Cinco maneras efectivas de sacar a tus hijos del mundo virtual

La tecnología es parte de nuestro estilo de vida, ¿qué haríamos si no tuviéramos una computadora, un teléfono inteligente o un ipad, para poder interactuar con las personas que están lejos, o para trabajar o simplemente para distraer nuestra mente de tantas preocupaciones? Así como nosotros que somos adultos ocupamos la tecnología para todo, imagínate los niños con el ejemplo que les damos y en el mundo que les ha tocado crecer y desarrollarse.

Es por ello que hoy por hoy muchos niños exigen tener un teléfono inteligente, una computadora o cualquier aparato digital que les ayude a distraerse. No hay nada de malo que los niños tengan un teléfono móvil o cualquier aparato digital, siempre y cuando aprendan a utilizarlo con responsabilidad y con límites.

Sin embargo, desafortunadamente, esos límites y reglas que emplean algunos padres no son tomados en cuenta, porque simplemente dejan a sus hijos pasar horas y horas en el mundo virtual. Esto sucede no porque ellos quieran, sino porque se ven en la necesidad de distraer a sus pequeños con tal de que los dejen hacer sus cosas.

No podemos culpar a los niños por estar mucho tiempo sumergidos en un mundo virtual, puesto que la responsabilidad es de los padres. Si ellos no se lo dan a sus hijos estos aparatos entonces los niños no los tendrían. Ahora bien, el problema no se trata de que nuestros hijos tengan un teléfono móvil, sino que se la pasen todo el tiempo interactuando en un mundo irreal dejándose envolver por la fantasía sin vivir el presente y la realidad.

¿Qué podemos hacer?

Los castigos no son una alternativa que pueda funcionar para que nuestros hijos aprendan a utilizar la tecnología a su favor. Al contrario, si más les reprendemos crearemos un ambiente familiar hostil y lleno de conflictos. Es por ello que debemos actuar inteligentemente y hacer que nuestros hijos aprendan a respetar los límites para utilizar la tecnología. Aquí te comparto algunas ideas:

  1. Límite de tiempo

Esta regla debe ser aplicada y respetada, tanto para tus hijos como para ti, ya que si ellos ven que no les haces caso por estar interactuando con tu móvil, ellos harán lo mismo. En este tiempo que le vas a dedicar a la tecnología, lo recomendable es que te involucres en el mundo de fantasía de tus hijos, así es, pregúntales en qué nivel del juego van, qué habilidades tiene el personaje del juego, cómo hace para subir de nivel, entre otras cosas.

Al hacer esto tu hijo se sentirá conectado contigo y así será más sencillo dejar su móvil para hacerte caso y decidir pasar más tiempo contigo. En este punto lo que quiero resaltar es fortalecer nuevamente los lazos de comunicación entre hijos y padres.

  1. Muchas más actividades

Una vez que ya se tiene la atención de los hijos, será el momento de invitarlos a realizar otras actividades. Tal vez puedas relacionar algunas ideas de sus juegos móviles y hacerlas en la vida real. Por ejemplo, si vieron juntos un video de alguna manualidad para hacer un juguete de su personaje favorito, será momento de aplicar estrategias que impliquen la creatividad, transformando su personaje en un dibujo o un muñeco hecho de plastilina, entre otras cosas.

Saca a tus hijos del mundo virtual con estrategias que les llamen la atención, haciendo manualidades, dibujando, pintando y relacionando sus juguetes con el mundo de fantasía y el mundo real. Así que manos a la obra y deja a un lado la tecnología para hacer otras actividades más artísticas y divertidas.

  1. Usar la tecnología a tu favor

Procura que tus hijos no tengan acceso a la tecnología sin tu presencia, así podrás observarlos y supervisarlos fácilmente. Ahora bien, utiliza la tecnología a tu favor, es decir, busca algún libro digital que sea interesante y apropiado para tus hijos y pónganse a leerlo juntos. Pon música desde su dispositivo, ya sea su computadora o teléfono móvil, y pónganse a bailar o cantar mientras hacen los quehaceres de la casa.

Utiliza la tecnología para obtener ideas como recetas de cocina o cualquier otra cosa que puedan hacer en familia. Enséñale a tus hijos que no solo el teléfono móvil sirve para jugar, sino que es mucho más que eso, que en el teléfono puedes obtener información, se puede aprender y hasta comunicarse con todos tus seres queridos.

  1. Se utilizará solo como recompensa

Si tus hijos se esfuerzan por sacar buenas notas en la escuela, cumplen con todas las responsabilidades que les delegas, entonces podrán utilizar su teléfono móvil por un tiempo limitado para poder jugar. De lo contrario, no podrán tener acceso ni utilizarlo.

De esta manera tus hijos aprenderán a ser más responsables y los podrás motivar fácilmente para hacer sus deberes. Recuerda siempre supervisar lo que hacen y nunca dejarlos solos, no importa la edad que tengan.

  1. Más ejercicio

Entre más actividades físicas tengan tus hijos, menos tiempo para interactuar con la tecnología tendrán. Así que será el momento de hacer alguna actividad fuera de casa, andar en bicicleta, correr, nadar, inscribirlos a un equipo de fútbol, entre otras ideas.

El punto aquí es que tus hijos se mantengan ocupados la mayor parte del tiempo haciendo otro tipo de actividades físicas que requieran concentración y energía, de esa forma podrás sacar a tus hijos del mundo virtual.

Fuente:

www.familias.com

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.