Cinco maneras de promover la lectura en vacaciones

Las vacaciones se prestan para  alterar las rutinas diarias y tener un cambio de costumbres, entre las que perfectamente puede estar la lectura. Si bien hay que reservar tiempo para todo, es importante no ser rígidos y buscar los momentos que, en los días de descanso, puedan ser los más adecuados para leer.

Los libros de ficción, de animales u otros temas científicos, los que sirven para elaborar y construir cosas, las novelas que trasladan a otro mundo en la imaginación, han de formar parte del equipaje de niños y jóvenes.

Además, si las vacaciones incluyen un viaje a algún lugar nuevo o una visita a un lugar especial (un zoológico, un parque temático, una exposición), puede ser interesante planificar el viaje con libros sobre estos temas.

Dicho esto, queremos entregarte 5 tips para promover la lectura durante las vacaciones:

  1. La lectura es perfecta para el tiempo libre. Es una actividad perfecta para entretenernos. En vacaciones podemos transportarnos a otros mundos, a través de un autor que nos narra una historia de la cual podemos ser parte.
  2. ¡Busca el ambiente ideal! Prueba sentarte a leer un libro de tu gusto bajo la sombra de un árbol, sobre un prado o en la suavidad de la arena de la playa. Nada mejor que dejar que el tiempo pase capturado por una buena novela. No hay mejor café de la mañana que el que se toma en la compañía de un libro.
  3. Leer en vacaciones nos permite recuperar el tiempo perdido. Pocas veces podemos dedicarle tiempo a un libro elegido por nosotros mismos; mientras que  la lectura en vacaciones es pausada, disfrutada, conversada. Da energía y perspectiva para todo el año.
  4. Promover la lectura con nuestros hijos (a) sin imponer. ¿Cómo? Dando nosotros el ejemplo y siendo lectores ávidos, conversando sobre libros, sugiriendo autores y respetando siempre la libertad de elección.
  5.  ¡Es importante recordar!  La lectura cuando no es impuesta, se vuelve hábito de vida.

Toma en cuenta cada uno de los tips que te entregamos en esta nota y disfruta de la lectura de tu preferencia, junto a tus familiares, durante estas vacaciones.

  1. Vean una película en familia  que haya sido producida a partir de un libro y terminen leyendo el libro para señalar diferencias y similitudes. Pueden hacerlo a la inversa.
  2. Lleva a tus niños al parque o a la playa y programa la escritura de un cuento al aire libre, con elementos de la naturaleza. Luego lean las producciones.
  3. Pon a los niños a escribir cómo serían sus vacaciones ideales y lean en familia.
  4. Visita la biblioteca infantil con ellos y que hagan lectura libre y relajada.
  5. Jueguen a las pistas! Pon en varios lugares de la casa elementos o gráficas y deja notas con pistas que lleven a tus niños a los objetos a encontrar. Al final comenten qué tan útiles fueron las notas para encontrar los elementos a buscar.

Fuente: colegium.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.