidas y a prepararlas.

Sirva las comidas en la mesa, en lugar de hacerlo frente al televisor. Guarde también los teléfonos móviles y las tabletas para evitar distracciones.

Elecciones de alimentos saludables

El gráfico de MiPlato es una guía que puede ayudarlos a usted y a su hijo a seguir una dieta saludable. MiPlato puede ayudar a que usted y su hijo coman alimentos variados a la vez que lo anima a consumir la cantidad adecuada de calorías y grasas.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos han desarrollado el siguiente plato para guiar a los padres en la selección de comidas para niños mayores de 1 año.

El ícono de MiPlato (MyPlate) está dividido en 5 categorías de grupos de alimentos, haciendo hincapié en la ingesta nutricional de lo siguiente:

  • Granos. Los alimentos hechos de trigo, arroz, avena, harina de maíz, cebada u otros cereales son productos elaborados con granos. Algunos ejemplos son el trigo integral, el arroz integral y la avena. Procure que la mayoría de los granos sean integrales.
  • Verduras. Coma verduras variadas. Elija diferentes verduras de diferentes colores, entre ellas las de color verde oscuro, rojo y naranja, legumbres (chícharos y frijoles) y verduras con alto contenido de almidón.
  • Frutas. Cualquier fruta o jugo 100 % de fruta cuenta dentro de este grupo. Las frutas pueden ser frescas, enlatadas, congeladas o deshidratas y pueden estar enteras, cortadas o hechas puré. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los niños de 4 a 6 años limiten el consumo de jugo de frutas a 4 o 6 onzas diarias, mientras que los niños de 7 a 18 años deben limitar el consumo de jugo a 8 onzas o 1 taza de jugo por día.
  • Lácteos. La leche y muchos alimentos derivados de la leche, como el yogur y el queso, se consideran parte de este grupo de alimentos. Busque productos sin grasa o con poca grasa, así como aquellos que contengan mucho calcio.
  • Proteína. Elija proteínas magras. Consuma carnes de res y de aves magras o con poca grasa. Varíe su rutina de proteínas. Elija más pescado, frutos secos, semillas, chícharos y frijoles.

Los aceites no son un grupo de alimentos, pero algunos, como los de frutos secos y otras plantas, tienen nutrientes muy importantes. Deben incluirse en la dieta en pequeñas cantidades. Las grasas animales, que son sólidas, deben evitarse.

El ejercicio y la actividad física también deben incluirse en un plan de alimentación saludable.

Consejos de nutrición y de actividades

Los siguientes son algunos consejos:

  • Trate de controlar el momento y el lugar en los que sus hijos comen proporcionando una comida diaria y momentos de tentempié regulares. Incluya interacción social y demuestre comportamientos alimentarios saludables.
  • Permita que los niños participen en la elección y preparación de los alimentos. Enséñeles a tomar decisiones saludables dándoles la oportunidad de elegir alimentos sanos.
  • En la medida de lo posible, seleccione alimentos que contengan estos nutrientes: calcio, magnesio, potasio y fibras.
  • La mayoría de los estadounidenses debe reducir la cantidad de calorías que consumen. Si hablamos de control del peso, las calorías  cuentan. Controlar el tamaño de las porciones y limitar los alimentos muy procesados ayuda a limitar la ingesta de calorías y a aumentar el consumo de nutrientes.
  • Se anima a los padres a servir los tamaños de porciones recomendados para niños.
  • También se les sugiere que limiten el tiempo que sus hijos pasan frente a la pantalla a menos de una 1 hora por día. En su lugar, fomente actividades que requieran más movimiento.
  • Los niños y los adolescentes necesitan al menos 60 minutos de actividad física moderada a intensa, la mayoría de los días, para tener salud y buen estado físico, así como para mantener un peso saludable durante el crecimiento.
  • Para prevenir la deshidratación, anime a sus hijos a beber líquidos con regularidad mientras hacen actividad física y a beber varios vasos de agua cuando terminan.

Fuente:

https://myhealth.ucsd.edu/Spanish/RelatedItems/90,P05389

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.